You are on page 1of 5

Jorge Alexandro Liévano Ortega

INGENIERÍA CIVIL
3037465
Universidad Autónoma de Guadalajara

ENSAYO DEL LIBRO “EL CRITERIO”

Prof. Oscar Antonio Angulo Favela


Lógica

01 de Junio de 2018
Zapopan, Jalisco
Capítulo II

Este capítulo nos habla sobre la atención, dicha atención es fundamental en nuestro
día a día, ya que con ella podremos comprender todos los sucesos que ocurren a
nuestro alrededor, saber el porqué de las cosas y dar un razonamiento lógico a cada
una de ellas.
Muchas veces aparentamos atender algo, pero nuestra mente se encuentra
pensando en otra cosa, esto se debe a que en realidad no estamos empleando la
capacidad de atención de una manera correcta, ya que al estar distraídos nos puede
traer como consecuencia no entender el procedimiento de una actividad, los pasos
a seguir en un método experimental, etcétera.
Nuestra mente es increíblemente sorprendente, ya que poseemos la capacidad de
recordar conocimientos previos, aunque estos los adquirimos años atrás. Esto lo
podemos ver reflejado en el simple hecho de realizar una operación, ya que a
nosotros nos lo enseñaron desde la primaria.
Pero, así como tenemos la capacidad de recordar, también tenemos las
capacidades de imaginarnos o de pensar en cosas distintas en cualquier momento
con el simple hecho de escuchar una palabra que se nos hizo familiar en algún
recuerdo.
A que voy con todo esto, que para poder atender algo y estar 100% concentrado en
ello, se necesita más que fuerza de voluntad para estarlo, porque incluso el pasar
de una mosca nos puede distraer, y esos segundos de desatención nos pueden
perjudicar a la hora de querer emplear los conocimientos adquiridos en ese
momento.
Hay que aprender a dominar todos nuestros sentidos para poder atender con
claridad no que se nos esté presentando, la voz que oímos, lo que apreciamos con
la vista, lo que olemos y tocamos, todo está relacionado.

Capítulo XIII

Este capítulo nos habla sobre la percepción, en donde para conseguirla o apreciarla
necesitamos adquirir una imagen o una idea.
Todo lo podemos percibir por los sentidos, por lo regular es con lo que observamos,
ya que día a día se presentan fenómenos a nuestro alrededor que, aunque no nos
demos cuenta, nuestro subconsciente los capta y genera una imagen que, en algún
futuro, al presentarse algo similar, lo tendremos como un recuerdo borroso.
Una vez teniendo la imagen de lo sucedido, podemos formular una idea, la cual nos
ayudara para basarnos en ella y poder realizar el objetivo deseado.
La idea y el conocimiento no es lo mismo, ya que con la idea recordamos una
imagen no muy clara, es decir, no le prestamos la atención necesaria para
comprenderla, pero si comprendimos lo que hacía y/o representaba, y con ello
ayudarnos para poder realizar otro proyecto de manera correcta.
También nos presenta algunas historias en donde se pone a prueba a manera de
percibir las cosas mediante la explicación, en donde al no usar las palabras
correctas, puedes generar una confusión en algo o alguien.
Existen muchas desventajas en una mala percepción, el no apreciarla
correctamente puede generar graves consecuencias. En ocasiones nos
equivocamos al querer dar nuestro punto de vista de algo o alguien porque nuestra
percepción fue errónea; esto se debe a que no le pusimos la debida atención en el
momento o nuestra mente percibió algún suceso o movimiento que nos hizo tener
una percepción en base a ideas pasadas que hicieron que nuestra mente
cuestionara el acto de ese algo o alguien.
En ocasiones podemos llegar a generar una discusión con otras personas por los
diferentes puntos de vista que se pueden generar en una percepción, sin embargo,
hay que tener en cuenta que no todas las personas percibimos de la misma manera,
cada individuo tiene diferentes maneras de ver las cosas, esto se debe a que la
mente de cada individuo (aunque trabaje de la misma manera) tiene diferentes
experiencias o aprendizajes de los cuales se basan para poder formular una
hipótesis de lo que está sucediendo en ese momento.

Capítulo XIV

Este capítulo nos habla sobre los juicios, donde éstas están basadas en las
percepciones que tenemos de lo acontecido.
Como ya lo mencionamos en el capítulo anterior, muchas veces realizamos juicios
erróneos por una mala percepción, esto debido a que nuestra mente interpreto de
manera incorrecta algún acto o expresión por arte de algo o alguien más.
Para poder tomar un juicio, tenemos que tener nuestras ideas bien fundamentadas,
es decir, tener las pruebas contundentes para poder justificar lo que estamos
diciendo.
Un ejemplo claro de ello es cuando juzgamos a una persona por su apariencia, a
veces esta dice mucho de las personas mas no necesariamente quiere decir que
esa persona tenga malos gustos o preferencias. Y en muchas ocasiones cuando
terminamos conociendo a la persona, nos damos cuenta de que nuestra percepción
era errónea, por lo que, en algunas veces, nos puede generar pena a tal grado de
pedir una disculpa por juzgarlo de una mala manera.
Al no tener los fundamentos necesarios para defender nuestros juicios, empezamos
a supones, lo cual, en la mayoría de los casos no lo hacemos de manera correcta
ya que no tenemos la certeza de lo que estamos diciendo sea verdadero o pueda
salir como nosotros lo esperamos.
En este capítulo, se presentaron varias historias en donde nos trata de aclarar la
importancia de poder fundamentar bien algún juicio. En lo personal, muchas veces
comentemos el error de “aventarnos” un reto o proyecto, sin tener los fundamentos
necesarios para tener la certeza de que lo haremos de la mejor manera.

Capítulo XV

Por último, en este capítulo se habla del raciocinio, que se basa en la percepción
las ideas y los juicios para poder tomar decisiones o tener una idea más clara de la
realidad.
Como lo comentamos anteriormente, tenemos que tener una buena percepción de
las cosas, para con ella formas buenas ideas que nos ayuden a juzgar de manera
correcta, y con esto, poder formar razonamientos que nos ayuden a entender con
mayor claridad.
Para poder razonar de manera correcta y poderla exponer o expresar a los demás,
debemos buscar los fundamentos precisos para tener una información concreta,
expresarla de la manera más clara posible, ya que, si usamos las palabras
inadecuadas, podemos generar dudas, lo cual representara que nuestro
razonamiento es incorrecto, y debemos de volver a fundamentar nuestra
información.
La forma de hablar y de expresarnos cuenta mucho para poder hacer que los demás
crean que nuestro razonamiento es correcto, ya que, en caso de generar confusión,
podemos dar a entender algo de lo cual no nos estamos refiriendo.
En lo personal, estos capítulos hicieron darme cuenta de la percepción errónea que
tenía sobre las cosas, ya que no las juzgaba de la manera correcta, y por ello me
generaba más dudas a la hora de presentar mis argumentos ante los demás.
Es importante poner atención en todo momento de los sucesos que pasan a nuestro
alrededor, ya que con ello podremos entender de mejor manera lo que está
sucediendo, podemos generar buenos razonamientos y obtener cada vez más
conocimientos que enriquezcan a nuestra mente y con ella facilitemos nuestro día
a día sin importar el problema o duda que se nos presente.

Gracias