You are on page 1of 18

o

Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal.

Consejería Adjunta de Control


Constitucional y de lo Contencioso.

ASUNTO: Escrito de ampliación de los


CONSEJERÍA JURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL conceptos de invalidez en la controversia
constitucional 183/2018.

Ciudad de México a 16 de octubre de 2018.

Oficio No.: 1.1790/201 8.

Señor Ministro,
LUIS MARÍA AGUILAR MORALES
PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN.
PRESENTE.

LIC. MISHA LEONEL GRANADOS FERNÁNDEZ, Consejero Jurídico del


Ejecutivo Federal, en representación del Presidente de los Estados Unidos
Mexicanos, en términos del Acuerdo Presidencial publicado en el Diario Oficial
de la Federación, el 9 de enero de 2001, personalidad que tengo debidamente
acreditada en autos, con el debido respeto ante Usted expongo:

Con fundamento en los artículos 105, fracción 1, inciso c), de la Constitución


Política de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante Constitución Federal);
y 1°, 21 y 22 de la Ley Reglamentaria de las Fracciones 1 y II del artículo 105
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante Ley
Reglamentaria), VENGO A COMBATIR LOS ARTÍCULOS 20, FRACCIÓN 1,
DEL CÓDIGO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS PENALES, 70 DEL
CÓDIGO PENAL PARA EL ESTADO DE CHIHUAHUA Y, POR
CONSECUENCIA, AMPLIAR LOS CONCEPTOS DE INVALIDEZ
FORMULADOS EN LA CONTROVERSIA CONSTITUCIONAL 183/2018
(PENDIENTE DE ADMISIÓN), AHORA EN CONTRA DEL CONGRESO DE LA
UNIÓN, A TRAVÉS DE SUS CÁMARAS, ASÍ COMO DEL CONGRESO DEL
ESTADO DE CHIHUAHUA.

Así, estando dentro del plazo establecido en el artículo 21 de la Ley


Reglamentaria para impugnar los actos que son materia de estudio en la
presente controversia y de conformidad con el artículo 22 del mismo
ordenamiento, me permito manifestar a Usted lo siguiente:

1. ACTOS CUYA INVALIDEZ SE DEMANDA.

Tal como se señaló en el escrito inicial de demanda, presentado ante la Oficina


de Certificación judicial y Correspondencia de esa Suprema Corte de Justicia
de la Nación, el 9 de octubre de 2018, mediante oficio No. 1.1751/2018, signado
por el suscrito en representación del Ejecutivo Federal, se impugnó actos
emitidos tanto por el Poder Ejecutivo del Estado, a través de la Fiscalía General
del Estado de Chihuahua, como del C. Gobernador del Estado de Chihuahua y
del Poder Judicial del Estado de Chihuahua.

Los actos impugnados son del tenor siguiente:

Del Poder Ejecutivo del Estado, a través de la Fiscalía General del Estado de
Chihuahua:

a. Las investigaciones, averiguaciones, carpetas de investigación,


solicitudes de información, órdenes de investigación y solicitudes de
colaboración que refieran, mencionen o relacionen a actuales o
anteriores funcionarios públicos federales, que se relacionen directa o
indirectamente con el ejercicio de sus funciones.

b.La emisión de citatorios existentes o inminentes respecto de actuales o


anteriores funcionarios públicos federales, que se relacionen directa o
indirectamente con el ejercicio de sus funciones.

e. La emisión de órdenes de detención, existentes o inminentes respecto


de actuales o anteriores funcionarios públicos federales, que se
relacionen directa o indirectamente con el ejercicio de sus funciones.

d. La solicitud de órdenes de aprehensión existentes o inminentes respecto


de actuales o anteriores funcionarios públicos federales, que se
relacionen directa o indirectamente con el ejercicio de sus funciones.

e. La solicitud de órdenes de arraigo existentes o inminentes respecto de


actuales o anteriores funcionarios públicos federales, que se relacionen
directa o indirectamente con el ejercicio de sus funciones.

2
CONSEJERÍAJURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

f. La comunicación de cualquier tipo que realizan funcionarios de dicha


entidad demandada al Gobernador aquí demandado y a otros sujetos
cualquiera que sea su función respecto de las actuales o inminentes
investigaciones, averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes
de información, órdenes de investigación y solicitudes de colaboración
que refieran, mencionen o relacionen a actuales o anteriores
funcionarios públicos federales, que se relacionen directa o
indirectamente con el ejercicio de sus funciones.

g. La participación de funcionarios de la Fiscalía en reuniones donde se


analice, con personas ajenas a la misma, incluyendo al Gobernador del
Estado, la situación de las actuales o inminentes investigaciones,
averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes de información,
órdenes de investigación y solicitudes de colaboración que refieran,
mencionen o relacionen a actuales o anteriores funcionarios públicos
federales, que se relacionen directa o indirectamente con el ejercicio de
sus funciones.

Del C. Gobernador del Estado de Chihuahua:

• Su intervención directa o indirecta, pública o privada, actual o inminente,


en investigaciones, averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes
de información, órdenes de investigación y solicitudes de colaboración•
que refieran, mencionen o relacionen a actuales o anteriores funcionarios
públicos federales, que se relacionen directa o indirectamente con el
ejercicio de sus funciones.

Del Poder Judicial del Estado de Chihuahua:

• La emisión de citaciones, ordenes de aprehensión, presentación o


arraigo respecto de actuales o anteriores funcionarios públicos
federales, que se relacionen directa o indirectamente con el ejercicio
de sus funciones.

3
En esta tesitura, lo que se combate es la intromisión de los Poderes Ejecutivo
y Judicial del Estado de Chihuahua en el ámbito de atribuciones de la
Federación.

No hay que perder de vista que, derivado de las consignaciones llevadas a cabo
por el Gobierno del Estado de Chihuahua en la causa penal 780/2017 del índice
del Juez de Control del Distrito Judicial Morelos del Tribunal Superior de Justicia
del Estado de Chihuahua (instruidas en contra de ANTONIO ENRIQUE TARIN
GARCIA, ALEJANDO GUTIERREZ GUTIERREZ y GERARDO VILLEGAS
MADRILES), el Gobernador ha manifestado en reiteradas ocasiones, tal como
se detallara más adelante, que existen diversas investigaciones por parte de la
Fiscalía local, en las que se relacionan a diversos funcionarios federales, las
cuales son las que originan precisamente los actos impugnados en el presente
medio de control constitucional.

En síntesis, se puede advertir con los actos impugnados, que los demandados,
sin competencia alguna, pretenden investigar y sancionar penalmente actos o
conductas de servidores públicos federales, relacionadas con el ejercicio de
sus funciones, derivadas de actuaciones en otros procesos penales llevados
a cabo por la Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial local, lo cual, por
una cuestión de lógica y orden constitucional, se encuentra reservada
únicamente a las autoridades constituidas a nivel Federal.

Ahora bien, en adición a lo anterior, y estando dentro del término legal, se


combaten las siguientes normas leqales, a partir de su primer acto de
aplicación, consistentes precisamente en los actos narrados en líneas
precedentes:

• Código Nacional de Procedimientos Penales, publicado en el Diario


Oficial de la Federación, el 5 de marzo de 2014, en especificó su artículo
20, fracción 1.

4
CONSEJERIAJURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

Al respecto, dicho ejemplar se encuentra publicado en la página del Diario


Oficial de la Federación, en el siguiente link':
https://www.dof.qob.mx/nota detalle. php?codiqo5334903&fecha05/03
/2014

• Código Penal para el Estado de Chihuahua, publicado en el Periódico


Oficial de dicha entidad el 27 de diciembre de 2006, en específico, su
artículo 7°. 2

Respecto de este último ordenamiento combatido, se solicita a ese Alto


Tribunal, que con fundamento en los artículos 33 y 35 de la Ley
Reglamentaria, requiera al Gobernador del Estado le remita copia del
ejemplar del periódico Oficial del Estado de fecha 27 de diciembre de
2006, en el cual se contiene el Código Penal para el Estado de Chihuahua.

II. AUTORIDADES DEMANDADAS.

• La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, con domicilio en


Avenida Congreso de la Unión número 66, Colonia El Parque, C.P. 15960,
Delegación Venustiano Carranza, Ciudad de México.

• La Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, con domicilio en


Paseo de la Reforma 135, Colonia Tabacalera, C.P. 06030, Delegación
Cuauhtémoc, Ciudad de México.

• Congreso del Estado de Chihuahua, con domicilio en calle Libertad No. 9,


Colonia Centro, C.P. 31000, Chihuahua, Chihuahua.

1
Resulta aplicable el siguiente criterio cuyo rubro y datos son los siguientes: "PÁGINAS WEB O ELECTRÓNICAS. SU
CONTENIDO ES UN HECHO NOTORIO Y SUSCEPTIBLE DE SER VALORADO EN UNA DECISIÓN JUDICIAL." [Décima Época.
Registro: 2004949. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis: Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta. Libro XXVI, Noviembre de 2013, Tomo 2. Materia(s): Civil. Tesis: I.3o.C.35 K (loa.). Página: 1373]
2
http://www.congresochihuahua2.gob.mx/biblioteca/codigos/archivosCodigos/64. pdf

5
III. PRECEPTOS CONSTITUCIONALES QUE SE ESTIMAN VIOLADOS.

Respecto de las leyes que se combaten se estiman violados los artículos 73,
104, 111, 124 y 133 de la Constitución General.

W. OPORTUNIDAD PARA AMPLIAR LOS CONCEPTOS DE INVALIDEZ.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 21, fracción II, de la Ley


Reglamentaria, el plazo para la interposición de la demanda será, en tratándose
de normas generales, de treinta días contados a partir del día siguiente:

. A la fecha de su publicación; o

• Cuando se produzca el primer acto de aplicación de la norma quedé


lugar a la controversia.

En el presente caso, se actualiza la segunda hipótesis normativa, puesto que el


plazo de treinta días para la presentación de la misma, en contra de normas
generales, con motivo de su primer acto de aplicación, debe computarse a partir
del día siguiente al en que se produzca el primer acto de aplicación de la
norma que dé lugar a la controversia, lo cual, en el caso que nos ocupa,
se actualizó el 4 de septiembre de 2018, pues mediante rueda de prensa, el
titular del Ejecutivo demandado' manifestó expresamente que existen
investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía de Chihuahua respecto de
funcionarios federales, por lo tanto, es a partir de dicha fecha en que se
aplicaron en perjuicio de mi representada los artículos 20, fracción 1, del Código
Nacional de Procedimientos Penales, y 7° del Código Penal para el Estado de
Chihuahua.

https://www.youtube.com/watch?v= dc2v2LAWqk
http://www.eflnf.com/clipviewer/files/880fd81c9aa1f152c6346297308Lj57eb.mp4

6
CONSEJERÍA JURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

En tal sentido, y toda vez que el plazo comenzó a correr al día siguiente en que
se tuvo conocimiento del acto impugnado, se advierte que los treinta días
fenecen el próximo 17 de octubre del 2018, por lo que es claro que su
impugnación se encuentra en tiempo.

A dicho término no se le computan: (i) los días sábados y domingos, en términos


de lo dispuesto por los artículos 30 de la Ley Reglamentaria y 163 de la Ley
Orgánica de Poder Judicial de la Federación, y (ii)eI viernes 14 de septiembre,
de conformidad con los artículos 19 de la Ley de Amparo y 163 de la Ley
Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

V. AMPLIACIÓN DE LOS CONCEPTOS DE INVALIDEZ.

En adición a los cuatro conceptos de invalidez hechos valer en la demanda de


controversia constitucional promovida el 9 de octubre de 2018, los cuales se
reiteran en su contenido y alcance, se hacen valer los siguientes conceptos de
invalidez:

QUINTO. EL ARTÍCULO 20, FRACCIÓN 1, DEL CÓDIGO NACIONAL DE


PROCEDIMIENTOS PENALES, VIOLAN LOS PRECEPTOS 73, FRACCIÓN
XXI, 104, 111, 124 Y 133 DE LA CONSTITUCIÓN GENERAL.

El artículo del Código Nacional de Procedimientos Penales que por esta vía se
combate, a la letra señala:

"Artículo 20. Reglas de competencia


Para determinar la competencia territorial de los Órganos jurisdiccionales federales o
locales, según corresponda, se observarán las siguientes reglas:

¿ Los Órganos jurisdiccionales del fuero común tendrán competencia sobre los
hechos punibles cometidos dentro de la circunscripción judicial en la que ejerzan sus
funciones, conforme a la distribución y las disposiciones establecidas por su Ley
Orgánica, o en su defecto, conforme a los acuerdos expedidos por el Consejo; (...)."

7
La norma impugnada es inconstitucional puesto que admite una jurisdicción
concurrente entre el orden federal y las entidades federativas para procesar
delitos del orden federal.

La concurrencia en materia penal opera de forma simple, salvo para aquellos


casos relativos a la fijación de tipos penales y sanciones que contempla el
artículo 73, fracción XXI, constitucional en materia de delitos de secuestro, trata
de personas, tortura, tratos crueles, degradantes y en materia electoral.

En este sentido, tanto el orden federal como las entidades federativas pueden
legislar sobre establecer como delito las mismas conductas, pero con la reserva
de que las mismas serán aplicables solamente para determinas personas o en
determinados lugares. Así, por ejemplo, tanto el Código Penal Federal como los
códigos penales de las entidades federativas tienen el delito de homicidio,
lesiones, robo, entre otros.

Ahora bien, la posibilidad de que ambos ordenes normativos puedan legislar


sobre la misma conducta no hace factible que dichas conductas puedan ser
procesadas de manera indistinta por las autoridades federales y locales.

Efectivamente, de conformidad con lo establecido en el artículo 104, fracción 1,


constitucional, corresponde a los tribunales federales conocer de los
procedimientos relacionados con delitos del orden federal. Es decir, existe una
competencia exclusiva del orden federal para conocer de los delitos federales,
sin que sea posible considerar que existe una concurrencia residual.

Por otra parte, el artículo 102 constitucional señala que corresponde al


Ministerio Público de la Federación la persecución, ante los tribunales
federales, de todos los delitos del orden federal.

La Constitución General establece en sus artículos 40 y 41 un régimen federal


que otorga autonomía a los Estados en todo lo concerniente a su régimen
8
CONSEJERÍAJURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

interior pero que los limita a las estipulaciones y reglas mínimas del Pacto
Federal.

Por su parte, los artículos 73 y 124 establecen un régimen de competencias


expresas y exclusivas para la Federación (salvo el caso de las facultades
concurrentes) y un régimen de competencias residuales para los Estados.

Por último, el artículo 133 de la Ley Fundamental dispone que la Constitución,


las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los Tratados
que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el
Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema
de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución,
leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en
las Constituciones o leyes de los Estados.

De los artículos en cita, se desprende un principio relativo a la supremacía


política de la Federación en las relaciones estructurales que tiene con los
Estados, por ser el orden de gobierno integrado por la voluntad misma de las
entidades estatales.

Esta supremacía política genera que los Estados no puedan calificar o decidir
respecto del ejercicio de las competencias federales, puesto que la vigencia y
aplicación de la Constitución y de las leyes federales no depende de la voluntad
de las entidades federativas.

Este principio de supremacía federal establece que los Estados no pueden


calificar o pronunciarse sobre la ejecución de los poderes que fueron otorgados
expresamente a la Federación, ni sobre la aplicación dé leyes federales.

Suponer que las atribuciones estatales fuesen supremas dejaría en manos de


los Estados definir las competencias federales que se aceptan y las que no.

9
Por lo que no se puede concebir una Unión federal que se pretenda funcional
si se permite que los Estados puedan decidir libremente sobre el alcance y
validez de las competencias de la Federación.

La estructura del federalismo, nos lleva a concluir que los Estados no pueden
cuestionar o prohibir motu proprio el ejercicio de las competencias de la
Federación ya que intervendrían respecto de las acciones de un gobierno que
no sólo fue creado por las personas de un Estado, sino por las demás personas
oficiales que integran el pacto federal. Dentro de la estructura federal del Estado
mexicano se entiende la acción del todo (Federación) sobre la parte (Estado),
pero no la posibilidad de que alguna de las partes actúe unilateralmente sobre
el todo.

La única forma mediante la cual las entidades federativas pueden regular las
atribuciones y alcances del gobierno federal respecto de ellos mismos es
mediante su participación en el Senado de la República.

La sola posibilidad de permitir que una entidad federativa determine


regulaciones, prohibiciones o persecuciones a los poderes federales
representaría un grave rompimiento de la unión política del Estado y la sumisión
de la Federación a la voluntad particular de cada una de las entidades
federativas.

De esta forma, la propia Constitución Federal establece en los diversos


preceptos que regulan la estructura federal del Estado mexicano que cuando la
Federación ejerce sus facultades directamente a través de sus funcionarios no
resulta aplicable ningún tipo de aprobación, regulación, nulificación,
investigación o proceso estatal.

Las entidades federativas no pueden determinar en ejercicio de competencias


propias que es lo que la Federación puede o no hacer. Esto es una cuestión
que sólo corresponde decidir al Poder Judicial de la Federación en uso de sus
facultades de vigilancia del orden constitucional. Son los jueces federales y no
10
CONSEJERIA JURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

los Estados, los que actúan como intérpretes últimos del alcance de los poderes
del gobierno federal de conformidad con el artículo 94 constitucional.

En esta tesitura, las entidades federativas no pueden retardar, impedir,


controlar o nulificar en el ejercicio de sus atribuciones propias la ejecución de
las atribuciones que han sido conferidas al gobierno federal.

Esto a su vez se traduce en que las autoridades federales deben tener la


posibilidad de aplicar las leyes federales sin temer la posible interferencia de
actores estatales.

De lo anterior es posible concluir que los funcionarios federales no pueden ser


perseguidos por la posible comisión de delitos del fuero común en una entidad
federativa. De lo contrario, se permitiría que los Estados pudiesen nulificar el
ejercicio de facultades federales al someter a su jurisdicción penal a
funcionarios federales.

Esto es, no es posible jurídicamente permitir que en cada jurisdicción local


pudiese perseguirse penalmente a un funcionario federal por el despliegue de
sus atribuciones en todo el territorio federal.

El principio de supremacía federal previsto en el artículo 133 constitucional


contiene una garantía institucional que prohíbe que cualquier servidor
público de la Federación pueda ser perseguido penalmente por
jurisdicciones estatales, puesto que estos deben contar con la posibilidad de
aplicar las leyes federales sin la interferencia de los órganos de procuración y
administración de justicia locales.

En este orden de ideas, la norma invade la esfera competencia¡ del Poder


Judicial de la Federación previsto en el artículo 94 constitucional puesto que
permite que las entidades federativas investiguen y procesen a funcionarios
federales por el ejercicio de sus funciones y la aplicación de leyes federales.

11
Este diseño constitucional que prohibe a las entidades federativas perseguir
penalmente a determinados funcionarios federales se replica en el artículo 111
constitucional, que establece que los servidores públicos federales solamente
pueden ser perseguidos por delitos cometidos durante su encargo, sin que sea
posible distinguir entre delitos federales o locales, una vez que exista una
declaración de procedencia de la Cámara de Diputados. En este caso la lógica
constitucional es la misma que hemos descrito. La Federación debe ser
suprema a efecto de poder aplicar las leyes federales en todas partes y no ser
sujeto de interferencias por parte de las autoridades locales en el ejercicio de
sus propias competencias.

Por tanto, el precepto reclamado es inconstitucional desde el momento en que


permite que las entidades federativas puedan perseguir posibles delitos del
fuero común que hayan sido presuntamente cometidos por funcionarios
federales en ejercicio de sus funciones, pues con ellos, precisamente se busca
entorpecer las funciones que tienen encomendadas dichos servidores públicos
a nivel federal. La jurisdicción de las entidades federativas se encuentra limitada
de forma exclusiva a la persecución de delitos cometidos en su territorio o por
sus funcionarios, pero no respecto de agentes federales.

Es por los argumentos anteriormente precisados que solicito a ese Máximo


Tribunal declare la invalidez del artículo 20, fracción 1, del Código Nacional de
Procedimientos Penales.

SEXTO. EL ARTÍCULO 70 DEL CÓDIGO PENAL PARA EL ESTADO DE


CHIHUAHUA, CONCULCA LOS PRECEPTOS 73, 104, III, 124 Y 133 DE
LA CONSTITUCIÓN GENERAL.

El articulo combatido del Código Penal para el Estado de Chihuahua señala:

"Artículo 7. Principio de territorialidad

Este Código se aplicará en e! Estado de Chihuahua por los delitos del fuero común

12
CONSEJERÍAJURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

que se cometan en su territorio."

La norma transcrita deviene inconstitucional, al permitir que entidades


federativas puedan procesar penalmente a funcionarios federales, cuando ésta
es una cuestión reservada exclusivamente a la Federación.

De conformidad a lo argumentado en los anteriores conceptos de invalidez, las


entidades federativas no pueden someter a juicios del orden penal a
funcionarios federales puesto que, de lo contrario, se sometería al orden federal
al control político y judicial de una entidad federativa, cuestión contraria al pacto
federal y sus reglas.

Ahora bien, el precepto que se combate en esta vía, es sobreinclusivo, y por


ende inconstitucional, ya que permite que se persigan penalmente a
funcionarios federales por delitos del fuero común cuando esto se encuentra
prohibido por el principio de supremacía federal previsto en el artículo 133
constitucional y la correspondiente garantía institucional en contra de la
persecución de cualquier funcionario de la Federación.

Como ya se mencionó anteriormente, se invade también la esfera competencia¡


del Poder Judicial de la Federación previsto en el artículo 94 de la Constitución
General, puesto que la norma impugnada pretende juzgar a funcionarios
federales por la aplicación de leyes federales.

Por tanto, el artículo reclamado violenta la garantía institucional que protege a


los funcionarios federales previsto en el artículo 133 constitucional, así como
principios básicos del federalismo previstos en los artículos 73, 104, 111 y 124
constitucionales, puesto que permite la investigación y persecución de delitos,
la emisión de citatorios, órdenes de detención, órdenes de aprehensión y
solicitudes de órdenes de arraigo en contra de funcionarios del orden federal
por delitos del orden común.

13
Adicionalmente el ordenamiento combatido permite que se investiguen hechos
que constituyan delitos en el orden local con el objeto de impedir o nulificar el
actuar del servidor público federal. normen delitos en el orden local con el objeto
de impedir el actuar de una persona, por el solo hecho de ser un servidor público
federal. Lo anterior tiene un efecto inhibidor del actuar del servidor público el
cual es contrario al pacto federal.

Es por lo anterior que se solicita a ese Pleno de la Suprema Corte declarar la


invalidez del artículo 7 del Código Penal del Estado de Chihuahua.

SÉPTIMO. SON INCONSTITUCIONALES LOS ACTOS DE


INVESTIGACIÓN Y PROCESAMIENTO PENAL DE FUNCIONARIOS
FEDERALES ANTE AUTORIDADES LOCALES DE CHIHUAHUA QUE
SON ANTERIORES Y POSTERIORES AL CONFLICTO COMPETENCIAL
4/2018, AL SER TRANSGRESORES DE LOS ARTICULOS 73, 104, 111,
124 Y 133 DE LA CONSTITUCIÓN GENERAL.

Los actos reclamados son inconstitucionales, ya que se constituyen en una


violación directa a la prohibición que tienen los estados de investigar y sancionar
a los servidores públicos federales.

En efecto, tal como se argumentó en los anteriores conceptos de


invalidez, las entidades federativas tienen una limitación constitucional
expresa que les prohíbe perseguir civil o penalmente a las autoridades
federales, puesto que de lo contrario se dejaría la aplicación de las leyes
federales al arbitrio de cada entidad federativa.

Ahora bien, los actos reclamados son inconstitucionales puesto que violentan
precisamente esta potestad federal y pretenden perseguir a funcionarios
federales por la comisión de delitos del orden común.

Bajo esta tesitura, queda claro que no se trata de la persecución de delitos


federales por parte de la autoridad local, cuestión que se encuentra
14
CONSEJERkJURIDICA DEL
EJECUTIVO FEDERAL

expresamente prohibida por los artículos 102 y. 104 constitucionales, sino de


delitos locales que presuntamente considera han sido cometidos por
funcionarios federales.

Por tanto, se solicita a ese Alto Tribunal, declare la invalidez de cualquier


acto llevado a cabo dentro de las investigaciones y procesos penales
instaurados en contra de servidores públicos federales por parte del Poder
Ejecutivo, Fiscalía del Estado y Poder Judicial, todos del Estado de Chihuahua
anteriormente y posteriormente a la resolución del Conflicto Competencia¡
4/2018.

VI. SUSPENSIÓN DE LOS EFECTOS Y CONSECUENCIAS DE LOS ACTOS


IMPUGNADOS.

De conformidad con los artículos 14, 15 y 18 de la Ley Reglamentaria, solicito


a ese Alto Tribunal se otorgue la suspensión de los efectos y consecuencias de
los actos impugnados, para el efecto de que las cosas se mantengan en el
estado que guardan hasta en tanto esa Suprema Corte de Justicia de la Nación,
resuelva el fondo del juicio de la controversia constitucional en estudio.

Lo anterior, toda vez que no otorgarse la suspensión de los actos reclamados,


se genera un daño a las instituciones fundamentales del orden jurídico nacional
puesto que se inhibe el ejercicio de las competencias del orden federal y a la
debida aplicación de leyes federales.

Es de precisar que, si bien en términos de la Ley Reglamentaria no procede la


suspensión cuando se impugnen normas generales, lo cierto que dicha medida
cautelar si puede otorgarse respecto de los efectos y consecuencias del acto
concreto de aplicación de aquélla, tal como en el caso acontece, pero de
ninguna forma la validez de la disposición legal aplicada.

Sirve de apoyo a lo anterior, el siguiente criterio:

15
"SUSPENSIÓN EN CONTROVERSIAS CONSTITUCIONALES. LA
PROHIBICIÓN DE OTORGARLA RESPECTO DE NORMAS GENERALES, NO
RIGE CUANDO SE CONCEDE EN CONTRA DE SU ACTO DE APLICACIÓN.
La prohibición del artículo 14 de la Ley Reglamentaria de las Fracciones ¡y!! del
Artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el
sentido de no otorgar la suspensión respecto de normas generales, tiene como
finalidad que no se paralice el despliegue de los efectos de la norma, que se
traducen en su fuerza obligatoria y, por ende, cuando en la controversia
constitucional se impugna una norma a través de su primer acto de aplicación,
de proceder la medida cautelar solicitada, se suspenden los efectos y
consecuencias del acto concreto de aplicación de aquélla, pero de ninguna forma
la validez de la disposición legal aplicada. En otras palabras, cuando se impugna
una norma general a través de su primer acto de aplicación, la concesión de la
suspensión en contra de ese acto no paraliza la aplicación y eficacia de la normé
a todos los casos que se susciten con posterioridad a dicha medida cautelar,
pues la norma, en observancia de su generalidad, obligatoriedad y validez, sigue
vigente en el sistema jurídico, y, por tanto, únicamente se suspenden los efectos
y consecuencias del acto en el que la autoridad invoca o aplica la disposición
impugnada." [Época: Novena Época. Registro: 168542. Instancia: Segunda Sala.
Tipo de Tesis: Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.
Tomo XXVIII, Octubre de 2008. Materia(s): Constitucional. Tesis: 2a.
CX1-III/2008. Página: 1997.1

En las relatadas condiciones, se deberá declara la suspensión de los actos


reclamados consistentes en todas las actuaciones anteriores y posteriores al
dictado del Conflicto Competencia¡ 4/2018 en las cuales se pretenda investigar
y procesar a cualquier funcionario de la federación puesto que de no otorgarse
se genera un daño a las instituciones fundamentales del orden jurídico nacional
puesto que se inhibe el ejercicio de las competencias del orden federal y a la
debida aplicación de leyes federales.

VII. PRUEBAS.

1. LA INSTRUMENTAL DE ACTUACIONES, en todo lo que favorezca a mi


representada.

16
lDOS 4

J IM

Q )

CONSEJERÍA JURIDICA DEL


EJECUTIVO FEDERAL

2. LA PRESUNCIONAL LEGAL Y HUMANA, en todo lo que favorezca a mi


representada.

VIII. SOLICITUD DE COPIAS SIMPLES.

Solicito se me expidan copias simples de la opinión que rinda el Procurador


General de la República, los informes rendidos por las partes, los alegatos que
en su oportunidad rindan, así como del acta de la audiencia que, llegado el
momento, se celebre ante ese Alto Tribunal.

POR LO ANTES EXPUESTO Y FUNDADO, A ESA SUPREMA CORTE DE


JUSTICIA DE LA NACIÓN, POR SU DIGNO CONDUCTO,
RESPETUOSAMENTE SOLICITO:

PRIMERO. Tenerme por presentado en tiempo y forma en los términos del


presente escrito y con la personalidad que ostento, ampliando los conceptos de
invalidez hechos valer en el presente escrito dentro de la controversia
constitucional.

SEGUNDO. En su oportunidad, declarar la inconstitucionalidad de las


normas generales y actos impugnados.

TERCERO. Otorgar la suspensión en los términos solicitados en el presente


escrito.

CUARTO. Expedir las copias simples solicitadas.

EL CONSEJERO JURÍDICO ' L EJECUTI\fO qEDERAL,

LIC. MISHA LEONEL G


093 1 22

9414PRE4A CORTL Ç1
tANAO$ON

?810 OCT i6 PP) 9 18

cERTW;;frDsCi;
y co:cwoeCpt

8) fo