You are on page 1of 6

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, a nivel global uno de cada cuatro

es afectado por un trastorno de salud mental o de personalidad durante su vida. Aquí
están 19 enfermedades mentales que quizás no conocías.

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS
Si has leído o visto Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas sabes que cuando
Alicia sigue al conejo por el agujero y bebe de sus diversas botellas ella cambia de tamaño
constantemente. De acuerdo con Neurology Times, la patología de este síndrome de la vida
real afecta aproximadamente entre 10 y el 20 por ciento de la población y altera la
percepción del paciente de los objetos y el espacio. Por ejemplo, el paciente puede sufrir de
una sensación fugaz de distrofismo, que hace que se perciba mucho más grande o más
pequeño en comparación con su entorno.

BOANTROPÍA
De acuerdo con el Pharmaceutical Journal, los pacientes que sufren de boantropía son
fáciles de diagnosticar pues típicamente están a gatas comiendo pasto. Así es, los pacientes
con este bizarro desorden de comportamiento sufren de la ilusión de que son bueyes o
vacas. Los psiquiatras consideran que la boantropía surge de un sueño que eventualmente
se extiende a la realidad y se convierte en un delirio completo.

SÍNDROME DE COTARD
Luego de adentrarte en muchos episodios de The Walking Dead puedes sentirte como un
zombi. Sin embargo, los pacientes con Síndrome de Cotard creen que están muertos, por
eso es que el desorden es comúnmente llamado como síndrome del cadáver caminante. Un
trabajo de investigación publicado por el Journal of Neuropsychiatry and Clinical
Neurosciences señala que el Síndrome de Cotard fue oficialmente reconocido por la
psiquiatría hasta el 2007 y se ha caracterizado como una forma de delirio de personalidad
en pacientes con depresión y a menudo suicidas.

SÍNDROME DE STENDHAL
El doctor Mark Griffiths un profesor de adicciones conductuales en la Nottingham Trent
University, inteligentemente compara esta enfermedad psicosomática con "tener un ataque
de arte”. El Síndrome de Stendhal (también llamado hyperkulturemia o síndrome de
Florencia, por los profesionales de la medicina) fue nombrado así después de que el escritor
francés del siglo XIX Henri-Marie Beyle (que usaba el pseudónimo de Stendhal) sufriera
un ataque de pánico, náuseas, locura, ritmo cardíaco acelerado y mareos cuando visitó la
catedral de Santa Croce en Florencia. Se cree que las emociones extremas y la angustia
física del síndrome de Stendhal se desencadenan cuando los pacientes son expuestos obras
de arte concentradas.

SÍNDROME DE RILEY-DAY
También comúnmente llamado disautonomía familiar, este desorden heredado
genéticamente puede ser transferido hacia un niño de ambos padres, de acuerdo con
un artículo del New York Times en 2017. En esencia, el síndrome de Railey-Day afecta el
sistema nervioso autónomo del paciente, por lo que se vuelven insensibles al dolor. Aunque
podría parecer como un superpoder para algunos, se considera que esta enfermedad
también causa dificultades para tragar, ocasiona vómitos frecuentes y se convierte
extremadamente peligrosa cuando el cerebro no recibe señales ante el dolor.

SÍNDROME DE LA MANO ALIENÍGENA
No, no estás leyendo la última novela de Orson Scott Card. El síndrome de la mano
alienígena (AHS) es de verdad una condición humana. De hecho, en 2011 un artículo de la
BBC detalló el bizarro ataque de una mujer que fue golpeada y ensangrentada por su propia
mano. A pesar de que puede sonar como una abducción sobrenatural, esta lucha de poder se
originó dentro de la mente del paciente (dentro del cerebro, para ser exactos). Un
hemisferio izquierdo y un hemisferio derecho controlan el cerebro a través de un cuerpo
calloso. Sin embargo, cuando los pacientes se someten a ciertas cirugías de cerebro (por
ejemplo, las que tratan la epilepsia), puede producirse el AHS. Desafortunadamente no hay
cura, pero las extremidades pueden ser distraídas con otras tareas rutinarias.

DELIRIO DE CAPGRAS
Imagina que despiertas de un coma y te das cuenta de que tu esposo ha sido reemplazado
por un impostor. Esta es la realidad del delirio de Capgras, un raro, pero real, desorden
psiquiátrico o neurológico que en ocasiones puede presentarse después de una lesión
traumática en la cabeza. Los pacientes con Capgras pueden no presentar otros problemas
cognitivos, pero están convencidos de que los que lo rodean - incluyendo su familia,
amigos e incluso mascotas - son impostores. De acuerdo con un artículo de Psycology
Today, lo que es más desgarrador es que ninguna cantidad de pruebas convencerá al
paciente de lo contrario.

ABOULOMANÍA
Caracterizada por una indecisión patológica, tiene sentido que la aboulomanía sea traducida
con sus raíces griegas como “sin voluntad”. Este desorden mental causa a menudo
indecisión incapacitante, depresión y ansiedad cada vez que el paciente se enfrenta a
elecciones simples, lo que puede limitar gravemente la funcionalidad del paciente. Los
afectados se sienten abrumados por el creciente número de opciones y oportunidades
disponibles en esta vida moderna – a pesar de sentirse sanos.
EROTOMANÍA
Todos hemos oído sobre acosadores de celebridades en las noticias, pero ¿sabías que los
pacientes que sufren de un raro desorden, conocido como erotomanía, operan bajo la
creencia delirante de que una persona de estatus social superior (como una celebridad) está
enamorado de ellos? De acuerdo con un estudio del 2002, lo pacientes comúnmente
imaginan que la fuente de su afecto hace aproximaciones hacia ellos a través de señales
secretas y mensajes codificados en los medios de comunicación.

PSICOSIS DE WINDIGO
La psicosis de Windigo es literalmente un desorden con orígenes monstruosos. Tomado de
la tradición de Algonquin del Norte, el windigo es un monstruo caníbal que anhela la carne
humana. Ronald C. Simons y Charles C. Hughes escribieron sobre la psicosis windigo en
su libro The Culture-Bound Syndromes: Folk Illnesses of Psychiatric and Anthropological
Interest, afirmando que se trata de una “enfermedad ligada a la cultura” lo que significa que
el complejo de windigo puede existir como componente de una disfunción psicológica
dentro de ciertas culturas.

PARAFRENIA
Más común en pacientes mayores a los 60 años, la parafrenia ataca aproximadamente al
cuatro por ciento de los pacientes ancianos, sobre todo a mujeres. Este desorden se
caracteriza por delirios paranoicos, pseudoalucionaciones, recuerdos falsos y grandiosidad
(similar a la esquizofrenia, pero sin el deterioro de la personalidad). El Psych Central indica
que los afectados por parafrenia comúnmente reclaman un origen divino, inmortalidad o
dicen tener actividades de celebridad bajo un pseudónimo.

EL SÍNDROME DE KLÜVER–BUCY
De acuerdo con la investigación de la National Organization for Rare Disorders, esta
enfermedad cerebral extremadamente rara es causada cuando los lóbulos temporales del
cerebro están dañados debido a un trauma, una infección (como la encefalitis del herpes
simple), un tumor o una enfermedad degenerativa del cerebro. Este daño afecta la función
sexual y social, así como la memoria. La patología clínica requiere al menos tres de los
siguientes síntomas para su diagnóstico: apetito excesivo (incluyendo la necesidad de poner
objetos extraños en la boca), conducta sexual extrema, demencia (o pérdida de la razón),
indiferencia, distracción, agnosia visual (problemas para procesar objetos presentados
visualmente) e hipermetamorfosis (el impulso de explorar todo).

AUTOPHAGIA
No comas tu almuerzo mientras lees sobre la autofagia, un desorden que hace que la
víctima literalmente canibalice partes de su propio cuerpo. Autofagia se caracteriza como
un trastorno de control del impulso. Un estudio del 2012 detalla un caso de autofagia en un
paciente de 66 años, cuya automutilación comenzó inocentemente con morderse las uñas y
que progresó a una severa mutilación (mordida) de sus dedos y manos, lo que resultó en la
pérdida de las falanges terminales de todos los dedos en ambas manos.

SÍNDROME DE DIÓGENES
Un artículo de Medical News Today de 2016 caracteriza al síndrome de Diógenes como
una forma extrema de acaparamiento, autodescuido y aislamiento social. Esta enfermedad
mental a menudo se desarrolla con demencia y comúnmente en ancianos, que se convierten
en los llamados “shut-ins”. Los pacientes con síndrome de Diógenes a menudo viven en
condiciones insalubres y pueden desarrollar dermatitis pasiva, una condición de la piel que
crea una textura de corteza sobre la superficie de la piel por vivir en condiciones de poca
higiene e insalubres.

DELIRIO DE FREGOLI
Aunque este trastorno toma su nombre del actor italiano Leopoldo Fregoli, conocido por
sus rápidos cambios de vestuario, el delirio de Fregoli no es cuestión de risa. Un estudio de
2014 señala el delirio de Fregoli como un “trastorno de identificación y seguimiento de la
persona”. El delirio causa en los pacientes la creencia de que extraños son en realidad una
sola persona poniéndose diferentes disfraces, lo que crea un estado de paranoia.

PICA
Pica, o la compulsión de consumir objetos no alimenticios, es considerada como un
trastorno de la alimentación, tanto como un trastorno mental. Una investigación de la U.S.
National Library of Medicineseñala que pica es más común en niños entre uno y seis años,
que consumen elementos no comestibles, como tierra, objetos pequeños de metal, lodo,
arena e incluso desechos de animales. Mientras algunos patólogos creen que la pica se
ocasiona por una deficiencia de zinc o hierro, otros creen que son los deseos texturales los
que causan la pica.

SÍNDROME DE QUASIMODO
Los pacientes que sufren del síndrome de Quasimodo, también llamado trastorno
dismórfico corporal, a menudo se obsesionan o exageran defectos físicos o imperfecciones
(como una nariz ligeramente torcida). La dismorfia corporal tiende a causar
comportamiento excesivo-compulsivo en pacientes – tanto que se tornan emocionalmente
angustiados lo que interfiere con su vida cotidiana, causando aislamiento. De acuerdo con
la Anxiety and Depression Association of America, los pacientes pueden incluso recurrir a
cirugías plásticas innecesarias para corregir las imperfecciones imaginarias, pero nunca se
sienten satisfechos con los resultados.

SÍNDROME DE ESTOCOLMO
En 1974, el síndrome de Estocolmo acaparó los medios de comunicación cuando Patty
Hearst primero fue secuestrada y luego se unió a las filas del Symbionese Liberation Army,
acciones que ella declaró como consecuencia del abuso y lavado de cerebro por parte de sus
captores. Los patólogos creen que el síndrome de Estocolmo causa que las víctimas de
secuestro o tomados como rehenes desarrollen sentimientos de confianza y simpatía con sus
agresores o con sus causas en situaciones extremas.

CRYPTOMNESIA
Las investigaciones realizadas por el psicólogo cognitivo Richard L. Marsh, PhD en la
University of Georgia, señala que la cryptomnesia es un problema común de la memoria
que resulta de una falla para recordar si los eventos son reales o si ocurrieron en un sueño.
A menudo llamado como “jamais vu”, que se traduce como “nunca visto”, los pacientes
con esta enfermedad mental experimentan que una situación o idea les es familiar, pero
olvida si la fuente de la idea les pertenece o es de alguien más.

BIBLIOGRAFÍA
“Mental Disorders Affect One in Four People,” World Health Organization, 2001.

Heidi Moawad, MD, “Alice in Wonderland Syndrome,” Neurology Times, 2016.

P.J. Prospector, “Nebuchadnezzar and Boanthropy,” The Pharmaceutical Journal, 2013.

Jesus Ramirez-Bermudez, MD, MSc, et al., “Cotard Syndrome in Neurological and
Psychiatric Patients,” The Journal of Neuropsychiatry and Clinical Neurosciences, 2009.

“Riley–Day Syndrome,” Health Guide, The New York Times, Monday, July 10, 2017.

Dr. Michael Mosley, “Alien Hand Syndrome sees woman attacked by her own hand,” BBC
Health, January 20, 2011.

Jenni Ogden, PhD, “The Capgras Delusion: You Are Not My Wife!” Psychology Today,
August 21, 2012.

N. Kennedy et al., “Erotomania revisited: clinical course and treatment,” Comprehensive
Psychiatry, 2002.
Ronald C. Simons and Charles C. Hughes, “The Culture-Bound Syndromes: Folk Illnesses
of Psychiatric and Anthropological Interest,” University of Chicago Press, 1982.

Traci Peders, “Paraphrenia,” Psych Central, 2016.

Robert C. Bransfield, MD, DLFAPA, PC, and Robert Wood Johnson, “Klüver–Bucy
Syndrome,” National Organization for Rare Disorders, 2015.

I. Michopoulous et al., “A case of autophagia: a man who was mutilating his fingers by
biting them,” The Journal of Nervous and Mental Disease, 2012.

R. Langdon et al., “The Fregoli delusion: a disorder of person identification and tracking,”
Topics in Cognitive Science, 2014.

Timothy Rogge, MD, “Pica,” U.S. National Library of Medicine, 2016.

“Body Dysmorphic Disorder (BDD),” Anxiety and Depression Association of America,
2014.

Siri Carpenter, “Plagiarism or memory glitch? Inadvertent plagiarism complicates efforts to
end cheating,” American Psychological Association, 2002.