You are on page 1of 3

El suelto o glosa (variante menor del Editorial)

Según el profesor Barltolomé Mostaza (Cfr. JLMA 371), ha 3 tipos de editoriales:

Fondo (terminología Comentario (aplicable a la Sueltos


española) columna y no al editorial)

Mostaza:
El suelto -o glosa, como también se conoce en algunos ambientes periodísticos- es lo que un apunte. Una
nota marginal a este o aquel acontecimiento. Subrevedad le impide se otra cosa que una llamada de
atención, para que el lector no resulte sorprendido. Pero es muy grande su importancia. Casi diría mayor
que la del fono para cierta clase de lectores, que apenas tienen tiempo para pararse a ver un periódico. El
suleto es un aviso sobre la marcha.” (en JLMA 371)

José Luis Martínez Albertos


El suelto o glosa es un editorial menor. Su estilo literario es más libre y desenfadado -menos mayestático
que el del editorial. Su esquema de desarrollo no está tampoco sometido al rigor de la estrcutura interna
que debe presidir el avance dialéctico del editorial. Muchas veces el suelto es pura y simplemente una
pirueta periodística con ciertas connotaciones ideológicas en su intención.

En algunas ocasiones:
Suelto = colofón (nota de Es una apostilla que sirve para precisar el punto de vista del
redacción) periódico respecto a una noticia, (que es el texto que se apostilla)

Suele ser un trabajo anónimo, como el de los editoriales, o firmado con iniciales personales
o seudónimos que engloban al equipo de escritores editorialistas del periódico.

Gonzalo Martín Vivaldi (géneros periodísticos. Pág. 162)

El suelto es la breve glosa de un hecho, de un suceso, de una idea, de una pequeña noticia. Se diferencia de
la simple “nota2 porque, no sólo informa, sino que juzga y valora, aunque aquí, juicio y valoración estén
expresados a veces con una sola palabra.

Ejemplo (GMV Pág 163):

Nota periodística:
“Se calcula que durante el año de 1972 habrán visitado España cera de 32 millones de
turistas. En 1965 el número de visitantes extranjeros en nuestro país fue de 14 millones.
Rsultado en divisas: los 14 millones de 1965 dejaron en España 1.156 millones de dólares.
Los cerca de 32 millones que se prevén para fines de este año, según calculan los fundados,
dejarán más de los dos mil millones de dólares”.

Nota convertida en suelto:

“A turista por cabeza”

“Leemos que según cálculos muy aproximados, el número de turistas extranjeros que
habrán visitado España al terminar este año de 1972 se acerca mucho a la cifra-récord delos
32 millones. En 1965, los foráneos visitantes fueron 14 millones.
Meditemos un instante en estas cifras:
La población de España, en este momento, no llega a los 34 millones de habitantes. No hay
que ser un lince en estadística para comprobar que las curvas de aumento de turistas de
aumento de turista y de aumento de españoles no son precisamente paralelas. Podría decirse
que mientras los españoles crecen en proporción simplemente aritmética, el turismo sube en
alarmante proporción geométrica. Des seguirse este ritmo, es muy posible que en 197 -o en
19774 a más tardar- el número de visitantes extranjeros iguale o supere a la población
española. Muy pronto vamos a tocar a turista por cabeza.
¿Estamos preparados para esta invasión? -se pregunta uno con cierta ignorancia-. ¿Llegará
un momento en que tengamos que emigrar masivamente a América o a Australia para dejar
sitio al turista invasor?
Pensémoslo preparémonos. No vaya a suceder que, a no tardar, tengamos que recurrir,
turísticamente, al “numerus clausus”.”
Brevedad
Debe ser pequeño y punzante (GMV 164)
Suelto debe tener dos
características
intención

El suelto ha de ser corto e incisivo. No debe exceder las 200 palabras. Y si basta con 1000, mejor que
mejor. Se trata de un ligero apunte -no por ligero poco profundo-; de una nota marginal; de un toque de
atención sobre un problema de actualidad”

Su brevedad y su intención incisiva y punzante inciden en que su efecto sea notable.

Para que sea efectivo, sin embargo, debe tocar un tema que interese al público sin agotarlo.
debe fijarse en un aspecto concreto del tema y no toda la problemática. “Es un “¡ojo!”
avisador de un posible riesgo; una flecha indicadora de una dirección mental; una señal
prohibitiva o de “peligro” para el tránsito existencial” (GMV 164).
Estilo del suelto

Frase breves. Párrafos cortos. Lenguaje muy sencillo. Humor y un tono como de grata
charla. No debe ser altisonante ni poseer vano retoricismo.
Su sentido debe se marcadamente impresionista. Su enfoque: Humano. Su técnica: personal
-con estructura simple, casi esquemática”

Related Interests