You are on page 1of 2

“COMPACTACIÓN”

1. INTRODUCCIÓN
La compactación de suelos se trata de una serie de procesos mecánicos aplicando
energía para disminuir espacios vacíos, aumentar su peso unitario, y llegar a un
mejoramiento de las propiedades de un suelo, como reducir la infiltración de agua,
ayuda a la resistencia, disminución de capacidad de deformación. Estas técnicas se
aplican a rellenos artificiales tales como presas de tierra, diques, terraplenes para
caminos muelles, pavimentos, etc. (Juárez Badillo, 2005)

La compactación Proctor reproduce en el laboratorio el tipo de compactación


uniforme de la parte inferior hacia la superficie de la capa compactada.

En todos los suelos, al incrementar su humedad se aplica un medio lubricante entre


partículas que permitan un cierto acomodo de estas cuando se sujetan a un
esfuerzo de compactación. Si se sigue incrementando la humedad empleando el
mismo esfuerzo de compactación, se llega a obtener el mejor acomodo de las
partículas del suelo, y por consecuencia el mayor peso volumétrico seco, con cierta
humedad llamada humedad óptima. A esta humedad deberá procurarse siempre
efectuar la compactación en el camino, calle o lugar donde se esté realizando la
obra, ya que facilita el acomodo de las partículas con el menor trabajo de
compactación. (Crespo,2004).

Si se aumenta o disminuye la humedad para llegar a obtener el mismo peso sería


necesario aumentar el trabajo de las máquinas de compactación. Si a partir de esa
condición de humedad optima y peso volumétrico seco se hacen incrementos de
humedad, se provoca un aumento del volumen de los huecos, ocasionándose una
situación sucesiva de partículas de suelo por agua, en virtud de que el volumen de
aire atrapado entre las partículas de suelo no puede ser disminuido apreciablemente
con ese mismo esfuerzo de compactación, obteniéndose por lo tanto pesos
volumétricos secos que van siendo menores a medida que la humedad aumenta.
(Crespo,2004).
Para el ensayo de compactación Proctor estándar se colocar tres capas de suelo
humedecido en un cilindro metálico con un volumen de 944 cm3 y darle 25 golpes
a cada capa con un martillo de 2.5 Kg de peso cayendo de una altura de 30.48cm.
Obteniéndose una muestra de suelo que ha recibido un total de 6.03 Kg.cm/cm3 de
energía específica, con los datos obtenidos realizar las curvas necesarias para el
análisis de la práctica. (Saiz, 1968)

La curva de saturación o de contenido de aire nulo, se obtiene cuando no exista aire


en los vacíos, es decir que la saturación es del 100%, el peso específico de un suelo
sin aire en los vacíos será igual a la siguiente ecuación:

Esta curva permite comprobar si la prueba de Proctor fue realizada de manera


correcta, ya que la curva de saturación y la curva de compactación nunca deben
cortarse. (Villalaz, 2004)