You are on page 1of 5

Carne desmechada o ropa vieja

Hoy comparto la receta de la carne desmechada o mechada, también conocida


como ropa vieja cubana. Se trata de una preparación muy popular que forma parte
de la cocina tradicional de varios países del Caribe y de Centro y Sur América. En
Venezuela y Costa Rica se le conoce con el nombre de carne mechada, en
Colombia con el nombre de carne desmechada y en Cuba y Puerto Rico es la
conocida ropa vieja. Así podría seguir nombrando países y distintos nombres de la
receta (carne deshilachada, deshebrada o ripiada); pero fundamentalmente es la
misma preparación con pequeñas variaciones entre un lugar y otro. En líneas
generales se cuece hasta a ablandar un corte de carne de guisar con algunas
hierbas aromáticas, seguidamente se deshebra o deshilacha y se guisa con parte
del caldo de su propia cocción y un sabroso sofrito.
Aclaro que esta preparación es diferente a la también deliciosa ropa vieja que se
hace en España a partir de los restos del cocido de garbanzos. Si bien considero
que la versión caribeña tiene un evidente origen en la gastronomía española. En
nuestro caso no se hace como receta aprovechamiento del cocido; sino que es un
plato con identidad propia que se elabora con ingredientes frescos sin utilizar o
depender de las sobras de otra comida.
Acostumbro a servir la carne desmechada con un poco de arroz blanco y un par
de tajadas de maduro. Me encanta mezclar su salsita con el arroz uumm... Y si
me sobra un poco de carne mechada, al día siguiente la puedo aprovechar como
relleno de sándwiches, empanadas, arepas y tortillas mexicanas, o simplemente
para comerla con unos patacones. Hay muchas posibilidades y todas son muy
apetitosas.

Si quieren disfrutar de una rica ropa vieja al estilo caribeño, no duden en probar
esta receta. Recuerden que me pueden encontrar en facebook.

Ingredientes para 4 personas:

Cocción de la carne y caldo


800 gramos de falda de res (es importante elegir un corte de carne que se pueda
deshebrar con facilidad)
1,5 litros de agua
4 dientes de ajo
4 ramitas de cilantro
1 hoja de laurel
1/2 cebolla roja
2 clavos de olor
1/2 cucharada de sal

Sofrito y carne desmechada:


3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla roja grande finamente picada
1 pimiento o ají pimentón rojo mediano finamente picado (también se puede echar
rrallado y sin la piel)
4 tomates pera maduros sin piel cortados en cubitos
Pizca de sal
1/2 cucharadita de comino
1/2 cucharadita de tomillo
El trozo de falda anteriormente cocido
400 ml del caldo de la cocción de la carne
1/2 cucharadita de azúcar (opcional)

Preparación:
Cocemos la carne. Comenzamos limpiando el trozo de falda de cualquier
membrana o resto de grasa que tenga en la superficie. Cortamos la carne en 2
pedazos y los colocamos en la olla a presión. Vertemos 1,5 litros de agua en la
olla, adicionamos los 2 clavos de olor, los 4 dientes de ajo, la media cebolla, la
hoja laurel y las ramitas de cilantro. Sazonamos con media cucharada de sal.
Cerramos la olla y ponemos a cocer la carne a fuego medio- alto, a partir del
primer pitido de la válvula, la dejamos cocinar por 30 minutos.

Deshebramos la carne y reservamos el caldo. Cuando la carne esté blanda, la


sacamos de la olla y la dejamos templar en un plato para poderla desmenuzar sin
quemarnos. Colamos o filtramos el caldo de la cocción de la carne y reservamos
400 ml. El resto del caldo, una vez frío, se puede refrigerar o congelar para ser
usado en otra preparación. Les recomiendo que no lo tiren, tiene muy buen
sabor. Deshilachamos la carne en hebras delgadas o medianas, según lo prefieran.
En la receta sólo vamos a usar las hebras limpias, los pellejos que puedan haber se
desechan.
Hacemos el sofrito y la carne desmechada. Ponemos a calentar 3 cucharadas de
aceite en una cacerola grande, agregamos la cebolla y el pimiento y sofreímos a
fuego medio hasta que las verduras se vean bien blandas o marchitas, este paso
puede tardar 10 minutos aprox. Seguidamente, sazonamos con una pizca de sal,
pimienta al gusto y media cucharadita de tomillo y comino. No se excedan con la
sal, recuerden que el caldo ya está salado. Adicionamos el tomate, continuamos
rehogando, cuando el tomate esté bien integrado o deshecho en el sofrito,
incorporamos la carne deshebrada. Removemos bien, vertemos el caldo que hemos
reservado con anterioridad (400 ml), medio tapamos la cacerola (sin encajar del
todo la tapa para que evapore el caldo) y dejamos cocinar la carne a fuego medio
durante 25-30 minutos.

El caldo irá reduciendo y al final de la cocción nos ha de quedar una carne jugosa
en una salsa muy gustosa. Prueben la ropa vieja en los últimos minutos de cocción,
si lo consideran necesario, corrijan la sazón agregando una pizca de sal. Además,
si notan un poco de acidez en la salsa, adicionen media cucharadita de azúcar.