You are on page 1of 1

Y vos, me miras

Y te dejas caer
Te dejas caer en mi andar de pajarito, impreciso y extraviado
Te dejas caer en mi cuerpo débil, que se retuerce ante el frío, que se estremece ante el calor
Te dejas caer largo y profundo y tu piel entera se abandona como encontrándose en un sueño
Te dejas caer y tu esencia desnuda, se me muestra
Y entonces sé
quisieras no caer
quisieras no caer demasiado.