You are on page 1of 3

LOS MEDIOS Y SUS PROPAGANDAS

GRAN INFLUENCIA PARA EL DESARROLLO DE UNA SOCIEDAD

Dar a conocer una idea o tratar de imponerla, ha sido una de las preocupaciones humanas durante la
historia. Siempre ha habido quién quiere dominar al mundo o transmitir un mensaje esperando no solo
tener una gran cantidad de receptores sino que estos le crean y lo sigan. Vemos como después de la
implementación de la propaganda grafica como principal motivación para hacer que la gente engrosara
las filas de combatientes en la guerra, surgieron nuevos medios de comunicación (radio y televisión) que
revolucionaron la forma de hacer llegar los mensajes. Con estas nuevas tecnologías se podía llegar de
una forma más directa a más gente, lo que hizo que instituciones tradicionales de enseñanza como la
escuela, vieran estas herramientas (especialmente la televisión) como medios satanizados que
perjudicarían principalmente a los niños.

Mafalda nos muestra como esos pensamientos y percepciones de los adultos de la década de los 60's eran
equivocados. En esa época solo se concebía como medio de enseñanza a la escuela, se creía que los libros
contenían toda la información y que era solo por medio de estos que se podía acceder a ella. Cuando
aparece la televisión, la institución tradicionalista y los adultos se escandalizan. Ven esta nueva manera
de comunicación como algo que dañara la mente de los que hasta ahora empiezan a vivir. Creían que al
tener acceso a contenidos más extensos, con imágenes en movimiento, con sonidos y de una forma más
directa, sus mentes se torcerían y dejarían de ser los seres de bien por los que la escuela tanto había
luchado. Pero su temor no era solo ese. Era el ver amenazado su método tradicional de educación
impartida por siglos solo a través de los libros.

Los nuevos canales de transmisión toman fuerza rápidamente. Aunque en un principio tener un televisor
era privilegio de los más adinerados, que compraban estos aparatos solo por el lujo de tener la novedad
en casa, pero donde el contenido televisivo era de poco interés. Esto cambió en corto tiempo, pues la
gente de escasos recursos económicos, al darse cuenta de la importancia que iba tomando este transmisor
como fuente de comunicación enfocó sus esfuerzos para adquirir uno. De esta manera se masifico este
medio. Las clases altas de la sociedad que antes veían los libros como la única fuente para recibir una
“cultura refinada” comenzaron a cambiar de idea, pues descubrían con asombro que “la cultura popular”
tomaba fuerza por medio de la televisión y que no era una amenaza para la enseñanza tradicional sino un
complemento.
Al darse cuenta de la capacidad de comunicación de estos medios, aquellos que tenían acceso al poder
introdujeron en ellos una forma de influir directamente sobre las personas: La publicidad. De esta manera
los mensajes que antes se hacían llegar de mano en mano o pegados en algunos lugares públicos, como
los panfletos y los volantes, ahora llegaría de manera inmediata y a gran escala. También se aprovechó
la capacidad de estos medios para publicitar productos y servicios, empezando a cambiar entre la gente
una conciencia del “ser” por el “poseer”

La preocupación de “los grandes” por mantener alejados a los niños de la televisión se fue atenuando.
Fueron descubriendo que sus conceptos sobre “el bien y el mal” eran hasta cierto punto erróneos. Emitían
juicios negativos sobre estas nuevas formas de comunicarse sin saber en realidad que estaban
proponiendo, dando su total aprobación a los métodos de siempre. Pero la población infantil que se fue
abriendo paso como comunidad independiente de consumo televisivo, le empezó a demostrar a sus
mayores que estaban equivocados, que esta tecnología en lugar de atrofiar su mente, dándole un buen
manejo, era por el contrario una fuente rica de aprendizaje.

Teniendo en cuenta lo escrito a lo largo de este texto podemos evidenciar el poder e impresionante
influencia que tiene la televisión o diferentes medios de publicidad en la sociedad, algo que para nosotros
es tan sencillo, resulta ser sumamente importante en el día a día e incluso en el desarrollo de muchos
momentos en la historia.

Tal es el caso, que en textos como “La propaganda gráfica como arma psicológica en el transcurso de la
Gran Guerra”, nos muestran la enorme dimensión que tomo la propaganda como estrategia de guerra,
pues por medio de carteles y mensajes se buscaba, y mejor aún, se lograba que las ciudadanías se
enlistaran para defender sus países y al no ser suficiente con eso, entraban en la psicología femenina para
que prestaran el apoyo pertinente, dándoles a entender que solo así se podría ganar la guerra.

Así las cosas es claro que la publicidad, ya sea radial, televisiva o física, juega un papel muy importante
en el desarrollo de una sociedad, es más, nos atreveríamos a decir que es un todo por el todo, pues gracias
a estos medios y los códigos que nos dan, es que actuamos, compramos por lo que escuchamos y vemos,
creemos solo en el que mejor publicite, votamos por el que mejor se venda, entendiendo así que nuestras
actitudes o procederes van ligados a un estímulo subliminal que logran los medios y su publicidad en
cada uno de nosotros.
De acuerdo a lo anterior, podemos decir que es claro que los diferentes medios publicitarios son los dos
elementos que le dan sentido de una u otra manera a los cambios de las actitudes sociales y en los
comportamientos de las personas, esto teniendo en cuenta que en cierto modo, todos nosotros como
personas vivimos rodeados de campañas con un contenido de ideas ajenas que lo único que buscan es
modificar nuestro criterio personal. Esto no quiere decir que la publicidad defina en la totalidad el
comportamiento del ser, ya que la propaganda por más fuerte que sea no logra doblegar la voluntad de
una sociedad entera, sin embargo, un alto porcentaje de la misma si actúa como sugiere la publicidad.

Alumnos: Nelson Cardozo


Victor Chaparro