You are on page 1of 2

LA HUELGA

La huelga es una institución que forma parte de lo que nosotros conocemos como
la tridimensionalidad del derecho colectivo. El concepto de tridimensionalidad
como se recuerda fue elaborado en nuestro país por el profesor Fernández
Sessarego, quien considera que el derecho está conformado en esencia por tres
elementos: hecho, valor y norma. Respecto de ello, haciendo una similitud con
ese concepto se elabora la tridimensionalidad del derecho colectivo, y en ella se
reconocen los siguientes tres elementos: El sujeto colectivo, la negociación
colectiva y por último, la huelga, de la cual hablaremos en estas líneas.

Podemos encontrar respecto de la huelga y de las otras dos instituciones, parte


de la tridimensionalidad del derecho colectivo, regulación dentro de la
constitución de 1993 en su artículo 28, es ahí donde se reconoce a la huelga
como un derecho y además de ello la compatibilidad que tiene que tener con el
interés social el cual se encarga de marcar un límite a su acción.

Respecto de la conceptualización de la institución en tratamiento encontramos


dos corrientes marcadas en nuestra doctrina y jurisprudencia: la primera de ellas
que es llamada “concepción clásica” que reconoce a la huelga como la suspensión
colectiva, voluntaria y pacífica de las labores; y la segunda conocida como
“concepción dinámica” que entiende a la huelga como toda perturbación en la
manera habitual de cumplir con las prestaciones laborales. Ambos conceptos
tendrán sus altos y bajos respecto de la actualidad, pero resulta importante aquí
tener en cuenta la mutación que ha tenido el trabajo y por ende los derechos
colectivos.

Ahora bien, necesitamos además hacer énfasis en la naturaleza de este derecho,


pues a lo largo del tiempo se han asumido diferentes instituciones con las que se
intenta justificar y explicar su existencia, la primera de ellas es con respecto a su
similitud con una figura del derecho penal, la legítima defensa, se considera que
la huelga es una respuesta legítima a un daño o situación generada por el
empleador en perjuicio de los trabajadores; otra forma de explicar su fundamento
vino de una institución del derecho civil, el incumplimiento contractual, de esto
se desprende que la huelga se da como una respuesta a la falta respecto del
contrato, si no hay una prestación o no es la convenida no existe una
contraprestación, por ende se deja de trabajar. Pero la que se asume hoy es una
naturaleza social y de equilibrio de la huelga, es decir, la huelga existe porque es
necesario un contrapeso en el desequilibrio existente entre el empleador y los
trabajadores, pues la forma como el derecho laboral soluciona la desigualdad es
con un derecho en favor de los perjudicados.

Por último, para terminar de hacer un recorrido por esta institución sería
importante explicar su relevancia, la huelga es distinta a todos los derechos en el
sentido que este es el único que te permite generar un medio de auto-tutela,
como se sabe en nuestro sistema la autotulela está prescrita pues tenemos un
sistema de tutela compuesta, es decir, nadie se puede hacer justicia por mano
propia. En este sentido, la huelga rompe todo esquema y es la excepción a una
regla sumamente importante en el derecho.

JC.