Inicio NOTICIAS Principal Política Economía Sociedad Policial Cultural Regional Internacional Deportes Espectáculo Especial Entrevista de hoy

CRÓNICA JUDICIAL Chiclayo Trujillo Arequipa DOMINGO

|

Mapa del Sitio Colaboradores

|

Tarifario

|

Suscripciones

|

Contacto

Principal

Miercoles, 17 de Octubre 2007 EDICIONES ANTERIORES 8/10/2007 OPINE : ¿Qué opina sobre la reelección de Burga en la FPF? Opine libremente. Cualquier queja o comentario será bienvenido siempre y cuando no sea agresivo o malintencionado
Participar

COLABORADORES

Jaque perpetuo. José de Piérola y la violencia política Javier Agreda. El escritor José de Piérola (Lima, 1961) vuelve a los momentos más difíciles de la violencia política en el Perú en su novela El camino de regreso (Norma, 2007). Específicamente a 1992 y el atentado del jirón Tarata, alrededor del cual desarrolla una historia compleja, protagonizada por una pareja de idealistas jóvenes limeños, Fernando Robles y Eva Franco, que se enfrentan a los abusos del poder económico (la empresa minera de la familia de Fernando), de la justicia (Eva es abogada de inocentes acusados de terrorismo) y a los sicarios del grupo subversivo Vanguardia Roja, entre los que figura Antonio, compañero de universidad de Fernando. Estas tres historias (además de otras secundarias), cada una con interesantes peripecias y datos escondidos, se entretejen a lo largo de las más de 400 páginas del libro, en un relato que mantiene vivo y en permanente crescendo el interés del lector. Por otra parte, las acciones abarcan los más diversos ámbitos –desde barrios residenciales limeños hasta pequeños pueblos y comunidades andinas– y aspectos de la sociedad (judicial, académico, minero, agrícola, etc) dando lugar a un abarcador retrato del Perú actual que hace énfasis en problemas como extrema pobreza, injusticia, marginación, corrupción y abusos de poder. Además de una estructura bien lograda, la novela presenta personajes interesantes (no los protagonistas) por su humanidad y complejidad: Antonio y Tato Rosselli, el acaudalado tío de Fernando, lleno de rasgos aparentemente contradictorios, como su sensibilidad estética y sus "sucios" pactos; su fe religiosa y su acendrado racismo. Frente a él, Eva y Fernando parecen caricaturas: siempre bien intencionados y dispuestos a ha-cer los mayores sacrificios por los pobres y los débiles. El platónico vínculo de esta pareja es uno de los puntos débiles de la trama, junto con lo forzado de algunas situaciones y coincidencias, especialmente en los capítulos finales. Segunda parte de una trilogía novelesca sobre la violencia política –la primera fue Un beso en invierno, ganadora del Premio Novela Corta 2000 del BCR– El camino de regreso ha sido señalada por Miguel Gutiérrez y Ricardo González Vigil como una de las dos mejores novelas publicadas hasta ahora sobre este tema, junto con Retablo de Julián Pérez. No obstante, De Piérola todavía debe superar algunos problemas que le restan calidad a su obra, como la pobreza de la prosa o lo kitsch de su retórica literaria.

Ver todos los foros BUSCADOR
Buscar

Ediciones Anteriores RECOMENDADOS DEL DIA Herbert Morote sobre caso Bryce Retrospectiva de Giacometti en París Anne Enright se alzó con el Booker Miguel Delibes y la condición humana Diarios alemanes comentan la obra de Günter Grass por su cumpleaños

OPINIÓN Editorial Columnistas Colaboradores Al margen Cosas de la tribu Cartas del