You are on page 1of 5

EXORCISMO POR SKYPE: CÓMO Y POR QUÉ FUNCIONA

ISIDRO JORDÁ. BLOG DE AYUDA ESPIRITUAL


TRÍNITAS

www.madeproes.wixsite.com/proteccionespiritus/blog/exorcismo
-por-skype-como-y-por-que-funciona

El mero hecho de hablar de exorcismo ya le puede parecer


algo de locos a cualquier profano en la materia, cuanto más
hablar de exorcismo por videoconferencia. La cosa suena a
broma… pero, sí, funciona, y muy bien por cierto. En mi tarea
como exorcista cristiano laico la mayoría de los
procedimientos son por esta vía y puedo decir que tienen la
misma efectividad que los presenciales.

Para comprender esto hay que considerar primero lo


siguiente: los espíritus, sean de la naturaleza que sean, están
hechos justamente de lo que podemos llamar energía
espiritual, que tiene un comportamiento muy diferente de los
tipos de energía que operan en nuestro plano físico. Por
ejemplo, un fantasma puede desplazarse a la velocidad del
pensamiento, de manera que en un exorcismo por
videoconferencia en el que exorcista y paciente están cara a
cara, para él es como si todos estuvieran en la misma sala. El
paciente puede estar en Europa y el Exorcista en América, al
ente le bastará con dar un paso hacia el exorcista y ya estará,
literalmente, en su sala.

Mi primer exorcismo virtual se dio justamente porque me vi


obligado a improvisar un medio de atender a una persona que
estaba en otro país y que no tenía cómo llegar físicamente
hasta mí. Y partí del siguiente principio: algo como los
maleficios, que consisten en hacer que seres espirituales
negativos o la energía psíquica de un mago sean enviados a
distancia para dañar a alguien, funciona perfectamente, esto
es tan antiguo como la humanidad misma. Entonces, si la
energía espiritual negativa se propaga a distancia con total
facilidad, ¿por qué no iba a pasar lo mismo con la energía
elevada que se transmite en una bendición o que le es
concedida al exorcista cuando practica las oraciones de
liberación?

Así, tomé el procedimiento presencial que uso habitualmente


(que puede combinar oraciones, imposiciones de manos,
pases y fricciones), lo adapté al medio online y funcionó.
Para ilustrarlo, cuento hora algunas situaciones que me
parecen especialmente claras. Como es de praxis cuando se
escribe sobre este asunto, ocultaré los nombres reales de los
pacientes.

El caso de Patricia

Hay un tipo de influencia espiritual en la que los entes se


instalan y circulan por el áurea de la persona (uno de los
campos energéticos que emite el cuerpo humano y del cual
los entes toman energía) sin llegar a penetrar propiamente en
el cuerpo físico.

Este fue el caso de Patricia, que empezó la sesión diciéndome


que sentía todo el cuerpo agarrotado y dolorido.

Empecé un ritual que, realizado presencialmente, combina


oraciones de liberación con suaves fricciones con las manos
de cintura para arriba en el paciente (estas ayudan a los entes
a salir del cuerpo). Para sustituir las fricciones en la
videoconferencia ideé lo que he dado en llamar pases de
impulso (descritos en el epígrafe ​10.8. Pases de impulso de mi
Guía de liberación espiritual o exorcismo​). Pues bien, como a
través de ellos se proyecta energía espiritual elevada, en este
caso desde la cintura del paciente hacia arriba, Patricia
comenzó a experimentar como una sensación de opresión en
toda la parte superior del cuerpo, desde el pecho hasta la
cabeza, además de dificultades para respirar y una sensación
de náusea. Es como que los entes fueron concentrándose en
la parte superior del cuerpo a causa de las ráfagas de energía
que le llegaban desde abajo. Después de una primera tanda
de oraciones las sensaciones negativas disminuyeron
significativamente, pero luego Patricia empezó a sentir como
hormigueos en diferentes puntos, como si tuviera ratones que
le corrían por el cuerpo. Así empecé a usar otra técnica de
extracción, la de arrancado (descrita en el punto ​10.10.
Movimientos de arrancado de la guía). Así, le iba
preguntando: “¿Dónde sientes molestia ahora?” Ella me
señalaba partes específicas del cuerpo y yo le iba arrancando
los entes de cada una de ellas. Me decía: “Ahora está en esta
mano, ahora en la parte superior de la cabeza, ahora en los
hombros”… Ella estaba usando el teléfono móvil para la
videoconferencia, de modo que cuando mencionaba una
región del cuerpo fuera de mi alcance visual, le pedía que me
la mostrara enfocando la cámara hacia el lugar. La parte que
me llamó más la atención fueron las piernas, no las podía
mover, tenía todas las articulaciones bloqueadas y doloridas.
Entonces le pedí que me las enfocara y empecé a hacer los
pases de impulso en el sentido de su cintura hacia abajo, y la
liberación de los síntomas fue progresando desde la cadera
hacia los pies. Me decía: “Siento como si hubiera alguien que
se agarra a mis piernas para no caer por un precipicio. Ahora
ya siento los muslos libres… Ahora se está agarrando a mis
rodillas, es como si me clavaran unas garras en ellas… Ahora
está en los tobillos…”, hasta decir: “Ya está fuera”.

Hasta limpiar completamente a Patricia trabajé sobre ocho


puntos específicos de su cuerpo y tras aplicar los pases de
impulso y movimientos de arrancado en cada uno de ellos,
cada molestia desaparecía al instante. Esto confirma que por
videoconferencia la interacción con espíritus y energías
psíquicas y espirituales se da.

En otra ocasión también pensé: ¿Y si durante un exorcismo


por videoconferencia cae la conexión? Ahí se me ocurrió usar
una foto del paciente para visualizarlo, ya que también para
los hechiceros es cosa normal usarlas en rituales para atacar a
sus víctimas. Los pases se aplicarían sobre la foto como se
haría sobre el cuerpo presente de la persona. Con esto hice
dos tests, uno usando la foto del paciente pero manteniendo
el contacto con él por vía telefónica durante el exorcismo, y
luego probé un grado de alejamiento mayor, hacer el
exorcismo apenas con la foto de la persona sin contacto visual
ni auditivo. Ambos funcionaron pero, esto es verdad, con un
grado de efectividad algo menor.

La imagen que tenemos de la persona en la pantalla es


apenas un conjunto de pixels, la foto es apenas un papel,
pero con ellas el procedimiento funciona porque permiten que
el exorcista visualice de manera muy clara la imagen de la
persona y que pueda dirigir con mucha precisión la energía
mental y espiritual, que no va en sí a la pantalla o a la foto,
sino que va realmente a la persona y a los entes. Esto es una
perplejidad pero es una realidad.

Valga el ejemplo de otro caso, llamaré a la persona Pedro.


Ingeniero químico, trabaja en un laboratorio con máquinas
que realizan varios de los procesos de la fabricación de
medicamentos. Me llamó una noche, sentía que estaba siendo
atacado espiritualmente de manera muy agresiva. Aparte de
tener sensaciones de presencias, durante el día varias
máquinas del laboratorio se averiaron, una remesa de
medicamentos que le encargaron hacer se estropeó 10 veces
durante el proceso de fabricación (algo imposible en su caso,
pues es un excelente profesional), su jefe y un colega de
trabajo se pelearon violentamente ante él, salió enceguecido
del trabajo, extremamente confuso, irritado y nervioso, se
cayó en medio de la calle y casi lo atropella un coche.

Al hablar con él me pidió que lo limpiara usando apenas su


foto, pues dijo que era muy tarde y estaba exhausto. Al día
siguiente me dijo que estaba mucho mejor, pero que había
dormido mal, con pesadillas, cosa nada normal tras una sesión
de liberación. Salvo casos especiales, tras un exorcismo la
persona ya queda totalmente libre. Tuvimos que hacer otra
sesión pero ahora por videoconferencia y ahí sí ya quedó
limpio del todo. No tuvo más síntomas mentales ni
“accidentes”.

Tras toda una serie de exorcismos utilizando fotos sin


disminuciones en la efectividad, este fue el primer caso donde
sí hubo indicadores de que la liberación no se dio al 100%.
Actualmente la foto la utilizo apenas como plan B, tiene un
grado de efectividad muy considerable, pero si es posible
propongo directamente la sesión presencial o por
videoconferencia. Hasta ahora no he notado una diferencia de
eficacia entre estas dos últimas.

Para terminar, decir que con relación a la liberación a


distancia ni siquiera estos son los únicos procedimientos que
funcionan. Sé de colegas exorcistas que la realizan sin ningún
tipo de contacto directo con el paciente, sin audio, ni vídeo, ni
siquiera foto, solo teniendo el nombre y la dirección de la
persona. Mi conclusión final es que cuando un exorcista dice
“no se puede exorcizar a distancia” es que simplemente no ha
encontrado la manera de adaptar su procedimiento a esa
situación. Apenas hay procedimientos que pueden adaptarse y
otros que no, y no hay otra forma de saberlo que a través del
ensayo y error.

Isidro Jordá
Ayuda Espiritual Trínitas - Isidro Jordá
Manual de protección contra espíritus
https://madeproes.wixsite.com/proteccionespiritus
Licencia de copyright Creative Commons. Atribución-SinDerivadas 3.0 No portada (CC
BY-ND 3.0)
https://creativecommons.org/licenses/by-nd/3.0/deed.es

Related Interests