You are on page 1of 10

DVIII-2018-I

“EL MODO INTEMPORAL DE CONSTRUIR” -


Resumen

DOCENTE: Arq. Herrera Delgado Sonia Martina


ALUMNA: Saire Saire Katya Alexandra

CUSCO - 2018
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

EL MODO INTEMPORAL DE CONSTRUIR

CHRISTOPHER ALEXANDER

EL MODO INTEMPORAL

Existe un modo intemporal de construir, este es un proceso mediante el cual


el orden de una edificación surgirá de la naturaleza interna de la gente, animales y
materia que los componen.
Se trata de un proceso que extrae el interior de uno mismo, la vida misma de una
persona, y permite que este florezca espontáneamente.

Este proceso es tan poderoso que el individuo será capaz de diseñar y hacer
cualquier lugar de una forma hermosa otorgándole vida y haciéndola capaz de
transmitir sensaciones.
Aún sin la ayuda de un arquitecto, un individuo que trabaja con el modo
intemporal será capaz de crear un edificio o ciudad con vida; siendo estos el
resultado de varios procesos diferentes de crecimiento y construido con distintos
actos de construcción, no es posible hacer grandes edificios, ni grandes ciudades,
ni hermosos lugares en los que te sientas tú mismo, lugares en los que te sientas
vivo, si no sigues este modo.
Se tratará de un deseo de formar parte de una naturaleza ya existente, creando algo
hecho por nosotros que será capaz de fusionarse de forma espontánea con nuestro
entorno.
Para ello, existirá una secuencia de actividades que nos dirigirán a generar un
edificio viviente, esta secuencia ha estado presente de forma inconsciente desde el
principio de los tiempos en casi todas las formas de construcción, pero solo es
posible identificarlo haciendo un análisis profundo para así demostrar que es un
elemento constante en los edificios a través de la historia.
Los componentes fundamentales de los que está hecho un edificio o ciudad son
denominados patrones, y se originarán a partir de procesos generativos
combinatorios, los cuales podemos comprender mediante la síntesis, dichos
procesos generativos son diferentes y podremos definir el contraste entre estos al
identificar los edificios vivos y los edificios muertos.

2
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

1. LA CUALIDAD SIN NOMBRE

Existe una cualidad central que es el criterio fundamental de la vida y el


espíritu de un hombre, una ciudad, un edificio o un yermo. Esta cualidad es
objetiva y precisa, pero no tiene un nombre.
La forma de juzgar las diferencias entre un mal edificio y un buen edificio, o una
buena o mala ciudad es una cuestión objetiva y puede ser relacionada con la
analogía de la diferencia entre salud y enfermedad.

La cualidad es lo más esencial que puede haber en cualquier cosa, siempre será
diferente para un determinado objeto y jamás podrá ser repetida pues toma su
forma del sitio especifico en el que ocurre, sin copiar algún criterio exterior, esta
identidad es la cualidad fundamental de cualquier cosa, pero no es posible darle un
nombre a esta cualidad.
El hecho de que no sea posible dar nombre a esta cualidad no significa que sea
vaga o imprecisa. Será, viviente, integral, cómoda, exacta y eterna, comprender su
concepto es complejo y las palabras no logran designarla porque es mucho más
precisa que cualquier palabra, es la más importante dentro de cualquier persona o
cosa, pues es su esencia en si misma.
Nosotros hacemos la búsqueda de esta cualidad, la cual es la esencia de la historia
individual de cada persona, la búsqueda de aquellos momentos y situaciones en que
estamos más vivos.
En nuestra vida, esta cualidad sin nombre es nuestra esencia, lo más precioso que
tenemos y nos dará libertad en medida de que seamos cocientes de ella y la
poseamos. Diremos que alguien es libre cuando se siente perfectamente cómodo
consigo mismo. Pero para poder experimentar por completo la cualidad debemos
deshacernos de nuestros miedos dejando que las fuerzas internas fluyan en libertad,
a dejar que la configuración de la propia persona se adapte auténticamente a esas
fuerzas. El temor que nos impide ser nosotros mismos, ser esa persona única en el
mundo, que esta encasillada a tener una imagen o función que no es su esencia en si
misma.

3
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

Al estar resueltas las fuerzas de una persona, ellas mismas se sentirán cómodas, lo
cual traerá consigo que su verdadero ser salga a flote, esto sucederá de forma
espontánea.
Y así podremos identificar si es que alguna edificación, espacio, objeto posee esta
cualidad si es que al verlo, pensamos que es libre como nosotros lo seríamos.

Los lugares que poseen esta cualidad nos invitan


a cobrar vida y de igual forma, cuando poseemos
esta cualidad, podemos crear ciudades y edificios
que tengan vida.
Para definir la cualidad hablaremos de patrones,
y en primera instancia, debemos comprender que
todo lugar adquiere su carácter a partir de
patrones de acontecimientos que suceden en el
entorno.
La cualidad sin nombre es circular, existe en
nosotros cuando existe en nuestros edificios y
viceversa

Para comprender la cualidad en los edificios debemos primero comprender que este
estará gobernado por lo que pase dentro de él, los acontecimientos componen el
carácter del lugar y no pueden separarse de su espacio de acontecer. El mismo
criterio se aplica de forma individual a la vida de cualquier persona, pero los
patrones varian de persona a persona y de cultura a cultura.

Los patrones de acontecimientos siempre


están relacionados con determinados
patrones geométricos de espacio, los cuales
compondrán cada edificio y cada ciudad.
No es suficiente decir que todo patrón de
acontecimiento reside en el espacio, lo que
queremos saber es que la estructura del
espacio respalda los patrones de
acontecimientos que contiene, de tal forma
que si cambiamos la estructura del espacio
también se generarán cambios en los
patrones de acontecimientos.

4
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

La estructura de un edificio o de una ciudad también tendrá un patron de relaciones.


Estas relaciones serán necesarias para la relación de los elementos y formarán parte
de ellos. Los patrones con vida nos permiten resolver nuestras fuerzas por nosotros
mismos. No nos impone nada: nos permite resolver meramente nuestras fuerzas tal
como son. Los patrones específicos con los que se construye un edificio o una
ciudad pueden estar vivos o muertos. Cuantos más patrones vivientes haya en un
lugar más vida cobrará ese lugar como totalidad, poseerá la cualidad sin nombre.
La arquitectura será un sistema en el que coexistirán muchos patrones. Cada uno de
esos patrones puede estar vivo o muerto en sí mismos y contribuyen a sustentar a
otros y la cualidad sin nombre aparece cuando todo un sistema de patrones,
independiente a muchos niveles, es estable y viviente.
Un edificio o una ciudad cobran vida cuando todos los patrones que contienen están
vivos: cuando permite que cada elemento dentro de él cobre vida en sus propios
términos.
De la misma forma, la cualidad sin nombre en nosotros, nuestra vitalidad dependen
de los patrones del mundo que poseen dicha cualidad, los patrones vivientes liberan
esta cualidad en nosotros, y mientras más patrones vivientes hayan en un lugar, este
relucirá más, poseerá ese fuego auto-alimentador que es la cualidad sin nombre.
Ahora, cuando un edificio cuenta con este fuego y se convierte en parte de la
naturaleza, podemos decir que esta es la cualidad propiamente dicha.

2. EL PORTAL

Para alcanzar la cualidad sin nombre, en necesario generarla a partir de acciones de


las personas. No puede resultar simplemente de la ‘creación’ o ‘armado’, sino que
resulta de un proceso dado a través del tiempo.

5
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

La cualidad sin nombre depende del grado de adaptación de sus partes en un todo.
No es esencial que cada persona diseñe o dé forma su lugar, lo que es necesario es
que todos diseñen los millones de lugares en los cuales habitaran, de este modo, se
logrará un conjunto total que encontrará su camino hacia la estructura de los lugares.

La cualidad sin nombre es lo que da vida, y la vida no puede hacerse sino solo
generarse mediante un proceso, en el cual los patrones intervendrán, estos serán,
imágenes mentales de los patrones del mundo, los cuales son dinámicos, nos dicen
qué hacer, cómo los generamos o podremos generarlos; pero también nos dice que
bajo ciertas circunstancias debemos crearlos.
Los patrones formarán un lenguaje de patrones, el cual es un sistema que permite a
al individuo crear una incontable cantidad de combinaciones tridimensionales de
patrones, es decir ciudades, edificios, etc.
Este lenguaje será un sistema de reglas que una persona empleará para hacer sus
edificios, será diferente y variable según quien que lo utilice, pues las personas
reflejaran en este sus sueños, sus necesidades, su forma de vida, su contexto, etc.,
pero a pesar de que los patrones se repitan en los diversos lenguajes estos lograran
crear una armonía y dar vida a un lugar.

Cada persona construye siguiendo algunas reglas empíricas, no todos los edificios
del mundo están hechos por arquitectos. Todas estas reglas empíricas (patrones)
forman parte de sistemas que los engloban, es decir los lenguajes, y cada persona
tiene en su mente un lenguaje de patrones distinto al de otros, pues es la suma total
del conocimiento propio del modo de construir.
Cuando una persona comienza con su diseño, se ve dirigido por el lenguaje de
patrones que tiene en su mente en ese momento; debido a que los lenguajes de
patrones de cada mente evolucionan constantemente, a medida que se esta persona
desarrolla nuevas experiencias su acto de diseño estará totalmente gobernado por los
patrones que tiene en su mente en ese momento y por su habilidad para combinar
dichos patrones de modo tal que formen un nuevo diseño.

En

6
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

el momento que una persona diseña, no tiene tiempo de pensar a partir de cero y
necesita actuar rápidamente en base a las distintas reglas empíricas que ha
acumulado en su mente. Algunas personas pueden negar la existencia de patrones
mentales. Puedes decir que confías en que las profundidades de tu emoción e
intuición respondan de manera singular a cada nuevo problema que se te presente.
Pero incluso esa emoción y esa intuición están guiadas por algunos principios, por
muy ocultos que estén. Aunque nunca hayas intentado volver explícitos esos
principios, estos están en algún rincón de tu mente, son estos principios los que
entran en acción cuando haces un proyecto, a través de la intuición y la emoción.

Asimismo, los patrones que se repiten provienen, sencillamente, del hecho de que
toda la gente posee un lenguaje común y de que cada persona utiliza este lenguaje
común cuando hace alguna cosa. La repetición de patrones se manifiesta porque el
lenguaje es ampliamente compartido. Toda parte del entorno es gobernada por
alguna porción de un lenguaje de patrones.

No obstante, muchas personas estarán de acuerdo en que la fuerza creativa de un


arquitecto, su habilidad para hacer algo hermoso reside en su capacidad de
observación correcta y profunda. En este sentido, entonces, un lenguaje de patrones
subyacentes consiste en una serie de patrones que corresponden a una serie de
observaciones profundas acera de que hace hermoso un edificio. Los lenguajes de
patrones son fuente de belleza y fealdad, son la fuente de toda capacidad creativa
lenguaje de patrones compartido y evolutivo al que todos contribuyen y que todos
pueden utilizar, el patrón es al mismo tiempo una cosa que ocurre en el mundo y la
regla que nos dice como y cuando crear esa cosa. Es tanto un proceso como una
cosa.

Pueden existir patrones a cualquier escala, pero para volverlo explícito solo tenemos
que hacer clara la estructura interna del mismo. Si experimentamos en un lugar la
sensación de que algo es correcto, de que algo funciona, de que algo nos hace sentir
bien, queremos identificar ese "algo" para poder compartirlos con otros y poder
usarlo repetidas veces. Debemos identificar que es exactamente ese algo , por qué
ese algo contribuye a que el lugar sea viviente, cuándo o cómo funcionará ese
patrón.

Un patrón define un campo de relaciones espaciales y en consecuencia tiene que ser


posible hacer un diagrama de él, y sólo funciona plenamente cuando abarca todas
las fuerzas que se encuentran presentes en la situación dada, será una imagen
mental que puede contribuir a prever en qué situaciones las fuerzas estarán en
armonía y en cuáles no, para cerciorarnos exactamente de cuales son esas fuerzas,
debemos confiar más en las emociones que en el intelecto. Ocurre que nos sentimos

7
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

bien en presencia de un patrón que resuelve sus fuerzas; y nos sentimos mal e
incómodos cuando no las resuelve.
Tu mente posee la capacidad innata de crear un lenguaje de patrones. Pero
su contenido exacto y su naturaleza específica será creado por nosotros mismos.
Ya que experiencia personal siempre es diferente a la de otros, las versiones de los

patrones que creamos son algo distintas a las versiones que cualquier otra persona
descubre por sí misma.

Todos los lenguajes individuales formarán uno más grande, un lenguaje compartido
dentro de una ciudad es una estructura, mucho más compleja que un lenguaje
individual.

La describiremos como una red de redes, formado por lenguajes que serán el reflejo
de una cultura y un estilo de vida.

8
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

3. MODO

Una vez que hemos construido el portal, es necesario atravesarlo para practicar el
modo intemporal.

Primero comenzaremos viendo que el orden rico y complejo de una ciudad puede
originarse en miles de actos creativos, pues una vez que tenemos un lenguaje de
patrones común en nuestra ciudad, todos poseemos la capacidad de dar vida a
nuestras calles y edificios a través de nuestros actos más corrientes. Como una
semilla el lenguaje es el sistema genético que da a nuestros millones de pequeños
actos la capacidad de formar un todo.

Es importante que la gente le de forma a su mismo entorno, pues la ciudad es algo


viviente y por ello su construcción será parte de un proceso que surgirá de una
miríada de pequeños actos, los cuales estarán de la mano de la persona que mejor los
conoce y sabrá cómo adaptarlos a circunstancias locales, para que este flujo de
millones de actos no resulte en un caos, el lenguaje de patrones se asegurará de que
exista una estructura haciendo que la ciudad o edificio sigan siendo un todo, dicho
lenguaje contribuirá a hacer un patrón más amplio.

Dentro de este proceso, cada acto individual de construcción es también un proceso


en que el espacio se vuelve diferenciado. No se trata de un proceso de adición en el
que se combinan partes hechas para crear un todo, sino se trata de un proceso de

9
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN ANTONIO ABAD DEL CUSCO

evolución similar al de un embrión, en el que el todo precede a las partes y de hecho


les da vida.
Consideraremos que solo es posible hacer un lugar viviente mediante un
proceso en el que cada parte sea modificada por su posición en el todo.
El lenguaje de patrones nos propondrá secuencias para un diseño, pero esta
secuencia funciona porque encara al edificio como una globalidad de cada paso.
Dicha secuencia seguirá un proceso de despliegue que se cumple paso a paso y un
patrón por vez. Cada paso da vida a un solo patrón y la intensidad del resultado
depende de la intensidad de cada uno de esos pasos individuales.
.A partir de la secuencia de estos patrones individuales, en la mente propia se
formarán edificios enteros con el carácter de la naturaleza y fluirán naturalmente
como si se tratara de oraciones, estos edificios que serán parte de los millones de
actos individuales de construcción generarán, reunidos una ciudad viviente.
El origen de esta y los edificios que lo conforman, se desprenden de la naturaleza de
los seres humanos y de las leyes de la naturaleza,

4. LA MEDULA DEL MODO

Se puede tener la impresión de que la vida de los edificios y el carácter


intemporal que éstos poseen cuando son vivientes, pueden crearse simplemente
mediante patrones de lenguaje, pero en el centro del modo intemporal hay una
médula, una enseñanza central, la esencia de esta médula es el hecho de que solo
podemos hacer un edificio viviente cuando nos desprendemos del yo.
Solo lograremos hacerlo cuando ya no “tengamos miedo” y podamos permitirnos
abandonar nuestras imágenes, tenemos que empezar con la mente en blanco, y en
esta etapa la vida del edificio que crearemos surgirá directamente de nuestro
lenguaje.

El lenguaje nos hará sentir libre porque podremos hacer aquello que se salga
directamente de nuestros corazones, de nuestra mente, permitirá que nuestros
sentimientos, aquellos que por mucho tiempo habían estado reprimidos, puedan ser
libres y nos permitan diseñar de forma que podamos hacernos uno con la naturaleza.

10