You are on page 1of 12
Fosas Nasal es : son dos cavid ades que se encu entran en el interior de

Fosas

Nasal

es:

son dos cavid ades que se encu entran en el interior de la nariz, cuya función es permitir la entrada del aire, el cual se humedece, filtra y calienta a través de unas estructuras llamadas cornetes.

Faringe: La faringe, es un tubo musculoso situado en el cuello y revestido de membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago.

Por la faringe pasan tanto el aire como los alimentos, por lo que forma parte tanto del aparato digestivo como del aparato respiratorio.

Mide unos trece centímetros, extendido desde la base externa del cráneo hasta la 6º o 7º vértebra cervical, ubicándose delante de la columna vertebral.

Epiglotis: Epiglotis es la estructura del cuerpo que cuelga hacia abajo de la tráquea. Cuando el alimento se traga, la epiglotis impide que penetren en los pulmones. En ausencia de Epiglotis una persona puede ahogarse y toser cada hora mientras se come.

Laringe: Este órgano permite el paso del aire desde la nariz hacia la tráquea y de ahí a los pulmones. La Laringe, es una estructura móvil, que forma parte de la vía aérea, actuando normalmente como una válvula que impide el paso de los elementos deglutidos y cuerpos extraños hacia el tracto respiratorio inferior. Además permite el mecanismo de la fonación diseñado específicamente para la producción de la voz. La emisión de sonidos está condicionada al movimiento de las cuerdas vocales. Son los movimientos de los cartílagos de la laringe los que permiten variar el grado de apertura entre las cuerdas y una depresión o una elevación de la

estructura laríngea, con lo que varía el tono de los sonidos producidos por el paso del aire a través de ellos. Esto junto a la disposición de los otros elementos de la cavidad oral (labios, lengua y boca) permite determinar los diferentes sonidos que emitimos.

Tráquea: La tráquea es una parte muy importante del aparato respiratorio, es el tubo que conecta la nariz y la boca con los bronquios y los pulmones. Cuándo una persona inspira (toma aire) el aire entra por la boca o nariz y pasa a la laringe, de aquí pasa a través de la tráquea para llegar a los bronquios y finalmente a los pulmones. Su papel es el de ofrecer una vía abierta al exterior desde los pulmones. Debido a este papel fundamental en la respiración, cualquier daño en la tráquea es potencialmente muy peligroso para la vida

Bronquio: Uno de los dos conductos tubulares en que se bifurca la tráquea y por los que se introduce el aire en los pulmones. Conduce el aire desde la tráquea a los bronquiolos y estos a los alvéolos.

Bronquiolos: Los bronquiolos son parte de las vías respiratorias en los pulmones. Están situados en el extremo de los bronquios, la ramificación más grande de las vías respiratorias en los pulmones, y terminan en los alvéolos, pequeños sacos circulares donde el oxígeno se intercambia con dióxido de carbono en la sangre. Estos pasajes se distinguen de los bronquios en que no contienen cartílago o glándulas. Son responsables de controlar la distribución del aire y la resistencia del flujo de aire en los pulmones.

El aire es aspirado dentro de los pulmones a través de las vías respiratorias superiores hasta que alcanza los alvéolos, donde oxigena la sangre. La sangre desoxigenada transfiere su dióxido de carbono en los alvéolos, y el dióxido de carbono se respira a través de las vías respiratorias.

Pulmones: Los pulmones, son un par de sacos (derecho e izquierdo) que se encuentran en la cavidad torácica y que llevan a cabo la función de la oxigenación sanguínea. Sirven para separar el Oxigeno de otras sustancias toxicas para luego transportarlo a la sangre. Son los encargados de transformar el aire que respiramos en oxígeno, que será transportado a través del sistema cardiovascular por la sangre a todas las células del organismo. El pulmón derecho es el más grande, ya que el izquierdo tiene que cederle una parte de su espacio para acogerla corazón.

¿Sabías que hinchamos nuestros pulmones unos quinientos millones de veces durante una vida para atraer aire fresco (oxígeno o O2) y expulsar aire usado (dióxido de carbono o CO2)?

Los pulmones están protegidos por la caja torácica y se apoyan sobre el diafragma.

Músculos Intercostales: Los músculos intercostales mueven la caja torácica y permiten la respiración pues al contraerse los músculos flexores provocan la espiración y al contraerse los músculos extensores, la inspiración. Agrupan a las láminas musculares que ocupan los espacios comprendidos entre dos costillas vecinas. Se ubican en la parte anterior y lateral del tórax y su función es actuar en los movimientos respiratorios.

Diafragma: El diafragma es un músculo de forma alargada que separa la cavidad torácica de la abdominal; se sitúa debajo de los pulmones en forma de cúpula y su función es, ni más ni menos, intervenir en la respiración ..

Al inhalar, este poderoso músculo se contrae y se achata aumentando la capacidad torácica y creando un vacío que atrae mayor cantidad de aire a los pulmones, y en la exhalación se relaja y recupera su forma de cúpula a medida que los pulmones expulsan el aire.

Sistema digestivo

Al inhalar, este poderoso músculo se contrae y se achata aumentando la capacidad torácica y creando

Boca

Es una cavidad hueca en la cual se encuentran

los dientes, que son los encargados de triturar el alimento. Los dientes se pueden clasificar en caninos, incisivos, premolares y molares. En la boca encontramos también la lengua, un músculo con gran cantidad de papilas gustativas, que ayuda en la masticación y mezcla de los alimentos, facilitando su tránsito hacia el esófago.

En todo lo anterior participan las glándulas salivales, productoras de un líquido llamado saliva, que actúa como lubricante, destruye las bacterias ingeridas con los alimentos e inicia la digestión química de los glúcidos, gracias a la acción de la enzima llamada amilasa o ptialina, que rompe el almidón en maltosa. La saliva se encuentra compuesta por un 95% de agua y un 5% de solutos tales como iones de sodio, potasio, cloruro, bicarbonato, y fosfatos. El resultado de la masticación es una masa homogénea de alimento llamada bolo, cuyos componentes ya han comenzado el proceso de fermentación.

Faringe

Es un musculo en forma de tubo que ayuda a respirar y está situado en el cuello y revestido de

membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago respectivamente, y por ella pasan tanto el aire como los alimentos, por lo que forma parte del aparato digestivo así como del respiratorio.

Esófago

Es una parte del tubo digestivo de los seres humanos formada por un tubo muscular de unos

30 centímetros, que comunica la faringe con el estómago. A través de este conducto los alimentos son transportados hasta el estómago para continuar su proceso digestivo.

Estómago

Podría describirse como un reservorio temporal del bolo alimenticio deglutido hasta que se procede a su tránsito intestinal, una vez bien mezclado en el estómago. Se ubica en la porción superior de la cavidad abdominal, debajo del hígado. Su superficie externa es lisa, mientras que la interna presenta numerosos pliegues que favorecen la mezcla de los alimentos con los jugos digestivos.

Intestino delgado

Es la parte del tubo digestivo que inicia después del estómago y acaba en el ciego del colon. Se

divide en tres porciones: duodeno, yeyuno, e íleon. a Duodeno: Es el primer segmento del intestino, mide unos 25 cm de longitud. Ocupa una posición fija en la cavidad abdominal, sostenido en su lugar por ligamentos que lo aseguran al hígado y al estómago. Se encarga de la digestión de los alimentos y de la absorción de los nutrientes. De hecho, es el lugar principal para la absorción de hierro. Varios de los conductos del páncreas, el hígado y la vesícula biliar, se abren en el duodeno para facilitar sus funciones principales.

Además de digerir los alimentos, es responsable de regular la velocidad del vaciado gástrico, así como de la activación de las señales de hambre.

  • b) Yeyuno: Mide aproximadamente entre 1,5 a 2,5 metros de largo. Se sitúa entre el Duodeno y el

íleon, su función es realizar la absorción de las sustancias de los alimentos. En este trozo de intestino delgado actúa el jugo intestinal, que degrada al mínimo los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos.

  • c) Íleon: El íleon, que es de aproximadamente de unos 7,5 metros de largo, tiene un diámetro

menor que el yeyuno (3 cm el yeyuno, 2 cm el íleon) y tiene una tonalidad más clara. Su principal

función es absorber los nutrientes (vitamina B12) del quimo, o los alimentos digeridos.

2.6- Intestino grueso

Es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego, el colon, el recto y el canal anal.

  • a) Ciego: Es la primera porción del intestino grueso. Denominado así por constituir una especie de

fondo de saco donde implanta el apéndice cecal, y en el cual desemboca el intestino delgado a

través del esfínter ileocecal. Realiza diferentes funciones y aportes al proceso de digestión, ya que este posee numerosas bacterias que contribuyen a la reducción de algunas sustancias de difícil absorción por otras estructuras.

  • b) Colon: Es la parte más grande del intestino grueso y se divide en tres secciones: colon

ascendente, colon transverso y colon descendente.

El colon ascendente, llega hasta el borde del hígado (glándula que produce y secreta la bilis), en este punto se incurva, formando el colon transverso, que se extiende horizontalmente hasta las inmediaciones del bazo (órgano linfático muscular). A partir de aquí se incurva nuevamente hacia abajo, y se denomina colon descendente. Después describe una curva en forma de s, recibiendo el nombre de colon sigmoide o sigma. La principal función del colon es convertir en heces el líquido del intestino delgado, llamado quimo. Junto con esto, interviene en las siguientes acciones:

  • - Las bacterias que habitan en él producen vitaminas K y B.

  • - Crea anticuerpos que protegen el sistema contra posibles enfermedades.

Recto: Es el tramo final del intestino grueso. Mide entre 15 y 20 centímetros. Recoge los residuos cuando se ha eliminado la mayor parte del agua que contienen, y los retiene hasta que son expulsados. Canal anal: De unos 4cm de longitud, revestido de crestas verticales llamadas columnas anales. En las paredes del canal anal hay dos fuertes capas planas de músculos llamados esfínteres interno y externo, que actúan como válvulas y que se relajan durante la defecación.

Ano

Situada en el extremo del aparato digestivo, es por dónde se eliminan los gases y las heces. Se ubica al lado de los genitales, en la zona perineal.

3- Las glándulas anexas

Las glándulas anexas, son órganos que segregan los líquidos digestivos capaces de transformar los alimentos más simples para facilitar su digestión. Estos líquidos contienen sustancias llamadas enzimas, que son los encargados de simplificar los alimentos. Las enzimas son un tipo de proteínas que aceleran la descomposición de los alimentos en sus componentes más sencillos, los nutrientes. Las principales glándulas anexas de la digestión son: Son las glándulas salivales, el páncreas y el hígado.

Glándulas Salivales

Segregan saliva, la que sirve para humedecer los alimentos dentro de la boca y así facilitar la digestión. Comprenden tres pares de glándulas cuyos conductos desembocan en el interior de la boca. Un par está situado debajo de la lengua (glándulas sublinguales), otro debajo de la mandíbula inferior (glándulas submaxilares) y el tercero delante de las orejas (glándulas parótidas).

Situada en el extremo del aparato digestivo, es por dónde se eliminan los gases y las

son la aurícula derecha y el ventrículo derecho.

Circuitos circulatorios

Hay dos vias circulatorias primarias del sistema circulatorio en el cuerpo

humano: la circulación pulmonar y la circulación sistémica.

Circulación pulmonar

transporta la sangre desoxigenada desde el lado derecho del corazón a los pulmones, donde la sangre recoge oxígeno y regresa al lado izquierdo del corazón. Las cámaras de bombeo del corazón que soportan la circulación pulmonar

Circulación sistémica

transporta sangre altamente oxigenada desde el lado izquierdo del corazón a todos los tejidos del cuerpo menos el corazón y los pulmones. La circulación sistémica elimina los desechos de los tejidos corporales y devuelve la sangre desoxigenada al lado derecho del corazón. La aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo del corazón son las cámaras de bombeo para la circulación sistémica.

El sistema nervioso central (SNC) El sistema nervioso central posee una serie de particularidades propias. Algunas

El sistema nervioso central (SNC)

El sistema nervioso central posee una serie de particularidades propias. Algunas de estas son:

1. Encéfalo El encéfalo es la estructura del sistema nervioso central que se encuentra dentro del cráneo. Este conjunto de órganos domina todos los aspectos corporales, incluidas todas las funciones tanto voluntarias como involuntarias que puede hacer una persona.

Desde el punto de vista anatómico el encéfalo incluye el cerebro, el cerebelo y el tallo cerebral, estando estos también formados por otras estructuras que se explican a continuación.

1.1.

Cerebro

Es el órgano más conocido de todo este sistema y también el que posee un tamaño más

 

considerable.

El cerebro está fraccionado en dos grandes hemisferios, el hemisferio izquierdo y el derecho, y en medio de los cuales se encuentra la cisura interhemisférica. Asimismo, estos dos hemisferios se comunican mediante un haz de fibras nerviosas llamadas cuerpo calloso.

El área exterior del cerebro es conocida como corteza cerebral, formada a partir de materia y gris, la cual toma la forma de unos pliegues llamados circunvoluciones. Bajo esta capa de materia gris se encuentra la materia blanca. Además. la sustancia gris también forma parte de otras estructuras como el tálamo, el núcleo caudado y el hipotálamo.

Entre muchas otras funciones, el cerebro es el encargado de procesar la información proveniente de los diferentes sentidos, así como de controlar el movimiento, la cognición, las emociones, la memoria y el aprendizaje.

1.2.

Cerebelo

Situado en la parte inferior y posterior del encéfalo, el cerebelo es el encargado de de integrar los

procesos sensoriales y motores del cuerpo humano.

Este está conectado a otras estructuras encefálicas y a la médula espinal mediante una infinidad de haces nerviosos, de forma que este consigue participar de toda las señales que la corteza envía al sistema locomotor.

Asimismo, estudios recientes han revelado que es posible que el cerebelo participe en otras funciones, incluidas las relativas al procesamiento cognitivo y del lenguaje, al aprendizaje, e incluso en el procesamiento de otros estímulos sensoriales como la música.

Artículo relacionado: "Cerebelo humano: sus partes y funciones" 1.3. Tallo cerebral También conocido como tronco encefálico o tronco cerebral, este se constituye como la mayor vía de comunicación entre el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos. Igualmente, este sistema formada por materia gris y blanca es capaz de controlar diversas tareas como la respiración o el ritmo cardíaco.

Las estructuras que forman parte del tronco encefálico son el mesencéfalo, la protuberancia anular y el bulbo raquídeo, también conocida como médula oblongada.

Artículo relacionado: "Tronco del encéfalo: funciones y estructuras" 2. Médula espinal La médula espinal tiene la fundamental misión de transportar los impulsos nerviosos desde el encéfalo hasta los los 31 pares de nervios del sistema nervioso periférico.

Existen dos vías principales por las cuales transcurre la información:

Vía aferente: en la que la información circula desde el tronco, el cuello y las cuatro extremidades hasta el cerebro. Vía eferente: las señales viajan del cerebro al resto del cuerpo. Asimismo, algunos de sus otros cometidos implican el mando de los movimientos vegetativos e inmediatos.

Sistema renal

Los riñones son los órganos más importantes de todo el sistema urinario. Su función es excretar las sustancias que el cuerpo ya no necesita a través de la orina, aparte intervienen en la regulación del equilibrio del medio del interior del organismo, a este proceso se le llama homeostasis.

Uréter Son túbulos que se originan en la pelvis renal y tiene una medida de 16 centímetros aproximadamente, en las

Artículo relacionado: "Cerebelo humano: sus partes y funciones" 1.3. Tallo cerebral También conocido como tronco encefálico

mujeres son 3.5. Bajan por la parte posterior del abdomen y son retroperitoneales. Constan de diferentes porciones y trayectos los cuales son: ilíacas pélvicas, vesicales y lumbares. Poseen diferentes ensanchamientos y engrosamientos en las porciones antes mencionadas las cuales tienen mucha importancia en la litiasis

Vejiga

La vejiga urinaria se conoce como un órgano en forma hueca pide estructura musculosa y membranosa qué compone al tracto urinario y recibe la orina que proviene de los uréteres. Se encarga de almacenar la y expulsarla por la uretra hasta que llegue a la exterior del cuerpo en el proceso de la micción.

Uretra Es el conducto a través del cual la orina desde la vejiga urinaria hasta llegar al exterior del organismo en el proceso de la micción. En ambos sexos el propósito principal de la uretra consiste en excretar, sin embargo también tiene una función reproductiva en el hombre al servir como conducto de paso del semen qué se originan las vesículas seminales,, pasando por la próstata hasta llegar al exterior. Esto quiere decir que en el caso de los varones la uretra se comparte entre el sistema reproductor y el sistema urinario.

Sistema reproductor masculino Testículos

Los testículos son una de las partes más importantes del sistema reproductor masculino. Tienen forma ovalada y miden en torno a 5 centímetros de longitud y 3 centímetros de diámetro. Una de sus funciones principales es la producción de hormonas como la testosterona. Una vez un hombre alcanza la pubertad, la cantidad de testosterona producida aumenta de forma exponencial, modificando así diversos aspectos como el cambio de voz, el estímulo de producción de espermatozoides, o el crecimiento de la barba, entre otros.

Uretra Es el conducto a través del cual la orina desde la vejiga urinaria hasta llegar

Epidídimo y conducto deferente

Muy próximos a los testículos se encuentran el epidídimo y el conducto deferente. Son los conductos del aparato reproductor masculino. Por un lado, el conducto deferente, un tubo muscular que discurre de forma paralela a los testículos y transporta en dirección ascendente el fluido de los espermatozoides, conocido como semen. Y, por otro lado, el epidídimo constituye una serie de tubos que conectan ambos testítulos con el conducto deferente.

Escroto

El escroto es una bolsa de piel situada en el exterior de la pelvis, la cual sostiene el epidídimo y los

testículos. Su principal función es la de mantener los testículos a una temperatura correcta, es decir, inferior a la corporal para estimular la producción de espermatozoides. Así, el escroto modifica su forma y tamaño en función de la temperatura del cuerpo. Cuando esta es fría, tiende a encogerse y tensarse; mientras, cuando la temperatura es caliente, el escroto se agranda y tiene un aspecto más flácido.

Glándulas accesorias

Entre las glándulas accesorias, se engloban las vesículas seminales y la glándula prostática. Se encargan de proporcionar los fluidos necesarios para lubricar el sistema de conductos. Por su lado, las vesículas seminales son una estructura unida al conducto deferente, muy próximo a la vejiga. En cuanto a la glándula prostática, produce algunos de los componentes más importantes del semen.

Uretra

La uretra es un conducto mediante el cual el semen sale al exterior a través del pene. Además de

formar parte del aparato reproductor masculino, también constituye una parte importante del sistema urinario; y es que, a través de ella se expulsa la orina al exterior del cuerpo.

Pene

El pene es la parte del aparato reproductor masculino más conocida de todas. Se divide en dos partes: el cuerpo y el glande. El cuerpo se refiere a la zona principal del pene, mientras que el

glande es como se conoce a la punta del miembro; en su extremo hay una pequeña ranura, por la cual salen tanto el semen como la orina. El interior del pene está formado por un lado por un tejido esponjoso; y, por otro lado, por un tejido cavernoso que tiene la capacidad de expandirse y contraerse.

Prepucio

Al nacer, todos los niños tienen prepucio; un pliegue de la piel que se encuentra en el extremo del

pene, entre el cuerpo y el glande. Algunos niños son circundidados, generalmente por cuestiones religiosas o culturales; no obstante, en algunos casos también puede darse por motivos higiénicos. El funcionamiento del pene con y sin prepucio no tiene ningún tipo de diferencia.

Aparato reproductor femenino

Vagina: es un tubo muscular elástico que hace que se comunique el útero con el exterior. Está ubicada entre la uretra y el recto y termina en un orificio alrededor de los labios mayores. Es un conducto que une la vulva con los órganos genitales internos.

Útero: es un órgano musculoso y hueco que está en la parte inferior del vientre. Tiene tres capas que son el endometrio, músculos lisos y tejido elástico. También lo conocemos como matriz, es el órgano de la gestación y está situado entre la vagina y las trompas de Falopio.

Trompas de Falopio: conectan el útero con los ovarios. Su estructura es similar a los tubos que comunican el útero con la parte interior del abdomen. Su función es guiar al óvulo desde el ovario hasta el útero.

Uretra La uretra es un conducto mediante el cual el semen sale al exterior a través

Ovarios: son como del tamaño de las almendras. Están en la zona de la pelvis (uno a cada lado del útero). Su función es producir un óvulo cada 28 días (dependiendo del ciclo de la menstruación).

Hormonas de progesterona: Su función es agrandar la cavidad de los vasos sanguíneos del endometrio uterino. Al liberar un óvulo fecundado, las paredes del útero están capacitadas para alojarlo durante su desarrollo.

en tres áreas: cabeza, tórax y pelvis. Cráneo Sistema esquelético Protección Los huesos cuya función principal

en tres áreas: cabeza, tórax y pelvis.

Cráneo

Sistema esquelético Protección

Los huesos cuya función principal es la protección de los órganos internos por lo general son anchos, planos, ligeros y a la vez muy resistentes; la mayoría tiene una forma curva, semiesférica o comprende una sección de circunferencia de algún tipo. Esta característica les permite aumentar sus resistencia al impacto, haciéndolos más fuertes y capaces de disipar la energía de traumatismos externos sin necesidad de que el hueso sea

mucho más denso. Además, esa forma particular permite aumentar el espacio interior disponible para alojar los órganos que se encuentran en el organismo. Los huesos que proveen protección se encuentran

Los huesos del cráneo son quizás los más especializados de todos, ya que una falla podría llevar a

la muerte instantánea dado que el órgano que protegen, el cerebro, es extremadamente sensible a los traumatismos externos. Así pues, los huesos del cráneo funcionan como una bóveda inexpugnable que mantiene al cerebro aislado de cualquier contacto con el exterior.

Costillas

En el segundo lugar de este grupo de huesos se encuentran las costillas, las cuales como hueso individual no representan ni gran masa ni mucha fuerza, pero formando un sistema de arcos interconectados entre sí brindan gran protección a las estructuras de la caja torácica (corazón, pulmones y grandes vasos). A diferencia del cráneo que provee una coraza sólida, las costillas tienen espacios abiertos (sin

hueso) entre sí, funcionando como una especie de “jaula” protectora.

Esto se debe a que protegen órganos que cambian de tamaño y forma: los pulmones aumentan de

tamaño con cada inspiración y se encogen al expirar; así mismo, las cámaras del corazón cambian de volumen según la fase del ciclo cardíaco. Por esta razón es necesario que el “escudo” de estos órganos pueda hacerse más grande o más chico según el caso.

Pelvis

Finalmente está la pelvis, constituida por varios huesos fusionados y en cuyo interior se encuentran órganos bastante delicados, como el aparato reproductor femenino y el extremo final de los grandes vasos. Debido a su posición en la parte baja del cuerpo, la pelvis funciona como hueso con doble función:

provee protección a las estructuras abdominales bajas (vejiga, recto, útero, etc.) y permite la transferencia del peso del cuerpo hacia las extremidades inferiores; de allí que sean los huesos de protección más robustos de todo el organismo. Soporte y locomoción

Aunque provee cierto soporte, la pelvis es un hueso sin articulaciones móviles; es decir, funciona como un punto de soporte de peso, pero en sí misma no es capaz de proveer movilidad, a diferencia de los huesos de las extremidades. En este sentido, tanto brazos como piernas cuentan con una serie de huesos interconectados entre sí mediante las articulaciones, cuya característica principal es ser bastante largos, recibiendo inserciones de múltiples grupos musculares. Esta característica les permite actuar como palancas que incrementan la fuerza que genera el músculo, de manera que trabajando al unísono, huesos y sistema muscular, se puede generar gran cantidad de fuerza en las extremidades. Esta fuerza sirve para la locomoción (extremidades inferiores) y para el soporte y la movilidad (extremidades superiores). Otra característica de los huesos de soporte es que son muy resistentes a las cargas verticales y a

la torsión, lo cual les permite fungir como “pilares” para soportar el peso del cuerpo y, a la vez,

como palancas con movilidad en distintos planos. Si no fueran resistentes a la torsión, ciertos esfuerzos en el plano equivocado podrían romper fácilmente estos huesos.

Sistema muscular

Aunque provee cierto soporte, la pelvis es un hueso sin articulaciones móviles; es decir, funciona como

Músculos El objetivo o función principal de los músculos es enligarse y contraerse, esto para poder producir movimiento y cumplir con las funciones vitales requeridas. Existen tres tipos de músculos que son:

Músculo esquelético estriado Este corresponde al tipo de músculo el cual su unidad trascendental es el sarcómero, al mirarse utilizando microscopio se distinguen estrías, estas están compuestas por bandas oscuras y claras que se alternan en el sarcómero. También se compone de fibras musculares que tienen forma de huso, sus extremos son bastante afinados, y tienen mayor longitud que las del músculo liso. Su función es movilizar el esqueleto, la boca, el globo ocular y el sistema bucal.

Músculo liso También se le llama músculo involuntario o músculo visceral, se conforma de células que tienen forma de huso y un núcleo en el centro qué tiene apariencia de la célula de la cual se compone, no tiene estrías transversales pero si aparecen estrías longitudinales de forma ligera.

Músculo cardíaco También llamado miocardio se considera un tipo de músculo estriado que se ubica en el corazón. Su objetivo es bombear la sangre pasando por el sistema circulatorio haciendo la función de contracción y erección.

Tendones Se le llama tendones a los cordones que tienen gran resistencia y se ubican a los extremos del músculo para sujetarlo al hueso. Provén de flexibilidad a todo el cuerpo.

Las partes del sistema linfático y su funcionamiento

A continuación se clasificaran diversas partes del sistema linfático:

El Bazo; consiste en un órgano linfático el cual es excluido de su sistema e incluido en la circulación sanguínea, puesto que su flujo es sutilmente mortífero y sin embargo procura pasar por el hígado. El origen dos linfocitos; en cuyo caso se puede definir como una medula ósea, en efecto, su manto reticular mieloide es ascendiente de todos los compendios formados en la sangre, existen sin embargo dos tipos de estos:

Linfocitos T; con respecto a ellos aún no han madurado Linfocitos B; en este caso ya son completamente maduros La linfa; Por su parte se manifiesta en el fluido que transita por los vasos linfáticos, habitualmente su textura es adyacente a la de la sangre, la única diferencia es que esta no contiene hermacias; en efecto, contiene glóbulos blancos, de los cuales el 99% son linfocitos. Llama la atención que esos linfocitos puedan personificar alrededor del 50% de los glóbulos blancos en la sangre. Las amígdalas; también conocida como “Tonsilas” son las encargadas de producir los linfocitos. Los ganglios linfáticos; en resumen funcionan como un complemento para la defensa del cuerpo humano, igualmente generan anticuerpos, así que por lo general, cuando sienten la amenaza de microorganismos; tal como lo glóbulos blancos, empiezan a dividirse para protegerse de ellos.

A continuación se clasificaran diversas partes del sistema linfático: <a href=El Bazo ; consiste en un órgano linfático el cual es excluido de su sistema e incluido en la circulación sanguínea, puesto que su flujo es sutilmente mortífero y sin embargo procura pasar por el hígado. El origen dos linfocitos; en cuyo caso se puede definir como una medula ósea, en efecto, su manto reticular mieloide es ascendiente de todos los compendios formados en la sangre, existen sin embargo dos tipos de estos: Linfocitos T; con respecto a ellos aún no han madurado Linfocitos B; en este caso ya son completamente maduros La linfa; Por su parte se manifiesta en el fluido que transita por los vasos linfáticos, habitualmente su textura es adyacente a la de la sangre, la única diferencia es que esta no contiene hermacias; en efecto, contiene glóbulos blancos, de los cuales el 99% son linfocitos. Llama la atención que esos linfocitos puedan personificar alrededor del 50% de los glóbulos blancos en la sangre. Las amígdalas; también conocida como “Tonsilas” son las encargadas de producir los linfocitos. Los ganglios linfáticos ; en resumen funcionan como un complemento para la defensa del cuerpo humano, igualmente generan anticuerpos, así que por lo general, cuando sienten la amenaza de microorganismos; tal como lo glóbulos blancos, empiezan a dividirse para protegerse de ellos. " id="pdf-obj-11-19" src="pdf-obj-11-19.jpg">