You are on page 1of 1

enjesucristo.

org
Evangelizar • Edificar • Convivir • Multiplicar

Preparando Para la Siguiente Generación.


Tiempo de Adoración
Que cada generación cuente a sus hijos de tus poderosos actos
    y que proclame tu poder.
Salmos 145:4 (NTV).

Punto de Partida
¿Recuerdas si tú o alguien cercano en tu familia recibió alguna herencia? ¿Qué era y por qué te lo dieron o
se lo dieron? ¿Has recibido en alguna ocasión un regalo de parte de alguien cercano que deseaba que tú
conservaras algo en específico en el futuro y por eso te lo cedió a ti (un reloj, una joya, una casa, unas fotografías,
etc.)? ¿Cómo te sentiste cuando decidieron entregártelo a ti y que responsabilidad sientes con ello?

Lectura
Deuteronomio 7:9 (RVR1960) Salmos 78:6 (RVR1960)

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que
que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman nacerán; Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos,
y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones;

Para Meditar y Aplicar


Contrario al pensamiento que en muchas ocasiones impera en este mundo, Dios nos llama a los padres que
estamos en sus caminos a tomar muy en serio nuestro rol de ir preparando para que la siguiente generación siga en sus
caminos y sea muy bendecida. Vemos hoy en día que abundan matrimonios que optan por no tener hijos, en muchas
ocasiones, a fin de tener más dinero disponible para ellos. Aún algunos que prefieren no batallar educando hijos y optan
mejor por dedicarse a criar alguna mascota, en vez de tener una bella familia. Por otro lado existen familias que si bien
tienen hijos, hacen cosas donde se percibe claramente que no están teniendo cuidado en ver por la siguiente generación.
Por ejemplo, no se preocupan si están altamente endeudados, ni si están haciendo cosas riesgosas que pudieran implicar
un problema para la siguiente generación, quien se encargaría de “pagar sus platos rotos”. Seamos sensibles de esto y en
vez de heredar a nuestros hijos problemas, deudas, inseguridades, temores, etc., veamos conforme a la Palabra de Dios la
manera de sembrar bendiciones, prosperidad y semillas del reino de Dios para quienes nos proseguirán. ¡Gracias al Señor
que tiene grandes planes para nosotros y para las generaciones venideras! (Sal. 112:2). En esta lección estudiaremos
algunas de las muchas cosas que el rey David hizo para las siguientes generaciones descrito en 1 de Crónicas capítulo 28.
Propiamente, él manifestó excelentes prácticas de bendición las cuales serían de gran ayuda a su hijo Salomón, quien tenía
la gran encomienda de construir el primer templo para El Dios de Israel, nuestro Dios Todopoderoso (1 Cr. 28:6).

El Ejemplo del Rey David para las Futuras Generaciones.


David entregó planos y especificaciones acerca de como construir el templo de Dios y muchas otras indicaciones
importantes para el servicio en él. David no sólo le dejó buenas intenciones y responsabilidades a su hijo Salomón, sino
que le entregó especificaciones claras de como hacer las cosas, tal como Dios quería que se hicieran (1 Cr. 28:11-13).
David dejó aún recursos a su hijo Salomón para la construcción del templo. Es bíblico dejar recursos para completar la
visión a nuestros descendientes. Dios quiere bendecirnos para dar bienes materiales a nuestros hijos (1 Cr. 28:14-18).
David fue entendido del corazón de Dios y fue fiel en declarar esa revelación a la siguiente generación. Cuando
hemos conocido lo que Dios desea, sus planes, es de suma importancia transmitir como David esa revelación a quienes
seguirán trabajando con dicha visión después de nosotros.¡Transmitamos fielmente su corazón a los demás! (1 Cr. 28:19).
David animó a Salomón a confiar en Dios a pesar de que él no había sido muy ayudado en esto. Isaí el padre de David
no creyó mucho en él, de hecho lo percibía como inferior a sus otros hermanos. El rey Saúl, otro importante líder en la vida
de David, tuvo celos de él y tampoco lo animaba. David rompió esas ataduras y optó por afirmar a su hijo (1 Cr. 28:20).
David le dejó una herencia de relaciones y de personas bajo su liderazgo a Salomón que estaban listas para
ayudarle en lo que se venía. ¿Qué relaciones importantes tienes tú con personas piadosas que pudieran ayudar a tus hijos
aún que tú no llegaras a estar presente? ¿Quién está bajo tu liderazgo que podrías encomendarle apoyar a tus hijos?
(1 Cr. 28:21).
Visión y Restauración Centro Familiar Cristiano •Blvd. Hidalgo No. 200 Col. San José C.P. 88748 •Reynosa, Tam., México.
•Tel. (899) 296 58 07