You are on page 1of 8

ITRODUCCIÓN

La defensa contra microorganismos patógenos está controlada por dos sistemas:
la inmunidad innata y la adaptativa; en este oportunidad estudiaremos los factores
constitutivos y el reconocimiento de microorganismos de la inmunidad innata.

Cada especie animal nace con cierto grado de resistencia natural a muchos de los
agentes patógenos que se encuentran en su medio ambiente sin necesidad de un
proceso previo de entrenamiento o programación de las células que integran el
sistema; la inmunidad innata tiene varios componentes que se le conoce como
elementos constitutivos.

Una herida altera la integridad de las barreras naturales y expone a los tejidos
internos a la acción de los microorganismos, los cuales activan la resistencia de la
inmunidad innata, teniendo ésta la capacidad de un reconocimiento general de
estos, generando una respuesta inmediata y en el caso de no poder contener,
activa la inmunidad adaptativa.
INMUNIDAD INNATA

La inmunidad innata es el conjunto de mecanismos que constitutivamente actúan
contra todos los microorganismos patógenos desde el primer contacto con ellos
para procurar controlarlos y de no lograrlo, inducir una respuesta de inmunidad
adquirida hay diferencias importantes entre las respuestas inmune innata que
actúa de inmediato y la adquirida que requiere de un proceso inicial de
aprendizaje.
FACTORES CONSTITUTIVOS

Cada especie, raza o individuo tiene características constitutivas y mecanismos
especiales de defensa que explican las diferencias de susceptibilidad o
resistencia a determinados microorganismos patógenos.

1. INMUNIDAD DE ESPECIE: Los Staphylococcus atacan al hombre y al
chimpancé, pero la mayor parte de las especies animales son resistentes.
El perro es muy susceptible a la rabia en cambió la rata lo es en muy poco
grado.
La susceptibilidad a una infección no denota necesariamente falta de
resistencia. El ser humano es muy susceptible a los virus del catarro
común, pero todos los individuos logran controlar la infección y no hay
muertes atribuibles a ellos. No sucede lo mismos con otras infecciones
como la rabia que es siempre mortal si no se vacuna oportunamente al
individuo infectado.

2. INMUNIDAD RACIAL: Los individuos de raza negra son más susceptibles
que los blancos a la coccidioidomicosis y la tuberculosis. Por el contrario
entre el 70 y 80 % de ellos son resistentes a la infección por plasmodium
vivax; de bido a que, los blancos tienen en la membrana de sus eritrocitos
Ag del grupo Duffy, que sirve de receptor para el P. vivax. Estos Ag están
ausentes en los eritrocitos de los individuos de raza negra. La hemoglobina
S y la deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa, que se encuentra
con relativa frecuencia en la raza negra, les otorgan a sus individuos un
cierto grado de resistencia contra el Plasmodium falciparum.

3. CONTROL GENETICO DE LA RESPUESTA INMUNE: La resistencia o la
susceptibilidad innata a la infecciones esta, en parte, controlada
genéticamente. Por ejemplo el gen Slc11A1, conocido anteriormente como
¨NRAMP¨(natural resistance activation macrophage protein) codifica para
proteínas que secuestran el hierro dentro de las vacuolas fagocitarias de
los macrófagos, e impiden que pueda ser utilizado por las bacterias
fagocitadas.
La resistencia a determinadas enfermedades infecciosas esta, por lo
general controlado por varios genes. Hay una gran variabilidad en las
moléculas encargadas de detectar la extraña. La ausencia de laguna de
ellas se acompaña de un mayor riesgo de sufrir determinada infección

4. INMUNIDAD DE EDAD: Las enfermedades infecciosas y malignas se
presentan con mayor frecuencia durante la infancia y la vejez. Los niños
nacen con un sistema inmune poco desarrollado, que necesitan del
contacto con los distintos agentes patógenos para aprender a defenderse
de ellos. Este periodo de aprendizaje se acompaña de una mayor
frecuencia de enfermedades infecciosas y procesos malignos. Pasado los
seis primeros años el ser humano ha acumulado una serie de experiencias
por los contactos con diferentes microorganismos que le permiten
desarrollar defensas específicas contra cada una de ellas. Después de los
60 años, el sistema inmune, como los demás del organismo, empiezan a
decaer con su capacidad funcional y este deterioro conlleva un incremento
de enfermedades infecciosas y una mayor incidencia de procesos
malignos.

5. FACTORES METABOLICOS Y HORMONALES: Los estrógenos influyen
directa o indirectamente en el control de algunas infecciones. En la vagina
propician la secreción de glucógeno que es transformado por lactobacilos
en ácido láctico que torna ácido el Ph de la secreción vaginal haciéndolo
bactericida.
Los hombres tienes una mayor susceptibilidad a algunas enfermedades
infecciosas como la paraccocidioidomicosis, que los afecta en proporción
de 13 a 1 en relación a la mujer.
En la diabetes por un metabolismo inadecuado de la glucosa, se disminuye
la capacidad de la fagocitosis.

6. TEMPERATURA: En el cuerpo humano hay un gradiente de temperatura
del centro a la periferie, que explica la localización de agents infecciosos
que prefieren determinadas temperaturas. Así Mycobacterium leprae y
Leisbmania brasiliensis prefieren la zonas más frías, como las
extremidades y áreas periorificiales de la cara o el tabique nasal.
Mycobacterium ulcerans y el Mycobacterium marinum, propios de los
peces y de las ranas, que producen ocasionalmente infecciones en el
humano dando el llamado ¨granuloma de las piscinas¨, se localizan en los
codos y rodillas en donde la temperatura es más baja.

7. INFLUJO DEL SISTEMA NERVIOSO: La interacción sistema inmune –
sistema nervioso es muy importante. A los órganos linfoides llegan
determinaciones nerviosas y a las células del sistema inmune tienen
receptores para neuropeptidos que les llevan mensaje de activación o
regulación.

RECONOCIMIENTO EN LA INMUNIDAD INNATA

El reconocimiento de agentes infecciosos en la inmunidad innata esta mediado
por receptores codificados por la línea germinal, llamados receptores de
reconocimiento de patrón (PRR). Estos receptores por lo general reconocen
características conservadas de agentes infecciosos que a menudo son
compartidas por diferentes clases de microbios; estas característica microbianas
se llaman patrones moleculares asociados con agente patógeno (PAMP) los
PAMP estimulan de manera directa o indirecta respuesta inmunitarias innatas al
actuar como agonistas para PRR. Un agonista es cualquier cosa que estimula una
respuesta por medio de un receptor, en contra posición con un antagonista, que la
inhibe. Los PAMP pueden unirse de manera directa a PRR y, por consiguiente,
actúan de manera directa como ligando para estos receptores pero algunos
PAMP pueden desencadenar repuestas al unirse a una molécula diferente que
entonces se asocian con un PRR, de modo que es útil usar el término general
agonista. Esto también permite distinguir con claridad entre componentes de
microbios que desencadenan respuestas innatas, y estructuras moleculares que
son reconocidas en la inmunidad adaptativa y que se llaman antígenos.

Las células que encargan de iniciar la activación del sistema inmunitario innato se
encuentran ampliamente distribuidas en tejidos y órganos, y poseen muchas
copias de tipos diferentes de PRR que desencadenan respuestas rápidas. Esto
permita la activación muy rápida y la utilización de los mecanismos efectores de la
inmunidad innata. En muchos casos el sistema innato puede eliminar el microbio
infeccioso a menudo sin que ocurra síntomas, (esto es de manera subclínica), y si
ha habido daño de los tejidos en el sitio de infección el sistema innato iniciara
reparación y curación. Es importante que la activación del sistema innato también
sea esencial para el desencadenamiento de respuestas inmunitarias adaptativas.

CELULAS DE LA INMUNIDAD INNATA

1. MACROFAGOS: se dividen en dos tipos principales:

 Macrófagos residentes se encuentran en tejidos de estado estable (esto es,
antes de que ocurra infección), y pueden detectar la presencia de
microbios. A su vez, pueden ayudar a desencadenar información.

 Los macrófagos reclutados (o desencadenados) no son células residentes
en tejido, sino que se desarrollan a partir de precursores circulantes
llamados monocitos que pueden ser reclutados hacia sitios de infección.
Después del desarrollo hacia macrófagos que pueden actuar como células
efectoras para ayudar a eliminar la infección.

Los macrófagos son uno de los dos tipos principales de fagocitos
especializada que pueden rodear e internalizar (fagocitar) y después matar
microbios como bacterias.

2. MASTOCITOS (CÉLULAS CEBADAS): estas células también residen en
tejidos de estado estable y pueden detectar la presencia de microbios. Los
mastocitos contienen gránulos que son descargados cuando son
estimulados, y el contenido del granulo pueden contribuir a desencadenar
inflamación local.

3. GRANULOCITOS: son las principales poblaciones de leucocitos
circulantes en la sangre. Se llaman granulocitos porque contienen gránulos
citoplasmáticos que son visibles al microscopio óptico. Tienen núcleos que
poseen dos o más lóbulos y, así también se llaman leucocitos polimorfo
nucleares para distinguirlos de los monocitos y los linfocitos, los leucocitos
mononucleares, que no tienen núcleo lobulillado.

Los granulocitos de dividen en tres grupos derivados de un precursor
común: los neutrófilos, que abundan en la sangre y son un tipo muy
importante de fagocito; los más raros eosinofilos, y los basófilos cuya
función está relacionada de algún modo con los mastocitos. Una
característica crucial de los granulocitos es que en circunstancias normales
circulan en la sangre, pero pueden ser reclutados de manera selectiva
hacia sitios inflamatorios en respuesta a diferentes tipos de infección.

4. CELULAS NK: las células NK están relacionadas desde el punto de vista
del desarrollo con los linfocitos pero difieren de ellos en muchos aspectos,
las células NK están presentes en tejidos como células residentes y
pueden también ser reclutadas hacia sitios de inflamación. Pueden matar
otras células, como células infectadas por virus (esto es, tienen actividad
que matan células “citotoxicas” y regulan también respuestas inmunitarias).
INMUNIDAD
NATURAL

Mecanismos
inmediatos

Factores
Reconocimiento Tipos de Células
constitutivos

Especie PRR Y PAMP Macrofagos

Raza Mastocitos

C ontrol
Granulocitos
Genético

Edad NK

Metabólicos y
Hormonales

Temperatura

Influjo del
sistema
Nervioso