You are on page 1of 1

ARQUETIPOS LITERARIOS BÁSICOS

En una novela la trama es lo principal para enganchar al lector pero, ¿puede existir una buena historia sin
unos personajes definidos?
Está claro que no. Al final, lo que recordamos de esas páginas leídas son las aventuras o desventuras de sus
protagonistas y los sentimientos e impresiones que nos transmitieron. Cada uno de ellos, con sus virtudes y defectos,
conforma la esencia de un libro.

¿Cuáles son los arquetipos más básicos?

Tomamos como referencia El Señor de los Anillos de John R.R. Tolkien.


 HÉROE. El protagonista. La historia gira o cobra vida entorno a él/ella. Representa el esfuerzo, el honor, el
sacrificio y, por norma general, la victoria. Lucha por el bien común. (Frodo)

 ESCUDERO. Leal al héroe. Posee una personalidad inocente, honesta, de confianza


y simple. Su rol es acompañar al héroe en su viaje. (Sam)

 EXPLORADOR. Aventurero. Este personaje se une a la causa guiado por una fuerte atracción hacia el riego.
Tienen un carácter independiente, descarado y atrevido. (Légolas)
 SABIO / MAGO. Se pueden representar juntos o por separado pero ambos
arquetipos son característicos de personajes ancianos que transmiten sabiduría y
confianza al héroe. (Gandalf)

 AMANTE. El ser (hombre o mujer) al que el héroe ama. Son caracterizados con
sensualidad, pasión y entusiasmo. (Arwen)

 BROMISTA. Revoltoso y payaso. Es el personaje encargado de aliviar la tensión de la


trama con acciones divertidas. (Merry y Pippin)
 PROTECTOR. Paternal. Puede ser un hombre o una
mujer pero, su principal función es la de ayudar al héroe a cumplir con su destino.
(Galadriel)

 PROSCRITO. Rebelde. Su lucha es contra el convencionalismo y las leyes; por ese


motivo, suele ayudar al héroe. (Eomer)
 NORMAL. Persona corriente que respeta las normas.
(Sacovilla-Bolsón)

 ANTAGONISTA. El “malo” o villano. Es el personaje que encarna todo lo contrario que


el protagonista, pero que sin su existencia el héroe no tendría sentido. Contra más profunda y detallada sea
la personalidad del antagonista más se podrá exaltar al héroe en su victoria. (Sauron)

Esta diferenciación en los arquetipos, a la práctica, no se mantiene inmutable. La combinación entre ellos crea nuevos
tipos de personajes que enriquecen la trama.