You are on page 1of 3

INDUSTRIAL CHILE “CONSTRAMET”

R.S.U. 13.01.0822 - FUNDADA EL 29 DE DICIEMBRE DE 1980
SANTA ROSA N°101, Comuna Santiago, Fono 2 2664 8861 – 2 2664 8581 SANTIAGO – CHILE
E-mail: contacto@industrialchile.cl

DECLARACIÓN DEL DEPARTAMENTO DE LA MUJER
INDUSTRIAL CHILE CONSTRAMET.

Como departamento de la Mujer de Industrial Chile Constramet, venimos en declarar lo
siguiente:
En virtud de las declaraciones de este gobierno en materia de avances para las mujeres
trabajadoras consideramos insuficientes e inconsecuentes las medidas presentadas.
Considerando que desde la sociedad organizada de los sectores feministas, sobre todo
desde la organización de los estudiantes, se ha levantado un despertar en la lucha por la
necesidad de igualar desde todos los frentes el derecho que nos corresponde a todas y a
todos.
Bajo estas materias consideramos una medida bastante insuficiente, como se ha
impulsado desde este gobierno el proyecto de ley sobre el derecho a sala cuna universal,
desde el enfoque que se le está dando, esto debido a que de una u otra forma al igual que
el beneficio del post natal parental, sigue siendo en estricto rigor la decisión de la madre
el otorgamiento al padre del beneficio, consideramos que estos deberían ser de libre
elección del grupo familiar y no de exclusiva decisión de la madre, ya que con estas
medidas se sigue otorgando el cuidado de los niños como responsabilidad de la mujer. Si
nos basamos en las estadísticas a nivel nacional son muy pocas las familias que han
utilizado el beneficio post natal parental otorgando al hombre el cuidado del hijo, creemos
que esto debe ser modificado y otorgar un mismo tiempo del periodo post natal a padre y
madre.
En el caso de la sala cuna universal tenemos la certeza, para que esta sea realmente
universal, debe ser en libertad de elección del conjunto del grupo familiar.
Con esto claramente zanjaríamos un montón de malas prácticas que utilizan los
empleadores hasta el día de hoy. Modificando el artículo N° 203 que define como piso
mínimo 20 mujeres para poder acceder a sala cuna pagada por el empleador, respecto del
cual no ha existido voluntad política de este gobierno saliente, ni de los otros periodos
para que sea un derecho universal la sala cuna y así poder construir con paridad en esta
sociedad, la base de esta que es la familia y así no se vea menos cavado nuestro derecho
al trabajo de forma tranquila, sin relegarnos a nosotras a tener que dejar de generar
recursos para quedar a cargo del cuidado de nuestros hijos. (Esto se da sobre todo en la
mediana, pequeña y micro empresa),
Además del cuestionamiento en las entrevistas laborales sobre preguntas que si bien no
salen a la luz pública, por parte de la postulante a un empleo por no perder la oportunidad
de obtener una posible fuente laboral, como por ejemplo si está en sus planes a corto
plazo tener hijos o si tiene hijos menores, entre otras algunas veces más aberrantes y
denigrantes para quien accede a la entrevista.
Además queremos referirnos a la votación de la cámara baja en las últimas semanas en
diversas materias que nos afectan directamente como mujeres y trabajadoras.
Como dejar fuera temas como IGUAL PEGA IGUAL PAGA donde solo nos quedamos en la
intención frente a un aparataje fiscalizador que hoy existe y que no sirve para corroborar
en el terreno la vulneración de este derecho y que casi nos margina burlándose como si se
tratara de un invento de nuestras cabezas la diferencia salarial, contribuyendo una vez
más a precarizar nuestra situación económica violentándonos de forma descarnada frente
a los ojos de muchos de nuestros pares, que muchas veces se transforman en cómplices
silenciosos de esta situación de violencia, que por lo demás desencadena violencia en
acosos, al ser denunciadas y que nuevamente vuelve al vicio de la desprotección completa
del género, transformándose en un círculo vicioso.
También nos referimos a la votación en contra del proyecto ley a igual pega igual paga,
no es posible que ciertos sectores del poder legislativo y de gobierno, festinen dando
declaraciones rechazando la desigualdad salariar por un mismo puesto de trabajo.
En nuestro país llega a un promedio de un 33% la desigualdad salarial según los últimos
estudios, lo cual nos tiene como el 5° país con la más alta brecha de salarios entre
hombres y mujeres por el mismo empleo, brecha que va en aumento si consideramos que
en los altos cargos la brecha es aún mayor, además considerando que fue rechazando el
proyecto que vendría a igualar en parte el desmedro económico que sufren muchas
mujeres en este país en el mismo cargo que sus pares varones.
Si bien es cierto no es el único factor que afecta a la mujer en materia de salario, puesto
que también en materia previsional castigan a la mujer en el sistema de pensiones,
considerando las lagunas previsionales que se generan por el tiempo que la mujer utiliza
por su dedicación a la maternidad. O en el cuidado de los hijos y adultos mayores.
Además de la mayor expectativa de vida que calculan las AFP, tema que en este periodo
de Gobierno tenemos la certeza que no habrá mejoras, pues no existe voluntad política
para eliminar el sistema perverso que nos afecta como sociedad en general para nuestro
futuro, por el contrario tenemos la convicción que solo vendrá a posicionar aún más este
sistema que son las AFPs que para este sistema nefasto somos quienes sobreviven
después de los 60 años teniendo consecuencias como pensiones de hambre más
miserables de las que ya este sistema otorga, por causa de la informalidad laboral por las
lagunas previsionales, trabajos esporádicos entre otras cosas.
También queremos referirnos al nuevo proyecto impulsado por el gobierno y aprobado ya
en la cámara de diputados como lo es el “Estatuto Laboral para Jóvenes”, que en su
totalidad es un retroceso a las conquistas de la clase trabajadora y que además tenemos la
certeza de que es la antesala para venir a arrebatar derechos a la totalidad de nuestra
clase, la implementación de este estatuto considera dentro de su estructura la
desprotección para la mujer estudiante y trabajadora, además el no derecho al beneficio
pre y post natal, lucha que nos costó mucho poder conseguir, lo que disminuye aún más
los derechos de las mujeres trabajadoras.
Conscientes de que falta mucho por lograr invitamos a cada uno de las y los trabajador@s
que se sumen a esta tarea en que seamos uno solo en la reivindicación de nuestros
derechos, para así desarrollar a través de la solidaridad un futuro más justo donde
nuestros hijos puedan crecer y desarrollarse sin las dificultades que hoy nos pone este
capitalismo salvaje.
Compañeras, compañeros todos somos la clase trabajadora y somos llamados a hacer
cambios sociales profundos, tenemos grandes desafíos que nos harán batallar millones de
veces, nos dirán mil y una vez que no se puede, pues es justo ahí cuando nosotros nos
debemos mantener firmes, debemos reflexionar que Chile es lo que queremos dejar para
nuestros hijos, pues estos serán herederos de lo que el día de hoy nosotros no seamos
capaces de cambiar….

María Teresa Espinoza
Departamento de la Mujer Industrial Chile
CONSTRAMET