You are on page 1of 1

Camino sobre la esquina de Moreno y Corrientes y me encuentro, como si se tratara de una

construcción reciente, con la escuela en la que transité parte de mi jardín de infantes y
primaria: es la escuela Mariano Moreno. Me corrijo, este encuentro no es un como si
cercana a alguna metáfora o pesca retórica, es en efecto para mis ojos,
independientemente de sus refacciones y paredes repintadas, un edificio nuevo.
Desvío mi camino de regreso a casa para ir por la vereda que permite ver los patios. Ahí
está la fuente -donde supe caerme, para vergüenza de mi madre allí presente, en pleno
acto escolar; la primera galería que está en la entrada al colegio y donde se pueden ver la
puerta del comedor y del jardín de infantes. Y finalmente, el patio más grande con la cancha
de basket y los árboles, casi tan antiguos como la institución. Me sorprendo ante el Commented [1]: ver el ritmo de esta oración
descubrimiento que habilita mi cuerpo por su altura: puedo ver sin inconvenientes por el
tapial y la reja que cubren la cuadra de la avenida. Algo ha cambiado, este edificio es
nuevo. La última vez que ingresé a él (a los 12 años) mirar por encima / a través del tapial
resultaba una tarea de titanes. Pero lo que resultaba más titánico eran las dimensiones de
ese colegio para un niño recién salido de la pulsión tanática de una escuela católico-privada
cuyo edificio solía ser un complejo de oficinas. Recuerdo, por las charlas de mi padre en Commented [2]: Ritmo
aquella época, las diferencias entre la escuela pública y la escuela privada ¿Qué significa lo
público y lo privado? ¿Qué significa la escuela pública? ¿Qué significa la escuela?
De nuevo en esa cuadra, lejos de cualquier intento de hablar sobre la infancia desde lo
bucólico o maravilloso, esta imagen me produce desconcierto. No es lo que yo transitaba,
no es lo que yo veía, algo no está o está descolocado. ¿Qué es lo que se siente cuando
visitamos lugares por los que pasamos en la infancia? ¿Cómo no sólo la mirada sino el Commented [3]: Reformular pregunta?
cuerpo todo operan sobre las representaciones de los lugares que atravesamos y dejamos
de atravesar? ¿Dónde está la infancia si no es en los lugares y los objetos que nos
atravesaron? Commented [4]: intentar desaturar los significados de
El poeta español Antonio machado, ya sabiéndose muerto por la dictadura de Franco y en esta oración
pleno camino de exilio fallece por una enfermedad terminal a los --, el -- de ---- . Y Commented [5]: ambiguo?
encuentran en un bolsillo de la única ropa que llevaba puesta un papel con el verso que
cierra su obra: “Estos días azules y este sol de infancia.” Retengo ese verso en lo que dura Commented [6]: se puede obliterar?
mi regreso y me pregunto lo que debe haber sentido Machado cuando supo que no vería
nunca más los lugares en los que creció, cómo encontrar en el sol una parte de la infancia.
Vuelvo a casa y veo lo que no está. Entro a gatas a la parte de abajo de mi mesa y
encuentro, como si fuera una mesa nueva, con los dibujos que hice de niño. Entiendo que la
infancia es algo que nos pasa todo el tiempo. Commented [7]: Este final queda, pero hay que ver la
unión entre lo que vengo diciendo y esta última parte.
Commented [8]: quizás pueda extender más este
desarrollo? No puedo excederme de las 500 palabras

¿Dónde estaría entonces la infancia, si no se puede ver desde los recuerdos de añoranza?