You are on page 1of 27

Presentación

UNIVERSIDAD ADVENTISTA DOMINICANA

UNAD

Sustentado Por:

Crísmely Mojica Paula 2018-0319

Juana Victoria Morel 2018-122

Isagna Paneicy S. Severino 2015-0815

Claribel Mora García 2014-0574

Juan Antonio P. Castro 2018-0390

Materia:

Psicología del Desarrollo Humano

Tema:

El desarrollo psicosocial en los primeros tres años

Docente:

Liliana Dinzey Padilla

Fecha:

15/07/2018
Índice

Introducción................................................................................................... 1

Fundamentos del desarrollo psicosocial ....................................................... 2

Temperamento ............................................................................................... 5

Las primeras experiencias sociales: él bebe en la familia............................. 6

Aspectos del desarrollo en la infancia ........................................................... 8

aspecto del desarrollo en la niñez temprana................................................ 12

Habilidades motoras .................................................................................... 16

Contacto con otros niños ............................................................................. 19

Las relaciones entre hermanos .................................................................... 19

Los hermanos durante la infancia y adolescencia ....................................... 19

Las relaciones filiales en los niños y adolescentes ..................................... 19

Los hermanos durante la vejez .................................................................... 20

La importancia de los hermanos ................................................................. 20

Maltrato: Abuso y Negligencia ................................................................... 22

Conclusión ................................................................................................... 25
Introducción

El desarrollo psicosocial se refiere básicamente a cómo la interacción de la


persona con su entorno está dada por unos cambios fundamentales en su
personalidad. Los bebes compartes patrones comunes de desarrollo, desde
su inicio muestran personalidades distintas, las cuales reflejan influencias
innatas y ambientales. A partir de la infancia, el desarrollo de la personalidad
esta entrelazado con las relaciones sociales. Los bebes están abiertos a la
estimulación. Comienzan a mostrar interés y curiosidad y sonríen con
facilidad a las personas.

En la segunda semana los bebes suelen sonreír con somnolencia después de


comer. Al cabo del primer mes la sonrisa se vuelve más frecuente y más
social. Durante el segundo mes, cuando se desarrolla el reconocimiento
visual, los bebes sonríen más a la gente que conocen. Alrededor del tercer
mes sus sonrisas son más amplias y duraderas.

Para el cuarto mes los infantes comienzan a reír más fuerte.

1
FUNDAMENTOS DEL DESARROLLO PSICOSOCIAL

Desde el inicio cada bebe muestra una personalidad distinta. El desarrollo de


la personalidad se entrelaza con las relaciones sociales combinación a la que
se le conoce como desarrollo psicosocial.

En nuestra exploración del desarrollo psicosocial vamos a estudiar primero


las emociones, esto es, los componentes básicos de la personalidad; luego
veremos el temperamento, o disposición, y después la manera en que los
padres modelan las diferencias conductuales entre niños y niñas.

Emociones

Las emociones son reacciones subjetivas ante diversas experiencias que se


asocian con cambios fisiológicos y conductuales. La cultura influye en lo
que siente la gente acerca de una situación y en la forma en que expresa sus
emociones.

Hitos del desarrollo psicosocial de niños de 0-36 meses

 0-3 meses: están abierto a la estimulación

2
 3-6 meses: pueden anticipar lo que está a punto de suceder y sienten
decepción cuando no ocurre
 6-9 meses: participa en juegos sociales y trata de tener respuesta de la
gente
 9-12 meses: se relacionan estrechamente con su cuidador, sienten
temor hacia lo desconocido y son tímidos en situaciones nuevas
 12-18 meses: exploran su ambiente por lo cual se apoyan en las
personas que están apegadas
 18-36 meses: en ocasiones muestran ansiedad cuando se dan cuenta
de lo mucho que se están separando de sus cuidadores

Primeros signos de emoción

Los sentimientos de los bebes son indicadores importantes del desarrollo,


lloran cuando quieren o necesitan algo; sonríen o ríen cuando quieren
socializar.

Llanto:

Es la manera más eficaz en que los bebes pueden comunicar sus necesidades.
Hay cuatros patrones de llanto, llanto de hambre, enojo dolor y frustración.

Sonrisas y risas:

Las primeras sonrisas ocurren de manera espontánea poco después del


nacimiento, y tienen sonrisas involuntarias mientras duermen, las sonrisas de
vigilia son provocadas por sensaciones suaves, como soplar en la piel del
bebe, en la segunda semana pueden sonreír adormilados.

A los dos meses sonríen ante estímulos visuales, cuatro meses se ríen a
carcajadas a los seis meses suelen soltar risitas en respuesta a sonidos
inusuales.

3
Después del nacimiento los bebes muestran signos de satisfacción, interés y
aflicción. En los seis meses siguientes son: alegría sorpresa, tristeza,
repugnancia, enojo y temor.

Empatía y Altruismo:

A un invitado del padre de Alex, un niño de 18 meses de edad, a quien el


pequeño no conocía, se le cayó su pluma al piso y rodó debajo de un armario
donde no podía alcanzarla. El niño, suficientemente pequeño, gateó debajo
del armario, recupero la pluma y la entrego al invitado. Al actuar motivado
por su preocupación por un desconocido sin una expectativa de recompensa,
Alex demostró conducta altruista

4
Temperamento

El temperamento se refiere a cómo se comportan los niños en algunas


ocasiones, en oposición a qué hacen o por qué lo hacen. Los bebés muestran
diferencias temperamentales en su disposición general desde que nacen, lo
que inicialmente se deben en gran medida a factores genéticos, y el
temperamento no es fijo ni inmutable: el modo de educar a los niños puede
modificarlo de forma significativa. De hecho, algunos niños muestran poca
consistencia en el temperamento de una edad a otra. El temperamento abarca
patrones de activación y emotividad que son características consistentes y
duraderas de un individuo.

Temperamento antes que nada es genético y biológico y enfatiza las


conductas que determinan que cada persona sea de alguna forma diferente
que cualquier otra.

El temperamento es epigenético, no solamente genético: comienza en la gran


cantidad de instrucciones genéticas que guían al desarrollo del cerebro y
luego es influido por el entorno prenatal, sobre todo la nutrición y la salud
de la madre, y tal vez y por las experiencias postnatales. A medida que una
persona va evolucionando, el contexto social y las experiencias individuales
continúan influyendo en la naturaleza y en la expresión del temperamento.
Todas estas influencias interactúan con las tendencias biológicas del niño.

– Bebés fáciles 40% tienen una disposición positiva. Sus funciones


corporales operan de manera regular y son adaptables. Por lo general son
positivos, muestran curiosidad acerca de nuevas situaciones, y sus
emociones son de intensidad moderada o baja.

5
– Bebés difíciles 10% tienen estados de ánimos más negativos y son lentos
para adaptarse a las nuevas situaciones. Cuando enfrentan una nueva
situación tienden a retraerse.

– Bebés lentos de animar 15% son inactivos, mostrando reacciones


relativamente calmadas a su ambiente. Sus estados de ánimos por lo general
son negativos y se alejan de las nuevas situaciones, adaptándose lentamente.

El 35% restante son niños que no encajan con estos tres tipos, la mayoría
suelen ser una mezcla de estos tres.

LAS PRIMERAS EXPERIENCIAS SOCIALES: ÉL BEBE EN LA


FAMILIA.

Según la teoría de Eric Erikson, el primer año de vida está caracterizado por
la fase del desarrollo de la confianza o desconfianza. Después de una vida de
protección y calor dentro del útero materno, el niño debe enfrentarse a un
mundo meno seguro. Eric Erikson cree que el niño aprende a confiar cuando
es cuidado de una forma consistentes y cálida si el niño no está bien
alimentado y no se encuentra en un ambiente de cálida y de estímulo se
puede desarrollar un sentimiento de desconfianza.

El primer vínculo afectivo que él bebe establece es con su madre a través del
contacto de ambos piel con piel, durante la primeras horas del parto entonces
a esto lo llamamos apego. El apego se trata de un vínculo afectivo que él
bebe establece con una o varias personas aquellas que le cuidan de la forma
estable y que da lugar a una relación emocional privilegiada y que ayuda en
el desarrollo social de bebe frente a otra personas.

6
Del nacimiento a los 3 meses

Respecto al apego ´preferencia general e indiferenciada por la personas. Al


mes la mayoría de la relaciones responden a estímulos internos, pero otras
son reacción a estimulo del medio .se queda observando las caras al estar en
brazos de su madre calma su llanto. A los 2 meses es capaz de manifestar
angustias, excitación y placer. Protesta cuando se le deja solo. Visualmente
prefiere a una persona que a un objeto. Responden positivamente al contacto.
A los 3 meses aparece la sonrisa social aumentan las expresiones fáciles, su
tonicidad muscular y su vocalización Gorjea y arrulla en respuesta a sonidos.

De 4 a 6 meses.

Respecto al apego tiene preferencia por personas conocidas. Sin rechazo a


los extraños. Inicia la socialización emitiendo sonidos, tosiendo o moviendo
la lengua. Vocaliza sus estados indecisión y protesta. Responde y disfruta las
caricias. Responde y reconócelos estados de ánimo su madre. Es probable
que los bebes inicien una interacción social. Sonríe y vocaliza para establecer
contacto con la gente para así ganar su atención. Se ríe, responde a los
sonidos humanos parece buscar la persona que habla .A los 6 meses voltea
cuando oye su nombre. Prefiere jugar con personas que con juguetes. Ellos
se emocionan y se enojan muy fácilmente.

7
ASPECTOS DEL DESARROLLO EN LA INFANCIA:

Desarrollo de la crianza.

Desde la infancia hasta los 18 meses tiene lugar la etapa del desarrollo que
el psicólogo Erik Erickson llamó confianza básica frente a desconfianza
básica. En estos meses, los bebés aprenden en qué personas u objetos de su
mundo pueden confiar. Necesitan alcanzar un equilibrio adecuado entre
confianza (que les permite tener relaciones íntimas con los demás) y
desconfianza (que les sirve para protegerse).
En un desarrollo normal predominará la confianza, que les permitirá
desarrollar la creencia de que pueden satisfacer sus necesidades y alcanzar

8
sus deseos. Si predomina la desconfianza, los niños verán el mundo como un
lugar amenazante e impredecible y tendrán problemas para relacionarse.
Para ayudar a los niños a desarrollar la confianza es importante que la madre
(o persona que cuida del niño) le brinde un cuidado sensible, atento y
continuo.
El apego en la infancia

Cómo evoluciona el apego en los primeros meses del bebé

El vínculo emocional más importante, al menos en la primera infancia, es el


apego. Llamamos apego al vínculo afectivo que el niño establece con una o
varias personas del sistema familiar.

El apego en la infancia tiene una función adaptativa tanto para el niño como
para los padres. Cumple dos funciones básicas: favorecer la supervivencia del
niño (función muy biológica) manteniendo unidos al niño y los padres y
proporcionar seguridad emocional.

9
La importancia de estimular el apego en la infancia

El apego en la infancia

Para cumplir estas funciones básicas, proteger y proporcionar seguridad, el


apego tiene cuatro manifestaciones fundamentales:

- Buscar y mantener la proximidad de la madre o el padre.

- Resistirse a la separación y protestar si se produce.

- Usar la figura de apego como base de seguridad desde la que se explora el


mundo físico y social, (el niño se atreve a explorar el mundo con la referencia
de la figura de apego cerca)

- Sentirse seguro buscando en la figura de apego el bienestar y el apoyo


emocional.

Desarrollo
 de
 la
 percepción

La percepción constituye el primer requisito para la experimentación e


interpretación del mundo. Por ello, filósofos, psicólogos, fisiólogos y físicos
se han sentido atraídos hacia el estudio de la percepción. El estudio de la
percepción se inició a raíz del interés de los filósofos hacia el debate de
herencia-ambiente, pero también nos proporciona información sobre la
calidad, límites y capacidades del sistema sensorial al inicio de la vida.

Hay una serie de sistemas neuronales que ayudan el funcionamiento visual


humano: retina, el núcleo geniculado lateral, la corteza visual y el folículo
superior. Ninguno de 3 estos sistemas parece estar totalmente desarrollado
en el nacimiento. Existen numerosas teorías, en las cuales, todas están de
10
acuerdo en un punto importante: muchos de los cambios que tienen lugar en
el desarrollo visual temprano reflejan la maduración o crecimiento biológico
de estos sistemas neuronales, especialmente de la corteza visual.

Numerosos investigadores coinciden en que la agudeza visual del recién


nacido es muy pobre y mejorará considerablemente durante el primer medio
año de vida. La mejora parece ser debida en gran parte a cambios
madurativos más que a la experiencia mirando a los objetos y sucesos.

En general, los recién nacidos tienden a mostrar una preferencia visual por
pautas con densidad de contorno grande. A medida que los bebés aprenden
más sobre los objetos y sucesos específicos del entorno (personas y sus
acciones), la memoria y el significado se convierten en determinantes de lo
que miran. El examen visual y la visión del color también mejoran durante
los primeros meses de vida.

Investigadores han mostrado que los bebés de tres o cuatro meses parecen
ser similares a los adultos en algunos aspectos de su habilidad para percibir
un objeto como una unidad unitaria y continua, distinta de otros objetos o
superficies que forman su fondo, que la tocan o que la tapan parcialmente y
diferentes en otros aspectos

Se ha mostrado que la percepción de una pauta óptica amenazante como


determinante de un objeto a punto de chocar con el observador es innata en
algunas especies. En nuestra especie el desarrollo de diferentes reacciones
ante los desniveles es más complicado. Antes de empezar a gatear (alrededor
de los siete meses), los bebés humanos parecen haber adquirido capacidades
de percepción de la profundidad suficientes como para ser capaces de ver
que un desnivel es además profundo. A pesar de ello, no muestran temor a
los desniveles hasta varios meses después.

11
Desarrollo
 emocional

Muchos teóricos consideran que la habilidad para producir y responder a las


expresiones emocionales es innatas. ¿Qué ideas ofrecen para apoyar esta
teoría? En primer lugar, las expresiones faciales son similares en culturas
diferentes. Segundo, el desarrollo de expresión emocional parece estar bajo
el control de la maduración, los bebés ciegos empiezan a sonreír a la misma
edad que los infantes videntes. Tercero, los gemelos monozigóticos son
iguales que los dizigóticos en conductas como miedo al extraño y sonreír
durante los primeros 4 meses. Por ello hace pensar que exista un componente
genético a estas emociones.

ASPECTO DEL DESARROLLO EN LA NIÑEZ TEMPRANA


Desarrollo psicosocial

Auto comprensión, auto-concepto y autoestima

Sobre los cuatro años, los niños se definen a sí mismos por comportamientos
y características observables. Es decir, mencionan comportamientos
concretos (como "puedo correr muy deprisa"), condiciones físicas
específicas (como el color del pelo), preferencias. Hablan de destrezas
particulares (como trepar o correr) en vez de generalizar sus habilidades
(como tener habilidad para el deporte).

A los cuatro años, las descripciones de un niño sobre sí mismo son frases
aisladas unas de otras. Su pensamiento salta de un aspecto particular a otro
aspecto particular, sin seguir un orden lógico. Piensa en términos de todo o
nada. No entiende que puede ser bueno en algunas cosas y malo en otras, ni
entiende que puede sentir dos emociones a la vez.

Alrededor de los cinco o seis años, los niños pueden relacionar un aspecto
de sí mismos con otro. Por ejemplo, describe juntas sus habilidades para el

12
deporte ("Puedo trepar muy alto y correr deprisa, siempre gano a los demás
cuando corro, algún día perteneceré a un equipo"). No obstante, a esta edad
todavía se fija en las cosas en las que es bueno y su pensamiento es aún de
todo o nada (si es bueno no puede ser malo).

Es más adelante, en la niñez intermedia, cuando pueden decir que son buenos
en algunas cosas y malos en otras, pues su tendencia a pensar en términos de
todo o nada se reduce.

Auto concepto

El auto-concepto es lo que una persona piensa de sí misma, la imagen


general que tiene de sus características y habilidades.

Este sentido de sí mismo comienza en la infancia. A los 18 meses los niños


se reconocen por primera vez cuando se ven en el espejo. Después aparece
la autodefinición, cuando los niños identifican las características que
consideran importantes para describirse.

A los cuatro años, los niños piensan en términos externos a cerca de sí


mismos, y es a partir de los seis o siete años cuando empiezan a definirse en
términos psicológicos.

En la niñez temprana, los niños desarrollan un yo ideal; es decir, un concepto


de lo que les gustaría ser, y tienen problemas para reconocer que su yo real
es diferente de su yo ideal. Por este motivo, los niños de esta edad se definen
como un modelo de habilidades y virtudes.

13
Entre los cuatro y los cinco años, los niños juzgan su competencia según
comportamientos observables y concretos, aunque suelen tener un sentido
muy amplio de dichas habilidades porque aún no son capaces de compararse
con precisión con otras personas y porque los adultos tienden a felicitarlos
por cada pequeño logro.

Por tanto, los niños tienen una valoración de sí mismos irreal y elevada. Y
esto es positivo para su adecuado desarrollo, porque al tener una autoestima
alta, se verán motivados para hacer más cosas, lo cual les permitirá avanzar
y progresar y seguir manteniendo una alta autoestima.

Autoestima

El niño o niña que tiene una autoestima alta confía en sí mismo para enfrentar
los retos e iniciar nuevas actividades, confía en sus propias ideas, establece
sus propias metas, es curioso, hace preguntas, investiga y desea experimentar
cosas nuevas. Se describe a sí mismo de manera positiva y se muestra
orgulloso de su trabajo y sus logros. Se siente cómodo con los cambios, se
adapta bien al estrés, puede manejar la crítica y la burla y persevera ante la
frustración.

14
Por tanto, la diferencia entre un niño con alta autoestima y otro con
autoestima baja parece estar en los deseos de explorar, niveles de confianza,
curiosidad y capacidad para adaptarse al cambio. Estos comportamientos son
similares a los que diferencian a los niños más pequeños con vínculos
afectivos de seguridad e inseguridad.

Niñez temprana física

En la niñez temprana los niños adelgazan y crecen con rapidez, entre los tres
y los seis años.

Alrededor de los tres años, empiezan a perder su redondez infantil y a


adquirir la apariencia delgada y atlética de la niñez.

El tronco, los brazos y las piernas se hacen más largos. La cabeza todavía es
relativamente grande, las otras partes del cuerpo las alcanzan a medida que
las proporciones corporales se parecen cada vez más a las adultas.

Por lo general, tanto los niños como las niñas crecen entre cinco y siete
centímetros y aumentan entre 1.8 y 2.7 Kg. Por año.

Esos cambios son coordinados por el cerebro y el sistema nervioso, el cual


sigue en proceso de maduración, fomentan el desarrollo de una amplia
variedad de habilidades motoras.

15
El sistema respiratorio y circulatorio tienen mayor capacidad lo cual
aumentan la resistencia física y, junto con el sistema inmunológico en
desarrollo, mantienes sanos a los niños.

Una buena nutrición es necesaria para conseguir un crecimiento y un


desarrollo muscular adecuados.

Habilidades motoras
El desarrollo de las áreas sensoriales y motoras de la corteza cerebral
permiten una mejor coordinación entre lo que los niños quieren y lo que
pueden hacer. Los preescolares hacen grandes progresos en las habilidades
motoras gruesas, como correr y saltar, que involucran a los músculos largos.

Gracias a que sus huesos y músculos son más fuertes y a que su capacidad
pulmonar es mayor, pueden correr, saltar y trepar más lejos y más rápido

Las habilidades motoras Finas

Como abotonar camisas y dibujar, implican la coordinación entre el ojo, la


mano y los músculos pequeños. La mejora de esas habilidades permite al
niño asumir mayor responsabilidad en su cuidado personal.

A medida que desarrollan habilidades motoras, los preescolares combinan


de manera continua habilidades que ya poseen con las que están adquiriendo

16
para producir capacidades más complejas. A esto se le llama SISTEMAS DE
ACCIÓN.

Literalidad

Es la preferencia por el uso de una mano en lugar de la otra y suele ser muy
evidente alrededor de los 3 años. Dado que el hemisferio izquierdo (que
controla el lado derecho) suele ser el dominante, la mayoría de las personas
favorece el lado derecho.

Patrones y problemas de sueño

Los patrones del sueño cambian durante los años del crecimiento. A
los cinco años los niños duermen un promedio de 11 horas en la noche y
dejan de hacer las siestas diurnas.

En la mayor parte de los casos, los trastornos del sueño son ocasionales y por
lo regular son superados.

17
El contacto físico es muy saludable y necesario para el desarrollo
emotivo, físico y cognitivo de los niños y para el bienestar total del
niño, especialmente en las etapas tempranas de la vida. Darles afecto
físico a los niños es algo muy saludable y maravilloso que no es
dañino o negativo. Los padres sólo deben tener cuidado de incluir al
niño en la decisión de tener contacto físico, es decir, considerar si el
niño quiere ser tocado o no.

A veces los padres tienen ciertos vacíos emocionales, y llenan esos


vacíos abrazando a su niño. Los padres deben preguntarse si lo están
haciendo para sí mismos o si están satisfaciendo las necesidades del
niño.

El contacto físico afectivo

El afecto físico es una expresión espontánea de afecto por un niño,


ya sea a través de caricias, un abrazo, un beso o cargándolo. Este
contacto debe ser respetuoso y apropiado.

El contacto físico es muy importante porque ayuda a los niños en su


desarrollo emotivo, cognitivo y físico. Se observó en orfanatos, por
ejemplo, que los niños que tuvieron satisfechas sus necesidades
primarias (fueron alimentados y se les mantuvo limpios), pero no
recibieron contacto físico (no se les cargó, abrazó o tocó), ¡se
marchitaron y murieron!

La investigación demuestra los muchos beneficios del poder del


contacto físico. Cuando los padres o proveedores de cuidado les dan
afecto físico a los niños, eso no sólo los calma, sino también crea un
vínculo emocional que les proporciona abundante y saludable

18
confianza en sí mismos, la cual les ayudará después a lidiar con
problemas como la ansiedad por separación, y los hará
independientes, productivos y llenos de relaciones saludables.

CONTACTO CON OTROS NIÑOS


Las relaciones entre hermanos

Los hermanos durante la infancia y adolescencia

Los hermanos a menudo ofrecen la primera y, probablemente, la más intensa


relación de un niño o una niña con un igual. Además de tener en común los
genes, la clase social, la raza, la cultura, la generación..., comparten las
experiencias familiares y los acontecimientos de la vida.
A los hermanos les une el hecho de compartir también los juguetes, la ropa,
el dormitorio, el baño, los espacios íntimos, los recuerdos. Todo ello va a
hacerles establecer fuertes alianzas, sólidos lazos afectivos. Normalmente,
los hermanos van a recibir la misma educación, los mismos valores
intergeneracionales, que van conformando la propia identidad como «nieto/a
de», «hijo/a de», «del barrio de», «alumno/a de»...

Las relaciones filiales en los niños y adolescentes

El hermano durante la infancia: en la infancia, los hermanos son una


fuente constante de compañía mutua. Lo característico de las interacciones

19
entre hermanas y hermanos pequeños son las expresiones intensas y
desinhibidas de amor, afecto, lealtad, hostilidad, odio y resentimiento.
El hermano durante los años escolares: para establecer nuevas relaciones,
los hermanos ponen en práctica las habilidades sociales que han aprendido
del otro. Se enseñan mutuamente habilidades para la resolución de
conflictos, frente a situaciones de competitividad, rivalidad, ante los
compromisos y en materia de educación.
El hermano durante la adolescencia: recurren unos a otros y se convierten
en confidentes, consejeros y asesores, particularmente con relación a las
amistades, las presiones de los compañeros, la sexualidad y ante los
problemas que puedan surgir. Son grandes aliados. En la madurez, cuando
los hermanos comienzan a tener sus propios hijos, y ya asumiendo su papel
de tíos y tías, pueden proveer una red adicional de cariño y apoyo para todos.
Los hermanos durante la vejez

A una edad avanzada, cuando los chicos han crecido y se han ido del hogar,
cuando los cónyuges han fallecido, los hermanos se proporcionan
nuevamente apoyo y tejen una red social mutua. En muchos casos, se
restablece el contacto frecuente y, en ocasiones, incluso se mudan de casa
para estar cerca, brindándose compañía en esta etapa de la vida, de la misma
forma que lo hicieron desde el comienzo de su existencia.

La importancia de los hermanos

En definitiva, la relación fraternal es un sistema de apoyo único, ya que los


hermanos son los miembros de la familia que, con toda probabilidad, más
van a coexistir temporalmente a lo largo de la vida. Están más cerca que los
propios padres, son maestros, modelos a imitar debido a que esta relación a
menudo está basada en la admiración, el cariño, la confianza y la simpatía.

20
Podríamos decir que un hermano mejora la calidad de vida, dado que
aumenta el bienestar emocional, proporciona compañía, ofrece cariño y, con
mucha frecuencia, aporta seguridad de carácter duradero. Hay padres
que deciden no tener otro hijo porque piensan que no podrán mantener
económicamente a más de uno o no dispondrán de todo el tiempo que le
querrían dedicar.
Consideran que no podrían conciliar la vida familiar y la profesional…. Es
cierto que los hijos únicos se granjean grandes amigos y muchos aseguran
no haber añorado nunca un hermano. Pero también es cierto que, cuando se
pregunta acerca de la persona más significativa en su vida, la mayoría de la
gente pone al mismo nivel a un hermano que a un padre y tiene mucho que
decir sobre lo que aporta un hermano a lo largo de la existencia, no
únicamente en la infancia.

Las relaciones de los niños con sus compañeros son esenciales para su
adaptación psicosocial en la infancia temprana y mucho después, y
desempeñan un papel clave en su desarrollo general. Promover las
competencias sociales y emocionales, e intervenir en casos de dificultades
en los primeros años parecen ser particularmente efectivos para fomentar
experiencias positivas entre los niños.

La socialización de los niños es uno de los temas más debatidos en


nuestra sociedad actual. Este término, que significa (en el ámbito
infantil) hacer partícipe a un niño de la sociedad, o bien acercar la
sociedad al mismo, se inicia realmente desde que nace, con la familia,
con los vecinos, con la televisión (tremendo agente socializador), con
otros niños en el parque y en la calle para pasar después a producirse sin
la familia en la escuela y otros entornos en los que tengan que ganar,
perder, compartir, discutir, enfadarse, reconciliarse, defenderse, etc.

21
Es precisamente en los ámbitos que suponen separar a los niños del
entorno familiar en los que se produce el mayor debate y es por lo tanto
de este tipo de socialización sobre el que hablaré hoy (y cuando hable de
socialización me estaré refiriendo a la que separa a un niño de sus padres
para compartir tiempo con sus iguales).

MALTRATO: ABUSO Y NEGLIGENCIA

La negligencia infantil consiste en negar las menores cosas que le son


esenciales o necesidades básicas. El maltrato infantil consiste en hacer algo
que perjudica al menor.

 Algunos de los factores que aumentan el riesgo de maltrato y


negligencia infantil son la pobreza, la drogadicción, el alcoholismo,
los trastornos mentales y la monoparentalidad.
 Los menores que sufren negligencia o maltrato pueden parecer
cansados, hambrientos o sedientos, pueden presentar lesiones físicas
o problemas emocionales o mentales o bien pueden tener un aspecto
completamente normal.
 El maltrato se sospecha cuando el patrón de hematomas sugiere que la
lesión no ha sido accidental, cuando las lesiones no concuerdan con la
explicación del cuidador, cuando el menor es incapaz, por su
desarrollo, de hacer las cosas que podrían dar lugar a su lesión (como

22
un lactante encendiendo una estufa) o cuando el menor presenta tanto
lesiones curadas como lesiones nuevas que no parecen accidentales.
 Los menores deben ser protegidos contra daños posteriores por medios
que pueden consistir en la participación de los Servicios de protección
del menor y Organismos de seguridad del Estado, hospitalización,
asesoramiento para progenitores e hijos y ayuda a la familia para la
prestación de una atención segura y apropiada.

La negligencia consiste en la falta de satisfacción de las necesidades


principales del niño: físicas, médicas, educativas y emocionales.

El maltrato puede ser físico, sexual o emocional.

A veces, las diferentes formas de maltrato se producen a la vez. La


negligencia y el maltrato infantil a menudo se producen a la vez y junto con
otras formas de violencia familiar, como el maltrato por parte del compañero
sentimental. Además del daño inmediato, la negligencia y el maltrato
aumentan el riesgo de problemas duraderos, como los trastornos de salud
mental y el abuso de sustancias tóxicas. El maltrato infantil también está
relacionado con problemas durante la edad adulta, como obesidad,

23
enfermedades cardíacas y enfermedad pulmonar obstructiva
crónica (EPOC).

En 2012 se contabilizaron 3,4 millones de informes de posibles casos de


maltrato a menores enviados a los Servicios de Protección Infantil de Estados
Unidos, que afectaban a 6,3 millones de niños. De estos informes, 2,1
millones fueron investigados con detalle y se identificaron aproximadamente
686.000 niños maltratados o víctimas de negligencia. Afecta por igual a
ambos sexos. Los bebés y los niños pequeños presentan un riesgo mayor de
maltrato.

De los niños que fueron identificados en 2012, el 78,3% eran víctimas de


negligencia (incluyendo negligencia en la atención médica), el 18,3% eran
objeto de maltratos físicos, el 9,3% eran víctimas de abuso sexual y el 8,5%
sufrían maltrato emocional. Muchos niños fueron víctimas de múltiples tipos
de maltrato.

En 2012, alrededor de 1640 niños murieron en Estados Unidos a causa de


negligencia o maltrato y aproximadamente las tres cuartas partes eran
menores de 3 años de edad. Casi el 70% de estos niños fueron víctimas de
negligencia y el 44% fueron víctimas de maltrato físico que se produjo con
o sin otras formas de maltrato. Alrededor del 80% de los agresores eran uno
o ambos progenitores. Y más del 25% de las muertes fueron causadas por la
madre actuando sola.

24
Conclusión

El desarrollo emocional, social y físico de un niño pequeño tiene un impacto


directo en su desarrollo general y en el adulto en el que se convertirán. Por
esto es muy importante comprender la necesidad de invertir en los niños
pequeños, ya que así se maximiza su bienestar en el futuro.

Muy poco después de nacer los bebes manifiesta signos de incomodidad,


interés y disgusto; la aparición de estas emociones parece guiada por el reloj
biológico de la maduración del cerebro. Aunque el desarrollo de ciertas
emociones básicas parece ser universal, puede presentar variaciones
culturales. Las emociones autoconscientes como empatía, desconfianza,
desconcierto, vergüenza, culpa y orgullo no surgen hasta el segundo y tercer
año, después de que los niños han desarrollado la autoconciencia (el
entendimiento de que están separados de otras personas y cosas) Los recién
nacidos manifiestas sus sentimientos cuando no están felices. Emiten un
llanto agudo y penetrante, agitan piernas y brazos y ponen rígido su cuerpo;
se tranquilizan al escuchar una voz humana o cuando los alzan.
Gradualmente los infantes responden más antes las personas sonriendo,
extendiendo sus brazos y eventualmente, yendo hacia ellos. Estas señales
iniciales delos sentimientos de los bebes son importantes en el desarrollo.

25