You are on page 1of 6

El Transporte Turístico (NOTA: ES LA INTRODUCCIÓN AL TEMA

)

Referirnos al transporte implica estar conscientes de que este es un elemento
socioeconómico, que en su conjunto no fue creado en función del desplazamiento
turístico. Un transporte se refiere a un artefacto, que sirve para transportar personas
o cosas de una parte a otra, motivo por el cual su concepción inicial no se puede
considerar como una iniciativa turística.

Por lo anterior, la función de la transportación en su calidad de servicio específico y
separándola del sistema del que forma parte, una vez inmersa en el ámbito turístico,
permite identificar el servicio y los medios que se realizan.

Así, la transportación turística, a diferencia de otros servicios turísticos, es el
elemento o recurso que forma la base de distribución geográfica que obedece a los
movimientos turísticos, llámense éstos, turismo receptivo, emisivo o interno.

Los medios de transporte permiten al turista desplazarse desde su lugar de origen
al lugar de destino, cuya finalidad es disfrutar del atractivo que motivó el viaje. Estos
medios de transportación permiten el acceso al punto de destino, y pueden ser
acuáticos, terrestres, aéreos o espaciales.

La Organización Mundial del Turismo clasifica los medios de transporte como sigue:

1. Aéreo
 Vuelos regulares.
 Vuelos no regulares (charter).
 Otros servicios.
2. Terrestre
 Ferrocarril.
 Ómnibus y otros medios de transportes colectivos por carretera.
 Vehículos privados (hasta 8 plazas).
 Vehículos de alquiler.
 Otros medios de transporte terrestre.
3. Marítimo
 Líneas de pasajeros y transbordadores.
 Cruceros.
 Otros.

Transporte Terrestre

Después de la primera guerra mundial, surgió la gran producción industrial de los
medios de TRANSPORTE AUTOMOTOR que continuó su auge, compartió con la
aviación hasta la segunda guerra mundial, hoy el transporte automotor es uno de
los más utilizados en el turismo. En general los viajes son cómodos y rápidos y
pueden efectuarse desde un punto de partida hasta su destino sin cambiar el medio
de transporte. El transporte terrestre se divide en dos grandes categorías:

1. TRANSPORTE COLECTIVO (excursiones, recorridos, paseos)
2. TRANSPORTE INDIVIDUAL

En sentido general el turismo individual desarrollado en autos ha generado la
creación de red de instalaciones y servicios además de vías rápidas que acortan la
distancia y el tiempo a emplear. Ha alcanzado un gran desarrollo en países
especialmente con niveles altos de vida, como Europa y Estados Unidos.

Transporte por carretera: Medio de transporte de viajeros de uso común. Los
traslados pueden realizarse en autocar o en automóvil. El primero se utiliza por las
empresas de transporte públicas o privadas por carretera y disponen de una flota
de autocares con la que pueden prestar su servicio en régimen de línea regular o
en servicio discrecional. El segundo suele ser de propiedad particular individual o
en régimen de alquiler con o sin chofer. Las ventajas del transporte por carretera
son la libertad de acción, la comodidad, la economía de costes y la flexibilidad,
aunque también presenta inconvenientes tales como las congestiones de tráfico, la
contaminación atmosférica y la ruptura de países por el establecimiento de nuevas
carreteras y autopistas.

Transporte Discrecional: Modalidad de transporte por la que se ofrecen servicios
sin estar estos sujetos a un itinerario, calendario u horario fijo. En este caso, el
servicio de avión se conoce como VUELO CHÁRTER y el de BARCO, CRUCERO.
El itinerario, los horarios y las paradas de este tipo de servicio son establecidas por
el cliente contratante y el precio se fija como un todo global, independiente de la
mayor o menor ocupación del vehículo. A continuación, mencionaremos tipos de
transporte discrecional:

 Transfer o Traslados: Servicio de transporte de pasajeros desde el punto
de llegada de un medio de transporte (estación de tren, puerto o aeropuerto)
al lugar de alojamiento (hoteles, apartamentos, etc.), o bien desde ese
alojamiento a algún lugar cercano para cenar, asistir a un espectáculo, etc.
 Visitas de la ciudad, que pueden tener una duración de medio día (tres o
cuatro horas y ocho horas), o día completo.
 Excursiones radiales, entendiendo como tales las salidas interurbanas o
del núcleo de población a lugares cercanos con una duración similar a las
visitas de la ciudad.
 Circuitos de varios días de duración.

Autocares: Vehículo automóvil de gran capacidad concebido para el transporte de
personas, que generalmente realiza largos recorridos por carretera en servicio
regular o discrecional. Es un medio de transporte fundamental para la organización
de viajes turísticos por carretera, tanto los de tamaño normal (entre 12 y 15 metros)
como los mini buses, utilizados para trayectos cortos, de transfer (traslados) o de
arriendo para viajes turísticos particulares. Siendo el más importante Greyhound
Corporation en Estados Unidos, anualmente 5.000 autocares transportan más de
10 millones de millas -pasajeros, desde Canadá a la frontera de México.

Transporte Regular: Medio de transporte (autocar y tren) que está sujeto a un
itinerario, calendario y horario fijo.

Transfer: Servicio de transporte desde una terminal de un medio de transporte
aeropuerto, estación marítima, estación de ferrocarril) hasta el centro urbano (hotel,
etc.). Por extensión servicio de transporte turístico entre uno o varios destinos en la
misma población o entre varias.
Renta de Automóvil: Las compañías de arriendo de autos son empresas privadas,
en muchos casos multinacionales con flotas de vehículos propios en constante
renovación y generalmente con oficinas en las ciudades, en aeropuertos y
estaciones e incluso en hoteles.

Transporte Ferroviario: Es aquel que está organizado por las compañías
ferroviarias públicas o privadas, que prestan un servicio de transporte por tren y que
disponen de una infraestructura compleja basada en una flota de convoyes de
trenes, una red de vías y estaciones con los servicios técnicos y servicios para el
pasajero. Hoy en día existen trenes que ofrecen importantes ventajas, como son la
posibilidad de alojamiento y la rapidez de desplazamiento.

Ferrocarril: Medio de transporte sobre raíles formado por una serie de vagones
arrastrados por una locomotora. El tren nació con la Revolución Industrial, con la de
la máquina de vapor en el siglo pasado y con la creación de la locomotora de vapor
de Stephenson en 1825, después de diez años de experimentación.

Desde entonces la iniciativa privada se extendió rápidamente, con la creación de
compañías privadas, desde Inglaterra al resto del mundo. El ferrocarril estuvo unido
desde sus inicios a la actividad turística. Thomas Cook fue el primero en asociar el
servicio de trenes a viajes turísticos. Desde entonces el ferrocarril fue el único
vehículo terrestre hasta comienzos del siglo XX, cuando aparece el automóvil. A
partir de los años setenta del siglo pasado se inicia su re lanzamiento del tren con
los trenes de alta velocidad, que a corta distancia compiten con el avión y el auto.

Trenes Turísticos: Es sabida la vinculación entre el ferrocarril y el turismo como
medio de transporte regular al servicio del turista. Este tipo de trenes presenta una
serie de características básicas y definitorias que lo alejan del concepto de tren
regular y lo acercan a de paquete turístico. Estas características son principalmente
la inclusión en el mismo precio de todos los servicios (transporte, comida,
alojamiento, visitas).

Grandes Expresos Europeos: o Trans Europe Unit (TEN) surgen a finales del siglo
XIX por idea de la compañía Wagon Lits. Algunos Siguen operando como trenes
regulares y otros únicamente como trenes turísticos, pero todos ellos rememoran la
imagen de la etapa más romántica del ferrocarril.

El primero en comenzar estas grandes rutas fue el mítico Orient Express (1883) con
el recorrido París− Viena− Budapest− Estambul. En la actualidad continúa operativo
sólo en determinadas temporadas, con el recorrido París, Zurich−
Innsbruck−Venecia, ofertado en un paquete turístico que enlaza Estambul por ferry.

Alta Velocidad Europea: Representa la antítesis a la idea que originó la creación
de los grandes expresos europeos: el romanticismo desaparece para dejar paso a
la vida actual y nueva forma de vivir, que tiene claro el concepto del tiempo. Son
conexiones rápidas y cómodas entre ciudades. El servicio es generalmente de
primera categoría y las velocidades experimentales alcanza los 550 kilómetros por
hora. Son ferrocarriles con tecnología muy avanzada. (por ejemplo, el AVE: Alta
Velocidad Española).

Medir la satisfacción

De acuerdo con Ramaker, hay siete factores de medición: confort, agilidad,
penetración, precio, placer, rapidez y seguridad.

Confort: Cada medio de transporte presenta características y comodidades
distintas. Los aviones pueden ser los más rápidos, pero si queremos viajar cómodos
debemos pagar por primera clase y es extremadamente caro. Por el contrario un
colectivo de larga distancia, pagando solo un poco más de la tarifa normal tenemos
coches realmente cómodos con butacas que se hacen totalmente cama.

Agilidad: El más ágil de los medios de transporte es la bicicleta, es transportable,
se puede utilizar en cualquier lado y casi por cualquier persona. El menos ágil
posiblemente sea el barco, ya que siguen rutas totalmente preestablecidas y muy
difíciles de cambiar. Los automóviles o las motos son también muy ágiles

Penetración: Se refiere a que tan lejos o tan cerca te acerca el transporte a tu
destino final. Al igual que en el anterior los automóviles, motocicletas y bicicletas
poseen una penetración sin igual, muchos turistas que viajan en avión alquilan un
vehículo para poder recorrer el lugar en donde estén.
Precio: La gente tiene ideas preestablecidas en cuanto a precios se refiere.

Rapidez: En general es el elemento en que más se fijan los turistas, quieren llegar
rápido a su lugar de destino. El avión es el transporte más veloz por excelencia.
Pero en algunos lugares también podemos considerar tomarnos un tren de alta
velocidad y llegar a nuestro destino a salvo y rápido.

Seguridad: el transporte más seguro a nivel mundial es el avión, pero gran parte
de la gente le tiene miedo por ideas preestablecidas de que puede carecer, al igual
que los barcos hundirse y prefieren viajar en la "seguridad" de un colectivo o
automóvil, que causan muchas más muertes que cualquier otro vehículo.

Las 10 reglas principales para la buena práctica de la atención al cliente en
transportes turísticos

1. Esfuérzate en conocer al cliente y sus necesidades, sé capaz de ponerte en
su lugar.
2. Considera tu imagen personal como parte del servicio.
3. Muestra disponibilidad por atender y ayudar a los clientes.
4. Ten una actitud positiva y muéstrate cortés.
5. No digas NO, busca una solución.
6. Escucha con atención y exprésate con claridad.
7. Convierte las quejas en oportunidades para mejorar.
8. Respeta a tus compañeros y trabaja en equipo.
9. Interésate en aprender y mejorar habilidades y conocimientos.
10. Conoce bien el destino en el que te encuentras.