You are on page 1of 16

Represa

Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Presa Gordon en Tasmania, Australia, del tipo presa en arco.

La Represa de Yacyretá, entre Argentina y Paraguay.

En ingeniería se denomina presa o represa a una barrera fabricada de piedra, hormigón


o materiales sueltos, que se construye habitualmente en una cerrada o desfiladero sobre
un río o arroyo. Tiene la finalidad de embalsar el agua en el cauce fluvial para elevar su
nivel con el objetivo de derivarla, mediante canalizaciones de riego, para su
aprovechamiento en abastecimiento o regadío, en eliminación de avenidas (evitar
inundaciones de aguas abajo de la presa) o para la producción de energía mecánica al
transformar la energía potencial del almacenamiento en energía cinética y esta
nuevamente en mecánica y que así se accione un elemento móvil con la fuerza del agua.
La energía mecánica puede aprovecharse directamente, como en los antiguos molinos, o
de forma indirecta para producir energía eléctrica, como se hace en las centrales
hidroeléctricas.

Índice
 1 Términos usados en represas
 2 Tipos de represas
o 2.1 Según su estructura
o 2.2 Según sus materiales
o 2.3 Según su aplicación
 3 Elementos constructivos
o 3.1 Planta de generación de energía
o 3.2 Aliviaderos
 4 Impacto humano y social
o 4.1 Riesgo que supone la construcción de una presa
 5 Véase también
 6 Referencias
o 6.1 Bibliografía
o 6.2 Notas
 7 Enlaces externos

Términos usados en represas

Presa de Asuán.

 El embalse: es el volumen de agua que queda retenido por la presa.


 El dique: es una pared artificial ó natural que detiene a un cuerpo de agua.
 El vaso: es la parte del valle que, inundándose, contiene el agua embalsada.
 La cerrada o boquilla: es el punto concreto del terreno donde se construye la
presa.
 La presa o cortina: propiamente dicha, cuyas funciones básicas son, por un lado
garantizar la estabilidad de toda la construcción, soportando un empuje
hidrostático del agua, y por otro no permitir la filtración del agua. A su vez, en la
presa se distingue:
 Los paramentos, caras o taludes: son las dos superficies más o menos verticales
principales que limitan el cuerpo de la presa, el interior o de aguas arriba, que
está en contacto con el agua, y el exterior o de aguas abajo.
 La coronación o coronamiento: es la superficie que delimita la presa
superiormente.
 Los estribos o empotramientos: son los laterales del muro que están en contacto
con la cerrada contra la que se apoya.
 La cimentación: es la parte de la estructura de la presa, a través de la cual se
transmiten las cargas al terreno, tanto las producidas por la presión hidrostática
como las del peso propio de la estructura.
 El aliviadero o vertedero: es la estructura hidráulica por la que rebosa el agua
excedente cuando la presa ya está llena.
 Las compuertas: son los dispositivos mecánicos destinados a regular el caudal
de agua a través de la presa.
 El desagüe de fondo o descargador de fondo: permite mantener el denominado
caudal ecológico aguas abajo de la presa y vaciar la presa en caso de ser
necesario (por ejemplo, durante emergencias por posible fallo de la presa).
 Las tomas: son utilizadas para extraer agua de la presa para un cierto uso, como
puede ser abastecimiento a una central hidroeléctrica o a una ciudad.
 Las esclusas: permiten la navegación "a través" de la presa.
 La escala o escalera de peces: permite la migración de los peces en sentido
ascendente de la corriente (en algunos casos se instalan ascensores para peces).

Tipos de represas
Los diferentes tipos de represas responden a las diversas posibilidades de cumplir la
doble exigencia de resistir el empuje del agua y evacuarla cuando sea preciso. En cada
caso, las características del terreno y los usos que se le quiera dar al agua, condicionan
la elección del tipo de presa más adecuado.

Existen numerosas clasificaciones, dependiendo de:

 si son fijas o móviles (hinchables, por ejemplo)


 su forma o manera de transmitir las cargas a las que se ve sometida
 los materiales empleados en la construcción

Dependiendo de su forma pueden ser:

 de gravedad
 de contrafuertes
 de arco simple
 bóvedas o arcos de doble curvatura
 mixta, si está compuesta por partes de diferente tipología

Dependiendo del material se pueden clasificar en:

 de hormigón (masivo convencional o compactado con rodillo)


 de mampostería
 de materiales sueltos (de escollera, de núcleo de arcilla, con pantalla asfáltica,
con pantalla de hormigón, homogénea)

Las presas hinchables, basculantes y pivotantes suelen ser de mucha menor entidad.

Según su estructura
Sección esquemática de una presa de tipo gravedad.

 Presa de gravedad: es aquella en la que su propio peso es el encargado de resistir


el empuje del agua. El empuje del embalse es transmitido hacia el suelo, por lo
que este debe ser suficientemente estable para soportar el peso de la presa y del
embalse. Constituyen las represas de mayor durabilidad y que menor
mantenimiento requieren.

Dentro de las presas de gravedad se puede tener:

 Escollera o materiales sueltos: de tierra o suelo homogéneo, tierra zonificada,


CFRD (enrocado con losa de hormigón) y otros.

 De hormigón: tipo HCR (hormigón compactado con rodillos) y hormigón


convencional.

Su estructura recuerda a la de un triángulo isósceles ya que su base es ancha y se va


estrechando a medida que se asciende hacia la parte superior aunque en muchos casos el
lado que da al embalse es casi vertical. La razón por la que existe una diferencia notable
en el grosor del muro a medida que aumenta la altura de la presa se debe a que la
presión en el fondo del embalse es mayor que en la superficie. De esta forma, el muro
tendrá que soportar más presión en el lecho del cauce que en la superficie. La
inclinación sobre la cara aguas arriba hace que el peso del agua sobre la presa
incremente su estabilidad.

 Presa de arco simple: es aquella en la que su propia forma es la encargada de


resistir el empuje del agua. Debido a que la presión se transfiere en forma muy
concentrada hacia las laderas de la cerrada, se requiere que esta sea de roca muy
dura y resistente. Constituyen las represas más innovadoras en cuanto al diseño
y que menor cantidad de hormigón se necesita para su construcción. La primera
presa de arco de la que se tiene noticia es la presa de Vallon de Baume, realizada
por los romanos cerca de Glanum (Francia).12
Sección esquemática de una presa bóveda.

 Presa de bóveda, doble arco, o arco de doble curvatura: cuando la presa tiene
curvatura en el plano vertical y en el plano horizontal, también se denomina de
bóveda. Para lograr sus complejas formas se construyen con hormigón y
requieren gran habilidad y experiencia de sus constructores, que deben recurrir a
sistemas constructivos poco comunes.

Presa Hoover, una presa de tipo arco-gravedad.

 Presa de arco-gravedad: combina características de las presas de arco y las


presas de gravedad y se considera una solución de compromiso entre los dos
tipos. Tiene forma curva para dirigir la mayor parte del esfuerzo contra las
paredes de un cañón o un valle, que sirven de apoyo al arco de la presa. Además,
el muro de contención tiene más espesor en la base y el peso de la presa permite
soportar parte del empuje del agua. Este tipo de presa precisa menor volumen de
relleno que una presa de gravedad.

 Presa-Puente: combina dos características, por un lado está la presa y sobre esta
un puente elevado. Este tipo de Presa-Puente está prevista en el Maxi Mega
Proyecto de unión de Europa-África.3

 Presa de contrafuertes o aligerada.

 Presa de bóveda múltiple.

Según sus materiales

 Presas de hormigón: son las más utilizadas en los países desarrollados ya que
con éste material se pueden elaborar construcciones más estables y duraderas;
debido a que su cálculo es del todo fiable frente a las producidas en otros
materiales. Normalmente, todas las presas de tipo gravedad, arco y contrafuerte
están hechas de este material. Algunas presas pequeñas y las más antiguas son
de ladrillo, de sillería y de mampostería. En España, el 67 % de las presas son de
gravedad y están hechas con hormigón ya sea con o sin armaduras de acero.
Presa de gravedad del embalse de Gabriel y Galán, en Extremadura (España).

La presa de las Tres Gargantas situada en el curso del río Yangzi en China es la planta
hidroeléctrica y de control de inundaciones más grande del mundo. Se terminó en el año
2009. Una docena de ciudades y miles de pueblos fueron engullidos por las aguas,
obligando a desplazarse a más de un millón y medio de personas.

Artículo principal: Presas de tierra

 Presas de materiales sueltos: son las más utilizadas en los países


subdesarrollados ya que son menos costosas y suponen el 77 % de las que
podemos encontrar en todo el planeta. Son aquellas que consisten en un relleno
de tierras, que aportan la resistencia necesaria para contrarrestar el empuje de las
aguas. Los materiales más utilizados en su construcción son piedras, gravas,
arenas, limos y arcillas aunque dentro de todos estos los que más destacan son
las piedras y las gravas. En España solo suponen el 13 % del total.

Este tipo de presas tienen componentes muy permeables, por lo que es necesario
añadirles un elemento impermeabilizante. Además, estas estructuras resisten siempre
por gravedad, pues la débil cohesión de sus materiales no les permite transmitir los
empujes del agua al terreno. Este elemento puede ser arcilla (en cuyo caso siempre se
ubica en el corazón del relleno) o bien una pantalla de hormigón, la cual se puede
construir también en el centro del relleno o bien aguas arriba. Estas presas tienen el
inconveniente de que si son rebasadas por las aguas en una crecida, corren el peligro de
desmoronarse y arruinarse. En España es bien recordado el accidente de la presa de
Tous conocido popularmente como la "Pantanada de Tous".

 Presas de enrocamiento con cara de hormigón: este tipo de presas en ocasiones


es clasificada entre las de materiales sueltos; pero su forma de ejecución y su
trabajo estructural son diferentes. El elemento de retención del agua es una
cortina formada con fragmentos de roca de varios tamaños, que soportan en el
lado del embalse una cara de hormigón la cual es el elemento impermeable. La
pantalla o cara está apoyada en el contacto con la cimentación por un elemento
de transición llamado plinto, que soporta a las losas de hormigón. Este tipo de
estructura fue muy utilizado entre 1940 y 1950 en cortinas de alturas intermedias
y cayó en desuso hasta finales del siglo XX, cuando fue retomado por los
diseñadores y constructores al disponer de mejores métodos de realización y
equipos de construcción más eficientes.
Según su aplicación

Presa de derivación en el río Mosa. La bocatoma está en la margen derecha del río. La
estructura que atraviesa el río sirve para crear un pequeño represamiento para garantizar
el funcionamiento de la bocatoma.

 Presas filtrantes o diques de retención: Son aquellas que tienen la función de


retener sólidos, desde material fino, hasta rocas de gran tamaño, transportadas
por torrentes en áreas montañosas, permitiendo sin embargo el paso del agua.

 Presas de control de avenidas: Son aquellas cuya finalidad es la de laminar el


caudal de las avenidas torrenciales, con el fin de que no se cause daño a los
terrenos situados aguas abajo de la presa en casos de fuerte tormenta.

 Presas de derivación: El objetivo principal de estas es elevar la cota del agua


para hacer factible su derivación, controlando la sedimentación del cauce de
forma que no se obstruyan las bocatomas de derivación. Este tipo de presas son,
en general, de poca altura ya que el almacenamiento del agua es un objetivo
secundario.

 Presas de almacenamiento: El objetivo principal de estas es retener el agua para


su uso regulado en irrigación, generación eléctrica, abastecimiento a
poblaciones, recreación o navegación, formando grandes vasos o lagunas
artificiales. El mayor porcentaje de presas del mundo, las de mayor capacidad de
embalse y mayor altura de cortina corresponden a este objetivo.

 Presas de relaves o jales (México): Son estructuras de retención de sólidos


sueltos y líquidos de desecho, producto de la explotación minera, los cuales son
almacenados en vasos para su decantación. Por lo común son de menores
dimensiones que las presas que retienen agua, pero en algunos casos
corresponden a estructuras que contienen enormes volúmenes de estos
materiales. Al igual que las presas hidráulicas tienen cortina (normalmente del
mismo tipo de material), vertedero, y en vez de tener una obra de toma o
bocatoma poseen un sistema para extraer los líquidos.

Elementos constructivos
Planta de generación de energía
Sección transversal de una central hidroeléctrica.
Artículo principal: Central hidroeléctrica

Para 2005 la energía hidroeléctrica, principalmente proveniente de presas, aportaba el


19 % de la energía eléctrica total del mundo, y más del 63 % de toda la energía
renovable.4 Gran parte de esta energía es producida en grandes presas, aunque China
use generación a pequeña escala, el conjunto total del país representa el 50 % de toda la
energía hidroeléctrica producida en el mundo.4

La mayor parte de la energía hidroeléctrica proviene de la energía potencial proveniente


del agua embalsada que es conducida a una turbina hidráulica y esta a su vez transmite
la energía mecánica a un generador eléctrico. Con el fin de impulsar al fluido y mejorar
la capacidad de generación de la presa, el agua se hace correr a través de una gran
tubería llamada tubería de carga especialmente diseñada para reducir las pérdidas de
energía que se pudieran producir. Existen centrales que son capaces de retornar el agua
hacia la presa mediante bombas, o mediante la misma turbina funcionando como
bomba, en los momentos de menor demanda eléctrica e impulsar posteriormente esta
agua en los momentos de mayor demanda eléctrica. A estas centrales se les denomina
centrales hidroeléctricas reversibles o centrales de bombeo.

Aliviaderos

Aliviadero en la presa Llyn Brianne, Gales.


Artículo principal: Aliviadero
Toda presa tiene que tener un sistema para evacuar el agua en caso de lluvias
torrenciales que puedan llenarla hasta límites peligrosos.

Impacto humano y social


El impacto de las represas en las sociedades humanas es significativo. Por ejemplo, la
presa de las Tres Gargantas en el Río Yangtze en China creará un embalse de 600 km de
largo. Su construcción implica el desplazamiento de más de un millón de personas, la
pérdida de muchos sitios arqueológicos y culturales de importancia y un cambio
ecológico importante.

Se estima que hasta el momento, entre 40 y 80 millones de personas en todo el mundo


han sido desplazadas de su hogar a causa de la construcción de presas. En muchos casos
la población afectada por las presas no es debidamente consultada. En agosto de 2010 la
organización en defensa de los derechos de los pueblos indígenas Survival International
publicó un informe sobre el impacto de la construcción de presas sobre esos pueblos y
su medioambiente, criticando duramente importantes proyectos en fase de planificación
o construcción en todo el mundo.5

Riesgo que supone la construcción de una presa

Artículo principal: Rotura de presa

Como en el caso de toda obras estructural, existe el riesgo de que la presa falle e inunde
poblaciones ubicadas cercanas al curso de agua, aguas abajo del cierre. La ingeniería
civil se encarga de reducir al mínimo la posibilidad de la rotura del dique mediante un
análisis exhaustivo del comportamiento de la obra ante situaciones extremas, calculando
la estabilidad de la presa tomando en consideración sismos, lluvias torrenciales y otras
catástrofes.

Véase también
 Anexo:Presas más grandes del mundo
 Anexo:Presas del mundo
 Anexo:Pantanos por volumen
 Energía hidráulica
 Impacto Ambiental Potencial
 Presa filtrante
 Rotura de presa

Referencias
Bibliografía

 Manuale dell'Ingegnere. Edición 81. Editado por Ulrico Hoepli, Milano, 1987.
ISBN 88-203-1430-4
 Handbook of Applied Hydraulics. Library of Congress Catalog Card Number
reg.67 25809.
 Engenharia de Recursos Hídricos. Ray K.Linsley & Joseph B. Franzini. Editora
da Universidade de Sao Paulo e Editora McGraw-Hill do Brasil, Ltda. 1978.
 Handbook of Applied Hydrology. A Compendium of Water-resources Tecnology.
Ven Te Chow, Ph.D., Editor in Chief. Editora McGraw-Hill Book Company.
ISBN 07-010774-2 1964.
 Hidráulica de los Canales Abiertos. Ven Te Chow. Editorial Diana, México,
1983. ISBN 968-13-1327-5

Notas

1.

 Key Developments in the History ofArch Dams (en inglés). SimScience. Consultado
el 18 de mayo de 2011.
  Chanson, Hubert; James, Patrick. Historical Development of Arch Dams. From
Cut-Stone Arches to Modern Concrete Designs (en inglés). Barrages.org. Consultado el
18 de mayo de 2011.
  Túnel de Gibraltar#Propuesta de Presa-Puente
  Renewables Global Status Report 2006 Update, REN21, published 2006, accessed
2007-05-16

5.  Presos del Desarrollo - Informe de Survival International

Enlaces externos
 Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre presas.
 COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases
 Estado de los Embalses, pantanos y presas de España
 SEPREM - Sociedad Española de Presas y Embalses
 La construcción de la Presa de Hoover
 Organismo Regulador de Seguridad de Presas de Argentina
 Entrevista con la Ing. Dulce María Camejo Corrales, pionera de la construcción
de embalses en Cuba Conversaciones sobre el agua, Capítulo I
 Ríos sin barreras. Programa del Escarabajo Verde del 08/11/2009 sobre la
demolición de presas Consultada el 10 de noviembre de 2009.
 Normativa de construcción de presas en España.
 Centrales Hidráulicas
 Instrucciones para proyecto, construcción y explotación de grandes presas
 Presas - Survival International
 - Libro Digital del Agua. Reserva en embalses en España.
 Órganos de descarga en plena operación. Taiwan. [1]

Las presas más grandes del mundo:


¿Cuáles son y dónde están?
12 enero, 2018/0 Comentarios/en Arquitectura /por Redacción Ingeoexpert
¿Sabes cuáles son las presas más grandes del mundo? Las grandes presas son
construcciones mastodónticas, hitos de la ingeniería humana.

Las grandes presas son una construcción imponente e impresionante, obras magnas de
ingeniería, y pese a lo que se podría pensar se encuentran más presentes en nuestras
vidas de lo que parece a simple vista. Tampoco son un invento nuevo: la primera de la
que se tiene constancia se construyó a lo largo del Nilo en Egipto hacia el 4.000 antes de
Cristo. Algunas de estas presas antiguas se mantienen en uso hasta el día de hoy. La
más vieja, por ejemplo, es la presa Kallanai en Tamil Nadu, India. Son, además,
construcciones que nos sobrevivirán durante muchos, muchos años. Si los humanos
desapareciésemos de la Tierra, una de las huellas de nuestra presencia que más tardará
en desmoronarse será la presa Hoover. Pero, ¿cuál es la presa más grande del
mundo? Te hablamos de ella, y de otras presas más, en este artículo.

Contenido

 Las 5 presas más grandes del mundo


o Presa de Tarbela
o Presa de Fort Peck
o Presa Kariba
o Presa Atatürk
o Presa de Bratsk

Las 5 presas más grandes del mundo

1. Presa de Tarbela

Si contamos alto, largo, capacidad de almacenamiento y superficie ocupada, es la presa


más grande del mundo. Esta presa se encuentra en el río Indo, en Pakistán. Alcanza
143,26 metros de altura sobre el lecho del río y forma el embalse de Tarbela, cuya
superficie abarca unos 250 km cuadrados. Se terminó en 1974 y está pensada para
almacenar agua destinada a regadíos, generar energía hidroeléctrica y controlar las
inundaciones. Se piensa que su capacidad de reserva ha decaído más de un 33,5 por
ciento debido a la sedimentación de los últimos 38 años. Se estima que su vida útil será
de 50 años. Sin embargo, debido a que la sedimentación no está siendo tan alta como se
pensaba en un inicio, podría ser útil 85 años, hasta 2060.

Relacionado: curso de diseño, construcción y explotación de presas

2. Presa de Fort Peck

Tiene un volumen estructural de 96 kilómetros cuadrados, lo que la hacen la segunda


presa más grande del mundo. También es la más larga. Su reserva conforma el quinto
lago artficial más grande de Estados Unidos, el Lago Fort Peck.
3. Presa Kariba

Esta es la presa más grande del mundo en cuanto a capacidad de almacenamiento.


La podemos encontrar en la antigua Garganta de Kariwa, en Zimbabue, y forma el Lago
Kariba, con una capacidad de almacenamiento de 185 mil millones de metros cúbicos
de agua y una superficie de 5,580 km cuadrados. Fue construida entre 1955 y 1959 y
fue ideada con la intención de que soportase inundaciones increíbles. Proporciona el
60% de la energía hidroeléctrica que consumen Zambia y Zimbabue.

4. Presa Atatürk

Es una de las presas más grandes y altas del mundo, con una altura de 166 metros.
Se construyó en 1990, en el río Éufrates, en Turquía. En ella se lleva a cabo un festival
de deportes acuáticos y una competición de navegación en los meses de septiembre y
octubre.

5. Presa de Bratsk

Esta presa situada en Siberia es una de las más grandes, con una capacidad de 169,27
mil millones de metros cúbicos, solo por detrás de la Kariba. Se encuentra en el río
Angara y fue construida entre 1954 y 1964. Tiene una altura de 125 metros y una
longitud de 1452 metros, y sobre ella corre una línea de raíles y una autopista.

Como ves, las presas son más relevantes y numerosas de lo que puede parecer a simple
vista. Si te ha gustado nuestro articulo sobre las presas más grandes del mundo, no
dudes en dejar un comentario.

Fuente: tripoto.com

EMBALSES Y PRESAS

La construcción de presas satisface diversos objetivos. Regula el flujo hídrico,


compensando la abundancia de agua en algunas épocas del año con otras de escasas
lluvias; al mismo tiempo permite controlar flujos excesivos en épocas excesivamente
lluviosas o en zonas de lluvias torrenciales concentradas en pocos meses del año, como
en la región de los monzones, y evitar avenidas e inundaciones; hacen habitables
llanuras que antes no lo eran. Al capturar agua de escorrentía que de otro modo iría
directamente al mar, se aumenta efectivamente la oferta de agua, el relativamente alto
nivel de la presa con relación a la llanura permite regar por gravedad, y por cierto, las
presas tienen un objetivo importante como generadoras de energía eléctrica.

El sistema de presas más importante del mundo se encuentra en China, donde sólo en
los últimos 30 años se han construido 70 000 presas y embalses; si bien en su mayor
parte son presas relativamente pequeñas, su capacidad de almacenamiento supera los
300 kilómetros cúbicos. Si el ritmo de construcción continúa, otras 50 000 pequeñas
presas se completarán antes de fin de siglo, agregando a la capacidad señalada otros 150
kilómetros cúbicos. China ha enfatizado la construcción de pequeñas presas para reducir
costos de construcción y poder hacerlo con tecnologías relativamente sencillas que
permiten la incorporación, en su construcción, de las poblaciones locales.

Así pues, Asia tiene el mayor sistema de presas del mundo, lo cual le permite regular el
mayor flujo de agua de todos los continentes: 560 kilómetros cúbicos por año. Si bien la
mayoría de los grandes ríos asiáticos como el Yangtzé, el Mekong, el Brahmaputra, el
Ganges, el Indo o el Irrawaddy han sido, en una u otra forma, explotados mediante
presas y embalses, principalmente con fines de riego, se considera que Asia tiene aún un
enorme potencial hidroeléctrico.

La construcción de embalses y presas representa inversiones cuantiosas. A comienzos


de los ochenta se calculaba que el costo para retener un kilómetro cúbico de agua
mediante una presa era de 120 millones de dólares. En esa misma época se calculaba
que la renovación de los sistemas de riego deteriorados o dañados, conjuntamente con
sus canales de distribución, costaba 680 dólares por hectárea, y si se incorporaban los
mecanismos para corregir los niveles de salinización, había que añadir 240 dólares por
hectárea. La FAO estimaba que la reconstrucción de un sistema de riego medio,
incluyendo el sistema adecuado de drenaje, costaba a comienzos de los ochenta cerca de
3 800 dólares por hectárea, contra 8 000 dólares por hectárea que costaría un sistema
nuevo basado en la construcción de una presa.

La construcción de presas y embalses lleva aparejada, sin embargo, la pérdida neta de


tierras, a menudo fértiles, que son inundadas por el lago artificial formado por la presa.

La presa sobre el río Volta, en Burkina Faso, terminada en 1974, inundó un área de 85
000 kilómetros cuadrados, desplazando 82 000 personas. La presa de Aswan, en Egipto,
cubre 66 000 kilómetros cuadrados y provocó el desplazamiento de 120 000 personas.
Salto Grande, en Uruguay y Argentina, formó al concluirse las obras un lago de 78 000
hectáreas con riberas de más de 1 200 kilómetros. El desarrollo de estos esquemas
energéticos, se traduce en efectos aun mayores debido al cambio de los microclimas, la
alteración de los ciclos hidrológicos, los cambios en las comunidades animales y
vegetales, la transformación de un ecosistema fluvial en uno lacustre. En otros casos el
desarrollo de estos proyectos ha sido señalado como uno de los factores fundamentales
para la propagación de ciertas enfermedades (la esquistosomiasis) o causa del
incremento de la actividad sísmica. Todos estos factores se interrelacionan y terminan
afectando las características y la disponibilidad de tierras para la producción de
alimentos.

Uno de los principales problemas de las presas y embalses es la sedimentación. Los


sedimentos son recogidos por el flujo de agua en su recorrido por la cuenca y se
mantienen en suspensión mientras el agua está en movimiento, pero tan pronto como el
agua deja de fluir y se asienta en el lago artificial, los sedimentos se acumulan en el
fondo. Si estos sedimentos no se remueven, la presa termina por colmatarse. Hay
soluciones para el colmataje de presas: se puede elevar la presa, dragarla o construir una
presa secundaria aguas arriba con el fin específico de capturar los sedimentos, pero
todas éstas son soluciones caras. Por otra parte, es preciso tener presente que la mayor
parte de los sedimentos arrastrados y que se depositan en la presa, representan tierras
erosionadas de la cuenca, es decir, tierra que se pierde por fenómenos de erosión. De allí
entonces que, parece obvio, la mejor manera de evitar el colmataje prematuro de presas
y embalses es una práctica adecuada de suelos en la cuenca y el control de los procesos
de deforestación, muchas veces originados por la propia construcción de la presa, y de
la erosión.

Los ejemplos de entarquinamiento de presas son, desgraciadamente, frecuentes:


recuérdese que la presa de Ambuklao, al norte de Luzón, vio reducida su vida útil de
sesenta años a sólo 32 años debido a la sedimentación originada por la deforestación en
la parte alta de la cuenca;14 la erosión y deforestación en los faldeos del Himalaya y la
consiguiente sedimentación redujo igualmente la vida útil del proyecto Ram Ganga de
150 a sólo 45 años.15

La década de 1970 presenció en América Latina una fuerte actividad en construcción de


embalses y presas, la mayoría para uso energético. Esa actividad disminuyó en los
ochenta aun cuando la capacidad de embalse de las nuevas presas es considerablemente
mayor. Estas actividades se concentraron en pocos países: Brasil y Argentina
concentran 62% y 19%, respectivamente, del total de la capacidad de presas y embalses
construidos entre 1970 y 1984.16

El análisis de los sistemas de riego va inevitablemente asociado al de las grandes presas


para uso tanto agrícola como energético. El potencial hidroeléctrico de América Latina
es de 805 792 megawatts, que corresponde a 35% del total mundial; sin embargo, sólo
se utiliza 9.6% de ese total. Este hecho, asociado al alza de los precios del petróleo,
explica la tendencia típica de América Latina en la expansión de presas.

La expansión de presas ha resultado, en las últimas dos décadas, en un aumento


considerable de disponibilidad de energía hidroeléctrica. La capacidad instalada del
potencial hidroenergético regional se incrementó a una tasa anual de 10.2% en los
últimos años setenta y de 6.5% entre 1980 y 1987. El porcentaje de energía
hidroeléctrica en relación con otras fuentes energéticas se incrementó de 53.9% en 1970
a 60.3% en 1987, al paso que el de energía eléctrica proveniente de plantas térmicas
disminuye de 46.1% a 37.3% en el mismo periodo.

La menor actividad en construcción de presas en América Latina se explica por diversos


factores: el monto de la inversión y el elevado costo, la situación económica general de
la región en la década, la mayor reticencia de los organismos internacionales a financiar
estas obras en vista de la materialización de impactos ambientales negativos, que han
motivado una fuerte presión de los grupos ambientalistas de todo el mundo.

En México se calculaba en 1980 que la capacidad de almacenamiento de agua en presas


y embalses era de 124 700 millones de metros cúbicos, de los cuales 95% correspondía
a 59 presas de más de 100 millones de metros cúbicos de capacidad, estando el otro 5%
repartido entre 1 250 embalses a lo largo del país. Del total almacenado, 33% se utiliza
para regadío, en su mayor parte en el norte y centro del país, y 37% para la generación
de energía hidroeléctrica, principalmente en el sur y el sureste; 15% se utiliza para el
control de avenidas en épocas de lluvia, y 15% corresponde a capacidad muerta.17

Un fuerte desarrollo de construcción de presas y embalses se realizó en Cuba entre 1960


y 1992, actualmente 1 400 embalses y micropresas permiten almacenar 9 600 millones
de metros cúbicos, comparados con 48 millones de metros cúbicos en 1959; paliando
uno de los problemas importantes de la isla: la escasez de agua, tanto para riego como
para uso humano.

Un problema que enfrentan los embalses y presas de la región es el del acortamiento de


su vida útil, fenómeno por lo demás común a la mayoría de las presas del mundo, en
especial aquellas construidas en regiones semiáridas o tropicales. La reducción de la
vida útil es causada por la acelerada erosión de las cuencas de captación, con lo cual las
presas tienden a colmatarse por acumulación de sedimentos a tasas muy superiores a las
previstas. El problema es particularmente serio en América Central, donde los ríos son
relativamente cortos y los emplazamientos posibles para los embalses, escasos. En estos
casos la construcción de presas ha ido asociada a fuertes procesos de deforestación y
posterior erosión. En Guatemala la central hidroeléctrica de Pueblo Viejo Quixal
enfrenta el riesgo de un próximo colmatamiento, con lo cual dejaría de generar energía.
Siempre en Guatemala, el río Montagua ha visto reducida su capacidad de carga en 50%
entre 1960 y 1980 debido al fuerte proceso de sedimentación en su cauce. La
sedimentación de los lagos Gatun y Alajuela, que proveen energía y permiten operar al
Canal de Panamá, es otros de los casos graves resultante de la creciente sedimentación
de las presas. Al cumplir diez años, la presa de Achicaya, en Colombia, estaba en tres
cuartas partes de su capacidad ocupada con lodo del proceso de erosión.18 Los embalses
y presas mexicanos recibían, en 1988, alrededor de 166 millones de toneladas de
sedimentos originados por los fenómenos de erosión que afectan al país.

Al margen de los impactos ecológicos, los efectos económicos son también muy serios;
así, por ejemplo, se ha calculado que a causa de la sedimentación las pérdidas en la
producción de energía hidroeléctrica de una sola planta de Costa Rica oscilan entre 133
millones y 274 millones de dólares al año.

Tipos de presas
De la definición de presa se desprende que las presas son estructuras cuya razón de ser
se funda en la condición de que el agua que retienen se utilice con dos finalidades
alternativas o simultáneas:

♦ Elevar su nivel para poder conducirla.


♦ Formar un depósito que retenga los excedentes hídricos, para poder compensar luego
los períodos de escasez, o para amortiguar (laminar) las crecidas.

Esa condición de producir un embalse, hace que el agua retenida ejerza un empuje de
gran entidad sobre la estructura, siendo ésta la mayor solicitación para la que debe
diseñarse la obra. Desde el punto de vista resistente, el problema fundamental que debe
resolverse es la forma en que la presa absorberá la presión que le transmite el agua sin
romperse y sin transmitir al terreno natural más carga de la que éste puede soportar.

Todos sabemos que una corriente de agua posee una "fuerza" que es tanto más
incontrolable cuanto mayor es su caudal y la pendiente del río. En el mismo sentido se
incrementa su potencial destructivo. Al oponerle un obstáculo para embalsarla, la
estructura llamada presa tiene que poder asimilar tal empuje de forma permanente, para
cualquier condición de carga y transferirlo a la tierra. Tanto la forma en que la
estructura resiste ese empuje, como la manera en que la transmite a tierra, determinarán
el tipo de presa que el proyectista elija. La fundación o cimentación, a su vez, debe ser
capaz de soportar la presión a que la someterá la presa una vez lleno el embalse,
cualidad que suele denominarse como "capacidad portante" y que depende del tipo de
suelo y/o roca que la conforma, es decir de la geología del emplazamiento.

La otra característica básica a considerar en el diseño de una presa, es que el agua


penetra en todos los instersticios provocando presiones indeseadas dentro de la misma
estructura, las que deben ser localizadas para diseñar la presa de manera que pueda
resistirlas, y/o disipar el exceso de presión que esta condición genera, y/o buscar los
mecanismos para que las partes de las obras que puedan ser dañadas resulten aisladas,
protegidas o impermeabilizadas.

Otra importante condición la constituye la necesidad de lograr las premisas técnicas


precedentemente enunciadas a un costo que permita la construcción económica de la
obra, con esquemas factibles y aceptables para el mercado financiero. Esta búsqueda de
alternativas económicas posibles, ha llevado en los últimos años a la incorporación de
nuevos diseños y sistemas constructivos para las presas. Dos de ellos han tenido amplia
difusión desde mediados de la década de 1980 hasta el presente debido a que, sin
resignar condiciones de resistencia y durabilidad, se ha logrado disminuir los costos y
los tiempos de construcción. Se trata de los sistemas conocidos como presa de
materiales sueltos con cara de hormigón aguas arriba (sus siglas en inglés son C.F.R.D.)
y presa de hormigón compactado a rodillo (sus siglas en inglés son R.C.C), las que son
descriptas más adelante.

De este análisis resulta la forma y materiales que el proyectista considera más aptos para
cada caso.

♦ Presas de materiales sueltos


♦ Presas de gravedad de hormigón
♦ Presas en arco
♦ Presas aligeradas