You are on page 1of 4

El comercio entre China y México: una relación de 10 a 1

MCI Juan Roberto Reyes Solís| El Universal


Viernes 07 de marzo de 2014

A lo largo de los años, la capacidad exportadora de México y China se ha transformado a


una velocidad vertiginosa. Hoy en día, entre los productos representativos de ambos países
en los mercados internacionales destacan automóviles, manufacturas, maquinaria, bienes de
la industria electrónica, así como partes de aviones y otros más de la rama aeronáutica.
También hay alimentos procesados y recursos provenientes del sector agrícola, entre
muchos otros. La Organización Mundial de Comercio (OMC) registra que la participación
de México en el comercio internacional al 2012- equivale al 2.5% del intercambio global
con exportaciones cuantificadas en 371 mil millones de dólares. Por su parte, China se ha
erigido como el segundo país con el mayor potencial exportador, con una capacidad de
comercialización equivalente a 1,546 billones de dólares, que representa el 11.4% de las
exportaciones mundiales.

¿Qué hay detrás de todo esto? Los gobiernos y sectores productivos en las dos naciones han
trabajado fuertemente para aprovechar las políticas de apertura económica y comercial
desde hace 35 años, y su participación en el comercio global se ha incrementado de manera
impresionante. También ha sido esencial la capacidad de internacionalización de las
empresas.

En el contexto actual del comercio mundial, China está detrás de los EUA, mientras que
México se ubica en la posición 16. Para escalar en estos indicadores, desde hace más de tres
décadas han sido clave tanto las políticas gubernamentales para la gestión, flexibilización y
operación de exportaciones e importaciones; como las ventajas comparativas y
competitivas que han generado los productores. México mantiene una amplia red de
tratados comerciales que ha multiplicado su dinámica comercial, mientras que China ha
incrementado su participación externa con una estrategia de acceso a mercados e
instituciones como la OMC. Gracias a ello, ambos países participan competitivamente en
distintas regiones del mundo.

En lo referente al flujo de exportaciones e importaciones entre México y China,


desafortunadamente hay una tendencia desigual. Ambas naciones incrementaron la
comercialización de productos diversos, que al largo plazo ha impulsado las relaciones
comerciales del país oriental. Tomando como referencia datos de la Secretaría de
Economía, en un periodo de 20 años (1994-2013) al cierre de 1994, el comercio registrado
entre ambas partes totalizaba $54 mil 826 millones de dólares (mdd). De esta cifra, México
vendió a China el equivalente a $42 mil 167 mdd, mientras que la compra fue por $499 mil
659 mdd. Esto representó para México un déficit de $457 mil 492 mdd, siendo
proporcionalmente una relación de casi 12 a 1.

Para tener una idea del intercambio desproporcional entre ambas naciones, entre 1994 y
2013 vale la pena analizar la situación de un periodo intermedio: 2003. En ese año, las
importaciones procedentes de China alcanzaron un monto de $9,400, 506 mdd; mientras
que en las exportaciones mexicanas a ese mercado registraron $974, 374 mdd. La cifra
siguió manifestando un déficit desproporcional de $8,426, 222 mdd para nuestro país (9 a
1).

Aunque el intercambio siguió experimentado un fuerte crecimiento por parte de las


empresas mexicanas en relación con dicho mercado, datos preliminares al mes de
septiembre de 2013 sobre las operaciones de negocios registra que las ventas hacia el
extremo oriente han alcanzado un comercio bilateral por $49,789,409 mdd,
correspondiendo a México, ventas por $4,798,519 mdd. Las compras llegaron a 49, 789,
409 mdd. Esto - en las cuentas de 2013- equivale a una proporción de 10.37 a 1. El
promedio entre los tres periodos (1994, 2003 y 2013) es de 10 a 1; es decir, por cada 10
bienes comprados a China, México les vende sólo uno.

La tendencia proseguirá en el mismo sentido en el presente y futuro. Para hacer más fuerte
la presencia de México en China debe procurarse un trabajo más intenso en la cultura de
internacionalización de nuestras empresas y ver que en ese país, más que un competidor, se
tiene de frente a un socio estratégico con el que pueden desarrollarse distintos proyectos y
nuevas formas de aliarse para participar conjuntamente en los mercados internacionales
Relación comercial México-China

En esta ocasión dentro de nuestra sección de comercio exterior te hablaremos de la relación


comercial entre México y China, como ha evolucionado en los últimos años y los productos
que importan y exportan ambos países.

México y China comenzaron a implementar políticas económicas durante los años 80, que
les permitieron incrementar los lazos comerciales con otros países. Como resultado de los
cambios en sistema del comercio exterior y las estructuras socioeconómicas de cada país, se
inició una relación comercial entre estos dos países.

México y China, comercio exterior

Desde los años 90 ambos países tuvieron un progreso notable en el comercio exterior.
Desde 1990 hasta el 2010, China contaba con un tasa de crecimiento anual del 18.3%, y en
2010 se convirtió en la mayor potencia exportadora con un total de exportaciones de 2.97
trillones de dólares.

Por el lado de México, durante 17 años presentó un incremento anual del 11.3%; México
pasó de percibir 44.9 billones de dólares en 1993 a 542.5 billones de dólares en 2010,
posicionándose de ese modo en el 15° lugar del ranking mundial.

La relación comercial entre China y México está enfocada en unos cuantos productos.
China exporta a México mayoritariamente son: equipos de electrónica, aparatos
electrónicos, equipos y accesorios de audio y video, equipamiento mecánico y accesorios,
juguetes, video juegos, productos de óptica y fotografía, equipo médico y diferentes
productos plásticos.

China tiene una gran variedad de productos que ofrecer a bajos precios, por lo que se ha
convertido en una gran oportunidad de negocio para grandes y pequeños empresarios,
importar de China, si quieres obtener más información, checa: Como importar productos
chinos

Por otro lado, China importa de México en su mayoría materias primas como: metales,
minerales, plásticos, caucho, productos químicos, cuero, así como equipos
electromecánicos y de transporte.

La relación bilateral entre México y China tiene otros puntos a los que prestar atención, lo
primero es que el comercio exterior tuvo un aumento del 37.63% de 1996 a 2010 pero el
déficit mexicano aumentó el 41% anual.

El otro punto es que las exportaciones mexicanas a China dependen mayoritariamente de


las auto partes que representan un 25% del total de exportaciones, de ahí le siguen varias
materias primas como el cobre, minerales como el hierro, acero y aluminio (37.4%). Revisa
este artículo si quieres saber como exportar a China.

Mientras que las importaciones mexicanas principalmente son aparatos electrónicos y


autopartes que representan el 69% total de las exportaciones. Estos son los dos principales
factores del profundo déficit comercial con China.

La relación comercial entre México y China es bastante compleja. En México hay


preocupación en ciertos sectores de manufacturación acerca del rol de China en el comercio
mundial, especialmente aquellos relacionados con la relación comercial entre ambos países.
Ya que el gobierno ha implementado leyes que presionan a los sectores productivos a
limitar el número de exportaciones.

Los retos para México es comprender lo que sucede cruzando el mar y lo que sucede en su
política interna. México necesita mejorar sus reformas para volverse un país competitivo en
el comercio internacional.

Finalmente te recordamos que si quieres aprender más sobre comercio exterior y como
importar, te invitamos a que revises los cursos de comercio exterior que tenemos para ti;
además si estás estudiando o acabas de concluir tu carrera en comercio internacional
tenemos un curso para CENEVAL que te será de gran ayuda pues está elaborado por
profesionistas en el tema.

Bibliografia:

http://www.comercioyaduanas.com.mx/comercioexterior/comercioexteriormexico/427-
relacion-comercial-mexico-china