You are on page 1of 8

INTRODUCCIÓN

La inteligencia emocional es un concepto nuevo que, es casi imposible para


cualquier persona entender su fundamento de forma clara. Sin embargo, todos
nos hemos preguntado alguna vez cómo controlar nuestros impulsos y
emociones cuando nos relacionamos con los demás, así como la manera de
motivarnos efectivamente para alcanzar el éxito.

la inteligencia emocional según Daniel Goleman, juega un importante papel; las


investigaciones realizadas en torno al tema demuestran que ciertas personas a
pesar de lograr las metas académicas o puestos de liderazgo, reaccionan
muchas veces inadecuadamente a las dificultades que se le presentan, debido
principalmente al poco dominio de las emociones.
LA NATURALEZA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

1.1 CONCEPTO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL:

La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios


y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El término fue popularizado por Daniel
Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995.

1.1.1 PRINCIPIOS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL:

a) Recepción: Cualquier cosa que incorporemos por cualquiera de


nuestros sentidos.

b) Retención: Corresponde a la memoria, que incluye la retentiva (o


capacidad de almacenar información) y el recuerdo, la capacidad
de acceder a esa información almacenada.

c) Análisis: Función que incluye el reconocimiento de pautas y el


procesamiento de la información.

d) Emisión: Cualquier forma de comunicación o acto creativo, incluso


del pensamiento.

e) Control: Función requerida a la totalidad de


las funciones mentales y físicas.

1.2 LA NATURALEZA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL SEGÚN DANIEL


GÓLEMAN.

la inteligencia emocional según Daniel Goleman, juega un importante papel; las


investigaciones realizadas en torno al tema demuestran que ciertas personas a
pesar de lograr las metas académicas o puestos de liderazgo, reaccionan
muchas veces inadecuadamente a las dificultades que se le presentan, debido
principalmente al poco dominio de las emociones.

Para lograr controlar las emociones hay que identificar en primer lugar el
concepto de Programación Neurolingüística o PNL, nombre que abarca los
componentes más importantes e influyentes a la hora de producir experiencia en
el ser humano: neurología y programación.

El sistema neurológico regula cómo funcionan nuestros cuerpos: lingüística se


refiere a cómo nos interrelacionamos y comunicamos con la gente y
programación indica las clases de modelos del mundo que creamos. La
Programación Neurolingüística describe, la dinámica fundamental entre la mente
y el lenguaje, y cómo la relación entre ambos afecta a nuestro cuerpo y a nuestro
comportamiento.

La naturaleza de la inteligencia emocional" se puede decir que no sólo no es


suficiente el coeficiente de inteligencia (CI), sino que es un error de este siglo por
ser conductista. Goleman reconoce que la noción de "inteligencia emocional" la
ha tomado de Peter Salovey.

Las emociones son vitales a la hora de valorar la inteligencia de las personas,


como lo apuntaban los escritores amantes de la intuición del movimiento
romántico alemán "sturm und drang".

La naturaleza de la inteligencia emocional" Goleman lo fundamenta en cinco


puntos:
a) el conocimiento de las propias emociones.

b) capacidad de controlarlas.

c) capacidad de motivarse uno mismo.

d) reconocer las emociones ajenas.

e) el control de las reacciones.

1.2.1 EL CONOCIMIENTO DE LAS PROPIAS EMOCIONES:

El conocimiento de las propias emociones es la piedra angular de la


inteligencia emocional y Sócrates lo consideraba ya en conócete a ti mismo.
Cerebralmente, parece requerir una activación del neocórtex en las áreas
del lenguaje, como evidencia la alexitimia, la imposibilidad de expresar las
emociones, descubierta por el doctor psiquiatra de Harvard Peter Sifneos en
1972.

Asimismo, también hay influencia de las emociones en el razonamiento,


como expone Antonio Damasio en el error de descartes, donde expone que
las señales intuitivas llegan en forma de impulsos límbicos o de "indicadores
somáticos", por lo que debemos estar en contacto con nuestras sensaciones,
con el corazón, al crear metáforas, soñar,... también hay niveles de emoción,
pues "cualquier emoción puede ser -y normalmente es - inconsciente"
consciente cuando se produce un registro en el córtex frontal e inconsciente
antes de que se registre.

1.2.2 CAPACIDAD DE CONTROLARLAS:

En cuanto a la capacidad de controlar las propias emociones, platón hablaba


de sofrosyne, "cuidado e intelgencia en el gobierno de la propia vida", que
aristóteles situó en el "justo medio", lo apropiado y que en roma y en el
cristianismo pasó a ser la templanza equilibrio emocional. Cerebralmente, es
en la amígdala donde se dé el chispazo de ira, produciendo una descarga
de catecolamina a la amígdala y de ésta al sistema nervioso; el neocórtex lo
calcula fríamente para la venganza. La cuestión está en buscar el lado
positivo.

1.2.3 CAPACIDAD DE MOTIVARSE UNO MISMO:

Es la aptitud maestra para Goleman, aunque también interviene e influye la


motivación de los demás.

1.2.4 RECONOCER LAS EMOCIONES AJENAS:

En el reconocimiento de las emociones ajenas, la base es la empatía, de la


cual el primero en definirla fue E.B. Titehener en la década de los veinte.
Gramaticalmente quiere decir sentir dentro y resulta vital para ponerse en el
lugar del otro. Para Goleman está en función de la educación.

1.2.5 CONTROL DE LAS REACCIONES:

manejar nuestras reacciones ante las diferentes emociones. Con esto no nos referimos
que debamos reprimir las emociones, sino que se pueden modular/ajustar cuando no son
apropiadas para la situación en la que nos encontramos. Los padres, igual que en las
demás capacidades de la inteligencia emocional, pueden ayudar a que este ajuste se lleve
a cabo con éxito. (Ayudarle a controlar las rabietas puede ser el primer paso para que
aprenda a manejar su ira o frustración).

1.3 EL COEFICIENTE INTELECTUAL NO TIENE QUE VER CON LA


INTELIGENCIA EMOCIONAL:

La principal diferencia es que uno se puede aumentar y desarrollar a lo largo de


la vida, y el otro no:

El Coeficiente Intelectual nos viene dado de manera genética y se desarrolla


cuando somos niños. Una vez llegados a la edad adulta el CI se mantiene como
se ha definido y no se puede desarrollar.

Sinembargo la Inteligencia Emocional no nos viene marcada por carga genética,


sino que se empieza a desarrollar y tomar forma durante la infancia, pero se
sigue desarrollando a lo largo de toda la vida. Sobre todo si trabajamos en ello.

Mientras que el Coeficiente Intelectual es un número obtenido de una prueba


estandarizada (el test de inteligencia) que representa las habilidades cognitivas
y la habilidad para resolver y comprender mediante el razonamiento, la
Inteligencia Emocional se considera poco medible, más intangible.

1.4 LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA ADMINISTRACIÓN:


Daniel Goleman (1999), determina que las condiciones intelectuales no son la
única garantía de éxito en el ámbito profesional del trabajo, sino tan sólo un
factor, que unido a las necesidades emocionales cubiertas del personal como
equipo, desarrollará el desempeño y los resultados de todo líder y trabajador
motivándolo emocionalmente a ser productivo.

Una vez que una persona entra en una Organización para que pueda dar lo mejor
de sí, hacer bien su trabajo, que no sólo de su talento sino que además lo haga
con entusiasmo y compromiso, se necesitan. Primero que tenga sus útiles de
trabajo y que sepa qué es lo que tiene que hacer. Segundo, que sepa cómo
hacerlo. Tercero que sienta que lo que está haciendo tiene un valor significativo,
que él está contribuyendo y que se le reconozca por ello afectivamente.

a) El Poder de la Voz: Por muy buena que sea una idea, un método, un
concepto, una teoría, éste no tiene vida si no es articulado. Los mejores
pensamientos pueden morir por no ser compartidos.

b) El Poder de la Imaginación: Las empresas y las personas que


manejarán con éxito el siglo venidero serán las que en su actuar, generen
conductas cónsonas con la imaginación que, como seres humanos,
somos capaces de desarrollar y usar para creer en imposibles,
visualizarlos, diseñarlos, crearlos y ponerlos en práctica en nuestras
realidades.

c) El Poder de la Retribución: El último poder tiene que ver con el


emergente tópico de la inteligencia existencial o espiritual y su influencia
en el ámbito laboral. Moss Kanter comenta que cada vez, más empresas
están realizando acciones sociales de retribución a las comunidades con
las cuales interactúan. Obra social anónima y sin publicidad, solo
buscando la satisfacción personal de cada uno de ellos.
d) El Poder del Compromiso: Lo que si resaltó claramente fue que para
contar con personas comprometidas se necesita cumplir con ciertas
condiciones que despierten el poder del talento humano: la propiedad del
trabajo, la identidad para con la empresa y sus proyectos, la autonomía
de acción, la libertad de compartir ideas y hacer cambios, además de la
posibilidad de permitirle al empleado el adueñarse del proceso.

e) El Poder de la Asociación: Cada vez más surgen en mayor cantidad y


rapidez las alianzas entre personas, entre empresas, entre personas y
empresas, entre países, entre entidades de diversos tipos. Lo hacen
buscando aprovechar y potenciar sus diferencias, aprovechar la
creatividad de uno y el capital de otro, el talento de uno y la acción de otro,
los contactos de uno y la fuerza de otro.

CONCLUSIONES

 En conclusión la inteligencia emocional del líder tiene como razón y


objetivo fundamental generar y mantener un capital emocional en grupos
y organizaciones como la verdadera causa de la productividad humana
organizacional.
 Muchas personas de gran preparación intelectual, pero faltas de
inteligencia emocional, terminan trabajando a las órdenes de personas
que tienen un cociente intelectual menor, pero mayor inteligencia
emocional.