You are on page 1of 6

Desde mediados del siglo XVIII en Europa apareció un movimiento normalmente

conocido como la Ilustración. Muchas personas, inspiradas por los progresos de las
ciencias naturales, continuaban criticando a la iglesia y a otros que decían que el
poder de gobernar un país era designado por Dios. Un filósofo de esta época que
tuvo una gran influencia sobre la idea de cómo gobernar un país fue el francés
Charles Louis de Montesquieu. Su idea era que se podía lograr un equilibrio en el
ejercicio de poder separándolo en tres diferentes esferas: la legislativa, la ejecutiva
y la judicial.

Un acontecimiento clave para el desarrollo de la democracia en Europa fue la
Revolución Francesa en 1789, cuando el pueblo se alzó en rebelión contra el rey.
Después de la revolución, Francia adoptó una ley inspirada por las ideas de la
Ilustración, estableciendo que el poder es derivado del pueblo y que todos los seres
humanos son iguales. Pero solamente los ciudadanos masculinos podían votar sus
gobernantes.
Voltarire

Voltaire nació en París, el 21 de noviembre de 1694 con el nombre de François
Marie Arouet, fue escritor, historiador, filósofo y abogado que se convirtió en uno de
los representantes, por excelencia, de la ilustración europea. Fue miembro de la
Academia Francesa.

Voltaire, se caracterizó por su rechazó a todo lo que fuera irracional e
incomprensible y lucho activamente contra la intolerancia, la tiranía y la superstición.
Su moral se basaba en la libertad de pensamiento y el respeto a todos los individuos
y que la literatura era la que debía ocuparse de los problemas de su tiempo.

“Si no hubiera más que dos hombres en el mundo, vivirían juntos, se prestarían
apoyo, se perjudicarían, se harían caricias, se injuriarían, se pegarían y se
reconciliarían después. No podrían vivir uno sin otro, ni tampoco vivir juntos. Les
sucedería lo mismo que nos sucede hoy, cumpliendo los destinos humanos”.
(Derecho natural o de gentes, Voltaire).

En contra de la tesis del "buen salvaje" mantenida por Rousseau, Voltaire no cree
en ninguna inocencia y bondad naturales del hombre. No es la sociedad, el Estado
o la cultura la que pervierte y denigra esa inocencia primigenia del hombre, sino,
que es el mismo hombre el que genera su miseria. La ética no está subordinada a
la política, porque es parte de nuestra propia naturaleza. Para Voltaire, la
inteligencia humana por sí misma puede denunciar, criticar y corregir algunos
prejuicios y errores pero por sí sola no puede erradicarlos.

Voltaire explica mediante la literatura su teoría: “Hasta hoy no he concedido a ningún
hombre que haya gobernado un Estado. Diciendo esto no hago referencia a los
ministros que gobiernan efectivamente la nación dos o tres años, seis meses o seis
semanas; me refiero únicamente a esos hombres ilustres que desde el fondo de su
gabinete desarrollan su sistema de gobierno, reforman el ejército, la Iglesia, la
magistratura y la Hacienda”.

Denis Diderot

Filósofo francés, representante de la ilustración, director de la Enciclopedia,
escritor, crítico de arte. Fue, con Voltaire, quien ejerció mayor influencia sobre el
pensamiento social de su época. En filosofía, pasó rápidamente del deísmo y
del idealismo ético al materialismo (en la teoría de la naturaleza, en psicología, en
teoría del conocimiento) y al ateísmo

Sus primeras obras filosóficas traslucen un pensamiento crítico, escéptico, sensista,
radicalmente empirista y deísta. Adopta el materialismo como sistema, por la simple
razón de que es el que está más de acuerdo con los resultados de las ciencias,
junto con un monismo al estilo de Spinoza, según el que toda la materia del
universo, orgánica y no orgánica, posee sensibilidad, y el alma o conciencia no es
más que materia organizada; y evoluciona hacia el ateísmo. Niega todo sentido a la
libertad humana y ensalza el poder de los instintos para salvaguardar las libertades
del individuo en la comunidad.

A finales de 1753 habían aparecido sus Pensamientos sobre la interpretación de la
naturaleza, donde proclamaba la superioridad de la filosofía experimental sobre el
racionalismo cartesiano. Lo más notable de su producción lo integraron obras que
permanecieron inéditas hasta después de su muerte, aunque fueron conocidas por
sus amigos. Entre ellas destacan, sobre todo, dos novelas filosóficas: La religiosa y
Jacques el fatalista, así como el magistral diálogo El sobrino de Rameau, traducido
al alemán por Goethe en 1805.

Rousseau

Pensamiento Filosófico: Rousseau fue un filósofo del corazón, de la naturaleza, de
la libertad y de la igualdad entre los hombres.

Propugnó la liberación del individuo, la exaltación de la naturaleza y la actividad
creadora, y la rebelión contra el formulismo y la civilización. Fue partidario de una
educación natural, se adhirió siempre a una concepción vitalista y optimista del
hombre y la naturaleza.
Su pensamiento político, basado en la idea de la natural bondad del hombre, lo
impulsó a criticar en repetidas ocasiones la desnaturalización, la injusticia y la
opresión de la sociedad contemporánea. El contrato social (1762) y Emilio, o De la
educación (1762), son de entre sus obras, las de mayor contenido pedagógico. En
ellas propugna por un sistema político, educativo, moral y religioso.

Rousseau es considerado el padre de la democracia moderna, primero en teorizar
en beneficio del pueblo y la soberanía popular. Su tesis: "El hombre ha nacido libre
y en todas partes se halla entre cadenas", argumenta que el hombre es libre por
naturaleza, ya que en la naturaleza nadie tiene autoridad sobre sus semejantes, es
la fuerza de unos y la cobardía de otros lo que hace posible que unos vivan como
esclavos y otros como amos. Para Rousseau, la libertad es individual con respecto
a la sociedad y se realiza a través de la sociedad. La influencia de las tesis de
Rousseau en la posteridad de la humanidad ha sido incuestionable en la formulación
de los derechos del hombre, de las revoluciones norteamericana y francesa, son
producciones rusonianas: "Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en
derechos...". Hoy los hombres en el mundo se dividen entre los demócratas y los
anti demócratas.

Según Rousseau, para lograr una mejor comprensión del mundo y de la vida
debemos emplear la reflexión filosófica. La educación es la mejor alternativa de
generar actitudes positivas para hacer frente a los innumerables retos que nos
ofrece el mundo actual. La práctica de la educación debe estar en función de
situaciones de fondo, en función de todo lo que forma conciencia, carácter, esencia
en el hombre, es la educación que como práctica filosófica encierre la libertad y la
formación integral, puesto que, en propuesta de la filosofía de la educación, se
podrá educar y preocuparse por la educación real.

TEORIA CONTRACTUALISTA

(Desde diferentes puntos de vista)

Según los contractualistas las sociedades tuvieron su origen en pacto social, siendo,
producto de la razón del cálculo personal de la convención, del acuerdo de
voluntades. Según Tomas Hobbes “El Leviathan” y explican que como los hombres
se destruían entre sí, se impuso la necesidad de un pacto social, entregando los
individuos todos sus derechos a la sociedad, representando por ese monstruo mítico
gigantesco.
TEORIA DEL CONTRATO SOCIAL DE JUAN JACOBO ROUSSEAU

Según Rosseau los individuos en estado de naturaleza viven pacíficamente y en
libertad, pero por convenirles acuerdan la formación de la sociedad, que esta teoría
es más que todo carácter filosófico político queriendo fundamentar con ella.

TEORIA ORGANISTA

El hombre es un organismo en un ser sometido a las leyes biológicas; la sociedad
integrada por un organismo. No comparable o el organismo humano como en el
organismo social están compuestos de unidades que son células o individuos.
Ambos tienen un sistema de nutrición, un sistema óseo un sistema circulatorio. El
también la sociedad parece enfermedades y son sus crisis económicas, las colonias
son los vástagos de la sociedad que se produce.

TEORIA ECLECTICA

La teoría ecléctica trata de armonizar las dos tesis en la contractual y la organicista.
Acepta que la sociedad fue organismo en épocas remotas, pero les rechaza que,
por modo exclusivo, en todo tiempo haya sido un organismo. La socion ecléctica es
las sociedades son organismos contractuales.

Montesquieu

Al igual que la mayoría de los grandes pensadores de entonces, Montesquieu
comparte la idea cartesiana de la universalidad del saber humano, como se
desprende del elenco de sus obras, en las que analiza cuestiones tan variadas como
la naturaleza, la filosofía, la religión, la historia, la moral y el comportamiento
humano o la política.

Como otros muchos estudiosos, Montesquieu no se resiste a la fascinación de la
ciencia triunfante y trata de aplicar el método de ésta al conocimiento de la sociedad
y la política. Por ello resulta imprescindible deslindar las múltiples influencias
presentes en su pensamiento: Descartes, Newton, Malebranche, Spinoza, Leibnit.
De entre sus obras, destacan las Cartas persas (1721), las Consideraciones sobre
la grandeza y decadencia de los romanos (1731-1733) y, sobre todo, El espíritu de
las Leyes (1748). En esta última, y a partir del análisis de numerosos casos
particulares, Montesquieu habla del “espíritu general” de las diversas naciones,
derivado de hechos tan variados como el clima, la religión, las leyes, las máximas
del gobierno, la historia o las costumbres. Todos estos factores se combinan de
forma similar a como lo hacen los elementos del universo físico en virtud de la ley
de la gravitación universal, dando lugar a los diversos tipos de sociedades y
sistemas políticos. Pero este análisis que le permite, por ejemplo, reducir el papel
del azar frente a la necesidad, no cae en el determinismo, sino que deja espacio a
la libertad humana, aunque dentro de unas estructuras determinadas. Por lo demás,
su creencia ilustrada en el hombre y la búsqueda de la bondad, la experiencia de la
separación de poderes existente en Inglaterra, y su condena del despotismo, le
llevan a postular un sistema político en el que “el poder pare al poder”. No obstante,
y, pese a su importancia, no es ésta la única aportación de Montesquieu a la historia
del pensamiento. Es un permanente estímulo para la inteligencia y un antídoto
contra el totalitarismo y la intolerancia.

Siguiendo las pautas de Locke en su concepción de la política, considera que
hombre debe buscar la Libertad y para alcanzarla, es necesario limitar el poder de
los príncipes absolutistas.

En su obra "El Espíritu de las Leyes", propone un Estado establecido sobre
la división de 3 poderes:

El Legislativo, que elabora las leyes y residiría en el Parlamento.

El Ejecutivo, que las aplica y es desempeñado por el Gobierno.

El Judicial, que ha de velar por su cumplimiento y es detentado por los tribunales de
justicia.

La obra de Montesquieu tuvo una enorme repercusión y su pensamiento político
constituye uno de los fundamentos del Estado de Derecho en la actualidad.

BIBLIOGRAFIA:

Bobbio, Norberto, La teoría de las Formas de Gobierno, edit. FCE, México

Crossman, R.1941, Biografía del Estado Moderno, FCE, México
INSTITUTO POLITECNICO NACIONAL
ESCUELA SUPERIOR DE ECONOMIA

ESTADO Y SOCIEDAD

PROFRE: CERVANTES ARREONDO JOSE REFUGIO

“3.6: EL ESTADO DEMOCRATICO SURGIDO DE LA
REVOLUCION FRANCESA”

GRUPO: 1EV3

ELABORO:
PAULINO MARROQUIN IZHAR ELIEL