LA EQUIDAD DE GÉNERO EN EL CÓDIGO ELECTORAL

Por Juan Fernando Perdomo *

POLÍTICA ANALÍTICA
Este próximo 2 de septiembre se llevarán a cabo las elecciones intermedias del estado de Veracruz en la que habremos de seleccionar, en los 212 municipios y 30 distritos, quienes gobernarán nuestras ciudades y nos representarán en el Congreso estatal. Se llaman elecciones intermedias pues cada 6 años cambiamos de Gobernador, Diputados Locales y presidentes municipales- y su cuerpo ediliciopero, cada tres, sólo se cambia el congreso local y las alcaldías. Éstas son las intermedias. Por cierto, ¿Sabes quien es, en este momento, tu diputado local? ¿Y el Federal? Pero no me desvío del titulo de este artículo. El nuevo código electoral de Veracruz se está estrenando para estas elecciones y trae muy buenas noticias para aquellos que nos preocupamos de la equidad de género.
CAPÍTULO IV De los Ayuntamientos

Artículo 16. Los municipios constituyen la base de la división territorial y de la organización política del estado. Cada municipio será gobernado por un ayuntamiento de elección popular, libre, directa y secreta, integrado por un presidente, un síndico y los regidores que determine el Congreso. La elección de los ediles se realizará cada tres años. En la elección de los ediles, el Partido que alcance el mayor número de votos obtendrá la Presidencia y la sindicatura. Las regidurías serán asignadas a cada Partido, incluyendo a aquél que obtuvo la mayor votación, de acuerdo al principio de representación proporcional en los términos que señala el artículo 256 de este Código. Por cada edil propietario se elegirá a un suplente. Tratándose de regidores electos por el principio de representación proporcional, los partidos políticos se sujetarán al orden de asignación de los candidatos en las listas registradas ante el órgano electoral correspondiente. Los partidos que postulen candidatos a ediles propietarios en ningún caso deberán exceder del setenta por ciento de candidaturas de un mismo género. Quedan exceptuadas las candidaturas que sean resultado de un proceso de elección mediante voto directo. Para la aplicación del principio de representación proporcional en la asignación de regidurías, los partidos deberán registrar en el orden de asignación de sus listas una fórmula de candidatos, propietario y suplente, de género distinto por cada bloque de tres.

Explicando lo anterior, particularmente hay tres pilares que sostienen este tema tan importante: 1.- No puede haber más del 70% de miembros de una planilla del mismo género.

Si, es cierto. Se están poniendo cuotas para que los partidos empiecen a buscar una presencia mas equilibrada entre hombres- que casi siempre se quedan con todo- y mujeres, a las que se les dan solamente las suplencias. 2.- Cada bloque de tres candidatos a regidores debe contener un tercio de diferente género. Así que los regidores 1, 2 y 3 serán, o dos hombres y una mujer o dos mujeres y un hombre. ¡No pueden ser los tres del mismo género! Así también para el bloque de regidores 4,5 y 6; y los demás, sucesivamente. De esta forma, al menos se mantiene la proporción mencionada en el punto uno. 3.- Cada titular de regidor debe llevar de suplente a uno del mismo género. Es decir que los hombres llevan de suplentes a hombres y las mujeres a mujeres. Era muy común que pidiera licencia un regidor y se rompiera la equidad de género. Así se mantiene permanentemente. Yo hago la reflexión de que la mujer debe estar lista para gobernar y no basta la cuota, sino el deseo y la voluntad para que la aprovechen y tengamos más mujeres capaces en el servicio público. Por ahora es necesario incentivar su presencia y, con el tiempo, estas cuotas serán lo de menos. No cabe duda. La mujer está ganando los espacios que no son “graciosa concesión”, sino que tiene los merecimientos para hacerlo. Lamentablemente muchos de los candidatos no entendieron la esencia de este artículo y registraron a sus candidatos a regidores sin considerar los puntos dos y tres que menciono. Pero, por ellos, están pagando justos por pecadores pues hay partidos que si registraron adecuadamente su planilla y, ahora, con la decisión de aplazar el inicio de las campañas- según el boletín enviado por el IEV la semana pasadapierden 5 valiosos días. Esto se veía venir y no se actuó con rigor. ¡Lástima! Un mal comienzo para el IEV. *Juan Fernando Perdomo es egresado del TEC DE MONTERREY Servidor público, empresario y político (jperdomo@infosel.net.mx)