You are on page 1of 20

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE AGUASCALIENTES

CENTRO DE CIENCIAS BÁSICAS
DEPARTAMENTO DE FISIOLOGÍA Y FARMACOLOGÍA
LABORATORIO DE FISIOLOGÍA

LA ÉTICA EN EL MANEJO DE LOS ANIMALES DE LABORATORIO

Para fines de enseñanza e investigación, en la demostración de diferentes fenómenos fisiológicos se
utilizan animales que van desde primates hasta las formas más elementales de vida animal. Esto se debe a que,
con las reservas correspondientes, poseen los mismos sistemas de órganos de los mamíferos superiores así como
mecanismos homeostáticos similares, por lo que un gran número de fenómenos fisiológicos, se han podido
extrapolar al humano con los consecuentes beneficios al conocimiento de la fisiología y la fisiopatología
humana.

Desde el punto de vista ético, el uso de animales para propósitos de docencia e investigación solo se justifica
si se respetan ciertas condiciones, entre las que destacan las siguientes:
• Hacer un juicio profundo de las implicaciones y beneficios que se esperan obtener de la práctica o
experimento
• Que las personas involucradas hayan sido entrenadas en el manejo y cuidado humanitario de los animales
• Evitar en lo posible el dolor y el malestar secundario a cualquier procedimiento experimental
• Evitar en lo posible las maniobras estresantes, cuanto más si son innecesarias

ANATOMIA MACROSCOPICA DE LOS SISTEMAS DE ÓRGANOS EN LA RATA

Introducción

La caracterización de muchos de los fenómenos fisiológicos que se estudian en un curso de “Laboratorio de
Fisiología Humana” implica procedimientos invasivos que desde luego, no pueden aplicarse al hombre. Así,
para fines de enseñanza e investigación para la demostración de diferentes fenómenos fisiológicos se utilizan
animales que van desde primates hasta las formas más elementales de vida animal. La práctica que ahora se
presenta permite que el estudiante empiece a conocer a la rata como modelo experimental de mamífero, se
percate de la anatomía macroscópica de los principales sistemas de órganos, entienda que cada sistema participa
a través de su función particular en el mantenimiento de la homeostasis, es decir el mantenimiento de las
condiciones constantes del “medio interno”, y adquiera algunas habilidades manuales importantes que le serán
útiles para otros experimentos.

Desde el punto de vista anatómico y fisiológico y debido a la considerable similitud que tiene con el ser
humano, la rata constituye un excelente modelo de estudio para una gran cantidad de fenómenos fisiológicos,
como se podrá apreciar a lo largo del curso de laboratorio.

Objetivos

1) Aprender a manipular la rata de laboratorio.
2) Aprender a dosificar fármacos en base al peso corporal.
3) Realizar algunas observaciones básicas en la rata anestesiada.
4) Aprender a aplicar inyecciones intraperitoneales, subcutáneas e intramusculares.
5) Localizar, identificar y disecar los órganos que conforman a los principales sistemas de órganos:
nervioso, músculo-esquelético, cardiovascular, respiratorio, digestivo, urinario, inmune, endocrino y
reproductor.
6) Definir las funciones específicas de cada sistema de órganos y la participación de cada uno en el
mantenimiento de la homeostasis.
Material

1) Rata, 2) jaula para rata, 3) balanza para animales pequeños, 4) mesa de disecciones, 5) hilo
cáñamo doble cero, 6) algodón, 7) pentobarbital sódico, 8) jeringas de 1 y 10 mililitros, 9) solución salina
isotónica, 10)* estuche de disecciones incluyendo unas pinzas de disección y tijeras finas, 11) tubo para
ventilación pulmonar, 12) aguja metálica del #18 con punta de plástico, 13) guantes de tela, 14) dos
pares de guantes de látex* 15) corazón de borrego o carnero mediano*, 16) calculadora científica*, 17)
libro de texto de fisiología*, 18) hoja de plástico de color obscuro mate tamaño carta* y 19) cámara
fotográfica*.

NOTA IMPORTANTE: el material marcado con un asterisco (*) es responsabilidad del estudiante

MANEJO DE LA RATA DE LABORATORIO

Con los guantes de látex puestos y un guante de tela en la mano izquierda

Desde hace muchas generaciones las ratas de laboratorio se han habituado a ser manejadas por el
hombre. Recuerde pues, que si éste es su primer contacto con ellas, el novicio es usted. Las ratas muerden, sin
embargo, las criadas en el laboratorio raramente lo hacen mientras no se les trate mal. Las siguientes maniobras
le permitirán manejarlas sin grandes riesgos. La cola es un apéndice muy conveniente para el manejo del animal
y permite levantarlo sin hacerle daño. Para agarrar al animal (si es usted derecho), sujete la cola con la mano
derecha; en este estado la rata trata de alejarse. En esta situación, con la mano izquierda tome al animal, de tal
manera que la palma de la mano queda sobre el dorso de la rata, el dedo índice entre el hombro y el cuello del
lado izquierdo del animal (por debajo de la mandíbula inferior), y el pulgar por debajo del brazo derecho, de esta
manera, el animal no podrá girar la cabeza ni abrir el hocico (Fig. 1) Con el resto de los dedos se abraza el tórax
del animal suavemente pero con firmeza. Es importante no apretar fuertemente y mucho menos la garganta, pues
la rata no suele comprender por qué debería cooperar con alguien que intenta estrangularla.

Es aconsejable no mantener a la rata levantada por la cola, pues son lo bastante ágiles para girar en el
aire, trepar por su propia cola y morder a quien la coloca en esta posición tan incómoda. Doblando un poco la
mano que sujeta la cabeza, el cuerpo del animal queda reacostado sobre la palma de la mano. No debe agarrarse
o apretarse el cuerpo con los otros dedos, pues esta presión resulta molesta y puede desencadenar movimientos
de defensa. No es tiempo perdido sino muy bien invertido, aquel que se gasta en manejar a la rata, pasándola de
una jaula a otra, o de ahí a la mesa, acostumbrándose tanto el animal como el estudiante al conocimiento mutuo.
Una rápida comparación entre la rata y alguno de sus compañeros mostrará de inmediato más diferencias
que similitudes. Las diferencias más notables son el tamaño y el peso. El peso que guarda relación con el
tamaño, es un parámetro útil para dosificar fármacos y comparar fenómenos fisiológicos y efectos
farmacológicos en distintas especies. Para pesar a la rata, conviene una balanza de resortes con un rango 0 a
2000 g. y una exactitud del orden de 1 g.
En cualquier experimento con animales, siempre deberán anotarse los siguientes datos:

1) Fecha del experimento______________, 2) cepa____________, 3) sexo _________, 4) edad________ y
5) peso corporal________. Pase los datos a la hoja de resultados

ANESTESIA

Aunque en esta práctica no utilizaremos al éter etílico como anestésico, aquí se describe su manejo
debido a que en algunas prácticas será el anestésico de elección. El éter es un líquido volátil y muy inflamable
por lo que cuando se utiliza debe haber una ventilación adecuada del laboratorio, y no deberán existir
mecheros, estufas o llamas encendidas, ni se debe fumar. Como cámara de anestesia se usará una cubeta de
plástico de 6 litros con tapa, en cuyo fondo se coloca un trozo de algodón empapado con éter. Para evitar el
contacto directo del animal con el éter, coloque sobre el algodón una malla de alambre.

Antes de anestesiar a la rata deberá tomar en cuenta lo siguiente: una buena anestesia requiere de una
vigilancia constante y estrecha. Por lo tanto en cada práctica la responsabilidad debe recaer en un solo
estudiante. Dicha función pues, será rotatoria entre los miembros del grupo en las distintas prácticas. El
estudiante que resulte anestesista en algún experimento, será responsable del nivel de anestesia durante la
duración del mismo y no deberá en ningún momento relegar esta responsabilidad a otro miembro del grupo.

Pese a la rata y observe y retenga en su memoria las características de la rapidez y la profundidad de las
respiraciones. Con la cámara de éter previamente preparada, meta al animal en la cubeta tapándola
inmediatamente. Observe como disminuye la frecuencia y la profundidad de las respiraciones al irse instalando
la anestesia. Cuando la rata se ha quedado dormida sáquela inmediatamente y continúe la anestesia con el tubo
de anestesia (tubo de centrífuga de 50 ml en cuyo fondo ha colocado torundas de algodón humedecidas con
éter).

Debe vigilarse continuamente el plano de anestesia para que el animal no se despierte o bien, no llegue a
un plano tan profundo que las respuestas fisiológicas por estudiar no puedan observarse. La función
fundamental de los anestésicos es la abolición del dolor. Para determinar si la anestesia se encuentra en el nivel
adecuado, se evalúa la respuesta a los estímulos dolorosos pinchando las orejas o la cola y buscando reflejos de
flexión o cualquier otro movimiento. Otro buen criterio para determinar el nivel de anestesia y establecer si ésta
es: a) profunda, b) quirúrgica o c) superficial, es la observación de la frecuencia y profundidad de las
respiraciones. Para esto, usted ya tomó nota de la frecuencia y profundidad de las respiraciones en la rata
despierta, y esas características se comparan con los cambios que muestra la respiración al instalarse la anestesia.
Cuando los movimientos respiratorios son muy lentos y superficiales, la anestesia es demasiado profunda. Si la
respiración se hace rápida y con movimientos intensos, la anestesia es demasiado superficial. En caso de
anestesia demasiado profunda, esta puede progresar hasta provocar la muerte del animal. Si se juzga que la
anestesia ha ido demasiado lejos, retire la mascarilla. Acerque o retire la mascarilla según las necesidades.
Mídase el tiempo que se requiere para profundizar la anestesia hasta que aparezca una respiración lenta y apenas
perceptible (anestesia profunda), mídase luego el tiempo para que el nivel pase al correspondiente a una
respiración rápida y más intensa (anestesia superficial). Se deja que la rata se estabilice en un plano medio
(anestesia quirúrgica) que deberá mantenerse en los pasos siguientes.

NOTA: Los demás aspectos de la práctica, no deben distraernos al punto de que el tubo de
anestesia quede lejos del animal hasta que éste se despierte.

INYECCIONES
Aunque la inyección de sustancias químicas y medicamentos puede hacerse por múltiples vías, aquí
practicaremos las de uso más frecuente: intraperitoneal (i.p.), subcutánea (s.c) e intramuscular (i.m).

DOSIFICACIÓN DE FÁRMACOS EN BASE AL PESO CORPORAL

Nombre del fármaco: Pentobarbital sódico
Dosis efectiva media como anestésico: 40-60 mg/kg de peso corporal
Presentación: líquida, con una concentración de:
6.3 g/100 ml = 0.063 g/1 ml = 63 mg/1 ml

Vía de administración: i.p.

Para calcular una dosis de 40 mg/kg de peso proceda de la siguiente manera:

Pese y registre el peso del animal
Suponiendo que la rata pesa 385 g, haga la siguiente operación:

40 mg de pentobarbital - 1000 g de peso corporal

X mg - 385 g de peso de la rata

385 x 40/1000 = 15.4 mg de Pentobarbital sódico

Para calcular el volumen que deberá tomar del anestésico proceda a realizar las siguientes operaciones:

1 ml – 63.0 mg
X – 15.4 mg

15.4 x 1/63 = 0.244 ml de la solución de Pentobarbital sódico.

Inyección intraperitoneal (i.p.). Sujete al animal con una mano y con la otra tómela de las patas
posteriores y extiéndalas de tal manera que el abdomen del animal quede tenso y expuesto al compañero que
realizará la inyección. El compañero que inyecta deberá identificar los cuadrantes inferior izquierdo y derecho
del abdomen, ya que en esta zona no hay órganos vitales, excepto asas intestinales. Con la jeringa previamente
preparada aplique la punta de la aguja en el sitio escogido y con un movimiento rápido introdúzcala a través de
la pared abdominal, al hacerlo se percibe claramente cuando la pared cede al empuje de la aguja. Tenga cuidado
de introducir solamente la punta de la aguja en la cavidad peritoneal, ya que existe el riesgo de perforar el
intestino. Una vez en el peritoneo, inyecte la solución y saque la aguja en la misma dirección en la cual entró.
Los líquidos inyectados en el peritoneo no tienen que estar a la temperatura del cuerpo, pero es mejor
calentarlos.

Inyección subcutánea (s.c.). Si la rata está despierta se necesitan dos personas, una que sujeta al animal y
la otra que aplica la inyección. Al llegar a este punto se supone que usted es capaz de manejar al animal sin
riesgos de ser mordido por él. Por lo tanto, para aplicar la inyección, el animal estará sujeto según se describió
anteriormente y recostado sobre la palma de la mano, después con la mano libre tome las extremidades
posteriores del animal y extiéndalas lo suficiente hasta evitar movimientos, la presión que ejerza sobre ellas no
debe lastimar al animal ni impedir la libre respiración. El compañero prepara la jeringa con solución salina
isotónica, a una dosis de 0.1 ml/100 g de peso corporal. Proceda a exponer la rata al compañero que va a
inyectar. La persona que inyecta levantará un pliegue de la piel en el sitio escogido e introducirá la aguja con el
bisel hacia arriba hasta llegar al espacio subcutáneo en donde prefundirá el líquido de la jeringa. Se saca la aguja
y se frota el lugar de la inyección para cerrar el orificio hecho por la aguja. Cada integrante del equipo deberá
realizar varias inyecciones de práctica en la rata anestesiada.

Inyección intramuscular (i.m). Sujete al animal según se describió, tome las extremidades inferiores y
exponga a su compañero la parte lateral de uno de los muslos. El estudiante que aplicará la inyección ya tendrá
la jeringa con la dosis de solución salina preparada (0.1 ml/100 g. de peso corporal); a continuación palpara el
muslo para reconocer la zona de mayor masa muscular y colocando la aguja en posición oblicua al muslo, la
introducirá aproximadamente hasta la mitad de la masa muscular y lentamente inyectará la solución. Saque la
aguja en la misma dirección en la que fue introducida. Cada integrante del grupo deberá realizar varias
inyecciones de práctica en la rata anestesiada.

SISTEMAS DE ÓRGANOS

Como el hombre, la rata posee diferentes sistemas de órganos (músculo-esquelético, cardiovascular,
urinario, respiratorio, digestivo, nervioso, endocrino, reproductor, inmune, hematopoyético, etc.). Ya que todos
los sistemas están interactuando entre sí simultáneamente, puede considerarse que estas divisiones son
arbitrarias, sin embargo, lo importante es saber que para el mantenimiento de la homesotasis es necesario que
los diversos sistemas de órganos participen de manera integrada, en donde cada uno satisface las necesidades de
los otros.

En la presente práctica no se sigue el orden mencionado anteriormente, ya que la comodidad de la
disección y la conveniencia de observar ciertos órganos mientras el animal todavía vive obligan a proceder
diferente. Sin embargo, una vez que se ha terminado de reconocer a cada uno de los sistemas, se revisará toda la
anatomía de la rata y se realizarán esquemas simples de los diferentes sistemas para compararlos con los
esquemas de los textos referentes al ser humano.

Con el animal anestesiado, sujete al animal boca arriba (decúbito dorsal) sobre la mesa de cirugía. Con la
horquilla para incisivos superiores fije la cabeza a la mesa, luego amarre las patas con hilos del doble cero y
sujételas a las rondanas localizadas a los lados de la mesa.

Anatomía externa de la rata. Proceda a identificar las diferentes estructuras externas. En la cabeza,
identifique las ventanas nasales, vibrisas, labio leporino, boca, incisivos superiores e inferiores, el pabellón
auricular y meato auditivo externo. En las extremidades anteriores los dedos y el pulgar vestigial. Identifique a
lo largo de las líneas mamarias los pezones del tórax, abdomen y la región inguinal. En la parte baja del
abdomen localice en el macho el pene, la abertura del prepucio, el escroto con los testículos y el ano. En la
hembra identifique el meato urinario, la vagina y el ano. En las extremidades posteriores observe los cojinetes
plantares, el tobillo, la rodilla y el muslo. Finalmente observe la cola con sus escamas.

Disección de la rata. Con el bisturí haga una incisión en la línea media de la piel desde el ángulo del
maxilar inferior (sínfisis mentoniana) hasta la sínfisis del pubis. Se separan los bordes de la piel y se retraen
ligeramente hacia los lados. Con la pinza de disección con dientes levante los músculos del extremo superior del
abdomen a nivel del apéndice xifoides e introduzca la punta de las tijeras directamente en la línea media. Al
hacerlo estará abriendo la cavidad abdominal. Dirija la punta de las tijeras en dirección de la cavidad torácica e
introduzca la tijera a través del diafragma. Al abrir la cavidad torácica los pulmones ya no pueden oxigenar la
sangre. En condiciones de anoxia el sistema nervioso central pronto deja de funcionar provocando la muerte del
animal. Sin embargo, antes de morir la rata presentará algunas contracciones intensas del músculo diafragma.
Para observar mejor los movimientos del diafragma, abra la cavidad torácica, utilizando como referencia el
orificio hecho a nivel del apéndice xifoides y pegándose por dentro a la pared torácica anterior, corte con las
tijeras la parrilla costal siguiendo primero una de las líneas mamarias (a un lado del esternón), hasta la clavícula
del mismo lado, luego repita la maniobra en el lado opuesto. Levante y separe la parrilla costo-esternal. Esta
maniobra deja expuesto el contenido de la cavidad torácica. Identifique al músculo diafragma y observe la
contracción de los músculos respiratorios, en especial el abombamiento y aplanamiento del diafragma que
separa el tórax del abdomen. Observe los pulmones que se han retraído y el corazón que continúa latiendo.

Meta el hocico de la rata en el tubo de ventilación pulmonar y sople con cuidado. Observe la distensión
pulmonar. Quite el tubo y note como el aire sale de los pulmones. Note la disminución de los latidos del corazón
conforme progresa la anoxemia.

NOTA:
1) Conforme saque los órganos de cada sistema, colóquelos sobre la hoja de plástico “mica” y
organícelos de tal manera que recuerden su localización y organización dentro del cuerpo.
2) Evite la desecación de los órganos que se vayan extirpando vertiendo con un gotero solución de
NaCl al 0.9% (solución salina isotónica).

Disección de los órganos del tórax. Con ayuda de la figura 1, identifique el timo sobre la cara anterior de
la parte baja del cuello y sobre el corazón. Diséquelo cuidando de no cortar los grandes vasos subyacentes y
colóquelo sobre la hoja de plástico. Discuta con sus compañeros las funciones de este órgano en relación con el
sistema inmune.

Cuello. Siguiendo la línea media extienda hacia arriba la incisión, desde la cavidad torácica hasta el
maxilar inferior. Identifique en el cuello las glándulas: salivales submaxilares y sublinguales, así como los
ganglios linfáticos. Diséquelos y extírpelos (Fig. 2). Con ayuda de la Fig. 3, localice la tráquea y sígala hacia
abajo desde la laringe hasta su división en bronquio derecho e izquierdo (carina) y continúe, si es posible, hasta
su siguiente ramificación, que corresponden a cada segmento grande del pulmón. Evite cortar los grandes vasos
cardiacos. Una vez expuestos los lóbulos pulmonares, corte un fragmento pequeño del pulmón y exprímalo
fuertemente entre los dedos. Perciba la sensación táctil de crepitación. Corte otro fragmento pequeño y junto con
el anterior póngalos en un vaso con agua. Observe si flotan o se hunden (discuta la prueba de docimasia
pulmonar en medicina legal).

Identifique la glándula tiroides localizada por abajo de la laringe delante de la tráquea (Fig. 3). Corte la
traquea transversalmente un poco por debajo de la glándula tiroides y ábrala longitudinalmente hacia arriba
incluyendo la laringe. Observe cuidadosamente esta estructura e identifique la epiglotis y las cuerdas vocales.
Con unas tijeras fuertes corte por el centro la sínfisis mentoniana.

Identifique el nacimiento de la aorta y los vasos que emergen del cayado; diseque la aorta torácica hasta
el diafragma (figuras 3 y 4).

Observe las venas yugulares en el cuello y sígalas hacia abajo. Identifique sucesivamente las venas;
subclavia y cava superior y la aurícula derecha. Diseque la vena cava inferior desde el diafragma al corazón.
Observe los nervios frénicos a los lados de la vena cava inferior y sígalos hasta su penetración en el diafragma
(Fig. 1).

Cuidando de no cortar el esófago, extirpe el corazón, los pulmones y los grandes vasos (Fig. 3), lávelos
con agua y organícelos sobre la hoja de plástico.

Disección del corazón de borrego (u otra especie parecida). Identifique la arteria aorta y córtela
longitudinalmente hasta llegar al ventrículo izquierdo abriéndolo también. Identifique las valvas de la válvula
aórtica. Localice la válvula aurículo-ventricular izquierda (mitral) con sus valvas y músculos papilares y cuerdas
tendinosas. Abra la aurícula izquierda e identifique la desembocadura de las 4 venas pulmonares, Identifique en
la aurícula derecha la desembocadura de las venas cavas inferior y superior. Abra la aurícula y el ventrículo
derechos. Identifique la válvula aurículo-ventricular derecha (tricúspide) y la emergencia de la arteria pulmonar
en el ventrículo derecho. Observe la disposición de las valvas de la válvula pulmonar.
Corte el corazón transversalmente, identifique el tabique interventricular y observe la diferencia en el
grosor de las paredes de los ventrículos derecho e izquierdo.

Sistema digestivo. Abra la cavidad abdominal siguiendo la línea alba. Observe como el diafragma separa
al tórax del abdomen. Corte el músculo diafragma evitando cortar el esófago. Con la ayuda de la Fig. 5,
identifique las estructuras de la cavidad abdominal.

Observe la lengua y la faringe bucal hasta la epiglotis. Introduzca un estilete por la faringe e identifique
el esófago y el estómago. Con los dedos jale suavemente hacia fuera el estómago e intestino delgado e
identifique el duodeno, yeyuno, íleon y su desembocadura en el ciego. En el ciego, identifique también la
emergencia del intestino grueso y sígalo identificando sus diferentes partes (colon ascendente, transverso y
descendente, recto hasta llegar al ano.
En el hígado identifique los lóbulos hepáticos y las vías biliares y siga la trayectoria de estas hasta la
desembocadura en el intestino delgado. Note que la rata no tiene vesícula biliar.

El páncreas tiene la forma de numerosas masas tisulares diseminadas en el mesenterio del intestino
delgado junto con los respectivos conductos secretores. Observe a contra luz, como estos confluyen en la parte
alta del intestino delgado donde desembocan.

Corte transversalmente el esófago a nivel de la faringe y diseque todo el tubo digestivo hacia abajo. Corte
el diafragma respetando el esófago, y ayudándose con los dedos y tijeras, jale y desprenda suavemente el
estómago, y los intestinos delgado y grueso hasta llegar al ano. Corte transversalmente a nivel de la parte más
distal del recto. Mida y compare las longitudes de los intestinos delgado y grueso. Anote las longitudes en la
hoja de resultados.

Una vez que ha disecado el tubo digestivo y el hígado, colóquelos en la hoja de mica y organícelos lo
más parecido a como se encontraban en la cavidad abdominal.

Identifique y diseque el bazo y discuta con sus compañeros sus funciones.

Sistema urinario. Con la extirpación de la mayoría de los órganos abdominales, queda expuesta la pared
posterior de la cavidad abdominal. Ayudándose de los esquemas de las figuras 6 y 7, localice entre la grasa
perirrenal a los riñones y encima de ellos a las glándulas suprarrenales (extírpelas y retire la mayor cantidad de
la grasa que las recubre). Identifique en ambos riñones la pelvis renal, los uréteres y su desembocadura en la
vejiga. Trate de identificar la arteria y la vena renales.

Extirpe un riñón, córtelo longitudinalmente por la mitad y observe como la pirámide renal se proyecta en
la pelvis (Fig. 8). Separe del cuerpo los riñones, uréteres y vejiga y organícelas sobre la hoja de mica.

Sistema reproductor. Los órganos de la reproducción dependerán, claro está, del sexo del animal. Si la
rata es hembra, cada ovario se localizará a un lado de la pared posterior del abdomen envueltos en la grasa
periovárica, justo por debajo de los riñones (Fig. 7). Identifique los ovarios, las trompas de Falopio y los cuernos
uterinos (útero bicorne) hasta su unión con la vagina. Diseque un ovario y trate de identificar los folículos
ováricos. Observe los pequeños oviductos y como estos se continúan con los respectivos cuernos uterinos.

En el macho pueden encontrarse los testículos en el abdomen o en el escroto (Figs. 5 y 6). Identifique los
testículos, la cabeza el cuerpo y cola del epidídimo y el conducto deferente hasta la próstata. Identifique las
vesículas seminales, la próstata ventral y la uretra interna. Diseque un testículo, ábralo en dos y se observe su
contenido.
Sistema nervioso. Para extraer el sistema nervioso central proceda de la siguiente manera; con unas
tijeras fuertes, corte la cabeza del animal entre el agujero magno occipital y la primera vértebra cervical. Para
retirar la calota, identifique el agujero magno e introduzca una de las ramas de la tijera de tal manera que la
porción superior del hueso occipital queda entre las ramas. Teniendo cuidado de no lastimar al cerebelo y al
encéfalo, corte lateralmente hacia arriba y adelante los huesos del cráneo (del occipucio hacia el hueso frontal).
Repita la maniobra en lado opuesto. De esta manera, la calota queda prácticamente desprendida. Levántela hacia
la nariz y sepárela del cráneo. Así, el cerebro queda expuesto pero unido al cráneo por la base. Para separar el
cerebro de la base del cráneo, seccione transversalmente los bulbos olfatorios y los nervios ópticos que se
encuentran inmediatamente por debajo y pegados a la base del cráneo. Levante con cuidado la masa encefálica
de adelante hacia atrás y observe a la glándula hipófisis (pituitaria) en el piso del cráneo y fija a él por su
cubierta de meninges. Identifique el tallo hipofisiario que une a la glándula con el hipotálamo. Al seguir
levantando el cerebro, el tallo hipofisiario se rompe, así como los nervios de los diferentes pares craneales.
Continúe levantando el cerebro hasta llegar al agujero occipital. El cerebro ha quedado desprendido del cráneo.
Colóquelo sobre la mesa y con la ayuda de las Figuras 9 y 10, proceda a identificar los hemisferios cerebrales, el
cerebelo, la glándula pineal, el bulbo raquídeo, el puente y el hipotálamo. Haga un corte coronal a nivel parietal
e identifique los ventrículos cerebrales. Para extraer la médula espinal, proceda a cortar transversalmente entre
las vértebras lumbares 3 y 4. Con una jeringa de 10 ml y una aguja del # 18 unida a un tubo de plástico del
mismo calibre proceda a inyectar agua a presión en el canal raquídeo de abajo hacia arriba. La médula saldrá
intacta por el extremo cervical. Identifique los diferentes niveles medulares, la emergencia de los nervios
periféricos y la cola de caballo.

Extirpe uno de los ojos del animal, abra la esclerótica y con cuidado extraiga el cristalino (lente esférica
convexa). Mire a través de él y vea como las imágenes se observan invertidas.

RESULTADOS

FECHA:__________________

1) Edad del animal___________
2) Sexo_____________
3) Cepa_____________
4) Peso______________
5) Haga los cálculos para determinar la dosis de Pentobarbital sódico
6) Haga un esquema de cada uno de los sistemas de órganos estudiados y señale con sus nombres los
respectivos órganos que lo conforman.
7) Explique la función general de cada sistema de órganos.
8) Enumere al menos 5 conclusiones de la información adquirida que a usted le parecieron más relevantes.
Marque con una cruz en el casillero correspondiente conforme vaya
identificando a cada una de las estructuras mencionadas:

Sistema muscular
___Biceps braquial (brazo)
___Biceps femoral (pierna)
___Oblicuo externo (tórax/estómago)
___Pectorales mayor y menor

Sistema esquelético
___Tibia
___Peroné
___Femur
___Cubito
___Radio
___Humero

Cavidad Abdominal
___Bazo
___Páncreas
___Conductos pancreáticos y su desembocadura en el duodeno
___Glándulas suprarrenales

Sistema Digestivo
___Hígado
___Conducto colédoco y su desembocadura en el duodeno
___Esófago
___Estómago
Intestino delgado
___Duodeno yeyuno e íleon, ___placas de Peyer
___Ciego
___Intestino grueso

Sistema Excretor/Reproductor

9
___Riñones
___Uréteres
___Vejiga
___Uretra
En la hembra
___Vagina
___Útero bicorne
___Trompa uterina
___Ovarios
En el macho
___Escroto
___Testículos
___Epidídimo (cabeza, cuerpo y cola)
___Conductos deferentes
___Vesículas seminales
___Próstata
___Uretra
___Glándulas bulbouretrales
___Pene
Cavidad Torácica
___Timo
___Corazón (de borrego o cabra)
___Arco aórtico
___Tronco braquiocefálico, ___Arteria subclavia derecha, ___Carótida
primitiva derecha
___Carótida primitiva izquierda
___Arteria subclavia izquierda
___Aorta torácica
___Tráquea, ___bronquios
___Pulmones
___Músculo diafragma
___Nervio frénico
___Esófago

10
Cuello
___Glándulas salivales submandibulares
___Glándulas salivales submaxilares
___Glándula parótida
___Ganglios linfáticos
___Músculos pretraqueales
___Tráquea
___Tiroides
___Laringe, ___Cuerdas vocales
___Esófago

Sistema Circulatorio
___Vena cava inferior
___Arteria renal
Venas yugulares externas ___derecha, ___izquierda
___Arco aórtico
___Tronco braquiocefálico
___Arteria subclavia derecha
Carótida primitiva derecha
Carótida primitiva izquierda
Arteria subclavia izquierda
Aorta torácica
Aorta abdominal
___Arterias femorales derecha e izquierda

Sistema nervioso:
Encéfalo
Vista dorsal: ___Hemisferios cerebrales, ___Gládula pineal, ___Tubérculos
cuadrigéminos inferiores
Cerebelo: ___Vermis, ___hemisferios cerebelosos
___Cuarto ventrículo
___Bulbo raquídeo

Vista ventral:
___Nervios ópticos
___Quiasma óptico
___Hipotálamo

11
___Mesencéfalo, ___pedúnculos cerebrales
___Puente
___Bulbo raquídeo
___Médula espinal, ___cola de caballo
___Ojo, ___cristalino, ___imagen invertida

BIBLIOGRAFÍA

1. Armstrong G.G. Anatomía Macroscópica de los Sistemas de Órganos. En: Manual
de Prácticas de Fisiología. Editorial Interamericana. México. pp 3-12. 1970.
2. Chiasson R.B. Laboratory Anatomy of the White Rat. WM. C. Brown Company
Publishers. Iowa. 1978.
3. Hebel R, and Stromberg M.W. Anatomy of the Laboratory Rat. Williams and
Wilkins Co. Baltimore. 1976.
4. Olds R.J. and Olds J.R. A Colour Atlas of the Rat. Dissection Guide. Wolfe
Medical Publications Ltd (Ed). 1979.
5. Quintanar Stephano J.L. Anatomía Macroscópica de los Sistemas de Órganos. En:
Manual de Prácticas de Laboratorio. Universidad Autónoma de Aguascalientes
(Ed). pp 5-10. 1989.
6. Sharp P.E. and LaRegina M.C. Experimental Methodology. In: The Laboratory Rat.
Suckow M.A. (Ed). CRC Press Boca Raton. 1998.
7. van Dongen J.J., Remie R., Rensema J.W. and van Wunnik G.H.J. Anesthesia of the
labotarory rat and General techniques. In: Manual of Microsurgery on the
Laboratory Rats. Techniques in the Behavioral and Neural Sciences Vol. 4.. Huston
J.P. (Ed). Elsevier. Amsterdam. pp 61-95. 1990.
8. Waynforth H.B. and Flecknell P.A. Administration of Substances. In: Experimental
and Surgical Techniques in the Rat. Academic Press. London. pp 1-67. 1992.
9. Wells T.A.G. The Rat. A dissection manual. Dover Publication, Inc. New York.
1964.

Dr. Andrés Quintanar Stephano
TLC. María Guadalupe Espino López

Enero, 2014

12
FIGURA 1

13
FIGURA 2

Ganglios linfáticos

Glándula salival
sublingual

Glándula salival
mandibular

Glándula parótida

FIGURA 3

14
FIGURA 4

FIGURA 5

15
FIGURA 6

FIGURA 7

16
FIGURA 9 FIGURA 10

17
18
19
20