You are on page 1of 7

Página 1 de 7

TÁCTICA PARA PREDICAR A TESTIGOS DE JEHOVÁ

Por Rubén A. Fonseca


Pastor en la Iglesia “Jesús, Ancla del Alma”. Zapopan, Jalisco. México

genesis2siete@gmail.com

Agradecemos a Miguel Galecio por esta valiosa enseñanza

https://www.facebook.com/miguel.galecio

La intención no debe ser ganar una discusión, sino ganarlos para Cristo.

2 Timoteo 2:24-26:

“Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con
todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se
oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la
verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él”.

No discutir sobre doctrinas

Debes ser tú quien dirige la conversación, no debes dejarlo hablar de sus doctrinas; ellos ha
sido instruidos para hablar de sus temas. Por otra parte, tampoco te pongas hablar de tus
doctrinas, concéntrate en predicarle el evangelio. Esto del no hablar de doctrinas es muy
importante porque:

… “el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque
para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir
espiritualmente”.

1 Corintios 2:14

En caso de que te interrumpan para hablarte de sus doctrinas, diles: “Permíteme por favor que
terminemos con este tema y después hablamos de eso, ¿está bien?”. Si insiste en querer
Página 2 de 7

adoctrinarte vuelve a decirle lo mismo y si no acepta, entonces no pierdas tu tiempo, termina


ahí mismo con la conversación.

1. El justo heredará la tierra

Al testigo de Jehová se le enseña que no irá al cielo, sino que heredará la tierra según el
Salmo 37:29:

“Los justos heredarán la tierra, y vivirán para siempre sobre ella”.

Así que usaremos este tema para hablar con ellos. Humildemente coméntales esto del Salmo
37:29; él estará de acuerdo, porque de hecho, él mismo está buscando heredar la tierra.

Es ahora cuando le preguntas que si está de acuerdo con lo que dice el Salmo. Entonces, le
preguntas:

“¿Y tú, eres justo?... Porque si eres justo, entonces heredarás la tierra; pero si no lo eres…
pues entonces no”

Hasta ahora nadie me ha dicho que sí, que sí es justo. De todos modos, ya sea que te contesten
que sí o que no, les muestras Romanos 3:10:

“así como está escrito: “No hay justo, ni siquiera uno”

Otra cosa importante, sería excelente si utilizas la Biblia de ellos, puesto que los versículos
están, inclusive algunas veces, más claros que nuestra versión Reina Valera; así que, sería
bueno que te consigas una; y además, eliminas la excusa de: “eso dice tu Biblia, pero no la
mía”.

Entonces, a partir de ahora estaré utilizando la versión bíblica de los testigos de Jehová
“Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras”.

Continuando con la conversación le preguntas:

“Entonces, ¿Qué tienes que hacer para ser justo? ¿Qué tienes que hacer para que Dios
te declare justo y heredes la tierra?”
Página 3 de 7

Es muy importante que anotes todo lo que él te diga que necesita hacer para que Dios le
declare justo. Cada que te diga algo, anótalo y pregúntale: “¿Y qué más necesitas?… ¿Y qué
más?... ¿Y qué más?... ¿Y qué más?”… Repito la importancia de que anotes todo lo que te
diga. Esta lista te será muy útil posteriormente.

Después que te haya dicho todo lo que se le haya ocurrido le preguntas:

“¿Estás completamente seguro que haciendo estas cosas Dios te va a declarar justo?”

Sería muy bueno que en este momento le mostrarás Efesio 2:8,9 donde dice que la salvación
es por fe y no por obras; pero el problema que puede surgir es que él te saque el texto de
Santiago capítulo 2 donde dice que la fe sin obras está muerta. Si sucede esto, te desviarías
del propósito principal que es predicarle el evangelio al tratar de explicarle el contexto de
Santiago capítulo 2 en donde el tema no tiene que ver con salvación por fe o por obras, sino
con una fe genuina y una fe falsa.

Así que, lo que sugiero es que seas enfático en mostrarle que él no es justo y que no heredará
la tierra haciendo eso que él te dijo y que tú anotaste en la lista; porque no existe ni un solo
versículo que diga que haciendo esas cosas Dios le declarará justo.

No sé si te diste cuenta, pero hasta este momento no hemos hablado para nada acerca de
Jesucristo… y no lo hagas, sino hasta después de aquí.

“Hasta ahora, tú me dijiste lo que crees que necesitas hacer para ser justo y heredar la tierra
(lo tienes anotado en tu lista)… pero no me dijiste nada de la persona que te puede justificar”

Tú le vas a mostrar los versículos donde sí dice lo que tiene que hacer para que Dios le
declare justo… ¿listo?... aquí vienen: Romanos 3:24-28
Página 4 de 7

“24 y es como dádiva gratuita que por su bondad inmerecida se les está declarando justos
mediante la liberación por el rescate [pagado] por Cristo Jesús. 25 Dios lo presentó como
ofrenda para propiciación mediante fe en su sangre. Esto fue con el fin de exhibir su propia
justicia, porque estaba perdonando los pecados que habían ocurrido en el pasado mientras
Dios estaba ejerciendo longanimidad; 26 para exhibir su propia justicia en esta época
presente, para que él sea justo hasta al declarar justo al hombre que tiene fe en Jesús.

27 Entonces, ¿dónde está la jactancia? Queda excluida. ¿Mediante qué ley? ¿La de obras?
No, por cierto, sino mediante la ley de la fe. 28 Porque estimamos que el hombre es
declarado justo por fe aparte de obras de ley

Entonces, como conclusión, Dios declara justo al que es de la fe de Jesús; no pide obras. Por
supuesto que el testigo de Jehová puede respingar y decir que se necesitan obras, pero sé
enfático en mostrarle que en estos versículos nunca pide obras, sino solamente fe en Jesús.
También podrías mostrarle Juan 3:16; 3:36 y 5:24, donde se menciona que solamente por fe es
que Dios otorga la salvación.

En caso de que insista en echar mano del texto de Santiago, pregúntale:

“¿Sí o no?... dice aquí, en estos versículos de Romanos que necesitas obras para salvarte?”

Puede suceder que alguien te diga que él ya creía en Jesucristo antes de que hablaras con él…
y si sucede esto, entonces, este es el momento de sacar la lista que te encargué enfáticamente
anotarás… le vas a decir, muy serio, que él NO cree en Jesucristo… que Jesucristo no es su
salvador… y entonces le muestras la lista y le dices: “¿Te acuerdas que te pregunté qué
necesitabas hacer para que Dios te declare justo?... bueno, esto es lo que tú contestaste…
esto es lo que tú crees que te salvará… ¡Y NO JESUCRISTO!... de modo que no me digas
ahora que crees en Jesús porque entonces me mentiste en tus respuestas”

2. ¿Cuándo estuvo muerto Jehová?

Después que el Testigo de Jehová ha visto que la justificación es solamente por fe en


Jesucristo y su obra en la cruz, el siguiente tema es mostrarle que Jesús es Dios, ya que un
Página 5 de 7

simple hombre no puede salvarle. Ellos creen que Jesús no es Dios y que sólo fue un gran
hombre, el siervo de Jehová.

Bueno, para continuar le preguntas:

“¿Cuándo estuvo muerto Jehová?”

Seguramente te dirá que nunca.

“Yo leí en la Biblia que Jehová estuvo muerto” – le dices-

“¿Dónde dice eso?”

Lo llevas al libro de Revelación (Apocalipsis para nosotros) y le haces leer el capítulo 1


versículo 8:

“Yo soy el Alfa y la Omega —dice Jehová Dios—, Aquel que es y que era y que viene, el
Todopoderoso.”

Es muy interesante notar que en su Biblia dice “Jehová Dios” en tanto que en la Reina-Valera
dice: “dice el Señor”.

Es importante hacerle ver al TJ los nombres de Dios en este versículo. Después lo llevas a leer
Revelación 22:13

“Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin”

Preguntas:

“¿Quién es esta persona según 1:8”… la respuesta es “Jehová Dios”

Ahora lo llevas a leer Revelación 1:17

“Y cuando lo vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su mano derecha sobre mí y
dijo: “No tengas temor. Yo soy el Primero y el Último”

Vuelves a preguntar “¿Quién es esta persona según 1:8 y 22:13?”… La respuesta es


“Jehová Dios”
Página 6 de 7

Ahora sí lees juntos los versículos 17 y 18

“Y cuando lo vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su mano derecha sobre mí y
dijo: “No tengas temor. Yo soy el Primero y el Último, 18 y el viviente; y llegué a
estar muerto, pero, ¡mira!, vivo para siempre jamás, y tengo las llaves de la muerte
y del Hades.

Es muy importante que estés enterado que para un TJ esto es un shock tremendo en sus
creencias y tratará de defenderse y llevarte a otros pasajes donde tratará de demostrar que
Jesús no es Dios… no lo permitas; dile que después analizarán esos pasajes pero que antes
responda a la siguiente cuestión: Si Jehová estuvo muerto, entonces Jehová es Jesús o la
Biblia se contradice.

Él tratará de insistir en llevarte a pasajes como Juan 17:3… en fin, no lo permitas…


Pregúntale: “¿Sí o no?... según estos textos dice que Jehová estuvo muerto… ¿Sí o no?”

Lo más probable es que aquí termine la conversación. No te sientas mal si no recibe a Cristo
en el momento; nuestra labor no es convencerlos ni convertirlos, esa es la labor del Espíritu
Santo.

Ahora que si se te pone terco, muéstrale 1 Juan 5:20

“Pero nosotros sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado capacidad
intelectual para que adquiramos el conocimiento del verdadero. Y estamos en unión
con el verdadero, por medio de su Hijo Jesucristo. Este es el Dios verdadero y vida
eterna”.

Igual tratará de llevarte a otros textos, pero no lo permitas. Otra vez pregúntale el “¿Sí o
no?... ¿dice aquí que Jesús es Dios Sí o no?”

Si tú cedes y vas a los versículos que él tratará de mostrarte para demostrar que Jesús no es
Dios, entonces tú tendrás que meterte a explicarle la doctrina de la Trinidad y él no podrá
entenderla porque no tiene al Espíritu Santo… por eso es que será una pérdida de tiempo.
Página 7 de 7

Resumen:

1. Tú debes dirigir la plática

2. No hables de doctrina

3. Ayúdale a comprender que la salvación es por fe en Jesús tomando como punto de


inicio el Salmo 37:29 y Romanos 3:10; 3:24-28.

4. Muéstrale que Jesús es Dios.

Te recuerdo que utilicé los textos bíblicos de la versión bíblica de los TJ.