You are on page 1of 4

AYUDEMOS A EJERCITAR NUESTRA BOCA

Para trabajar la musculatura debilitada:

Realizar los siguientes ejercicios en casa, TODOS LOS DÍAS:

1. Realizar presión hacia abajo en el labio superior y hacia arriba en el


labio inferior para favorecer que los labios se junten. El niño/a debe
mantener los labios juntos mientras le realiza el ejercicio.

2. Pídale que imite distintos movimientos con su boca, de preferencia


frente a un espejo:
a. Estirar los labios hacia delante como tirando un beso y luego
hacia atrás haciendo una sonrisa. Siempre con los labios
cerrados. Hacerlo varias veces.
b. Mover los labios de un lado hacia el otro con la boca cerrada,
varias veces.
c. Llevar los labios hacia adentro y luego a su posición normal,
hacer varias veces la serie.
d. Poner el labio superior sobre el inferior y luego el labio inferior
sobre el superior, varias veces.
e. Inflar las mejillas y no dejar escapar el aire mientras ud. le
presiona levemente las mejillas.

3. Ejercicios de fuerzas opuestas con baja lengua o cuchara. Su hijo/a


debe intentar empujar hacia afuera la cuchara con sus labios juntos
(como tirando un beso) mientras ud. pone resistencia y empuja en
sentido contrario al de él. Esto permitirá fortalecer sus labios.
Ejercicios para respirar por la nariz.
1. Pedirle al niño/a que imite el sonido “mmm” con los labios juntos
durante varios segundos puede ser en forma continua (mmmmm) o
pausada (m-m-m-m) pero el niño/a no debe abrir la boca para tomar
aire, siempre debe mantener los labios juntos. Si presenta dificultades
para cerrar los labios coloque su dedo índice en forma horizontal entre
ambos labios para ayudarlo a que los junte. Puede realizar este ejercicio
como un juego, por ejemplo, el que dura más tiempo diciendo
“mmmmm” sin abrir la boca gana un premio, o puede hacer un juego
donde los niños imiten ritmos simples golpeando la mesa y diciendo el
sonido al mismo tiempo, por ejemplo: “m-m” al mismo tiempo que
golpean la mesa dos veces.

2. Tratar de que el niño/a mantenga un baja lengua o palito de helado


entre los labios sin que este caiga. Se debe fijar de que el palito debe
estar sujetado por sus labios y no por los dientes. Pueden jugar a quien
dura más tiempo con el palito sin que caiga, dele un premio cada vez
que jueguen para incentivarlo. Además es recomendable que mantenga
el palito en su boca mientras realiza otras actividades, mientras juega a
los legos, pinta, ve televisión, etc.

3. Para este ejercicio debe utilizar un botón amarrado a un elástico, hilo o


hilo dental grueso y firme. Coloque el botón en la boca del niño/a, entre
los dientes y los labios con el hilo hacia afuera, pídale que lo sujete solo
con los labios sin que se caiga (el botón no debe estar detrás de los
dientes, si no que delante de ellos), que lo mantenga durante un buen
rato mientras respira por la nariz. Luego tire del hilo suavemente de vez
en cuando para que el niño haga fuerza con los labios intentando que el
botón no se arranque de su boca. Dele un premio si logra mantenerlo un
buen rato sin que se caiga.

4. Pídale al niño/a que sostenga con su boca bolsas pequeñas con porotos o
lentejas (no muy pesadas), debe sujetarlas solo con los labios, no debe
usar sus dientes. Pueden jugar a los animalitos y trasladarlas gateando
de un lugar a otro.
5. Realice un juego de olores, el niño debe oler diversos aromas siempre
manteniendo la boca cerrada, puede jugar a adivinar los aromas para
ganar algún premio (stikers, globo, dulce, etc.). Se recomienda que sean
varios aromas para que respire en forma reiterada por la nariz
(diferentes perfumes, jabones, velas, aromatizantes, distintos alimentos
como el café, el orégano, una naranja, etc.).

6. Otro ejercicio que se puede realizar es pedirle al niño/a que “sople” con
la nariz y mueva pedacitos de papel o challa de una mesa o de algún
recipiente transparente, sin usar la boca, ésta debe estar cerrada, así el
niño/a verá cómo logra mover los papeles con aire que sale de su nariz.
Para esto también puede tapar un recipiente transparente pequeño con
gasa y echar dentro la challa, el niño deberá tratar de mover la challa a
través de la gasa con el aire que sale de su nariz.

7. La posicion correcta de la lengua cuando estamos en reposo es arriba,


con la punta de la lengua tocando los dientes superior por detrás y con la
boca cerrada, cuando los niños mantienen su boca abierta la posicion de
la lengua es abajo generando trabajo en otros musculos que no son los
adecuados. Por lo que es importante intentar subir la lengua cuando el
niño este en reposo. Para esto se recomienda:

a. Colocar pequeñas cantidades de manjar (u otro alimento de textura


similar) en la parte posterior de los dientes superiores para que el
niño intente sacarlo con su lengua mientras realiza alguna
actividad donde este tranquilo (como pintar o ver TV). El niño/a
debe mantener la boca cerrada mientras saca el alimento de los
dientes con su lengua.

b. Con un pedazo de goma eva en forma de palito de helado se le


pide al niño sujetar una punta del palito entre su lengua y los
dientes superiores (o rugas palatinas) sin dejar que este caiga.
Primero lo debe hacer con la boca abierta para que ud. se asegure
de que lo está sujetando con su lengua, luego lo debe realizar con
la boca cerrada respirando por la nariz.

Related Interests