You are on page 1of 4

El PERSONAJE del mes

92 CLÍO
JOANOT MARTORELL
EL ANTECESOR DE CERVANTES
"POR TOMAR MUCHOS JUNTOS, SE LE CAYÓ UNO A LOS PIES DEL BARBERO, QUE LE TOMÓ
GANA DE VER DE QUIÉN ERA, Y VIO QUE DECÍA HISTORIA DEL FAMOSO CABALLERO TIRANTE
>>EK͘Ζ͌s>D/K^͵/:K>hZ͕EKhE'ZEsK͵͕YhYh1^d
d/ZEd>>EK͊D>͕KDWZ͕Yh,'KhEdYh,,>>KE
>Ί>>΋hEd^KZKKEdEdKzhED/EW^d/DWK^ΖΗ. CAPÍTULO V DE EL
QUIJOTE, MIGUEL DE CERVANTES. ESTE ESTRACTO DA CUENTA DE LA IMPORTANCIA QUE
TUVO LA OBRA DE JOANOT MARTORELL, TIRANT LO BLANCH.
WKZ/'KWHz:s/ZDZd1EͳW/EE͕,/^dKZ/KZ^

N EL AÑO 1490 EL IMPRESOR NICOLÁS SPINDE-

E
En la Península Ibérica dos reinos competían por la supre-
LER PUBLICÓ 715 EJEMPLARES DE UNA OBRA macía y por los territorios que iba dejando el Islam; dos rei-
DE LA QUE EL MISMO CERVANTES TILDARÍA nos que confluyeron con la política de unión de Isabel y
COMO EL MEJOR LIBRO DEL MUNDO POR SU Fernando, y que tuvieron su clímax en el año 1492 con la
ESTILO, ES TIRANT LO BLANCH, OBRA CUMBRE llegada de Cristóbal Colón a América y la conquista de Gra-
DEL DENOMINADO SEGLE D’OR VALENCIÀ. A día de hoy nada, hechos que pusieron punto y final a un siglo que cam-
tan solo se conservan tres de aquellas impresiones originales: bió el mundo para siempre. El siglo que le tocó vivir a Mar-
en la Biblioteca Històrica de la Universitat de València, en la torell, el conocido como Segle d’Or del reino de Valencia.
British Library de Londres y en la Hispanic Society de Nueva
York. Su autor, el valenciano Joanot Martorell. EL SEGLE D'OR
La importancia del Segle d’Or valencià se puede rastrear a
NUEVOS TIEMPOS través del gran movimiento que supuso para las letras del
En el siglo XV Europa daba los últimos golpes de gracia al feu- momento, siendo Valencia la ciudad en la que se hizo la pri-
dalismo más clásico y se preparaba para un nuevo tiempo. El mera obra impresa de toda España en el año 1474, “Trobes
desarrollo de la imprenta de Gutenberg (h. 1450) y la conquista en lahors de la Verge Maria”, impresa en la calle del Portal
de Constantinopla (1453) por el Imperio Otomano serán dos de la Valldigna del histórico barrio del Carmen.
acontecimientos que, como un gran tsunami, sacudirán los Este siglo de oro de las letras abarcaría todo el siglo XV y
cimientos de todo lo dado como eterno hasta la fecha. el XVI, coincidiendo con movimientos culturales y cientí-
Asimismo, la caída del Imperio Romano de Oriente pro- ficos de la época que nos apuntan a un total Renacimiento
vocó un éxodo de capital humano, así como de todo el valenciano al más puro estilo florentino. Siendo el valen-
conocimiento atesorado por los legítimos herederos de ciano el vehículo de este florecimiento que finalizará, en su
la cultura grecolatina, hacia Occidente, y al contrario, la vertiente literaria, con el descubrimiento de América, pro-
progresiva derrota del Islam en los reinos españoles hizo vocó la huida de eruditos, mercaderes y orfebres de todo.
fluir hacia el este cultura, lengua, literatura, etc. Todo ello Valencia llegaría a alcanzar la cifra de 75.000 habitantes,
supuso un impulso tecnológico, artístico, literario, militar quedando únicamente por detrás de la Granada nazarí en
y de descubrimiento único hasta la fecha, al que más tarde España, y como ejemplo de convivencia de diferentes cultu-
se le conocería como Renacimiento y Edad Moderna, y que ras y de foco difusor del pensamiento humanista.
Joanot, hombre que lo vivió y sufrió como nadie, supo anti- No en vano, el siglo XV valenciano es el siglo de mayor
cipar con su obra. prosperidad. Es el siglo de los papas Borja, Calixto III y

EL SIGLO DE ORO DE LAS LETRAS abarcaría todo el siglo XV y el XVI,
coincidiendo con movimientos culturales y científicos de la época que nos
apuntan a un total Renacimiento valenciano al más puro estilo florentino.
CLÍO 93
El PERSONAJE del mes

:hEdK^d^>1E^, FOTOGRAMA DE LA PELÍCULA
TIRANTE EL BLANCO, DE VICENTE ARANDA. EN LA
KdZW'/E͕KZW/dMZ/YhZWZ^Ed>
/DWKZdE/>^WZd/^DKZK^^ETIRANT
LO BLANCH͘>Z,͕^hWh^dKZdZdK
D/'h>ZsEd^͕dZ/h/K:hE:hZ'h/͘

Alejandro VI. La boyante economía cesc Martorell, jurado y conceller de Todas estas peleas nos han llegado a
se notaba en una arquitectura, toda- la ciudad de Valencia, ciudad en la que través de las “lletres de batalla” o car-
vía presente en la ciudad de Valencia, se asentarían alrededor del 1400. tas intercambiadas que escribió Marto-
en estructuras tan imponentes como El futuro autor de Tirant lo Blanch rell, publicadas en algunas ediciones
el Miguelete, la catedral, el convento también era conocido por su agresi- modernas del Tirant. Otra hermana,
de la Trinidad, las torres de Serrano, la vidad y tendencia al lance, aunque Isabel, fue prometida a Ausiàs March,
Lonja de los Mercaderes (gótico civil según los pocas partes conocidas de su poeta valenciano, que no accedió
declarado Patrimonio de la Huma- biografía parece que su lengua exten- al trato hasta que no se le asegurara
nidad por la UNESCO) o la Capilla día cheques que su espada no podía cobrar la dote, ya que era poeta pero
de los Reyes del Monasterio de Santo pagar. Quedó como heredero a la no tonto.
Domingo (actual Cuartel General de la muerte de su padre en 1435, año en el En el año 1433 fue nombrado caba-
Fuerza de Maniobra del ejército espa- que, casualmente, también comenzó la llero y viajó a Inglaterra donde tuvo
ñol). decadencia de la familia. contacto con el trabajo del poeta
Es en este contexto donde aparece Ejemplos de que el ordenado caba- Guy de Warwick (siglo XII). También
la figura de Joanot Martorell, junto a llero Joanot tenía más rápido el verbo e s t u vo e n va r i o s e n f r e n t a m i e n t o s
nombres tan relevantes como Vicente que la espada tenemos algunos. En caballerescos por Portugal y Napóles,
Ferrer, Francesc Eiximenis, Jordi de 1437 un primo segundo había conse- ciudad en la que recaló en 1454 para
Sant Jordi, Ausiàs March, Joan Roís de guido los favores carnales de la her- ayudar al rey valenciano Alfonso el
Corella, Jaume Roig, Bernat Fenollar o mana de Joanot, Damiata, bajo la Magnánimo.
sor Isabel de Villena. falsa promesa de matrimonio, hecho Con la venta continuada de los seño-
que impulsó al valenciano a pedir un ríos heredados cayó en la ruina más
ESPÍRITU DECADENTE duelo a muerte, aunque a la hora de absoluta, malviviendo de prestamis-
El nacimiento de Joanot se propone la verdad, prefirió zanjar el tema por tas hasta su muerte en el año 1468,
hacia el año 1413 en Valencia, siendo derroteros más pacíficos. También se pero dejándonos para la posteridad el
su origen una noble familia de Gan- constata una riña con el comendador legado de Tirant lo Blanch, el libro que
día ligada a la corte del rey Martín I de Montalbán, Gonzalo de Híjar, por anticipaba el final de una era, proceso
el Humano. Su abuelo fue señor de unas ventas de unas propiedades, que que culminaría con el ataúd hecho a
Murla, dispensero ducal y receptor al final se saldó a favor de Joanot. En medida a la caballería romántica, o de
general de todos los derechos reales en 1442, por razones de testimoniaje se amor cortés, que supuso El Quijote, de
el reino de Valencia, y su padre, Fran- peleó con Felip Boil. Cervantes.

94 CLÍO
SI BIEN MARTORELL ya había intentado
contar las aventuras de Guillem de Vàroic en
su juventud, el libro que conoció Cervantes
llevaría el título castellano de Tirante el
Blanco, publicado en 1511 en Valladolid.

UN HÉROE REAL conscientes de lo prosaico del mismo. No
PRÁCTICAS AMOROSAS Si bien Martorell ya había intentado con- obstante, el libro ofrece una alternativa a
tar las aventuras de Guillem de Vàroic en la cruda realidad, y es que Constantinopla
“Ay, señor mío, no queráis vencer a su juventud, el libro que conoció Cervan- se salva del turco.
la que ya está vencida por vuestra tes llevaría el título castellano de Tirante el La inspiración de Joanot vendría por la
bondad. (…) ¡Esperad que quiero Blanco, publicado en 1511 en Valladolid influencia de otras obras como el Llibre
gritar! Señor Tirante, ¿no tendréis como obra de autor desconocido. Será el dels fets, la Crónica de Muntaner y el Libre
compasión de mí? ¡Ay, triste de mí! mismo Guillem de Vàroic que había impre- de l’ordre de cavalleria, de Ramón Llull.
¿Eso es lo que yo tanto deseaba? ¡Oh sionado al joven Joanot el mentor de Tirant,
esperanza de mi vida, aquí tienes a tu armado caballero tras combates singulares INSPIRACIÓN CERVANTINA
princesa muerta!”, escena en la que contra reyes, duques y gigantes (aquí reales, Cervantes captó completamente la esen-
Tirant desvirga a la princesa, capítulo y convertidos por Cervantes en la ilusión de cia del Tirant en boca del cura Pero Pérez,
cuatrocientos treinta y seis, titulado un loco que se niega a aceptar la descar- reflexionando sobre las necedades que
Cómo Tirante venció la batalla y por nada realidad que le toca vivir, Quijote). aparecen en el Tirant: el combate con-
fuerza de armas entró en el castillo. Tirant recorrerá Inglaterra, Francia, Sici- tra un perro, nombres de héroes ridícu-
lia, Rodas, Jerusalén, Alejandría, Trípoli, los, mujeres de vida alegre, hasta viu-
Túnez y Bizancio. Es en el sitio a Bizancio das, emperatrices que se enamoran de
donde encuentra el amor, Carmesina, en sus escuderos, un caballero que muere
la hija del emperador, ocupando la des- encamado, etc. Los peros del cura es el
cripción del mismo gran parte de la obra entusiasmo de Cervantes, amante de la
trasgrediendo el antiguo amor galante de diversión y la comicidad, y, por tanto, un
la caballería para ofrecernos toda la eró- modelo para su Quijote, sin lugar a dudas.
tica y el placer real de los encuentros car- La obra de Joanot también será inspiradora
nales de los protagonistas. Joanot no solo de un nuevo tiempo, el nuestro. Y es que
supera lo platónico de una época más Tirant lo Blanch inspirará a grandes ilustra-
pueril, sino que acerca al lector a una rea- dores del siglo XX como Manuel Boix, una
lidad que conoce, llegando al sarcasmo, cantata y una ópera del compositor Amand
con la vida cotidiana de los héroes que Blanquer, un ballet de la pianista y compo-
antaño levitaban en una dimensión del sitora Leonora Milà, y la película Tirante el
mundo, tan divina como irreal, sin ser blanco (2006), de Vicente Aranda.

CLÍO 95