You are on page 1of 16

Las aportaciones de E. W.

Eisner a la educación:
un profesor paradigmático como docente,
investigador y generador de políticas culturales
por Roser JUANOLA TERRADELLAS
y Mariona MASGRAU JUANOLA
Universidad de Girona

1.  Algunas motivaciones que orien- y generador de políticas culturales. De


tan este estudio siempre la obra del profesor Eisner ha
Siguiendo el hábito del profesor Eis- estado presente en las bibliografías inno-
ner en sus presentaciones comenzamos vadoras de educación y, de manera más
este trabajo definiendo de entrada su intensa, en las bibliografías de educación

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


estructura y objetivos. En cuanto a la es- artística. En las revistas especializadas,
tructura, queremos justificar el orden y se han ido mencionando sus aportacio-
las divisiones, puesto que se trata de un nes específicas, entre las cuales, tenemos
artículo próximo a una ontología; por ello, algunas bastante recientes, como es el
constará de cuatro apartados que repre- caso del libro La escuela que necesitamos,
sentan los ámbitos donde consideramos cuya traducción española se editó en el
que el profesor Eisner ha incidido de ma- año 2002. Sin embargo muchos lectores
nera más influyente: la labor docente y el de su obra consideramos que, para va-
currículo, la gestión internacional, la in- lorar lo mucho que E. W. Eisner nos ha

revista española de pedagogía


tervención didáctica en los museos de arte transmitido, hacen falta recopilaciones y
y la investigación en educación. En este visiones de conjunto, aunque tratándose
último apartado confluye todo su pensa- de un autor tan conocido a escala inter-
miento y la epistemología que ha guiado nacional, esta es una labor de gran enver-
su trayectoria, en la cual siempre se han gadura; la abordamos convencidas que a
evidenciado los autores que le influyeron veces un todo puede ser mucho más que
y otras constantes, como la conexión con la suma de las partes, puesto que no ha-
los centros docentes, con el trabajo de los blamos de estrictas matemáticas sino de
artistas y el arte en general. una trayectoria docente rica y poliédrica.
Este cometido, madurado tras su muerte
Los objetivos, ya se avanzan claramen- reciente el 10 de enero de 2014 junto con
te en el título, y no están lejos de querer su buen amigo el profesor Ibáñez-Martín,
glosar a un profesor, Elliot W. Eisner, el adquiere la dimensión de un homenaje a
cual pensamos que encarnó el paradigma su carisma, su trabajo global y su testa-
de buen docente, pensador, investigador mento pedagógico.
493
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

Finalmente, y con la intención de si- de Dewey. Pero no solo lo ha difundido: es


tuar el núcleo principal del estudio, resu- más acertado decir que ha transformado
mimos los objetivos a manera de hipótesis, sus ideas en casos prácticos, útiles para
anunciándolos desde una visión holística: los docentes. La compenetración con la
obra de Dewey le mereció ser nombrado
— La coherencia entre la acción presidente de la John Dewey Society, un
docente e investigadora y la personali- cargo que ostentó entre 1998 y 1999 y que
dad del profesor Eisner facilitó la crea- tiene un gran reconocimiento intelectual
ción de una epistemología encaminada en Estados Unidos.
a conocer la mente humana y los diver-
sos campos de la cultura que es per- Dewey, desde la pedagogía general, se
durable, dada su capacidad de revisar interesó de manera particular por el arte
siempre el pensamiento y la acción. y la estética. Su pensamiento estético ha
resultado clave para entender, con todas
— Autor de dieciséis libros y un sus implicaciones, la dinámica del arte y
número muy importante de artículos, la sensibilidad contemporánea, tanto por
se puede englobar su legado intelec- el aspecto performativo, antirrepresenta-
tual en tres líneas: la educación ar- cional, como por la importancia concedida
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

tística, los estudios curriculares y los a una autopoiésis, o capacidad de los sis-
métodos de investigación cualitativa. temas de producirse a sí mismos, un con-
cepto que tiene varias definiciones pero
— Eisner desarrolló una gran la- que es complicado de entender. Sus cate-
bor en la promoción universal del pa- gorías y términos, estrictamente situados
pel de las artes en la educación y en en cada sistema de productividad estético
el uso de las artes como modelo para o modo de relación, para denominarlo en
la mejora de la práctica educativa en términos del autor, ayudaron a entender
otras disciplinas. la experiencia estética.
revista española de pedagogía

Queremos defender estas hipótesis te- Durante varias décadas Elliot Eis-
niendo en cuenta sus rasgos humanos y ner ha venido elaborando la idea de que
profesionales, y sirviéndonos de los prin- el desarrollo de la percepción supone «la
cipios y conceptos que rigen su pensa- habilidad de tomar decisiones en ausen-
miento. cia de reglas» (2002, 41). Reconoce que
la percepción «honra a la sorpresa, hace
circular la ambigüedad, se enfrenta con la
1.1. Antecedentes: de Dewey a la paradoja» (2002, 42). La percepción goza
experiencia estética lentificada dentro de un campo de posibilidades más
El profesor Eisner era un defensor a que de realidades, nos permite suspender
ultranza de John Dewey, un autor cuya el juicio resolutivo y sin embargo sostener
obra le influyó por encima de todas. Eis- la experiencia. Partiendo de la idea de ex-
ner es reconocido como uno de los autores periencia de Dewey, transformó esta con-
que mejor ha divulgado la investigación cepción y la recalificó con el nombre de ex-
494
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

periencia de lentificar la mirada, es decir, intelectual. Las mismas palabras de Cas-


hacer la percepción más lenta y reposada sirer lo concretan: «Llegamos a esta idea
para potenciar así la valoración estética. del espacio abstracto, no de una manera
Esta nueva concepción da a entender que inmediata sino mediante un proceso de
percibir significa atender más a lo que desarrollo y evolución mental verdadera-
puede ser que a lo que es. Poniendo énfa- mente complejo y difícil, y la idea original
sis en este punto, Eisner nos recuerda que da lugar a una nueva y sucesiva y conse-
«crecer en una cultura es un camino que cuentemente al conocimiento» (Cassirer,
nos enseña a mirar, como así también a no 1986, 31).
mirar» (2006, 7). Postulados como el de la
experiencia de lentificar la mirada consti-
tuyen un magnífico ejemplo para ilustrar 1.2.  El ideario de Eisner
su habilidad de reelaboración a partir de Siempre partidario de la educación in-
aportaciones previas de otros autores, en tegral y con una mirada holística, Eisner
este y otros casos lo vemos en Dewey. (2002) plantea la necesidad de resolver
el problema que se origina en la antigua
A parte de Dewey, sus referentes o contradicción entre pensamiento abstrac-
andamios ideológicos principales son Cas- to y experiencia sensorial. Su propues-

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


sirer (1874-1945), y Langer (1895-1985), ta es adoptar una visión artística de los
que siguió con los estudios de simbología, problemas, un tipo de actitud que pueda
y el filósofo, pedagogo y psicólogo Good- salvar el carácter único e irrepetible (con
man (1906-1998). Goodman, un filósofo ló- su unicidad y originalidad) de cada idea o
gico que en los sesenta se interesó por las experiencia sensorial pero que, al mismo
artes, creía que estas tenían un marcado tiempo, rescate su valor universal.
carácter cognitivo y lo demuestra cuando
afirma: «Yo mantengo que tenemos que Eisner construye la noción de cono-
leer la imagen como un poema, y que la cimiento somático que parte de la idea

revista española de pedagogía


experiencia estética es más dinámica que aristotélica que él descubre a través del
estática» (Goodman, 1960, 65). trabajo de Langer (1957); este no sólo in-
dica que la mente necesita de los sentidos
Suscribiendo las afirmaciones del pro- para conocer las características sensibles
fesor Arañó (1994), de la Universidad de del mundo, sino que el cuerpo tiene otras
Sevilla, amigo también del profesor Eis- formas de conocimiento, como las emocio-
ner, reconocemos que el espacio simbólico nes, la intuición, la memoria o el gusto.
constituye el estado de madurez de nues- Goodman, reivindica que dentro del cono-
tra capacidad intelectual; para acceder cimiento humano, tanto el arte como la
a él, nuestra mente ha de ser capaz de ciencia, ocupan lugares semejantes, de-
abstraer primero la realidad y los concep- claración que será una influencia decisiva
tos. Es de gran importancia, por lo tanto, para Eisner y que convertirá en su leit-
reconocer que la educación tiene una des- motiv. A partir de las ideas de Goodman,
tacada misión en este sentido y una res- Eisner sustentará sus postulados indi-
ponsabilidad para alcanzar esta madurez cando que ambos campos son versiones de
495
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

construcción del conocimiento hechas por puntos de coincidencia: crear, percibir y


nosotros y que no hay razón para recla- expresar el mundo visual, según las pro-
mar prioridad epistemológica de una por pias experiencias estéticas.
encima de todas las demás.
Eisner aclara la necesidad de entender
La necesidad de proclamar la impor- la cognición en un sentido amplio, no diso-
tancia de los sentidos en la formación ciada de la afectividad. Cognición y afec-
usando las diferentes formas de represen- tividad, nos señala, son dos procesos que
tación con las cuales los seres humanos ocurren de manera simultánea y que com-
hacen públicas sus experiencias indivi- parten la misma realidad dentro de la ex-
duales será el fundamento de uno de los periencia humana. El lenguaje, los núme-
trabajos más profundos de Eisner: el es- ros, la música, la danza, las artes plásticas,
tudio de la mente. son para Eisner formas de representación
que se manifiestan de diversas maneras,
A través de nuestro sistema sensorial, los medios expresivos que sirven para tras-
nos dice Eisner (1994, 36), aprendemos a mitir a otros las concepciones creadas en la
leer las cualidades del entorno. Coincide experiencia individual. Ellas hacen posible
con Arnheim (1994, 55) al reconocer que compartir nuestro conocimiento privado,
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

la percepción es en sí misma un hecho transmitirlo a través de procedimientos


cognitivo, autor que tendrá una gran in- y técnicas; las cualidades únicas de cada
fluencia sobre el trabajo de Eisner, del lenguaje para expresar ciertas ideas hacen
que recoge principalmente el concepto de que, en algunos casos, sea más apropiado
que las artes al igual que las ciencias, pro- usar palabras y en otros imágenes visua-
pician un pensamiento sofisticado, de alto les. En este punto es cuando enlaza con la
nivel (high order cognitive intellectual), el función hegemónica de la escuela, la cual
fundamento del cual tiene cuatro facetas: promueve ciertas formas de conocimiento,
producción, historia, crítica y estética. Su como el lenguaje y la escritura, y margina
revista española de pedagogía

teoría universal del pensamiento visual otras, como las artes visuales. Como con-
(visual thinking), basada en la psicología trapartida, defiende la revaloración de la
de la Gestalt postula que la percepción y expresión a través de los distintos lengua-
el pensamiento actúan recíprocamente, y jes sin dejar de lado a ninguno.
la sustenta en las siguientes disciplinas:
la filosofía, con el fin de desarrollar la ló- A la educación general, entre otras
gica; las artes plásticas (Studio Art), para cuestiones, aporta su capacidad de revi-
refinar los procesos de pensamiento; y la sar continuamente los puntos de vista,
poesía, para desarrollar el lenguaje acorde una actitud anti dogmática y flexible, y
al pensamiento visual. Estas influencias la necesidad de estar en contacto directa
emergerán también más tarde, en el no y constantemente con la práctica en las
menos famoso modelo educativo de Eisner aulas, capacidades todas que podemos
potenciado por la Fundación Paul Getty. constatar tanto en los diagnósticos como
Más adelante colaborará con Gardner de en los procesos o en la valoración de los
cuya participación se podría destacar tres resultados.
496
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

Tal como explica Escudero Escorza, sidad de Columbia Británica, disfrutó de


(1978) dentro del libro La enseñanza. Su una sólida relación con el profesor Eisner,
teoría y práctica de Gimeno Sacristán y quien ejerció como mentor de su doctora-
Pérez Gómez, la importancia que da al do y, una vez terminado, juntos gestiona-
proceso creativo —el cual conoce por su ron la sociedad INSEA en unos momentos
profunda formación artística—, la trasla- de gran precariedad económica. Grauer
da a la necesidad de ampliar su especifi- (2014, 1-9) resalta lo siguiente de la tra-
cad, reivindicando por ello, la utilidad de yectoria profesional de su mentor: «Elliot
los objetivos expresivos. Sus aportaciones era un orador increíble, era un maestro.
las basa en las limitaciones existentes que Sus discursos tenían rigor intelectual,
cierran y contradicen el desarrollo de una emocional y cognitivo y hacían que corrie-
metodología creativa que no hace posible ra la voz sobre sus palabras y argumentos
obtener resultados imprevistos. por qué entusiasmaban al auditorio».

Cabe recordar que la obra de Eisner se


1.3.  Una personalidad excepcional divulgó extensamente en nuestro contex-
Avanzando en el análisis de sus prin- to en la década de los noventa gracias a la
cipios, se hace imprescindible dar algunos implicación de muchos profesores de edu-

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


detalles sobre la personalidad del profesor cación artística (¡y sin la complicidad de
Eisner; de lo contrario, se perderían ele- Internet!): en estos años se editaron sus
mentos que ayudan a interpretar su obra. obras primordiales en español; también el
Es relevante destacar su humanidad —ca- profesor Eisner nos visitó varias veces y
racterizada por una gran facilidad de co- contamos con su presencia en importan-
nectar con todo tipo de personas—, su ca- tes eventos; todo ello facilitó la divulga-
pacidad de trabajo, su sentido del humor y ción de sus concepciones con una cierta
su alta sensibilidad artística; estos rasgos oportunidad, puesto que eran momentos
son básicos para entender el porqué de de pleno debate curricular.

revista española de pedagogía


su importante proyección. Por ello, es in-
eludible dejar de filtrar experiencias que Las vinculaciones que establecimos
compartimos junto con el profesor Eisner, con el profesor de Stanford mediante IN-
tanto en sus visitas a España, como du- SEA (International Society Education
rante una estancia que hicimos en el año through Art), institución de la cual era
1995 en Stanford University. Esta estan- presidente, y también las relaciones per-
cia surgió por una invitación del profesor, sonales que se trenzaron con profesores
tras la gestión de la traducción al espa- de las universidades de Madrid, Granada,
ñol de su texto Educating artistic vision Sevilla, Girona, Santiago de Compostela o
(Educar la visión artística, Paidós 1995). Barcelona fueron muy fértiles, estrechas
Todo ello configura un largo período en el y llenas de empatía y complicidad. Visto
que nos hizo participar de su magisterio, en perspectiva, nos damos cuenta que el
familia, amigos y experiencias en general. profesor Eisner entendió nuestra realidad
Kit Grauer actualmente profesora emé- cultural: conectó con los educadores y con
rita en Educación Artística en la Univer- los artistas del país y también con nues-
497
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

tras costumbres y tradiciones; por ello, 2. La labor docente y el currícu-


cuando tuvo la oportunidad de disfrutar lum: DBAE, un modelo educativo de
de un año sabático, no lo dudó ni un mo- gran impacto
mento y decidió venir a pasarlo a Madrid. Uno de los momentos de más auge de la
vida profesional del profesor Eisner pode-
Repasando brevemente su currículum, mos situarlo en la década de los noventa,
destacamos que Eisner obtuvo su licencia- periodo en que los Estados Unidos implan-
tura en arte y educación en la Universidad tan el modelo curricular llamado Discipli-
Roosevelt, Chicago, en 1954; estudió una ne-Based Art Education (DBAE), uno de los
maestría en educación artística en el Ins- currículos que ha gozado de un mayor pres-
tituto de Diseño en el Instituto de Tecno- tigio. Puede considerarse que alrededor del
logía de Illinois en 1955 y una maestría y 1960 nacen las bases teóricas de este mode-
doctorado en educación en la Universidad lo educativo, a través de las ideas de Bru-
de Chicago en 1958. Comenzó su carrera ner sobre las relaciones entre currículum y
en 1956 como profesor de arte en la Carl la estructura de las disciplinas. Finalmente
Schurz High School, en Chicago y dos años durante los años 80 y 90 —tiempo de rá-
más tarde fue profesor de arte en la Uni- pidos e importantes cambios en el mundo
versidad de la Escuela Laboratorio de Chi- artístico— y tras muchos estudios, apareció
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

cago. Permaneció un año en la Universi- el modelo DBAE, concretamente en 1967.


dad Estatal de Ohio, y regresó en 1961 a la
Universidad de Chicago como profesor de
educación. De aquí pasó en 1965 a la Uni- 2.1.  Antecedentes del DBAE
versidad de Stanford, lugar en el que ejer- Como señala Wilson (1967), si el DBAE
ció como catedrático de arte y educación es un descendiente directo de la Reforma
durante casi cuarenta años con el título del Currículum de los años sesenta y del
de Lee Jacks Professor. Cuando se jubiló Programa de Artes y Humanidades de la
fue nombrado Professor Emeritus. Hay Oficina Estadounidense de Educación, po-
revista española de pedagogía

que destacar su doble formación de com- tenciado por el Seminario del Penn State
ponente artística y didáctica, junto con la University, que tuvo lugar en 1965.
capacidad y estrategia para vincular la
educación general y la educación artística. Así pues, los fundamentos del DBAE,
vienen a ser una fusión del ideario de Bru-
Se le reconoce unánimemente el mé- ner (1960) con el trabajo de Barkan (1966)
rito de usar hábilmente la pluridiscipli- —una importante figura de la educación
nariedad y proponer procesos y recursos artística en los años sesenta y setenta—
orientados a alcanzar una formación inte- junto con las raíces de la educación estéti-
gral muy deseable. Subrayamos también ca de Broudy promovida durante la déca-
su facilidad por conseguir reciprocidad da de 1950. Coincidiendo con el traslado
entre todos los puntos de vista disciplina- del profesor Eisner a California, surgió la
res y crear una importante transposición posibilidad de establecer colaboraciones
de conocimientos, que enriqueció a distin- conjuntas con las principales institucio-
tos campos de conocimiento. nes locales y nació el Proyecto Kettering
498
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

de la Universidad de Stanford en septiem- des y el desarrollo de la imaginación ne-


bre de 1968; éste fue subvencionado por la cesarios para una producción artística de
Charles Kettering Foundation, y se ocupó alta calidad; por ello, necesitan aprender a
de la dirección el profesor Eisner (1979), pensar como artistas. La estructura cons-
el cual implicó en este proyecto pionero de ta de varias disciplinas artísticas que se
enseñanza básica a sus propios estudian- han llegado a comparar como el Trívium
tes de su universidad. del arte, con la referencia a la clasificación
medieval de las denominadas artes libera-
les, o de los hombres libres, divididas en:
2.2. Difusión e implantación del Trívium y Quatrívium. Mientras que el
DBAE Trivio comprendía la gramática, la dialéc-
La Fundación Paul Getty Institute for tica y la retórica; y el Cuadrivio, abrazaba
Educators on The Visual Arts —organi- la aritmética, la geometría, la astronomía
zación filantrópica americana dedicada y la música, las disciplinas artísticas del
al arte— a partir de los años 80, según DBAE eran el Arte, Crítica, Estética e
Greer, se plantéo el análisis disciplinar y Historia del Arte. Cuatro son las dimen-
la manera de llegar a una visión unitaria siones que agrupaban las citadas discipli-
de la cultura artística, por eso «dirige sus nas propuestas por el DBAE: la producti-

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


esfuerzos en la promoción de un enfoque va, enfocada a la creación y dominio de los
cuya gran novedad reside en que su aná- materiales artísticos; la crítica, relaciona-
lisis no se realiza desde su perspectiva ar- da con la crítica del arte y la capacidad
tística sino educativa» (Greer, 1984). de emitir juicios valorativos, dentro del
campo filosófico y la estética (en ésta se
Durante siete años se investigó y desa- incluyen las cuestiones relacionadas con
rrolló el DBAE, financiando a seis institu- la justificación y reivindicación del valor y
tos regionales para que formaran a directi- la función del arte); y, por último, la vin-
vos escolares, maestros y profesores de arte culada a la historia del arte, encarga de

revista española de pedagogía


con sus propuestas metodológicas. La difu- contextualizar los demás conocimientos y
sión del DBAE tuvo un alcance mundial y de destacar la capacidad de comentar tan-
la bibliografía al respecto fue abundante, to la creación propia como la ajena.
ya que se implicaron muchos centros en su
divulgación, siendo sin duda la Fundación Entre las principales novedades cabe
Paul Getty uno de los principales. Esta di- mencionar el objetivo expresivo que des-
fusión no llegó a nuestro contexto hasta los cribía una situación en la que el niño pu-
años noventa, momento en que llegan las diera ser capaz de aplicar de forma perso-
primeras traducciones y los profesores de nal y expresiva las habilidades adquiridas
educación artística las dan a conocer. previamente. También como propuesta
avanzada, se introduce el «portafolio»
para su constante evaluación, actividad
2.3.  Filosofía del DBAE que llegaría a tener una gran difusión y
El planteamiento del DBAE es ayudar que otros autores como Gardner llama-
a los estudiantes a adquirir las capacida- rían, unos años más tarde, processfolio.
499
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

Distintos autores criticaron los plantea- antropología, el periodismo, la sociología,


mientos del DBAE propuesto por Eisner en la ecología, la informática, la comunica-
la década de los setenta y ochenta, cuestio- ción, etc., que no figuran en el currícu-
nando la falta de nuevos contenidos, la ma- lum. Más tarde Giroux (1988) y Vallance
nera de adquirir procesos para tratar los (1980), entre otros autores, incidirán en
nuevos asuntos sobre el arte y el modo en estas ideas y saldrán otras nociones para-
que estos habrían de ser estudiados, tam- lelas, como currículum ausente (Gimeno
bién se señala que faltan planteamientos y Pérez Gómez, 1983) o currículum san-
multiculturales (Chalmers, 1996). Como cionado (Goodson, 1990); en este aspecto,
reacción a las críticas, y por no perder un otra vez, Eisner actúa como premonitor.
dispositivo que había dado tan buenos fru-
tos, nace la iniciativa del Neo-DBAE o Neo
Disciplina Basada en la Educación Artísti- 3.  La gestión internacional
ca, una respuesta posmoderna a la DBAE El profesor Eisner siempre fue un
de la modernidad de la década de 1980. El miembro activo de la American Educatio-
Neo-DBAE incluye formas multicultura- nal Research Association y durante el año
les, no tradicionales de arte y los métodos 1992-93 actuó como presidente de esta
cualitativos de evaluación. Entiende que el institución, quizá la de mayor relevancia
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

arte puede ser enseñado por separado de en el mundo, también trabajó en otras
otras áreas o se puede integrar en ellas a asociaciones de las que ya hemos habla-
fin de mejorar el aprendizaje de los estu- do, pero debemos subrayar que a través
diantes e incluye perspectivas de género, de la International Society for Education
ecológicas e interculturales. through Art (INSEA) se preocupó por po-
tenciar la participación de los países la-
Aparte de investigar la estructura tinoamericanos y propuso un congreso en
del currículum y sus elementos constitu- África; en el momento indicado hizo un
tivos, Eisner define otro tipo de currícu- relevo ejemplar, al ceder la presidencia a
revista española de pedagogía

lum que llamará currículum nulo y que la profesora brasileña Ana Mae Barbosa,
está formado por aquello que la escuela lo cual mereció amplios elogios de toda la
no enseña y que puede ser tanto o más comunidad.
importante que aquello que enseña. Esta
no es una conclusión cualquiera sino con La obra y el trabajo de Eisner como
importantes consecuencias y que ha dado miembro del comité de la Fundación Jean
lugar a mucha bibliografía posterior. Eis- Paul Getty Center for Education in the
ner (1979), con la definición del currícu- Arts, su trabajo en la AERA y en la NAEA
lum nulo, se refiere esencialmente a dos (National Art Education Association) du-
aspectos: a) todos aquellos procesos inte- rante los años 1977-79, fueron de gran be-
lectuales que la escuela deja de lado, y, neficio para la educación general, ya que
b) materias, contenidos o asignaturas que aportó abundantes reflexiones orientadas
están ausentes en el currículum explícito. a distintas disciplinas de las ciencias de la
Reclama y critica la ausencia de materias educación y también a la educación artís-
transversales como el cine, la danza, la tica, la cual revalorizó y elevó de estatus.
500
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

Su vinculación a estas prestigiosas «Es imposible imaginar un intelec-


asociaciones, permitió al profesor Eisner tual más influyente en la educación
la posibilidad de establecer muchos con- artística que Elliot W. Eisner. Con su
tactos y viajar por todo el mundo difun- elocuencia cautivó audiencias en todo
diendo su labor. Si no hubiera sido por el mundo, a medida que hablaba en los
su carácter amable y cariñoso muchas de congresos locales, nacionales e inter-
estas misiones no hubieran tenido éxito; nacionales. Estimuló la imaginación
de aquí que haya forjado tantos amigos en educativa de generaciones de profesio-
todas partes y se le recuerde como un per- nales y académicos. Su liderazgo visio-
sonaje de gran carisma. nario a partir de las organizaciones de
educación como (NAEA) e internacio-
Elliot Eisner recibió muchos premios nales (INSEA) fue fundamental para
prestigiosos por su obra, entre ellos una mantener y ampliar las iniciativas
beca John Simon Guggenheim, la Fulbri- prácticas y políticas (...) ha sido el más
ght Senior Fellowship, el Premio Harold conocido y más respetado educador del
McGraw en Educación, el premio Brock arte de los últimos cincuenta años»
Internacional de la Educación y el Premio (Irwin, 2014).
Grawemeyer en Educación de la Universi-

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


dad de Louisville. En 1992 obtuvo el Pre-
mio Internacional de Educación José Vas- 4.  La intervención didáctica en los
concelos en reconocimiento a sus treinta museos
años de práctica profesional y académica Sin duda, sus propuestas de más valor
y, de manera particular, a su contribución dentro de la educación no formal son las
en la formulación de las políticas educa- relativas a los museos. Su modelo educa-
tivas para el desarrollo educativo de los tivo, el DBAE (Discipline-Based Art Edu-
jóvenes. Miembro de la Sociedad Real de cation) estaba pensado para ser aplicado
Arte en el Reino Unido, la Sociedad Real en distintos contextos, pero sobre todo en

revista española de pedagogía


de Noruega de las Artes y las Ciencias, y los museos. Paralelamente creó materia-
en los Estados Unidos, la Academia Na- les didácticos que fueron editados en di-
cional de Educación, cuenta también con ferentes formatos: principalmente vídeos
seis doctorados honorarios de universida- y libros, pero también editó láminas que
des de todo el mundo. tuvieron una gran incidencia para fomen-
tar la proximidad de la imagen visual. La
Como resumen, es importante citar Fundación Paul Getty y su museo de arte
una parte del obituario que le acaba de fueron, para Eisner, un auténtico labora-
dedicar Rita Irwin (2014) hasta hace po- torio de experimentación; desde allí se de-
cos meses presidenta mundial de INSEA dicó a la formación de expertos, creó becas
y una destacada educadora de la univer- y editó todo tipo de materiales.
sidad de British Columbia Vancouver, ya
que resume y refleja perfectamente una Con relación a la educación de mu-
impresión muy común sobre el legado de seos, hay que destacar un libro de 1986
Eisner entre los que conocemos su trabajo: que puede considerarse pionero en el
501
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

tema, que fue escrito junto con Dobbs: timo momento y conectó con profesores de
The uncertain profession: observations on muy distintas procedencias y formaciones.
the state of museum education in twenty
American art museums. Eisner avisa de Explicar la mente y los distintos proce-
la necesidad de una doble formación es- sos de la acción ha sido una constante en
pecializada, tanto para los educadores la que el profesor Eisner ha ido profundi-
como para los técnicos; ambos necesitan zando a lo largo de todos sus textos. Pode-
formarse y complementarse de tal mane- mos seguir sus aportaciones mediante sus
ra que, los educadores de museo tienen publicaciones como único autor —como El
también que conocer las bases teóricas de ojo ilustrado (1991) y El Arte y la creación
la educación y los educadores las particu- de la mente (2002)—, pero también en los
laridades y funciones de los museos. numerosos readings editados entre varios
colegas y también en las actas de los con-
En el plano práctico, tuvimos la opor- gresos de todas las sociedades nacionales
tunidad de asistir con él a una visita en el e internacionales a las que pertenecía.
recién inaugurado Museo de Arte contem-
poráneo de San Francisco y ver como in- Su línea de estudio sobre investigación
teractuaba tanto con los educadores como cualitativa le ha valido la definición de
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

con los artistas y demás personas del mu- «cognitivo pluralista» y, entre sus prin-
seo. Aprendimos de la visita lo que Eisner cipales argumentos, Eisner defiende que
(1997) más tarde explicó en su bibliogra- el conocimiento es un fenómeno que se
fía, cuando propone una estructura para ocupa de saber en lugar de sentir. Para
la investigación basada en las artes que Elliot Eisner, el conocimiento no puede
consiste en la promoción de la empatía: ser sólo una construcción verbal y limita-
participar y ser capaz de sentir las emo- da por las estructuras de la lengua, idea
ciones de los estudiantes, las motivacio- que retomará y ampliará posteriormente
nes de los caracteres o los pensamientos Lloyd-Zannini (1998).
revista española de pedagogía

de los profesores.
Eisner siempre reflexionó sobre los
valores de las artes y de aquí nacieron
5.  La labor investigadora muchas intuiciones reveladoras como la
Uno de los ámbitos donde todo el tra- de plantear una investigación genuina ba-
bajo de Eisner se cohesiona es en la in- sada en la propia naturaleza de las artes;
vestigación, una labor que intensificó en las imágenes y el sonido. Tema de gran ac-
su etapa de madurez y la cual muchos tualidad en el momento presente y que él
recordamos con gratitud porque su traba- ya apuntó unas cuantas décadas antes de
jo llenó un gran vacío existente. Con ella Internet. Su convencimiento sobre el va-
sintetiza toda su actividad y cohesiona su lor de las imágenes y la posibilidad de con-
pensamiento; todo respira coherencia y vertirlas en un dispositivo investigador de
tiene su razón de ser. Sin dejar nunca de utilidad va más allá de los métodos exis-
visitar escuelas y museos de todo el mun- tentes en los ámbitos cualitativos y cuan-
do, el profesor Eisner investigó hasta el úl- titativos hasta hoy. La revelación de crear
502
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

dispositivos basados en otros lenguajes campo de la investigación y que hay que


—como el de la imagen y el sonido— han buscar otras maneras de mirar y represen-
abierto nuevas puertas a la investigación tar las experiencias personales, para que
actual. Estas aportaciones se han trans- al mismo tiempo emerjan valores ocultos.
formado en lo que actualmente se llaman De inicio Eisner (1997), nos propone un
las metodologías visuales, de amplia di- marco concreto de actuación y Barone ad-
fusión pluridisciplinar. De hecho, sus junta ejemplos concretos de actuaciones
orígenes los podemos buscar en los años en las aulas fundamentados en estas ba-
noventa, cuando Eisner se preocupó de la ses. Este marco estructural se compone
evaluación basada en la crítica artística; de siete elementos: 1) la creación de una
este momento constituye la génesis de la realidad virtual, 2) la presencia de ambi-
perspectiva denominada Investigación güedad, 3) el empleo de lengua expresiva,
Basada en las Artes (IBA) o, con el nom- 4) el empleo del contexto y la lengua ver-
bre inglés, Arts-Based Research (ABER): nácula, 5) la promoción de empatía, 6) la
En esta etapa, tanto Eisner (1998) como firma personal del investigador/escritor,
Barone (2001), ponen de manifiesto que la y, 7) la presencia de la forma estética.
ciencia ha dado lugar a un tipo de inves-
tigación, pero que ésta no es la única for- En cierta forma, lo que pretende la

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


ma de investigación posible. Esta postura IBA es sobre todo sugerir preguntas, y no
es el eje de su estudio, en el que hablan tanto ofrecer respuestas, así como buscar
del enorme potencial de otras formas de recursos creativos para resolverlas pen-
representación no literaria, como la artís- sando que se puede ir más allá de las solu-
tica. Se basan en la hipótesis de que en la ciones tradicionales y establecidas hasta
singularidad de la naturaleza de las artes hoy.
no faltan valores propios y únicos, y que
estos pueden generar también una inves- De acuerdo con Eisner, la fecha ade-
tigación específica. Estas aportaciones tie- cuada para ubicar el origen de la Investi-

revista española de pedagogía


nen su reminiscencia en los presupuestos gación Basada en las Artes es 1993 cuan-
de Langer (1957), cuando se afirma que do desde la AERA se convocó un curso
ninguna disciplina aborda con mayor cali- sobre el tema en la Universidad de Stan-
dad que el arte los fenómenos simbólicos, ford. Será más tarde, en 2004, durante
morales, emotivos y sensitivos. la Interdisciplinary Qualitative Studies
Conference en Georgia, cuando se inician
Otra aproximación en esta línea la en- conversaciones sobre el ABER, que conti-
contramos también de la mano de Barone núan hasta el momento presente.
y Eisner (2006), cuando configuran a la
IBA y el ABER como una orientación cua- En los Estados Unidos a lo largo de la
litativa que utiliza procedimientos artísti- década de los noventa y a principios de los
cos (literarios, visuales y performativos) y años 2000, se produce un cambio de pa-
que permite acceder a lo que las personas radigma que provoca una caída de la po-
hacen y no sólo a lo que dicen. Los dos con- pularidad del modelo DBAE. En el campo
sideran que las artes llevan ‘el hacer’ al de la educación artística y en los estudios
503
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

sociales en general, cobra fuerza una ten- Tal como hemos indicado la separación
dencia procedente de los estudios cultura- en cuatro ámbitos en los que ubicamos las
les que se implanta enérgicamente en el influencias y el perfil del profesor Eisner, es
campo artístico bajo el nombre de cultura solo un modo de estructurar el contenido de
visual. Este modelo centra su función en este artículo, puesto que los cuatro son in-
ayudar a los estudiantes a convertirse en separables y se retroalimentan entre ellos.
astutos lectores de imágenes visuales y
sensitivas. La interpretación del signifi- A pesar de que hemos glosado la me-
cado, desde esta perspectiva, es en gran moria de nuestro profesor protagonista, no
medida materia de análisis social y polí- queremos tampoco ocultar que su obra ha
tico. Eisner reconoce valores a la cultura sido objeto de críticas, un hecho común en
visual pero alerta de que representa una todas las investigaciones de gran enverga-
pérdida muy considerable de contenido de dura. Algunas críticas Eisner las aceptó
la educación artística porqué renuncia a y aprobó sin dudar, e hizo las enmiendas
la producción artística y a la estética. pertinentes, lo cual no deja de ser un tanto
a su favor. En otras, discrepó y las rebatió
Esta línea de investigación tiene im- con sus propios argumentos. No faltan sin
portantes raíces en nuestras universi- embargo, y de hecho ya lo hemos avanza-
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

dades españolas donde algunas como la do, las que provienen de autores con un co-
Universidad de Granada, tienen ya varias nocimiento sesgado sobre su pensamiento.
publicaciones al respecto principalmen- Entre las críticas destacarían principal-
te a cargo de los profesores Marín (2005 mente algunas valoraciones negativas al
y 2011) y Roldán (2010 y 2011), amigos modelo del DBAE que dio pie a una plura-
también del profesor de Stanford y claros lidad de lecturas procedentes tanto de sus
continuadores también de su legado. reflexiones teóricas como de las abundan-
tes y variadas ediciones de sus materiales
Los libros y artículos de Eisner han curriculares. Buena parte de las opiniones
revista española de pedagogía

sido un referente básico para construir un negativas se centran en la situación de


gran nombre de tesis y proyectos docentes intercambio cultural que se da en nues-
(Agra,1977, Calbó 2001, Vallés, 2005), es- tras sociedades: el paso de los criterios de
tudios donde se presenta una buena sínte- la modernidad a la postmodernidad que
sis de su obra y que son en cierta manera afectan principalmente el primer DBAE
un testimonio de todo su pensamiento. (Efland, Freedman & Stuhr, 1996). Hubo
propuestas de adecuar el DBAE a la situa-
ción postmoderna, como el Neo DBAE, que
Discusión nos muestra la voluntad revisionista del
Llegados a este punto, se abrirían un autor, la idea de rechazar el esteticismo y
sinfín de interrogantes que valdría la modelar de manera continua el propio tra-
pena recopilar, retomando la idea de Eis- bajo. Fue McFee (1988) quien, con estas
ner cuando nos decía que por la profundi- intenciones, introdujo su visión antropoló-
dad de las preguntas se podía deducir la gica de la cultura, basada en la diversidad
calidad del pensamiento. y el pluralismo. La postura de Fehr (1997),
504
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

uno de los críticos principales en este sen- En cuanto a la investigación cualita-


tido, es que aunque el modelo DBAE está tiva, es justo reconocer que Eisner signi-
planteado en tiempos posmodernos, no ficará siempre un puntal y un andamio
respeta del todo las características del indiscutible. Ha aportado ingenio, anti-
pensamiento posmoderno, ya que en tres cipación, concreción, y también un cierto
de las cuatro disciplinas (Historia, Críti- atrevimiento necesario.
ca y Estética) siguen dominando los dis-
cursos modernos; por otro lado, Hamblen Queremos resaltar que la mejor mane-
(1987, 69) manifiesta que cuando el arte se ra de demostrarle gratitud y lealtad —y
presenta como una asignatura estructura- somos muchos los que compartimos estos
da gana legitimidad educativa, pero queda sentimientos— es seguir con la misma
abierta al peso del reduccionismo. actitud abierta, autocrítica y transforma-
ble que Elliot Eisner (2002, 54) desarro-
Se critica también al profesor Eisner lló hasta el último momento. Invitamos
una falta de multiculturalidad, aunque a disfrutar ampliamente de su legado, y
haya evidencias de que su conocimiento por ello elegimos entre sus frases la de:
del arte no occidental es amplio y mani- aprender a vivir el mundo con un marco
fiesto, y que su gestión de la presidencia de referencia visual, con una plena pers-

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


de distintas sociedades internacionales pectiva estética. Como colofón subraya-
se caracterizó por una visión universal remos que la contribución de Elliot W.
que potenciaría la presencia de los paí- Eisner ha sido defender en todo momento
ses menos favorecidos. En este sentido, la importancia del arte en la vida y en la
pensamos que estos ataques carecen de educación (y la investigación), y también
profundidad, así como los intentos de en- ha aportado algunas ideas importantes
cuadrarlo en un único paradigma fijo y en el proceso de transformación y re-crea-
estático (Juanola y Calbó, 2008). A Eis- ción de la educación para que sea más in-
ner precisamente procede valorarlo como tegral.

revista española de pedagogía


inclasificable, lo cual no quiere decir que
peque de ecléctico o ácrata; él mismo se Dirección para la correspondencia: Ro-
declara como un revisionista y un creativo ser Juanola Terradellas. Departamento de
de pensamiento y acción. Didácticas Específicas. Universidad de Gi-
rona. Plaça Sant Doménech, nº 10, 17071,
Como conclusión queremos subrayar Girona. Email: roser.juanola@udg.edu.
que Eisner presenta un panorama de la
educación esperanzador pero complejo, Fecha de recepción de la versión definiti-
como no puede ser de otra manera. Conoce va de este artículo: 6. VI. 2014.
perfectamente lo difícil que es ser un buen
docente y nos alerta de que, para llegar a
serlo, hace falta actuar como un cuidador, Bibliografía
un guía, un inspirador y un conspirador AGRA, M. J. (1977) Planes de acción: una alterna-
psíquico, actitudes todas ellas que repre- tiva para la Educación Artística, Tesis Docto-
sentaba a la perfección. ral (UCM).

505
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

ARAÑO, J. C. (1994) Arte, educación y creativi- CHALMERS, F. G. (1996) Celebrating pluralism:


dad. Pixel-Bit, Revista de medios y educación, art, education, and cultural diversity (Santa
2, http://www.sav.us.es/pixelbit/pixelbit/arti- Monica, Getty Center for Education in the
culos/n2/n2art/art25.htm (Consultado el 18. Arts).
V. 2014)
DEWEY, J. (1923) The schools as a means of
ARNHEIM, R (1994) The way of the crafts, Design developing a social consciousness and social
Issues, 10, pp. 29-35. ideals in children, Journal of Social Forces,
p. 513.
BARONE, T., y EISNER, E. W. (1997) Arts-based
educational research, en R. M. JAEGER (Ed.) EFLAND, A., FREEDMAN, K y STUHR, P. (1996)
Complementary Methods for Research in Edu- Postmodern Art Education (Virginia, National
cation (Washington, AERA). Art Education).

BARKAN, M. (1966) Curriculum Problems in Art EFLAND, A. (1987) Curriculum Antecedents of


Education, en A Seminar in Art Education Discipline-Based Art Education, Journal of
for Research and Curriculum Development Aesthetics Art Education, 21:2, pp. 57-87.
(Edward L. Mattil, U.S. Office of Education
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

Cooperative Research Project No. V-002. Uni- EISNER, E. W. (1979) The educational imagina-
versity Park, Pennsylvania State University). tion: on the design and evaluation of school
programs (New York, Macmillan).
BARONE, T. y EISNER, E.W. (2006) Arts-Based
Educational Research, en J. L. GREEN, G. EISNER, E. W., Dobbs, S. M. (1986) The uncer-
CAMILLI y P. B. ELMORE (Eds.) Handbook tain profession: observations on the state of
of Complementary Methods in Education Re- museum education in twenty American art
search (Washington DC, American Educatio- museums (Los Angeles, Getty Center for Edu-
nal Research Association), 30:7 pp. 95-110. cation in the Arts).
revista española de pedagogía

BARONE, T. (2001) Science, art, and the predis- EISNER, E. W. (1987) Procesos cognitivos y currí-
position of educational researchers, Educatio- culum (Barcelona, Martínez Roca).
nal Researcher, 30:7, pp. 24-29.
EISNER, E. W. (1991) El ojo ilustrado. Indaga-
BROUDY, H. S. (1972) The real world of public ción educativa y mejora de la práctica educati-
schools (Nueva York, Harcourt Brace Jovano- va (Barcelona, Paidós).
vich).
EISNER, E. W. (1992) La incomprendida función
BRUNER, J. (1960) The process of Education de las artes en el desarrollo humano, revista
(Cambridge, Harvard University Press). española de pedagogía, 50:191, pp. 15-34.

CASSIRER E. (1986) Filosofía de las Formas Sim- EISNER, E. W. (1994) Cognición y Currículum.
bólicas (México, Fondo de Cultura Económica, Una visión nueva (Buenos Aires, Amorrortu
S.A). Editores).

506
Las aportaciones de E. W. Eisner a la educación

EISNER, E. W. (1995) Educar la visión artística, GRAUER, K. (2014) E. Eisner: A Canadian Pers-
Coord. R. JUANOLA (Barcelona, Paidós Ibé- pective and Personal Tribute, International
rica, S.A.). Versión original (1972) Educating Journal of Education & the Arts, 15:1.6. Ver
artistic vision (New, York, Macmillan) http://www.ijea.org/ (Consultado el 1. V. 2014).

EISNER, E. W. (2002) La escuela que todos necesi- GREER, W. D. (1984) Discipline-based art edu-
tamos (Barcelona, Paidós). cation: approaching art as a subject of study,
Studies in Art Education, 25:4, pp. 212-218.
EISNER, E. W. (2002) El arte y la creación de la
mente (Barcelona, Paidós). HAMBLEN, K. A. (1987) An examination of disci-
pline-based art education, Studies Art Educa-
ESCUDERO ESCORZA, T. (1978) Formulación de tion, 28:2, pp. 69-78.
objetivos para la programación Didáctica (ICE
de CCEE, Universidad de Zaragoza). HATCH, T. y GARDNER, H. (1993) Finding cognition
in the classroom: an expanded view of human in-
FEHR, D. E. (1997) Clutching the lectern, or shou- telligence, en G. SALOMOIN (ed.) Distributed
ting from the back of hall: A comparison of Cognitions. Psychological and Educational Con-
modern and postmodern arts education, Arts siderations (Cambridge, Cambridge University).

año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508


Education Policy Review, 4, pp. 98.
IBÁÑEZ-MARTÍN, J. A. (2014) Elliot Eisner, mi
GARDNER, H. (1987) Estructuras de la mente. La amigo, revista española de pedagogía,
teoría de las múltiples inteligencias (México, 72:258, pp. 351-354.
F.C.E.).
IRWIN, R. (2004) Homenaje a E. W. Eisner. Ver
GIMENO SACRISTAN, J. y PEREZ, A. (1983) boletinclea.bligoo.cl/homenaje-a-elliot-w-eis-
La enseñanza. Su teoría y práctica (Madrid, ner (Consultado el 12. V. 2014).
Akal).

revista española de pedagogía


JUANOLA, R. y CALBÓ, M. (2008) Hacia mode-
GIROUX, H. (1988) Teachers as Intellectuals: los globales en educación, en R. CALAF y O.
Toward a Critical Pedagogy of Learning FONTAL (Coords), Comunicación educativa
(Greenwood Publishing Group). del patrimonio: referentes, modelos y ejemplos
(Oviedo, TREA).
GOODMAN, N (1960) Positionality and Pictures,
Philosophical Review, 269, pp. 523-525. KINCHELOE, J. (1991) Teachers as Researchers:
Qualitative Inquiry as a Path to Empower-
GOODMAN, N (1955) Axiomatic Measurement ment (New York, Falmer).
of Simplicity, Journal of Philosophy, 252, pp.
709-722. LANGER, S. (1957) Problems of Art (New York,
Charles Scribner’s Sons).
GOODSON, I. F. (1990) Curriculum history:
knowledge and professionalization, Curricu- MARÍN VIADEL, R. y ROLDÁN RAMÍREZ, J.
lum and Teaching, 5:1 y 2, pp. 3-13. (2010) Metodologías de Investigación Educa-

507
Roser JUANOLA TERRADELLAS y Mariona MASGRAU JUANOLA

tiva basadas en las Artes Visuales (Málaga, tar nuevos enfoques, a la vez que su gran
Aljibe) habilidad por anticipar necesidades que
acaban siendo innovaciones educativas.
McFEE, J. K. (1988) Art and Society, en Issues in
Discipline-Based Art Education: Strengthening Descriptores: Currículum artístico, ob-
the Stance, Extending the Horizons, 1 (Los An- jetivos expresivos, formas simbólicas, me-
geles, Getty Center for Education in the Arts). todologías visuales, Art-Based Research,
Discipline-Based Art Education, pensa-
VALLANCE, E. (1980) The Hidden Curriculum miento visual.
and Qualitative Inquiry as States of Mind,
Journal of Education, 162 Winter, pp. 138-151.
Summary:
WILSON, B. (1967) Little Julian’s Impure Elliot W. Eisner’s contributions in
Drawings: Why Children Make Art, Studies in
education: a paradigmatic teacher
Art Education, 17:2, pp. 45-61, W 76.
as teaching, research and cultural
policy generator
Resumen: The article analyzes the contributions
año LXXII, nº 259, septiembre-diciembre 2014, 493-508

Las aportaciones de E. W. Eisner a of Professor E. W. Eisner in the light of


la educación: un profesor paradig- changes in the XXI century. Despite the
large international impact of the propo-
mático como docente, investigador sed teacher Eisner, a lack of studies on
y generador de políticas culturales. their total work is evident. This article
El artículo pretende analizar las apor- aims to give an overview, and ontological
taciones del profesor E. W. Eisner a la luz unit in order to unify the areas in which
de los cambios del siglo XX al XXI. A pesar had its main impact and draw conclusions
del gran impacto internacional de las pro- about his legacy. We design the profile of
revista española de pedagogía

puestas del profesor Eisner, se evidencia Professor Eisner, both personally and
una falta de estudios unitarios sobre su la- professionally, creating a paradigm for an
bor. Se pretende dar una visión de conjun- accomplished university professor, justif-
to, ontológica y unitaria con la finalidad ying it on the slopes of: teaching, research
de cohesionar los ámbitos en los que tuvo and cultural policy generator. As a con-
su principal incidencia y sacar conclusio- clusion, evaluating also the criticism of
nes sobre su legado. Abordamos el perfil their work, we value his ability to review
del profesor Eisner, tanto en lo personal and accept new approaches, as well as his
como profesional, para crear un paradig- great ability to anticipate needs that end
ma de profesor universitario necesario y up being educational innovations.
completo, justificándolo en las vertientes
de: docente, investigadora y generador Key Words: Expressive objectives, sym-
de políticas culturales. Como conclusión bolic forms, visual methodologies, Art-Ba-
y evaluación a las críticas de su trabajo, sed Research, Discipline-Based Art Edu-
valoramos su capacidad de revisar y acep- cation, visual thinking.
508