You are on page 1of 1

Universidad de Costa Rica Profesor: Ing.

Eduardo Avilés Madrigal


Maestría Profesional en Ingeniería Geotécnica Estudiante: Julian Trejos Villalobos
Curso: Represas de Tierra Carné: A13631

Resumen de lectura 5: Presión de poro en presas durante su construcción

En la primera parte, se hace una reseña de la evolución de los métodos de cálculo de las
presiones de poro dentro del cuerpo de la presa para la determinación de su estabilidad. El
primer método se basaba en que la taza de cambio entre la humedad y el aire libre depende de
la percolación y cambios en el volumen de aire libre debido a cambios en la presión y en la
temperatura. Esto se logró al combinar la ley de Boyle con la de Henry. El segundo método,
desarrollado por Hilf, parte de una solución simplificada del método anterior y de resultados
obtenidos del ensayo de consolidación. Para dichos ensayos obtuvo curvas de esfuerzo total y
presión de poro, que son la herramienta para el cálculo.

Posteriormente, Rufenacht aplicó la teoría de sedimentación a la consolidación de suelos no


saturados. Skempton desarrollo una teoría de consolidación basada en la teoría elástica, y
modificada con valores que se obtienen de ensayos de laboratorio. Dicha teoría está
desarrollada a partir de esfuerzos principales. Por último, Bernell y Nilsson desarrollaron un
método a partir de una analogía eléctrica para determinar el flujo en no estacionario en dos
direcciones. Adicionalmente Bishop determinó que la tasa de aumento de la presión de poro se
reduce si existe una pausa en el proceso constructivo.

En la segunda parte del artículo, se comentan casos de varias presas, sus particularidades y
valores de presión de poro utilizadas para el diseño y medidas en campo. Dichas presas se
dividen en tres tipos según el ente que las desarrolló: la Oficina de Reclamaciones de los Estados
Unidos, el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos y entes internacionales. La primera
entidad utiliza la humedad de compactación del lado seco de la curva de compactación mientras
que la segunda lo hace del lado húmedo. Las condiciones de cada presa se utilizan para realizar
comparaciones entre los valores teóricos y reales de presión de poro.

En la última parte, se muestran relaciones entre los diferentes parámetros que pueden influir
en la presión de poro. Se logra definir que el contenido de humedad de colocación del suelo es
el factor que mayor influencia tiene en la presión de poro. En caso de los núcleos con humedad
menor al 0.5% de la humedad la presión de poro no se desarrolla. Para valores mayores la
presión de poro desarrollada muestra una relación directa con el contenido de humedad. En
segunda instancia se encuentra la altura del embalse, la distancia hacia el drenaje y el grado de
saturación. Por último, la velocidad de construcción, y las pausas en el proceso, afectan la
presión de poro, reduciendo su tasa de aumento conforme se reduce la velocidad y se realizan
pausas.