You are on page 1of 5

INTRODUCCIÓN

La mastitis es uno de los problemas más comunes que aparecen en el pecho de


la mamá durante la lactancia. Es importante prevenirla, prestando especial
atención a la higiene y a las grietas en los pezones.

La mastitis es una infección mamaria que se da entre el 2 y el 33% de las


mujeres en periodo de lactancia. ¿Quiere decir esto que no pueden
padecer mastitis las mujeres que no den el pecho? Sí, también lo
pueden padecer, pero en raros casos. ¿Se puede dar en hombres? Sí, se
puede, pero es más raro aun que en la situación anterior.
CONCEPTO
La mastitis es una infección de mama que ocurre fundamentalmente entre las
mujeres que están amamantando. A veces los médicos la llaman mastitis de
lactancia o mastitis puerperal.
Se trata de una inflamación de los lóbulos mamarios por retención de leche,
acompañada o no de infección, generalmente bacteriana. Cuando esto último
ocurre, la bacteria que suele ser responsable es la llamada Staphylococcus
Aureus.
Las mujeres que no están amamantando también pueden desarrollar mastitis, y
en este caso se denomina mastitis periductal.

En las mujeres que amamantan, la mastitis es a menudo causada por


una acumulación de leche dentro de la mama. Esto se conoce
como estancamiento de la leche.

La estasis de leche puede ocurrir por una serie de razones, entre las que se
incluyen:

 Un bebé que no se adhiera correctamente al seno durante la alimentación


 Un bebé con problemas de succión

TIPOS DE MASTITIS
Existen dos tipos de mastitis: la mastitis puerperal y la no puerperal:
- Mastitis puerperal. La infección mamaria se produce a los pocos días del
parto, durante el periodo de lactancia. Esta producida por el estancamiento de
la leche materna dentro de los conductos mamarios.
- Mastitis no puerperal. Es toda infección mamaria del pecho, se da en mujeres
sin estar en periodo de lactancia, en varones y niños. Es mucho menos
frecuente que la mastitis puerperal. Alimentación poco frecuente o falta de
alimentación
¿POR QUÉ OCURRE?
Normalmente ocurre por un defecto en el drenaje de la leche. Suele ocurrir en
las primeras 12 semanas, pero puede ocurrir en cualquier momento de la
lactancia. Por ejemplo, si el bebé ha estado mamando mucho, pero de forma
más o menos brusca toma menos pecho, puede originar una obstrucción que
acaba infectándose. Puede ocurrir con la introducción de la alimentación
complementaria, si el bebé está enfermo y come menos... por ello no se
recomienda destetar de forma brusca, si no de forma progresiva.
Los cuadros de ingurgitación y de obstrucción de un conducto lácteo, no tratados
o con un tratamiento inadecuado, así como las grietas en el pezón, son factores
predisponentes a la mastitis.
La asociación de grietas del pezón y mastitis se cree que produce por una mala
posición del niño al pecho, que succiona el pezón en vez de la areola,
lesionándolo e impidiendo una extracción eficaz de la leche, lo que predispone a
la retención de la leche y a la ingurgitación. A su vez, la grieta en el pezón puede
ser la puerta de entrada de los gérmenes para producir la infección en la mama.
CAUSAS DE LA MASTITIS
- La mastitis puede estar debida a una infección causada, generalmente, por
la penetración de microbios en el interior de la glándula mamaria, a través
de grietas o de cortes en los pezones.
- Asimismo, la mastitis puede estar provocada por el estancamiento de
leche en el interior del seno, debido, por ejemplo, al hecho de saltarse una o
más tomas.
- La mastitis también puede estar provocada por la costumbre de llevar
sujetadores ajustados o por sostener el pezón a modo de "pinza" durante
la toma.
- En algunos casos, se debe a un descenso temporal de las defensas
inmunitarias de la mamá.
La principal causa de la mastitis es el estancamiento de la leche en los
conductos del pecho. Al estancarse la leche, se produce la infección
mamaria. Este estancamiento se produce por:

- Un mal agarre del niño al pecho por lo que este no se vacía lo


necesario.

- Disminución del número de veces y duración de la lactancia

- Aumento de la producción de leche, que puede ser debido a estar


dando lactancia a gemelos.

En la mastitis no puerperal las causas pueden ser:

- Un traumatismo en la zona.

- Un piercing en el pecho.
- Infección de las glándulas secretoras del pecho, esto y más causas
pueden dar lugar a la infección mamaria.

La infección por bacterias en la piel del pecho produce la mastitis tanto


en mujeres como en varones, debido a bacterias tipo Staphylococcus
aureus, o Escherichia colli, que son los más frecuentes. Las heridas o
grietas en el pezón son puntos de entrada para las bacterias, provocando
una infección del pecho tras lo cual debido a esta infección, la zona del
pecho se inflamará cerrando con ello los conductos de la leche. La
ingurgitación mamaria también puede facilitar la mastitis.
El tabaco es un factor de riesgo importante ya que mas del 90% de las
mastitis se dan en mujeres fumadoras. El abandono del hábito tabáquico
nos evita multitud de enfermedades en un futuro.

SÍNTOMAS DE LA MASTITIS
La mastitis puede manifestarse alrededor del tercer o el quinto día de lactancia,
o entre la segunda y la cuarta semana. Los síntomas son fiebre elevada
precedida por temblores, senos más grandes, duros, tensos y con una zona
de la piel enrojecida y brillante.
 Inflamación. Se trata de una hinchazón molesta y notoria en alguno de los
dos senos.
 Malestar general. Sensación de fatiga, ánimo decaído y/o fiebre. La
intensidad de estos síntomas dependerá del estado del organismo y el
avance de la infección.
En los casos más graves de mastitis, se puede experimentar escalofríos,
temblores y mayor fatiga.
Como podemos observar, esta es la sintomatología común de cualquier proceso
infeccioso leve presente en el cuerpo humano. Frente a un sistema inmunológico
fuerte, la infección tan solo durará algunos días, pero si no es tratada, podría
extenderse por semanas.

¿DEBEMOS AMAMANTAR CUANDO TENEMOS MASTITIS?


La respuesta es sí. De hecho, algo que puede ayudarnos a eliminar la mastitis
es el vaciado de los senos. Al asegurarnos que el fluido del alimento para el bebé
tiene salida, se garantiza que el mismo no obstruya los conductos y no ocasiones
complicaciones.

Si la mordida y succión del bebé generan mucho dolor, podemos usar


dispositivos que nos ayuden a extraer la leche del seno. Se trata de aparatos
diseñados para succionar el líquido, al colocarlo directamente sobre el seno, y
pasarlo a una mamila o recipiente. Una vez vaciado el pecho completamente,
podemos proceder a utilizar el biberón para alimentar al pequeño sin mayor
incomodidad.

La mastitis afecta a la madre, no al bebé. Por lo tanto, no debemos inquietarnos


ante la posibilidad de que el bebé se ”contagie” de mastitis.
TRATAMIENTO
El tratamiento para la mastitis es muy sencillo cuando el caso se presenta de
leve a moderado.

Colocar compresas con agua caliente. Esto puede aligerar considerablemente el


dolor de senos afectados por la inflamación. Esto se puede realizar durante las
primeras horas y días del proceso infeccioso.
Si con el paso de los primeros días el malestar se acrecienta, lo idóneo es acudir
al médico para que recete los antibióticos y analgésicos adecuados. La
automedicación no es una opción cuando amamantamos.
OTROS CONSEJOS ÚTILES EN CASO DE MASTITIS
- Haz reposo hasta que la infección remita.
- Asegúrate de que el pequeño succiona del modo correcto.
- Da el pecho al niño cambiando de posición a menudo.
- Antes de la toma, apriétate un poco la areola, para ablandarla y permitir la
succión del niño.
- Empieza la toma por el pecho inflamado.
- Después de cada toma, extráete la leche del pecho enfermo manualmente,
con sumo cuidado, con el fin de favorecer la reabsorción de la tumefacción.
- Una compresa caliente antes de la toma ayuda a la puesta en marcha de la
emisión de leche: debes aplicarte un paño caliente mojado sobre la areola
durante 10-15 minutos.
- Toma el antibiótico prescrito por el médico.
- No dejes la lactancia.
BIBLIOGRAFIA
https://www.mibebeyyo.com/bebes/alimentacion/lactancia/mastitis-440
https://eresmama.com/la-mastitis-causas-tratamiento/
http://conpdepediatria.blogspot.com/2015/07/las-mastitis-durante-la-
lactancia.html
https://www.bekiasalud.com/articulos/mastitis-causas-sintomas-tratamiento/