UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA

FACULTAD DE INGENIERÍA QUÍMICA Y TEXTIL
Escuela Profesional de Ingeniería Química

CIRCUITOS E INSTALACIONES ELECTRICAS INDUSTRIALES
EE-102B
AUDITORIA ENERGETICA
Profesor(a) responsable: Cosco Grimaney, Jorge
Integrantes del grupo 4B: Agapi Cruz, Kevin Ricardo
Ayala, Hegord
Cari Salcedo, Boris Giovanni
Silupu Rodríguez, Ingrid

LIMA
20/11/16

P á g i n a 1 | 21
INDICE

1. INTRODUCCION……………………………………………………..Pág. 3
2. HISTORIA……………………………………………………………..Pág. 3
3. EFICIENCIA ENERGETICA…………………………………………Pág. 4
4. DEFINICION DE AUDITORIA ENERGETICA…………………….Pág. 5-6
5. CAMPOS DE APLICACIÓN………………………………………...Pág. 7-11
6. TIPOS DE AUDITORIA ENERGETICA……………………………Pág. 11-13
7. ESTRUCTURA DE LA AUDITORIA ENERGETICA……………..Pág. 13-14
8. FASES DE LA AUDITORIA ENERGETICA……………………….Pág. 15-16
9. REQUISITOS DE UN AUDITOR ENERGETICO…………………Pág. 16-17
10. EMEPRESAS DE SERVICIO DE AUDITORIA………………….Pág. 17-21

P á g i n a 2 | 21
AUDITORIA ENERGETICA

1. INTRODUCCION
La auditoría energética es parte fundamental de cualquier programa de
administración de energía, de cualquier empresa que desea controlar sus costos
de energía.
Una auditoría energética es una inspección, estudio y análisis de los flujos de
energía en un edificio, proceso o sistema con el objetivo de comprender la
energía dinámica del sistema bajo estudio. Normalmente una auditoría
energética se lleva a cabo para buscar oportunidades para reducir la cantidad de
energía de entrada en el sistema sin afectar negativamente la salida. Cuando el
objeto de estudio es un edificio ocupado se busca reducir el consumo de energía,
manteniendo y mejorando al mismo tiempo el confort higrotérmico, la salubridad
y la seguridad. Más allá de la simple identificación de las fuentes de energía, una
auditoría energética tiene por objeto dar prioridad a los usos energéticos de
acuerdo con el mayor a menor costo efectivo de oportunidades para el ahorro de
energía.
Una auditoría energética debe formar parte de los programas o planes de
eficiencia energética de una empresa, los cuales deben comprender aquellas
actuaciones encaminadas a lograr la máxima eficiencia en el consumo de
energía, los máximos ahorros y el conocimiento del comportamiento energético
de sus instalaciones. El objetivo de este documento es proporcionar un modelo
de auditoría energético para la realización de una auditoria energética en el
sector industrial definiendo:
- Que es una auditoria energética en el sector industrial cuáles son sus objetivos.
- Los medios técnicos y humanos necesarios.
- Un modelo de metodología a seguir, donde se proponen los pasos a seguir en
la realización de la auditoria.

2. HISTORIA
Las auditorías energéticas inicialmente se hicieron populares en dar respuesta a
la crisis energética de 1973 y años posteriores. El interés en las auditorías
energéticas ha aumentado recientemente como resultado de la creciente
comprensión del impacto humano sobre calentamiento global y el cambio
climático. Una nueva tendencia en la arquitectura llamada Arquitectura
sustentable toma esta técnica como una de sus principales herramientas para
obtener datos cuantitativos y no meramente conceptuales en la búsqueda de un
hábitat sostenible.

P á g i n a 3 | 21
3. EFICIENCIA ENERGÉTICA
El crecimiento y desarrollo de las sociedades y países trae consigo el aumento
de su demanda energética. El desafío del mundo actual consiste en lograr que
la minería, las industrias, las empresas, el sector público, comercial y residencial
hagan un uso responsable de la energía.
Sabemos que la energía utilizada en el mundo se produce a partir de recursos
renovables y no renovables. Pero la mayor cantidad de energía consumida hoy
en día proviene de fuentes no renovables, como el petróleo, carbón y gas natural,
cuya utilización produce efectos medioambientales negativos. Por ello, se hace
urgente reducir nuestro nivel de dependencia de este tipo de combustibles. Para
lograrlo, es fundamental buscar medios de acceso a energías más limpias, pero
también aprender a utilizarla de forma eficiente y responsable.
Si consideramos que al bajar el consumo energético disminuye la necesidad de
construir nuevas fuentes de generación, podemos decir la eficiencia energética
es la fuente de energía más limpia, segura y económica.
Pero ¿qué es la eficiencia energética?
Este concepto apunta a hacer un buen uso de la energía, utilizando menos
energía para producir el mismo servicio o producto. Por ejemplo, si usas
ampolletas eficientes en lugar de una incandescente, consumirás menos energía
aunque obtendrás la misma cantidad de luz. Así, la eficiencia energética
comprende todas aquellas acciones que apuntan al ahorro energético sin que
ello represente un impacto en la calidad de vida.
Usar eficientemente la energía, significa también no emplearla en actividades
innecesarias y realizar lo que requiramos con el mínimo de consumo posible.
Para lograrlo, es fundamental explorar nuevas tecnologías y sistemas de vida y
trabajo que ahorren energía, alcanzando así un desarrollo sustentable.
El uso eficiente de la energía contribuye a proteger los recursos naturales,
disminuyendo, además, el impacto ambiental.

P á g i n a 4 | 21
4. DEFINICION
La auditoría energética se define como un procedimiento sistemático para
obtener un adecuado conocimiento del perfil de los consumos energéticos en
una instalación, identificando y valorando las posibilidades de ahorro de energía
desde el punto de vista técnico y económico. Dichas valoraciones suponen
generalmente mejoras en la calidad de los servicios prestados, mejoras
económicas y mejoras medioambientales. En particular, las auditorías permiten:
-Conocer la situación energética actual, así como el funcionamiento y eficiencia
de los equipos e instalaciones.
-Inventariar los principales equipos e instalaciones existentes.
-Realizar mediciones y registros de los principales parámetros eléctricos,
térmicos y de confort.
-Analizar las posibilidades de optimización del suministro de combustibles,
energía eléctrica.
-Analizar la posibilidad de instalar energías renovables.
-Proponer mejoras y realizar su evaluación técnica y económica.
Asimismo, la realización de la auditoría energética será el punto de partida para
que la empresa analizada disponga de la información necesaria sobre aquellas
mejoras derivadas del propio estudio y sobre las buenas prácticas de uso
eficiente de la energía

Una Auditoría Energética es un estudio técnico de una unidad (empresa,
vivienda, comercio, edificio, etc.) para comprobar si la gestión energética está
optimizada. Esto significa que el estudio técnico explicará si se puede ahorrar en
gasto energético o no. Y en caso de existir margen de ahorro explicará dónde y
cómo se puede conseguir. También se pueden llamar estudios de ahorro
energético o estudios de costes energéticos.

Sede de Iberdrola en Bilbao. Gracias a los grandes beneficios de las eléctricas, pueden permitirse edificios
como esta torre. Foto: _Pek_ (Flickr)

P á g i n a 5 | 21
Hasta hace muy poco tiempo, el estudio detallado de los costes energéticos no
era una prioridad para muchas empresas, comercios, grandes superficies o
incluso viviendas, pero en los últimos años, debido al incremento considerable
de los costes energéticos, en media han subido un 60%, la gestión de los
recursos y consumos energéticos es un tema relevante.

En el 95% de los casos, la realización de una Auditoría Energética da como
resultado un posible ahorro energético tomando una serie de medidas. Esto
hace que siempre sea una buena idea realizar una Auditoría Energética
independientemente del tipo o tamaño de local, vivienda o empresa. La Auditoria
Energética puede contener medidas de ahorro que no suponen ningún
coste(como cambiar de tarifa eléctrica) u otras medidas que suponen
inversiones en nuevos equipos o instalaciones más eficientes (por ejemplo un
cambio en las máquinas de aire acondicionado), pero todo esto depende
esencialmente de la instalación y del consumo energético. Las medidas
propuestas en las Auditorías Energéticas están basadas en aspectos
de eficiencia energética y ahorro.

El objetivo de una auditoria energética es minimizar los costes energéticos sin
disminuir el confort climático, mediante propuestas de ahorro y de eficiencia
energética. Típicamente, cualquier Auditoría Energética presenta dos partes bien
diferenciadas:

-Un estudio de la situación actual, con análisis de costes y uso

-Una identificación de las áreas, equipos o instalaciones susceptibles de mejora
con una lista de posibles medidas a aplicar

Las Auditorías energéticas son realizadas por ingenieros especializados, que
estudian la situación presente (consumos y necesidades) y proponen medidas
de ahorro. Los costes de una Auditoría Energética son variables ya dependen
del ingeniero encargado de realizarlo y de la complejidad de la instalación objeto
de estudio, pero sin lugar a dudas, los ahorros obtenidos al aplicar algunas de
las medidas de la Auditoría Energética compensarán holgadamente el coste en
el que se ha incurrido al realizar dicha Auditoría.

Según la Unión Europea, el potencial de ahorro energético en Europa hasta el
año 2020 es de un 20%, lo que significa que hay un gran margen de mejora en
el ahorro y eficiencia energética, que se puede desarrollar mediante la aplicación
de las medidas específicas que cada Auditoría Energéticas proponga.

P á g i n a 6 | 21
5. CAMPOS DE APLICACIÓN:
5.1. SECTOR INDUSTRIA
Este campo de aplicación se puede contemplar bajo dos puntos de vista: el
primero es el estudio global del sector Industria Manufacturera y, el segundo, el
pormenorizado de las Agrupaciones de Actividad que lo componen.
Las Agrupaciones de Actividad estudiadas en ese documento son las siguientes:
-Alimentación, bebidas y tabaco
-Textil, cuero y calzado
-Madera, corcho y muebles
-Pasta, papel e impresión
-Química
-Minerales no metálicos
-Equipo de transporte
-Metalurgia y productos metálicos
-Maquinaria y equipo mecánico
-Equipo eléctrico, electrónico
La diversidad de las Agrupaciones de Actividad conlleva un comportamiento muy
distinto en el consumo de energía: algunas son intensivas en el consumo
energético, con un importante peso del coste energético en sus costes de
producción, y otras donde el peso del coste energético en los costes de
producción tiene mucha menos importancia. En consecuencia, las Auditorías
Energéticas abordan tanto la mejora de las instalaciones existentes, como de
realización de inversiones en equipos que tengan optimizados sus rendimientos
energéticos, en las Agrupaciones de Actividad intensivas en el consumo de
energía, frente al resto, donde se focalizan en cambios de su sistema productivo.

Objetivos de las Auditorías Energéticas que presenta el E4 para este sector en
el periodo 2008-2012 son:

-Determinar el potencial de ahorro de energía en las empresas donde se
realicen.
-Facilitar la toma de decisión de Inversión en Ahorro de Energía.
-Determinar el benchmarking de los procesos productivos auditados.

El benchmarking es un estudio comparativo que se desarrolla para conocer el
estado en las empresas del mismo sector, y comparar sistemáticamente sus
características de consumo. Esta información permite tomar decisiones sobre
reformas o nuevas inversiones sin tener que reinventar desde cero, con la
consiguiente reducción de costes y tiempo. Es un proceso lento de participación
Pro activa de los agentes involucrados.

P á g i n a 7 | 21
Para que sea efectivo debe incluir:

-Variables energéticas a comparar, su importancia relativa y las condiciones de
comparación.
-Puntos de similitud entre las empresas.
-Clasificación y agrupación de los elementos evaluados por características y
valores.
-Proyectos innovadores, ventajas competitivas, deficiencias y áreas de
oportunidad.

5.2. SECTOR TRANSPORTE

El transporte se presenta como el primer sector consumidor. Además,
prácticamente, el 100% de los combustibles para el transporte tienen su origen
en los derivados del petróleo. Comprende:

-Transporte por carretera, ya sea individual (corporativo o particular), colectivo
(regular o discrecional) y de mercancías.
-Transporte ferroviario de personas (cercanías o largo recorrido) y de
mercancías.
-Transporte marítimo.
-Transporte aéreo.

El sector del transporte por carretera sigue manteniendo una clara
preponderancia sobre el resto de modos.
No se puede olvidar que, en este sector, también se incluye la gestión de las
Infraestructuras dedicadas al transporte y de las flotas de vehículos.

El E4 plantea como áreas preferentes de actuación en este sector las siguientes:

-La movilidad urbana y el transporte para empresas.
-Incrementar la participación de los medios colectivos en el transporte por
carretera, del ferrocarril y del marítimo.
-La gestión de las infraestructuras de transporte, de las flotas de transporte por
carretera y de las flotas de aeronaves.
-La conducción eficiente del vehículo privado, de camiones y autobuses y en el
sector aéreo.
-La renovación de las flotas de transporte por carretera, de la flota aérea y
marítima y del parque automovilístico de turismos.

5.3. SECTOR EDIFICACION

El Sector Edificación comprende los servicios que tienen un mayor peso sobre
el consumo energético de los edificios: las instalaciones térmicas (calefacción,
climatización y producción de agua caliente sanitaria) y las instalaciones de
iluminación interior; tanto del sector doméstico como del terciario.

Hay que destacar, en este sector, como las instalaciones térmicas de la vivienda

P á g i n a 8 | 21
(Calefacción y agua caliente sanitaria) representan dos terceras partes del
consumo energético de la vivienda. El peso del aire acondicionado, dada su
estacionalidad no alcanza a día de hoy valores de consumo importantes, aunque
contribuye a generar picos de demanda eléctrica, que contribuyen a ocasionar
problemas locales en la continuidad del suministro eléctrico, en los periodos de
verano en que se alcanzan las temperaturas exteriores más altas. Lógicamente,
los pesos varían en función de la zona climática (el peso de la calefacción es
mucho menor en las zonas cálidas y el del aire acondicionado mayor, y
viceversa).
El consumo de electrodomésticos y cocinas tiene sección propia en el
documento
E4: Equipamiento Doméstico.

Por lo que respecta a los edificios con usos diferentes al de vivienda son los
edificios de uso administrativo los que tienen un mayor peso en el consumo de
energía del sector terciario, seguido por los edificios destinados al comercio, los
restaurantes y alojamientos, edificios sanitarios y educativos Casi el 90% del total
del consumo de energía del sector terciario se emplea en refrigeración,
calefacción e iluminación, repartiéndose la carga casi equitativamente.

Los ámbitos residencial y doméstico tienen una característica común, con
independencia de la intensidad energética del sector, su intensidad eléctrica en
ambos casos es elevada. En un clima cálido las viviendas no suelen disponer de
instalaciones fijas de calefacción (individual o colectiva), empleándose en
muchos casos radiadores eléctricos, lo que hace que el consumo eléctrico en
calefacción sea significativo.

El sector terciario presenta una mayor demanda de energía eléctrica que el
residencial. También aquí la climatología juega un papel importante. En España
se necesita en buena parte del año la utilización de tecnologías de producción
de frío que requieren un elevado consumo de electricidad. En un país frío se
centraría la demanda en la calefacción (cubierta con instalaciones centralizadas
de combustibles).

5.4. SECTOR EQUIPAMIENTO DOMESTICA Y OFIMATICA

El Sector Equipamiento Residencial y Ofimática comprende el consumo de
energía de los electrodomésticos, incluyendo los acondicionadores de aire de
uso doméstico de hasta 12 kW de potencia, las cocinas y los hornos, y el
equipamiento ofimático, tanto en el sector doméstico como en el resto de
sectores. Los equipos domésticos principales consumidores de energía, tales
como frigoríficos, cocinas, lavadoras o televisión, se encuentran, prácticamente,
en el 100% de los hogares.
El consumo de energía final de este sector representa el 3,8% del consumo de
energía final nacional. De este consumo el 55 % corresponde a los
electrodomésticos, el 28% al consumo en las cocinas, el 14% a la ofimática y el
resto a los pequeños equipos de aire acondicionado (el grado de equipamiento
solamente es del 25%, aunque con tasas de penetración muy altas).

P á g i n a 9 | 21
Las Directivas 2003/66/CE, 2002/40/CE, 1997/17/CE, 1996/60/CE, 1995/12/CE
y 1995/13/CE hacen referencia al etiquetado de electrodomésticos atendiendo a
su eficiencia energética.

5.5. SECTOR AGRICULTURA Y PESCA

El sector agrícola tiene un reducido peso en el consumo total de energía, pero
es un sector estratégico donde las medidas de eficiencia energética previstas
pueden contribuir a la sostenibilidad del medio rural.

El sector agrario ofrece grandes oportunidades en el sector energético como
productor de energías renovables (biomasa y biocarburantes). Sin embargo no
se puede eludir una atención primordial a la demanda, al uso eficiente y
sostenible de la energía del sector.

La maquinaria agrícola (con un consumo casi exclusivo de gasóleo) y los
sistemas de riego (con consumo primordialmente eléctrico) suponen el mayor
porcentaje de consumo energético del sector.

El plan E4 2008-2012 presenta como objetivo clave en este sector las Auditorías
Energéticas en las Comunidades de Regantes

5.6. SECTOR SERVICIOS PUBLICOS
El Sector Servicios Públicos está compuesto, dentro del contexto energético, por
las instalaciones de alumbrado público y de suministro de agua a la población,
entendiendo por alumbrado público las instalaciones de iluminación de
carreteras, viales y calles, y el alumbrado ornamental; y por suministro de agua
las instalaciones de potabilización y abastecimiento a los municipios y las de
depuración de sus aguas residuales.
Este sector conlleva una problemática particular que se puede plasmar en las
siguientes realidades:

-la diversidad y autonomía de sus titulares públicos,
-la inexistencia, a nivel nacional, de una normativa que establezca un mínimo de
eficiencia energética para este tipo de instalaciones y
-la elevada inversión económica necesaria para aplicar las medidas correctivas
para la eficiencia energética.

La intensidad energética del consumo de este sector (Alumbrado Público y
tratamiento de agua a la población, fundamentalmente) está en relación directa
al crecimiento urbanístico y poblacional, que en España ha sido muy elevado en
los últimos años.

La introducción de medidas para la mejora energética en este sector es muy
compleja (a la luz de las realidades enumeradas arriba). Las medidas que se
introducen de eficiencia energética se suelen producir a posteriori con el
consiguiente sobrecoste, aun pudiéndose recuperar las inversiones con los
ahorros generados.
P á g i n a 10 | 21
El plan E4, para el periodo 2008-2012, presenta como objetivos clave en los
Servicios Públicos las Auditorías Energéticas en las instalaciones de los
Ayuntamientos y Empresas Públicas y la eficiencia energética en las Estaciones
de Tratamiento de Agua Potable y en las Estaciones de Depuración de Aguas
Residuales (ETAPS y EDARS).

5.7. SECTOR TRANSFORMACION DE ENERGIA

El sector Transformación de la Energía abarca todas aquellas actividades
consistentes en la conversión de energía primaria en energía final, apta para su
uso en los sectores consumidores finales. Dentro de estas actividades se
incluyen los siguientes sectores:

-Refino de Petróleo. Constituido por un número reducido de grandes empresas
que realizan la conversión del petróleo como energía primaria en productos
energéticos para su empleo por los diferentes sectores consumidores.

-Generación Eléctrica. Se constituye por un número significativo de empresas
cuya actividad es la producción de energía eléctrica a partir de recursos
hidráulicos, combustibles fósiles y combustible nuclear como energía primaria.

-Cogeneración. Sector constituido por un número considerable de empresas de
diversos tamaños que operan en distintos sectores de actividad y que
transforman energía primaria, en forma de gas natural u otros combustibles, a
energía final en forma de energía térmica útil (calor/frío) y energía eléctrica y/o
mecánica para su uso en los sectores a los que se hayan asociados.
Dentro de este Sector, la Auditoría Energética de las instalaciones de
Cogeneración es un objetivo en el E4 para el periodo 2008-2012.

6. TIPOS DE AUDITORIA ENERGETICA
El término Auditoría Energética es comúnmente utilizado para describir un
amplio espectro de estudios energéticos que van desde un rápido paseo a través
de un proceso para identificar los principales problemas a un análisis exhaustivo
de las implicaciones de otras medidas de eficiencia energética suficientes para
satisfacer los criterios financieros solicitados por los inversores.

A la hora de desarrollar una Auditoría Energética se han de plantear algunas
cuestiones previas:

• ¿Qué resultados se quieren obtener?
• ¿Qué datos y soporte se requieren?
• ¿Qué nivel de profundidad se requiere?
• ¿Se focaliza en “instalaciones” o en “consumos”?
• ¿Qué tipos de energía se incluyen?
• ¿Cuál es el presupuesto disponible?

P á g i n a 11 | 21
Una vez claras estas premisas, se podrá escoger de entre los programas
posibles el más adecuado al caso que se plantee.

Se suele distinguir entre tres programas o niveles de auditoría:

6.1. AUDITORIA DE NIVEL 1

Este primer nivel también conocido como Auditoría Básica (o Preliminar, de
Inspección o de Paseo) es el más simple y más rápido de los tipos de auditoría.

Consta de tomas de contacto con el personal de operación, una recopilación de
facturas de servicios públicos y de otros datos de proceso, y un paseo de
inspección de la instalación para familiarizarse con la misma y con el proceso
para identificar cualquier zona de ineficiencia o de desperdicio de energía.

Este tipo de auditoría sólo revela las principales áreas problemáticas. Las
medidas correctivas son genéricas y se describen brevemente, y se da una
rápida estimación de costos, del potencial de ahorro de costes de explotación y
de períodos de amortización.

Este nivel de detalle, si bien no justifica una decisión estratégica de
implementación de medidas concretas, es suficiente para dar prioridades a
proyectos de eficiencia energética y para determinar la necesidad de una
auditoría más detallada.

6.2. AUDITORIA NIVEL 2

También conocida como Auditoría General, y en menor medida Mini-Auditoría,
Auditoría Energética de Emplazamiento o de Emplazamiento Completo, se
expande a partir del nivel anterior mediante una recopilación más detallada de
información sobre la instalación y el proceso y la evaluación más profunda de las
medidas de conservación energética.

Se hace un acopio histórico de varios ejercicios de las facturas de servicios
públicos (de 12 a 36 meses) que permita al auditor evaluar las tasas de demanda
de suministro energético de las instalaciones y los perfiles de consumo. Estos
datos de perfil energético pueden estar disponibles en las empresas que
almacenen los históricos de consumo de los equipos (si cuentan con sistemas
de control/gestión) o se pueden obtener por medida directa del auditor. Estas
fuentes de conocimiento no son excluyentes y se complementan permitiendo
analizar y evidenciar los signos de derroche energético. No se debe obviar la
importancia que puede tener en el proceso de análisis las mediciones y tomas
de datos de cualquier instalación, tramo del proceso o equipo que el auditor, a
su juicio, estime oportuna para identificar mejor un punto crítico en el consumo
de energía.
En este nivel se llevan a cabo entrevistas en profundidad con el personal de
operación y proceso de las instalaciones para proporcionar una mejor
comprensión de los principales consumidores de energía y sistemas a fin de
conocer a corto y largo plazo los patrones de consumo de energía.
P á g i n a 12 | 21
Este tipo de auditoría permite identificar todas las medidas de ahorro de energía
adecuadas para una instalación, a partir de sus parámetros operativos. Además,
se puede confeccionar un análisis financiero detallado para cada una de las
medidas, basado en una estimación de costes detallada, el ahorro de costes de
explotación, y los criterios de inversión del cliente. El nivel de detalle alcanzado
es suficiente para justificar la ejecución del proyecto.

6.3. AUDITORIA NIVEL 3

En este nivel, la Auditoría Energética analiza en detalle proyectos que incluyen
modificaciones que representan considerables inversiones para la empresa.
Esta auditoría, conocida por algunos autores como Auditoría de Grado de
Inversión, supone en la mayoría de las empresas que los ajustes o
actualizaciones que se plantean a una instalación energética deben competir por
la financiación con capital no relacionados con las inversiones en energía.

Tanto la energía consumida como la energía a ahorrar deben ser evaluados con
un criterio financiero y para esto, en los proyectos de mejoramiento y eficiencia
energética, se utiliza la tasa de retorno de la inversión (TRI) para evaluar la
conveniencia de la inversión.

El ahorro de funcionamiento de la aplicación proyectado en los proyectos de esta
índole debe desarrollarse de tal manera que proporcione un alto nivel de
confianza. De hecho, los inversores a menudo demandan un ahorro garantizado.
La Auditoría de Grado de Inversión (llamada también Auditoría de Análisis
Técnico, Extensa, Detallada o Maxi-Auditoría) se expande sobre la Auditoría
General que se ha descrito en el nivel anterior por medio de la implementación
de un modelo dinámico de uso de la energía tanto en las instalaciones existentes
como en las medidas de ahorro identificadas.

El modelo construido se contrasta con los datos actuales de la instalación a fin
de obtener una base realista que permita calcular el ahorro de las medidas
propuestas en el proceso. Se debe prestar especial atención a la comprensión
de no sólo las características de funcionamiento de todos los sistemas que
consumen energía, sino también a cualesquiera eventualidades que causen
variaciones en los perfiles de carga a corto y largo plazo, ya sean diarias,
semanales, mensuales, anuales. Los datos y las mediciones de utilidad
existentes se deben monitoreo de las características del proceso.

7. ESTRUCTURA DE UNA AUDITORIA ENERGETICA

Una Auditoría Energética y, por tanto, el documento que genera deben constar de las
siguientes partes:

Una fase de Información Documental con la finalidad de obtener una relación exhaustiva
de datos de la instalación con:

-Datos generales.
-Datos de producción o de servicio.
P á g i n a 13 | 21
-Datos energéticos generales de la actividad, clasificados por fuentes de energía
y por su carácter de consumo o de producción.
Se debe incluir información de los distintos proveedores/clientes, de los contratos
de suministro o venta y de los términos en que se establecen y un histórico de
facturación de cada fuente energética.

Otra fase de Información por Inspección y Medición que incluya:

-Una descripción del proceso lo suficientemente detallada que debiera incluir:

.Diagrama de bloques del proceso distribuido en operaciones básicas, en el que
se evidencien los flujos másicos del mismo y que sirva de estructura para el resto
de información a recopila
.Descripción de las condiciones generales del proceso y sus y de proceso,
consumos de energía garantizados, pérdidas…
.Distribución de los distintos tipos de energía en las distintas operaciones básicas
en las que se ha dividido el proceso, con reflejo de los input y output.
.Descripción de los equipos que intervienen en dichas operaciones con especial
hincapié en aquellos de funcionamiento, características o rendimiento críticos.
.Relación, descripción, caracterización y clasificación de los principales equipos
consumidores de energía. Además, de éstos es conveniente extender la
información a aspectos de régimen y condiciones de funcionamiento.

La relación, descripción, caracterización y clasificación de los servicios generales
de la instalación que no vayan ligados directamente al proceso. Generalmente:
alumbrado, aire comprimido, climatización y transporte.

Las fases anteriores deben ser de donde parta la fase de Análisis y Resultados
con:

Un estudio de contabilidad energética en el que se evidencien de manera
absoluta, relativa y en moneda: CURSO DE EXPERTO: GESTOR
ENERGÉTICO EN EL MEDIO RURAL UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

Los saldos energéticos generales del proceso.
Los saldos energéticos del proceso respecto de cada fuente de energía.
Los saldos energéticos del proceso de cada fuente de energía por unidad
producida.

.Un informe que proponga las mejoras y recomendaciones energéticas en las
facetas de:
--Mejoras en proceso.
-Mejoras en tecnologías horizontales (sinergias).
-Mejoras en servicios.
-Mejoras en las condiciones de compra de las distintas energías.

.Un resumen de mejoras.
.Un listado de recomendaciones.
.Un informe de viabilidad económica que justifique las mejoras a implementar

P á g i n a 14 | 21
8. FASES DE UNA AUDITORIA ENERGÉTICA
Toda auditoría energética tiene que constar de dos fases fundamentalmente:
FASE 1. Análisis de la situación actual del edificio y de sus instalaciones desde
el punto de vista de su eficiencia energética. Es un diagnóstico de su
comportamiento energético, en el que se analiza el consumo, la eficiencia de las
instalaciones y las prestaciones térmicas de su envolvente térmica, teniendo en
cuenta otros factores como la zona climática, orientación, compacidad, horarios,
etc...
FASE 2. Propuesta de mejora a través de medidas correctoras viables, desde el
punto de vista técnico y económico, que permitan alcanzar una mayor eficiencia
energética. Para ellos se compara diferentes escenarios a través de
modificaciones de la situación actual, y se elige aquel conjunto de acciones que
impliquen un menor gasto energético en el comportamiento del edificio, además
de una mejora en la calidad asociada a dichos cambios: durabilidad, confort
térmico, habitabilidad o productividad.
Pautas y acciones en el desarrollo de una auditoría energética:
1.1.- Entrevista con los responsables del edificio y recogida de información
sobre el mismo
Así como de sus ocupantes, especialmente sobre los sistemas constructivos de
la envolvente, facturación de cada uno de los consumos energéticos,
características técnicas de sus instalaciones, régimen de uso y ocupación,
condiciones ambientales y características del trabajo desarrollado, datos
climatológicos reales de la zona donde se ubica el edificio, etc.
1.2.-Planificación de la auditoría.
1.3.- Visita “in situ” e inspección visual
Para comprobar el estado actual del mismo y poder identificar posibles
problemas o deficiencias, siendo recomendable por un lado llevar algún tipo de
ficha o checklist donde ir reflejando el estado actual y contrastarlo con la
información recopilada, así como ir acompañado de un encargado de
mantenimiento y otra persona que conozca el estado del edificio.
1.4.- Realización de un cuestionario a los usuarios del inmueble
En el mismo se puede recoger información acerca del estado del edificio, del
confort térmico del mismo así como sobre los hábitos y comportamientos de sus
ocupantes que puedan generar un inadecuado uso o gestión de sus
instalaciones y equipos.
1.5.- Simulación para estimar las cargas térmicas y demandas del edificio.
En esta fase se procederá a realizar una simulación del comportamiento
energético del edificio, a través de algunos de los programas actualmente

P á g i n a 15 | 21
existentes para tal fin, en la cual se realizará una estimación teórica de las cargas
y demandas del edificio.
1.6.- Informe preliminar.
Llegados a este punto el técnico auditor deberá realizar una evaluación y análisis
de todos los datos recogidos, estudiándolos en profundidad, así como establecer
un diagnóstico del estado en que se encuentran el edificio y sus instalaciones.

¿CUÁNDO DEBEMOS PENSAR EN REALIZAR UNA AUDITORÍA
ENERGÉTICA?
Si creemos que en un determinado lugar:
 se emplean aparatos poco eficientes
 se lleva a cabo un escaso mantenimiento en los equipos
 se producen pérdidas de calor o de frío por un aislamiento deficiente hay
un desconocimiento de los hábitos adecuados de consumo

9. REQUISITOS DEL AUDITOR ENERGÉTICO
Un auditor energético responde al perfil de un técnico especializado con
experiencia y conocimientos suficientes en este campo de actuación. El perfil de
un auditor responde a un titulado -Ingeniero Superior o Técnico Industrial con
conocimiento especializado en técnicas energéticas- o técnico profesional con
capacitación básica -Técnico instalador y mantenedor de instalaciones térmicas-
, que ha recibido además una formación específica adicional que lo convierte en
un técnico especializado en la realización de auditorías energéticas. Por lo tanto
es necesario una experiencia práctica pero también una base teórica sólida y
suficiente de todo tipo de instalaciones.

P á g i n a 16 | 21
Asume el papel de líder dentro del equipo auditor y requiere de ciertas
habilidades teniendo en cuenta los retos que tiene que asumir:
– Conocimiento profundo sobre instalaciones de los edificios.
– Conocimiento del manejo de herramientas y equipos de medición.
– Conocimientos para realizar cálculos y analizar resultados.

10. EMPRESAS QUE BRINDAN SERVICIOS DE AUDITORÍAS
ENERGÉTICAS
10.1 CREARA
Ofrece servicios de consultoría, gestión y divulgación en los campos de la
eficiencia energética, el ahorro energético y las energías renovables.
Además, como empresa líder en ahorro y eficiencia energética, forma parte del
Comité Técnico de Normalización 216 de AENOR, “Sistemas de Gestión de
Eficiencia Energética”.
10.2. EFICIENCIA ENERGETICA IPSOM
En Ipsom se ofrecen las soluciones integrales llave en mano con garantías de
ahorro energético. Desde el análisis previo hasta la ejecución de las actuaciones.
El proyecto integral de ahorro energético tiene como principal objetivo la
reducción del gasto y el control energético en todos sus niveles y aspectos.

10.3. ARI SOLAR
ARI Solar es una firma, fundada en 2007, con gran presencia internacional.
Desde sus inicios, ha centrado su actividad en los servicios de ingeniería y
consultoría para el sector de las energías renovables, siendo actualmente una
marca de referencia en el mercado mundial.

P á g i n a 17 | 21
10.4. REITEC SERVICIOS DE INGENIERÍA S.L.
Se espera cubrir las necesidades crecientes de ahorro energético en las
instalaciones, solicitando información y valoración de las acciones correctoras
necesarias para disminuir el consumo energético en los procesos de fabricación.
Se ofrece la realización de auditorías energéticas tanto en la industria, como en
hoteles, edificios públicos, oficinas, centros comerciales, etc.
10.5. ALVATEC INGENIERÍA
Su tarea prioritaria es ayudar a la propiedad, la empresa promotora o
constructora a optimizar tanto sus instalaciones como el proceso constructivo.
Por ello su equipo multidisciplinario puede coordinarse con cualquier equipo
(arquitectos o ingenieros) para llegar a la solución requerida, en beneficio del
cliente.
ISO 50001
ISO es la Organización Internacional de Normalización. ISO tiene como
miembros a alrededor de 160 organismos nacionales de normalización de países
grandes y pequeños, industrializados, en desarrollo y en transición, en todas las
regiones del mundo. La cartera de ISO de más de 18 600 normas ofrece a las
empresas, gobiernos y a la sociedad herramientas prácticas para las tres
dimensiones del desarrollo sostenible: económica, ambiental y social. Las
normas ISO contribuyen positivamente al mundo en el que vivimos, facilitan el
comercio, difunden el conocimiento, promueven los avances innovadores en
tecnología y comparten las buenas prácticas de gestión de evaluación de la
conformidad. Las normas ISO proporcionan soluciones y obtienen beneficios
para casi todos los sectores de actividad, incluida la agricultura, construcción,
ingeniería mecánica, fabricación, distribución, transporte, dispositivos médicos,
tecnologías de información y comunicación, medio ambiente, energía, gestión de
calidad, evaluación de la conformidad y servicios. ISO sólo desarrolla normas
para las cuales existe es una indiscutible exigencia en el mercado. El trabajo es
llevado a cabo por expertos en la materia que proceden directamente de los
sectores industriales, técnicos y empresariales que han identificado la necesidad
de la norma, y que posteriormente la pondrán en aplicación. A estos expertos se
les pueden sumar otros con conocimientos relevantes, tales como
representantes de organismos gubernamentales, de laboratorios de ensayo, de
asociaciones de consumidores y académicos y por organizaciones
internacionales gubernamentales y no gubernamentales. Una norma
internacional ISO representa un consenso mundial sobre el estado del arte en el
tema de esa norma.
ISO 50001:2011, Sistemas de gestión de la energía - Requisitos con orientación
para su uso, es una Norma Internacional voluntaria desarrollada por ISO
(Organización Internacional de Normalización). ISO 50001 brinda a las
organizaciones los requisitos para los sistemas de gestión de energía (SGEn).

P á g i n a 18 | 21
ISO 50001 proporciona beneficios para las organizaciones grandes y pequeñas,
en los sectores público y privado, en la manufactura y los servicios, en todas las
regiones del mundo.
ISO 50001 establece un marco para las plantas industriales, instalaciones
comerciales, institucionales y gubernamentales, y organizaciones enteras para
gestionar la energía. Se estima que la norma, dirigida a una amplia aplicabilidad
a través de los sectores económicos nacionales, podría influir hasta en un 60%
del consumo de energía del mundo.
COMITÉ EUROPEO DE NORMALIZACIÓN
El Comité Europeo de Normalización (CEN), en francés: Comité Européen de
Normalisation, es una organización no lucrativa privada cuya misión es fomentar
la economía europea en el negocio global, el bienestar de ciudadanos europeos
y el medio ambiente proporcionando una infraestructura eficiente a las partes
interesadas para el desarrollo, el mantenimiento y la distribución de sistemas
estándares coherentes y de especificaciones.
El CEN fue fundado en 1961. Sus treinta y tres miembros nacionales (año 2015)
trabajan juntos para desarrollar los estándares europeos (EN) en varios sectores
para mejorar el entorno del mercado único europeo para mercancías y servicios
y para colocar a Europa en la economía global. Más de 60 000 expertos técnicos
así como federaciones de negocios, consumidores y otras organizaciones
sociales interesadas están implicadas en la red del CEN que alcanza sobre 460
millones de personas. CEN es el representante oficialmente reconocido de la
estandarización de todos los campos a excepción de electrotécnico (CENELEC)
y las telecomunicaciones (ETSI). Los cuerpos de estandarización de los
veintinueve miembros nacionales representan a veinticinco estados miembro de
la Unión Europea (UE), tres países de la Asociación Europea de Libre Comercio
(AELC) y los países candidatos a la UE y a la AELC.
CEN está contribuyendo a los objetivos de la Unión Europea y el espacio
económico europeo con estos estándares técnicos voluntarios que promueven
libre comercio, la seguridad del trabajador y los consumidores, interoperabilidad
de redes, protección del medio ambiente, investigación y desarrollo de
programas, y público.
MIEMBROS
Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia,
Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia,
Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Macedonia,
Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía, Suecia,
Suiza y Turquía.
PAISES AFILIADOS
Albania, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Egipto,
Georgia, Israel, Jordania, Líbano, Libia, Moldavia, Montenegro, Marruecos,
Serbia, Túnez y Ucrania.
P á g i n a 19 | 21
SOCIOS DE LOS CUERPOS DE ESTANDARIZACION
Australia, Kazajistán y Mongolia.
AENOR - ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NORMALIZACIÓN Y
CERTIFICACIÓN
La Asociación Española de Normalización y Certificación es una entidad privada
sin fines lucrativos que se creó en 1986. Su actividad contribuye a mejorar la
calidad y competitividad de las empresas, sus productos y servicios.
AENOR, a través del desarrollo de normas técnicas y certificaciones, contribuye
a mejorar la calidad y competitividad de las empresas, sus productos y servicios,
de esta forma ayuda a las organizaciones a generar uno de los valores más
apreciados en la economía actual: la confianza.
Normalización: Es el organismo legalmente responsable del desarrollo y
difusión de las normas técnicas en España. Las normas indican cómo debe ser
un producto o cómo debe funcionar un servicio para que sea seguro y responda
a lo que el consumidor espera de él. AENOR pone a disposición de todos uno
de los catálogos más completos, con más de 28.900 documentos normativos
que contienen soluciones eficaces. Certificados AENOR Certificación: El trabajo
serio y riguroso que caracteriza a la entidad desde su creación ha posibilitado
que los certificados de AENOR sean los más valorados, no sólo en España sino
también en el ámbito internacional, habiendo emitido certificados en más de 60
países. AENOR se sitúa entre las 10 certificadoras más importantes del mundo.
Para extender la cultura de la calidad, AENOR desarrolla también una potente
actividad editorial, diseña software para la gestión de sistemas, imparte
formación especializada y ofrece distintos servicios de información.
En el campo de los ensayos, es el socio principal de CEIS (Centro de Ensayos,
Innovación y Servicios), centro de referencia internacional cuya actividad incluye
la realización de ensayos de conformidad, estudios técnicos, mantenimiento
preventivo y predictivo de instalaciones. Asimismo, en 2008 creó AENOR
laboratorio, dirigido a todos los integrantes del sector de la alimentación, como
productores primarios, industria de transformación, distribución y servicios.
Abarca las tres principales áreas de análisis: fisicoquímico, microbiológico y
sensorial.
AENOR aporta su experiencia e información en materia de normas y de
productos y servicios relacionados a organizaciones de todo el mundo,
desarrollando una gran actividad de cooperación internacional.
AENOR tiene en España presencia en todas las Comunidades Autónomas, a
través de 20 sedes, así como presencia permanente en 12 países principalmente
de Iberoamérica y Europa.
NORMA UNE 216501
Norma española publicada por AENOR junto al Comité Técnico de
Normalización 216.
P á g i n a 20 | 21
El objeto de la norma UNE 216501 es describir los requisitos que debe tener una
auditoría energética para que, realizada en distintos tipos de organismos pueda
ser comparable y describa los puntos clave donde se puede influir para la mejora
de la eficiencia energética, la promoción del ahorro energético y disminuir
emisiones de gases de efecto invernadero. Esta norma se aplicará de forma
voluntaria en cualquier tipo de organización independientemente de su tamaño
y actividad, que utilice energía en cualquiera de sus formas.
Los objetivos finales de la norma son:
-Obtener un conocimiento fiable del consumo energético y su coste asociado.
-Identificar y caracterizar los factores que afectan al consumo de energía.
-Detectar y evaluar las distintas oportunidades de ahorro y diversificación de
energía y su repercusión en coste energético y de mantenimiento, así como otros
beneficios y costes asociados.
En la actualidad existen normas generalistas internacionales sobre auditorías
energéticas tanto ISO (familia 31 todas las partes) como IEC (familia 60027 todas
las partes) y normas específicas en ámbitos concretos como Edificios, Industria,
Transporte. En España el IDAE y las distintas agencias de la Energía de las
CCAA han publicado multitud de guías para la realización de auditorías
energéticas de diferentes alcances, normalmente con algunos nexos en común.
La UNE 216501 intenta servir de marco para unificar unos requisitos suficientes
que aseguren la calidad y profundidad del trabajo realizado. Asimismo, el CEN
(Comité Europeo de Normalización), formó a final del año 2009 un grupo de
trabajo para desarrollar una norma común para la Unión Europea sobre las
Auditorías Energéticas.
NORMA UNE-EN 16247
Desarrollada por el Comité Europeo de Normalización, está siendo traducida por
AENOR al castellano.
La norma UNE-EN 16247 es la evolución natural de su antecesora UNE 216501
que tenía un carácter más generalista. La norma UNE-EN 16247 que anula la
anterior, si bien tiene muchos puntos en común en cuanto a metodología supone
un avance en la consideración de los distintos escenarios de aplicación, de forma
que su estructura actual es la siguiente:
UNE-EN 16247-1:2012 Auditorías energéticas. Parte 1: Requisitos generales
UNE-EN 16247-2:2014 Auditorías energéticas. Parte 2: Edificios.
UNE-EN 16247-3:2014 Auditorías energéticas. Parte 3: Procesos.
UNE-EN 16247-4:2014 Auditorías energéticas. Parte 4: Transporte.
UNE-EN 16247-5:2015 Auditorías energéticas. Parte 5: Competencia de los
auditores energéticos

P á g i n a 21 | 21