You are on page 1of 48

0

ISBN-13: 978-1542485401

ISBN-10: 1542485401

De La Ansiedad A La Calma

Rolando Goicochea, 2017

Todos Los Derechos Reservados

1
Rolando Goicochea lleva desde el 2010 ayudando a miles de personas a
superar una ruptura amorosa y volver a encontrar sentido a sus vidas. Ha
viajado por varios países de Latinoamérica llevando su mensaje a todas
aquellas personas que realmente deseen superarlo. Puedes registrarte
gratuitamente a su boletín donde recibirás una Guía de "21 días para sanar
tu corazón" e iniciar hoy mismo tu proceso de recuperación. Haz click aquí
mismo.

2
CONTENIDO

Introducción ........................................................................................................................ 5
Confrontando las ganas de volver y los pensamientos irracionales............... 7
Pero si sé que no me quiere dejaré esto atrás......................................................... 7
Pero lo amo .......................................................................................................................... 8
Pero quizás ha cambiado ................................................................................................ 9
Pero quizás se arrepiente ............................................................................................ 10
Pero prometió que dejará de ser infiel ................................................................... 11
Solo fuimos los amores correctos en el momento equivocado ..................... 11
Pero no volveré a amar tanto como amé a mi ex ................................................ 12
Estoy dejando de creer en el amor ........................................................................... 13
Pero el dolor ahora se me manifiesta físicamente ............................................. 13
Me duele que haya elegido a la otra y no a mí ...................................................... 14
Me arrepiento de haberme ido sin explicarle nada............................................ 14
Pero me acaba de pedir una nueva oportunidad ................................................ 15
Aun así la desesperación me induce a regresar con mi ex pareja dañina .. 16
Pero la esperanza no se quiere ir .............................................................................. 16
Mi ex pareja está haciendo con su nuevo amor lo que nunca hizo conmigo
................................................................................................................................................ 17
Pero es que cuando viene y me habla me desestabiliza ................................... 18
Pero es que necesito cerrar ciclos con él hablándole a la cara ...................... 18
Me desespera no poder encontrar un nuevo amor por eso lo quiero de
vuelta ................................................................................................................................... 19
Mi ex me volvió a contactar tras mucho tiempo ................................................. 19
Estrategias para ir transformando la ansiedad en calma................................. 21
Cuando se te ocurre un “último intento” de revivir la relación ..................... 22
Cuando te siguen abrumando los injustos calificativos de tu ex .................. 23

3
Quédate allí ....................................................................................................................... 25
Reflexionar: ¿qué beneficio tendrá a largo plazo lo que estás a punto de
hacer o lo que estás haciendo ahora? ...................................................................... 26
Retén la curiosidad ......................................................................................................... 26
Dejar ir: deséale todo lo mejor................................................................................... 27
Actitud precavida: aléjate de toda tentación ....................................................... 28
Avalanchas de arrepentimiento, remolinos de retroceso ............................... 29
Las preguntas correctas para disipar el tormento interno y empezar a
tranquilizarse ................................................................................................................... 31
Volverse preactivo ......................................................................................................... 33
Memoria selectiva: equilibrar la nostalgia ............................................................ 35
El pasado te persigue: “la mala pareja” que fuiste a su lado ............................ 36
Aceptarlo hasta la médula: ya no te ama. ama sinceramente a su nueva
pareja. ama su actual soltería ..................................................................................... 36
Deshacerse del “lo que pudo haber sido” .............................................................. 38
De tu enfoque depende tu estado de ánimo......................................................... 40
No eres lo que te invade, no eres la ansiedad....................................................... 41
3 Cosas que debes hacer para eliminar la ansiedad ahora mismo ............... 44

4
INTRODUCCIÓN

"No podemos comandar nuestro amor, pero sí nuestras acciones".


— Arthur Conan Doyle

"Hoy me regalo no preguntar lo que no quiero escuchar".


— César Lozano

Ansiedad, desespero, curiosidad desbordada. Todo esto influye a que no lo


soportes. La tentación está siempre al acecho. Luchas contra tus impulsos.
Deliras. Por fuera estás en silencio; pero por dentro explotando... Tu mente
le da mil vueltas a tu ex. Pensamientos incontrolables que se te vienen como
cascada, como río caudaloso arrastrando la poca cordura que aún te
queda...

Y de pronto caes: llamas al ex, miras su perfil, preguntas por su vida. Y te das
con la sorpresa de que la información recibida no coincide con tus
esperanzas.

Él o ella verdaderamente está feliz sin ti.

No hay dolor más fuerte del que se siente cuando los ojitos de esa persona
que una vez brillaban al decirte "Te amo", ahora de pronto esté pasando de
ti, le dé igual que estés respirando lento, que tus días sean grises o te vea
tirado en el suelo suplicando su regreso porque aún no tienes la suficiente
soberanía de vivir sin él o ella... Aún...

Hace mucho tiempo tenía planeado publicar un audio que ayudara a las
personas con un propósito bien sencillo: auxiliarlos ante la ansiedad.
Porque batallarás con ella en el proceso inicial de tu recuperación.

En mi libro "7 Pasos para Olvidar un Amor“ encontrarás más de 60


ejercicios para superarlo; pero en este audio haremos especial énfasis en
uno en particular: en no llamar al ex ni esperar su llamada, hacer de cuentas

5
que no tienes contacto con él o ella y, de una vez, enfocarte en la persona
más importante en tu vida: TÚ.

Es difícil, claro que sí, para qué te pinto un arcoíris si aún estás saliendo del
agujero. No obstante, a pesar de tener el corazón y el alma partida en “mil
pedazos”, por nada ni nadie te menospreciarás ni echarás a perder tu
dignidad. A pesar de toda esta ansiedad, seguirás como aquel marinero que,
en medio de la tempestad, administra la vela de su barco para que
finalmente llegue a su puerto.

Puedes sentir que el mundo se te viene encima; pero, aún con todo este
desafío, grábate esto en la cabeza: eres capaz de superarlo.

Primer ejercicio para ir disipando la ansiedad. Repítete: “Ya estoy tomando


las riendas de mi vida emocional” ... “En estos momentos decido dar lo mejor
de mí y luchar por mi bienestar emocional”, “Prevalezco y me fortalezco”.
Aférrate a uñas y dientes y sigue escalando la montaña. Y en el descanso
respira hondo y profundo. La respiración a consciencia quita los
pensamientos indeseados, aquellos que te exhortan a realizar acciones de
los que luego te arrepentirías.

Con esta breve introducción iniciaremos bien este audio... Espero ser la
compañía que te calme cada vez que te invada la ansiedad. El propósito de
este audio es que cada vez que lo escuches te fortalezcas (y más cuando
estés a punto de cometer la estupidez de contactar a alguien que no merece
que le acariciemos el ego o que simplemente nuestra presencia ya le resulta
un estorbo debido a la cantidad de veces que intentamos resucitar su amor
desvanecido). Y, a pesar de que haya sido un día entre los muchos que no
fuiste fuerte, estés instalando en tu mente inconsciente un nuevo
pensamiento: “Sí puedo y, con respecto a ayer, hoy tengo pequeños pero
significativos triunfos personales”.

Nada le dará mayor bienestar a tu autoestima y autoconfianza que estar


acumulando todas estas mini mejoras.

6
CONFRONTANDO LAS GANAS DE VOLVER Y LOS PENSAMIENTOS
IRRACIONALES

Piensa claramente: ¿Para qué quieres saber cómo le va? Muy


probablemente en el fondo deseas saber si piensa en ti, si todavía te ama...

Si realmente te amara estaría contigo en estos momentos. Los amores


apropiados y fiables son claros y sinceros. No necesitan confundirte. ¿Para
qué hacerlo si disfrutan expresar sus sentimientos tal como son?

Pues puede que te amé —algo sumamente recóndito, improbable e injusto—


. Pero, si es así ¿qué sentido tiene mantener la esperanza en un manipulador
que juega a tenerte en la deriva emocional, en la cuerda floja? ¿Qué sentido
tiene alguien que dice amarte y que disfruta el hecho de tener control sobre
ti más que el vivir libremente lo que siente por ti?

“Fuiste parte importante en mi vida;


pero te convertiste en mi pasado
y las circunstancias priorizaron lo nuevo.
Al principio me oponía a recibirlo;
pero tenía dos opciones:
avanzar o estancarme.
Así recordé que soy libre de elegir
y decidí que mis objetivos
serían para crecer
aunque eso implicara
decirte adiós definitivamente”.
— Rolandox

“PERO SI SÉ QUE NO ME QUIERE DEJARÉ ESTO ATRÁS”

Sus acciones ya hacen evidente el desinterés que siente por ti. No te


autoengañes ni promuevas el masoquismo. Estás en un momento de

7
inevitable debilidad: que tu ex te manifieste verbalmente, con un rostro frío
y desconsiderado, que ya no te ama, te desmoronaría como nunca previste.

Créeme: no estás preparado(a) para recibir esta noticia. En contadísimas


ocasiones ayudaría que te lo diga de frente, pero incluso esta confesión
hace tambalear a los emocionalmente maduros... Por tanto desde ahora,
por tu bienestar emocional, por más que el corazón haga pataletas, asume
que ya no te ama aún si éste se hace añicos.

Es muy tentadora la opción de imaginarte aquello que justamente coincida


con tus deseos más recónditos; pero hazle un bien a tu yo del futuro:
aceptar la inminente realidad.

Quien te quiere se nota; quien no se nota aún más. Seguramente en otro


momento, cuando te hayas recuperado en gran medida, te lo diga y
realmente se lo agradezcas; pero de momento asume lo peor y actúa en
consecuencia.

Además, piénsalo bien: si dejaras de estar dándole vueltas y asumieras que


ya no te quiere ni te amará a futuro, empezarías definitivamente tu proceso
de recuperación. Así cuando estés completamente renovado(a), al cabo de
pocos meses, no te hará falta saber por qué te dejó de amar. Esto será un
asunto que ya no tendrá mayor relevancia en tu vida.

“PERO LO AMO”

El verdadero amor no dirige toda su atención hacia quien te hace daño.


Nadie ama lo que le mortifica. Sólo se está parcialmente fascinado, por
desconocer la verdadera naturaleza de ese desdichado ser o por creer que
interiormente hay que rescatar su niño herido.

Los cazadores de reptiles puede que se encariñen con la serpiente


venenosa; pero siempre la tendrán lejos. Puedes querer a tu ex; pero por tu
bienestar mantenlo muy lejos. No vaya a ser que, debido a su naturaleza
traicionera, nuevamente te muerda e inyecte de su veneno.

8
"Por mi bien
dejaré de estar declarando que aún te amo.
No gano nada con ello.
Tú ya eres parte de mi pasado.
Ahora enfocaré mi energía, tiempo y esfuerzo
en amarme más y en reconstruirme día a día.
Ya el desamor hacia ti llegará cuando deba llegar.
A su debido tiempo, ni antes ni después".
— Rolandox

“PERO QUIZÁS HA CAMBIADO”

"¿Y si mi ex cambia? ¿Y si la otra disfruta todo lo que yo no pude disfrutar de


él? ¿Y si regreso arrepentida suplicándole una reconciliación?"

¡Al carajo si tu ex cambia! ¡Al carajo si tu ex es feliz con su nueva o actual


pareja! Lo importante es que tú cambies, así escogerás alejarte
definitivamente de alguien que no está a tu altura. Lo importante es que tú
seas feliz, así estarás tan ocupado(a) en tus asuntos personales que apenas
tendrás tiempo de comparar tu vida con alguien que ya no es parte de la
tuya. Lo importante ahora eres tú y nadie más.

Y sí, puede que cambie. Pero recuerda que no cambió contigo. No se le dio
la gana. Ha cambiado sin ti. Déjalo o déjala como está. Es feliz sin ti. Está
progresando sin ti. Está siendo una mejor persona sin ti. Tú, por cuestiones
de incompatibilidad, no le has inspirado ser mejor. Ni él o ella a ti. Pues
mírate cómo estás ahora. No estarías mendigando atención ni sufriendo
ataques emocionales si su estancia contigo hubiese sido enriquecedora,
mas no debilitante.

Inicialmente puede atormentarte el hecho de que no hayas sido la persona


correcta en su vida. Pero, entiende, no todo lo que te fascina es para ti (y
fascinación no es amor): mira nomás el fuego. Te encanta cómo arde; el
poder de su interior; pero no cualquiera puede maniobrarlo. Sólo quienes
se dediquen a ello y lleven años practicándolo. Aun así, tienen el riesgo de

9
quemarse... Alrededor de ti puede que algunas llamas se extinguieran; pero
las flamas existentes pueden seguir siendo indomables. Tú tienes que ir a
disfrutar de los manantiales, o de los fuertes vientos primaverales. Lo tuyo
no es el fuego, por eso te quemaste y no sacaste provecho de esta relación.

“PERO QUIZÁS SE ARREPIENTE”

Que se arrepienta no quiere decir que mágicamente las cosas mejorarán.


Además, depende de qué se esté arrepintiendo.

¿Se arrepiente de haberte maltratado durante muchos años tanto física


como psicológicamente? Muy probablemente te hayas relacionado con un
psicópata y te voy a decir algo que a ti te costará creer, pero es mejor que lo
aceptes desde ahora: a los psicópatas les importa un bledo tu sufrimiento.
De hecho, eso es lo que más les gusta hacer. Te invito a que leas en mi blog
un artículo llamado “6 señales para detectar a un psicópata” y si tu ex
cumple con estos requisitos ten por seguro o segura que su gesto de
arrepentimiento sólo es un acto magistralmente ejecutado.

Puede que quizás sea un maltratador. Y desde ahora también te advierto:


éste tiene más placer haciéndote daño que haciendo el amor contigo. Puede
que se arrepienta y sienta remordimiento; pero seguirá en el vicio del
maltrato porque, a menos que haya tenido terapia psicológica de varios
meses (buscado de forma personal y premeditada) desconfía en absoluto.

Quizás pienses que se arrepienta de algo menos fatídico: de haberte dejado


y de descubrir que realmente te amaba, que “como tú no hay nadie”.

Entiendo esto: quien realmente te ama no necesita perderte para valorarte


como pareja. De ser así, es una persona que juega mucho a la manipulación
emocional. ¿Y qué sentido tiene alguien que juegue contigo? ¿Amor para ti
es jugar con las emociones de los demás? Cuidado que puede que también
estés frente a un sádico emocional.

10
“PERO PROMETIÓ QUE DEJARÁ DE SER INFIEL”

¿Qué tan importante es para ti la fidelidad y la lealtad en una relación? ¿Él


te lo está dando? ¿Estarías dispuesto(a) a regresar con él sabiendo que es
poco probable que te ofrezca aquello?

Si realmente para ti es muy importante que alguien sea fiel, teniendo en


cuenta que no estará yéndose con otra persona ante la menor oportunidad,
y, si a pesar de eso, insistes en querer amarlo (porque incluso para amar a
alguien que te hace daño hay que requerir no sólo valentía sino también una
gran dosis de nervios de aceros, en fin, algo que emocional y
psicológicamente te va a desgastar), ten en cuenta que la decisión siempre
está en ti. Ciertamente hay dos posibles decisiones: 1) Regresar con él o ella
con la dudosa reputación de pareja que actúa de una manera que va en
contra de tus principios dentro de una relación o... 2) Afrontar la inminente
ruptura a pesar de que estés triste unas semanas, pero con la certeza de que
lo superarás y estarás disponible para iniciar una relación con alguien que
verdaderamente vaya acorde a tus idearios desde un inicio.

“Es mucho más noble decepcionarse de una vez que desconfiar siempre”. —
Franciso Gavilán

“SOLO FUIMOS LOS AMORES CORRECTOS EN EL MOMENTO


EQUIVOCADO”

No existe tal cosa como esa tremenda estupidez. Y aún si fuera cierto, te
idiotiza pensar de ese modo. Tanto te repites esta frase que se vuelve tu
realidad. Este pensamiento será como un ancla en el fondo del mar que te
impedirá avanzar y superar amores porque siempre estarás pensando que
tú y tu ex hubieran resultado felices conociéndose en otro momento y en
otro lugar. Bloqueándote así toda nueva experiencia sensorial y amorosa
que podrías estar gozando precisamente ahora con alguien más.

Tampoco existe tal cosa como que en la vida tendrás dos grandes amores:
"el que se casó contigo y el que perdiste para siempre". El único y verdadero

11
amor de tu vida eres tú mismo. Los demás, o tu pareja actual, no son más que
la manifestación del amor que te tienes a ti mismo(a). Si te quieres atraerás
a personas que te quieran; si no te quieres, indudablemente esas personas
también te tratarán mal.

“PERO NO VOLVERÉ A AMAR TANTO COMO AMÉ A MI EX”

Y es una bendición que así sea. No se trata de superar en intensidad o


cantidad el amor que sientes con tus nuevos amores. Hay competencias
paralizantes y muy desgastadoras. El amor que viviste con tu ex quizás fue
un amor inmaduro; eso explicaría por qué se sintió intensamente. No
obstante, entiende esto: es mucho más bonito un amor maduro, uno que te
haga sentir mariposas en el estómago, más que taquicardias consecutivas y
altibajos impredecibles.

Cuando realmente empiezas a quererte empiezas a preferir más de este


tipo de amores y aceptas la individualidad y autenticidad de cada una de
ellas. No hay afán por comparar o superar al anterior, sólo se acepta como
una experiencia única e irrepetible. Hoy vives este nuevo amor, mañana
quizás no, así que disfrútalo mientras esté contigo. Quizás dure mucho
tiempo, quizás poco. Lo importante ahora es la veracidad del sentimiento.

"A tu lado aprendí a amar genuinamente;


y en tu ausencia, que jamás iba a resucitar tu amor por mí.
Contigo acepté tus defectos como parte de tu identidad;
sin ti comprendí que me resignaba sólo a tu oscuridad.
Presente o ausente, siempre aprendo
y lo que ahora entendí es que
poco a poco vas volviéndote
indispensable para mí".
— Rolandox

12
“ESTOY DEJANDO DE CREER EN EL AMOR”

No hay que creer en el amor. Hay que CREARLO. Creer en ello sólo idealiza
la experiencia del amor y cuando la idealizas pierdes la oportunidad de
vivirla como algo real; te ilusionas y terminas decepcionándote debido a las
expectativas generadas interiormente. En cambio, si creas y vives un amor
más realista, primero desde ti, con tu autoestima, la historia de tu vida
afectiva empieza a cambiar de rumbo.

Creer en cosas generalmente termina haciéndote sufrir. En lo que debes


creer principalmente es en ti mismo. No es que a partir de ahora tengas una
postura desconfiada del ser humano en general, sino que teniendo plena
confianza en tus capacidades serás capaz de deslizarte con fluidez por
ciertos pantanosos sucesos de la vida. Si alguien te traiciona, aunque
inicialmente estés adolorido, al poco tiempo sabrás que no era tu
responsabilidad retenerla y hacer que estuviese a la fuerza contigo.

“PERO EL DOLOR AHORA SE ME MANIFIESTA FÍSICAMENTE”

Aunque no lo creas, es mejor un dolor así por más que se manifieste


físicamente a seguir en la mentira. Con el tiempo se irá y habrás aprendido
a no mendigar amor indigno y ruin.

El dolor de una separación es tan real como el dolor de una fractura o


dislocación de alguna extremidad. No obstante, hay algo bueno de todo
esto: te fortalecerás y gracias a ese dolor llevarás contigo un aprendizaje
que te mantendrá alejado de personas que te ocasionen la misma dolencia.
La falta de apetito y el insomnio prolongado se disipará a medida que
expreses el dolor de forma constructiva. Tener a alguien que te ayude a
desahogar el nudo emocional es primordial en estos casos.

13
“ME DUELE QUE HAYA ELEGIDO A LA OTRA Y NO A MÍ”

Una lectora me decía que le dolía que su pareja eligiera a la otra. Así que
esto fue lo que le respondí: “Cuánto pudiste haber evitado si tan sólo te
quisieras un poquito. No es tarde para ello. Déjalo ser feliz o infeliz con la
otra que él ya con dos mujeres al mismo tiempo estaba más que a gusto.
Pero tú que luchabas por su amor solamente alimentabas su ego de galán.
Él solamente te daba dolores de cabeza y mucha frustración por competir
ridículamente con la otra. Y que haya elegido a la otra, aunque ahora sólo te
provoque dolor, con el tiempo sabrás que tuviste mucha suerte”. La suerte
de la que perdió, es la maldición de la ganadora.

“ME ARREPIENTO DE HABERME IDO SIN EXPLICARLE NADA”

Si era una pareja que te trató mal, que te manipulaba hasta por los codos,
que siempre te fue infiel y tú no hacías más que aguantarte la situación por
el beneficio de estar a su lado o eras el o la amante oculta, no te arrepientas
de nada. Huir en estos casos es una sabia y espléndida decisión.

¿Acaso un infiel ha sido sincero contigo, te ha dicho con la verdad por qué te
fue infiel? ¿Acaso un manipulador o un maltratador en vez de utilizar los
gritos y los golpes se pone a dialogar serena y amorosamente contigo
cuando quiere llegar a un acuerdo? ¿Acaso ese hombre casado pensaba
dejar a su esposa y sus hijos por ti por más promesas que te haya dicho? No,
¿verdad? ¿Entonces por qué tendrías que explicarle, con palabras de gente
decente y honrada a alguien del submundo, por qué lo estás dejando?

Es más que evidente el porqué lo dejaste: por dignidad, por amor propio, por
bienestar emocional. Nadie puede jugar contigo ni tenerte como prisionero
afectivo de esa manera, así que mejor adiós. No hay nada que explicar. Que
se trague el orgullo, que se reproche por confiado, que llore y muestre
públicamente sus lágrimas de cocodrilo; pero tú ya tuviste demasiado. Estás
renaciendo, a pesar del dolor. Los bebés nacen llorando por la maravillosa
sensación de vivir que les resulta aún desconocida. Tu dolor tras esta nueva
etapa se irá disipando a medida que te vayas adecuando a esta nueva y grata

14
sensación de liberación. Luego te preguntarás cómo es que tardaste tanto
en tomar la decisión de vivir.

“PERO ME ACABA DE PEDIR UNA NUEVA OPORTUNIDAD”

No tiene nada de malo reconciliarse con un ex amor. Pero antes de ello


quiero que te hagas las siguientes cinco preguntas y te las respondas con
radical honestidad:

1. ¿(a) La relación es normal (tuvo sus buenos y malos momentos como


cualquier otra relación) o (b) disfuncional (los momentos malos superan con
creces los buenos en los últimos meses)?

2. ¿(a) La razón por la que te termina es la misma de siempre o (b) te


terminaba por cualquier pretexto tonto de la pelea más reciente?

3. ¿(a) Cuando están separados esa persona está sola y se toma bastante en
serio conocerse mejor o (b) sale con sus amistades como si quisiera
recuperar el tiempo perdido mientras estuvo contigo?

4. ¿(a) Ahora que te dejó tu vida está mejor que cuando lo conociste o (b) por
el contrario, realmente te aisló del mundo y te desespera la soledad que te
heredó?

5. ¿(a) Estás realmente enamorado(a) de la persona que actualmente es tu


pareja o (b) sólo de quien fue una vez contigo al comienzo de la relación?

Si la gran mayoría de veces te sentías más identificado(a) con las opciones B


entonces, sólo estás pensando a medias, no estás equilibrando la nostalgia,
tu mente sólo está filtrando lo bonito que fue o lo que le gustaría que
sucediese.

Aterriza. Pon tus pies sobre la tierra. Tu ex y esa oportunidad que te está
pidiendo no tiene nada de verídico, no tiene ningún fundamento. Lo más
probable es que seas parte de esas frustrantes estadísticas de la enésima
reconciliación fallida.

15
“AUN ASÍ LA DESESPERACIÓN ME INDUCE A REGRESAR CON MI EX
PAREJA DAÑINA”

Tú actualmente tienes dos caminos:

El camino fácil: regresar con él o ella, seguir resignándote a una relación de


constantes inseguridades, estar distanciado(a) de amistades, restringirte
de conocer gente interesante y quedarte tal como estás con alguien que no
te inspira a ser mejor...

O el camino difícil: Darte un tiempo a solas. Para crecer, conocerte, abrirte


a nuevas personas y explorar mundo. Obvio, costará. Un tiempo estarás
inapetente, triste y desvelado. Pero pasada esta prueba desprendiéndote
del apego, empezarás a disfrutar de esta nueva etapa contigo. Y a partir de
allí podrás regresar con tu ex (sólo si fue una relación saludable o si se tiene
claro qué mejorar en esta segunda y/o última oportunidad) pero ya como
una persona más atractiva y llena de recursos internos para enfrentar
cualquier problema de relación de pareja. O quizás, como es más probable,
ni siquiera se te antoje regresar con él o ella porque no aporta riqueza en
experiencia ni nada novedoso en su personalidad. Incluso si regresaras con
esa persona por extrañar cómo era puede que haya cambiado al igual que
tú y ya ninguno de los dos sienta lo mismo y sea insípido el intento de
regresar.

Bueno, finalmente tú decides qué camino tomar. El camino fácil termina


descorazonándote indefinidamente. El camino difícil lo padecerás mucho
ahora; pero con el tiempo te adueñarás de tu libertad y dejarás de sufrir por
alguien ajeno a ti. Independencia emocional en estado primaveral.

“PERO LA ESPERANZA NO SE QUIERE IR”

Si bien es cierto que no debes enfocarte en olvidar a tu ex porque eso hará


que, justamente lo tengas más presente en tu mente, a la esperanza sí que
hay que oponerse. Hasta que no te esfuerces por desvanecer la esperanza

16
la gran mayoría de pensamientos que tengas durante el día tendrán como
objetivo mantener el recuerdo y la silenciosa manía de aprovechar
cualquier oportunidad de regresar o recuperarlo(a). Algo que incluso puede
terminar en obsesión. Perderás la noción de la realidad viendo amor donde
no hay todo con tal de mantener esa ligera flama de la esperanza.

Comprende: tu esperanza está mal encaminada. Redirígela a tu proceso de


recuperación, no a volver con tu ex. Incluso el no recuperar puede ser,
paradójicamente, una mejor estrategia para recuperarlo(a). Porque cuando
dejas de esperar te vuelves una persona más libre. Y una persona libre con
pleno uso de sus facultades mentales y emocionales es mucho más atractiva
para el sexo opuesto que un muerto viviente andante carente de amor
propio y vida estimulante.

“MI EX PAREJA ESTÁ HACIENDO CON SU NUEVO AMOR LO QUE NUNCA


HIZO CONMIGO”

Claro, tú tampoco harás lo mismo con tu nueva pareja. No se trata de repetir


experiencias, ¿verdad? Se trata, sin embargo, de que cada nueva relación
mejore con respecto a la anterior. Por algo se termina una relación. Para la
siguiente, en vez de viajar con tu pareja a esa playa que está en tu propio
país, llevarás o te llevarán a esa exótica que está en el extranjero y luego
quizás al de otro continente. Todos debemos mejorar el estándar con el que
vivimos a nivel económico. Y el estándar en pareja tampoco es la excepción
porque cuando se tiene un nuevo amor, las hormonas nos motivan a ofrecer
lo mejor que tenemos... Entonces, lo que tu ex está haciendo con su nuevo
amor tú también lo vivirás con otra persona del que quizás estés mucho más
enamorado(a), ¿para qué hacerse añicos la autoestima? Pero hablando
seriamente, que tu ex contara con los recursos y no los empleara contigo o
bien la nueva pareja le está exprimiendo o bien ya no estaba enamorado
hace tiempo.

17
“PERO ES QUE CUANDO VIENE Y ME HABLA ME DESESTABILIZA”

Claro, puede desestabilizarte emocionalmente en ese preciso momento.


Pero no tiene el poder de que tú hagas una estupidez del que luego te
arrepientas. Claro que te tienta e intenta arrimarte a ello; pero tú, en última
instancia, mueves tus piezas, aún con el corazón roto, aún con el alma hecha
polvo y con lágrimas obnubilando tu visión, puedes levantar tu amor propio
y decir que no vas a caer por la sencilla razón de que él o ella no te ama y que
sólo te quiere utilizar para un fin egoísta.

Además, si le dices un contundente “NO”, que nace desde lo más hondo de


tu interior tu ex percibirá el poder y la congruencia con que lo pronuncies.
Por tanto, ningún manipulador, ni con el más miserable de los chantajes,
hará tambalear a quien ha tomado la firme decisión de decir “NO” a quien,
con sus actos, ha demostrado que no vale la pena. Ningún adulador o
encantador de labia será lo suficientemente provocador como para
derribar la convicción de quien se resignó, de forma saludable, a no regresar
a sus traicioneros placeres. Y ningún ex mediocre se sentirá interesado por
una persona que creció lo suficiente como para saber que se merece alguien
mejor que él o ella.

“PERO ES QUE NECESITO CERRAR CICLOS CON ÉL HABLÁNDOLE A LA


CARA”

Puedes cerrar ciclos de muchas maneras diferentes a hablar con tu ex a la


cara. Además, si él o ella no quiere colaborar o tu simple sugerencia ya le
incomoda por tener que verte o escucharte, entonces es mejor suponer, a
secas y a regañadientes, que no tiene sentido una reconciliación o un cierre
de ciclo en la que a uno de los participantes le dé pereza colaborar.

Puedes cerrar ciclo escribiendo un libro de lo sucedido y quemarlo (obvio,


ésto es válido si no tienes dotes de escritor). Puedes realizar ejercicios de
purificación interior, baños especiales para eliminar toxinas y evitar que las
emociones tóxicas se apoderen de ti. Puedes hacer un viaje a solas y cada

18
día transcurrido ir despidiéndote de tu yo pasado. Puedes agarrar todas las
cosas que te regaló (junto a las fotos) y enterrarlos bajo un árbol junto a un
adiós irrebatible y heróico (como dicen por ahí: si merece una oportunidad
y vuelve contigo tendrás mejores fotografías y regalos). Y si necesitas más
ideas mi libro “7 Pasos para Olvidar un Amor” contiene, en su último paso,
un capítulo exclusivo para despedirte de tu ex y de lo que fuiste a su lado.

“ME DESESPERA NO PODER ENCONTRAR UN NUEVO AMOR POR ESO


LO QUIERO DE VUELTA”

Sólo hay una cosa que tengo que decir ante esta impaciencia: No permitas
que la soledad te haga regresar con quien sabes que no es para ti. En otras
palabras, si eres una persona urgida siempre estarás escogiendo mal. Y la
actual persona que está en tu cabeza es una mala decisión.

“MI EX ME VOLVIÓ A CONTACTAR TRAS MUCHO TIEMPO”

Puede que hayan surgido dudas: ¿Será que me sigue queriendo? ¿Por qué
me está llamando? Quizás lo estés interpretando de dos maneras.

La primera: "Irrumpe mi tranquilidad. No me deja vivir en paz después de


nuestra separación".

Sí, puede que haya alterado tu estado emocional y mental, puede que
estabas de lo mejor y de pronto en estos momentos te encuentras
perturbado. No obstante, eso es lo único que hizo. Sacudirte un poco. No
fue hasta donde ti. No ha demostrado con hechos que te quiere o que desea
volver contigo. Quizás no sigue valiendo la pena. Y si ya estás irritado(a) por
sus constantes llamadas o mensajes que no tienen ningún propósito claro
contigo, recuerda que no tiene el poder de hacer que te muevas de donde
tú te encuentras ahora.

19
Emocionalmente te removió; pero físicamente permaneces allí estable. No
permites que un sólo momento arruine el resto de tu día. Escuchando este
audio empiezas a calmarte y piensas que ahora sí será mejor bloquearlo
definitivamente de todo para no tener la puerta entreabierta.

La segunda interpretación tuya quizás sea: "Aún me quiere y eso es motivo


de una posible reconciliación".

No; no te quiere. Sólo quiere seguir jugando contigo y adora hacerte creer
que tú le tienes enamorado(a); pero en realidad nunca va a lo serio. De lo
contrario, se habría esforzado en algo más que esa llamada, en ese mensaje
romántico (como nunca antes se mostró) o en esa visita de intenciones poco
sinceras.

Vuelvo y repito: Aún si te quisiese tampoco valdría la pena estar con alguien
que guste de esos juegos infantiles. Evidentemente sabe que con eso te
tiene pensando en él o ella (su ego quiere que su imagen no se extinga de tu
mente), pero no le des el gusto de rebajarte a ir tras él o ella, echando a
perder tu dignidad, amor propio y satisfacción personal.

Hoy estás alterado por lo que hizo. Sólo por hoy no caerás en su juego.
Mañana será un mejor día. Respira hondo y descansa.

20
ESTRATEGIAS PARA IR TRANSFORMANDO LA ANSIEDAD EN CALMA

NO ESTÁS ACUDIENDO A TU EX, ESTÁS ACUDIENDO A LO QUE


SUPUESTAMENTE ÉL O ELLA TE VA A PROVEER:

Entre las principales razones están: estabilidad económica, emociones


placenteras (aún cuando son escasas), confianza y autoestima (qué
peligroso que dependan sólo de la ex pareja) y, sobre todo, desear que te
cumpla esas promesas de un futuro mejor sólo porque no aguantas un
presente sin ilusiones y de muchos huecos existenciales... Piénsalo bien: si
eres capaz de proveerte todo esto por tus propios medios, si llenas cada uno
de tus vacíos, si trabajas por una vida enfocada en ir tras tus más grandes y
locos sueños por tu propia cuenta, ya no andarás mendigando compañía de
nadie para lograrlos porque con aquella capacidad, naturalmente, irás
desprendiéndote de quien no te conviene.

Por tanto, no estás siendo sincero(a) al decir que lo extrañas o que te


gustaría volver con él o ella. ¿Y aun así esperas sinceridad por parte de tu
ex? Hazte el favor de primero de aclarar tu revuelo interno, ordenar tus
pensamientos y, a partir de allí, sabiendo con absoluta certeza lo que
verdaderamente sientes y quieres de la otra persona, decide llamarlo y
hablarle las cosas de forma clara y sin rodeos. Nada de llamar a las tres de la
mañana implorando: "Vuelve que sin ti la vida no es igual", o un “Hola” en
Whatsapp como lanzando un petardo para ver cómo reacciona o si
recapacita “el idiota”.

En vez de ello escribe en tu diario: "Hoy tuve ganas de mentirme a mí


mismo(a) con que te necesitaba; pero fui radicalmente sincero(a) conmigo: sólo
quería que llenaras mi vacío. Un vacío que podía llenar yo mismo(a). Entonces
empecé a analizar mi interior y me llené de cada una de las tareas que me
ayudarían a volverme una persona más independiente, especialmente a nivel
emocional. Ahora tengo la tranquilidad de que en realidad me hacen falta más
proyectos, más viajes, más amistades (profundas y llenas de mucho afecto), en
fin, me llenaré de tantas cosas que apenas tendré tiempo para extrañarte".

Escribir algo similar también te llenará de poder.

21
CUANDO SE TE OCURRE UN “ÚLTIMO INTENTO” DE REVIVIR LA
RELACIÓN

De pronto se te esfuma toda pizca de razón y piensas una vez más: “¿Será
que éste realmente era el fin de nuestra relación?” Y empiezas a recordar las
cosas bonitas que sucedieron tiempo atrás (y muy raras veces), cosas a las
que ya te habías aferrado anteriormente para hacer válida la excusa de
darle una nueva oportunidad.

No. Piensa un rato. Tu instinto sigue atrofiado. Estás pensando sólo con un
lado de tu cerebro... Respira hondo. Haz que tu respiración oxigene cada
neurona y célula. Empieza a relajarte, pon tu mente en blanco, cierra un rato
tus ojos y recurre a un recurso cerebral poco utilizado por ti últimamente:
tu capacidad de raciocinio.

Créeme también tienes el poder y la valentía de enfrentar las locas ganas,


últimamente lo has dejado en stand by, analiza con crudeza todo lo que
realmente sucedió. Neutraliza la nostalgia. A la lluvia de momentos lindos
al lado de tu ex también adjúntale los momentos que te hicieron caer en
cuenta que no era para ti, que era insalubre para tu bienestar o, como un
mantra, repítete esto hasta que resuene en tu inconsciente sin ninguna
clase de esfuerzo: “SIMPLEMENTE YA NO ME AMA” y eso es razón
suficiente para dejarlo en paz y no estar pidiéndole un último intento de
rescatar lo que ya se esfumó.

"Eliminé las ansias de verte, despejé las dudas


y aprendí a perder en el amor.
Me receté una buena dosis de dignidad personal y de realismo
para que en la abstinencia de ti me armara de valentía
derrocando los demonios internos
que me hacían creer que te amaba
cuando, en realidad,
de forma nociva y egoísta,
sólo te necesitaba".
— Rolandox

22
CUANDO TE SIGUEN ABRUMANDO LOS INJUSTOS CALIFICATIVOS DE
TU EX

Ingenuamente sigues conservando cada uno de los calificativos que tu ex, a


modo de basura mental, desechó sobre tu cabeza, lavándote el cerebro con
la idea de que eres una repulsiva pareja, pésimo en la cama, un bueno para
nada, que tienes pocas probabilidades de encontrar el verdadero amor o
que siempre caerás ante sus mentiras, etc... Hay parejas tan basuras que,
aparte de infundir dolor en la víctima del desamor que eres tú, no contentos
con esto se limpian las manos haciéndote sentir culpable. Culpable, si no es
por la mayoría de cosas, por haberte dejado de amar y decidir terminar
contigo o quizás porque eres cruel al no responder sus llamadas
malintencionadas.

Asume con madurez lo que realmente pudiste haber hecho: "Trabajaré


desde ahora en mi seguridad personal para que en mi próxima relación no
esté acosando a mi pareja con mis obsesivos celos". No llorar sobre la leche
derramada: plantear una solución a futuro inmediato. Desde ahora puedes
trabajar en lo que tú -como posible pareja de alguien más- eres responsable
y está en tu poder.

Todo lo que alguna vez dijo tu ex, repásalos minuciosamente por última vez:
qué tanta verdad tiene, qué tanto contaminado sesgo personal tiene y qué
tanto puedes mejorar a pesar de que haya sido una crítica bastante dura.
Algunos ex’s te lo expresaron de forma cruel, otros quizás de forma sigilosa
te metieron ciertas creencias incapacitadoras. Lo importante es que a partir
de esta experiencia sepas con claridad qué puntos mejorar... A veces sólo
basta con no relacionarte con un manipulador y listo. Tu deber es aprender
a detectarlos.

No importa cuánto te digas que no eres valiente o capaz de prevalecer... ¡Lo


eres!... Tienes dentro de ti la fuerza necesaria, a veces adormecida, otras
veces no librada, pero todo ser humano cuenta con capacidades que en
momentos de apremio o peligro los saca a relucir y empieza a sorprenderse
de cómo es que tardó tanto tiempo en emplearlos.

23
Pero claro, si estás todo el tiempo mentalizándote con la idea de que eres
cobarde entonces justamente esa es la actitud que vas a alimentar (aunque
para otras personas es de muy valientes, pero a la vez tontos, estar en una
relación disfuncional, en la que te maltratan todo el tiempo: hay cobardes
que jamás se meterían a una relación así). En cambio, si pese a tu historial
desastroso de actitud poco valerosa, decides pensar que tienes fuerzas, que
eres capaz, que vas -a pesar del dolor- salir de ésta, inmediatamente se
instalará una nueva actitud en tu autoconcepto.

No es que de un día para otro lo logres; pero el hecho de estar allí pendiente
de llegar a cultivar esa actitud hará que estés cada vez más cerca de
conseguirlo.

Cuando te duele recordar lo lindo que fue contigo y saber que ahora solo
hay indiferencia

Claro que va a doler si aún no has cultivado una hermosa relación contigo
mismo. Cuando has vivido una relación insuperable contigo mismo: con
amor noble y un trato sinceramente tierno, las personas que lleguen a tu
vida son sólo para complementar el amor que ya existía en ti. En cambio,
cuando estás carente de afecto, cuando incluso eres un mendigo de amor, y
te quitan el amor que te suministraban, a veces en dosis muy mezquinas,
empiezas a sentir la completa diferencia entre estar o no en pareja. Quien
realmente se quiere a sí mismo, no ve la soltería como el desierto afectivo,
sabe que incluso en soledad puede poblar su vida de afectividad.

Recuerdas muchos bellos momentos a su lado: ¿acaso no recuerdas los


bellos momentos vividos contigo mismo o con quienes, no necesariamente,
has intimado? Si los únicos bellos momentos que tienes para recordar son
los que viviste al lado de una relación de pareja, qué triste ha de ser tu vida
por no tener una gama de experiencias, ajenas al amor de pareja, dignas de
recordar.

Evoca lo que viviste con tu ex sólo si te inspira; pero si no es así mejor ve


construyéndote y dedícate a vivir cada uno de los nuevos recuerdos que
serán tu orgullo mañana más tarde.

24
QUÉDATE ALLÍ

Quédate allí.
Estás a salvo desde allí.
Cualquier movimiento
basado en la angustia
o en la simple curiosidad,
te hará caer.

Quédate allí.
Reflexiona más que ayer.
¿Basta un par de "te extraños"
y "te quieros"
para tirar tu dignidad al suelo?

Prevalece...
Y quédate allí.

Ven conmigo.
Si tus amigos no están contigo,
que mi compañía te dé el motivo
para que seas fiel a ti mismo.

Quédate allí.
Respira profundo
y toma el impulso.

Hoy tan sólo es un día malo


y mañana cuando despiertes
este mensaje habrá evitado
que te arrepintieses...
— Rolandox

25
REFLEXIONAR: ¿Qué beneficio tendrá a largo plazo lo que estás a punto de
hacer o lo que estás haciendo ahora?

Piénsalo seriamente: ¿Lo que estás haciendo o a punto de hacer construirá


algo digno de recordar a futuro? ¿Te fortalecerá como persona? ¿Te hará
sentir más orgulloso de lo que eres y de lo que piensas llegar a ser? O, por el
contrario, ¿estás a punto de retroceder, perder tu dignidad y desmoronar lo
que ya viniste trabajando sobre ti?
Si es por una razón beneficiosa y constructiva, hazlo. Te traerá paz. Si es por
una decisión egoísta y malsana, mejor corre y ponte a sudar, agota el cuerpo
y abócate completamente a lo que hagas. Así obtendrás satisfacción
personal de forma inmediata.

Aduéñate de este momento. Aunque sea por hoy gánale a la ansiedad y


demuéstrale que tú eres más fuerte que ella.

RETÉN LA CURIOSIDAD

Estás batallando contra las ganas. Estás sintiendo la necesidad de llamar a


tu ex o de revisar cómo le va a través de sus redes sociales. O quieres
desbloquearlo del whatsapp para saber qué estado o qué foto ha
publicado...

Lo único que quieres con esta actitud son dos cosas: o bien saber que le está
yendo fatal sin ti o bien, por enésima vez, confirmar si aún sigue sintiendo
algo por ti. Finalmente, no se cumplen ninguna de tus dos expectativas: tu
ex publica a todo grito que ya encontró un nuevo amor, que la está pasando
como nunca antes y que está disfrutando mucho este nuevo ciclo. Para
colmo publica: “De los errores se aprende”. Una indirecta que te atraviesa
el corazón de forma limpia y sin aspavientos.

Ya lo descubriste, en otras palabras, la realidad te lo está recordando: tu ex


la pasando bien sin ti. Te echó al olvido. Esto no es pesimismo, es darle cara
a la realidad, aún si piensas que eres cobarde por llorar ante esta inminente
realidad. Valentía básica, en estado de gestación.
26
Deja de alimentar ese pensamiento infantil de que tu ex tiene que seguir
sufriendo lo mismo que tú. En el amor no porque tú ames a alguien esa
persona debe sentirse obligado(a) a corresponderte. Lo mismo en el
desamor: No porque tú adoleces a alguien, esa persona ha de compadecerte
también... Lo siento, la vida no siempre es justa, no tenemos por qué
compadecerte cuando estés desalentado; pero, aún con todas sus
dificultades, la vida no deja de ser bella. De pronto un día te levantas y lo
empiezas a extrañar menos y te dices:

«Ya no es un mar de lágrimas lo que te dedico,


ahora es un desliz de tristeza
que de vez en cuando se me escapa,
y se me pasa luego.

Ya no es un día completo que te pienso,


ahora hay nuevas ilusiones de vida
que desplazaron tu recuerdo.

Hoy estoy mejor que ayer.


Mañana, quizás, ni me acuerde de extrañarte»

Mañana amanecerás mejor que hoy al sumergirte en la rutina del trabajo y


recordar que fuiste resistente otra vez. Sólo por hoy superaste la ansiedad,
la vergüenza de perder tu dignidad... Superaste tus impulsos naturales,
trascendiste un poco más, aunque sea por un día. Y eso te hace sentir digno
de desear y merecer más. Quizás no seas perfecto haciendo esto todo el
tiempo; pero definitivamente vas a ir adquiriendo confianza en tus
capacidades de salir adelante, vas a tratarte mejor y sentirte orgulloso(a) de
ti mismo(a).

DEJAR IR: DESÉALE TODO LO MEJOR

Tu ex estará bien sin ti. Quizás pienses que por haber transcurrido ya seis
meses todavía debe guardarte luto; pero no. Seguramente lleva tiempo con

27
ganas de emparejarse y ya lo hizo. Si es una buena persona, se lo merece
(independientemente de cómo te terminó: ya sea de forma sincera o de
forma imprevista, con engaños) y si fue mala persona, ¡al carajo!, sigue con
tu vida. Y si interiormente deseas que le vaya bien, por más que tu corazón
se oponga a pensar en ello, le darás a tu cerebro una sencilla y determinante
creencia para asimilar. Así evitarás que le dé vueltas al mismo asunto.

Por ello, por más que te cueste creerlo (o que te resistas a ello), haz de
cuentas que te olvidó, que retomó su vida con total normalidad y que tú ya
no existes en ella.

Admitir que se terminó y que no haya ningún rastro de ti en la mente y el


corazón de tu ex le arde intensamente al ego. Pero entiendo esto: No hay
una receta mágica para que deje de doler y arder. A pesar de esto, la
aceptación con el tiempo se convertirá en liberación.

Sin embargo, si ahora no realizas el trabajo de la aceptación, el dolor, esa


incómoda e incrustada espina, permanecerá contigo por tiempo indefinido,
incluso por años. Aceptar, por tanto, aunque difícil, es el mejor y,
posiblemente, único camino hacia tu proceso de crecimiento y sanación.

ACTITUD PRECAVIDA: ALÉJATE DE TODA TENTACIÓN

Si eso implica que dejes de frecuentar ciertos amigos en común para que no
sepas nada de esa persona, entonces mantén distancia.

Si eso implica tener que engancharte a una serie, comprar diez nuevos libros
de ficción o de autoayuda, perfecto.

Si eso implica tener que salir a la calle sin smartphone, solamente con un
celular básico, magnífico.

Si eso implica que parte de tus ahorros se gaste viajando más a las afueras
de tu pueblo o ciudad, ¡a viajar!

28
Si eso implica que tengas que aferrarte, por lo mismo que no puedes salir de
ese pueblo o ciudad, a un trabajo, pero que te apasiona mucho, ¡a
prevalecer!

Si eso implica que estés planeando librarte económicamente de ese trabajo


que no te gusta, ¡mejor aún!

Si eso implica que haya un tercero, de momento, que te facilite la cordial


comunicación que debes tener con el padre de tus hijos mientras te
recuperas del shock emocional, perfecto. (Pero, no demores. Uno de tus
niños puede, injustamente, llevar consigo la pesada responsabilidad de
hacerse cargos de los hermanos menores y eso, con el tiempo, repercutiría
negativamente sus relaciones sentimentales).

Todo aquello que te ayude a no tener la mente ociosa, o por lo menos, no


tener fácil acceso a él o ella, favorece y es razonablemente aceptable.

Todo lo que hagas que sea con la intención de fortificarte. Desde las más
grandes proezas como un viaje a solas a un país desconocido hasta esa la
salida de fin de semana con las amigas (aunque inicialmente no te sientas
con deseos de salir).

Entiendo esto: no es que tengas que estar completamente recuperado(a)


para que goces tu vida. Tienes que exponerte al disfrute aún cuando
inicialmente te cueste. Hay quienes, tras un desamor, empiezan a perder
sensibilidad por cosas sencillas de la vida. Que no te suceda. Una manera de
hacer frente a ello es forzarte a ti mismo lo que sabes que es beneficioso
para tu autoestima.

AVALANCHAS DE ARREPENTIMIENTO, REMOLINOS DE RETROCESO

Ok, estás viviendo nuevamente esa clase de episodios en las que te culpas
irracionalmente por el fin de tu relación, cuando claramente existe mucha
evidencia de que fue la otra persona quien ocasionó los principales

29
problemas que la deterioraron. Te voy a recordar lo siguiente para que te
tranquilices.

1) No eres responsable de todo lo que sucedió en la relación. Tu deber no


era salvarlo, sino construirlo día a día.

Asume, con justa medida, lo que realmente fue tu responsabilidad en su


debido momento y júrate no volver a cometer ese mismo error. Tuviste tus
errores; pero la pareja pudo colaborar para que esos errores no
marchitaran el noviazgo o matrimonio.

2) Pretender recuperar a un ex a través de la lástima sólo refuerza lo bien


que hizo en dejarte.

Piensas llamarlo o piensas publicar algo en tus redes sociales para que se dé
cuenta de lo mucho que le extrañas, de cuánta falta te hace, de cómo tus
días no son lo mismo. Sigue causándole pena y te aseguro que detrás de la
pantalla (monitor o móvil) pensará que estás desperdiciando tu vida al
seguir insistiendo una y otra vez (si es que no te has vuelto una molestia
todavía). En el peor de los casos, y estoy seguro que también es así, sólo
ensancharás el ego de tu ex que, gracias a tu todavía no cultivada
independencia emocional o falta de compromiso por sobreponerte y pasar
página, empezará a creerse la última coca cola del desierto. Se volverá
decididamente insoportable.

"Al principio creía que dejarte era un error,


que merecías una oportunidad más
y que seguramente cambiarías;
pero llené el vacío,
me quise un poquito más cada día
y así tu distancia y ausencia
me mostraron que no eras
indispensable para mí...
Ahora sólo sé que eres una valiosa lección
que en el pasado se quedó".
— Rolandox

30
LAS PREGUNTAS CORRECTAS PARA DISIPAR EL TORMENTO INTERNO
Y EMPEZAR A TRANQUILIZARSE

● ¿De qué manera en estos momentos puedo sacar provecho de mi


situación emocional?
● ¿Cuáles son los momentos, en soledad, más felices que he tenido? Y si
no los tengo, ¿de qué manera puedo generarlos?
● ¿Qué hay realmente maravilloso en mi vida en estos momentos? Y si
mi vida no me produce mucho orgullo, ¿por dónde empiezo a
reconstruirlo para sentirme mejor conmigo mismo?
● ¿Cómo quedaría transformada toda mi vida si hiciera esto ahora?

Muchas veces estamos preguntándonos cosas con respuestas


desmoralizadoras.

Cosas como: ¿Por qué siempre me va mal en el amor? ¿Por qué no hice
respetar mi palabra? ¿Por qué termino rogándole que vuelva? ¿Por qué
permití que entrara nuevamente a mi casa? Lo que hace tu cerebro es
siempre responderte y si la calidad de preguntas que le haces es pésima
también lo será su respuesta. Soltará frases como: "Porque no vales
mucho", “Porque eres idiota”, "Porque tienes la culpa por todo lo que hiciste
en el pasado", “Porque en una vida anterior te echaron una maldición” y así
el ciclo de pregunta y respuesta desalentadora va en declive. Poco a poco,
sin darte cuenta, vas comiéndote el cuento de esas historias nefastas sobre
tu ex relación de pareja o sobre tu vida amorosa en general. Cuestionarte
algo que obviamente tendrá una respuesta hiriente es como disparar una
flecha en ángulo perpendicular. Acabará cayendo sobre ti lastimándote
estrepitosamente.

Empieza a cambiar las preguntas que te haces. Tu vocabulario también ha


de ser inspirador y reparador. Muchas veces recibo extensas cartas de
lectores que me cuentan sus historias. Me doy, a veces, la tarea de leerlos.
Incluso no tienen que ser extensos para hacerme entender por qué están
sufriendo mucho: ellos sufren desconsuelo tras hacer funcionar el
engranaje del dolor más que por la situación en sí.

31
Me explico, cuando alguien me escribe: “Me encuentro con el alma hecha
pedazos”, esa persona no sólo está describiendo su situación, sino que la
está reforzando. Su cerebro, que inicialmente sólo percibía dolor, ahora lo
está asociando a una imagen catastrófica, una imagen que lo dramatiza
todo. Si esta persona tan sólo me dijera: "Me encuentro cabizbajo y con
pocas ganas de hacer las cosas", su cerebro percibiría su dolor de una
manera más realista y accesible de disipar.

En cierto estudio sobre la vida de los escritores, se ha encontrado que un


alto porcentaje de los que escribían sobre autoayuda o temas relacionados
al crecimiento personal gozaban de una vida muy plena y próspera. Por otro
lado, los poetas vivían mayormente deprimidos. Se sabe, históricamente,
que muchos se han suicidado. (De hecho, puedes buscar en internet un
artículo titulado: El club de los poetas suicidas y encontrarás una lista de
más 70 poetas que lo hicieron. Quizás te sorprenda reconocer a uno que
hayas leído anteriormente). Y no es de extrañarse, porque si te pones a leer
ciertos poetas pueden contagiarte una emoción destructiva con sus
palabras a pesar de escribir algo bello artísticamente.

Por ello hay que ser consciente del peligro de pormenorizar tu situación de
un modo depresivo y, a la vez, ser conscientes del beneficio de describirlo
de un modo más aterrizado y moderado. Al menos, si vas a hacer o leer
poesía procura escribir o leer algo que te inspire y edifique, algo que te deje
mejor de como te encontrabas.

Aquí van algunos ejemplos de palabras que debes cambiar en tu vocabulario


interno para que no intensifiques el dolor:

Me siento:
corazón roto - conmovido
alma en mil pedazos - desubicado / fuera de órbita
herido - deslucido / molesto
solitario - disponible / libre
rechazado - desviado / poco apreciado
enfermo - limpiándome
estúpido - descubriendo / sin recursos / aprendiendo
terrible - diferente
32
deprimido - decaído(a) / recobrando energías

Muchas veces hemos escuchado el término "seguir pasando el dedo sobre


la herida" y se refiere, desde mi punto de vista, a estar empleando una y otra
vez las palabras negativas que intensifican un acontecimiento doloroso.
Empezamos a sentir emociones positivas cuando dejamos de emplear, en
nuestro vocabulario, aquellos términos que alimentan y sirven de gasolina
a las negativas.

Vivirás en carne propia alguna emoción inhabilitadora si tienes una palabra


para describirlo. Pero si no la empleas, y te enfocas en pronunciar las que sí
son constructivas, empezarás irremediablemente a vivir las que te
conducirán a un mejor estado de ánimo.

¿Has notado, por ejemplo, cómo es que hay quien emplea, por cualquier
contrariedad de la vida, la frase “Me encuentro deprimido” y pareciera que
su lenguaje corporal se contrajera lo suficiente como para interpretar a una
persona deprimida cuando, en realidad, solamente ha tenido un mal día?
Esta persona, corre el peligro, de que, si emplea frecuentemente este
término, poco a poco lo vuelva realidad. Su cerebro empezará a consolidar
esta creencia y originará la depresión. Las personas realmente felices nunca
dicen que se encuentran deprimidas, sólo “decaídas” por algo intenso que
vivieron durante ese día en específico. Y nada más.

VOLVERSE PREACTIVO

Cuando alguien es reactivo reacciona ante las circunstancias que le atacan


o le suceden en ese mismo momento. Cuando es proactivo no está
buscando una reacción, está actuando para que suceda lo que quiere y no
suceda lo que le conviene no experimentar. Pero hay un nivel más
interesante de actitud, el ser preactivo, el actuar antes de que suceda algo,
mucho antes. Algo parecido a ser precavido; pero mucho más sensato.

Eres preactivo, por ejemplo, si a primera hora del día preparas todas las
comidas que comerás durante el resto del día antes de que el hambre te
impulse a comer comida chatarra.
33
Y cuando se trata de superar una ruptura o dejar de contactar al ex, ser
preactivo quiere decir que desde mucho antes vas a prepararte para que la
ansiedad no te invada, o al menos, cuando llegue, se vaya lo más pronto
posible y no te haga tomar acciones de las que luego te arrepientas. El haber
adquirido este audio, por ejemplo, es una acción preactiva de tu parte.

También puedes volverte preactivo desde el momento en que le dices a una


amistad de mucha confianza que te atienda el teléfono al momento de tener
esa angustia, para que cuando te conteste sepa que lo único que tiene que
hacer es escucharte, darte ánimos y recordarte (de su propia voz, aún
cuando sepas lo que te va a decir) las razones por las cuales tú estás
prevaleciendo y preocupándote por tu proceso de recuperación. Ha de ser
alguien que realmente te estime y tenga el corazón lo suficientemente
grande como para socorrerte en estas situaciones; pero sin darte
explicaciones psicológicas o freudianas de tu comportamiento irracional.

También puedes ser preactivo cuando tienes tu propio botiquín emocional:


una hoja donde hayas escrito cada una de las razones (día tras día, a modo
de terapia) de por qué no debes llamar y echar a perder tu dignidad o por
qué simplemente no ganas nada con saber detalles de su vida mirando su
Facebook.

Puedes incluso mirar mi vídeo en Youtube titulado: "20 razones para no


llamar ni mensajear a tu ex" y hacer una serie de ejercicios de respiración
para mantener la calma y apaciguar el alboroto emocional.

"Decidí superarte y confieso que tuve mis altibajos;


pero no dejé que la excusa de que aún te amaba
hiciera añicos mi dignidad:
tal vez siga extrañándote;
pero sigo valorándome...

Y fuiste parte importante de mi vida, sí;


pero esta nueva etapa sin ti también tiene su encanto
pues lo mejor, con tiempo y dedicación, apenas está por venir".
— Rolandox

34
MEMORIA SELECTIVA: EQUILIBRAR LA NOSTALGIA

El despecho activa inmediatamente la memoria emocional, al principio


recuerda todo lo bonito como algo doloroso; luego sólo embellece el pasado
más de lo que estaría recomendado por la sensatez.

Haz de tus pensamientos una forma de practicar tu amor propio. Recuerda


lo mejor de ti. Lo que fuiste sin esa persona antes de conocerla. Estoy seguro
que tienes muchos recuerdos por los cuales sentirte agradecido. Hay
momentos íntimos en las que posiblemente te has desenvuelto y te has
llenado de orgullo personal.

En cierta ocasión, le ayudé a pensar con claridad a un amigo que estaba en


un dilema (¿casarse ahora tan joven o esperar un tiempo más prudente?). Él
me comentó que el aniversario con su novia sería el día 7 de junio y quería
también tenerle como sorpresa el anillo de compromiso para ese día. De
pronto le comenté que ese día era también el día que todos los años yo
celebraba haber iniciado mi carrera como escritor. Mientras él veía ese día
como el más feliz de su vida porque inició una relación con alguien, yo
también lo veía como uno de los más felices de mi vida porque iniciaba el
sueño de realizar mi pasión. Le quise hacer entender que no
necesariamente los momentos más felices de nuestras vidas estaban
estrechamente ligados a la compañía de alguien. El mega flechazo de este
amigo hizo que no captara mi conclusión que seis meses después se casara
con la novia.

Debemos recordar, o al menos hacer trabajar a la mente, con que recuerde


esas fechas en las que, en solitario, vivimos algo espectacular y digno en la
que nos sentimos independientes, ilusionados y llenos de empuje.

Si sientes que, a pesar de todos tus esfuerzos, no puedes encontrar esos


recuerdos que te animen a prevalecer, es momento de tomar una nueva
actitud valerosa: “Voy a vivir todas y cada una de esas experiencias
independientes para disfrutar y exprimir al máximo mi soltería”.

35
EL PASADO TE PERSIGUE: “LA MALA PAREJA” QUE FUISTE A SU LADO

Diste lo mejor de ti; pero puede que también te excediste. Dejaste


amistades y familiares para complacer a un ex celoso o manipulador que
necesitaba aislarte del mundo para volverte una mejor víctima. Quizás
aceptaste este aislamiento como consecuencia de una creencia errónea del
amor. Fuiste completamente abnegado(a). De pronto dejaste de ser aquel o
aquella que brillaba con luz propia, te volviste predecible, ya no
sorprendías. Poco a poco, incluso te volviste aburrido(a). Y eso hizo que tu
ex pareja se hartara de ti porque te subordinabas a su persona. Tú sólo
girabas a su alrededor.

Sí, tuviste tus errores; pero ello no debe condenarte. Todo esto, si lo vuelves
objeto de análisis se convertirá en tu mejor aprendizaje. Tu diálogo interno
debe estar cargado de frases como: “Ahora sé que para mí siguiente relación
seguiré cultivando mi individualidad por más enamorado(a) que esté” y te lo
repites con vigor. No permitas que la culpabilidad —tan sólo por un error
pasado pero humano al fin y al cabo—, te destruya la moral y las ganas de
relacionarte sanamente en una próxima ocasión. Basta con que sepas
claramente en qué fallaste para prometerte a ti mismo, renconciliándote
también en el camino, que lo que vendrá después será más gratificante
tanto para ti como para quien tenga la dicha de conocerte. Ya no
improvisarás experiencia: ¡la tendrás! Existirá una gran ventaja en
relacionarse con alguien como tú quien logró recomponer su corazón.

ACEPTARLO HASTA LA MÉDULA: YA NO TE AMA. AMA SINCERAMENTE


A SU NUEVA PAREJA. AMA SU ACTUAL SOLTERÍA

Pronto también publicaré un audio exclusivamente para la aceptación. Pero


desde ahora te adelanto que parte del éxito de tu proceso de recuperación
tiene que ver con cuán rápido aceptes los hechos, por más dolorosos que
sean. No es que te diga que partas tu corazón a propósito, sino que mires la
realidad, sin filtros, sin capas, sin adornos. Míralo tan cual: ya no te aman, su
amor se desvaneció, hacerlo renacer es una utopía.

36
Esto tiene dos ventajas:

Si tú crees que aún te ama, aunque sea de forma recóndita, verás amor
donde ya murió. Un gesto prolongado, una mirada enternecida soltada por
casualidad o una respuesta amable que no tiene nada que ver contigo
(quizás le tocó un buen día u otro factor ajeno a ti) será suficiente para que
tú creas —de forma errónea y obstinada— que aún siente algo por ti. La
primera ventaja, por tanto, es que aceptarlo te permite dejar la torpeza
afectiva de lado.

La segunda es que tu mente deja de estar dándole vueltas al asunto.


Cuantas más dudas o dilemas estén merodeando por tu cabeza, más difícil
será que olvides a tu ex y más susceptible eres a que generes nuevamente
esos ataques ansiedad.

Entiende: Aceptar la nueva realidad (de que ya no te ama) es lo único que


hay (aún cuando tu mente quiera seguir dando rienda suelta a la
imaginación). Asimilarlo de forma responsable y anhelada calmará
cualquier falacia amorosa, desvanecerá quimeras incrustadas en tu cabeza.

Duele, claro que sí. Hasta la médula. ¿Pero es sano pensar que alguien que
te ama no está contigo porque prefiere estar con otra persona? Si es así,
corres peligro de asociar su ausencia con afecto disimulado y su
indiferencia con miedo al amor.

Lo único que debe bastarte ahora para saber que no te ama es que no está
contigo. Que sea feliz con quien sea que esté. Ello atará cabos en tu mente
y resuelto el enigma podrás empezar a elaborarte preguntas que te
conduzcan a un mejor camino: ¿Ahora cómo empiezo a amarme más a mí
mismo? ¿Qué actividades puedo realizar para sentirme más orgullosa de mi
persona y ser más de lo que era antes? Oh, libertad, dulce libertad de actuar
por y para ti...

37
DESHACERSE DEL “LO QUE PUDO HABER SIDO”

Tienes un torrente de pensamientos acerca de lo que pudo haber sido. De


hecho, eso es lo que a todos nos pasa no sólo en el amor sino en las demás
áreas vitales: ¿Qué hubiese pasado si hubiera sido mejor en esa entrevista
de trabajo? ¿Qué hubiese sido si tan sólo hubiera tenido el valor de seguir
mis sueños?... Y en el amor sucede lo siguiente: “¿Qué hubiera pasado si le
hubiese escuchado su versión?” (cuando ya llevabas decenas de
oportunidades oyéndole la misma razón pero con diferentes palabras);
“¡Qué distinto hubiese sido todo si tan sólo me hubiera dicho que su amor
estaba decayéndose!” y, acto seguido, empiezas a hacerte preguntas que te
hunden más: ¿Por qué será que nadie me quiere? ¿Por qué todas mis parejas
juegan siempre conmigo? Y así empieza la espiral del desaliento y la
negatividad.

Como vimos anteriormente, que te hagas este tipo de preguntas no


brindará soporte tu proceso de recuperación. Tienes que ponerle un stop
frenético y sin titubeos, algo que tu conciencia se sorprenda por tu
templanza. Eres capaz de hacer cosas que actualmente crees no poder
realizar. Sólo que todavía no has dado el siguiente paso. Y todo por no
detener a tiempo esos pensamientos aparentemente inofensivos; pero
altamente insanos a nivel inconsciente.

Cada vez que vengan esos pensamientos de lo que pudo haber sido y no fue,
respóndete categóricamente: "Lo que sucede es la única cosa que pudo
haber sucedido". Y así hasta la saciedad.

Piensa seriamente en todos los acontecimientos que sucedieron como tal y


que tú simplemente ya lo das por hecho ni se te ocurre cambiarlos.
Vincularte emocionalmente a esos hechos lo hicieron significativos; pero
también fueron importantes aquellos con los que no desarrollaste vínculos
afectivos muy profundos. Por ejemplo, quizás en algún momento conociste
a una potencial pareja, pero te convenciste de estar con otra. La anterior
candidata se quedó con el sinsabor de no haberte tenido. Durante un buen
tiempo se quedó pensando en lo que pudo haber sido; pero tú ni un repaso
mental le has dado a esa situación.

38
Créeme: así de cruel puede ser la realidad si te digo que tu ex tiene ese papel
contigo: de ni siquiera estar pensando en lo que pudo haber sido contigo. En
estos momentos él o ella está viviendo su presente. Lo aceptó más pronto
que tú y tú sigues empecinándote en lo que pudo haber sido y no fue.

Velo de este modo: Las cosas suceden. Y nada podemos hacer para
cambiarlas. Lo que sucedió ayer, sirve de lección para lo que vendrá
mañana. Ahora te duele, es verdad; pero mañana será un honor haber
superado esta prueba. Aún si el corazón está suturado. Porque un corazón
que nunca tuvo heridas no es un corazón. Amaste y te dejaron o amaste y
no funcionó. Eso para algunas personas es un fracaso existencial; para otras,
si decides verlo como ellas, un escalón que te conducirá, con mayor
sabiduría, a una relación próspera y saludable. De pronto sabrás que lo
sucedido anteriormente, quizás no tuvo una razón de ser —no todo tiene un
porqué; pero sí un “para qué”— no obstante habrás aprendido a transformar
el carbón en diamante, la habilidad de hacer alquimia con tus
acontecimientos dolorosos y adversos para que finalmente sean
gratificantes e instructivos. Es una habilidad que te acompañará por el resto
de tu vida volviéndote emocionalmente independiente, o por lo menos
ahora, librándote de quien no merece tus lágrimas.

La obsesión de todo lo que pudo haber sido empléalo en todo lo que vas a
hacer que suceda. Te dirás: “No fue ese amor; pero sí será este gran proyecto
que tengo meses postergándolo. No se dio este amor que jamás cambió; pero
sí tendré la libertad suficiente para viajar a ese continente que tanto sueño
conocer. No fue esa relación clandestina, ese hombre o esa mujer prohibida
para mí; pero ahora podré enfocarme en cada uno de los pretendientes reales,
aquellos que realmente me dedicarán tiempo de calidad en los momentos que
deseen y no cuando puedan. No fueron los planes de boda y matrimonio; pero
al menos podré retomar la familia y las amistades que había descuidado por
estar en una relación tan absorbente e ilusa. No fue ese amor tan perfecto que
siempre se portaba bien conmigo; pero al menos, me libré a tiempo de sus
recientes sentimientos fingidos… Cuando antes lo daba todo por él o ella, ahora
me doy la oportunidad de empezar de nuevo: comenzar desde cero da miedo;
pero es peor nunca dar ese primer paso. Es un privilegio volver a empezar”.

39
"No te imaginas lo difícil que fue
alejarme no sólo de ti,
sino también de nuestros sueños,
de nuestras promesas,
de nuestras rutinas y
de una parte de mí que se fue contigo...

Pero con el tiempo comprendí que


es mejor un adiós definitivo y saludable
que decenas de reconciliaciones
frustradas y deplorables
a causa de una relación deteriorada".
— Rolandox

DE TU ENFOQUE DEPENDE TU ESTADO DE ÁNIMO

No es novedad que cuanto más te enfoques en lo que perdiste más triste te


sentirás. Pero también sucede a la inversa: si a pesar de la tristeza, te
enfocas en todo aquello que genuinamente significa motivo para confiar en
que tu vida está mejorando, estarás propiciando más de eso mismo. Por ello
cuando estás triste por mucho tiempo es porque has dado prioridad de
enfoque a todo aquello que promueva ese sentimiento.

Sé que tienes la creencia de que debes sufrir y darle luto a ese amor que se
fue porque eso quiere decir que "lo amaste y te importó de verdad"; pero
también ten en cuenta que es cultural pensar que debes padecer
exageradamente aquello que significó algo en ti.

Quizás para tu ex ya no signifiques mucho (o nada); pero tú sostienes la


importancia que fue él o ella en tu vida, y eso hace que también tengas esa
ansiedad de ir por él a reclamarle lo poco que valiste en su vida, cómo es
posible que te hiciera esto después de todo lo que hiciste por él o ella. Pero
al reclamar al pasado no recibirás ninguna clase de reembolso. Del mismo
modo que el amor surgió de forma natural, su desamor también se apoderó
de su ser y no puede obligarse a sentir lo mismo. Solamente sentirá pena por
40
ti y lo que menos queremos, por tu bienestar emocional y autoestima, es
inspirar lástima como una forma de hacer que todavía signifiques algo en su
vida.

Entonces enfócate en lo que verdaderamente vale la pena.

Sí, puede que todavía no le saques de la cabeza. No vas a lograrlo de un día


para otro, claro está. Pero al menos enfócate en los momentos que te
enseñó algo cuando los recuerdos dolorosos te abrumen. Enfócate también
en las valiosas lecciones que estás aprendiendo ahora que estás solo(a).

La soltería y la soledad sólo es una situación triste y aburrida cuando no


tienes la capacidad de conocer nuevas personas. Cuando tienes la completa
confianza de que en cualquier momento y lugar vas a conocer a una persona
interesante, la soledad deja de ser una sentencia. Por el contrario, se
transforma en una faceta apreciada y, cuando realmente lo desees, irás a
otra persona a compartir un rato agradable.

Por último, te dejo con esta maravillosa pregunta de Julio Bevione que te
hará cambiar de enfoque: “Mi intención del día es ejercitar mi creatividad
preguntándome: ‘¿De qué otra manera puedo ver esto cada vez que una
situación se me muestre desafiante?’”.

NO ERES LO QUE TE INVADE, NO ERES LA ANSIEDAD

En cierta ocasión me encontraba con mucha ansiedad. Yo vivía en una


pequeña ciudad. De pronto le acompañé a un señor, que era casi como un
segundo padre, a administrar una finca cafetera. Me llevó y ese día estaba
haciendo frío. Más de lo normal. No llevé abrigo. Sólo un par de libros, uno
de un viajero jesuita llamado Fernando Gonzalez cuyo libro era “Viaje a pie”
y el otro era “El poder del ahora” de Eckhart Tolle. Tenía que encontrar la
respuesta a esa ansiedad que estaba sintiendo ya más de una semana. Yo no
estaba seguro si este mini retiro espiritual funcionaría. No obstante, no
perdía nada intentándolo. Ese día dejaría el piloto automático del día a día.
Me pondría a hacer algo muy raro en mi rutina.

41
De pronto me encontraba yo allí, en medio de la vegetación, con frío y
leyendo mucho. Examinaba mis pensamientos. Me quedé conmigo mismo.
Sin distracciones. Tanto el señor como los caficultores estaban tan absortos
en su trabajo que no me interumpían en absoluto. Era perfecto para mí estar
en medio de las montañas respirando aire completamente puro.

Ya llegado el momento del atardecer, y tras casi haberme acabado el libro


de viaje que había traído, la neblina se desvanecía antes mis ojos para
revelar con mayor nitidez el pueblo bajo mis pies...

De pronto sucedió. Lo vi tan claro. Comprendí que, efectivamente, había


tomado la decisión correcta al venir aquí, sin cámara fotográfica, sin
llamadas telefónicas, sin amigos que divirtieran, sin distracciones
femeninas, sin ruidos excepto por mi voz interior…

Mi ansiedad, a pesar de ser positiva y un tanto teñida de tristeza, no era yo


quien lo causaba. Era una parte de mí, la parte que siempre esperaba, esa
parte oculta de mí al que llamaría “el esperanzado”.

Recordé, pues, lo que un amigo, a través de una sesión de coaching, me había


preguntado para yo mismo encontrar la respuesta a los comportamientos
que me disgustaban: ¿Qué parte de ti se manifiesta cuando…?

Una pregunta poderosa. Una que quitaba el peso de la apariencia, una que
te desligaba del personaje que creías ser.

¿Qué parte de ti se manifiesta cuando estás ansioso? ¿Qué parte de ti se


manifiesta cuando te enojas con tu pareja porque entran a una batalla de egos?
¿Qué parte de ti se manifiesta cuando estás a punto de llamar a alguien que
bien sabes ya le resultas una molestia o sólo se aprovechará de ti?

¿Qué quiere comprobar y demostrar esa parte de ti? Por último, ¿es
indispensable que esa parte de ti tenga razón?

Escucha esa parte de ti que se manifiesta. Sé consciente de que no es tu


integridad la que aflora; sino un fragmento de ti quizás aún indomable e
incomprendido.
42
Definitivamente el Rolando ansioso no me definía, sólo era una faceta que
de vez en cuando se asomaba, y más ahora últimamente. Observando esa
actitud del que fui expectador y etiquetándola correctamente, sentía que
se me quitaba un gran peso de encima.

De pronto, parado contemplando el atardecer, se me dio por abrir, al azar


cualquier página del libro de Eckhart Tolle y el tema era exactamente el que
estaba viviendo en ese momento, “Romper la identificación con el cuerpo-
dolor”:

“El cuerpo-dolor, como cualquier otra entidad existente, quiere sobrevivir, y


sólo puede hacerlo si consigue que te identifiques inconscientemente con él.
Entonces puede emerger, apropiarse de ti, «convertirse en ti» y vivir a través de
ti. Necesita conseguir su «alimento» a través de ti. (…) Como no eres consciente
de lo que haces, afirmarás vehementemente que no quieres sufrir. Pero si miras
de cerca, verás que tu manera de comportarte y tu forma de pensar están
diseñadas para perpetuar el dolor, tanto para ti mismo como para los demás.
Si realmente fueras consciente de él este patrón se disolvería, porque desear
más dolor es una locura y nadie está conscientemente loco“.

Y, en ese momento de epifanía, entendí que mis posibles preocupaciones de


que sucediese algo que deseaba o no, resultarían sólo una molestia y un
motivo para sentirme mal si estaba dentro del Rolando ansioso, el
encaprichado, el que esperaba que las cosas fueran de determinada
manera. Y aunque yo no tenía episodios fuertes de dolor o depresión, sentía
que una leve y disimulada tristeza me invadía; pero en ese momento, poco
después de que el paisaje se despejaba de la neblina que había durado casi
todo el día, veía con beatitud cómo es que el sol empezó a brindarme un
poco de sus destellos antes de descender; y, aunque no logró manchar de
rojo todas las nubes a su alrededor convirtiéndolo en un arrebol
esplendoroso como siempre me gustaba, todo esto, para mí, era demasiado
simbólico puesto que yo también había despejado mis dudas y
pensamientos. El atardecer fue como decía, Fernando González en su libro
“Viaje a pie”: el globo de oro que descendía con majestad sobre el Pacífico a
través de las montañas…

43
~~~

3 cosas que debes hacer para eliminar la ansiedad AHORA MISMO

Ya las sabes pero es bueno recordarlas:

Plan A: Darte un día de descanso completo y tratarte de forma amorosa

Con todo lo anteriormente dicho en este audio, puedes equipar tu auto de


gasolina o tomar el primer bus que salga de tu ciudad. No durará más de dos
horas el recorrido. Evidentemente debes dar aviso de que no irás a trabajar
ese día. No tiene que ser domingo porque curiosamente ese es el día en que
a muy pocas personas les da ganas de salir a dar un paseo. Además, lo
importante con este día es salir del piloto automático, hacer algo distinto,
romper la cadena, sacudir el cerebro con novedad, entretenerlo con algo
interesante y sobrecogedor. Y ese día dedicarte enteramente a ti. A pensar,
a reflexionar, a tomar apuntes, a escribir en tu diario y a comprometerte a
ser más amoroso(a) contigo aún en situaciones adversas.

Plan B: Acudir a un amigo de confianza para que te ayude a soltar el peso de


pensamientos recurrentes y obsesivos

Tener a esa persona de confianza, a quien previamente ya le has contado


sobre tus asuntos emocionales, y, claro está, sepas que no hará público tu
problema ante los demás. Esa persona que estará dispuesta a escucharte
incluso si le llamas a las 3 de la mañana para hacerte entrar en razón y
decirte que tú no tienes la culpa, que esto es sólo un momento transitorio
en tu vida, que te fortalecerás a pesar de la debilidad y confusión.

Hay que tener en cuenta también que compartir esto que estás viviendo
con esa amistad —el secreto de estar sufriendo por un ex amor— afianzará
más tu relación de amistad. El lazo afectivo con tu amigo o amiga, o con ese
familiar de confidencias, será constructivo. No todos contamos con alguien
que sea tan paciente y que muestre esa actitud incondicional. Haz de tener
algo de suerte. Sin embargo, te sugiero unirte al grupo secreto VIP en
Facebook de mis lectores. Todos ellos saben lo difícil que es pasar por

44
momentos así y, si logras tener esa amistad, aunque sea en la distancia, no
imaginas lo tremendamente beneficioso que resultará en tu proceso de
recuperación. Si aún no estás dentro puedes hacerme llegar un correo
solicitándome el acceso y yo inmediatamente te la daré.

Otra cosa que me gusta reiterar cuando se trata de superar un desamor es


atacando el famoso dicho "Un clavo saca otro clavo"; ¿pero sabes qué? En
realidad se necesitan tres clavos para olvidar a un ex. Y no me refiero a
romances. Estos tres clavos van en el siguiente orden: una amistad
verdadera, un gran sueño de vida y un nuevo amor. Mucha gente quiere
saltarse inmediatamente al nuevo amor y termina lastimada... Clavo al que
no das, golpe directo al dedo y con fuerza recibirás. Haz los clavos en el
orden mencionado y te ahorrás ese golpe.

Por último, te recuerdo lo que dije en un capítulo de mi libro "Recupera tu


autoestima": lo que nos aleja de las relaciones adictivas son las conexiones
reales y duraderas. Una amistad, o sea otro ser humano que conecta
genuinamente contigo, evitará que tengas el impulso irracional de querer
drogarte nuevamente de ese ex nocivo. Se ha descubierto que todos los que
fueron dependientes a sustancias altamente adictivas empezaron a
desligarse de ellas cuando la sociedad le daba una nueva oportunidad como
seres humanos, pudiéndose integrar nuevamente como personas de
confianza, que pudieran estudiar o trabajar sin llevar a cuestas la cruz de
haber sido drogadictas, tal como ocurrió en Portugal (caso que expliqué
más detalladamente en este libro).

Si estás a punto de caer en las redes de tu ex ayudará mucho tener una


amistad que te abrace por cinco minutos completitos, no por ser meloso ni
empalagoso, sino por ver en ti la necesidad de recibirlo. Esa amistad que su
sola compañía a caminar dos horas, perdiéndose por las calles, ya es
esclarecedora, aquella que te hace apreciar los momentos más sencillos y
cotidianos de la vida recordándote que no solamente con amor se disfruta
plenamente. Aquella amistad que pregunta con interés y que no juzga. Y
cuando caes o cometes el desliz de contactar con ese ex, no va a renegar y
olvidarse de ti. Evidentemente te regañará pero amorosamente, por tu
bien, y tú para la próxima tendrás ganas de no defraudarle.

45
Una amistad que en el proceso de rehabilitación emocional te insista en
seguir mejorando a pesar de que tú creas estar bien.

Estos requisitos son muy difíciles de encontrar hoy día en una persona. Pero
las probabilidades aumentan de tenerlos si tú estás dispuesto a ser primero
esa clase de amistad. Toma tiempo, claro que sí. Pero vale la pena luego
tener esa fiel compañía.

Ser consciente de que está manifestándose una parte de ti

No eres realmente tú cuando ese ataque de ansiedad te invade. Es una parte


de ti. La ansiedad viene de una parte de tu yo interior que quiere ser
escuchada. ¿Qué te quiere decir? ¿Te escuchas o no? ¿Estás siendo duro
contigo mismo?

Presta atención a lo que esa ansiedad quiere sacar de ti: muchas veces
cuando repasas y te sumerges en cada uno de tus pensamientos,
reflexionando sobre justamente los que mayores problemas te dan, salen
de ti palabras y frases amorosas, entonces te iluminas y entiendes por qué
te sentías así. Siendo consciente de lo que tu yo interior estaba deseando de
ti serás capaz de calmarte. Habrá paz y armonía otra vez.

Confiar en los procesos de la vida: Si te sucede es porque eres capaz de


afrontarlo

Así es. No es que "todo pase por algo" como muchas personas te dicen a
modo de consuelo. Algunas cosas te pasan por confiado, ignorante o tonto.
Pero ante el error de tu pasado puedes sacarle provecho y si no te sientes
capaz de verlo de ese modo, entonces siéntete en la disponibilidad de
confiar en que todo esto que estás viviendo en realidad es algo que puedes
afrontar.

Ningún ser humano vive un dolor que no pueda soportar. Aunque se


resquebraje, exageradamente hablando, “en mil pedazos”, finalmente tiene
la capacidad de renacer. Cuanto más confíes en tu capacidad de renacer,
más posible será —a fin de cuentas— superarlo.

46
~~~

Visita la web del autor: http://olvidaunamor.com/

Otros productos del autor:

“7 Pasos para Olvidar un Amor”: http://olvidaunamor.com/a/


“Como Prevenir el Mal de Amores”:
http://comoolvidarunamor.info/ebook-cpma-presentacion-vip/
“Recupera Tu Autoestima”: http://comoolvidarunamor.info/ebook-
recupera-autoestima/
“Domina los Secretos de la Mente Masculina”:
http://comoolvidarunamor.info/dominavip/

47