You are on page 1of 4

Working With People (WWP)

Trabajar con personas (WWP) es un modelo conceptual del desarrollo rural definido por
Cazorla et al. (2010, 2011) que incorpora la perspectiva de los enfoques participativos,
los modelos de planificación como aprendizaje social y las metodologías de la
formulación y evaluación de proyectos de desarrollo rural y planes. El modelo de
planificación, como el aprendizaje social, se propone la participación de las personas en
todas las etapas del proyecto en un proceso de aprendizaje continuo. Este proceso de
aprendizaje es bidireccional, ya que tanto los planificadores y los habitantes locales
comparten sus conocimientos y experiencia de expertos. Por otra parte, el papel que los
planificadores adoptan actúa como un movilizador de recursos y un catalizador de los
intereses públicos y privados para que las soluciones innovadoras en sus territorios se
pueden encontrar. Como resultado de este diálogo, toda propuesta está sujeta a
modificaciones. Por lo tanto se considera la acción de preceder a la planificación. Por
último, lo que se ha aprendido como producto de la participación de los diferentes
agentes de la sociedad, debe condicionar la planificación relacionada con las políticas
futuras. El énfasis del modelo de WWP se coloca en las habilidades contextuales y de
comportamiento de los individuos.

Los principios que definen el modelo son:


“El respeto y la primacía de la población, incluidos sus derechos, tradiciones e
identidad cultural a través de los procesos de participación y la integración, para
garantizar el bienestar social y el desarrollo sostenible de abajo hacia arriba y
enfoques multidisciplinares de refuerzo de las capacidades y conocimientos de las
personas, garantizando así el desarrollo constante de su territorio y el enfoque
endógeno e integrado”.

Además de estos principios, proyectos WWP se pueden sintetizar en tres componentes,


con las interacciones y los solapamientos entre ellas a través de procesos de aprendizaje
social:
El componente ético-social: Este componente está relacionado con el comportamiento,
las actitudes y valores de las personas que interactúan para promover, administrar o
dirigir proyectos WWP. WWP proyectos no son neutrales, pero integran la ética sobre
la base de un ideal de servicio y guiadas por los valores. También está relacionado con
la creación y el mantenimiento de la estructura, cognitiva y relacional el capital social.
El componente técnico-empresarial: Este componente se integra los elementos
técnicos necesarios para movilizar recursos, generando un flujo de bienes y servicios,
consulta y negociación entre los diferentes actores, asumiendo y la gestión del riesgo y
la traducción de estos recursos en un producto final que cumpla con los objetivos del
proyecto. Estos pueden ser tangibles e intangibles, como el intercambio de
conocimientos o trabajando en los aspectos sociales y culturales. Este componente está
relacionado con el desarrollo del capital humano.
El componente político-contextual: Este componente incluye los elementos clave que
permiten que el proyecto para interactuar con el contexto en el que está inmersa,
incluidas las organizaciones sociales y políticas y la administración pública. Estos
elementos clave se derivan de tener una organización interna que facilite la
participación y la implicación social, y que también es de utilidad para las personas y de
adaptación al cambio. Este componente está relacionado con la formación de puentes
y vincular el capital social, se hace referencia a las relaciones entre grupos heterogéneos
y con personas o grupos de poder político o financiero.

El desarrollo sostenible, tanto en el presente y como debe ser para las generaciones
futuras, se ha tenido en cuenta junto con los principios y componentes del modelo
WWP. Tanto el componente ético-sociales (junto con su respeto a las personas, sus
valores y la cultura) y el componente político-contextual (mirando el contexto del
territorio, incluyendo sus recursos naturales), asegúrese de que las inversiones técnicas
y los esfuerzos se centrarán en mejorar el bienestar social de la población local de una
manera respetuosa con el medio ambiente y que pueden mantenerse en el tiempo.

Con el fin de ser capaz de poner este modelo conceptual en funcionamiento, se ha


relacionado con el desarrollo y uso de las competencias para la gestión de proyectos,
como parte del proceso de aprendizaje que se lleva a cabo durante el proyecto.
'Competencia', aquí, se ha definido como "un compendio del conocimiento, actitudes
personales, las habilidades y la experiencia pertinente necesaria para tener éxito en una
función particular". Entre varios modelos de competencias en el ámbito de los proyectos
de desarrollo rural, se ha elegido un modelo holístico desarrollado por la Asociación
Internacional de Gestión de Proyectos, ya que amplía el concepto de competencia
mediante la integración de todas las dimensiones de la gente que les permitan llevar a
cabo una actuación profesional adecuada (es decir, comportamiento, habilidades,
conocimientos, motivación, estratégica y cuestiones éticas) y clasifica las competencias
en tres dimensiones que se pueden vincular más a los tres componentes:

La dimensión técnica.- Esto se relaciona con las habilidades y conocimientos necesarios


para gestionar el proyecto con éxito. Las competencias incluidas en esta dimensión,
como los recursos, la calidad, el tiempo y fases, los costos de comunicación, etc., son
necesarios para el buen funcionamiento del componente técnico-empresarial.
La dimensión contextual.- Esto se refiere a las interacciones de los grupos de interés
dentro del contexto del proyecto y la organización permanente. Esta dimensión se
relaciona también con el componente político-contextual teniendo en cuenta las
competencias como la gestión de personal y de negocios, finanzas, legales, de salud,
seguridad, seguridad y aspectos de medio ambiente, entre otros.
La dimensión avioural Beh.- Esto se refiere a las relaciones personales entre los
individuos y los grupos objetivo en un proyecto. También se asocia con el componente
ético-social, e implica el uso de las competencias como el liderazgo, el compromiso, el
autocontrol, la creatividad, la consulta, negociación, resolución de conflictos, la ética y
los valores.

CASOS PRACTICOS:
Sastre-Merino, S., Negrillo, X., y Hernández-Castellano, D. (2013). SOSTENIBILIDAD DE
LOS PROYECTOS DE DESARROLLO RURAL DENTRO DEL MODELO CON LAS PERSONAS
QUE TRABAJAN: APLICACIÓN A LAS MUJERES AYMARAS COMUNIDADES DE LA
REGIÓN DE PUNO, PERÚ. Sustenta que Los proyectos de desarrollo han cambiado desde
una visión técnica y de arriba hacia abajo a una visión integrada perseguir la
sostenibilidad económica, social y ambiental. En este contexto, los modelos de
planificación y gestión con surgen enfoques de abajo hacia arriba, como el modelo de
trabajo con la gente (WWP), que hace hincapié en la participación social y el aprendizaje,
incorporando también un enfoque integral derivada de sus tres tipos de componentes:
ético-sociales , técnico-empresarial y político-contextual. El modelo se aplica en un
proyecto de desarrollo rural, gestionado por una organización de aymaras de las
mujeres en Puno, Perú. El modelo WWP es considerado como un vehículo útil para
promover el liderazgo y la creación de capacidad en las habilidades técnicas, de
comportamiento y contextuales de gestión de proyectos, por lo que las mujeres pueden
convertirse en protagonistas de su propio desarrollo, transformando así sus actividades
artesanales en empresas exitosas y sostenibles.
Cazorla, A., De los Ríos, I., Salvo, M. (2013). TRABAJANDO CON LA GENTE EN
PROYECTOS DE DESARROLLO RURAL: UNA PROPUESTA DESDE EL APRENDIZAJE
SOCIAL. Afirma que en este artículo se muestra un marco conceptual que sintetiza la
evolución del "proyecto moderno" y sus valores dominantes, hasta llegar a un nuevo
enfoque para la planificación de los proyectos de desarrollo rural en la posmodernidad:
trabajando con la gente" (Working With People, WWP). El modelo WWP se inserta en
los debates internacionales del "social learning" e incorpora elementos clave de la
planificación como aprendizaje social, de la participación colaborativa y de los modelos
de dirección de proyectos. WWP es fruto de 25 años de experiencia desde el grupo
GESPLAN en diferentes contextos europeos y en países emergentes. La implementación
ha dado lugar a diferentes metodologías e investigaciones aplicadas. Esta nueva forma
de pensar abre nuevos campos de investigación en el ámbito de la planificación,
evaluación y dirección de los proyectos de desarrollo rural.
De los Ríos, I., Rahoveanu, A., Gallegos, A. (2013). COMPETENCIAS DE GESTIÓN DE
PROYECTOS PARA EL DESARROLLO REGIONAL EN RUMANIA: MODELO DE ANÁLISIS DE
“TRABAJAR CON LA GENTE”. Menciona que Este documento muestra las habilidades y
competencias (técnicas, de comportamiento y contextuales) que afectan al desarrollo
regional y rural en Rumania. La metodología empleada se basa en el modelo de trabajo
con personas (WWP), que integra elementos de los modelos internacionales de
aprendizaje y planificación social de gestión de proyectos, que integran las
competencias que tienen una influencia en el desarrollo regional. WWP modelo es el
resultado de la experiencia en la planificación del desarrollo rural a cargo del GESPLAN
grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid en varios contextos
europeos y los países emergentes. Los resultados muestran que las principales
habilidades y competencias para el desarrollo regional en Rumania se centran en tres
componentes: técnico-empresarial, ético-social y política-contextual. Lecciones de la
experiencia en los primeros años de la Red Nacional de Desarrollo Rural de Rumanía
(NRDN) demuestran el enfoque de gestión de proyecto adecuado para el Desarrollo
Regional, superando el enfoque de “técnica” de la gestión y haciendo hincapié en el
comportamiento de los individuos y los contextos en los que trabajan. Esta nueva forma
de pensar abre nuevos campos de investigación en los proyectos de desarrollo regional
de planificación, evaluación y gestión. Estas tres dimensiones son necesarias para la
gestión eficaz y la ejecución de proyectos y programas en condiciones de desarrollo
regional.
De Los Ríos, I., Ortuño, M., Rivera, M. (2016). ASOCIACIÓN PÚBLICO-PRIVADO COMO
HERRAMIENTA PARA PROMOVER EL EMPRENDIMIENTO PARA EL DESARROLLO
SOSTENIBLE: WWP EXPERIENCIA TORREARTE. Menciona que Existe un interés creciente
en la capacidad de ambas asociaciones público-privadas y la capacidad empresarial para
promover el desarrollo rural sostenible. Esta investigación describe la cronología
histórica y la importancia del PPP (Public Private Partnership) para las empresas rurales;
También se analiza la complejidad de dimensiones de la gestión de PPP. Además, esta
investigación se basa en un estudio empírico de una APP para la iniciativa empresarial
en el desarrollo sostenible en la montaña del norte de la comunidad de Madrid, con más
de 20 años de experiencia. Este PPP se gestiona de acuerdo con el trabajo con personas
(WWP) Modelo, que es para la gestión de proyectos complejos en el campo del
desarrollo rural sostenible, y tiene como objetivo promover el desarrollo de las
competencias entre las partes involucradas. Los resultados muestran los efectos
positivos en términos de las competencias de emprendimiento para el desarrollo rural
sostenible y las partes involucradas que crean el modelo de gestión de PPP para la
iniciativa empresarial y el Proyecto Torrearte.