You are on page 1of 10

Revista Lasallista de Investigación

ISSN: 1794-4449
marodriguez@lasallista.edu.co
Corporación Universitaria Lasallista
Colombia

Restrepo Rozo, Jaime Alberto


El estoicismo como una propuesta alternativa para la contemporaneidad
Revista Lasallista de Investigación, vol. 3, núm. 2, julio-diciembre, 2006, pp. 53-61
Corporación Universitaria Lasallista
Antioquia, Colombia

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=69530210

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Ensayo

El estoicismo como una propuesta alternativa


para la contemporaneidad
Jaime Alberto Restrepo Rozo1

Stoicism as an alternative proposal for contemporary times

Resumen Abstract

En el presente ensayo se hace una meditación so- This essay makes a meditation about the feasibility
bre la viabilidad que tiene - para efectos de of (with the aim of reconsidering contemporarity) a
reconsiderar la contemporaneidad- una doctrina
doctrine like that of the stoics, keeping in mind the
como la estoica, teniendo en cuenta la distancia
histórica que separa el desarrollo de dicha teoría historical distance between that theory and our time.
con nuestro tiempo. Para cumplir con lo anterior, To accomplish this, we have considered some
hemos considerado algunos aspectos que permi- aspects that allow the estimation of the reasons
tan estimar las causas por las que puede ser em- why this theory can be used for this purpose. Among
pleada para dicho propósito, entre las que desta- them, we remark: a glance to the life of one of the
camos: un acercamiento a la vida de uno de los most emblematic authors of the stoic school, Lucius
autores más emblemáticos de la escuela estoica,
Annaeus Seneca. The sense of stoicism as a way
como lo es Lucio Anneo Séneca, el sentido del es-
toicismo como forma de vida y como doctrina filo- of life and philosophy doctrine, and a small review
sófica, a la vez que damos un ligero repaso a la to Seneca’s work to, finally, conclude remarking
obra de Séneca, para finalmente, concluir desta- some common criteria between stoic interests and
cando algunos criterios comunes entre los intere- those of our times.
ses estoicos y los de nuestro tiempo.
Key words: Seneca. Stoicism. Philosophy
Palabras clave: Séneca. Estoicismo. Filosofía

Introducción cambios de orden filosófico, político y tecnológi-


co introducidos por la modernidad ilustrada que
Para iniciar esta meditación me pondré en la ta- se inicia en el siglo XVI con el movimiento
rea de ilustrar con un poco más de precisión lo renacentista, y alcanza su clímax en la ilustra-
que se entiende como contemporaneidad, a fin ción -con las corrientes independentistas que
de que cada uno de los elementos aquí señala- lograron la emancipación política de los países
dos sean comprendidos por quien se aproxime de occidente en el siglo XVIII, a la vez que dieron
de forma espontánea a lo que en él me propongo origen a la revolución industrial- que traería con-
señalar. sigo la implementación del dominante sistema
de mercado que transformó el modelo de pro-
Contemporaneidad se le denomina al periodo ducción e intercambio.
entre los primeros años del siglo XX hasta nues-
tros días. La causa de tal denominación se debe Los cambios introducidos por la revolución indus-
a que dicho tiempo es el heredero natural de los trial aportaron el campo de cultivo a lo que será

____________________________
1
Filósofo de la Universidad Pontificia Bolivariana. Especialista en Políticas Públicas de la Universidad Nacional. Candidato a Magíster en
Filosofía “Ética” de la Universidad Pontificia Bolivariana. Docente de la Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Corporación
Universitaria Lasallista y de la Corporación Colegiatura Colombiana
Correspondencia: Jaime Alberto Restrepo Rozo. email: jarestrepo@lasallista.edu.co
Fecha de recibo: 12/11/2006; fecha de aprobación: 19/01/2007

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2 53


la segunda parte del modelo de mercado, el que El auge de la ya citada “Nueva Era” se dio sobre
se caracteriza, no ya por la industrialización de todo en la década de los noventa cuando por
los modos de producción, sino por la indagación todos los medios de comunicación se adelanta-
científica y la revolución tecnológica, que busca ban programas que difundían todo tipo de prácti-
hacer mas ágiles, eficientes y económicas las cas místicas o esotéricas con la afirmación de
prácticas productivas, dando origen a nuevos y que en ellas se hallaba el camino a una vida mejor
más avanzados productos, derivados de la inves- soportada en un conocimiento espiritual. Pero
tigación exhaustiva y detallada en los laborato- este esquema ha perdido fuerza paulatinamente
rios de las compañías que buscan expandirse y durante el nuevo siglo, probablemente debido a
conquistar nuevos mercados. que sus postulados se agotan en una oferta tras-
cendental que no tiene ningún argumento racio-
En éste panorama de búsqueda frenética por con- nal que lo soporte, o también por carecer de una
trolar mercados, de crear productos, de investi- base teórica que permita que aquellos que se
gar nuevas fórmulas, que caracterizó los prime- inician en ellas puedan seguir profundizando en
ros años del siglo XX y que se puede evidenciar el estudio de una doctrina lógica, clara y precisa
en todo el mundo occidental. La sociedad de que argumente de forma coherente todos los
nuestro tiempo cayó en un olvido casi hipnótico postulados difundidos por estas corrientes.
del hombre y de sus necesidades; se desenten-
dió del hombre como ser que piensa y siente -lo Sea cual sea la causa, lo cierto es que en nues-
que denominarán los Nihilistas “el olvido del tro tiempo la sociedad sigue buscando una alter-
ser”.Dicho olvido será, según algunos analistas, nativa que le permita reconducir su interés de lo
una de las causas que posteriormente fundamen- simplemente económico a una estancia espiri-
tará la crisis de la ya mencionada contempora- tual capaz de fundamentar su sentido humano.
neidad, de la cual podemos destacar aspectos En otros casos hay algunos para quienes lo es-
tan concretos como la manipulación genética con piritual no ha sido la preocupación, sino que su
fines comerciales, la creación de armas de des- mayor impulso se refiere a encontrar una estra-
trucción masiva de tipo biológico y químico, la tegia que le permita un mayor dominio de sus
sobrestimación del modelo económico -de lo cual emociones y de brindarle la fuerza suficiente para
se derivan condiciones como el incremento de la enfrentar el medio complejo y competitivo que
pobreza-, la aparición del tráfico de armas, dro- ofrece el modelo de mercado sin alterar su esta-
gas y personas, por solo mencionar algunas. do anímico.
Además de las anteriores, no sobra recordar si-
tuaciones tan críticas como han sido la apari- En esta búsqueda constante en la que se en-
ción de las hambrunas en el África, y el desem- cuentra nuestra sociedad, se ha venido retomando
pleo en América Latina, este último causante de y rescatando algunas de las corrientes clásicas
un fenómeno más como es la migración. En fin de la filosofía que de una u otra manera pregona-
que son muchos los ejemplos que ponen de ban una serie de enunciados de tipo espiritual o
manifiesto la critica situación social que atravie- que se dirigían a fundamentar el modo de con-
sa nuestro tiempo a pesar de ser la era de la ducta ideal que cada hombre debería seguir con
tecnología y los avances científicos. el fin de alcanzar el mayor y mas ansiado bien:
“la Felicidad”.
Dichas condiciones se convirtieron en el terreno
abonado para que las sociedades desesperadas Dentro de estas corrientes Clásicas que regre-
al patentar los niveles tan complejos de deterioro san al panorama de nuestro tiempo se encuen-
buscaran nuevas alternativas espirituales que les tra el Estoicismo, una escuela filosófica “funda-
condujeran por el camino del encuentro con un da en Grecia por Zenón de Citio, Cleantes y
YO trascendental, desapegado de los principios Crisipo hacia el Siglo III a.c”1 y de la cual será su
del mercado y que les encaminara por la ruta de máximo representante un pensador español, pro-
una experiencia mística, dando origen a la muy cedente de Córdoba, llamado Lucio Anneo
mentada “Nueva Era” la cual abrió espacio a toda Séneca, quien ha sido señalado en nuestro tiem-
clase de tradiciones religiosas o semi religiosas po como uno de los escritores y filósofos más
procedentes de todos los lugares de la geografía importantes de la antigüedad.
mundial con la oferta de ser un nuevo camino
hacia el encuentro con el YO trascendente y El retorno del Estoicismo a nuestro tiempo se da
desprendido. fundamentalmente de la mano de una figura des-

54 REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2


tacada dentro del panorama filosófico contempo- Marco Anneo Séneca, era rector de una escuela
ráneo como lo es el filósofo francés Michel de declamación, cargo muy reconocido para el
Foucault, quien en sus últimos años se dedicó a momento; de él aprendería las primeras leccio-
la lectura de la obra de Séneca en la cual buscó nes. Era el segundo de tres hermanos y desde
un refugio emocional que le ayudara a preparar- muy pequeño se mostró sumamente sensible y
se a la muerte después de que fuera diagnosti- proclive a las artes literarias y a la filosofía.
cado VIH positivo. Desde entonces es cada vez
mayor el número de pensadores que buscan in- De constitución delgada y fisonomía endeble,
dagar por el sentido que tiene la obra de Séneca, desde temprana edad fue víctima de toda clase
después de casi 2.000 años de historia, dentro de enfermedades que le acompañaron el resto
de una sociedad tan compleja como la actual. de su vida como es el caso de una afección res-
piratoria (asma).
Por lo tanto y, sentados los antecedentes que
motivan e impulsan esta disertación, nos dedi- A pesar de su condición delicada de salud, su
caremos ahora a presentar algunos de los ele- talento motivó a su padre a enviarlo a Roma a
mentos estoicos planteados por Séneca en sus casa de sus tíos, para que allí se formara en la
obras, a la vez que mostraremos apartes de los carrera del foro (política) para lo cual se desem-
comentarios y apreciaciones que sobre la obra peñó en labores regulares, acción que era tenida
de tan prolífero autor han hecho pensadores como por los romanos como de esclavo (empleado con
el ya citado Michel Foucault, el también francés un salario); así adelantó sus primeros años en la
Paul Veyne, y la filósofa española Maria Zambrano capital del imperio hasta que progresivamente
entre otros. pudo acceder al senado donde en sus primeros
años y bajo el reinado de Calígula se destacó
como gran orador, lo que inspiró la ira del Empe-
Séneca: su vida y su muerte. rador, quien en alguna oportunidad y a causa de
Cuento de tragedia sus celos planeó darle muerte, de lo cual desis-
tió persuadido por una de sus concubinas quien
Son muchos los escritores, artistas, científicos, le disuadió diciéndole “que la tisis que le aqueja-
políticos, filósofos, etc, que en el transcurso de ba se encargaría pronto de quitarlo de en medio”
2
la historia han dejado una huella indeleble, que . Librado del acoso de Calígula, se retiró de la
han marcado modos de pensar, fijado estilos li- escena política para dedicarse a la filosofía, co-
terarios, dieron vida a personajes memorables, nociendo entonces el estoicismo el cual en ade-
forma a edificios gloriosos, conducido revolucio- lante marcaría su modelo de vida y nunca aban-
nes y luchado campañas, en fin, que por una u donará, “renuncia a la buena mesa, a los vinos y
otra causa se labraron un lugar en la memoria de a los perfumes y durante un año no se alimenta-
la humanidad. rá más que de vegetales” 3.

Se puede decir que Séneca por su historia per- Su adopción del estoicismo lo conduce a insta-
sonal se ha ganado un sitial de honor dentro de lar una academia para el estudio y la enseñanza
este grupo de figuras que hemos mencionado. de la filosofía. En este modo de vida se mostrará
Tal lugar se le debe, no solo a su talento como contrariado por su conducta regular de hombre
escritor, ni a su habilidad como político, estadis- público y reconocido, de estrecha amistad con
ta y empresario, o a su maravilloso ingenio como quienes detentan el poder.
filósofo: le corresponde por derecho propio, por
que es uno de los pocos personajes históricos Era dueño de las más grandiosas fincas de to-
cuya vida y muerte bien pueden emular una de das las provincias italianas, con unas actitudes
las más emocionantes tragedias clásicas, ya que paradojales encarnaba fielmente a un estoico
su forma de vivir y su muerte están llenas de austero y desprendido, en tanto que como em-
hechos que probablemente no se pueden seña- presario era talentoso y próspero, motivo por el
lar en otra figura de forma tan dramática como en él. cual fue siempre objeto de numerosas críticas y
comentarios, pese a ello jamás dejó de recono-
Nació en Córdoba, España, en el año 3 d.c, una cer su flaquezas y defectos, lo cual se refleja de
región que para entonces era una retirada provin- forma nítida en la epístola XVII donde dice: “No
cia del dominante imperio romano. Su padre digo estas cosas por mí, pues yo me encuentro

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2 55


en un profundo lugar de vicios, sino por aquel palaciegas, para dedicarse a la meditación filo-
que tiene algo que hacer. Hablas de una manera sófica. A este periodo corresponde la composi-
y vives de otra” 3. De tal modo procede que se ción del epistolario entre un joven “neófito” Lucilio
reintegra al senado bajo el reinado de Claudio, y Séneca, al que una vez recopilado, se le dará
pero éste al igual que su predecesor lo hará pre- el nombre de “Epístolas Morales” y será recono-
sa de sus intrigas y habiéndose desvelado una cido como su obra cumbre.
conspiración en la que Séneca se veía implica-
do, determinó desterrarlo a la isla de Córcega De la suerte de los amigos del emperador no lo-
durante siete años (la pena de destierro era para gra escaparse, y luego de ser involucrado por
el periodo Greco Romano el peor castigo que se acusaciones clandestinas de participar en la lla-
podía imponer a un ciudadano libre); esta conde- mada “conspiración de Pisón”, Séneca es obli-
na no se cumplió de forma plena ya que Agripina, gado a causarse la muerte cortándose las venas.
la esposa y sobrina de Claudio, intercede ante
éste por el filósofo y lo hace traer de regreso a la
capital para confiarle la educación de su hijo La muerte
Nerón, quien fuera adoptado por Claudio y desig-
nado como heredero al trono por disposición del Este episodio de la vida de Séneca bien merece
propio emperador. un capítulo literario, pues es casi imposible ha-
llar una historia que iguale la tragedia de este
Nerón, se educará bajo la tutela de Séneca, quien
suceso de la vida de nuestro autor.
se esmera en hacer de él un príncipe prudente,
sabio y clemente, muestra de ello es un texto
Luego de ser sentenciado a cortarse las venas,
que le escribe expresamente a él titulado “de
Séneca procede a dar cumplimiento a la senten-
Clementia” (sobre la clemencia) en el que le indi-
cia, en compañía de su esposa Paulina, quien
ca cuál ha de ser la forma en que debe de proce-
determina darse muerte con su esposo, de tal
der un buen príncipe como gobernante.
manera proceden a abrirse las arterias para de
este modo desangrarse. Séneca, que por su ve-
Su pupilo accederá al trono a la edad de trece
años, razón por lo cual le es pedido a Séneca jez y mal estado de salud no contaba con buena
que junto con Burro asuman la regencia del im- circulación, vio tardarse demasiado este proce-
perio hasta la mayoría de edad del emperador, a so, por lo cual pidió le fueran abiertas también
este período que duró cinco años se le conoce las arterias de los muslos y las pantorrillas, y
como “los años del esplendor Neroniano”, las para que su esposa no fuera testigo de semejan-
crónicas lo relatan como el tiempo de mayor pros- te suceso, le ordenó a sus secretarios le cam-
peridad del imperio y de plena estabilidad políti- biaran de habitación. Nerón, quien sentía un pro-
ca. Una vez Nerón toma el poder, el filósofo retor- fundo temor de que la muerte de Paulina inspira-
nará a sus actividades comerciales entre las que ra mayor odio entre el pueblo, al señalarle culpa-
se destacaba su ejercicio como banquero ama- ble de tal acto de crueldad, ordenó le fuera impe-
sando una fortuna calculada en aproximadamen- dido a ella seguir con el desangre, en tanto que
te “sesenta y dos millones de denarios”, lo que Séneca quien contemplaba tardía la muerte, se
lo convertía en el hombre más rico del imperio vio obligado a pedirle a Estacio Anneo -a quien
para su época. reconocía por su experiencia como médico- le
proveyera un veneno que agilizara la muerte. Le
Reconocido como amigo del emperador, en un fue entregada la porción y la bebió, pero no cau-
tiempo donde dicha condición era un título que só efecto, ya que su cuerpo medicado por sus
generaba un vínculo estrecho con el palacio im- problemas respiratorios de toda la vida no res-
perial, Séneca se da cuenta del peligro que corre pondió a la acción del veneno. Acto seguido “se
al ver la suerte que corren los amigos de Nerón, metió en un baño caliente, salpicando a los es-
que una vez en el trono ha dado rienda suelta a clavos más cercanos, lo que hizo decir que aque-
su crueldad, de la cual no se salva ni siquiera su lla fue una libación que ofrecía a Júpiter liberador.
madre que muere asesinada por orden expresa
del Emperador. Dicha actitud, provoca la gran Se hizo llevar después a una estufa de vapor (sau-
decepción del filósofo (que se refleja de forma na) que acabó por asfixiarlo. Su cadáver fue que-
tácita en las epístolas morales) y le motiva a re- mado sin ninguna ceremonia, como lo había or-
tirarse a su casa de campo, lejos de las intrigas denado en cláusula expresa de su testamento,

56 REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2


“Séneca, después de abrirse las venas se mete en un baño, y sus discípulos, poseídos de
dolor, juran odio a Nerón que decretó la muerte de su maestro”, es el título de este lienzo de
gran formato (2,65 m de alto y 4,36 de ancho) del pintor Manuel Domínguez Sánchez
(Madrid,1840 - Cuenca,1906). Esta obra, que mereció la medalla de primera clase en la
Exposición Nacional de 1871, hace parte de la colección de Bellas Artes del Museo de Jaén
(España).

Reproducción autorizada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (España).


www.museosdeandalucia.es

en un tiempo en que ya rico e influyente había ples escuelas de pensamiento eran un modo de
dispuesto sus últimas voluntades” 4. vida, el cual debía adoptar todo aquel que se ins-
cribiera en ellas. Como queda manifiesto en las
De esta manera, halló la muerte una de las figu- siguientes citas:
ras más prolíferas de la literatura, la política y la
filosofía romana, en un episodio extenso en el “Apruebo y me regocijo porque estudias
cual se pueden destacar sin lugar a dudas que con tenacidad y, dejando de lado todo,
es “el único hombre en la historia que es obliga- procuras una cosa solamente: hacerte
do a suicidarse, y que dicho suicidio tenga que mejor cada día; y no tan sólo te exhorto a
estar compuesto por tres métodos distintos, ha- que perseveres, sino que también te lo
ciendo del mismo una escena digna de las tra- ruego” 5.
gedias clásicas griegas”.
“Tú, medita y pon en práctica los princi-
pios que siempre te he aconsejado, te-
niendo presente que son elementos in-
El estoicismo como forma de vida dispensables de una vida feliz” 6.

Lo característico de las escuelas filosóficas mo- Esto con el fin de garantizar que todos sus inte-
rales, “como fueron llamadas las corrientes filo- grantes alcanzaran el propósito por el cual se
sóficas del periodo romano”, es que más que sim- afiliaban a las mismas, además de ser una for-

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2 57


ma de distinguirse de las otras escuelas, y no do, a fin de que el hombre desapegado de todo
solo de las otras escuelas sino lo que era aún aquello que no es primordial se concentre en al-
más importante: de aquellos reprochables que canzar lo que es en propiedad la felicidad plena,
llevaban vidas degeneradas o licenciosas como que no depende de la tenencia de nada, sino de
los amigos de los emperadores, tal y como lo mi voluntad para alcanzar la tranquilidad de áni-
reflejan algunos relatos históricos en los que se mo, de esa forma lo demuestra la siguiente ex-
narra de forma gráfica y detallada, las clases de presión de Séneca en las Epístolas Morales:
excesos que éstos protagonizaban en las fies-
tas y actividades palaciegas, muchas de las cua- “Trata más bien de conseguir en torno tuyo
les son señaladas como grandes orgías o ban- algún bien que ha de quedarse; mas no
quetes interminables, donde los comensales existe ninguno sino el que el alma en-
comían hasta saciarse, luego de lo cual se pro- cuentra en sí misma. Solamente la virtud
vocaban el vómito, y de esa forma hacían posible proporciona un gozo perpetuo, seguro;
el seguir comiendo; actos que eran reprobados y incluso, si algún impedimento surge, pasa
sumamente criticados por los filósofos de las a modo de nubes que son llevadas por
escuelas morales. debajo y nunca vencen al día” 9.

Conductas como las anteriormente citadas influ- Dejando con la anterior cita manifiesto que, para
yeron en el surgimiento de estas corrientes que el estoico no es posible la tranquilidad sino a
en su mayoría invitaban a llevar vidas austeras y través de un ánimo sereno, y que éste solo se
alejadas de los excesos. puede obtener cuando se desprende de las co-
sas que no son necesarias y que nos esclavizan
“Detenéos con recelo y con temor ante en poseerlas, dejando bien señalada la ruta a
todo bien fortuito… tomar por aquel que esté dispuesto a hallar el
Cualquiera de vosotros que quiera vivir mayor de los bienes, señalado desde el comien-
una vida tranquila, evite todo lo más que zo “La Felicidad”.
pueda esos beneficios untados de
indelicadez; y con ellos también nos en-
gañamos en esto: creemos que los tene-
mos, quedamos adheridos y esclavos de El estoicismo como
ello” 7. propuesta filosófica
En esta vida sin excesos los filósofos trataban Ya considerada la condición del estoicismo como
de iniciar un camino a lo denominaron como “el modo de vida, nos detendremos a plantear su
cuidado de sí” o “la práctica de sí”, como lo ilus-
condición como propuesta filosófica, teniendo
trará Foucault en sus conferencias en el Collage
presente que sus principios han trascendido la
de France, durante los años 1981 y 1982, las
cuales fueron posteriormente recuperadas y pu- historia a través de la concepción y adopción de
blicadas bajo el título: “la Hermenéutica del Su- varios filósofos, entre los cuales podemos desta-
jeto”, en las que señala: car figuras como Baruk de Espinoza, y el ya
mencionado Michel Foucault. Estos autores se
“En la práctica de sí cuyo desarrollo cons- aproximaron a la teoría estoica, a fin de beber de
tatamos durante el periodo Helenístico, ella, como de una fuente todos sus contenidos,
romano, al contrario, hay un aspecto for-
ricos en categorías y sumamente valiosos en
mativo, que está esencialmente ligado a
la preparación del individuo. Pero no una postulados que, como señalábamos en el nume-
preparación para tal o cual forma de pro- ral anterior, están presentados con el propósito
fesión o actividad social” 8. de hacerse más que una mera filosofía, para con-
vertirse en un modo de vida.
Ésta “práctica de sí” consiste fundamentalmente
en buscar de forma permanente la manera de Entre las categorías o premisas estimadas por
moderar la conducta, de desprenderse de las el estoicismo podemos destacar un gran núme-
cosas y por consiguiente conformarse con aque-
ro, ya que se dispuso a plantear conceptos so-
llo que es estrictamente necesario para la vida,
no significando esto, que sea una actitud confor- bre varios aspectos, pero para efectos prácticos
mista; es sobre todo un modo de percibir el mun- me cifraré en dos fundamentalmente:

58 REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2


1. La sabiduría. De este modo el estoicismo establece nuevos
2. La virtud. derroteros para orientar la conducta humana, te-
niendo como inspiración “la búsqueda de la tran-
Planteados estos temas en la obra estoica, es quilidad del alma”
preciso entenderlos como los ejes transversales
de todo el escenario de dicha escuela. Se hacen
transversales en la medida que a cada momento La obra de Séneca
la invitación de los diferentes autores miembros
de esta corriente, es considerar la importancia Al plantear un estudio de la obra de Séneca, y
que tiene para el hombre comprender el sentido no solo un estudio rápido o somero sino la esti-
de la sabiduría y de la virtud, como la forma en mación de la misma como un modelo propuesto
que éstas pueden ser puestas en práctica para digno de ser considerado por las categorías que
efectos de buscar la vida feliz, tal y como lo en él se plantean, creo que es conveniente pre-
afirma Séneca en varios apartes de su texto: sentar algunos de los elementos que me moti-
van a proponer dicha exégesis y que, de paso
“Así, el sabio es maestro en el arte de sea dicho, han movido nuestra investigación en
dominar los males: el dolor, la pobreza,
este autor, quien a pesar de la diferencia históri-
la infamia, la cárcel, el destierro, temibles
en cualquier situación, cuando han llega-
ca que lo separa de nuestro tiempo, plantea una
do a su presencia, quedan mitigados” 10.
serie de elementos que, aún hoy, cuentan con
inmensa validez para efectos de entender la com-
posición de la sociedad y el papel que cada su-
Y al referirse a la virtud en la epístola 85 para
jeto debe jugar en ella, además de las conduc-
refutar a Epicuro cuando éste cuestiona que la
tas que debe observar cada sujeto a fin de mode-
Felicidad pueda proporcionar la felicidad dice:
rar su proceder y encaminarse a la sabiduría que
le lleve a la felicidad.
“Por otra parte es absurdo decir que el
hombre será feliz aún con sólo la virtud,
pero que no será plenamente feliz. De la obra de Séneca, se puede decir que está
¿Cómo pueda esto suceder? No lo com- compuesta fundamentalmente de tres momen-
prendo. Porque la vida feliz encierra en sí tos dispuestos de la siguiente forma: un primer
un bien perfecto, insuperable; y, si lo po- momento, en el que se dispone a reescribir va-
see tal, es perfectamente feliz” 11. rias de las tragedias clásicas griegas - Edipo rey,
la Medea, entre otros-, de este periodo podemos
A lo anterior, que refleja fielmente su criterio res- destacar que se derivará la gran fama y recono-
pecto a la virtud, sumará un comentario adicio- cimiento que, como poeta y literato, ganaría no
nal en la epístola 92, que tiene como propósito solo entre sus contemporáneos, sino a través de
demostrar la plenitud que dispone al hombre el la historia que le sigue reconociendo dicho talen-
regirse por la virtud: to apoyado en estas producciones.

“La virtud no se acrecienta, luego tampo- El segundo periodo de su obra, se carac-


co la vida feliz, que procede de la virtud. teriza por estar dedicado a lo que se titu-
En efecto la virtud es un bien tan grande laron “los diálogos”, acerca de los cuales
que no es sensible a esas pequeñas inci- Paul Veyne se referirá en su texto Séneca
dencias como son la brevedad de la vida, y el estoicismo afirmando: “Unos diálo-
el dolor y la diversidad de molestias cor- gos que no son verdadero diálogos y que
porales” 12. se podrían titular “conversaciones so-
bre…” 13. Estos están dedicados a seguir
En estas expresiones tanto, como en el resto de varios temas y su estructura tal y como lo
su obra Séneca dará claros visos, de plantear señala Veyne, está a modo de conversa-
una filosofía de argumentos sólidos, pero de fácil ciones donde el autor desarrolla diversos
acceso y comprensión, orientados a moderar la temas, como las célebres Consolaciones
conducta, a hacerse práctica, a conducir al hom- a Polibio y Marcia, entre otras.
bre en el camino de la virtud para alcanzar la
felicidad como estado absoluto, que a diferencia El tercer y último momento, será el de las Car-
de Aristóteles no tolera justos medios, ni siquie- tas a Lucilio, que es señalada por los diferentes
ra los concibe. intérpretes como su obra cumbre, tanto por la

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2 59


variedad de temas que en ella aborda, y el modo ción de una teoría como la estoica, para la
en que los desarrolla, como por ser la obra de su recomprensión de la contemporaneidad.
vejez, en la cual recogió todas las meditaciones
de su edad madura y de sus experiencias tanto Iniciaremos por señalar, que dada la dificultad del
como político, como literato y empresario. De hombre de hoy por comprender el sentido de lo
ellas, hará Veyne igualmente un comentario en humano, de lo bueno, de lo justo, como catego-
el que expresa: rías universales y positivas, es sumamente valio-
so apoyarse para efectos de establecer uno
“Las célebres Cartas a Lucilio, son la obra parámetros más objetivos y precisos de una pro-
maestra de los últimos tres dramáticos puesta que parte no de un criterio metafísico -en
años de su vida. Si se nos autoriza a ha- el que el hombre pierde relevancia en la tarea de
cer una sugerencia, ésta será, por varias asumir responsabilidades con su entorno y ésta
razones, comenzar la lectura por estas
se le delega a un dios omnipotente (que todo lo
cartas” 13.
puede) y omnipresente (que está en todo lugar)-
que tiene la tarea de garantizar el perfecto esta-
Las obras de Séneca, cuentan con una caracte-
do de todas las cosas, de las cuales, el hombre
rística que en la cita anterior, Paul Veyne pre-
se beneficia pero de las que no es responsable.
senta como uno de los elementos más significa-
tivos, y es la forma clara, y sencilla en que él
El estoicismo es en sí un modo sencillo de pen-
escribe, haciendo muy fácil su lectura y com-
sar el hombre, de entenderlo con relación a su
prensión, cualidad que es poco común en los
contexto, dentro del cual se admite la importan-
textos filosóficos, y que, dicho sea de paso, es
cia de vivir de acuerdo a la naturaleza, es decir
una de las razones por la cual considero posible
desarrollar la vida desprendido de las cosas que
que una persona que no sea filósofa, se pueda
no son necesarias y que terminan por esclavizar
acercar a ella e iniciarse en la comprensión de
al hombre, facilitando de ese modo la construc-
algunos aspectos de esta disciplina, alcanzan-
ción de una sociedad menos violenta, toda vez
do una ruta segura y coherente para emprender
que la violencia tiene su punto de origen en la
dicho cometido.
desigualdad y la falta de posibilidades de unos
en relación con otros, de lo cual el estoicismo ya
Al anterior comentario sumaré la afirmación de
ha hecho una precisa meditación, dejando como
Paul Veyne, en la introducción a su texto en la
resultado la comprensión de que para vivir bien
cual afirma:
basta con lo mínimo.
“Pese a su claridad, Séneca debe ser to-
“No sabes qué quieres; alabas el bien
mado en serio como filósofo; ha pasado
más que lo que practicas; ves en dónde
la época en que se le consideraba como
reside la felicidad, pero no te atreves a
un literato con un barniz de filósofo, cuyo
llegar a ella. Mas te diré qué es lo que te
estudio se dejaba a los especialistas en
impide, porque tú mismo meditas poco.
letras latinas. La claridad de su superficie
Crees que estos bienes que has de aban-
deja percibir fundamentos conceptuales
donar son grandes; y cuando te prometis-
muy firmes, que son los del estoicismo
te para ti aquella seguridad a la que te-
griego en su versión auténtica. Séneca no
nías que pasar, te retiene el esplendor de
fue un decadente, ni un vulgarizador, que
esta vida de la que tienes que apartarte,
se dirigiera al pretendido «espíritu prácti-
como si hubieras de ir a caer en cosas
co» de los romanos” 13.
horrendas y tinieblas” 14.

Es además el estoicismo una respuesta alterna-


El estoicismo en tiva para la construcción de una propuesta de
la contemporaneidad valores humanos, para una sociedad laical que
se ha distanciado cada vez más del modelo reli-
Una vez presentados los elementos que consi- gioso que fijaba las conductas por medio de nor-
dero necesarios para dar a conocer la doctrina mas morales de obligatorio cumplimiento, y de
propuesta, me dispondré a plantear los argumen- carácter universal, en tanto que desde la postura
tos por los cuales sustento, la validez de la adop- estoica no es admisible un modelo de valores,

60 REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2


sino surgen de la conciencia del hombre, es de- como lo es el estoicismo, el cual hemos aborda-
cir: es cada sujeto quien a partir de su compren- do de la mano de una figura tan extraordinaria y
sión del sentido de lo humano asume el recono- elocuente como lo es Séneca.
cimiento de la dignidad del otro como una exten-
sión de la dignidad propia, sin que le sea im-
puesta o sin que se determine una obligatorie- Referencias
dad en su observancia.
1. VEYNE, Paul. Séneca y el estoicismo. México :
Cabe destacar también la vida despreocupada y Fondo de Cultura Económica, 1995. p. 48.
tranquila que el hombre estoico está invitado a 2. SÉNECA, Lucio Anneo. Prologo. En : ________.
llevar, toda vez que da todo aquello que lo entor- Epístolas Morales. Barcelona : Editorial Juven-
na como natural, sin que le confunda la altera- tud, 2000. P. 10.
ción de aquellas condiciones que no dependen
3. SÉNECA, Lucio Anneo. Carta XVII En : ________.
de él, tales como la salud, o la muerte, sobre las Epístolas Morales. Barcelona : Editorial Juven-
cuales se afirma: tud, 2000. p. 11.
4. VEYNE, Paul. Séneca y el estoicismo. México :
“El mayor defecto de nuestra vida radica
en que ella siempre está inacabada, que Fondo de Cultura Económica,1995. p. 183
un día y otro reservamos alguna cosa para 5. SENECA, Lucio Anneo. Carta V. En : ________.
el futuro. Aquel que todos los días sabe Epístolas Morales. Barcelona : Editorial Juven-
dar la última mano a su vida no siente la tud, 2000.
necesidad del tiempo, pues de esta nece-
6. EPICURO. Carta a Meneceo, D.L.X. En :
sidad surge el temor y el ansia del futuro
________. Sobre la felicidad. Bogotá : Editorial
que consume al espíritu. Nada más de-
Norma, 1999, p. 122.
plorable que la duda sobre como acaba-
rá cuanto nos sucede: nuestro espíritu, 7. SÉNECA, Lucio Anneo. Carta VIII. En : ________.
preocupado por saber cuán larga o cómo Epístolas Morales. Barcelona : Editorial Juven-
será la vida que nos resta, se atormenta tud, 2000.
con un terror inexplicable” 15. 8. FOUCAUL, Michel. La hermenéutica del sujeto.
México : Fondo de cultura económico, 2002, p.
De este modo nos muestra Séneca la forma en 104.
que se debe entender la muerte: como un fenó- 9. SÉNECA, Lucio Anneo. Carta XXVII. En :
meno cotidiano, y por lo mismo dejar a un lado el ________. Epístolas Morales. Barcelona : Edi-
temor que ésta nos produce. torial Juventud, 2000.
10. SÉNECA, Lucio Anneo. Carta LXXXV, Párrafo 41.
Por último resaltaremos que siendo común el En : ________. Epístolas Morales. Barcelona :
interés que impulsa el obrar del hombre de hoy y Editorial Juventud, 2000.
al de la Roma antigua, que no es otro que alcan-
11. SÉNECA, Lucio Anneo. Carta LXXXV, Párrafo 19.
zar la felicidad, es válido poner a consideración
En : ________. Epístolas Morales. Barcelona :
del sujeto contemporáneo, una de las propues- Editorial Juventud, 2000.
tas que a aquellos les sirvió como estrategia para
conducirse a la misma, sin poner para ello en 12. SÉNECA, Lucio Anneo. Epístola 92 párrafo 24.
En : ________. Epístolas Morales. Barcelona :
riesgo la tranquilidad del alma.
Editorial Juventud, 2000.
13. VEYNE, Paul. Séneca y el estoicismo. México :
Las anteriores, entre muchas más, que si las Fondo de cultura económico, 1995. p. 12.
cifro todas no terminaría haciéndose un artículo 14. SÉNECA, Lucio Anneo. Carta XXI, Párrafo 1. En :
sino todo un libro, son razones que puedo argüir ________. Epístolas Morales. Barcelona : Edi-
y que me impulsan a considerar la viabilidad que torial Juventud, 2000.
tiene para efectos de volver a comprender en la 15. SÉNECA, Lucio Anneo. Epístola CI, Párrafo 8.
contemporaneidad, una doctrina tan absoluta- En: ________. Epístolas Morales. Barcelona :
mente sencilla, objetiva, práctica y coherente Editorial Juventud, 2000.

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 3 No. 2 61