You are on page 1of 7

PARABRISEADO

Comunicarse con los clientes potenciales es una de las principales necesidades del
marketing BTL, para lo cual se han desarrollado distintos métodos para lograr este
cometido. El perching, el poming y el parabriseado son algunos buenos ejemplos de
técnicas que se utilizan para entablar una comunicación con la gente. Sobre este
último método te platicaremos en las siguientes líneas.

El parabriseado se puede definir como la estrategia de entrega de publicidad impresa


como folletos o tarjetas, los cuales se dejan en el parabrisas de los automóviles. De
acuerdo con información de Buzoneo Madrid. Sin embargo, Prodisman también
comenta que por medio de esta técnica se pueden trabajar con grandes áreas de
acción.

Algunas de las recomendaciones que se pueden ofrecer al trabajar con el


parabriseado es que este tipo de acciones deben tener objetivos bien definidos para
poder funcionar bien. También se sugiere utilizar este tipo de técnica junto con otros,
para poder medir cuál es la que tiene un mayor impacto en el público. Finalmente
también será muy importante trabajar con el mensaje que se colocará en los
materiales publicitarios, para que resulten llamativos e interesantes, de acuerdo con
datos de Francisco Torre Blanca.

También se recomienda que, en lo que atiende al diseño, se debe contar con colores
llamativos que capten de inmediato la atención del público.

Para implementar una estrategia de parabriseado es importante complementarla con


las distintas técnicas que existen de geomarketing para lograr delimitar la zona de
acción en la que se llevará a cabo la campaña. Será también fundamental segmentar
muy bien al público con el que se trabajará, según especifica Socialetic.

Al igual que con el poming y el perching, cabe destacar que el parabriseado no está
permitido legalmente en algunas localidades, por lo que será fundamental investigar
en cuáles lugares sí se puede realizar y en cuáles no, para evitar cualquier problema
con la ley.
EJEMPLOS
1)
En este caso, la empresa anunciante quería repartir 1.500 folletos en los camiones
que se encontraran en los polígonos, restaurantes y gasolineras, en los días que duró
la campaña.
Comenzamos el reparto el día, a la hora y en el lugar que nos dejó indicado el cliente.
En este caso, teníamos que depositar un folleto en cada camión que se encontrara en
las zonas indicadas. A su vez, en los restaurantes y gasolineras dejábamos 15 folletos.
Para llevar un control de la campaña, se habilitó desde el primer día un usuario para el
cliente donde podía realizar un seguimiento de la campaña, así como observar las
fotografías del reparto, ver las posibles incidencias.
Una vez finalizado el reparto por parte del equipo, se elaboró el informe final con los
puntos de inicio y de finalización, las posibles incidencias en el reparto, así como
cualquier peculiaridad que sucedieron en el reparto. Junto a esto, se le adjuntaron las
fotografías del reparto, en este caso 8 fotografías de cada área de servicio y por cada
día de reparto. En estas fotografías, se veían los folletos colocados en los camiones y
los folletos entregados en los restaurantes y gasolineras.

2)

STREET MARKETING

El término street marketing fue introducido por Jay Conrad Levinson en su primer
libro sobre marketing de guerrilla publicado en 1984.
Originalmente, el street marketing fue una herramienta de comunicación alternativa y
contestataria. Apareció en los guetos estadounidenses, y fue desarrollado por las
marcas que querían darse a conocer a través de objetivos específicos. Como
ejemplo tenemos a la marca FUBU en los años 90. Esta marca, que significa
“For Us, By Us” (para nosotros, por nosotros) se dirigió a la población negra y ha
tenido bastante éxito con su posicionamiento.
El Street marketing surgió desde dentro del movimiento underground, comenzando
con el hip hop y el rap. De hecho, estos movimientos musicales promovían ideologías
marginales que se encuentran en la calle, que constituyen una herramienta ideal
para difundir su mensaje.
La comercialización en la calle puede ser una herramienta valiosa cuando una marca
no tiene dinero o herramientas para comunicarse en los medios de comunicación
“tradicionales”. De hecho, a menudo es incluso más barato que televisiones o
carteles y puede ser muy rentable si la operación está bien pensada de antemano.
De todas formas, si tienes problemas con el presupuesto de tu campaña de publicidad
siempre puedes recurrir a Publidirecta y te haremos un presupuesto con las mejores
condiciones, no lo olvides.
El objetivo de este tipo de campaña no solo es crear un vínculo estrecho y directo con
los consumidores, sino también a promover los productos de la marca a través de una
escena llamativa formal.
Este modo de anunciarse está resultando rentable. Las principales marcas y
compañías multinacionales han comenzado a usar este medio además de los
habituales. Cada mensaje es capaz de llegar a un público amplio y alcanza a una
amplia variedad de público objetivo.

Street marketing y de guerrilla


El street marketing está estrechamente vinculado al concepto de marketing de
guerrilla. Es de hecho una técnica alternativa que saca de la rutina debido a la forma
y la naturaleza del mensaje publicitario que marca el propio espíritu de la técnica.
Hoy en día recibimos tantos mensajes publicitarios que retenemos muy pocos. Los
norteamericanos por ejemplo están expuestos a unos 3.000 mensajes publicitarios
al día.
El street marketing se utiliza generalmente para poner en marcha una campaña de
promoción o lanzamiento de producto para dar a conocer una marca u ofrecer regalos
a los consumidores.
Una campaña de street marketing a menudo se basa en la distribución de muestras y
distribución de folletos o flyers, pero puede ser mucho más sutil. Por
ejemplo cubriendo el mobiliario urbano: vehículos, equipos de publicidad móvil,
bicicletas de publicidad, bolsas publicitarias…
El uso de esta técnica reporta ciertos beneficios, a la vez que tiene sus desventajas.

Beneficios del street marketing

 Bajo coste
 Ganancia de simpatía
 El factor sorpresa
 Alcanzar varios objetivos
 Retorno de la inversión bastante rápido

 Creación de experiencias interactivas directas con el público


 Impacto inmediato y posibilidad de medirlo en el momento
 Posibilidad de fortalecer la campaña con folletos informativos o regalos

Desventajas del street marketing

 Puede ser percibida como agresiva


 Si no se hace bien puede generar mala reputación y dañar la imagen de marca
 El impacto suele ser fugaz
 En ocasiones depende del clima

El street marketing se ha convertido en una parte esencial de la comunicación para las


grandes marcas. Esta “publicidad contra-cultura” es relevante en nuestro tiempo, ya
que tiene una mayor propensión a sorprender al cliente potencial.

Factores a tener en cuenta para que el Street Marketing sea efectivo

– Lugar: las campañas de Street Marketing deben


gestionarse pensando en varios factores. Normalmente para
que sean efectivas deberán realizarse en los lugares públicos
de mayor tránsito y afluencia, es decir, zonas céntricas y
conocidas.

– Tiempo: el factor tiempo también es importante. No se pueden realizar las mismas


campañas en verano que en invierno ni todas duran lo mismo. Todo dependerá del
mensaje que se quiera transmitir. Igualmente hay campañas que solo se pueden
realizar bajo condiciones climatológicas específicas (nieve, sol, lluvia), por eso debe
estar todo muy bien estudiado.
– Mensaje: por mucho que se hagan campañas espectaculares y llamativas si no
consiguen transmitir el mensaje que la empresa tiene como objetivo la campaña no
habrá servido de nada. La gente tiene que entender el porqué de esa campaña y
quedarse con la marca en su cabeza y recordar la acción el impacto que les ha
generado, no sólo divertirse con las acciones. De este modo, las empresas
aumentarán el valor de sus campañas y lograrán sus objetivos.

– Tipo de acción: es conveniente tener en cuenta qué tipo de acción se va a realizar,


y eso dependerá del producto que se vaya a promocionar. Tiene que estar todo
perfectamente ligado y relacionado de manera original. Por ejemplo este anuncio de
Mc’donals se ideó en un paso de cebra por las patatas, o el de Don Limpio también
pensando en la limpieza y pintando una de las rayas del paso más blanca que las
demás. Todo tiene que tener una relación.

Acciones de Street Marketing

Las acciones y técnicas utilizadas para realizar Street Marketing son infinitas,
muchas de ellas tan originales que hasta han generado impacto en los medios de
comunicación. La función u objetivo principal es que el ciudadano de a pie recuerde
la campaña por su impacto y la comente, haga fotos, es decir, que genere un flujo
de comunicación para que la campaña se extienda. Hoy en día gracias a redes
sociales como twitter, Facebook, whatsapp, youtube, todas estas acciones tienen el
triple de repercusión.

La acción más básica, antigua y menos llamativa es la distribución de flyers, folletos


o publicidad impresa a pie de calle. Pero a raíz de ahí las empresas han ido
innovando hacia estrategias realmente asombrosas e ingeniosas que logran
transmitir el mensaje.

Juegos callejeros, plataformas ocio-recreativas, diferentes formatos de stands que


distribuyen regalos o promociones, animaciones o espectáculos a pie de calle, todo
siempre desde una estrategia creativa y original para dar imagen de proximidad con la
marca.
Tipos de campañas

Teniendo en cuenta todas las posibilidades del medio, es posible realizar acciones de
street marketing muy diversas, como por ejemplo:

o Performance. Se basan en crear una historia, implicando o no al público, en la


que se terminan contando las bondades del producto o servicio. Estas acciones
son muy populares porque pueden tener mucha repercusión, especialmente si
se graban y mueven a través de las redes sociales.
o Inesperadas. Son acciones sacadas completamente de contexto, que pueden
ser de cualquier tipo, en cualquier momento y en cualquier lugar. Llaman la
atención porque no parecen un elemento promocional en un primer momento.
o Originales. Se trata de modificar un elemento habitual de la vida diaria o
sustituirlo por el objeto que se va a promocionar, como por ejemplo, la
modificación del mobiliario urbano para publicitar otro elemento.
o Colaborativas. Son campañas que piden la implicación o colaboración del
público a través de concursos, o creación de proyectos comunes.

Ejemplos de street marketing

A)

En este caso, la empresa anunciante quería que colocáramos un cartel donde los
estudiantes pudieran colocarse y que un fotógrafo les retratara de forma graciosa. El
procedimiento que tendrían que hacer es tomarse una fotografía en el cartel,
compartirla en la página de la universidad y en sus redes sociales (Facebook, Twitter,
Google+,…) con el fin de hacer Buzz Marketing, y por tanto conseguir más viralidad en
sus mensajes. Haciendo esto, entrarían en el sorteo de un iPad.

Comenzamos la actividad el día, a la hora y en el lugar que nos dejo indicado el cliente
y así lo repetimos durante las días que el cliente nos indicó.

Una vez allí, una azafata iba caminando atrayendo a los universitarios, mientras que el
fotógrafo colocaba en el stand a los estudiantes y les iba retratando. Después les
informaba del procedimiento que tenían que seguir para acceder al sorteo del iPad, es
decir, publicar la foto en Facebook o Twitter y subirla también a la web de la universidad.
Diariamente el cliente podía ver en nuestra intranet la evolución de la campaña
mediante dos informes diarios de todo lo que ocurría en el día, así como todas las fotos
que se iban tomando a los participantes de cada una de las universidades a las que
fuimos. Junto con estos datos, también podía conocer el feedback que recibimos “in situ”
cuando realizamos la campaña.