You are on page 1of 19

La Jurisdicción Civil es un orden

judicial que conoce de todos los


asuntos civiles que por disposición
legal expresa no se hallen atribuidos
a otros tribunales; en su mayoría de
naturaleza jurídico-privada. Aquí
desarrollaremos aspectos esenciales
para su estudio y entendimiento.

Jurisdicción Civil
Maestría en Derecho Civil y Derecho
Procesal Civil Contemporáneo

Franklin Rafael Morillo Brito


Matrícula No. 2018-01547
ÍNDICE

1. Concepto de Jurisdicción Civil, Poderes, Características, Clasificación.

1.1. Concepto de Jurisdicción Civil

1.2. Poderes

1.3. Características

1.4. Clasificación

2. Órganos Jurisdiccionales en la República Dominicana

3. Competencia de los Tribunales Civiles Ordinarios.

4. Clasificación de la Competencia

5. Reglas de la Competencia Territorial, que refiera a todos los tribunales de la

Jurisdicción Civil.

6. Concepto de Prorrogación de Competencia Territorial

7. Concepto de Competencia Atributiva de la Jurisdicción Civil y su Clasificación.

7.1. Concepto de Competencia Atributiva de la Jurisdicción Civil.

7.2. Su Clasificación.

8. Clasificación de los Tribunales conforme a la Competencia atributiva.

1
INTRODUCCIÓN

El Derecho como ciencia, arte y modelo de vida social, ha perfeccionado dentro

de su armazón propio una serie de figuras jurídicas que son esenciales y precisas para

el buen desarrollo y entendimiento propio del mismo Derecho, tanto para los estudiosos,

eruditos y letrados, que ejercen de esta ciencia y profesión su día a día.

Es así, que el mismo se ha divido en varias disciplina o materias, como es el caso de

la civil, que en presente trabajo de investigación es la que nos ocupa; aquí entonces

debemos hablar de Derecho Procesal, que según Calamandrei1, el Derecho Procesal

se basa en el estudio de tres conceptos fundamentales:

a. La jurisdicción: que es la actividad que se realiza por el juez, como un tercero

imparcial, para los efectos de dirimir a través del proceso, el conflicto que las

partes han sometido a su decisión.

b. La acción: que es el derecho que se reconoce a los sujetos para los efectos de

poner en movimiento la actividad jurisdiccional en orden a que se resuelva a través

del proceso el conflicto que se ha sometido a su decisión.

c. El proceso: que es el medio que el sujeto activo tiene para obtener la declaración

jurisdiccional acerca de la pretensión que ha hecho valer mediante el ejercicio de

la acción; donde el sujeto pasivo tiene el derecho a defenderse; y el tribunal la

obligación de dictar sentencia conforme a los alegado y probado.

Y así viendo este punto, podemos entrar en materia y hablar directamente de una de

esa tres parte del PROCESO en sí, que es la Jurisdicción que para Francisco

1
Piero Calamandrei (Florencia; 1889 - 1956) fue un jurista, político y periodista italiano, considerado como uno de
los padres de la Constitución de 1948.

2
Carnelutti La jurisdicción es: “la actividad desarrollada para obtener la justa composición

de la litis”. Son elementos de su definición:

a. La jurisdicción es una función pública.

b. Requiere ser ejercida en el proceso.

c. Importa una garantía de la norma jurídica.

Es la función del Estado destinada a garantizar la observancia práctica del derecho.

El ejercicio de la función jurisdiccional se radica exclusivamente en los tribunales

establecidos en la ley.

Los tribunales deben ejercer su función jurisdiccional actuando dentro de su

competencia. Un tribunal por el hecho de ser tal tiene jurisdicción, pero no

necesariamente competencia para conocer de un asunto. La competencia es la esfera,

grado o medida que posee cada tribunal para el ejercicio de la función jurisdiccional.

Tratándose de la función jurisdiccional, la obligación de su ejercicio sólo se prevé

respecto de los órganos que poseen competencia.

Finalmente, trataremos todo lo concerniente a la Jurisdicción Civil que es un orden

judicial que conoce de todos los asuntos civiles que por disposición legal expresa no se

hallen atribuidos a otros tribunales; en su mayoría de naturaleza jurídico-privada. Aquí

desarrollaremos aspectos esenciales para su estudio y entendimiento.

3
JURISDICCIÓN CIVIL

1. CONCEPTO DE JURISDICCIÓN CIVIL, PODERES, CARACTERÍSTICAS,

CLASIFICACIÓN.

1.1. CONCEPTO DE JURISDICCIÓN CIVIL

La palabra Jurisdicción proviene del latín “iurisdictio – nis”, que significa acción

de decir o de indicar el derecho.

La jurisdicción civil es el conjunto de órganos jurisdiccionales (Juzgados y

Tribunales) a los que la acción civil se debe dirigir.

De igual forma podemos precisar que la Jurisdicción Civil es un orden judicial que

conoce de todos los asuntos civiles que por disposición legal expresa no se hallen

atribuidos a otros tribunales; en su mayoría de naturaleza jurídico-privada. Se predica

del mismo su carácter de jurisdicción rogada, es decir, que actúa a instancias de parte y,

asimismo, su naturaleza residual, en el sentido de que lo que no se atribuye

expresamente a otros órdenes jurisdiccionales tiende a ser conocidos por el orden civil.

El ejercicio de la jurisdicción y el inicio del proceso suponen generalmente el

requerimiento de parte. El ejercicio de la jurisdicción en el ámbito civil es eventual, puesto

que sólo será necesario que se ponga en movimiento la actividad jurisdiccional cuando

las partes no hubieren arribado a una solución por la vía autocompositiva2. En el proceso

2MECANISMOS ALTERNATIVOS DE SOLUCIÓN DE CONFLICTOS: En la República Dominicana, como


en varios países de la región, producto de la cooperación internacional y el trabajo de sus agencias y
organizaciones, la Suprema Corte de Justicia dictó en fecha 6 de marzo de 2006, la Resolución No.
402/2006, mediante la cual declaró como política pública del Poder Judicial la implementación y promoción
de los mecanismos alternos de resolución de conflictos en los tribunales de todo el territorio nacional,
recomendando a los jueces, funcionarios y demás servidores judiciales desplegar esfuerzos y colaboración
para lograr el establecimiento y desarrollo de los mecanismos alternos de resolución de conflictos.
“Fuente: Revista Saber y Justicia de la Escuela Nacional de la Judicatura.” Escrito por: Arelis

4
civil rige el principio dispositivo, “Nemo iudex sinne actore”3, es decir, que el proceso

debe comenzar a instancia de las partes. Ello se justifica en atención a que los derechos

privados pertenecen a las partes y por ello su protección queda entregado a la petición

de sus titulares.

El medio que tiene la parte para los efectos de poner en movimiento el ejercicio

de la función jurisdiccional es la “acción”.

1.2. PODERES

En principio, la Jurisdicción, en cuanto al poder, para referirse al conjunto de

atribuciones del cual se encuentran dotados los diferentes órganos del poder público.

Pero, tratándose de los órganos jurisdiccionales la sola noción de poder no permite

delimitar el concepto de jurisdicción. En efecto, la jurisdicción no sólo implica poder, sino

que también deber que requiere ser ejercido por el órgano para resolver los conflictos

que le promuevan las partes.

El ejercicio de la jurisdicción se hace posible por los poderes que son inherentes a

ella, lo que facilita la tarea de los jueces y garantiza la efectividad del proceso

jurisdiccional. Estos poderes son:

a. Poder de conocimiento: Esto significa el derecho que tiene el juez a formar su

convicción sobre la cuestión problemática, reuniendo los elementos y actuaciones

del proceso.

Ricourt Gómez, Jueza Presidente de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de La


Vega.
3 En Derecho, se conoce la expresión latina 'nemo judex sine actore' No hay juicio sin actor" para
designar el rol que juega un sujeto de derecho en una relación jurídica. En materia de derecho procesal,
la jurisdicción no actúa sin la iniciativa individual de algún interesado.

5
b. Poder de adecuación: El poder de adecuarlos hechos que le someten las partes

y adecuarlo a las letras de la ley. En otras palabras, en sus decisiones (sentencia),

adecuar los hechos del derecho.

c. Poder de convocatoria: Es el poder conferido al juzgador, mediante el cual

puede llamar y vincular al proceso al justiciable y terceros con el fin de someterlos

a sus efectos.

d. Poder coercitivo: Es el poder que tiene el juez para imponer sanciones

conminatorias para hacer cumplir sus decisiones.

e. Poder decisorio: Es el poder de tomar decisiones tendentes a la instrucción del

proceso, y, en especial, la dictar la sentencia que ponga fin al conflicto.

f. Poder de ejecución: Traducido en el poder que tiene el juez de hacer cumplir la

sentencia y conocer de las dificultades referentes a dicha ejecución.

1.3. CARACTERÍSTICA

Desde el punto de vista de la teoría general del proceso, la jurisdicción tiene

características distintivas, tales como:

I. Es una potestad exclusiva del Estado ejercerla de manera soberana, como

derecho y deber de éste, a través de sus jueces y magistrados;

II. Es una potestad otorgada por la Constitución y ostentada por los jueces y

magistrados que conforman el órgano jurisdiccional sin distinción alguna; y,

III. No admite divisiones o concreciones, las que realizadas, desencadenan en

otros institutos, como la competencia.

6
1.4. CLASIFICACIÓN

En materia civil, el juez actúa y aplica la ley en interés de tutelar el derecho del

ciudadano en conflicto de dos formas, a saber:

a. En Jurisdicción Voluntaria o Graciosa: es la función de los tribunales de justicia

de conocer y resolver, sin forma de juicio contradictorio, ciertas materias de

relevancia jurídica que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones.

La jurisdicción graciosa no implica contradicción, ni debates, el juzgador administra

la justicia apostado en su despacho en cámara de consejo, a requerimiento de una de

las partes, de ahí que estas decisiones sean consideradas como actos de pura

administración de justicia que no adquieren autoridad de cosa juzgada e identificadas

por la doctrina por el hecho de que no afectan derechos de partes.

b. En Jurisdicción Contenciosa:

La contenciosidad está íntimamente vinculada al objeto litigioso, considerado como

pretensión puramente procesal (solicitud) que un sujeto del proceso fórmula al juez para

que dicte una sentencia. La contenciosidad, pues, consiste en un acto de voluntad de un

sujeto procesal que, ante el órgano jurisdiccional, pide contra otro o frente a otro una

resolución judicial. 4

La Jurisdicción Contenciosa es aquella, ante la cual se tramitan los juicios

contenciosos o contradictorios. Existe controversia o contradicción entre las partes; se

4
Enciclopedia jurídica Online. Consulta realizada el día 10 de junio del 2018.-

7
requiere de un juez y de una decisión que la dirima. Hay litigio, contienda, controversia o

discusión. La Jurisdicción contenciosa es la jurisdicción propiamente dicha.5

2. ÓRGANOS JURISDICCIONALES EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

Nuestro ordenamiento jurídico procesal consagra distintas jurisdicciones, situación

que ha sido prevista en la Constitución misma y la ley de organización judicial, cuando

se refieren a jurisdicciones ordinarias, jurisdicciones de excepción, jurisdicción de lo

contencioso-administrativo, jurisdicción constitucional, entre otras.

En esa misma línea, puede decirse que de acuerdo con los asuntos objeto de

decisión, nuestro sistema jurídico establece que la jurisdicción se manifiesta en:

Juzgado de Paz

Tribunales
Municipales

Tribunales de
Trabajo
La Jurisdicción de
excepción Los Tribunales
de la Juridicción
Inmobiliaria

Tribunales de
Niños, Niñas y
Adolecentes

Tribunal de
Confiscaciones

5
Vásquez, Jurisd. Vol. Not 2012. Wilson A. Vásquez Ramírez en su artículo: “Jurisdicción voluntaria notarial y
función jurisdiccional”.

8
Tribanal Admnistrativo
Jurisdicción
Contenciosa
Admnistrativa y
Tributaria
Tribuanl Superior
Admnistrativo

El Tribual de
Primera Instancia
La Jurisdicción
Ordinaria o de
Derecho Común:
La Corte de
Apelación

Jurisdicción Tribanal
Cosntitucional Constitucinal

9
Es bueno precisar, que la Constitución autoriza que otra entidades o particulares

desarrollen excepcionalmente determinadas funciones propis de los jueces o

magistrados. Es lo que los doctrinarios llaman como equivalentes jurisdiccionales, pero

los equivalentes actúan limitadamente, pues sus decisiones de fondo, debe ser revisada

u homologadas por jueces competentes del Estado.

Para certificar este punto, podemos citar el artículo 49 de la Carta Magna, que el

mismo nos dice que la función jurisdiccional será ejercida por la Suprema Corte de

Justicia y los demás tribunales creados por la Constitución.

3. COMPETENCIA DE LOS TRIBUNALES CIVILES ORDINARIOS

Las facultades de los tribunales de conocer de los asuntos que la ley ha colocado

dentro de la esfera de sus atribuciones y dentro de un espacio territorial jurisdiccional

determinado, recibe el nombre de competencia.

Según el magistrado Eladio Antonio Miguel Pérez conceptualiza la definición de

competencia como:

“La aptitud legal que tiene un tribunal para conocer de determinado asuntos que le son

atribuidos por las leyes.”

La competencia pone de relieve la concretización del ejercicio de la función

jurisdiccional conferida por el Estado a los jueces, pues en ella se pone de manifiesto la

potestad de estos funcionarios de aplicar la ley en una demarcación territorial

determinada, lo cual es un atributo propio de la función judicial otorgada por el artículo

149 de la Constitución a los Tribunales.

10
La Suprema Corte de Justicia ha sostenido en varias ocasiones, que lo primero que

debe examinar un tribunal en todo proceso es su propia competencia, es decir, si tiene

o no aptitud legal para juzgar, antes incluso, de estatuir y ponderar cualquier medio de

inadmisión que pudiera invocarse.

4. CLASIFICACIÓN DE LA COMPETENCIA

Conforme a las letras de le Ley No. 834, se advierte que el legislador de dicha

instituta legal clasifica la competencia de los tribunales en “ATRIBUTIVA” y

“TERRITORIAL”, según se trate o refiere a la relación con la naturaleza del litigio que la

ley le asigna a cada tribunal o con l territorio en el cual deba éste ejercer su potestad

jurisdiccional.

 Competencia atributiva: Competencia de un Tribunal según el orden, grado y

naturaleza de su jurisdicción. El orden divide las jurisdicciones civiles, penales y

administrativas; el grado las divide en jurisdicciones de primera instancia y de

apelación; la naturaleza da lugar a la distinción entre las jurisdicciones de derecho

común (tribunales civiles) y las de excepción (justicia de paz, tribunales de

comercio).

 Competencia territorial: La competencia territorial de la jurisdicción civil es la

que determina el órgano jurisdiccional competente por razón de su sede entre

aquellos de la misma clase existentes en el territorio nacional y que poseen

competencia objetiva en el caso.

11
5. REGLAS DE LA COMPETENCIA TERRITORIAL, QUE REFIERA A TODOS LOS

TRIBUNALES DE LA JURISDICCIÓN CIVIL.

El legislador dominicano del Código de Procedimiento Civil regula la competencia

territorial de los tribunales civiles tomando en consideración la ubicación del lugar donde

se encuentre el domicilio real de la persona física o moral y otras veces, el lugar de la

ubicación o situación del objeto litigioso o el lugar en que se celebró o señala el contrato.

Observamos entonces que la competencia territorial de estos tribunales ha sido

distribuida de la manera siguiente:

1. En materia personal, el demandado será emplazado para ante el tribunal de su

domicilio.

2. En materia real, para ante el tribunal donde radique el objeto litigioso;

3. En materia mixta, para ante el tribunal donde radique el objeto litigioso, o para

ante el del domicilio del demandado;

4. En materia de sociedad, en tanto que exista, para ante el tribunal del lugar en que

se encuentre establecida;

5. En materia de sucesión, para ante el tribunal donde se haya vierto ésta, en los

casos siguientes: 1º. En las demandas entre herederos, hasta la divisoria

inclusive; 2º. En la demandas intentadas por los acreedores del difunto antes de

la divisoria; y 3º. En las relativas a la ejecución de las disposiciones

testamentarias, hasta la sentencia definitiva;

6. En materia de quiebra, para ante el tribunal del domicilio del quebrado;

7. En materia de garantía, para ante el tribunal donde se encuentre pendiente la

demanda originaria;

12
8. Las demandas intentadas por los abogados y oficiales ministeriales, en pago de

honorarios, se discutirán por ante el tribunal donde se hubiese causado dichos

honorarios; y,

9. Finalmente, en caso de que una de las partes haya hecho elección de domicilio

en un lugar distinto a su domicilio real, la demanda será llevada por ante el tribunal

del domicilio designado, o el del domicilio real del demandado, de conformidad al

artículo 111 del Código Civil.

6. CONCEPTO DE PRORROGACIÓN DE COMPETENCIA TERRITORIAL

La Prorrogación de Competencia Territorial es la facultad que tiene las partes por vía

de una convención o contrato de otórgale competencia a una tribunal territorialmente

incompetente para conocer de un asunto que vincula a dichas partes.

La Prorrogación de Competencia Territorial se justifica en el criterio de la autonomía

de la voluntad y en el principio de economía procesal, ya que si las partes tuvieran que

trasladarse de lugares lejanos o remotos a un lugar determinado para ventilar sus litigios,

ello las expondría a pérdida de tiempo y gastos que el Estado puede evitarles.

7. CONCEPTO DE COMPETENCIA ATRIBUTIVA DE LA JURISDICCIÓN CIVIL Y SU

CLASIFICACIÓN.

7.1. CONCEPTO DE COMPETENCIA ATRIBUTIVA DE LA JURISDICCIÓN CIVIL

Cunado un tribunal resulta competente de forma atributiva, se hace para indicar

que al momento de éste ser apoderado de un asunto, dicho apoderamiento fue realizado

conforme a las normas legales atributivas, las cuales, en materia procesal, son

determinadas tomando en consideración el orden, el grado y la naturaleza del asunto

13
llevado ante dicho tribunal, puntos que tratamos y definimos al momento de definir lo que

fue la competencia atributiva, precedentemente.

La competencia atributiva posee un carácter de orden público, por tanto, no puede

ser prorrogada por convención convenida entre las partes.

7.2. CLASIFICACIÓN

La competencia atributiva puede ser de dos formas: implícita y funcional.

Para la doctrina francesa, la competencia atributiva de los tribunales presenta un

carácter implícito, cuando el juez de la jurisdicción civil apoderado de un asunto es el

mismo llamado a conocer de los incidentes del procedimiento planteado por las partes

en el desarrollo del proceso encaminado a dimir dicha litis, siendo esto lo que recibe el

nombre de competencia implícita.

El fundamento jurídico de la competencia implícita, encuentra razón de ser en el

criterio que reza: “El juez de la acción es el juez de la excepción.” O “el juez de lo principal

es el juez de lo accesorio” implica entonces que el tribunal civil apoderado de un asunto

por vía principal es el llamado a conocer y decidir de todas las contestaciones accesorias

al proceso.

Mientras que la competencia atributiva del juez de la jurisdicción civil puede presentar

un carácter funcional, para lo cual el legislador, a los fines de garantizar la viabilidad

del proceso y hacer más funcional las labores del juez, le atribuye asuntos que son

necesarios que sean conocidos por un mismo juez, a fin de lograr una mejor y buena

administración de justicia.

14
Podemos precisar, que es una competencia atributiva funcional la que se les atribuye

a los tribunales de la jurisdicción civil, cuando éstos son apoderados por sentencia de la

SCJ en los asuntos en que ésta decide una casación con envío.

8. CLASIFICACIÓN DE LOS TRIBUNALES CONFORME A LA COMPETENCIA

ATRIBUTIVA.

Los Tribunales civiles, de acuerdo a la competencia atributiva se clasifican en dos

grupos, que son: Los Tribunales Ordinarios y Los Tribunales de Excepción.

Los Tribunales Ordinarios son aquellos a los cuales les corresponde el conocimiento

de todos los asuntos que se promueven en el respectivo país, por el interés jurídicamente

vinculante, cualquiera que sea la naturaleza o la calidad de las personas que en ellos

intervienen, salvo las excepciones legales. Ejemplo de estos son: 1. Las Cámaras Civiles

de los Tribunales de Primera Instancia; y, 2. Las Cortes de Apelación.

Mientras que los Tribunales de Excepción que son los denominados así aquellas

jurisdicciones a las cuales una ley especial les asigna o atribuye los caos específicos que

estos deberán conocer; como son, el Juzgado de Paz, Tribunal de Tierra, Tribunales

Laborales, Tribunales de Confiscación y ahora los Tribunales de Niños, Niñas y

Adolescentes, Los Tribunales Municipales, Tribunales de Transito, Tribales de

Confiscaciones, Tribunal Superior Administrativo, La Suprema Corte de Justicia, etc.

Estos tribunales conocen de asuntos que les son atribuidos expresamente por la ley.

15
CONCLUSIÓN

A lo largo de la presente investigación logramos demostrar los aspectos más

relevantes en cuanto la Jurisdicción Civil, la cual se muestra como una función pública,

en cual las partes, a través del juez facultado, buscan dimir el litigio y obtener la tutela

judicial efectiva, en cuanto a su asunto específico.

Por tanto, el l objeto de la jurisdicción es la actuación de la voluntad de la ley al

caso concreto. La jurisdicción se concibe como la sustitución de la voluntad de las partes

en conflicto por la actividad pública del juez.

Por lo que, al realizar esta investigación coincidimos totalmente con Eduardo

Couture, a concebir que la jurisdicción es: “la función pública, realizada por los órganos

competentes del Estado, con las formas requeridas en la ley, en virtud de la cual, por

acto de juicio, se determina el derecho de las partes, con el objeto de dirimir sus conflictos

o controversias de relevancia jurídica, mediante decisiones con autoridad de cosa

juzgada, eventualmente factibles de ejecución”.

Finalmente, podemos aludir claramente que sin más y menos cuando hablamos

de Jurisdicción Civil nos referimos al conjunto de órganos jurisdiccionales (Juzgados y

Tribunales) a los que la acción civil se debe dirigir, a través de su competencia tanto

atributiva y/o territorial, y todo el organigrama que jerarquiza y organiza la acción civil en

justicia.

16
OPINIÓN PERSONAL

De nuestra óptica, sencillamente precisamos que el legislador ha definido de

manera clara y precisa el armazón que llamamos Jurisdicción, así mismo la ha

desarrollado según su grado, su orden y su naturaleza, lo que permite de una manera u

otra, ejercer la acción en justicia a través de órganos ordinarios y/o especiales que

mediante el debido proceso busca el tutelar los derecho de cada uno de los ciudadanos,

entes de un Estado democrático de Derecho.

Por lo que, en cuanto la Jurisdicción Civil creemos que la misma día tras día

atraviesa por grandes retos que la llevan a su perfeccionamiento y mejora continua, ya

los sujetos que dan vida a misma, son cada vez más competentes y especializados.

Finalmente, desarrollamos la tesis de que la Jurisdicción, la acción y el proceso

civil como tal será el mismo que antiguo doctrinarios y actuales definen, pero que

evoluciona con el tiempo y las circunstancias que se dan en el mismo ejercicio de la

carrera, por el concepto serán intacto, pero su aplicación variara según el trascurrir de

las generaciones.

17
BIBLIOGRAFÍA

 MIGUEL PÉREZ. Eladio Antonio. Derecho Procesal Civil Actualizado. La Vega,

República Dominicana.

 CAPITANT. Henri. Vocablo Jurídico. Edición Depalma, Buenos Aires, Argentina.

 JORGE BLANCO. Salvador. Introducción al Derecho. Edición Capeloom, Santo

Domingo, República Dominicana, 2004.

 MORONTA G. Alberto A. Notas de Introducción al Derecho Civil. Una Visión

General del Derecho del Siglo XXI. Impresión y Edición: Max Ser Comp. La Vega,

República Dominicana, 2012.

 Constitución de la República Dominicana.

 Ley No. 821 De Organización Judicial y Sus Modificaciones del 21 de noviembre

del 1927 G.O. No. 3921.

 Revista Saber y Justicia de la Escuela Nacional de la Judicatura. Artículo escrito

por: Arelis Ricourt Gómez, Jueza Presidente de la Cámara Civil y Comercial de la

Corte de Apelación de La Vega.

 Enciclopedia jurídica Online. Consulta realizada el día 10 de junio del 2018

 Vásquez, Jurisd. Vol. Not 2012. Wilson A. Vásquez Ramírez en su artículo:

“Jurisdicción voluntaria notarial y función jurisdiccional”.

18