You are on page 1of 9

LA BATALLA EN EL ALMA

El tipo de lucha en Psychomachia de Prudencio y sus raíces


neotestamentarias
Por Viviana Hack de Smith

Introducción
La pregunta por el sustrato bíblico de Psychomachia surge con la primera
lectura. Desde el principio al fin de la composición, un profundo conocimiento del texto
sagrado emerge cuidadosamente en relatos, ejemplos y explicaciones.1 Las referencias
bíblicas no son meras ilustraciones de la alegoría prudenciana, sino que conforman el
sólido fundamento de su arquitectura poética.
Entre los destacados estudiosos que se han ocupado del tema, Ralph Hanna III
(1977) ha demostrado la influencia de la Epístola a los Efesios, especialmente en las
imágenes y la estructuración de los dos primeros combates. Pier Franco Beatrice (1971)
ha revisado el sustrato alegórico, pagano y cristiano. La tesis doctoral de Christian
Gnilka (1963), dedica un capítulo a cada uno de los tipo de lucha del poema.
Dentro de la influencia general del texto bíblico se destaca el tema abordado por
Gnilka. Tanto la competencia deportiva como la guerra en sí, tomadas en sentido
espiritual, son tópicos muy recurrentes en el Nuevo Testamento, especialmente en las
epístolas de Pablo y en las Cartas Generales.2
Pero la Biblia muestra varios tipos de lucha espiritual, en distintos campos y con
diferentes adversarios. El propósito de este trabajo es verificar con cuál de estos tipos
mencionados en el Nuevo Testamento coincide la batalla descrita en Psychomachia
Para estudiar el poema sigo la división en tres partes planteada por Hanna
(1977:108ss). Estas partes son: Praefatio o Prefacio, Colluctatio o Batalla propiamente
dicha, y Aedificatio o Edificación del templo interior.
Los fragmentos citados de Psychomachia están tomados de la edición de M.
Lavarenne. También he consultado las de M. Cunningham y de A. Ortega e I.
Rodríguez (B.A.C.). Aunque posiblemente Prudencio no haya leído la Biblia traducida
al latín por San Jerónimo, sino alguna versión anterior, las citas de la Biblia latina
pertenecen a la Vulgata. La versión citada del Nuevo Testamento Griego es la de
Nestle-Aland, correspondiente a la 27ª. Ed. de Aland, Black, Martini, Metzger y
Wikgren.3

Sustrato bíblico4
Psychomachia comienza con un episodio tomado de Génesis, primer libro de la
Biblia. Pero no se trata de una referencia al primer hombre, Adán, quien no será

1
Diégesis: relato del rescate de Lot, v. 15 y ss. de Praefatio, et alt. Ejemplo: v. 10 de Praefatio, et alt.
Exégesis: v. 50 de Praefatio, et alt.
2
En las epístolas paulinas, 1 Co 9,25; 14,8; 1 Ti 6;12; 2 Ti 4,7; Ef 6,12; . En las generales, Stg 4,1; 2 Pe
2.11.
3
Ver datos bibliográficos al final.
4
Hay en Psychomachia numerosas referencias al texto bíblico. Sólo se mencionan aquí algunas, para
ilustrar la incidencia de la Biblia completa en la composición del poema, además de la influencia especial
de las epístolas paulinas, subrayada por los críticos consultados.
2

nombrado hasta el verso 163 de la Colluctatio. Las primeras palabras de la Praefatio


forman el epíteto “senex fidelis”, atribuido a Abraham, patriarca conocido como “padre
de la fe”. Más adelante, Fides será la primera virtud en lanzarse impulsivamente a la
batalla.5 De este modo la fe (Fides), raíz del adjetivo fidelis, preside el poema de
Prudencio desde el primer verso, y marca el rumbo de la pluma del poeta.
La referencia a la guerra de Abraham contra los cinco reyes en la Praefatio,
inicia también el admirable ensamblado de elementos épicos y cristianos que Prudencio
fusiona en su poema.6 El relato de viaje es un componente estructural en la épica. Es
posible que el poeta esté mirando la epopeya virgiliana al elegir este pasaje de la vida
del senex fidelis como inicio del poema.
Podría considerarse dentro de este sustrato la invocación a Cristo de los primeros
hexámetros,7 aunque ésta no alude a un pasaje bíblico determinado, sino que cumple
con las exigencias formales de la epopeya. No es ya la Musa, sino el Hijo de Dios el que
ayuda al poeta en su magna tarea
La siguiente referencia bíblica, traída a colación en el marco del combate entre
Pudicitia y Sodomitica Libido, es la diégesis de la muerte de Holofernes por parte de
Judit8, seguida de una alusión a María,9 y una admirable exégesis de la encarnación del
Verbo Divino10.
El combate entre Ira y Patientia mostrará en el cortejo de ésta a otro personaje
bíblico, Job, como un “egregio viro”.11 El siguiente enfrentamiento alude al
“uenerabilis Adam”,12 quien, si no hubiese obedecido los preceptos de Superbia, aun
andaría desnudo y no vestido con pieles de animales.13 Una vez que Mens Humilis ha
cortado la cabeza de Superbia, Spes recuerda el episodio en que el humilde David
cortara la cabeza del gigante Goliat con la espada de éste.14
La arenga de Sobrietas al ejército del bien que estaba siendo seducido por
Luxuria, apela al recuerdo, en primer lugar, de quién es Cristo, de qué pueblo viene este
ejército, y su parentesco espiritual con la tribu de Judá, de la cual también procede la
virgen María.15 Se traen a colación tres ejemplos de los Profetas Anteriores: las guerras
de David,16 la orden divina de destruir a Amalec, cumplida por Samuel,17 y se compara
la apostasía del ejército con el ayuno roto por Jonatán en la guerra contra los filisteos.18
Estos tres ejemplos, como las demás referencias, exceptuando los puntos extremos de
Génesis al comienzo y Apocalipsis al final, no siguen la cronología del relato bíblico,
sino que están ensamblados por el arte de Prudencio.

5
Psych. 22.
6
Hanna (1977:108) llama “pastiche de influencias” a este ensamblado. Lavarenne (1948:12) se refiere a
él en términos similares.
7
Psych. 1 ss.
8
Psych. 60 ss. Cfr. Judit 13, 4 ss.
9
Id., v. 70 ss.
10
Ibid. v. 75 ss.
11
Ibid. v. 163 ss.
12
Ibid. v. 226, el adjetivo en boca de Superbia adquiere un sentido opuesto al etimológico.
13
Ibid. v. 227.
14
Ibid. v. 291 ss.
15
Ibid. vv. 393-394. Cfr. Mateo 1,1-17, Lucas 3,23-38.
16
Ibid. v. 386. Cfr. 1 Reyes 5,3.
17
Ibid. v. 388 ss. Cfr. 1 Samuel 15,1-34.
18
Ibid. 397 ss. Cfr. 1 Samuel 14, 24-45.
3

El triste cortejo de Auaritia menciona entre sus seguidores a Judas Iscariote, 19 y


vuelve a los Profetas Anteriores para referirse a Achar o Akán, 20 quien también por
avaricia tomó parte del botín prohibido. El desfile de las tropas victoriosas de
Concordia recuerda el cántico del pueblo de Israel cuando el Mar Rojo cubrió al ejército
de Faraón. 21
El sustrato bíblico también incluye citas casi textuales, que no contemplamos en
el trabajo,22 como los que aparecen en el discurso de Concordia. Una de las paráfrasis
más bellas del poema es la descripción de la Paz,23 en términos similares a los que
emplea San Pablo en el Himno al Amor. 24 Aquí nuevamente los textos bíblicos son
recortados y vueltos a ordenar en el admirable “pastiche” prudenciano.
La paráfrasis magistral aparece en la edificación del templo, al final del poema,
con los mismos elementos que emplea el Apocalipsis de Juan para describir la Nueva
Jerusalén. La caña de medir,25 la forma cúbica,26 las doce piedras preciosas y
semipreciosas,27 construyen el templo de Sabiduría y fundamentan la simbología de las
cuatro edades de la vida y las tres entradas al corazón,28 además de enmarcar la cámara
interior, especie de Sancta Sanctorum para el trono de Sapientia.29
De este modo, el poema de Prudencio se asienta sobre una sólida base bíblica,
enmarcada por el relato inicial, tomado de Génesis, y la descripción final, elaborada
sobre un texto del Apocalipsis. En el medio se suceden, sin orden cronológico pero con
un arreglo pertinente a la lógica interna de la composición, las menciones de personajes
y las paráfrasis de textos del Antiguo y del Nuevo Testamento.

La batalla en el Nuevo Testamento


Entre los distintos tipos de lucha espiritual que se consignan en el Nuevo
Testamento se encuentran los certámenes deportivos de la tradición grecorromana. Sus
variantes léxicas son: a)gw/n como “batalla” en Filipenses 1,30,30 1 Timoteo 6,12,31 2
Timoteo 4,7,32 Colosenses 2,1.33 La forma verbal aparece en Lucas 13,24, 34 1 Corintios
9,2535 y Colosenses 1,29.36 Dentro del campo semántico de la competencia pedestre,

19
Ibid. v. 530 ss. Cfr. v. 532 con Mateo 26,23; vv. 534-545 con Hechos 1.18-19.
20
Ibid. v. 537 ss. Cfr. Josué 6,26-7,25.
21
Psych. 626 ss. Cfr. Éxodo 14,26-30. En realidad, la descripción de las formaciones del ejército de
Concordia recuerda mejor el desfile del pueblo en la dedicación de las murallas de Jerusalén, ver
Nehemías 12,27-43.
22
Cfr. vv. 613-614 con Mateo 10,10; vv. 615 ss con Mateo 6,25 ss.
23
Psych. 779-781.
24
1 Corintios 13, 4-7.
25
Psych. 826. Cfr. Apocalipsis 21,15.
26
Id. 827. Cfr. Apocalipsis 21,16.
27
Ibid. 854-865. Cfr. cimientos en Apocalipsis 21,19-20.
28
Ibid. 843.
29
Ibid. 875.
30
to\n au)to\n a)gw=na e)/xontej; eundem certamen habentes.
31
a)gwni/zou to\n kalo\n a)gw=na th=j pi/stewj; certa bonum certamen fidei adprehende.
32
to\n kalo\n a)(gw=na h)gw/nismai; bonum certamen certavi. La Biblia de Jerusalén aquí traduce
“competición”.
33
h(li/kon a)gw=na e)/xw u(pe\r u(mw=n; qualem sollicitudinem habeam pro vobis.
34
a)gwni/zesqe ei)selqei=n dia\ th=j stenh=j qu/raj; contendite intrare per angustam portam.
35
pa=j de\ o( a)gwnizo/menoj; qui in agone contendit.
36
a)gwnizo/menoj; certando.
4

encontramos a)gw/n en Hebreos 12.1,37 y en 1 Tesalonicenses 2,238 muestra la lucha


como “oposición”. Otra variante del término es a)/qlhsij, entendida como “combate”
en Hebreos 10,32.39 Su forma verbal aparece en 2 Timoteo 2,540 y en Filipenses 1,27 y
4,3. Con excepción de Juan 18,3641, el protagonista principal de esta lucha es el
cristiano (Pablo u otros), y como el interés se centra en la lucha per se, no es necesario
nombrar al contrincante. En algunos contextos, como el de la carrera (Hebreos 12,1), la
competición es de naturaleza radicalmente distinta de la lucha cuerpo a cuerpo. En el
resto de los textos citados, el adversario no es nombrado explícitamente, porque está
sobreentendido. El campo de batalla es exterior al cristiano (no se trata de una lucha
interna), y ocasionalmente se menciona un topónimo (in Philippis, 1 Tesalonicenses
2,2). No es este el tipo de lucha al que se refiere la epopeya de Prudencio. Tanto la
batalla de Abraham contra los reyes en el prólogo, como los duelos de la colluctatio, se
enmarcan dentro de enfrentamientos bélicos, y no deportivos, y los contrincantes están
muy bien caracterizados.
Los elementos de la competencia deportiva neotestamentaria pueden responder a
uno de estos dos gráficos

Gráfico 1: Carrera Gráfico 2: Combate

Adversario
Cristiano Cristiano no
explícito

Campo exterior Campo exterior

El pasaje de Efesios 6, que algunos críticos proponen como fuente bíblica de la


Psychomachia (Hanna, 1977:111),42 describe el combate del creyente contra las fuerzas
del mal (Efesios 6,12).43 El término griego que se emplea para denominar a esta lucha
es pa/lh, y es un hapax en el Nuevo Testamento. En principio, el campo de batalla se
presume contextualmente exterior, ya que los vv. 14-17 instan a “vestirse con” la
armadura (panopli/an), que se coloca sobre el cuerpo como defensa. Pero la naturaleza

37
tre/xwmen to\n prokei/menon h(mi=n a)gw=na; curramus propositum nobis certamen.
38
e)n poll%= a)gw=ni; in multa sollicitudine.
39
pollh\n a)/qlhsin u(pemei/nate paqhma/twn; magnum certamen sustinuistis passionum.Aquí
debemos señalar que el genitivo paqhma/twn (passionum) no es subjetivo, es decir, no indica los
protagonistas del combate, sino que tiene un uso hebraico equivalente a un adjetivo, como bien traduce la
Biblia de Jerusalén: “duro y doloroso combate”. El uso del genitivo hebraico está explicado en Zerwick,
1997, y en gramáticas de Griego del Nuevo Testamento.
40
e)a\n de\ kai\ a)ql$= tij, ou) stefanou=tai e)a\n mh\ nomi/mwj a)qlh/s$; nam et qui certat in
agone non coronatur nisi legitime certaverit.
41
oi( u(phre/ti oi( e)moi\ h)gwni/zonto; ministri mei decertarent.
42
“These verses from Ephesians 6 form in a general manner the source for the whole colluctatio, but
Prudentius uses them as discernible verbal inspiration only for the first two combats in the poem.”
43
o(/ti ou)k e)/stin h(mi=n h( pa/lh pro\j ai(=ma kai\ sa/rka, a)lla\ pro\j ta\j a)rxa\j, pro\j ta\j
e)cousi/aj, pro\j tou\j kosmokra/toraj tou= sko/touj tou/tou, pro\j ta\ pneumatika\ th=j ponhri/aj
e)n toi=j e)pourani/oij; quia non est nobis conluctatio adversus carnem et sanguinem sed adversus
principes et potestates adversus mundi rectores tenebrarum harum contra spiritalia nequitiae in
caelestibus.
5

metafórica de estas imágenes sugiere que la armadura es espiritual, no física, por lo cual
no es correcto pensar la batalla como exterior al alma.
La descripción de la armadura evidentemente es aprovechada por Prudencio,
pero el tipo de batalla difiere en la personificación de los contrincantes. Podría
discutirse la ubicación del campo, pero optamos por el interior. El tipo de lucha descrito
en Efesios puede representarse como sigue:

Gráfico 3: Lucha contra las fuerzas del mal

Fuerzas
Cristiano del
mal

Campo interior

El sustantivo ma/xh, que se traduce como “batalla” en el título del poema de


Prudencio y en los de otras obras épicas, en realidad en el Nuevo Testamento sólo
aparece en contextos de discusiones verbales interpersonales entre los propios cristianos
(2 Corintios 7,544; 2 Timoteo 2,2345; Tito 3,946; Santiago 4,147). Como es frecuente en el
griego bíblico, la semantización clásica ha sufrido aquí cambios que debemos
considerar en su contexto a la hora de traducir e interpretar.48 El campo de lucha es
exterior, y este tipo de pelea puede representarse así:

Gráfico 4: Luchas entre cristianos

Cristiano Cristiano

Campo exterior

El sustantivo po/lemoj en el Nuevo Testamento se contextualiza como “guerra” o


particularmente “batalla” . Con excepción de Apocalipsis 11,749, que muestra la guerra
del Dragón contra los Dos Testigos, el resto de los textos (Mateo 24,650; Marcos 3,751;

44
e)/cwqen ma/xai, e)/swsen fo/boi; foris pugnae intus timores.
45
ta\j de\ mwra\j kai\ a)paideu/touj zhth/seij paraitou=, ei)dwj\ o(/ti gennw=sin ma/xaj; stultas
autem et sine disciplina quaestiones devita sciens quia generant lites.
46
mwra/j de\ zhth/seij kai\ genealogi/aj kai\ e)/reij kai\ ma/xaj nomika\j perii+/staso; stultas
autem quaestiones et genealogias et contentiones et pugnas legis devita sunt enim inutiles et vanae.
47
Po/qen po/lemoi kai\ po/qen ma/xai en u(mi=n...; unde bella et lites in vobis...?
48
He escrito brevemente sobre otros casos de resemantización en la koiné neotestamentaria en los
artículos que cito en Bibliografía.
49
to\ qhri/on ... poih/sei met' au)tw=n po/lemon; bestia ... faciet adversus illos bellum.
50
me/llete de\ a)kou/ein pole/mouj kai\ a)koa\j pole/mwn; audituri autem estis proelia et opiniones
proeliorum.
51
pole/mouj kai\ a)koa\j pole/mwn; bella et opiniones bellorum.
6

Lucas 14,3152; 21,953; 1 Corintios 14,854; Hebreos 11,3455; Santiago 4,156; Apocalipsis
9,757; 9,958; 12,759; 12,1760; 13,761; 16,1462; 19,1963; 20,864) se refiere a combates de un
ejército contra otro65. De este modo, la semantización de po/lemoj en el Nuevo
Testamento podría representarse como sigue.

Gráfico 5: Luchas entre ejércitos

Ejército Ejército

Campo exterior

La batalla en el alma
Los combates de Psychomachia se presentan al modo épico, como duelos
sucesivos entre un vicio y una virtud. Las personificaciones están trabajadas hasta en los
mínimos detalles, lo mismo que el vestuario, las armas y la tácticas de cada virtud y
cada vicio. Como ejemplos de estas magistrales prosopopeyas, citamos a Patientia, que
resiste firmemente los ataques de Ira, hasta que finalmente esta cae en un hoyo cavado
por Fraus, y termina dándose muerte a sí misma ante la mirada impasible de su
contrincante. La Humildad (mens Humilis) se presenta con un perfil tan bajo, que ni
siquiera es nombrada con un sustantivo, sino con el adjetivo Humilis referido al
sustantivo mens (mente). Su naturaleza no le permite moverse independientemente, por

52
sumbalei=n ei)j po/lemon; committere bellum.
53
pole/mouj kai\ a)kastasi/aj; proelia et seditiones.
54
ti/j paraskeua/setai ei)j po/lemon; quis parabit se ad bellum?
55
i)sxuroi\ e)n pole/m%; in bello castra.
56
Ver pág. 3, nota 16.
57
i(/ppoij h(toimasme/noij eij po/lemon; equis paratis in proelium.
58
i(/ppwn pollw=n trexo/ntwn ei)j po/lemon; curruum equorum multorum currentium in bellum.
59

Kai\ e)ge/neto po/lemoj e)n t%= ou)ran%=, o( Mixah\l kai\ oi( a)/ggeloi au)tou= tou= polemh=sai
meta\ tou= dra/kontoj. kai\ o( dra/kwn e)pole/mhsen kai\ oi( a)/ggeloi au)tou=. et factum est
proelium in caelo Michahel et angeli eius proeliabantur cum dracone et draco pugnabat et angeli eius.
60
a)ph=lqen poih=sai po/lemon meta\ tw=n loipw=n tou= spe/rmatoj au)th=j; abiit facere proelium
cum reliquis de semine eius.
61
poih=sai po/lemon meta\ tw=n a(gi/wn; bellum facere cum sanctis.
62
e)pi\ tou\j basilei=j th=j oi)koume/nhj o(/lhj sunagagei=n au)tou\j ei)j to\n po/lemon; ad reges
totius terrae congregare illos in proelium.
63
ta\ strateu/mata au)tw=n sunhgme/na poih=sai to\n po/lemon meta\ tou= kaqhme/nou e)pi\ to
u= i(/ppou kai\ meta\ tou= strateu/matoj au)tou=; et exercitus eorum congregatos ad faciendum
proelium cum illo qui sedebat in equo et cum exercitu eius.
64
sunagagei=n au)tou\j ei)j to\n po/lemon; et congregabit eos in proelium (v. 7 en Vulgata).
65
El contexto inmediato de Lucas 14,31, cita que puede plantear dudas, muestra que quienes pelean la
batalla no son los reyes, sino sus ejércitos, ya que se consigna el número de soldados de cada uno. Lo
mismo ocurre con el dragón de Apocalipsis 12,17, a quien el v.7 presenta acompañado de sus angeli. Por
extensión puede entenderse en el mismo sentido Apocalipsis 13,7.
7

lo que necesita de la ayuda de Spes, Pudicitia, Iustitia, Honestas, Sobrietas, Ieiunia,


Pudor, Simplicitas. Tampoco toma la palabra ella misma, sino su compañera Spes. 66
La intertextualidad entre los vv. 53 y 54 del prólogo de Psychomachia y
Romanos 6,12-14, 67 plantea una lucha por rescatar los miembros del cuerpo (gr. me/lh)
cautivos del peccatum. 68 Es una primera aproximación a la configuración de la pugna
entre vicios y virtudes. En este momento, todavía ligado a la exégesis de Génesis 14-18,
el cristiano rescata con todas las fuerzas de su ser a los miembros del cuerpo tomados
cautivos por los malos deseos. Si tenemos en cuenta que los malos deseos están dentro
del alma, tenemos configurado un campo de batalla en el interior del cristiano. Esto
puede representarse como sigue.

Gráfico 6: Lucha del cristiano contra los malos deseos

Cristiano Malos
y fuerzas deseos
interiores
s

Campo interior

La Colluctatio mostrará posteriormente una polarización entre el bando de los


vicios y el de las virtudes. Ya no se explicitará la intervención humana, y la lucha por el
alma se realizará específicamente dentro de ella. Los protagonistas serán las propias
virtudes y los propios vicios, caracterizados con un dominio admirable de la
prosopopeya. De este modo tenemos planteada aquí otra variante de la lucha del bien
(virtudes) contra el mal (vicios). Pero en Psychomachia, esta lucha tiene su campo
dentro del alma, como expresa el verso 220.69 En su externo discurso, Superbia se jacta
de que ella y su ejército están desde el nacimiento dentro del ser humano70, al que
llaman nostra sede en el verso 220. Este detalle, además de influir en la traducción del
título como explica Gnilka (1963:17ss), define un tipo de batalla que en el
NuevoTestamento tiene su intertexto en Santiago 4,1.71 Pero en este versículo sólo se
mencionan los vicios y el campo de batalla. ¿De dónde toma entonces Prudencio a las
virtudes que se enfrentan con ellos? El origen de estas parejas de opuestos parece haber

66
Psych. v. 201 ss.
67
Cfr. “portionem corporis” con me/lh u(mw=n (membra vestra en Romanos 6,13); “quae capta foedae
libidini” con ei)j to\ u(pakou/ein tai=j e)piqumi/aij au)tou= (ut oboediatis concupiscentiis eius en
Romanos 6,12), “domi coactis liberandam uiribus” con mh\ ou)=n basileue/tw h( a(marti/a e)n
t%= qnht%= u(mw=n sw/mati... a(marti/a ga\r u(mw=n ou) kurieu/sei ( non ergo regnet peccatum
in vestro mortali corpore.... peccatum enim vobis non dominabitur en Romanos 6,12 y 14).
68
Prudencio especifica el género del pecado: foedae libidini, deseos abominables. El mismo tipo de lucha
se ve en sarkikw=n e)piqumiw=n ai(/tinej strateu/ontai kata\ thj yuxh=j (carnalibus desideriis quae
militant adversus animam en 1 Pedro 2,11.
69
Gnilka (1963:20) transcribe una cita que expresa este sentido: « non pugnae animarum, sed in anima
gestae definiantur. »
70
Natalibus horis, v. 116.
71
e)k tw=n h(donw=n u(mw=n tw=n strateuo/menon e)n toi=j me/lesin u(mw=n; ex
concupiscentiis vestris quae militant in membris vestris.
8

sido encontrado por Hanna (1977:112) en De zelo et livore 16, de Cipriano72. El crítico
señala que en este pasaje sólo la pareja Sobriedad vs. Lujuria no está mencionada de
alguna manera. La reorganización de los datos, propia de la literatura de la época, es la
causa de las diferencias entre ambos textos. De este modo queda conformada la
Psychomachia como una lucha entre vicios y virtudes, sin mención de intervención de
la voluntad humana, y que tiene como campo de batalla el interior del cristiano, es decir,
su propia alma. El gráfico representativo sigue a continuación.

Gráfico 7: Lucha entre vicios y virtudes

Vicios Virtudes

Campo interior
(el alma)

Conclusiones
El hecho de introducir el poema con un relato tomado de Génesis y, luego de
numerosas referencias a pasajes bíblicos, cerrarlo con una descripción basada en
Apocalipsis, revela la existencia de intertextualidades significativas entre Psychomachia
y la Biblia completa, y no solamente recursos tomados de las epístolas paulinas.
El tipo de batalla planteado en Psychomachia coincide parcialmente con
Santiago 4,1; pero su configuración se completa con textos extrabíblicos, aunque es
indudable la influencia de Efesios 6 en las descripciones de los dos primeros duelos.

Viviana Hack de Smith

EDICIONES DE PSYCHOMACHIA CONSULTADAS:


CUNNINGHAM, Maurice (ed.), 1961. Aurelii Prudentii Clementis Carmina. Turnholt,
Brepols.
LAVARENNE, M. (ed. y trad.) s/f. Prudence. T. III. Psychomachie, Contra Simmaque.
Ed. bilingüe. París, Les Belles Lettres.
ORTEGA, Alfonso y RODRÍGUEZ, Isidoro, 1981. Obras completas de Aurelio Prudencio. Ed.
bilingüe. Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos.

72
Non enim christiani hominis corona una est quae tempore persecutionis accipitur, habet et pax coronas
suas, quibus de uaria et multiplici congressione uictores prostrato et subacto aduersario coronamur,
libidinem subegisse continentiae palma est, contra iram, contra iniuriam repugnasse corona patientiae
est. de auaritia triumphus est pecuniam spernere. laus est fidei fiducia futurorum mundi aduersa tolerare.
et qui superbus in prosperis non est gloriam de humilitate consequitur, et qui ad pauperum fouendorum
misericordiam pronus est retributionem ... (destaco en negrita las virtudes y vicios mencionados).
9

BIBLIOGRAFÍA CITADA
* BEATRICE, P. F., 1971, “L’allegoria nella Psychomachia di Prudenzio”, Studia Patavina 18,
25-73.
* GNILKA, Christian, 1963, “Studien Zur Psychomachie des Prudentius”, Klassisch-
Philologische Studien, Heft 27, Wiesbaden, Otto Harrassowitz.
* HANNA, Ralph III, 1977, “The Sources and the Art of Prudentius’ Psychomachia”, en
Classical Philology, Vol. 72, No. 2 (Abril), University of Chicago Press, pp. 108-115.
* ZERWICK, Maximiliano, 1997, El griego del Nuevo Testamento. Navarra, Verbo Divino.

OTRAS OBRAS CONSULTADAS


* BERNARDINO, Angelo (dir.), 1981. Patrología III. La edad de oro de la literatura patrística
latina. Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos.
* CAMPOS, Julio (ed.), 1944. Obras de San Cipriano. Ed.
* RIVERO GARCÍA, Luis, 1996. La poesía de Prudencio. Servicios de Publicaciones de las
Universidades de Huelva y Extremadura.
* HACK de SMITH, Viviana, 2004. “Los anuncios de Lucas 1. Formas verbales y sintaxis
narrativa”. En Anales de las II Jornadas de Estudios Clásicos y Medievales de la Universidad del
Comahue.
* HACK de SMITH, Viviana, 2007, “Parresía. Semantizaciones en el Nuevo Testamento”, en
Circe No. 11, Buenos Aires, UNLPam-Miño y Dávila.
* HACK de SMITH, Viviana, “San Lucas y el temor. Breve análisis de verbos y nombres de
temor derivados de la raíz φοβ− en el Tercer Evangelio y el libro de los Hechos”, comunicación
presentada en el XVIII Simposio Nacional de Estudios Clásicos de la Asociación Argentina de
Estudios Clásicos en Mar del Plata, del 2 al 4 de noviembre de 2004.

OTROS RECURSOS
* LEWIS, Charlton T. y SHORT,Charles, 1879, A Latin Dictionary. Londres, Oxford Clarendon
Press. Versión digital en www.perseus.tufts.edu
* O’SULLIVAN, S. y Mc. CARTHY, W. Prudentius Project: Glosses oh the Psychomachia.
Edición digital en http://www.cch.kcl.ac.uk/legacy/staff/wlm/so/introduction.html con imágenes
de los manuscritos de Londres 34248 (uno de los empleados por Cunningham), Munich 14395 y
Colonia 81.