You are on page 1of 3

Sánchez A.

El proceso Haber-Bosch
Para hablar del proceso Haber-Bosch debemos remontarnos a los primeros comienzos para la síntesis y
obtención de nitratos debido a su importancia tanto como fertilizantes como armas explosivas, a
principios del siglo XX Chile era el mayor productor de nitratos debido a sus grandes reservas de guano
en sus costas.
La idea de obtener el nitrógeno del aire ya había sido planteada por el científico William Crookes quien
dijo: “Encima de cada milla cuadrada de tierra y mar hay una columna de aire que contiene 20.000 t de
nitrógeno”. Fue el químico alemán Fritz Haber quien utilizo altas temperaturas y presiones combino el
nitrógeno de la atmosfera con el hidrogeno obteniendo así amoniaco, hazaña por el cual merecería el
premio Nobel de Química de 1918. Por primera vez se conseguía solidificar el nitrógeno de forma eficaz
y estable los científicos sabían que era el nutriente básico de las plantas pero su estado gaseoso impedía
aprovecharlo.
En 1909 el ingeniero Carl Bosch convertiría el proceso de laboratorio de Haber en un proceso de
producción a gran escala conociéndose como el proceso de Haber-Bosch; BASF (principales empresas
que lideraban la fabricación y distribución de tintes sintéticos; Badische Anilin und Soda Fabrik)
construyo en Oppau una planta de producción de amoniaco basado en este principio comenzó a
funcionar en el año 1913 pero el inicio de la primera guerra mundial causo que cerrara la fábrica debido
a que la mayoría de su personal fue llamado a las filas y los suministros de nitratos de Chile se vieron
afectados por la flota británica que tenía un control marítimo, lo que ocasiono que el Departamento de
Materias Primas del Ministerio de la Guerra alemán incluyera a sus filas a Haber para que intentara
solucionar el problema.(Pita,2008)
La falta de nitratos fue de gran problema para el ministerio de guerra alemán por lo que Haber contacto
con Bosch para poner de nuevo en marcha la planta de BASF en Oppau con el fin de modificándola para
la obtención de ácido nitratico a partir dl amoniaco para su posterior uso en pólvoras. Sin embargo esta
adaptación dela fabrica tardo algún tiempo en ser implementada y la crisis de falta de municiones llego
a tal extremo de utilizar nitratos que estaban destinados para fertilizantes. Más tarde entre 1915 y 1916
y gracias al apoyo financiero se construyó otra fábrica de amoniaco en Leuna.
Entonces el proceso Haber-Bosch es el proceso industrial para la manufactura de amoniaco a partir de
nitrógeno e hidrogeno se realiza entre 400 y 450ºC a una presión de 200 atm con la ayuda de un
catalizar férrico; el hidrogeno se obtienen mediante la reacción de metano y vapor produciendo
monóxido de carbono como producto secundario, el hidrogeno producido en esta reacción también
reacciona con el oxígeno del aire formando agua y dejando a un lado el nitrógeno, como se sabe el aire
contiene 79% de nitrógeno, 21% de oxígeno y 2% otros gases, estos son comprimidos y depositados en
el reactor donde se produce el amoniaco, después dichos gases se enfrían donde el amoniaco se licua
para almacenarse, el hidrogeno y el nitrógeno que no reaccionan son devueltos al reactor para ser
reciclados.(García, 1997)
Esta es una reacción reversible y la reacción inversa es exotérmica este proceso utiliza el principio de Le
Chatelier el cual dice que el aumento de presión favorecerá la reacción en la que obtengamos menos
moles gaseosos.
Aunque actualmente se sabe que la reacción química completa de la fijación de nitrógeno es la misma
cuando se verifica por el proceso de Haber-Bosch que cuando se realiza en una célula viva primero debe
romperse el triple enlace de la molécula de N2 y luego debe unirse tres átomos de hidrogeno a cada
átomo de nitrógeno. En el proceso de Haber el hidrogeno se presenta en forma de gas molécula
mientras que en la mayoría de las bacterias fijadoras de nitrógeno se extrae de moléculas orgánicas
como la glucosa principal azúcar producido en la fotosíntesis. (Navarro et al, 2013)
Por otra parte el descubrimiento de una nueva forma de sintetizar amoniaco a partir del nitrógeno
atmosférico significo una forma de abastecer la gran demanda de fertilizantes para las cosechas debido
al incremento de la población mundial.
Asimismo el desarrollo industrial del proceso Haber-Bosch fue de gran importancia para el crecimiento
de la industria química ya que por una parte rompía las dificultades de obtención de materia prima para
dos sectores importantes de la industria química los fertilizantes y la producción de ácido nítrico.
El proceso Haber-Bosch fue implementado en México en 1951 esta nueva planta patrocinada por el
decreto de 1948 fue calificada como la que aporto más adelantos en la industria petroquímica nacional
y estaba destinada a la producción de sulfonio de amonio grado fertilizante.(Arias 1990)
Sin embargo con el paso del tiempo el uso de fertilizantes químicos ha tenido un impacto tanto en la
salud como en el ambiente aunque solo el 17% del amoniaco usado como fertilizante es consumido por
los humanos a través de la comida.
El resto acaba en la tierra o en el aire; las emisiones en ausencia de interferencia humana son de 0,5
kilos por hectárea y año. La agricultura moderna ha multiplicado por 20 esta cifra, lo que ha provocado
la alteración del ciclo natural del nitrógeno aunque su impacto global aún no es muy conocido.
Hay dos problemas directamente relacionados con el amoniaco: uno es el de la eutrofización de las
aguas los nitratos acaban en mares y ríos, las algas y bacterias se dan un banquete con el exceso de
nutrientes y eso acaba con el oxígeno que necesitan otras especies. Por otro lado, el nitrógeno reactivo
está alterando el balance atmosférico, enriqueciendo el ozono de la troposfera y reduciendo el de la
estratosfera; eso sí, el amoniaco tiene el efecto positivo de la captura de CO2 en selvas y bosques
debido a la mayor presencia de nitrógeno en el aire. (Navarro et al, 2013)
Los daños en humanos y animales están relacionados con la ingesta de agua o alimento que fueron
tratados con exceso, la aplicación en exceso o continua de los fertilizantes acidifica los suelos, favorece
la erosión y afecta los organismos (flora y fauna) y altera las propiedades químico-físicas de los
componentes del suelo.
Algunas bases de ácidos como los nitratos y los sulfatos provenientes de la preparación de los
fertilizantes se convierten en ácido sulfúrico y nítrico que aumentan la acidez y reaccionan con los
minerales del suelo; las sales y ácidos que por lixiviación llegan a los cuerpos de agua, afectan sus
propiedades químico-físicas. Por ejemplo, los lagos que recogen efluentes provenientes de las áreas
agrícolas arrastran grandes cantidades de fosfatos y nitratos que estimulan la proliferación de plantas
acuáticas, tales como el Jacinto de agua.
Por ultimo en términos de impacto en la vida humana la síntesis Haber-Bosch es el proceso químico
más importante que se haya inventado, al haber posibilitado el aumento de la producción de alimentos
gracias al uso de fertilizantes basados en NH3, lo que permitió que tuviera a lugar el crecimiento de la
población mundial.
Por el contrario el consumo masivo y el aumento de la población originan que se ocupen fertilizantes
quimios para abastecer tal demanda pero a su vez genera un impacto en el entorno. Se debe buscar
maneras de substituir los fertilizantes químicos en los suelos, utilizando como sustituto el estiércol
animal, la composta y las bacterias nitrificantes.
El estiércol vacuno o de otros animales provee al suelo materia orgánica y en menores extensiones
algunas nutrientes; la composta es un material que se puede preparar en nuestras casas, este consiste
de residuos agrícolas, basura, estiércol que se dejan fermentar por determinado tiempo.
Finalmente el amoníaco, es la materia prima para la fabricación de muchos productos químicos, y es en
sí mismo un producto final altamente demandado.

Referencias Bibliográficas:

 Arias Patricia. (1990). Industria y estado en la vida de México. México: El Colegio de Michoacán.
 García Juan. (1997). La industria química y el ingeniero químico. España: Universidad de Murcia.
 Gómez Domingo y Gómez Ma. Teresa. (2013). Evaluación de impacto ambiental. Madrid, España:
Ediciones Mundi-Prensa.
 Navarro Ginés y Navarro Simón. (2013). Química Agrícola. Madrid, España:Ediciones Mundi-
Prensa.
 Pita René. (2008). Armas químicas: La ciencia en manos del mal. Madrid, España: Plaza y Valdés
Editores.