You are on page 1of 13

TEMA 4

LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DEL ALUMNADO.

PRINCIPIOS Y ESTRATEGIAS.

MEDIDAS ORGANIZATIVAS, CURRICULARES Y DIDACTICAS.

ALUMNADO CON NECESIDAD ESPECÍFICA DE APOYO EDUCATIVO.

MEDIDAS EDUCATIVAS ESPECÍFICAS.

INDICE

1. Introducción

2. La atención a la diversidad del alumnado

3. Principios y estrategias

4. Medidas organizativas, curriculares y didácticas

5. Alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo

6. Medidas educativas específicas

7. Conclusión

8. Bibliografía

9. Referencias legislativas

13
1. INTRODUCCIÓN

Hoy en día, debemos ser conscientes de la diversidad existente en nuestras


aulas. Por ello la ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo de educación (LOE),
establece la atención a la diversidad como principio fundamental que debe regir
la enseñanza básica para prevenir y responder a las necesidades educativas
de los alumnos.

Se debe llevar a cabo a través de un currículo general, abierto y flexible que


respete los principios básicos de individualización, normalización e integración.

La LOE, ley que rige nuestro actual sistema educativo, parte de la idea de que
todo el alumnado precisa de distintas ayudas pedagógicas temporales o
permanentes a lo largo de su escolarización.

Nosotros como maestros de educación primaria, vamos a poner en práctica


una serie de estrategias y medidas educativas para dar respuesta a esas
necesidades y favorecer al alumno, la consecución de las competencias
básicas necesarias para desenvolverse en la sociedad.

13
2. LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DEL ALUMNADO

El Decreto 98/2005 de 18 de agosto, de ordenación de la atención a la


diversidad en las enseñanzas escolares y la educación preescolar en
Cantabria, define la atención a la diversidad como “el conjunto de acciones
educativas que en un sentido amplio intentan prevenir y dar respuesta a las
necesidades, temporales o permanentes, de todo el alumnado del centro y,
entre ellos, a los que requieren una actuación específica derivada de factores
personales o sociales relacionados con situaciones de desventaja sociocultural,
de altas capacidades, de compensación lingüística, comunicación y del
lenguaje o de discapacidad física, psíquica, sensorial o con trastornos graves
de la personalidad, de la conducta o del desarrollo, de graves trastornos de la
comunicación y del lenguaje de desajuste curricular significativo”.

La ley de Cantabria 6/2008, de 26 de diciembre de educación de Cantabria,


habla de la atención a la diversidad como uno de los principales ejes de
actuación. Uno de los principios pedagógicos según el artículo 32, es la
atención a la diversidad del alumnado en educación primaria, la atención
individualizada, la prevención de dificultades de aprendizaje y la puesta en
práctica de mecanismos de refuerzo tan pronto como se detecten dichas
dificultades.

La LOE reconoce que el sistema educativo español ha realizado grandes


avances en lo referente a la atención a la diversidad, garantizando la igualdad
de oportunidades, la inclusión educativa y la no discriminación como elemento
compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas,
sociales y especialmente las derivadas de discapacidades.

La adecuada respuesta educativa se concibe a partir del principio de inclusión


para garantizar el desarrollo de todos los alumnos, favorecer la equidad y una
mayor cohesión social.

13
3. PRINCIPIOS Y ESTRATEGIAS

3.1. Principios Generales

La actuación educativa derivada del concepto de atención a la diversidad, debe


cumplir una serie de principios generales como son:

 Favorecer la integración escolar y la inclusión social

 Estar inserta en la organización del centro

 Estar inmersa en el currículo

 Basarse en la reflexión conjunta y en la colaboración entre el


profesorado

 Favorecer la cooperación entre profesorado y familias

 Potenciar la apertura del centro al entorno y el uso de las redes de


recursos sociales de la comunidad

3.2. Estrategias

La respuesta educativa para atender a la diversidad se desarrolla de manera


concreta en el centro y en el aula. Deberá resolverse como propone Rué “en
función de cada contexto y en un triple ámbito: el curricular, el metodológico y
el organizativo”.

Una buena estrategia a utilizar ha de ser:

 Global: incluyendo la adecuación de aspectos tanto organizativos como


curriculares.

 Contextualizada: adaptadas a un centro concreto según sus


necesidades, posibilidades y realidad.

 Integrada e integradora: integradas en las programaciones de los


centros y por tanto asumidas por toda la comunidad educativa y
compartida por los equipos docentes.

13
 Personalizada: teniendo en cuenta las características individuales de
cada alumno.

 Participativa: ya que incluye a todos los miembros de la comunidad


educativa: equipos directivos y docentes, familias, otros profesionales e
instituciones...

 Especializada: ya que requiere de profesionales cualificados que


integrados en el sistema educativo colaboren con los profesores
desarrollando programas de intervención en distintos ámbitos.

 Sistemática y gradual: los centros educativos elaboran el Plan de


Atención a la Diversidad (PAD), que veremos a continuación.

4. MEDIDAS ORGANIZATIVAS, CURRICULARES Y DIDACTICAS

La atención a la diversidad debe estar insertada en la organización del centro y


en el currículo.

En cada centro se articula a través del PAD que es el documento que refleja
explícitamente el conjunto de medidas y actuaciones que el centro diseña,
selecciona y pone en práctica para proporcionar al alumnado una respuesta
educativa más ajustada y para prevenir las dificultades de aprendizaje que
puedan surgir. (Respecto a la comunidad autónoma de Cantabria es básico
destacar el plan de atención a la diversidad, definido en el decreto 98/2005 de
18 de agosto).

Este documento no es estático, siendo necesaria su revisión y, en su caso, la


reconsideración periódica de las decisiones reflejadas en él.

Lo realiza la CESPAD (comisión de elaboración y seguimiento del PAD). Esta


comisión está formada por el director/a del centro, jefe de estudios,
coordinadores de ciclo, especialistas de AL y PT y coordinador de
interculturalidad.

Los elementos del PAD son:

 Análisis de la situación de partida (contexto, tipo de alumnado, oferta


educativa del centro y la zona, recursos, medios, medidas…)

13
 Determinación de los objetivos
 Medidas
 Valoración de los recursos personales y materiales disponibles
 Seguimiento del PAD
 Evaluación final y revisión

Es importante tener en cuenta la resolución de 22 de febrero de 2006 por la


que se proponen diferentes medidas de AD con el fin de facilitar a los centros
educativos de Cantabria la elaboración y desarrollo de los PAD.

La atención a la diversidad en el centro y en el aula incluye 3 tipos de medidas:


medidas ordinarias, específicas y extraordinarias. En este punto vamos a
centrarnos en el tipo de medidas ordinarias, ya que van destinadas a todos y
cada uno de los alumnos del centro:

 Medidas ordinarias: son las actuaciones y programas dirigidos a


prevenir, compensar y facilitar las dificultades leves mediante la
adecuación del currículo ordinario, sin alterar los elementos esenciales,
con el fin de que todo el alumnado alcance los objetivos generales del
curso, etapa o nivel. Estas medidas ordinarias pueden ser:

 Generales: son las actuaciones o programas dirigidos a prevenir,


compensar y facilitar las dificultades mediante propuestas
organizativas de adecuación de algunos elementos curriculares,
sin modificar su naturaleza, que se llevan a cabo desde niveles
iniciales de planificación y propuestas de coordinación. Nos
encontramos las siguientes medidas:

a. Organizativas: por ejemplo:

 Facilitar la coordinación entre los profesionales, desde


el centro

 Organizar de forma flexible el uso de espacios, la


distribución de los tiempos y los recursos humanos y
materiales para facilitar el desarrollo de las medidas del
PAD.

13
 Organizar los grupos de alumnos teniendo en cuenta
sus necesidades y características, facilitando la
atención educativa y su inclusión social y escolar.

 Posibilitar la docencia compartida

b. Curriculares: Por ejemplo:

 adecuar objetivos (priorizando objetivos y


seleccionando contenidos mínimos, variar la
temporalización, incluyendo objetivos relevantes para el
alumnado y el entorno, insistiendo en el desarrollo de
las capacidades relacionadas con el desarrollo
personal y social)

 vincular los objetivos de cada área, materia o modulo


con las capacidades del nivel y de etapa

 organizar los contenidos de forma integradora

 diversificar los procedimientos de evaluación mediante


la adecuación de tiempos, criterios y procedimientos;
variando los tiempos, formas y procedimiento de
recogida de información; unificando criterios y
procedimientos en la recogida de información y
registrando la evolución del alumnado.

c. De coordinación: por ejemplo:

 Incluir actuaciones en el Plan de atención tutorial que


incidan en: el seguimiento individual y grupal del
alumnado, en la coordinación e intercambio de
información entre el profesorado y entre éste y las
familias y en la colaboración periódica con las familias.

 Incorporar actuaciones relacionadas con la orientación


académica y profesional que incidan en los procesos
de coordinación e intercambios de información entre el

13
profesorado y las familias (cambio de nivel/etapa,
incorporación al mundo laboral…)

 Singulares: son las actuaciones y programas dirigidos a prevenir,


compensar y facilitar las dificultades mediante modificaciones
organizativas o curriculares, sin alterar ninguno de los elementos
esenciales. Por ejemplo:

a. actividades de recuperación: organizar actividades con el


fin de facilitar la recuperación de áreas, materias o
módulos no superados en cursos anteriores.

b. Refuerzo en determinadas áreas, materias o módulos:


estará a cargo de nosotros como tutores o de los
maestros especialistas en dichas áreas o materias. Está
destinada a alumnos que pueden seguir el currículo
ordinario de su curso pero necesitan una atención más
individualizada en aspectos curriculares, estrategias de
aprendizaje y pautas de trabajo. El refuerzo puede ser
dentro o fuera del aula y dirigirse a uno o varios alumnos.

c. Profundizar en determinadas áreas o materias:


responsabilidad de los tutores y maestros especialistas.
Destinado al alumnado que consigue con facilidad los
objetivos del curso. La evaluación seguirá los criterios
generales.

d. Apoyo destinado al alumnado con dificultades en


competencias básicas para avanzar curricularmente.

e. Adaptaciones no significativas del currículo como en la


temporalización y otros aspectos organizativos.

f. Programas de diversificación curricular: destinada a


grupos de alumnos. Supone una modificación no esencial
de objetivos, contenidos o criterios de evaluación.

13
g. Medidas de ampliación y enriquecimiento para alumnos
de altas capacidades mediante actividades encaminadas
al desarrollo del trabajo autónomo, de la madurez y
autonomía personal.

h. Programas individuales destinados a favorecer el


desarrollo integral del alumno (habilidades sociales,
estimulación, enriquecimiento cognitivo…).

i. Agrupamientos flexibles en función del nivel de


competencia curricular.

j. Permanencia de una año más en el ciclo de Primaria o


secundaria.

5. ALUMNADO CON NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO


EDUCATIVO

Según la LOE, entendemos por alumnado con necesidades específicas a poyo


educativo a aquellos que requieren actuaciones específicas, temporales o
permanentes derivadas de factores personales y/o sociales relacionados con
las siguientes causas:

 Situación de desventaja socioeconómica, sociocultural y/o de salud


 Desconocimiento de la lengua y cultura española y/o grave desfase
curricular
 Sobredotación intelectual
 Necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad física,
psíquica, sensorial, trastorno de la conducta, personalidad o desarrollo,
o a graves retrasos o trastornos de la comunicación y el lenguaje.

Por lo tanto, alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo son:

 Alumnos con necesidades educativas especiales


 Alumnos con altas capacidades intelectuales
 Alumnos de integración tardía en el sistema educativo español

13
Decidir las medidas más adecuadas para ajustar la respuesta educativa a las
necesidades de estos alumnos, implica identificar y valorar de forma precisa
sus necesidades, para ello, contamos con la evaluación psicopedagógica.

Según la orden de 14 de febrero de 1996, por la que se regula el procedimiento


para la realización de la evaluación psicopedagógica, el dictamen de
escolarización y se establecen los criterios para ella, la evaluación
psicopedagógica es el proceso de recogida, análisis y valoración de la
información relevante sobre los diferentes elementos que intervienen en el
proceso de E-A para identificar las necesidades educativas de los alumnos que
presentan o pueden presentar desajustes en su desarrollo personal y/o
académico, para fundamentar y concretar las decisiones respecto a la
propuesta curricular y el tipo de ayudas que pueden precisar para progresar en
el desarrollo de las diferentes capacidades. Las conclusiones de dicha
evaluación quedaran recogidas en un informe psicopedagógico.

6. MEDIDAS EDUCATIVAS ESPECÍFICAS

Las medidas específicas son las actuaciones o programas dirigidos a dar


respuesta a las necesidades específicas de los alumnos mediante la
compensación o adecuación del currículo ordinario, que conlleva cambios
organizativos, modificaciones en algunos elementos curriculares esenciales o
modificaciones de los elementos de acceso al currículo. Por ejemplo:

 Programas específicos destinados a alumnos que presentan dificultades


graves de aprendizaje y/o necesidades de compensación, que suponen
una modificación significativa de objetivos, criterios de evaluación,
contenidos temporalización y otros aspectos organizativos. Parte del
horario de estos programas, podrá desarrollarse en agrupamientos
diferentes al del grupo de referencia del alumno.

 Adaptaciones de acceso al currículo: son ayudas, recursos materiales y


medios técnicos que compensan las dificultades o carencias de los
alumnos con discapacidad física o sensorial para poder acceder al
currículo (por ejemplo: el uso de un tablero de comunicación para un
alumno con deficiencia motora como apoyo al lenguaje)

13
 Adaptaciones curriculares individuales (ACI): suponen la modificación de
objetivos, contenidos, criterios de evaluación, temporalización y otros
aspectos organizativos. Pueden ser:

 No significativas: modificaciones que se realizan en los diferentes


elementos de la programación pero no afectan a las enseñanzas
básicas del currículo oficial, no implican la eliminación de
aprendizajes considerados básicos o esenciales. (Por ejemplo: la
modificación del tiempo previsto para alcanzar un objetivo o
secuenciar los contenidos de manera más extensa y detallada.)

 Significativas: modificaciones que se realizan desde la


programación y que implican la eliminación de algunos elementos
básicos del currículo oficial. Este tipo de adaptación solo se
aplicará cuando se hayan agotado todas las medidas ordinarias.
(Por ejemplo: la eliminación de ciertos objetivos del área de
lengua extranjera para un alumno con discapacidad auditiva).

 Flexibilización de la permanencia en el nivel o etapa. (Por ejemplo: para


alumnos superdotados podrá reducirse la duración)

 Apoyo especializado destinado al alumnado que requiere atención


específica. En esta medida entran los especialistas de audición y
lenguaje (AL) y de pedagogía terapéutica (PT). Es fundamental que
como tutores del alumno, nos coordinemos con los diferentes
especialistas que intervienen con él, para llevar a cabo la misma línea
educativa.

 Permanencia extraordinaria de un curso adicional en infantil, primaria o


secundaria.

Además, contamos con una serie de medidas extraordinaria que son las
actuaciones y programas dirigidos a dar respuesta a las necesidades
extraordinarias del alumnado mediante modificaciones esenciales del currículo
ordinario. Pueden suponer cambios esenciales en el ámbito organizativo, en los
elementos de acceso al currículo y en la modalidad de escolarización. Se
consideran medidas extraordinarias entre otras:

13
 Escolarización en unidades de educación especial dentro de centros
ordinarios
 Escolarización combinada entre centros ordinarios y de educación
especial
 Escolarización en centros de educación especial

7. CONCLUSIÓN

A lo largo de este tema, hemos visto la atención a la diversidad como recurso


para dar respuesta a las necesidades, intereses, capacidades e historias de
cada alumno de nuestros centros y aulas.

Como maestros de educación primaria debemos responder a esta diversidad


con el diseño y el desarrollo de actuaciones en las que todos los alumnos
puedan participar para la construcción de sus propios aprendizajes
significativos que les ayude en la adquisición de las competencias básicas.

Es importante aceptar los beneficios de la diversidad para poder llevar a cabo


una práctica docente que tenga en consideración los principios de igualdad,
diversidad, normalización e inclusión, tal y como recoge las LOE con el fin de
garantizar la equidad en el sistema educativo y como defiende Marchesi al
afirmar que “la igualdad no es ofrecer a todos lo mismo, sino a cada uno lo
que necesita.”

13
8. BIBLIOGRAFIA

 Arnaiz, P. (2003): educación inclusiva, una escuela para todos (Aljibe)

 Blanco, R. (1992): alumnos con necesidades educativas especiales y


adaptaciones curriculares (MEC – CNREE)

 Vidal, J. (1993): guía para la realización de AC (EOS)

 Álvarez y Soler (1996): la diversidad en la práctica educativa

9. REFERENCIAS LEGISLATIVAS

 Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de educación (LOE)

 Decreto 98/2005 de 18 de agosto, de ordenación de la atención a la


diversidad en las enseñanzas escolares y la educación preescolar en
Cantabria

 La ley de Cantabria 6/2008, de 26 de diciembre de educación de


Cantabria

 Resolución de 22 de febrero de 2006 por la que se proponen


diferentes medidas de AD con el fin de facilitar a los centros
educativos de Cantabria la elaboración y desarrollo de los PAD

 Orden Ministerial de 14 de febrero de 1996, que regula el


procedimiento para la realización de la evaluación psicopedagógica y
el dictamen de escolarización

 Orden EDU 21/2006 de 24 de marzo, por la que se establecen las


funciones de los distintos profesionales y órganos en el ámbito de la
atención a la diversidad en Cantabria

13