You are on page 1of 3

SANTA MARÍA DEL CAMINO SALVE, SALVE

Mientras recorres la vida tú nunca solo estás, SALVE, SALVE CANTABAN MARÍA.
contigo por el camino, Santa María va.
¿Quién más pura que tú? ¡Solo Dios!
VEN CON NOSOTROS AL CAMINAR, Y en el cielo una voz repetía:
SANTA MARÍA, VEN. (2)
¡Más que Tú, solo Dios, solo Dios!
Aunque te digan algunos que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo, lucha por la verdad. Con torrentes de luz que te inundan,

Si por el mundo los hombres sin conocerse van, los arcángeles besan tus pies,
no niegues nunca tu mano al que contigo está. las estrellas tu frente circundan,
y hasta Dios complacido te ve.
Aunque parezcan tus pasos inútil caminar,
tú vas haciendo caminos, otros los seguirán.

GLORIA
VIENEN CON ALEGRÍA
Gloria, gloria, gloria al Señor.
VIENEN CON ALEGRÍA, SEÑOR, Gloria en el cielo, gloria en la tierra.
CANTANDO VIENEN CON ALEGRIA, SEÑOR,
LOS QUE CAMINAN POR LA VIDA, SEÑOR,
Te alabamos, Señor, te bendecimos,
SEMBRANDO TU PAZ Y AMOR. (2)
te adoramos, oh Padre, Dios y Rey celestial.
Vienen trayendo la esperanza
a un mundo cargado de ansiedad,
Eres Cordero de Dios, Hijo del Padre,
un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad. Tú nos perdonas y salvas, nos ofreces tu amor.

Vienen trayendo entre sus manos


Tú solo Santo y Señor, Tú Jesucristo,
esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano Con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios.
que nacen del bien y la verdad.

Cuando el odio y la violencia


aniden en nuestro corazón,
el mundo sabrá que por herencia
le aguardan tristezas y dolor.
HIMNO A SANTA ROSA SANTO ES EL SEÑOR MI DIOS
GLORIA A TI ROSA BENDITA Santo es el señor mi Dios, digno de alabanza
DEL PERU RADIANTE ESTRELLA a él el poder, el honor y la gloria (BIS)
FLOR DE LOS CIELOS MAS BELLA ¡hosanna, hosanna! hosanna oh señor (BIS)
QUE LA FLOR DE JERICO (bis)
Bendito el que viene en el nombre del señor,
Hollando con fe profunda con todos los santos cantamos para ti.(BIS)
los placeres de este suelo, ¡hosanna, hosanna! hosanna oh señor (BIS)
desde joven en el cielo
tu corazón se fijó (bis)

Al suyo con lazo fuerte OFERTORIO


Juntole su dulce esposo
y de su amor generoso Esto que te doy es vino y pan señor
suavemente le inflamo (bis) Esto que te doy es mi trabajo
Es mi corazón, mi alma
Virgen te aclaman los cielos; Es mi cuerpo y mi Razón
virgen pura, el nuevo mundo; El Esfuerzo de mi caminar...
ángel de Dios sin segundo,
el Perú te crió (bis) Esto que te doy mi vida es señor
es mi amor también es mi dolor
En vano, límpido espejo, es la ilusión, mis sueños, es mi gozo
Satanás quiso empañarte y mi llorar es mi canto y mi oración
nunca pudo derribarte,
porque en Dios tu alma se fió (bis) toma mi vida ponla en tu corazón
dame tu mano y llévame
SEÑOR, TEN PIEDAD cambia mi pan en tu carne
y mi vino en tu sangre
Tú que siempre nos perdonas, y a mi señor renuévame, límpiame y sálvame
Porque nos queres mucho,
Tú que siempre nos perdonas, Esto que te doy no solo señor
Señor ten piedad. esta voz también es mi hermano
es la unión, la paz, el orden
Tú que siempre nos escuchas,
la armonía y felicidad
Porque nos quieres mucho,
Tú que siempre nos escuchas, es un canto en comunidad
Cristo ten piedad.

Tú que siempre nos ayudas,


Porque nos quieres mucho,
Tú que siempre nos ayudas,
Señor ten piedad.
HOY HE VUELTO, MADRE, A RECORDAR
INSTITUCIÓN EDUCATIVA PRIVADA
Cuantas veces, siendo niño, te recé,
SANTA ROSA DE HUACHIPA
con mis besos te decía que te amaba,
“Semillero y Forjador de Líderes”
poco a poco, con el tiempo alejándome de ti,
/ por caminos que se alejan me perdí. / (2)

HOY HE VUELTO, MADRE, A RECORDAR


CUANTAS COSAS DIJE ANTE TU ALTAR,
Y AL REZARTE PUEDO COMPRENDER
QUE UNA MADRE NO SE CANSA DE ESPERAR. (2)

Al regreso me encendías una luz,


sonriendo desde lejos me esperabas,
en la mesa la comida aún caliente y el mantel,
/ y tu abrazo en mi alegría de volver. / (2)

Aunque el hijo se alejara del hogar,


una madre siempre espera su regreso,
que el regalo más hermoso que a los hijos da el Señor,
/ es su madre y el milagro de su amor. / (2)

Gloriosa Santa Rosa de Lima, tú que supiste lo que es amar a Jesús


con un corazón tan fino y generoso enséñanos tus grandes
virtudes para que, siguiendo tu ejemplo podamos gozar de tu
protección en la tierra y de tu compañía en el cielo.
Amén.