You are on page 1of 4

COMUNICADO DE COENER SOBRE EL PROYECTO HDH + EN LA REFINERIA

PUERTO LA CRUZ Y SU VIABILIDAD FUTURA
Ante la noticia de prensa publicada por PDVSA en los medios de comunicación del pasado 01 de
septiembre de 2018 sobre la situación actual y pronósticos de completación del Proyecto de
Conversión Profunda de la Refinería Puerto la Cruz, el Centro de Orientación en Energía
(COENER), apoyándose en la extensiva experiencia de sus miembros afiliados respecto a: (1)
desarrollo de procesos de refinación similares a HDH+ y (2) ejecución de megaproyectos, tiene el
deber de expresar ante la opinión pública nacional sus puntos de vista sobre este importante
asunto y emitir sus recomendaciones al respecto.
El planteamiento del análisis del proyecto HDH+ en un contexto amplio se pudiera resumir
destacando en primer lugar su principal aspecto positivo y en segundo lugar, revisando sus
diversos y significativos aspectos negativos que, a la luz de la situación actual, parecieran
condenarlo a que sea cancelada definitivamente su ejecución.
En cuanto a su principal aspecto positivo, es innegable que el proyecto HDH+, de haberse llegado
a completar exitosamente tanto en calidad, tiempo y costo, hubiese marcado un hito importante
en el desarrollo tecnológico del país y de modernización del parque refinador nacional. En lo que
respecta a tiempo y costo de ejecución, los indicadores son pésimos, como se demostrará más
adelante. Pero el aspecto positivo más relevante es que de lograrse construir y operar la primera
planta comercial de HDH+ (moderna tecnología de conversión de residuos pesados de petróleos
por la ruta de hidrogenación catalítica, cuyo desarrollo fue iniciada por el INTEVEP en 1983) sería
un espaldarazo fundamental para la valorización de las ingentes reservas de crudo pesado de
Venezuela. Estos crudos pesados, procesados en refinerías dotadas con esta tecnología, se
convertirían en gasolinas, diésel y otros destilados de alto valor, con cero producción de coque o
residuales.
En lo que respecta a sus aspectos negativos, lo primero que se debe resaltar es el pésimo manejo
gerencial que ha hecho la PDVSA roja de este proyecto, que contrasta con las buenas prácticas
gerenciales, operacionales y técnicas que fueron el sello distintivo de la PDVSA Meritocrática
hasta el año 2000. Este aspecto queda evidenciado al analizar los siguientes datos, muchos de
ellos extraídos de la misma nota de prensa de PDVSA anteriormente referida:

1
➢ Parámetros bajo los cuales PDVSA aprobó el proyecto HDH Plus:
✓ Fecha de aprobación de ejecución del proyecto: septiembre 2008
✓ Fecha estimada de arranque: marzo 2012. (Duración: 43 meses, i.e. aprox. 3 años y
medio)
✓ Contratista principal: Japan Gasoline Corp.
✓ Inversión total estimada: 5.000 millones de dólares.
➢ Parámetros actuales (2018) del proyecto, también inferidos de la nota de prensa PDVSA:
✓ Fecha estimada de arranque: no hay información, pero al mes de octubre 2018 se
constata que su ejecución lleva más de 6 años de retraso.
✓ Contratista principal: Hyundai
✓ Recursos desembolsados a la fecha: más de 8.856 millones de dólares.
✓ Avance de construcción global: 80%
✓ Anuncian estar buscando financiamiento adicional por un monto de 5.000 millones de
dólares.
Del análisis de los datos mostrados anteriormente, además de otras consideraciones asociadas
al carácter pionero de esta tecnología de INTEVEP, cuya Gerencia de Procesos socavó el rigor de
su protocolo de pruebas de demostración comercial, al decidir “saltarse u omitir” ciertas etapas
claves, surgen suficientes razones para suspender de inmediato la ejecución de este proyecto.
Las razones pudieran explicarse como sigue:
1) Desviaciones inaceptables en Tiempo y Costo de ejecución del proyecto:
Tiempo: En 2008 cuando se aprobó inicio de su ejecución se estimó su arranque en marzo
2012. (43 meses de ejecución); hoy (a octubre 2018) han transcurrido 79 meses y el proyecto
según PDVSA tiene 80% de avance, lo que hace presumir que el tiempo total de ejecución
excederá los 150 meses (Desviación = 255%).
Costo: En 2008 se estimó el costo total del proyecto en 5.000 millones de dólares; a octubre
2018 se han gastado 8.856 millones de dólares y se anuncia la búsqueda de financiamiento
por un monto de 5.000 millones de dólares adicionales para una inversión total estimada de
13.856 millones de dólares (Desviación = 277%). Estos recursos constituyen una carga
financiera demasiado elevada para un país tan escaso de divisas y de bienes básicos para la
población, especialmente en lo que se refiere a alimentación, salud y servicios públicos.

2) Cambio del Contratista Principal durante la Ejecución del proyecto:
Clásico e imperdonable error del “cambio de caballo a mitad del rio” con la subsiguiente
cadena de determinación de responsabilidades en cuanto a errores de diseño o no
cumplimiento de pruebas de aceptación.

2
3) Subestimación de riesgos asociados a una tecnología pionera de hidroconversión que opera
a altas presiones y temperaturas y no involucramiento temprano de personal durante fases
de construcción y posterior arranque:

- La desacertada decisión de obviar el necesario paso previo de construir primero una planta
de demostración del proceso HDH+ a la mínima escala comercial posible (3 MBD), con lo
cual se privó a la aplicación comercial a escala industrial de obtener valiosa información
para el diseño y las pruebas operacionales iniciales.
- Necesidad aun no resuelta de contar con la asesoría de una empresa de reputación
internacional y amplia experiencia en investigación y desarrollo de procesos de conversión
de crudos pesados y su aplicación comercial, para las etapas de completación mecánica
del proyecto y arranque de las unidades HDH+. La participación de una empresa con estas
pericias permitiría una máxima integración e intercambio de información entre los equipos
de desarrollo de procesos, ingeniería, construcción, arranque y operación, reduciendo los
riesgos, tiempos y costos de arranque de estas plantas pioneras.
- El proyecto se estaría manejando como un proyecto “normal”, sin consideraciones
especiales adicionales, como por ejemplo el haber decidido construir en paralelo 2
unidades pioneras del proceso HDH+ (sin experiencia comercial previa), cada una de 25
Kb/d de capacidad. Esto introduce innegables riesgos tecnológicos, económicos y de
seguridad para la empresa, para el país y especialmente para las zonas habitadas
colindantes.
- Ha debido decidirse oportunamente la ejecución de un solo tren de 25 Kb/d y desfasar la
completación mecánica de uno de los dos módulos comerciales de HDH+. De esta forma
se minimizarían costos de arranque y de modificaciones post construcción, para
concentrar los esfuerzos en asegurar que el primer módulo opere satisfactoriamente,
antes de reanudar la completación del segundo módulo. Se evitarían así costosas
modificaciones post arranque en ambos módulos.
- Otros aspectos de fundamental importancia: (A) Incluir en la primera unidad de HDH+
redundancias adicionales en equipos y sistemas de control de procesos críticos, así como
aspectos adicionales de seguridad y de contingencias operacionales y de costos, para
asegurar un buen proceso de arranque. (B) Establecer franjas de seguridad adecuadas al
riesgo involucrado en operaciones de muy alta presión y temperatura, ejecutando de
inmediato los planes de reubicación de la población que resulte afectada por dichas franjas
de seguridad. (C) Ejecutar programas extras de formación para el personal de arranque,

3
operaciones y mantenimiento del proyecto, acordes con las complejidades y riesgos
involucrados en la operación de unidades tipo HDH+.

Si bien COENER desde el año 2015 ha venido alertando a PDVSA y a la opinión pública sobre los
factores críticos del proyecto HDH+ , estima que estas acciones, quizás ya tardías en el tiempo,
pudieran reducir significativamente los elevados riesgos operacionales actuales en la puesta en
marcha de las primeras unidades comerciales de HDH+ .
Los riesgos económicos del proyecto HDH+, sin embargo, siguen creciendo como consecuencias
de los sobrecostos ya incurridos y los que sobrevengan en el futuro. Por todas las razones
anteriormente señaladas, en COENER somos de la opinión que este proyecto debe ser
inmediatamente suspendido. No obstante, recomendaríamos realizar una exhaustiva auditoria
de la situación real del proyecto, considerando sus complejidades particulares por ser la planta
comercial pionera, y sobre esta base tomar la decisión final sobre el futuro de este proyecto.

JUNTA DIRECTIVA DE COENER
Octubre 2018.

4