You are on page 1of 7

DESPEDIDA RELIGIOSA

Buenas tardes, estamos reunidos hoy con un solo motivo, pasar un rato unidos
como una sola familia para celebrar el amor que se tienen mis hijos: Carol e Iván, y
digo mis hijos porque la familia Márquez Cruz queremos mucho a Carol, como
también mi hijo Iván es muy querido por los papás de Carol, así que pasemos un
momento inolvidable con ellos y sintámonos en nuestra casa y en familia.
Les explico, será en dos partes, la primera parte será una despedida religiosa en la
que se le regalarán a los novios 14 artículos para su nuevo hogar y la segunda parte
será amenizado por Alejandra, quizá un poco más divertida para ustedes, donde
podrán cantar, bailar, gritar y todo lo que quieran.
Empezamos: Les pido de favor que nos pongamos en presencia de nuestro Señor,
en el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo, Amén.
Todos los aquí presentes queremos pedirle a Dios nuestro Señor, que llene de
bendiciones a los novios para que en estos días que están preparando su boda,
todo les salga bien, y cuando ya sean casados seas tú Señor el centro de su vida.

1. El regalo de la reconciliación (Costurero): Este es para que lo tengas siempre


a la mano, recuerda que más vale una buena puntada a tiempo que miel
remiendos y disculpas después, los materiales que tienen adentro son mágicos,
podrás hacer con ellos costuras invisibles, remendar errores, cortar lo que
estorba. Habrá momentos en que tendrás que cerrar asuntos con alfileres, quizá
con broches de presión. Para esos momentos tienes también seguritos, o sea
que son las gracias del sacramento. Escoge el hilo más adecuado para la labor
que quieres hacer. Pide ayuda a quien creas que sabe más que tú, pero recuerda
que sólo tú eres responsable final y eres la única persona que puede decidir qué
es lo mejor que le queda a tu costura, y así puedas lograr la más alta costura.

2. El buen humor y el sazón (Utensilio de cocina): Estos utensilios son


importantes en la cocina. Con ellos pueden preparar deliciosos platillos para
comer. Que estos les sirvan para darle sabor a sus vidas y ese sazón tan
importante y especial de cada día. Recuerden que el buen humor y la alegría
son ingredientes indispensables para cocinar los buenos sentimientos y el trato
cordial. Cristo dijo: “ustedes son la sal de la vida en la Tierra”. Nunca olviden
estas palabras, la sal sirve para conservar y hacer más sabrosos los alimentos,
para que no se echen a perder. Sean sal el uno para el otro, porque sin sal no
hay buen sabor. No permitan que su vida se vuelva insípida.
3. La pureza (Utensilios de limpieza): Si todos los días limpian un poquito, no
dejarán que la mugre se acumule… con la comunicación pasa lo mismo, todos
los días platiquen entre ustedes y comuníquense todas sus alegrías y
preocupaciones. No permitan que su amor se empolve y se cochambre.

Cuando el problema sea muy duro, usen cualquier producto que no lastime o
raspe su amor, sino que le dé brillo y lo vuelva a hacer lucir, más vale usar
constancia en algo suave que irritar las cosas.

4. Regalo de la luz (Cerillos, velas y focos): En tu casa siempre necesitarás de


ellos, pues piensa lo importante que es la luz para ver las cosas claras. Pasa
muchas veces que la luz de la alegría se pueda acabar, para ello recuerda lo
que tienes. Si tienes un problema, ilumínalo con la luz de tu comprensión e
inteligencia y no olvides que siempre tendrás la luz de Cristo que nos ilumina y
nos ayuda a ver y comprender todo lo que pasa a nuestro alrededor.

5. Regalo del ahorro (Alcancía): En esta alcancía puedes guardar los pesos que
te vayan sobrando, o las monedas que ahorres. En un problema económico te
sacarán de apuros, pero sobre todo guarda en ella tus valores y alhajas. Tus
amigos, y los amigos de tu pareja, la gente que los quiere y los que les ayudaron
a hacer su historia. A veces sucede que te encuentras una moneda o un amigo
falso, no los guardes en tu alcancía, pero tampoco los tires, quizá algún día
puedan necesitarlos, o ellos a ustedes, aunque solo sea de experiencia.

De tu alcancía de amigos, puedes sacar lo que alcance para cubrir tus problemas
o hasta romperla… y estén seguros que siempre habrá quien les regale otra,
solo que pídanla o cómprenla más grande, pues se darán cuenta que estos
tesoros no solo se gastan, sino que con el tiempo se multiplican.

6. Regalo de la reparación (Herramientas): Con estas herramientas podrán


empezar a arreglar todo lo que necesiten en su casa, al principio lo usarán todo
para arreglar su nueva casa, pero poco a poco verán que la rutina hará que a
veces se necesite cambiar la decoración, poner clavos en donde algo se está
rompiendo, limar asperezas en algunas partes o atornillar los tornillos que con el
tiempo puedan aflojarse. La rutina en tu vida puede ser lo mismo, lima las
asperezas que encuentres en tu camino, usando la mejor herramienta: LA
COMPRENSIÓN.
7. Regalo del cuidado (La maceta): El amor es algo muy delicado, como esta
plantita, que hay que respetarla, hay que regarla, que abonarla, que aflojarle la
tierra y quitarle los gusanos que salen de vez en cuando. Lo mismo para con el
amor, hay que cuidarlo con el mismo esmero que una planta. Dale mucho cariño
a tu pareja, procuren evitar todo lo desagradable entre ustedes, quiten esos
pequeños gusanitos de las malas compañías que puedan matar su amor y que
el abono entre ustedes sea la comprensión y el amor.

8. El regalo de Petición (Rosario): La tía Mary y el rosario. Había una señora muy
humilde, que vendía verduras en una vecindad. Cierto día, la tía Mary fue a
vender sus verduras a la casa de un señor que no era católico, y allí perdió su
rosario. Después de algunos días, la tía Mary volvió a esa casa y este señor en
cuanto lo vio, le dijo: “Tía Mary, perdió usted su Dios, ¿verdad?”, ella respondió:
“¿Yo, perder mi Dios? ¡Nunca!”. Entonces, el señor sacó el rosario y le dijo: “¿No
es este su Dios?”, y ella contestó: “gracias por mi rosario, no sabía dónde lo
había dejado”, entonces el señor le dice: “Aquí está su cordón con bolas, pero
¿por qué no mejor lee la biblia?, y ella humildemente respondió: “Porque no sé
leer, señor y con el rosario yo medito toda la palabra de Dios y lo guardo en mi
corazón”, él le pregunta: “¿Cómo que medita la palabra de Dios? A ver
explíqueme. La tía Mary responde: “Claro que sí” y tomando el rosario le dijo:
“Cuando yo tomo la cruz, recuerdo que el hijo de Dios derramó su sangre en la
cruz, para salvar a la humanidad, en la cuenta gorda, me recuerda que hay un
solo Dios todopoderoso, omnipotente. Estas tres cuentas pequeñas, me
recuerdan las tres personas de la santísima trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Esta cuenta gorda, me recuerda la oración que Jesús mismo nos enseñó, que
es el Padre Nuestro. El rosario tiene 5 misterios, que me recuerdan las cinco
llagas de nuestro Señor Jesucristo, cuando cargó la cruz. Y cada misterio tiene
10 Ave María, que me recuerdan a los diez mandamientos que Dios mismo
escribió en las tablas a Moisés. El rosario tiene 20 misterios, que son 5 gozosos,
5 dolorosos, 5 gloriosos, 5 luminosos. Los misterios gozosos me recuerdan el
humilde hogar de María de Nazaret. Los misterios Dolorosos me recuerdan el
duro camino que recorrió Jesucristo para llegar al calvario. Los misterios
gloriosos, me recuerdan que Jesús le ganó a la muerte para darnos la salvación
a toda la humanidad. Con los misterios luminosos, me siento confortada
sabiendo que Dios es nuestra luz, que está pendiente de todos, así como
invitándonos a ir a él y esperando que lo amemos con todo el corazón. Y bueno,
ahora dígame, ¿por qué dice usted que yo perdí a mi Dios? Si yo a mi Dios lo
llevo en mi corazón en todo momento”. El señor después de escuchar todo esto,
le dijo con lágrimas en los ojos: “Yo no sabía que ese rosario era un instrumento
para meditar las grandezas de Dios. A mí me habían hecho creer que era un
ídolo y que ustedes los católicos lo adoraban y por ello ustedes eran idólatras.
Pero una tardecita, le invitaré un cafecito, tía Mary para que me enseñe usted a
rezar el rosario”.
9. Regalo de la Sanación (Botiquín): Aquí tienes este botiquín que te servirá para
curar cosas sencillas y sin importancia, dolores de cabeza, cortadas,
quemaduras, etc. Probablemente en tu vida diaria exista alguna diferencia, y por
sencilla y simple que sea, hay que curarla a tiempo. La mejor curación es el
amor; todo se puede arreglar si hay ganas de componer las cosas. Con un poco
de buena voluntad y unos toques de comprensión, todo se cura. Recuerda que
a veces para poder curar, hay que causar dolor, pero ese dolor nos puede dar
paz, salud y serenidad. El médico único y perfecto es Dios; recurran a él con
toda confianza, sabiendo que los aliviará de todos sus males y preocupaciones.

10. Regalo de Instructivo de Vida (Biblia): Ustedes conocen este libro, es la


Palabra de Dios y la vida de su Único Hijo. En su casa, con toda seguridad van
a tener muchos libros, quizá muy buenos libros, pero ninguno de ellos tiene las
maravillas que ESTE LIBRO posee:

o Es el libro más antiguo.


o Siempre está vigente, con caduca.
o Son 7 libros que unidos hacen un solo libro.
o Es de interés para todos (hasta el que no sabe leer quiere
saber qué dice).
o Es el más vendido.
o Tiene poder (porque cambia tu vida cuando lo lees).
o Es inspirado por Dios.

Que la biblia no les falte nunca, pues en él van a encontrar todas las respuestas
a sus preguntas. Que sea su libro de cabecera, porque en él encontrarán la
compañía para sus ratos de soledad, la fuerza para sus momentos de debilidad,
la sabiduría para sus momentos de decisión. ¡Abran este libro! ¡Léanlo! Que no
sea sólo un adorno, úsenlo para que puedan caminar seguros todos los días de
su vida.

11. Regalo del Apoyo (Taza y Plato): La taza y el plato siempre van juntos, algunas
veces, tú Iván, serás la taza y otras veces serás el plato, de igual manera, tú,
Carol, a veces serás la taza y otras veces el plato. El plato recibe lo que la taza
derrama, y le sirve de apoyo y soporte en todas las situaciones, sobre todo,
cuando está más llena de problemas y dificultades. La taza recibe y puede
llenarse de líquidos buenos o amargas bebidas. Que este signo les ayude a
recordar el apoyo mutuo que deben tenerse siempre. Vacíen sus corazones de
lo malo, de las tentaciones y dejen correr los líquidos que pudieran pudrirse.
Busquen llenarse siempre de lo mejor de ustedes mismos y de lo mejor de la
vida.

12. Regalo de la Disposición (Virgen María): Al final de estos regalos les quiero
entregar a la Virgen María. Su vida no fue fácil, pero siempre supo decir Sí
cuando se trataba de hacer la voluntad de Dios. Dijo Sí a lo desconocido con
plena confianza. Dijo Sí a lo maravilloso, a ser la Madre del Verbo de Dios. Dijo
Sí cuando huyó con su bebé en brazos a Egipto no importando lo difícil del
camino. Dijo Sí para educarlo libremente y dejarlo ir cuando llegó el tiempo. Pero
también dijo Sí para gozar plenamente de la vida familiar y de la de su
comunidad. Que ella sea su ejemplo. Acudan a ella como hijos, siempre con la
confianza de que los comprenderá y los asistirá maternalmente. Con ella a su
lado, nunca les faltará el buen vino, el vino del verdadero amor.

13. Regalo del Sacrificio (Crucifijo): En su nuevo hogar no puede faltar un crucifijo.
La cruz es el símbolo para los cristianos de la prueba más grande del amor de
Dios que tenemos. Es el símbolo del sacrificio, pero también de la salvación y
de la vida. Recuerden siempre que sacrificarse el uno por el otro es solamente
santificarse mutuamente. Hacer sagrado cada instante de su vida juntos. Tengan
presente que deben llevar la cruz con alegría cada día y no intenten cargar otras
cruces hechizas que solo los pueden lastimar y hacer daño.
Lectura del santo Evangelio según San Juan 2, 1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea y la madre de Jesús


estaba allí; Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.
Faltó el vivo y la madre de Jesús le dice:
−No les queda vino.
Jesús le contesta:
−Mujer, déjame: todavía no ha llegado mi hora. Su madre dice a los
sirvientes:
−Haced lo que él os diga.
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los
judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dice:
−Llenad las tinajas de agua.
Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les manda:
−Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.
Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino, sin
saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el
agua), y entonces llama al novio y le dice:
−Todo el mundo pone primero el vino bueno, y cuando ya están bebidos el
malo; tú, en cambio, has guardado el vivo bueno hasta ahora.
Así, en Caná de Galilea, Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y
creció la fe de sus discípulos en él.

Palabra del Señor.


REFLEXIÓN

Dice que Jesús y sus Discípulos fueron invitados a la boda, y la virgen María
estaba ahí, y cuando ella vio que faltaba el vino, le avisó a Jesús. Yo veo que
no todos los novios invitan a Jesús a su boda, pero qué bueno que Carol e
Iván si lo están invitando, porque ellos se casarán por la iglesia, por lo tanto,
la virgen María también estarán la boda de ellos. Y así como ella estuvo al
pendiente como madre y se percató que ya no había vino, así estará
pendiente de lo que haga falta en Carol e Iván y le dirá a su hijo Jesús que
les de lo que haga falta en ellos, y por medio de la intercesión de María,
nuestro señor Jesucristo, no sé cómo le hará, pero le hará su gusto a María,
porque la intercesión de María tiene gran poder, ya que Jesús le dijo a su
madre que aún no había llegado la hora para hacer nada, como quien dice,
no puedo hacer milagritos. Pero como su madre se lo pedía, hizo ahí su
primer milagro Jesús, yo creo que le dijo al padre; “Padre, sé que mi hora no
ha llegado, pero mira mi madre qué me pide, y ahora ¿qué hago, Padre?” y
como el Padre es bueno, me imagino que dijo… “bueno, pues, ya haz tu
primer milagro, y consiente a tu madre” porque seguramente a Jesús le
preocupó complacer a su mamá, no a los novios, ya que los novios ni estaban
enterados. María le dijo a los sirvientes: “Haced lo que él os diga”, María no
dijo, yo pienso, yo opino, o debe hacerse tal cosa, sino que ella confió
completamente que su hijo no la defraudaría, y solucionaría el asunto aunque
ella no supiera cómo. Aquí yo veo, que debemos pedir que ella sea la que
interceda ante su hijo por nuestros problemas, y Jesús, por el amor que le
tiene a su mamá, le concederá a María lo que ella le pida.

También veo que los sirvientes llenaron las tinajas de agua, y luego lo
llevaron al mayordomo, y a veces nosotros no queremos mover ni un dedo,
solo queremos que Dios resuelva nuestra vida, que nos dé el milagrito, pero
no queremos leer la biblia, orar, ir a misa, etc. O sea, no queremos llenar las
tinajas de agua, sino queremos todo flash, sin esfuerzo.

Cuando el mayordomo prueba el vino, ve que está mejor que el vino que
había al principio, eso significa que cuando Jesús interviene, las cosas son
mucho mejor que antes. El vino en la biblia significa amor, alegría, o sea,
cuando vean que el amor se está acabando o ya acabó, vayan a María, para
que ella interceda ante su hijo, y Jesús les dé un vino mejorado, que les
devuelva la alegría y el amor a ustedes.