You are on page 1of 2

La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país

mega diverso (Parte I)


El Perú es un país de historia milenaria. El hombre andino pobló –hace más de
13 mil años- el extenso territorio formado por los andes, que abarca desde
Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina. Caral, la ciudad
más antigua de América, se construyó en la costa peruana hace 4,800 años. Las
diversas etnias, naciones y pueblos andinos tuvieron gran influencia en toda
América del Sur, formando Estados que lograron un desarrollo regional o plan
regional, alcanzando su cima durante el Imperio del Tahuantinsuyo, que fue una
federación de reinos conquistados y centralizados por los Quechuas, Imperio
que sucumbió al imperio español en 1533, luego de 164 años de esplendor y
hegemonía. El territorio andino está formado por una extraordinaria variedad de
formas vivientes. Es mega diverso desde el punto de vista geográfico y por las
diversas formas de vida. El Perú es el país que tiene mayor diversidad de climas
y tipos de ambientes naturales del mundo. Reúne 11 ecorregiones, 15 provincias
biogeográficas y 84 zonas de vida en un planeta que cuenta con 117. El Perú se
encuentra entre los cinco países con mayor biodiversidad del mundo. Tiene el
mayor número de aves del mundo (1,816), mariposas (3,532) y orquídeas (4,000)
y es uno de los primeros en el mundo en el uso de plantas (4,500) por la
población. Asimismo, el Perú es uno de los más diversos, múltiples, amplios
étnica y culturalmente. Una visión unilateral de lo andino reducido al período
incaico, uniformiza y simplifica un universo cuya característica principal es la
diversidad humana. A las nacionalidades y pueblos Quechua, Aymará,
Catacaos, Chachapoyas, Mochica, Nazca, Chimú, Chavin, Tiahuanaco, Huaris,
Chancas, Pocras, Cañetes, entre tantos otros que poblaron el antiguo Perú, es
preciso añadirle las más de 50 etnias que pueblan la amazonía peruana y los
hombres y mujeres provenientes de otros lugares del mundo como las diversas
etnias africanas, asiáticas y europeas que forman el Perú actual. Todas ellas en
un intenso proceso de mestizaje, avizorándose un ser humano mestizo que ha
recibido el aporte creativo de todos los pueblos del mundo. En el Perú, en las
últimas décadas, con la formación de ciudades, se ha intensificado el mestizaje
étnico, racial y cultural. Podemos definir al Perú como un país eminentemente
mestizo. El mestizaje es una de sus principales fortalezas y podría ser, sin
embargo, su principal debilidad. Es su principal fortaleza porque el mestizaje
significa el entrelazamiento y enriquecimiento de razas, pueblos y culturas.
Podría ser su principal debilidad si se pierde la matriz y las particularidades por
un eclecticismo carente de calidad. Por ello, es preciso, actuar, con decisión, en
la vida cultural del país, promoviendo las identidades culturales locales y
regionales, pues el Perú será fuerte en la medida que exista unidad en la
diversidad, cuando los diversos se unan, pues la cultura es el alma, el rostro, el
espíritu, la inteligencia de los pueblos y del país. En un mundo globalizado, la
diversidad étnica, cultural y artística del Perú es una fortaleza pues la tendencia
a la uniformización y la homogeneidad elimina la riqueza de las particularidades.
De otro lado, un mundo en el que se explotan de manera irracional los recursos
naturales, la cultura andina puede aportar, una cultura sustentada en una
relación armoniosa con la naturaleza. El desarrollo, respeto y uso de los bienes
de la naturaleza está expresado en la idea de la Mamapacha y se fundamenta
en una inteligencia que busca el equilibrio y una racionalidad, quebrada por los
modelos occidentales de saqueo y destrucción, a los que ha contribuido el
narcotráfico y la pobreza que han generado migraciones compulsivas hacia la
amazonía y hacia la costa que han dañando seriamente los ecosistemas,
afectando a los pueblos, poniendo en peligro a la propia humanidad por la
importancia que tienen los bosques amazónicos en la producción de oxigeno. A
lo largo del último siglo se vienen formando ciudades en las que predominan las
carencias, la pobreza, la insalubridad y diversas formas de violencia. Los
diversos pueblos andinos de la costa, sierra y amazonía desarrollaron una
organización social y política caracterizada por sistemas verticales y autoritarios
de caciques locales y de la nobleza Inca. Sin embargo, estos pueblos fueron
capaces de crear sistemas agrícolas y pecuarios sofisticados y complejos, e
importantes desarrollos de la arquitectura, la ingeniería, la metalurgia, la
producción textil, las confecciones, la cerámica y otras manifestaciones
culturales de gran calidad para su época.