You are on page 1of 11

univers.

idad Autónoma der Estado cr e Moreros
t'Jniversidad Náhuatr T'ortecayotl
calpulli Nexticpac ds Anáhuac 2000, A. c.
Unión Morele nse Náhuatl

Diplomado en Derecho Indígena de Anárruac

oltjetivo General: Considerando que nuestro derecho in6ígena
es no eserito, se
busca que quienes cursen el diplomado conozsan
vivencial;.;;;
manera en que se ejerce el derecho autóctono cle nuestra patria,
la
al tiernpo que
adqtrieran los conceptos básicos en que se ubican los ,*rpnnunbles
cle mante*er
vigente la muy antigua tradiciÓn autóctona que los europeos
llaman clerecho y
que §e refiere a la normatividad que re$rla a Ia
soeieeüd en lo étieo, en lo
político, en lo económico y en lo culhlral.

Visita Guiada:

Teotihuacan
objetivo: Que se'adquiera conciencia personal sobre la
manera que vivieron los teotihuacanos: en lo social, en lo
político, en lo económico y en lo cultural
r
Dip lomado en Deree ho Ind{gens de Anáht sc Tercer Módulo

fe0t*huacam
Resumen referencial preparado por Tlacatzin Stivalet

Quienquiera que vtsita Teotihuacan resulta impactado por la magnificencia, la esplencli«lez, la abundancia, el
esplendor de la ciudad. Este impacto oculre desde la primera üsita. Cada nueva visita deslumbra nuevamente
al visitante. Los vestigios de piedra únicamente conservan el manejo del espacio que los arquitectos
imaginaron y realizaron. El colorido de las edificaciones puede ser imaginado, lo mismo que la gente que üvió
en los tiempos de esplendor teotihuacano.

Uno desea viajar a través del tiempo para llegar al bullicio natural de una ciudad üva. Se antoja deambular por
entre quines fueron capaces de lograr un üvir tan espléndidamente concebido. Quisiera uno estar entre
quienes deambularon por estos ámbitos, para conocer directamente su üvir: cómo conüvían entre ellos, cómo
se organizaban politicamente, cómo era su economía, cómo era su cultura.

Ante la imposibilidad de realizar este viaje en el tiempo, lo único que tenemos ante nuestras interrogantes son
piedras formando edificaciones, restos de pintura, fragmentos de un üür que nos intriga. No tenemos más
alternativa que asercarnos la información que desde tiempo atrás se ha acumulado acsrca de lo que hace 500
años no era más que unos cuantos csrros y montículos cubiertos de vegetación.

La tarea para responder a nuestras interrogantes es muy grande, lo reunido por los investigadores es muy
inompleto aún, sin contar con el hecho de las interpretaciones desde la perspectiva europea. Lo escrito sobre
Teotihuacan es, en su mayoría, paja. Los datos fidedignos son escasos. Ubicar eltiempo y el espacio de
Teotihuaccm es una tarea que está por hacerse.

EI nombre de 1a ciudad
Hablar del nombre de esta ciudad es enfrentar plenamente el entuerto de la invasión española. En la traducción
del nombre Teotihuacan se enfrentan dos maneras de ver la realidad, dos irreconciliat¡les maneras de concebir
el universo: la mediterránea y la anahuaca. Rezulta ya urgente asumir el conflicto. Nuestra generación merese
ya conocer lo que durante 476 años se nos ha escondido, s€ nos ha tratado de escamotear.

Desde el año 5252 de la cuenta anahuaca, año l52l de la cuenta europea, se ha tratado de imponer en el
territorio anahuaca el pensar egipto-zumerio traído por los invasores orientales. Para empezar, se nos ha dicho
erróneamente que los españoles son 'occidentales";junto con los demiis pueblos europeos, además de que los
mapas anahuacas fueron desorientados para ser norteados.

Lo que se hizo con sus mapas ocurrió con los mismos anahuacas, por esto mismo actualmente resultan
sinónimas las locuciones: "andar norteado" y "andar desorientado". Esplicar porqué ocurrió esta imposición es
menos importante que recuperar nuestro ser primigenio, nuestra esencia propia: nuestra identidad
anahuac¡. Tenemos que asumirnos como n¡cidos en el tcrritorio de Anáhuac.

Ubicar el significado de Teotilruocan desde la perspectiva anahuaca resultq por todo lo anterior, de una gran
prioridad, Desde el año 5252 denuestra cuenta han variado las traducciones al dialecto castellano. Sahagún,
en su /listo ria generat de las coss de Nueva EsWña, es quizás el primer español que trata de conocer el
significado cle este nombre (209):
visita a.Teotihuacan guiada por Tlacatzin stivalet hoja 2 de ll
Diplomado en Derccho lndlgena dc
'l l4'- Desde Tannanchan Anóhuuc
iban [sic] i-hace, r."¡n.ior uio*" lramado ,Teotihuacan,ooro.
n,#rllt;'r\'fódulo
fl :H,i#li:x,Hü:ilr *l ulm:;*r *rtl*i;Hi:# íl -á? a,.s demás, p"; ;; ;,;i *
I 16'' Y se llamó Teotihuacan'el
pueblo ele Teotl,quc es. dios, porqu€
de muertos los canonizaban ros sef,ores que allí s€ ente*aban
¡nr dioses y gue no se *orían sino que después
d.rd;;il;unsuefio en que habían üüdo;
ffi i:ülJüil:Ti::tr'rYmff
I l7'' Les decian: 'señor' señora,
n"mf**:x no perecian, sino q,rc de nrevo
ilü;"; a viür,
¿esp¡¿rrateiue
cantar las aves de plumas amarillas, que ya
y"ili-"* a"arnanecer,.que ya es er alba, que ya
comienzan a
andan volan¿o las mariposas re
moría' de él solian ctecir que yaeru rcoil,-qua ái".rsos corores,. y cuando arguno
qul.r. ¿""i, que ya era muerto
[sicl, para ser espíritu, o dios; ...o
Antes de enjuieiar la.equivalencia entre
la palabra nahua teotl yra palabra
presente que' antes de invadi¡ Anahuac, castellana ,,dios,,, conüene tener
los españoles habían s¡¿o ¡nuaai¿or,
aculturados durante 2,500 años por diferentes'pr.ul* .onquiutados, coloniza.os y
*.aiterráneos: los renicios, los griegos, los
cartagineses, los romanos, los viiigoaos y
los áraber^

Es por ello que para entender el pensar
de los españoles es preciso remontarse hasta
pen§ar sumerio' son estos dos pueblos el pensar egipcio y el
los originadores de ü ciülización **áitr.r*.a.
Egipto donde encontramos el origen clel concJp," Es precisamente en
originariamente este concepto (puech; I l g):
*r.rá "dios,,. Los egipcios son q'ienes acuñan

'Entre las diversas categorías de seles i-magrnarios que poblaban
el universo egipcio, hay una qryo nombre
traducido desde los comienzos de aI egiptolográ se ha
muy recientemente nadie se haya preocupado
por ¿ios ro'¿iosaf,ryrrr. rl*pi"il*.ese senrido, sin que hasta
de saber con exactitud lo que tal no*ur" (neter)significaba
egipcios' sin embargo, si bien te r"a. *pon"r,
l
una noción m'y próxima a la q.e s" tot ndia poñ*q
g;;;;* que ra palabra recibe en copto, que nerer
para los
expresaba
llamamos Dios' no por eso poalmos ac€ptar
i*
o deyui R*r ta antlgüedad y que nosotros
[sicl
sin más ónrol la transposic¡J" J.""".*.
o las concepciones clásicas [r'6'I q{Jnc€pc¡on
'ua [sic] concepción mor
moderna,
$tegay romanq aI anügrro Egipto...'
Más que lo que afirma el autor, Ia "transposición'
fue al contrTg: l. concepción del antiguo Egipto ,,se
traspu§o" a la griega, la romana y Ia nnuestra"
de la zual habla rhiiippe n.rár,uir,, el autor
"Dio§" al que se refiere Derchairl escrito.on *uyr*iu de este text,. El
... 'Los dioses no §on tampoco omniscientes, p*io q* .n ry.ir,
.i.rt*
t.rüi.n., ong.n egipcio (ibid.: l?g):
textos se tes ve aáigidos por algun drama que
no habian previsto. sus energfas séio podrán uüürarüpara
,ntentar reparar lo aconteci¿o. unicamente
demi*rgo [nombre del "dios" creador inla ñlosoñ¿ pratiuá¡, Atum, el
anunciar el destino universal. Es el creador del mundo y
parece po*, **ro.i*i.nto total, pudiendo
será su destructor..."

En El libro de los muertos, capítulo 175, se dice que
ocurrirá la destrucción de todos los ,,dioses,,, a excepción
de osiris' el neter ya muerto, y del demiurgo, quien
dejará de poseer una existencia personal y voluntaria y
convertirá en el caos' Atum es parte de la ieligión de Menfis, se
en la ,r¡tol"giu;e Esna" el dios-Khnum es quien
crea a los seres en un torno de alfarero, se entiende que
de barro.

El significado de Atum en castellano puede esclarecerse considerando
que en copto, este nombre es un juego
de palabras, se parece por igual a wa ruízque significa
«ser completo, todo» y otra ¿el verbo «no seo¡. De
este juego de palabras surgen los atributos del
dios de los católicos apostólicos romanos: «quien no es,
quien es todo». Como se indica en lo que se indica enun Texto es
de los wrcófagos (ibid.: 160):
"«Yo srry la vida el §eñor de lo iiimitado, que Atum el antiguo ha creado para
su potenci4 cuando nacieron chu
y Teftut en Heriópolis, crundo ro único existía y
se conürtió en tres...»...
"'«Yo soy Atum el creador de los grandes; io roy quien ha compartido su reposo en üempos de Nun».,.'

Este era el pensar de los "fraile§". Ellos tlegaron a Anáhuac diciéndose
representantes del ,,creador',: t¡n ,,dios,,
inexistente quien era todo. En las citas antiriores s€ puede ver
como fue que en Teotihuacanempezó a

visita a Teotihuacan guiada por Trocatzin stivaret hoja 3 de ll
,)iplomndo sn ilsrecho In d{Scns de Andhunc
enr*darse la tradición a¡rahuaca con la traclición europea. Tercer Médu lo
Es urgente qlle smpecernfis a desenredar,
esclareusamos nuestra, hihtoria. que

Después de iniciada la confusiór¡ los demás cronistas
no han hecho sino seguir con el enredo. No pueden
hacer otra cosa quienes continúan "creyendo". Toclos los
cronistas, más pronto que tarde, se declaran
"creyentes", con lo cual se sobreentienáe que se declaran católicos
apostbücos romanos. En su Diccionario de
mitología tnhuatl, cecilio Robelo plantea el nombre de Teteohuacin(:
543):
'Teteohuacan ' 'feteo, dioses, plural de teo¡I, dios;ára, expresión
de tenencia ó'posesién; can,lugan..«lugar que
tiene a los dioses,» «Morada de los dioses.r» 'l{oy, adulteradala
palabr4 se diee Teát¡huacan.-Betancourt traduce:
«lugar donde se adoran los dioses,» segun vsyua: «habitacián
' á decir que la palabra está formada de-teotl,dios; ta rigaro.a
de los dioses.» orozcn y Bema dice:<<Nos atrwemos
ri; hua, pafiíaúa denotaüva de posesión; y clel afijo
can, lugaq lugar de los poseedores de dioses; lugar dá bs que
sdoran diose»»
Esa ligadura ti, que acepta como talorozco
lBerr¿ es la que ha desñgurado la palabra, y no se necesita para
nada, pues existe el vocablo Teohua, «el que tiene a dios,
uso de la tal ligadura.-..."
*.,
saceidote,» y zu-estru"n perfecra sin q,e haya ¡echo

El nombre de esta espléndida ciudad ha sido mal traducido a causa de que
los españoles utilizaron la palabra
teotl,'pupila'o 'difunto', con el significado'dios', quizás llevados por el parecido
con la palabra griega geo(,
tleos, con significado de dios. Esto los llevó a darle sígnificadoi tan aisurdos
como,trugor donde se adoran
los dioses', 'lugor de los que adorcm dioses, o ,lugar i, [o, porredores
de dioses,.

En realidad, hay que recalcarlo, nuestros abuelos de la antigua Anáhuac no manejaban
el concepto de clios, el
mismo concepto que los egipcios llamaron neter. Sahagun iecopiló opiniones
de ancianos que decían «quienes
mueren se hacen difuntos» y él dijo «quienes mueren se hacen dios», lambiando
el sentido originul d. ta
palabra nalua teotl.

Ya ubicados en e§te referente, lapalabra Teotihuacar puede significar ya sea 'lug*
de losque poseen pupila,
o'lugar de los poseedores de difunto', en ultima instan;ia podrí-a darsele el signiñcacl o de,ligar de las
poseeclares de esencia'. Existen muchas referencias de qucen ese lugar
se haiían entierros df personajes
destacados, en especial el miccaohlfi 'camino de los *uértos', lo cual avala esta
interpretación.

Vale la pena hacer un breve esclarecimientc de estos significados de la palabr a Teoíihuacmt.
Decir que es ei
"lugat de los poseedores de pupilas' dice mucho del espíritu observadoi de los teotihuacanos, de
su espíritu
científico' Esto concuerda con el trazo cósmico de estaciudad y con la inclinación de muchos
taludes: que
coincide con posiciones astronómicas.

La palabra nahua mix:petzmni, exactamente'que le brilla el ojo', es traducida por Rémi Siméon como ,curioso,
analizadoq explorador'. Cuando "nos brilla el ojo", lo que en realidad nos brilia en nuestra pupila, toteouh.
El
brillo de nuestros ojos es signo de ütalidad, de inteligencia, de observación, de penetración. Los teotihuacanos
segurrimente fueron poseedores de estas cualidades.

Por otro lado, hay que tener presente que lo más notable de esta ciudad son dos "montes,', como los llama
Sahagún, que no son otra cosa que Tonatiuh itzacaal 'su cubierta elel sol' o'str cierre del sol', los españoles
usan la palabra griega pirárnide por su parecido formal, y Mefztli itzacaal 'su cubierza de la luna', 'su eierre ele
la luna', 'su tapadera de la luna'.

La palabra nahua tzacaElli es el st¡stantivo correspondiente al verbo tzacaa que tiene diferentes acepciones:
'encerrarse', 'detenerse', 'acabar', 'encerraf [a alguien]', 'eubrir [una cosa]', 'cerrar
[una cosa]'. Muchos
derivados avalan este significado. De aquí se deriva el significado de'cubierta', 'cierre', 'tapadera'. por esto,
conüene conservar la palabra nahua, españolizada: tzacuali.

Visita a Teotihuacan guiada por Tlacatzin Stivalet hoja 4 de ll
Diplomado en Dc¡ccho Indlgeaa de Andhusc
ffTrfiilü'trfr,i#H¡:i1ff l;l::::rXiif:/'pup,a cósmica' rr1¡ m,r¡ho, ,,;';;il#H..;;.
r::,x;;:í,'a:x!:::,-rx;:T#;:--nto de pup,a', ffi':ff::',:ff#H?;',3,l,Tlñf',::;;;;ñ-
Los teotiht¡acanos parecen haberse
identificado con ambas "pupilas
cé§micas,,, cada uno parecía irtentificarse

;:?,',:T"f1.1.,i,1jx1-;*:l6::,tr:ffi:*TÍiflLl#:*{ffili'llflx*,,-nree,conceptode ome,eo,t
En efecto' en el pensar nahua, que
fue la lengua de los teotihuacanos, cada
realiclad dual: cada uno es una persona uno cle nosotros manifiesta una
y la útafidad de io existenc¡a'gnl;"gr.
ttometeotl, tomenteotzintri'soy ptrpila nahrn esto se expresa:
dábre, somos **uruo* pupila
dobre,.
A la llegada de los invasores orientales el pensar
europeo empezó a sarir rte ro que se
Media" es decir los casi mil años transcurridor conoce como Edad
rnir, ü;;.¿, no*. rr..riu, cre constantinopra.
Roma
cuent a,476de la cuenta europea, y
ffffH',}n';:?J:,#estra constantinopla *n *l unoqii¿ o.

su pensar medieval les impidió comprender.nuestra
cosmopercepción. En ra actuaridad,
acuñado concepto§ que permiten acceder ros europeos ya han
a la antiguu rlui¿'u¡u i,.t,1*., unlarti*utar,
carlos (iustavo Jung"retomó el antiguo término fil-osófico hace unos 60 años,
arl,uetiqo,modelo
significaba'modelo ideal,
inteligiblelsob¡e.¿tr ruur n..opiu,iu irimitivo,, que en teología
de'patrón genético de conductá,, part,
todu roo r.rJutr,, y le atribuyó er sigrúficaro
de ro inconsciente corestivo.

En este referente junguiano, ometeotlviene
a resultar'el arquetipo de los humanos,.
vuelve lógico el pentatipo que los antropólog"rii;*;Jinrrn"., Este arquetipo es Io que
angricismo y garicismo para ra parabra
española tresbolillo, tonrado del latín quincanx'cinco
doceavos', y que en lengua natn¡a puede
nombre de macailcan 'cinco lugares', binro recibir el
tiempos,.

conüene abundar a este respecto. En realidad,
cada uno de nosotros posee cinco iclentidades:
soy yo psiqui§' soy yo mente, §oy yo indiüduo soy yo suerpo,
v sov vo esoecie. El proceso ¿e luol,¡cion er-r que
humanos es un avance hacia unaarmonizar¡on estamos ios
interpretación de esta nuestra realidad esencial.
ár rít;.;;:"identiáades. cada cultura ha manifestado
su

A su llegada a Anáhuac, los europeos se encontraban
muy por detrás de los anahuacas a este respecto.
capacidad de destrucción que mosttaron habla.mucho La
la civilización' En el presente ya puede ser
a. qr. r*.";;;;;;;s cerca de la barbarie que de
explicado en castellano el p.nr., n.tua esencial.
tabla se resume lo que se representa con er pentatipo, En la siguiente
o 'quir.rn..,.

arq u etipo rtributo identidad e onsee uencia ru m bo
Ometeotl sentir dual yo psiquis vivir affinoniza¡rte centro
Tezcatl ipoca eonciencia ética yo crJerpo armonía se¡*ial nr¡rte
Quefzalcohuatl sabiduría cósmica yo espeeie arrnonía pc'lítica oriente
I{uitzi lopochtli voh¡ntad logradora yo mente armonía fl{:ünómica sr¡r
Xipeh Totec energía vital yo individuo arrnonía el¡ltural poniente
Po.r otro- lado, ser poseedor de difuntos indica que
hay un respeto para los ancestros. Hn este sentido
indiscutible que los teotihuacanos respetaban latradiáón es
anairuacu" .rtuu.n int.gr.anu a la ciülización surgida
en el Primer Sol Cósmico, al cteÍuse il *"ír, y continuada y notablemente enriquecida
¡ror los olmecah.
visita a Teotihuacan guiada por Tracatzin stivaret
hoja 5 de 1t
iliplomüdo cn Derscho Indlgenfr de ,4ndhusc Tereer Módulo
ta ffi*v*1iJuasi"án bmJ-t,esffiL
[,a lengrra nahua" nahua.tlahtol/i en lengua nahuq
tiene *na tradición de abc¡lengo en nuestra patria.
glifos, como se llama a la escritura en piedrq que han Hxisten
sidofechados con una antigriedael cle 3,000 afios,
aparece ya Ia escritura nahua. clonde

Para que ya se hubiera creado la escritura para ese
tiempo, es necesario aceptar que el nahuotlahtolfi ,hablar
armonizante' tenía ya muchos años de exisiir, quiás otio
í*to. Esto hace pensar que la lengrra nahua tiene
cerca de 6,000 años de existir en nuestro território nacional.

En aval a esta suposición, se tiene que todo apunta para que
en marzo del año 2000 europeo inicie el sexto
Sol de Anóhaac. Segun infonnación de la antigrrá Anáiruu., cada Sol
tiene una duración de 676 años, el
cual es seguido por una Luna de 468 años, 1,144 años en total,
lapso que puede ser llamado Era Cósmicr.

Esto significa que en el año.europeo 1999 se habrán completado
cinco Eras Cósmicas, un tcltal de 5,720 años.
El año ce tecpatl'uno euchillo de pedernal' que iniciará al ponerse
el sol el I I de marzo del año 2000
europeo, será el año 5,721 de nuestra cuenta propia.

Existen registros arqueológicos que confirman estas cuentas. De
acuerdo a los fechamientos para la aparición
del maí2, una cruza entre una gramínea llamada setaria y otra llamada
teotzintli,se puede afirmar que esto
ocurrió en el Primer Sol de Anáhuac.

Los prinreros poblamientos en el tenitorio nacional que pueden ser fechados
hacen evidente que ocurrieron en
el Segundo.Sol de Anáhuac. Estos asentamientos ocurriiron en lugares
cercanos al agug donde abundan los
tules: tÓlin'en nahua. De aquí que los poblados, posteriormente ci;dades,
sean llamados filldn entre n¡les,.

Los pobladores de las ciudades son llamados lóltecah 'de entre tules'. En el Tercer
Sol de Anáhuac florecieron
los huehueh rclrccah 'antiguos toltecas', llamados nolmecas" por los
antropólogos. Ellos fueron los que
hicieron florecer nuestra ciülización en todo eltenitorio nacünal.

En elCuarto Sol de Anáhuac florecieron pueblos que heredaron la ciülización
de los ,,olmecas',: mayas,
zapoteca§, totonacas, mirlecas, principalmente. Los toltecas florecieron e¡ Teotihuacan
'clonde ,a pár..n
difuntos'. Sobra decir qr.re los teotihuacanos, por ser tóltecah, fueron nahuahablantes: errn gente
armonizante.

En el Quinto Sol de Aniihuac florecieronlos tenochcah 'tenochcas', habitantes de Tenochtitlan-mexihco,entre
tunas de piedra'-'lugar de los mexis'. Antes de ñ¡ndar su ciudad, los mexis hicieron un prolongado
viaje de
estudio, 260 años en total, para rescatar la ciülización tolteca de los teotihuacanos,

El ya inminente inicio del Sexto Sol de fuiáhuac hace eüdente que nuestra patria necesita rescatar
la herencia
de nuestros ancestros. La creciente lucha indígena y el cada vez mayor número de grupos que
se preocupa por
el resurgir autóctono, hablan de una fuerte necesidad pcrsonal de identidad.

Los actuales mexicanos viümos cadavezmás cambios en nuestra patria. Vemos como cada día muere el
México que no termina de morir y aún no naee el nuevo país que no termina de nacer. Los políticos están
desconcertados por el demrmbe, pero no ofrecen alternativas viables.

visita a Teotihuacan guiada por Tlacatzin stivalet hoja 6 de ll
Diplomado en De rccho Indígena de Anáhusc
Algo similar ocu,'e con ros lramados interectuare, Tereer
u.úr*" á, demrmbe, pero nadie ye opciones h{ódulo
propias. Todos ven sechrse el ,'injerto" naeionales
nadie de ellos se re ha ocumido buscar
de país qru ú;H*rnán cortés en nuestra raíz finahuae
g pero a
nurriru i¿entidaá propiu.

Te0 t*huasan t Ia armonia
De entre los herederos de la cultura olmeca"
los teotihuacanos destacan notablemente.
recogieron herencia deiada por los olmecas, No ú¡nicamente
sino que la expanaieron notabre**n,*,
contribuyendo así a
:IfiTJ'*ffi;'H'ff;[ffitffi[: :;::,ffi!nt'ui."'i¿o,ono,i¿a ro, teotihuaca""J r,uüi**on ra gran

A decir de algunos especialistas, en su momento
de apogeo, esta ciudad [egó a ser ra mayor
de toclo nuestro planeta' Esto fue consecuencia y ra más pobrada
oe tai-ulqueda de la armoría cosrnica q,e
diseñaron y construyeron todos y cada uno guió a quienes
de sus edificiJr,'.oro
-----"YY' ¡cr tzacualis
las r&svr¡.r¡D l'ldel sol, de la Luna y
QUetZalCóatl. de

Esta característica de cir¡dad venerada se
conürtió en una atracción, inigtralada hasta el presente,
demás pueblos de la antigua Anáhuac. La búsqueda para los
de la armcrnia cósmica que caracte nzó alos
los convirtió en un pueblo de pacifistas que teotihuacanos
se centraban en el comercio, en i. urquit*rt
cerámicq en la astronomía, en las matemáticas. ra, en la pintur4 en la
su gran florecimiento fue l. rnnr."u.ncia natural
pacifismo. de su innato

Teotihuilt:an existe somo lugar fisico y como recuerdo.
Los pueblos nahuas r0rl§erv&ron algrrnas narraciones
sobre e§ta irnportante ciudad. §e cliee que allí comenzo
y que allí terminó el dín eúsmico ,de 676
años del
Quinto Sol Césmico de Anáhuac.

Existe una hermosa leyenda que habla.delos difuntos,
que no dioses, Tecaciztecatl y Nanalruatzincomo
quienes tomaron sobre sí la responsabilidad
de alumbrar, de hacer arnanecer: el primero
segundo corno el Sol. como la Luna y el

En la leyenda de los soles del22 de mayo de 1558,
se dice textualmente que «y aquí está su señal,
en el fuego el Sol, en el fogón diüno, utl¿.n Teotihuac¿iru,, cómo cayo
El euinto Sol Cósmico de *s¡tuct'
svv sv Anáhuac esü&
está
relacionado con Teotilruacan de manera absoluta.
Aparte de algunas na¡ra3ioys dispersas y de las crecientes
investigaciones arqueológicas sobre lo que queda
de la gran ciudad de la Antigua Anáhuac poco sabemos
de los *tiguo, teotihuacuros. se sabe qtre existían
muchos artesanos, que existía un barrio zapotec4 quiás
tambiénuí" * -
Existen muchos restos de obsidiana en lugares que seguramente
fueron talleres. Existen muchas piezas de
cerámica, algunos murales, muchas esculturas y, soUre todo,
existe una firerte atraceión por visitar el tugar.
Todos los impulsores de la cultura autóctona visitan Teotihuacany
ceremonian en lc¡s equinoccios y solsticios.

Se han encontrado en.Tbotihuacqn y en diferentes lugares algunas piedras planas,
cle forma redonda" con
signos particulares que hacen pensar en Io e*inso dJh civilización
-cierto§ de los teotihuacanos. El ingeniero
Hugh Harleston ha investigado geornétricamente la localización de estas piedras
y predice la existeneia de más
de cien. Esto habla grandilocuentemente del saber teotihuacano.

visita a Teotihuacan guiada por Traeatzin stivaret hoja 7 ele ll
Diplomado efi ilcrecho IndIgena de Anóhuac
El mismo ha localizadr) algunas calculando
preüamente'su ubicacion. En el presente
veinte. Algunas en lo queactualmente
son los Estados Uni¿o, y otras ." puiu*¿.
se han ffffi;il:';fr r.
teotihuacanos fueron un pueblo altamente.ciülizarlo Aquí se ve que los
y q*,*ri.n concienciu.turu de la
de que usaban sus "pupiras" para estudiar realidad en que vivian:
ta reali¿ao í lo*pr.oderra.

Los herederos directos cle los teotihuacanos
fueron tos toltecas. Dos grandes personajes
están ligados a este pueblo: Huemac y ce cre nuestra historia
acarl ¡rpiir;; dretmrcaai.A l{uilac, hombre
bondadoso' se le atribuye haber escriío el remmox¡l¡'libri sabio y
esencial'; un libro sagr.aclo de los tolteias
contenía las leyes, costumbres, religión, que
para e§te pueblo.
el rito, ru.*norogi;ffi;;;"rt;,:" general, todo lo importante

Además de haber sido un sabio gobernante
de los toltecas, Quetzalcóatr es elgran
maya§' con el nombre de Kukulcán. como-parte sabio legislador de los
importanie de sus estudios aítronómicos,
lograron precisar las sucesivas posiciones los toltecas
dit planeü venus en relación al sol y a la Tierra.
con esto ellos crearon un calendario de 260-días, que puede
llamarse venusino, tormtpohua¡i'cuenta
días y de los destinos' en lengua nahua y.tzolkin;"ld;; de los
*uyu. Er nombre n.úo* recuerda que el perí.«ro
de
i',:::Hi*H.':Lfif:ilrtr# Í:Hiil:o-**uou'*.ni* Fueron grandes artistas, ,*," q,iJJparabra

Armancf,o e L rompecabe ruasr
Hace cerca de 200 años üsitó nuestra p1triu
el investigador alemán Alexander von Humbolclt,
maravillado al üsitar esta cir¡darJ. En su Elsayo políriío se quedó
sobre el reino de la Nueva Españadejé
su opinión sóbre Teotihuacan registro de
(León-porti[a:- lZb):
'[os únicos monumentos antiguos que pueden llama¡ la
atención en el ralle mexicano, por su grandeza y
son los restos de las dos pirámides de san juan Teoühuaclu moles,
siluaoas al N.E. ¿.iiugo:d. Texcoeo, consagra¡las
sol y a la hura y llanmdas por los indlgenas Tonatiuh al
ltzacaatti [sicl, casa ¿el sol fíi"rrrti ltzacaalli[src],
la luna' según las medidas tomadas eñ t¡o¡ casa de
[de Ia cuenta de los europeo s, 5,s24de nuest¡a cuenta] por un joven
sabio mexicano, el doclor üeiza,la primera pirámide, q,;e
es !a m*s iustrat, .j.n..r, * estado actr¡al una txax de
208 metros de largo y 55 metros (o sean or mexcanas¡ae alhrra perpendicutar. ra segrrnda, esto
pirámide de la luna es I I metro§ más baja y"arar es, la
su base mucho
primeros viajeros y §egun la forma que presentan
**r. Estós monu*entos, según Ia relación de los
aún en el dia, sirvieron de modelo a los teocallis Írztecas
[sicl...,
Aunque muchos investigadores del pasado han tratado
de dilucidar los secretos que guard a Teotilntacan, fue
hasta hace poco más dc 100 años, cuando I-eopoldo Batres,
quien contaba con el apoyo incondicional del
presidente Porfirio Díaz, empe z6 a realizar grandes
obras aqoi. Entre los años europeos I905 y 1910,
preparando las "fiestas del centenario', inició la reconstru..ión
dr la Tzacuali del sol.

Muchos han censurado los desmanes de este "reconstructorn.
se afirma que destruyó parte de los edificios y
así se perdieron datos importantes. En particular, Ias
aparentes escaleras que estan en ,t l.¿o ,.r, y o6rn . a,
la tzacuali del sol, más que los "contrafuertes" que dicin
los guías, ,on pu.ta de la estructura que se muestra
por haberse deslavado el material de relleno.

lo^s años europeos l9l7 y 1922,Muuel
In*:
Gamio
Gamio rcalizóinvestigaciones. La tarea más importante de
fue la excavación y reconstrucción de lo que se ha dado en llamar Ciudadelq
nombre qu. rignie*
'fortaleza que defiende una ciudad'. Por todo coniepto, este nombre resulta inadecuacio,
especialmente por
estar ubicada en el centrCI de la ciudad.

visita a Teotihuacan guiada por Tracatzin stivaret hoja I de ll
Diplomado cn Dc¡echo Ind{gena
t
l

El arquitecto Ignacio ll'larquina, dc Anáhuac
r!
I
*n so *onumental obra sobre
arquitectura prehistrnn"r,
J;il;;[ffi';,
I
.,1 levantamientos sobre edificios partieulares
de TeotitruacÁ, Debe r.n.ion.rre
quien exploré Zacualq Tetitla y er trabajo de Laurette sejourné,
Yayahuala. por Ñ;r.bres
andar el Proyecto Teotihuacan,airiiioo del pr*ria.ni* Ád'lfo López Mareos se echó a
por lgnacio Bernalv Jo.s.
Áil;;;;o
director de camp'.
Por ser de interés' conviene transcribir
lo anotado en la introducción
Mtevas síntesis' Nuevos problemw,eaitaoo.for del libro Teorihuacan, mtevos
datos,
de 525 páginas' hace un recuento
e*ry ü-bhne a" iupi; r'irrlry chird Ratray,
de las yrylo¡a-ci9n"í urul,gr¡e_n Este ribro,
"LIacia l97l' se descubrió la ..rcva r
pir¿mí¿Jou
ra investigación (página l9):
deba¡o ue ta so, (I{eyden tsis,-r3r-r47), ra cual
rellenada hace siglos' Al limpiarl4
t**1r*.*"üfriJ*nau.i, u,,r, *.r,
hat¡ía sido
abajo de la pirámide y terminaba
cultos relacionados con las deidades
t;;; serie de c¿maras;; fb.r, de trébor.
;*0."
nrnr.ut que penetraba hasia
qyrre ros diversos riruares y
lugar de la creación
t r:] d. r.r ***, á*'ündoros *n;iñ;* chicomoztoc. siere cuenras,
[sicl'' sugiere que la cueva prouuui.*.-ri. dererminó.r
del sol' y que los relatos de loi aztüs
sobre.n,i.n* á.u.¡oL h pirámide esraban
,iri, i- il'consrrucción cre la pirámide
(l9El: 233'235) con nuevÍl§ excavaciones a¡rcyacros en r¡echos. Millon
en el trmel, rr¡^áLor rwantamient*,
suwa; él también cor,nParte la opinión
de que Ia pl.a,n,oeisü",,uira¿a
*¿rl*oos, fechando er uso de ra
que'la cueva clebajo frre el lugarmás -¡vrwt¡. en
§r¡ §§t§
Rste siüo,
sluo' y no en ningtln
ningun o(ro, debid
sagrado en reotihuaál debi,o a

Hay mucha información recolectada por
innumerables exploradores, hay
otros' Lo que está claro es que la venerada muchos datos, hacen falta m*chos
ciudad de rroi¡n nr*,ha sído *uy
explicacla' Mientras los que investigan rorp*rente exprorada y
no sean hablantes der nahuailahtatt¡",lauiwarmonizante,,
lengua de los tlamatinimeá'tlamtirís'de que era ra
la antigua Anáh;;, sus interpretaciones
serán equív,cas.

HI t,*Émp0 de Taoe¿hua ean
En la cuenta tolteca, Teotihuacanfloreció
en el cuarto sol de Anáhuac, es decir
3'433'' 288 antes de cristo de los europeos, entre lc¡s años anahuacas
y 4la9,año 3gg de la actual cuenta el¡ropea.
de 676 años de florecimiento, los primeros Esto hace un total
338 son de esfuerzo y trabajo y los
punto culminante de florecimiento segrrndos de fructificación. EI
se ubica en el año un.u¡uur. 3,,771,año50
europeo.
La cronología oficial sobre los diferentes periodos
del viür teotihuacano siguen lo espuesto
en su trabaj a Lvtewión población de ia por René Millon
it ciudod rie Teoihuacán en sus tliferentes periúos:
provisionad presentada enlafr Mes Reclonda, un calcalo
Teot¡huaian, México, organizada por la sociedad
de Antropología (McClung: 74). Mexicana

Es muy importante destacar el hecho de
ser 'un cálculo proüsionaln. Los investigadclres
aceptado esta contabilización del tiempo, pero del presente han
es preciso reentenderl4 especialmente si
cuenta tolteca de los soles' se trabaja con la
Quiás tray poiiuitidadde afinar muchos pranteamientos europeos, para
historia más acorde con nuestra propí. Lvohción. hacer t¡na

Lo que sigue a continuación tofna como referente
el trabajo señalado arriba. conviene principiar
los nombres oficiales de los periodos y las fechas rezumiendo
ror,.rpáiaientes. Esto se hace en la tabla que se presenta
continuación; a.
Fechas Europens Fechrs Anahunca§ Fase según pt¡llom F'nse eecrin .l.¿'t¿f
IRI A t5
i50A.C. a tA.C. j,57 I a 3
,720 Parlachique
- -yv yl¡'F...¡ Lt

I a 150 Proto Teotihuass"n
3,720 a 3,BT I Tzacualli
150 a 200 Teotihuacan I y Ia
3,871 a 3 ,92tr, fufieca0hrii Testihuacan II
¿ua a 4)u
ut, t, I F
-

3,921 a4,1 Tl
^

Tlamirnilopa Teotihuaüan IIa, IIa-Iil
450 a 650 4,17 I a4,37 1 Xalalpan Teotihr¡acan [II, IIIa
650 a 750 4,371 & 4,471 Metepee Teotitruacan [V
Visita s'{eotihu í1 t*utt TlacüÍzin §f¡vaiet
tHtuuü Pür hoja g de lt
J

I lliplorflndo €fi Iie,recho Índtse¡1 4, de A¡ráh¡d{rr
,J
¡
"fereer h{óclulo
,l
segirn Millon" durante la fase Patlachique
la ciudad abarca una extensión
época ñ¡e cuando ya se adoptó la costumbre de 4 kilómetros cuadra.os.
En esta
arquiterá"i..
por tre§ tzacualis' Io cual es tipico de Teotihuoion
a"¡;;il;ffii., urq,,riectónicas integradas
un.rL periodo ra pouracion es estimada en unos
habitantes' Ya desde egte tiempo Teotihuacan.ru 5,000
uiriau rámo una ciudad esplen¿'rosa.
En la fase Tzacualli reoÍihuacan tenía ya
una extensión de l7 kilómetros cuadraclos,
población de un kilómetro cuadrado y a más cle otro centro cle
medio . §egun ¡urillon la población en este periodo npuclo
alrededor de 30,000 habitantes' Durante esta haber siclo
époia parece habér sido construida la tzacuali
mayor parte' lo mismo ocurrió con los edificios del sol en sr¡
..r.uno, a la tzcuali s!
de ¡.. luna y ta ttt
la ¡tr¡¡c cte \lt¡§rzatsonua
euetzalcohuatl en el
recinto ceremoniar lramado ciudadera.
Durante esta época Teotihuacan llegó a ser
el centro más importante de todo el va¡e
todo el Altiplano central- Esto coiniide con el de México, quiás,e
"cenith" del cuarto sol«te Anahuac, ocurrido en el año
anahuaca 3"171, que coincide con el momentr¡
clel inicio de la actual cuenta.uiopru,
es 6ecir, con e[ momento
en que el maestro Jesús de Nazareth predicaba
su doctrina y moría cn¡cificado en la ciudad
rte Jen¡salem.
Durante Ia época llamada Miccaohtli fue cuando
Teorihtncanllegó a su extensión máxima: unos
kilómetros cuadrados' En este periodo la población 22.5
fr¡e de unos 45,000 habitantes. ya en la fase
la extensión se había reducido á onos 22 kilómetros Tlomimilopa
cuadrados, si bien la población habría crecido
habitantes. a 65,000

En la fase siguiente, ,Yolalpan,la ciudad se había reducido
a uno§ 20.5 kilónretros cuadrados, si bien la
población había crecido aún más, ya que se estima
era de 85,000 teotihuacanos. ya en la fase Metepec
población había decregit{.g a 70,000 pobl.do..r. la
La declinación fue acompañada pq¡ la migración hacia
lugares de la antigua Anáhuac. otros

Los antropólogos exponen las más peregrinas explicaciones
al decrecimiento y abandono finalde
Tec¡tihuacan Atribuyen a guerras *i ¿.tui*i.nto de este
esplendoroso sitio. Á notar la coincidencia del
momento culminante de la ciudad con la mitad del ciclo
denclminado Cuarto Sol de Anáhuac, se hace
necesario explorar e§t& secuencia del tiempo tolteca como
la explicación más lógica.

Parece muy remoto que los actuales investigadores delpasado
teotihuacano acepten la cosmopercepción
anahuaca como base de investigación. Lo que puede prr.r.,
que al llegar el Sexto Sol de Anáhuac, lo q,e
ocurrirá el I I de mrlrzo del año 2000 eurof,eo, inicio iel año ce fecptl,uno
pedernal,, se inicie una nueva
etapa de esplendor anahucq de la misma categoría que el
esplendoi teotihuaáano.

Esto es algo que podremos observar la mayoría de nosotros.
Si la cuenta tolteca de los soles es una cuenta
apegada a neustra realidad históricg más pronto que tarde empezaremos
a oomprobar su realidad, con un
acercamiento creciente a la verdad histórica de la esplendorosa ciudad
de Teotiiruacpn.

Reflexi-én f*rraI
Quienes vemos con e§perarza el advenimiento del Sexto Sol de Anáhuac tenemos mucho trabajo pclr
realizar.
Teotihuacan tiene muchos secretos que compartir con los actuales anahuacas.
Así como los mexihlin se
acercaron a este maraüllante lugar para deseubrir su camino, así nosotros, tenemos
ql¡e acerearnos y
cuestionar a nuestro corazón.

visita a Teorihuacan guiada por Tlacatzin stivalet hoja lü de 1t
tltptümüdo en fierecho tndrgens d* d<dhuüc
;

i

i Tenernos que investiga¡" el üvir teotrhuacano: TercerMédul,¡
I
en lo social, §r lo político, Bil lei
I
I
i
;t datos existentes son muf inesmpletos, econónrico y en lo cultural. [_*üs
'['eoliltuücan o sstán muy mal interpretados" 'fenemos
con el cnraeón abiirto, no únicamente nefiesidad els acerf;&rnos a
eon la mente abiert&, tenernos que
esplendoroso moment* ele nuestra eultura ancsstral. sentirnos parte ¿e este

Bibliografía
LEóN-PoRTILLA, Miguel
1983 De Teotihuacan a los aztecas,
yt?l:gt, defuentes e interpretaciones histórica¡.universiclad
Nacional Autónoma de México. tr,t¿*i.o.

|!g!rn-tc nu Terh,, Emily y Evelyn Crums RRrrRAy, ediroras
1987 Teotihuacan, mtevos datos, Nuevas sintesis,
iuuoo, probleman.[Iniversidad l-Iacional Autón,ma
México. México. .e

Purcu, Henri-Charles
1986 Histaria de las religiones, volumen I, Las religiones antiguas. siglo veintir.rno Editories. México
Rosulo, Cecilio
1980 Diccionario de mitalogía nátruatt. Dos volúmenes. Editorial
Innovación. México.

Se¡rlcút¡, Bernardino de
l98l Historia general de tas co§a§ de Nueva España. Tomo III, voiumen 10. Editorial pomia. México.

ü\t ór?züTl Áau cx c-G . ü
'u

visita a Teotihuacsn guiada por T!acatzin stivaret !:r{lr.t
¡ILUA ¡t üü Ir

Related Interests