You are on page 1of 3

Arquitectura maya

Durante esta época de la cultura maya, los centros del poder religioso, comercial y
burocrático crecieron para convertirse en increíbles ciudades como la preclásica El
Mirador, la mayor del clásico Tikal y las posclásicas Chichén Itzá y Uxmal. Debido a
sus muchas semejanzas, así como a sus diferencias estilísticas, los restos de la
arquitectura maya son una clave importante para entender la evolución de su
antigua civilización.

Las características principales de la arquitectura maya es la forma de techar, conocida como bóveda maya o arco falso.
Los edificios más comunes son: las pirámides (superposición de plataformas tronco piramidales), la cual sirve de
basamento a los templos, los cuales suelen tener un elemento decorativo llamado crestería, que se sitúa en el techo y le
añade altura al edificio.

Escultura maya

Escultura maya es un tipo de escultura de la época precolombina. Además, este se


encuentra en Centroamérica y parte de México, escultura cuyos motivos son
generalmente una combinación de simbolismos supernatural y reproducciones de
formas humanas y animales.

Es evidente que la figura humana fue, con mucho, el tema central de la escultura
maya. No obstante, abundaban también las representaciones de deidades antropomorfizadas, así como las de animales,
plantas y seres sobrenaturales altamente significativos para la civilización maya, como las serpientes emplumadas, los
monstruos terrestres y las aves fantásticas.

Alfarería maya

Pintura maya
Las expresiones pictóricas de los mayas se encuentran entre los mejores ejemplos de
su género en la época prehispánica. Lo son no sólo por sus innegables cualidades
estéticas y por el uso de técnicas de probada eficacia, sino por ser una vía de estudio
de numerosos aspectos de la cultura maya. Gran parte de la evidencia de que se
dispone se encuentra en tres soportes: la pintura mural, los códices y las vasijas
pintadas de cerámica. En ellos se encuentran elocuentes escenas, con frecuencia
acompañadas de textos jeroglíficos, que nos informan –en no pocas ocasiones con
gran detalle– sobre la compleja visión del mundo de los mayas, sus ritos y el
calendario, entre otros asuntos.
Música

La música maya se basaba en dos tipos de instrumentos: de viento


(silbatos, flautas y caracoles) y de percusión (xilófono [tanto de piedra
como de madera], caparazones de tortugas y bastones de madera).
Los bastones de madera son huecos y tienen estrechos pasajes
interiores que hacen sonar las semillas en su interior. No se conoció la
música producida por instrumentos de cuerda (por ejemplo las
guitarras). No conocemos muchos de los instrumentos hechos en
madera que desaparecieron al paso del tiempo y la humedad.

Escritura y libros

El sistema de escritura maya se compone de alrededor de 1000 caracteres o glifos


distintos, y al igual que muchos sistemas de escritura antiguos es una mezcla de
signos silábicos y logogramas. Esta escritura estaba en uso desde el siglo III a. C.
hasta poco después de la conquista española en el siglo XVI. Actualmente (2018),
se ha logrado descifrar una parte considerable de los caracteres, pero no siempre
se conoce su significado y configuración como texto. Los libros eran plegados y
consistían en hojas de papel producido de corteza o de piel, recubiertas de una
capa de estuco adhesivo en el que escribir; estaban protegidos por cubiertas de piel de jaguar o, posiblemente, tablas de
madera

Talla de madera

Aunque se cree que las tallas de madera eran comunes en el pasado, sólo unos pocos ejemplos
han sobrevivido. La mayoría de las tallas de madera del siglo XVI fueron consideradas objetos
de idolatría y destruidas por las autoridades coloniales españolas. Los ejemplos más
importantes del periodo Clásico incluyen dinteles de madera intrincadamente trabajado, en
particular los provenientes de los principales santuarios piramidales de Tikal, y un ejemplar del
yacimiento cercano de El Zotz.

Escultura:
Para los diferentes trabajos en escultura, bajorrelieves, alto relieves y estelas
utilizaron madera, estuco y piedra calcárea, ocasionalmente recubierta de
estuco (pasta hecha de polvo de piedra calcárea, conchas y aglutinantes
vegetales) pintado de diversos colores.

Pintura mural pocas pinturas mayas hayan


sobrevivido intactas hasta nuestros días, debido
al clima húmedo de las tierras bajas de América
Central, se han encontrado restos importantes
en casi todas las principales residencias
cortesanas, especialmente en subestructuras
que fueron ocultadas bajo adiciones arquitectónicas posteriores.
Cerámica y «estilo códice A diferencia de la cerámica de uso común,
encontrada en grandes cantidades entre los escombros de los yacimientos
arqueológicos, la mayoría de la cerámica decorada (vasos cilindros, platos
con tapa, floreros, copas) fue una vez «moneda social» entre la nobleza
maya y conservada como reliquías de familia, y también acompañó a los
nobles en sus tumbas.

Piedras preciosas Es notable que los mayas, que no


tenían herramientas de metal, crearon tantos objetos a
partir de jade (jadeíta), un material muy grueso y denso,
incluyendo muchos elementos del vestir (reales), tales como placas de cinturón,
orejeras, pendientes y máscaras.

Modelado de estuco Hacia el Preclásico


Tardío, las molduras pintadas de estuco de
yeso cubrían los suelos y edificios de los
centros de las ciudades y formaron el
escenario para sus esculturas de piedra.

Cerámica
Las cerámicas mayas son
una forma de arte importante. Los mayas crearon su cerámica
sin el uso de una rueda de alfarero. Decoraron su cerámica
con elaborados diseños y escenas.

Tejido y plumaje
Aunque ninguno de los
materiales de la época
maya ha sobrevivido hasta la fecha, los arqueólogos pueden
revelar a través de las pinturas, las escrituras y las tallas el tipo
de ropa que crearon los mayas. La ropa para los nobles era
realmente una forma de arte.