You are on page 1of 81

CONOCE LA BIBLIA: NUfcVU l U I A M b M U

EPÍSTOLAS
A
LOS GALATAS Y ROMANOS
P. Barnabas M. Ahern, C. P.
CONOCE LA BIBLIA: NUEVO TESTAMENTO
CONOCE LA BIBLIA:
Una colección insustituible en cursillos bíblicos, reuniones NUEVO T E S T A M E N T O
de equipo, círculos de estudio...
Y para vivir

una auténtica ESPIRITUALIDAD BÍBLICA 8


CARTAS DE SAN PABLO
EVANGELIOS
A LOS GALATAS
HECHOS
Y ROMANOS
EPÍSTOLAS
APOCALIPSIS
Introducción y Comentario
Por
Barnabas M. Ahern, C. P
• Firmas internacionales

• Rigor científico

• Sencillez asequible

• Comentarios pastorales

Un servicio editorial de SAL TERRAE


para que todos c o n o z c a n y vivan
EDITORIAL «SAL TERRAE»
LA PALABRA DE DIOS
SANTANDER (España)
Traducido del original inglés, NEW TESTAMENT READING GUIDE:
T h e epistles to t h e Galatians a n d ío <he Romana
The Liturgical Pre6S-Collegeville, Minnesota

ÍNDICE
Págs.

Introducción a la Epístola a Gálatas 5


Texto y comentario 17
Saludo 17
I. Defensa de su autoridad 19
Imprimí Potest: FRANCISCO DE BORJA VIZMANOS, S. J. II. Defensa de su doctrina 28
Prep. Prov. Castilla III. Exhortación 40
Nihil Obstat: D R . AGAPITO AMIEVA IV. Palabras de aliento y conclusión 47
Censor
Imprimatur: JAVIER AZAGRA
Introducción a la Epístola a Romanos 49
Vicario General
Santander, 16 Octubre 1965 Texto y comentario 59
Introducción 59
I. Sin Cristo no hay salvación 63
II. La salvación por medio de Cristo 75
III. Riquezas y exigencias de la salvación 83
TV. Judíos y gentiles en el plan de Dios 108
V. Consejos y exhortación 126
© EDITORIAL "SAL T E R R A E " - SANTANDER VI. Despedida y acción de gracias 140
Abreviaturas 149
P J I S I t D IN SPAIN
Pasajes de las Cartas a Gálatas y Romanos, usados como
Epístolas en la Misa 151
Ayudas para el repaso y temas de discusión 153
Deposito legal: BU - 235 - 1966

N. B. — La traducción del texto del N. T. está tomada de la versión


española del P. Felipe de Puenterrabía, O. P . M. Cap., publicada por l a
Editorial verbo Divino. — Estella (Navarra).
HIJOS DE SANTIAGO RODRÍGUEZ. - MOLINILLO. H - B Ü B G 0 3
EPÍSTOLA A LOS GALATAS

Introducción

Varios factores contribuyen a dar a la carta de San Pa-


blo a los Gálatas un valor enteramente peculiar. Siempre
ha sido calificada, juntamente con la Carta a los Romanos
y las cartas I y II a los Corintios, como una de las gran-
des epístolas que manifiestan el pensamiento de Pablo ya
completamente maduro. Al mismo tiempo es rica en deta-
lles biográficos de su vida y de la vida de la primitiva Igle-
sia. Solamente I y II a Corintios pueden competir con la
Carta a los Gálatas en la clara descripción de abundantes
trazos de una joven comunidad cristiana.
Sólo la II Carta a los Corintios se puede comparar con
esta patética historia de la angustia de Pablo cuando,
como intrépido campeón de la verdad, vio negada la ver-
dad y, como ferviente y abrasado apóstol, vio a sus con-
vertidos a punto de abandonar a Cristo.

Los lectores de la carta


No es aún cierto qué grupo étnico de Asia Menor tiene
Pablo en la mente cuando se dirige a sus lectores con el
apelativo de "Gálatas" (3:1) y les saluda como las "Iglesias
de Galacia".
Una breve mirada a la historia basta para presentar
el problema. En la primera mitad de la tercera centuria
antes de Cristo un grupo Celta, partiendo de su tierra de
origen al otro lado del Danubio, vino a asentarse en el
corazón de Asia Menor en los alrededores de la mo-
derna Ankara, la capital de Turquía. En el correr de los
tiempos se anexionaron el territorio al sur, las regiones
6 EPÍSTOLA A LOS GALATAS INTRODUCCIÓN* 7

de Pisidia y Licaonia, Isauria y parte de Frigia. Al fin


todo el reino cayó en poder de los romanos y el año 25 an- Ocasión de la Epístola
tes de Cristo, tanto el territorio primitivo del norte como No mucho después de la conversión de los Gálatas (1:6)
las regiones posteriormente anexionadas al sur, se con- ciertos falsos judío-cristianos aparecieron en escena fo-
virtieron en una provincia romana. El nombre de Galacia mentando las disensiones. Comenzaron creando dudas so-
se reservaba generalmente para el grupo étnico originario, bre la autoridad de Pablo, haciendo ver que se trataba de
en el norte. Los territorios del sur, aunque constituían un mero discípulo de los discípulos de Cristo. Recalcaban
una parte de toda la provincia, conservaban preferente- que nunca había visto a Jesús y de esta manera no podía
mente sus nombres peculiares. haber sido llamado al verdadero apostolado. De todos mo-
En su primer viaie misionero Pablo predicó en las ciu- dos le acusaban de distorsionar deliberadamente la doc-
dades del sur (Act 13:13-14:24), donde convirtió muchos trina recibida y de predicar la liberación de la Ley sola-
judíos y gentiles (Act 14:1), aunque los judíos rodearon mente para ganarse el favor de los Gálatas y para con-
su predicación de abierta persecución. En el segundo viaje quistarlos más fácilmente a la Fe Cristiana (Gal 1:10).
tornó a estas ciudades (Act 16:1-6) y después extendió su Los maestros ludios a su vez consideraban el Cristia-
acción hacia el norte a "Frigia y el país de los Gálatas" nismo como una secta del Judaismo, diferente de las otras
(Act 16:6), aunque no tenemos noticia de sus trabajos allí. sectas solamente por la aceptación de Jesús como Mesías.
En su tercer viaie de nuevo pasó "a través del país de los Insistían en que, en orden a hacerse merecedores a las
Gálatas y Frigia, confirmando a todos los discípulos" promesas hechas por Dios a Abrahán, el hombre tenía
(Act 18:23). que ligarse a él por lo menos por medio de la circuncisión
Debido a la parquedad del relato del Libro de los (Act 15:1-5). Se presentaban como preocupados por im-
Hechos, hav variedad de opiniones sobre los destinatarios poner la observancia de toda la Ley a todos los cristianos.
de esta Carta. Algunos piensan que San Pablo se dirige El motivo práctico de su esfuerzo de propaganda era pro-
a las Iglesias del sur que evangelizó en su primer viaje bar su lealtad al Judaismo, y al mismo tiempo continuar
misional. Gran número de autores opinan que escribió a siendo cristianos mientras escapaban de la persecución
las Iglesias del norte que fundó en su segundo viaje mi- procedente de los judíos (6:12-13).
sional y que visitó de nuevo en el tercer viaje. Los argu- Sus argumentos parecieron convincentes a los Gálatas,
mentos que sustentan esta opinión no son suficientemente quienes, como sus antepasados celtas (si procedían del
fuertes como para excluir el punto de vista opuesto. Así, norte), eran hombres confiados y volubles, predispuestos
pues, la identificación de los lectores de San Pablo aún no por sus antiguas supersticiones a aceptar un sistema re-
ha sido establecida definitivamente. Baste saber que se ligioso más externo y ritualista que el cristiano (4:8-9).
trata de un grupo de conversos, la mayor parte de ellos No se pasaron de campo inmediatamente, pero estaban
procedentes del paganismo (Gal 4:13-14) que vivían en en peligro inminente de apostasía (3:1-4). Habían comen-
Asia Menor. zado a observar las fiestas judías (4:10) y creían que las
enseñanzas de Pablo estaban considerablemente resque-
brajadas (1:6-7). El Apóstol, pues, tan pronto como se en-
teró de su precaria situación, les escribió esta carta a p a -
sionada, dictada por su propio corazón.
8 EPÍSTOLA A LOS GALATAS INTRODUCCIÓN. 9

En primer lugar defiende su autoridad personal contra


Estilo de la Epístola los ataques de los maestros judíos (ce. 1-2). No hay otro
Está enteramente de acuerdo con la necesidad del mo- documento que contenga tantos y tan objetivos trazos
mento. Pablo siente intensa indignación contra los fal- autobiográficos de Pablo. Presenta una detallada narra-
sos maestros que intentan arruinar su obra y robar a ción de sus relaciones con los Apóstoles, mostrando su
Cristo a los convertidos que él ha hecho (5:12). Siente total independencia de ellos (1:16-17; 2:6). De todos mo-
también un verdadero enfado con los cristianos que aban- dos afirma que no puede haber una distorsión de las ense-
donan tan pronto la rica herencia de verdad que han ñanzas de ellos porque él ha aprendido todo de Dios
recibido de él (3:1-3). No hace el menor esfuerzo por ocul- (1:11-12; 2:9).
tar estos sentimientos. En la segunda parte (ce. 3-4) presenta una brillante
Le faltan a la carta sus habituales acciones de gra- defensa de la principal verdad atacada: sólo la muerte
cias al empezar y terminar. Sin dilación súbitamente redentora de Cristo y la participación del hombre en esta
se enfrenta con el problema que se han creado a sí fe verdadera y en el bautismo, proporcionan la verdadera
mismo los Gálatas. Emplea toda clase de recursos para justicia (3:1-5,13-14; 4:4-5). No hay otro medio, ni si-
hacerles caer en la cuenta de la gravedad de su situa- quiera las leyes y prácticas judaicas pueden proporcionar
ción. Sus frases se escapan de un corazón que siente la salvación (2:16; 3:10-12,18). La doctrina es la misma
el tormento de la falta de fidelidad a Cristo de aquellos que desarrollará después en la Carta a los Romanos; pero
a quienes ama; no es de extrañar que sus frases sean re- aquí se presenta de acuerdo a los fines apologéticos del
cargadas y a veces incluso demasiado llenas de emoción Apóstol; cualquier otro tema se subordina a la doctrina
para atenerse dentro de los límites de una estructura gra- central de la liberación del Judaismo (3:24-25; 4:3-5). La
matical convencional (1:6; 2:5). Reconviene y arguye, re- Epístola a los Romanos nos proporcionará el comentario a
prende y disculpa (3:1; 4:9; 12:21). los temas que son tocados sólo de pasada en esta carta.
En una palabra, esta carta es única dentro de la co- En la última parte, en los cap. 5-6, Pablo concluye con
lección de cartas paulinas. Es una vibrante polémica en palabras de aviso y exhortación, deduciendo conclusiones
la que compromete todos sus poderes en una batalla a obvias de la doctrina de la libertad (5:1-11; 6:11-15) y ex-
vida o muerte contra aquellos que pretenden apartar de tendiendo su plan para hacer muchas referencias atina-
Cristo las almas que le pertenecen. das a las necesidades de la vida cristiana.
Así, pues, la Epístola desarrolla los siguientes temas:
Contenido de la Epístola 1) Una defensa personal, en forma narrativa (cap. 1-2).
Uno por uno San Pablo destroza los argumentos de sus 2) Una defensa doctrinal, en forma argumentativa
adversarios, vivificando sus argumentos con angustiosas (cap. 3-4).
llamadas a la lealtad de los Gálatas (3:1-5; 4:8-10; 5:2-12). 3) Una exhortación moral (cap. 5-6).
Debido al tono apasionado de la carta es imposible di-
vidir el pensamiento del apóstol en compartimientos es-
tanco, aunque hay tres pasos claramente definidos en su
desarrollo.
10 EPÍSTOLA A LOS GALATAS INTRODUCCION* 11
tora de Cristo (2:21; 5:2). Aquí, con más fuerza que en
Plan de la Epístola ninguna otra parte de sus epístolas, Pablo desafía a los
INTRODUCCIÓN (1:10) cristianos a aceptar con fe inquebrantable la justicia que
Cristo nos ofrece y a caminar bajo la dirección del es-
Saludo (1:1-5) píritu que él nos da (5:16-25). Su Evangelio ha absorbido
Indignación y reprensión (1:6-10) todos los valores duraderos de cualquier otro sistema y
por su poder y excelencia los trasciende a todos ellos. Nada
I. DEFENSA DE SU AUTORIDAD (1:11-2:21) es de provecho excepto el adherirse a Cristo por medio de
u n a fe viviente y la puesta en práctica, por medio de u n a
Su misión de sólo Dios (1:11-24) caridad sincera y ardiente, de la fraternidad que en él
Aprobación por parte de los Apóstoles (2:1-10) participamos con todos aquellos que son uno con él por
Corrección de Pedro (2:11-14) medio del bautismo.

II. DEFENSA DE SU DOCTRINA (3:1-4:31)


Tiempo y lugar de redacción
Justificación por medio de la fe (3:1-9) Así como se disputa sobre la localización de las Iglesias
No justificación por medio de la Ley (3:10-14) de los Gálatas, así también el tiempo y lugar donde escri-
La Promesa y la Ley (3:15-22) bió sólo puede ser determinado con probabilidad. Puesto
Tarea de la Ley y de la Fe (3:23-4:11) que la mayoría se inclina por la opinión de que la c a r t a
Apelación personal (4:12-20) está escrita a las Iglesias del norte, parece también pro-
bable que les escribiera la carta poco antes de que les
hiciera su segunda visita (Act 18:23), durante su estancia
III. EXHORTACIÓN (5:1-6:10) en Efeso (Act 19:1 ss) o más tarde en Grecia (Act 20:1-2).
La notable semejanza en el tema y en el vocabulario en-
Libertad cristiana (5:1-12). tre esta Carta y la Epístola a los Romanos sugiere que la
La verdadera libertad por medio del amor Carta a los Gálatas fue escrita poco antes que la C a r t a
(5:13-26) a los Romanos, alrededor de los años 56-57.
Preceptos de caridad y celo (6:1-10).
IV. Palabras de AVISO y CONCLUSIÓN (6:11-18). La doctrina de Gálatas-Romanos
Pablo h a escrito las dos cartas con un pensamiento p a -
Importancia de la Epístola: trón semejante, aunque cada una de las cartas lo expresa
Aunque muchos de sus temas van a ser desarrollados de por caminos distintos y con gran cantidad de diferencias.
una m a n e r a más amplia en la Carta a los Romanos, con Presentaremos aquí todo el esquema de su p e n s a m i e n t o
todo, el carácter peculiar de esta Epístola le da u n a im- para ayudar a entender más claramente ambas c a r t a s .
portancia única. Es un manifiesto llameante sobre la efi- La verdad que a u n a la doctrina de R o m a n o s - G a l a t a s
cacia dinámica y de la suficiencia total de la obra reden- es la gratuidad absoluta e iniciativa total de Dios en. la
12 EPÍSTOLA A LOS GALATAS INTRODUCCIÓN'
13
obra de la salvación del hombre (Rom 11:30-36), que ini- pretendidos solamente para preparar el camino para Cris-
ció con su libre promesa a Abrahán, y ha completado por to y para enseñar a los hombres que iban a necesitarle
medio de la obra redentora de Cristo. Pablo opone radi- (Rom 7:7 ss). Una vez que él ha venido a la tierra todos
calmente el carácter gratuito de la verdadera salvación los privilegios del pueblo judío han perdido todo su valor
(Rom 3:21-26; Gal 3:1-5) a todo sistema que se apoya en (Rom2:25-29; Gal 3:22-25).
el mero esfuerzo humano, ya se trate de un paganismo
desviado que busque la felicidad en la adoración de dio-
ses falsos (Rom 1:18-32), ya, incluso, de un Judaismo como Teología bautismal de San Pablo
sistema de salvación del hombre, incapaz de levantarlo Pero la fe paulina no es un mero, asentimiento intelec-
por encima del nivel por el que se arrastra inevitable- tual a la tarea de Cristo; se trata de una entrega total a
mente en las sendas del pecado de Adán (Rom 5:12 ss). él. Por el Bautismo, de acuerdo al robusto monismo de la
Sólo una intervención misericordiosa de Dios, que es antropología semita de San Pablo, la persona corporal del
quien tiene el poder de justificar al hombre, ya sea el cristiano se une a la persona corporal de Cristo (Gal 3:27-
Abrahán de la Antigua Alianza (Rom 4; Gal 3:15-18), ya 28; cfr. 1 Cor 6:15-16) y conforme al realismo físico del
un judío de la primera centuria o un pagano de la Nueva antiguo pensamiento viejotestamentario, que concibe al
Alianza. Toda justicia humana sólo es posible como un hombre en términos físicos y sensibles y que siempre asig-
efecto de la justicia de Dios, i. e., de su generosa voluntad na al cuerpo una íntima tarea en la obra de la salvación.
que interviene para rehacer el corazón del hombre de La unión bautismal, pues, tiene lugar entre dos personas
acuerdo a todo lo que se requiere. Así también la obra físicas, reales, el individuo cristiano y la persona indivi-
consumada de la salvación del hombre debe ser igualmen- dual de Cristo resucitado. Esta unión es tan vital e íntima
te llevada por la generosidad de Dios dirigiendo a la per- que Cristo, que murió y resucitó de nuevo como una per-
fección la obra que él ha comenzado. Fuera de ella, el sona corporal, es capaz de comunicar a sus miembros los
hombre vive bajo la "ira de Dios", desde que le dejó, y efectos salvíficos de su muerte y resurrección (Gal 2:19-20;
multiplica de tal manera sus pecados que parece abando- Rom 6:3-4). Así, pues, a través de esta unión con Cristo
el cristiano es libre de sujetarse a la Ley (Rom 7:4-6;
nado por Dios, único capaz de salvarle (Rom 1:18-3:20). Gal2:19), de la sujeción al "cuerpo de pecado" (Rom6:6;
Pero Dios realiza toda su obra por medio de su Hijo, 7:24-25), de la obediencia servil al mundo (Gal6:14), de
Cristo Jesús, el cual se hizo hombre, capaz de morir en la la muerte fruto del pecado (Rom 6:11). En una palabra,
cruz como representante de toda la humanidad y de re- es libre con la "libertad con que Cristo nos ha hecho li-
sucitar como su único Salvador (Rom 1:16; Gal 4:4-6). bres" (Gal 5:1).
Para recibir este regalo el hombre, que es una creatura
libre, ha de aceptarlo libremente. Esto lo hace por medio En orden a entender la concepción de Pablo de esta
de la Fe (Rom 1:17; Gal 3:1-5). Es decir, que cree que sólo verdad y su aplicación a la vida cristiana, es necesario
Cristo le puede salvar y aparta toda confianza de cual- retener en la memoria que la muerte de Cristo puso fin a
quier otro medio de salvación. Porque incluso los otros su cautiverio "en carne pecadora... bajo la Ley" (Rom 8:3;
medios divinos de salvación anteriores, tales como la Ley Gal 4:4) no solamente porque, como cualquier otra muer-
de Moisés, la circuncisión, etc. (Rom 9:4-5; 3:1-2), fueron te, fue una negación del contacto con el mundo sino
porque, por encima de todo, fue un acto interior de
14 EPÍSTOLA A LOS GALATAS INTRODUCCIÓN • 15
total obediencia al Padre y de ardiente amor al hombre cuerpo de muerte" (Rom 7:24); siempre es capaz de "ofre-
inspirado por el Espíritu Santo. Su muerte fue princi- cer sus miembros como armas de la iniquidad al pecado"
palmente, una visible expresión de la sumisión de toda (Rom 6:13); está cercado constantemente por "la aspira-
su humanidad a la voluntad del Padre que le envió a la ción de la vida según la carne que es enemiga de Dios"
muerte por amor al hombre (Rom 5:6-8,19; 8:32,37-39; (Rom 8:7). Aunque está realmente "puesto en Cristo" por
Gal 2:20). El dinamismo de tal muerte, vitalizada por el medio del bautismo (Gal 3:27) y es constantemente inspi-
amor y la obediencia nunca puede agotarse. Una vez que rado por el Espíritu Santo, puede aún retornar a los sende-
él pasó a través de la muerte y ha escapado de la limita- ros terrenales de su hombre viejo. La vida sobre la tierra,
ción de la vida terrena, a la que él mismo se había some- pues, implica una lucha constante. Pero pese a ello, con
tido, este fiel espíritu encuentra plena y necesaria expre- que el hombre coopere por medio de una fe viviente, Dios
sión en la glorificación mesiánica del Salvador que surge perfeccionará su obra de justificarle y salvarle. Quien
de la muerte. ha llegado a ser un miembro del Cuerpo de Cristo a través
Este aspecto de la muerte-resurrección de Cristo ayuda del bautismo vivirá tan totalmente en Cristo (Gal 3:27-28)
a explicar una chocante apariencia de la doctrina paulina y será dirigido tan perfectamente por el Espíritu que vi-
sobre el bautismo. Para él la muerte sacramental marca virá en perfecta paz y santidad y tras la muerte, partici-
el punto de partida para una vida completamente nueva pará en la gloriosa resurrección de Cristo (Rom 5:1-10).
en la que el cristiano permanece siempre "muerto al pe- Tal vida implica completa libertad de cualquier otra
cado, pero vivo a Dios" (Rom 6:11). Esto es sólo posible obligación excepto de la caridad perfecta (Rom 7:1-6;
porque en el bautismo, el cristiano participa en el mis- Gal 5:1,13); cualquier clase de regla que exista en el Reino
mísimo Espíritu de Cristo enraizado para siempre en el de Cristo puede resumirse en un solo mandamiento:
cuerpo - persona al que queda unido el nuevo miem- "Amarás..." Rom 13:8-10; Gal 5:13-14). Por lo que cada
bro (Rom 8:9-10,14; Gal 4:6; 5:25). Si la incorporación creyente que sigue el sendero del espíritu se consume en
bautismal trae la muerte a la vida antigua a través del amor de Dios y en amor al prójimo; así ese tal muere
poder de la muerte de Cristo, se debe a que el Espíritu, completamente al mundo del pecado y del egoísmo y, uni-
que inspiró la amante obediencia de su muerte, se hace do con Cristo resucitado, vive totalmente en y para Dios.
ahora activo en el nuevo miembro, transformándole ra-
dicalmente del estado carnal de egoísmo al estado espiri-
tual en el que Dios es el centro (Rom 14:7-9; Gal 2:19-20).

La tensión de la vida cristiana


Pero Pablo era vitalmente consciente de que en la pre-
sente vida el cristiano participa sólo de un modo imper-
fecto en la redención de Cristo; de aquí que reconozca
una constante tensión entre los dos órdenes de vida —el
celestial y el terreno— en los que el cristiano vive. En
tanto en cuanto vive en este mundo debe arrastrar "un
EPÍSTOLA A LOS GALATAS
Texto y comentario

-1 Pablo, apóstol, no de parte de parte de Dios, nuestro Padre,


í de los hombres ni por media- y de Jesucristo, el Señor. 4 El,
ción de hombre alguno, sino por conforme a la voluntad de Dios,
Jesucristo y por Dios Padre que nuestro Padre, se entregó a la
lo resucitó de entre los muertos, muerte por nuestros pecados, pa-
2
y todos los hermanos que están ra librarnos del perverso " e ó n "
conmigo: A las Iglesias de Gala- presente. 5 A Dios la gloria por
cia: 3 Gracia a vosotros y paz los siglos de los siglos. Amén.

Saludo —1:1-5
El espíritu de combate resuena en las palabras
de Pablo desde el primer momento. Puesto que
algunos niegan su calidad de apóstol en aten-
ción de que él no ha sido un seguidor personal
de Cristo, comienza reclamando la plena auto-
ridad apostólica. Porque, al igual que los otros 1 51: WCor
0
apóstoles, ha sido comisionado directamente por
2-3 el Cristo viviente y por Dios, el Padre que resu-
citó a Cristo de la muerte. Este espíritu militan-
te continúa en su saludo en el que, con estu-
diada economía de palabras y sentimientos, omi-
te todos los nombres y sus habituales manifesta-
4-5 ciones de orgullo y cariño. En su lugar centra su
atención en el tema cardinal de la carta, recor-
dando a la comunidad que estaba a punto de
preferir la Ley a Cristo que generosamente se T¡t2:i4
había sacrificado por librar al hombre del pecado
y de las flaquezas de un mundo malo al que la
Ley les condenaba. Este fue el camino de salva-
8 2
18 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 1:6-9 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 1:10-13 19
6 8
Me maravillo de que tan el Evangelio de Cristo. Pues distinto del que habéis recibido, " O s hago saber, hermanos,
pronto, abandonando a Dios que bien, sea que nosotros mismos, sea anatema. 1 0 ¿Trato ahora que el Evangelio por mí predi-
os convocó por la gracia de Cris- sea que un ángel del cielo, os con esto de congraciarme con cado, no es cosa de hombres,
12
to, os estéis pasando a otro evan- predique un evangelio distinto los hombres o con Dios? ¿Bus- Yo no lo tomé ni lo aprendí
gelio. 7 No es que exista otro; del que os hemos evangelizado, co agradar a los hombres? Si de hombre alguno, sino por re-
sino que hay algunos que siem- sea anatema. 9 Os lo dijimos an- aún quisiera agradar a los hom- velación de Jesucristo. 1 3 Y así
bran la confusión entre vosotros, tes y os lo repito ahora: Si al- bres, ya no sería esclavo de es. Habéis oído hablar de cómo.
y quieren volver de arriba abajo guno os predica un evangelio Cristo. me portaba yo un tiempo en el

ción escogido por Dios para salvarles, que por oportunismo, diciendo que él predica la libertad
ser Dios merece sólo honor y alabanza en cada de la Ley para alagar los deseos de los hombres.
cosa que hace. 10 Les desafía a que descubran tal compromiso o 1 Tes
2:3 5
conciliación en su presente situación. Si con ti- "
Indignación y reprensión — 1:6-10 nuara las prácticas de sus días de julio, gran-
6 Pablo siente un amargo pesar por el proceder Phil jeándose el favor a costa de la verdad, no sería
de los Gálatas con el hombre que les iluminó el 3:18"19 un siervo de Cristo.
camino de la salvación divina. Abandonando su
práctica usual de añadir al saludo una expresión I. DEFENSA DE SU AUTORIDAD
de acción de gracias o de orgullo por las gracias
y virtudes de sus lectores, repentinamente deja (1:11-2:21)
desahogarse a su corazón tristemente sorprendi-
do de que los Gálatas estén a punto de abando^ Su misión es de sólo Dios — 1:11-24
7 nar su Fe por otro evangelio. Pero la palabra 11 Los falsos maestros trataron de resquebrajar
está mal escogida: hay un solo Evangelio, aquel Rom el prestigio de Pablo recalcando que la Iglesia
que tiene poder para salvar. Las enseñanzas que ' ' " • " de Jerusalén nunca le había comisionado a él
los predicadores judíos han tratado de introdu- como a un maestro autorizado de la religión de
cirles como un evangelio mejor son sólo un soni- Jesús. Pablo contrarresta hábilmente este ataque
do de palabras vacías para inquietarles a ellos y señalando que su mensaje no sigue modo o me-
8 para perjudicar al Evangelio de Cristo. Para re- dida humanos al prometer la salvación a la fe
calcar que el poder salvíflco del Evangelio que 12 en lugar de hacerla depender de la Ley. Luego
él ha predicado, es exclusivo; Pablo insiste en es imposible que haya podido aprenderlo de
que, si alguien les desviara de él, aunque fuera hombres; sólo Cristo podía —y de hecho así lo
él mismo, o un ángel, sería digno de la condena- ha hecho— enseñarle tal doctrina por la plena
9 ción de Dios. Inmediatamente repite su aviso revelación de sí mismo y de su obra salvífica.
más firme e insistentemente, porque sabe que 13 Si alguien necesita otra prueba más de esto, per-
hay falsos predicadores que están actualmente mítasele recordarle lo que Pablo les tiene dicho F1|
trabajando en Galacia. Estos acusan a Pablo de de su vida como judío. Su juventud no sólo es- 3:s-6
20 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 1:14-17
EPÍSTOLA A LOS GALATAS 1:18-23 21
a5
Judaismo: Cómo perseguía en- Pero, cuando aquel que me
carnizadamente a la Iglesia de eligió desde el seno de mi madre les antes que yo, partí para Ara- está viendo, que no miento en
Dios y la devastaba; 14 cómo en y me llamó por su gracia, tuvo bia y de nuevo volví a Damasco. lo que os escribo. 2 1 Después vi-
18
el celo por el Judaismo iba más a bien 1 6 revelarme a su Hijo Luego, tres años más tarde, ne a las regiones de Siria y de
allá que muchos coetáneos de mi para anunciarlo a los gentiles, subí a Jerusalén a visitar a Ce- Cilicia; 2 2 y las Iglesias de Ju-
fas, y estuve con él quince días. dea no me conocían personal-
nación, y me mostraba celoso en seguida, sin pedir consejo a 19
partidario de las tradiciones pa- hombre alguno, 1 7 y sin subir a No vi a ningún otro apóstol mente. 2 3 Sólo oían decir que el
ternas. Jerusalén a los que eran apósto- fuera de Santiago, el hermano perseguidor de antaño va evan-
del Señor. 2 0 Por el Dios que me gelizando la Iglesia que un tiem-

tuvo privada de todo influjo cristiano sino que


se educó en el espíritu y las tradiciones judías. rural de Nabatea al este de Damasco), después
14
Ni un sólo seguidor de Jesús podría aventajarle en Damasco mismo. Es, pues, increíble que él
en el conocimiento de la Ley o en su devoción hubiera aprendido esta doctrina de hombre algu-
a ella. Tan ardiente fue su celo por su religión Act no de esta región.
que rabiosamente persiguió la nueva secta cris- 9:1 2
" 18 Sólo tres años después de su conversión se
tiana teniéndola por una enemiga ensidiosa del presentó en Jerusalén por primera vez, única-
Judaismo. Es evidente que sólo Dios pudo cam- mente para hacer una visita de cortesía a San
biarle. 19-20 Pedro. Aquí se aparta de su argumentación para
15-16 pero desde el principio Dios determinó hacer recalcar el carácter personal y la brevedad de
de Pablo su especial portavoz, del mismo modo esta visita. En esta ocasión Santiago, el obispo
que había escogido a Jeremías antes que a él. J w i ! 8 de Jerusalén, fue la única persona importante,
Cuando llegó el momento, El llamó misericordio- fuera de Pedro, que vio. Pablo no hace mención
samente a Pablo y gratuitamente le dio el poder de su actividad misionera en la ciudad y omite
de creer en el Hijo que le reveló como Salvador las dificultades de su corta estancia, puesto que
del mundo. En todas estas cosas estaba el plan su intento en esta carta no es hacer una relación
de Dios de que m á s tarde, cuando Pablo llegara histórica completa, como la hace Lucas en los :
***
a ver el significado pleno de su experiencia d e Hechos, sino más bien aducir una prueba de que
conversión, anunciara el mensaje de salvación a Act su doctrina es toda de Dios. Tal era el prestigio
los gentiles. 22:17-21 de Pedro, jefe de los Apóstoles, y de Santiago,
pariente del Señor, que los predicadores judío-
La prudencia h u m a n a le sugirió que debía ir cristianos no osarían acusarles a ellos de ense-
a Jerusalén a instruirse más profundamente con ñar a Pablo la doctrina de la salvación por la Fe
los apóstoles. Pero tan plena era la luz que había sola que estaba tan en oposición con la impor-
recibido directamente de Dios, que no tenía nin- tancia que daban ellos —los judío-cristianos— al
guna necesidad de ser instruido o autorizado por cumplimiento de la Ley.
17
nadie. Así, pues, con completa independencia de 21-24 En los años que se siguieron Pablo no tuvo *§*
la comunidad de Jerusalén, emprendió su propia ninguna oportunidad de entablar contacto ínti- :
tarea apostólica, primero en Arabia (la región mo con los judíos de Palestina. La persecución
22 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 1:24 — 2:1-3 EPÍSTOLA A LOS CALATAS 2:4-7 23

po quería devastar. 2 4 Y glori- Evangelio que predicó entre los Tito, con ser griego. 4 Y esto, a mantendrá firme su puesto en-
ficaban a Dios, reconociendo su gentiles, y traté en particular pesar de los intrusos, de los fal- tre vosotros la verdad del Evan-
obra en mí. con los más calificados, no sea 808 hermanos, que solapadamen- gelio. 6 Las personas de más con-
Luego, al cabo de catorce que, según decís vosotros, corra
2 años, subí otra vez a Jeru-
salén con Bernabé, llevando tam-
en vano, o haya hecho inútil-
mente mi carrera apostólica.
té se habían infiltrado para es-
piar arteramente nuestra liber-
sideración —nada me interesa lo
que hubieran sido antes: Dios no
tad en Cristo Jesús, y que que- es aceptador de personas— no
bién a Tito. 2 Y subí por motivo 3
Pero ni siquiera obligaron a rían esclavizarnos. 5 Nosotros ni me impusieron ninguna obliga-
de una revelación. Les expuse el circuncidarse a mi compañero por un momento cedimos terre- ción. 7 Al contrario, vieron que
no para someternos a ellos. Así yo había recibido la misión de
en Jerusalén le obligó a escapar a su tierra na-
tiva, Tarso de Cilicia, y después a Antioquía, en los jefes en privado, no para buscar luz o conse-
Siria. jos, sino para contar con su plena aprobación, ya
Durante todo este tiempo continuó en su tra- que sin ella su trabajo pasado y futuro estaba en
bajo como predicador del Evangelio, indepen-
dientemente de toda dirección humana, aunque peligro.
enteramente aprobado por las Iglesias de Pales- En esta ocasión prevaleció su punto de vista.
tina. Tito constituyó un ejemplo viviente de la doctri-
na de Pablo sobre la libertad; con todo, aunque
Aprobación por parte de los Apóstoles — 2:1-10 no se le obligó a aceptar la circuncisión, se le
urgió que se circuncidara por algunos que ama-Act 15:5
Catorce años pasaron desde la momentánea vi- ban a la Ley por encima de todo. Estos se junta-
sita oficial de Pablo a Jerusalén. No dice si ron al pequeño equipo de Pablo para encontrar
computa este período desde su conversión o des- una oportunidad para atacar sus enseñanzas. El
de su primera visita a Jerusalén (1:18); ni hace hecho de que Tito fuera incircunciso ofreció la
mención de su intervención en la misión de ca- 5
ocasión que ellos buscaban. Pero el contraataque
ridad para atender a las víctimas del hambre de de Pablo fue rápido y perfecto. En orden a sal-
la Ciudad Santa. En esta visita vino como repre- Act vaguardar el principio de libertad de los gentiles
sentante de la Iglesia de Antioquía para obtener 12:29-30 cristianos, se niega a hacer ninguna concesión,
de la Iglesia madre una declaración de que los i5¡i-z aunque más tarde, en otras circunstancias, per- Act 16:3
gentiles conversos no están obligados por la Ley mite la circuncisión de Timoteo.
de Moisés. Le acompañaba Bernabé, director de Act 6
Pablo en sus primeros tiempos de cristiano y su A'.^ En lo que se refiere a los hombres de influen-
fiel compañero de trabajo durante muchos años. cia de la Iglesia de Jerusalén, Pablo deja claro
Iba también Tito, un gentil converso, cuya pre- en primer lugar que su convivencia con Cristo
sencia sola recalcaba la necesidad de actuar. Pa- no les da el monopolio de la luz, puesto que Dios
blo había sido inspirado por Dios mismo a llevar no es influenciable por consideraciones extrañas.
a cabo esta misión; y así habló libremente de su El hecho verdaderamente importante es que es- Act 15:6-
11 28
apostolado a todos los creyentes y lo discutió con tos jefes no le acusaron de enseñar doctrinas o '
7-8
prácticas nuevas, sino que la verdad fue todo lo
24 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 2:8-10 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 2:11-14 25

predicar el Evangelio a los gen- dado esa gracia. Y Santiago, Ce- •cmos de los pobres, cosa que he dos; pero, en cuanto llegaron
tiles como Pedro la de predicar fas y Juan, los considerados co- procurado yo cumplir con toda aquéllos, se retraía y apartaba
a los judíos; 8 porque aquel que mo columnas, nos dieron a mí y isolicitud. por miedo a los de la circunci-
11
dio poder a Pedro para ejercer a Bernabé la mano en señal de Pero, cuando Cefas fue a sión. 1 3 Y le siguieron en su si-
el apostolado entre los judíos, comunión y conformidad: Noso- Antioquía, yo me opuse a él en mulación los demás judíos con-
me lo dio a mí para ejercerlo en- tros, que nos dirigiéramos a los su misma cara, porque era cul- vertidos, tanto que hasta Berna-
tre los gentiles. 9 De este modo gentiles; ellos, a los judíos. 1 0 S ó - pable. 12 En efecto, antes de ve- bé se dejó arrastrar por su si-
reconocieron que Dios me había lo nos pidieron que nos acordá- nir algunos de los de Santiago, mulación. 14 Pero cuando vi que
comía con los gentiles convertí- no caminaban rectamente con-
contrario; ya que quedó claro que ellos acepta-
ban que Pablo había recibido una misión espe- Corrección de Pedro — 2:11-14
cial para los gentiles de la misma manera que
Pedro había sido designado jefe del apostolado 11-12 El principio de libertad se esclareció aún más
entre los judíos; por los resultados se vio que el y se robusteció por la rápida e independiente
mismo Dios que dio poder a Pedro para convertir acción de Pablo en una dificultad práctica: En
a los judíos había también trabajado poderosa- la cosmopolita comunidad de Antioquía, judíos y
mente a través de Pablo para convertir a los gentiles cristianos vivían y comían juntos en so-
gentiles. cial amistad. Pedro, habiendo venido allí, tam-
9 El hecho impresionó grandemente a los jefes bién se asoció libremente con los gentiles, hasta
de la Iglesia de Jerusalén. Pablo nombra en pri- la llegada de un grupo de discípulos de Santiago,
mer lugar a Santiago, a causa de su prestigio el cual pensaba que los judío-cristianos estaban
entre los judío-cristianos y por su preeminente aún obligados por las leyes de los alimentos. Por
influjo en la decisión final. Juntamente con Pe- 15:13Act condescendencia con sus puntos de vista Pedro
dro, el jefe reconocido por todos, y con Juan el "21 dejó de comer con los gentiles, pese a sus con-
Apóstol, Santiago manifestó su pleno acuerdo vinciones expresadas previamente en Jerusalén.
con Pablo y Bernabé y les dio la bienvenida en 13 Su ejemplo llevó a los otros judío-cristianos —o Act
la plena asociación al apostolado. Los jefes de incluso a Bernabé— a actuar de la misma forma, 15:W1
Jerusalén fueron a fundar la Iglesia en los cen- ocultando sus personales opiniones.
tros judíos; Pablo y Bernabé predicarían el Evan-
10 gelio allí donde predominaran los gentiles. Ellos 14 Pablo vio inmediatamente que tal pretensión
se comprometieron a su vez a guardar intacto el dividiría a la Cristiandad en dos grupos. Así, pues,
vínculo de caridad con los judío-cristianos pro- R0m reprendió ásperamente a Pedro. Porque actuan-
veyendo para sus pobres. Pablo vio la necesidad 15:25-27 do en contra de su convicción y retirándose de
y se esforzó, lleno de fe, en cumplir este en- los gentiles para respetar los sentimientos de los
cargo. judíos, estaba a punto de crear una falsa impre-
sión de que sólo los conversos judíos que practi-
caban la Ley eran verdaderos cristianos. Tal de-
cepción forzaría a los gentiles a practicar la Ley
26 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 2:15-17 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 2:18-21 27
forme a la verdad del Evangelio, biendo que no se alcanza la jus- dores, ¿será que Cristo está al Cristo quien vive en mí. Y esta
dije a Cefas delante de todos: tificación por las obras de la ley, servicio del pecado? De ningu- vida mortal que llevo al pre-
Tú, siendo judío, has acomoda- sino por la fe en Jesucristo, he- ña manera. 1 8 ¡Si vuelvo a edi- senté, la vivo en la fe del Hijo
do tu vida a la de los gentiles mos creído en Cristo Jesús, para ficar lo que una vez destruí, yo de Dios, que me amó y se entre-
convertidos; y, ¿cómo quieres ser justificados por la fe de Cris- mismo me declaro transgresor! gó por mí a la muerte. 2 1 No
obligar a éstos a que se atengan to y no por las obras de la ley. 19
En virtud de la misma ley soy quiero anular esta gracia de
a las prácticas judías? Por las obras de la ley no se un muerto a la ley para vivir Dios. Si la justificación nos vie-
13
Nosotros somos judíos de justificará nadie. 1 7 Si, por bus- para Dios. Estoy crucificado con ne por la ley, debemos concluir
nacimiento, no pecadores veni- car la justificación en Cristo, Cristo. 2 0 Y ya no vivo yo; es que Cristo murió inútilmente.
dos de la gentilidad. 1 6 Y , sa- nos encontramos todavía peca-
18 En la conversión dejó a un lado la Ley como
judía si se mezclaban socialmente con los judío- una carga inútil. El verdadero pecado para él
cristianos. sería ahora insistir aun en la obediencia a sus
19-21 determinaciones. De hecho fue la Ley misma la
Enseñanzas sobre la libertad de la Ley — 2:15-21 que llevó a Pablo a morir a sus preceptos para Rom 6:3
15
En este punto Pablo resume en frases tersas, vivir enteramente para Dios. Porque en el b a u - G a l 3 : 1 3
macizas, la rica doctrina que le impulsaba a él tismo el cristiano se adhiere a la muerte de Cristo,
a defender tan ardientemente la libertad cristia- el cual al colgar de la cruz, cayó bajo la condena
na. Hablando del punto de vista de los judíos, se de la Ley y fue arrancado para siempre de ella.
gloría de su privilegio de haber nacido dentro Así también le pasó a él. La muerte bautis-
del pueblo escogido; los gentiles, por el contra- Rom mal con Cristo le trajo también a él bajo la con-
rio, en opinión de los judíos, carecen de todo 2:17_2
° dena de la Ley y le proporcionó un puesto en la
privilegio y están condenados a una vida de pe- libertad de Cristo a los preceptos de la Ley. Así,
16 cado. De todos modos el judío converso tiene que pues, su yo carnal ha muerto y ahora es Cristo
ver que el hombre nunca alcanzará la justifica- la fuente y modelo de toda su actividad, inspi-
ción por medio de la Ley, sino sólo por la Fe en rándole y dirigiéndole de acuerdo con la ley del
Cristo. Con todo, saliéndose de la Ley que no espíritu. Es verdad que aún sigue viviendo sobre R o m 8 : 2 |
puede justificar ha percibí lo en su lugar la jus- la tierra; pero pese a eso su vida en la carne 9-10
ticia de la Fe. está completamente enderezada y espiritualizada
17 Pero este paso crea un problema. De acuerdo por su unión en una fe vital con Cristo, quien se
con todo el pensamiento judío, el hombre que sometió a la muerte por amor. Pablo no puede
abandona la Ley se convierte en un pecador. ¿Es hacer más luz sobre este don de Dios. Por todo
que Cristo fomenta el pecado? Para Pablo este esto él nunca aceptará que la Ley sea capaz de
razonamiento es una total inversión de la ver- justificar al hombre. Si así fuera no sería un don
dad. Provoca tan vehementes sentimientos en él de Dios —lo cual es un contrasentido— en la obra
que empieza a hablar en nombre propio, en re- salvífica de Cristo.
presentación de cualquier convertido.
28 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 3:1-6 EPISTOLA A LOS GALATAS 3:7-10 29

3 ¡Oh, insensatos g á l a t a s ! zado por "espíritu", termináis 9


a Dios, y Dios estimó su fe como Por consiguiente, los que viven
4 justificación. 7 Entended, pues, según la fe son bendecidos jun-
¿Quién os fascinó, después ahora en " c a r n e " ? ¿Habrá si- que los hijos de Abrahán son
que ante vuestros ojos presen- do en vano haber experimentado to con el creyente Abrahán.
HÓIO aquellos que viven según la 10
En cambio, los partidarios de
tamos a Jesucristo muerto en la tan grandes dones? ¿De veras fe. 8 Sabiendo de antemano la
cruz? 2 Sólo esto quiero saber que habrá sido en vano? s El escritura que Dios justifica por
las obras de la ley, se hallan ba-
de vosotros: ¿Cómo habéis reci- que os da el espíritu y obra pro- la fe a los gentiles; predijo a jo la maldición. Ya lo dice la
bido el espíritu, en virtud de las digios entre vosotros, ¿lo hace Abrahán que: Escritura:
obras de la ley, o por vuestra por vuestras obras de la ley o
sumisión a la fe? 3 ¿Tan insen- por vuestra sumisión a la fe? " E n ti serán bendecidas to- Maldito todo el que no se
satos sois, que, habiendo comen- 6
Así se dice: Abrahán creyó das las naciones". mantiene fiel en el cumpli-

DEFENSA DE SU DOCTRINA les de su vida ¿fue acaso la observancia de la


Ley?
(3:1-4:31) 6 La respuesta de esta pregunta es tan evidente
que Pablo comienza "ex abruptu" a confirmarla Rom
4 1
Justificación por medio de la Fe — 3:1-9 7 con el ejemplo de Abrahán. Recalca que la Es- 1 '*
1 Seguidamente Pablo se vuelve indignado con- critura al principio habla de la justicia de los 15¡6
tra los Gálatas que están permitiendo a los maes- patriarcas atribuyéndola a su fe. Así, pues, los
tros judíos cegarles sobre el valor de la muerte i Cor únicos hijos verdaderos de Abrahán en la vida
redentora de Cristo; porque Pablo había dejado 1 5 : M 8 espiritual son los que participan de su fe. Este
asentada la doctrina ante ellos como ante todos privilegio no está limitado a sus descendientes Rom
4:16-17
los demás, con la claridad de su predicación pú- según la carne, sino que está abierto a todos, ju-
blica confirmada con grandes prodigios. Su pro- dios y gentiles, en perfecto cumplimiento de la Gen
12:3
pia experiencia debería enseñarles la locura de maravillosa promesa de que todas las naciones
volver de Cristo a la Ley. En su conversión nada serían benditas en él.
tuvo que ver la Ley de Moisés, Luego no pudo ser 9 Tan pronto como el hombre cree, sin que im-
la observancia de la Ley sino la Fe en el Evan- porte para nada su lugar de origen, es un verda-
gelio lo que renovó todo su ser con el don del es- Rom 5:5 dero hijo de Abrahán y heredará con él la rica
píritu y con obras prodigiosas. bendición que Dios le ha prometido.
Sería una locura mayúscula que acabaran con La Ley no justifica — 3:10-14
su rica vida espiritual por retornar a la práctica
material de la Ley. Pablo les pregunta si serán 10 Por el contrario, es prácticamente imposible Act
15:1
en vano los favores que han experimentado; con obtener tal beneficio por medio de la Ley. Porque °
todo su tono demuestra que espera que no será si uno trata de alcanzarlo por medio de ella, se
así. Una vez más apela a su experiencia, que por lo impide su propia flaqueza y, en lugar de re-
sí mismo identifiquen la verdadera fuente de la cibir una bendición, cae en la maldición que Rom
7:14 23
actividad espiritual y de los prodigios espiritua- lleva la Ley contra aquellos que quebrantan sus -
30 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 3:11-13 EPÍSTOLA A LOS SALATAS 3.14-17 31
14
miento de cuanto está escri- Quien cumpla sus preceptos De ese modo la bendición de descendencia se hicieron las pro-
to en el libro de la ley". por ellos vivirá. Abrahán alcanza a todas las na- mesas de parte de Dios. No dice
11 13
ciones por Cristo Jesús; de ese la Escritura "a las descenden-
Es evidente que por la ley na- Cristo nos redimió de la mal- modo recibimos por la fe el es- cias", como si se tratase de mu-
die se justifica ante Dios, por- dición de la ley, haciéndose mal- píritu prometido por Dios. chas, sino en singular "a tu des-
que: 1
dición por nosotros. Así lo dice ' Hermanos, voy a propone- cendencia". Y ésta es Cristo,
1T
El justo por la fe vivirá. ]a Escritura: ros un ejemplo tomado de la vi- Y ahora, a lo que iba: El tes-
í¿
La ley no tiene nada que ver da ordinaria. A pesar de ser una tamento, formalizado ya con an-
con la fe, sino como dice la Es- Maldito sea aquel cosa puramente humana, nadie terioridad por Dios, no puede
critura: que cuelga del madero. anula ni modifica un testamento ser anulado, hasta invalidar la
en regla. 1 6 A Abrahán y a su promesa, por una ley que vino
11-12 preceptos. Nosotros, por encima de los veredictos Deut
de la Ley, tenemos la seguridad en Dios de que 27:26 del principio universalmente admitido de que
la Fe viviente es el primer requisito para el don todo contrato, una vez cerrado en la debida forma
de la justicia. Esto elimina toda sujeción a la 16 y firmado, no se puede cambiar de no ser por
observancia de la Ley; ya que no hay lugar para Heb2:4 mutuo consentimiento. Dios ha hecho un conve-
la humildad y confianza total de la Fe cuando nio de este tipo con Abrahán y su descendencia. Ge"
uno se esfuerza en practicar la Ley con el inten- :
Este uso del nombre colectivo "descendencia"
to de obtener su aprobación. para designar a los descendientes de Abrahán,
13-14 ASÍ, pues, la muerte de Cristo ha cambiado le proporciona a Pablo una magnífica oportuni-
completamente los esfuerzos del hombre en su dad para señalar una verdad que conoce por la
preocupación de lograr la justicia por medio de revelación cristiana más que por el Viejo Testa-
la observancia legal. Porque quienquiera que co- mento, a saber, que todo creyente debe su vida
noce la Ley sabe también, que ella ha imprimido Deut espiritual a Cristo puesto que él es la fuente de i Cor
una maldición en el camino de Cristo muerto y 21:23 todo don espiritual. 1:30 31
"
por lo tanto lo ha dejado totalmente fuera de
su recinto. Con este hábil razonamiento Pablo 2 Cor 17 Volviendo al argumento del contrato indica Ex
12:40
pone de manifiesto a sus lectores cómo Dios ac- 5:21 cómo pasó largo tiempo entre la promesa y la
túa independientemente de su carnal sujeción y Ley; Pablo, siguiendo el texto griego del Viejo
observancia de la Ley, ampliando plenamente a Testamento, habla de cuatrocientos treinta años.
los gentiles la bendición de Abrahán gracias a la De acuerdo con el principio legal enunciado, es
obra de Jesucristo y dando a todo hombre el es- claro que la Ley no podía introducir una condi-
píritu prometido solamente a causa de su Fe. 18 ción ampliatoria de las bendiciones de Dios. Ya
que esto hubiera implicado una mutación esen-
cial en el convenio hecho con Abrahán, puesto
L a promesa y la Fe — 3:15-22
que en lo sucesivo las bendiciones no dependerían
15
Seguidamente Pablo pasa a mostrar que nada de la sola promesa de Dios, sino además de la
ha cambiado el plan de Dios. Arguye partiendo fidelidad del hombre.
32 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 3:18-21 33
EPÍSTOLA A LOS GALATAS 3:22-28
cuatrocientos treinta años mas cia a quien se habían hecho las te la justificación habría prove- tro ayo, para llevarnos a Cristo,
tarde. 1 8 Si la herencia divina promesas; fue promulgada por nido de la ley. 2 2 Pero la Escri- para que alcanzásemos nuestra
hubiese dependido de la ley, de m i n i s t e r i o de ángeles y por ma- tura lo incluyó todo bajo el do- justificación por la fe. 2 5 Pero,
ninguna manera dependería de no de un mediador- 20 p e r o minio del pecado, a fin de que la una vez llegada la era de la fe,
la promesa. Ahora bien, Dios la _ „ , _ ,. , promesa se concediese a los que ya no estamos bajo el ayo;
26
j-- . u u- J no se da mediador en el caso creen por la fe en Jesucristo. que ya sois todos hijos de Dios
concedió a Abrahan como un don ,
de una persona sola
, •'' Antes de venir la economía de por la fe en Cristo Jesús. 2 7 Y
gratuito mediante una promesa. : * a(lul In fe, estábamos encerrados bajo así es la verdad. Cuantos en
Dlos es u n o sol
" E n t o n c e s , ¿cuál fue el fin ° - 2 1 Así, pues, In custodia de la ley en espera Cristo habéis sido bautizados, os
de la ley mosaica? Fue puesta ¿ v a l a , e y contra las promesas de la fe que habia de revelarse. habéis revestido de Cristo. 2 S Ya
por Dios junto a las promesas de Dios? De ningún modo. Si se ¿i
De este modo la ley fue núes- no hay judío ni gentil; no hay
por razón de las transgresiones, hubiese promulgado una ley ca-
nasta que viniese la descenden- paz de darnos la vida, realmen-
buscar la justicia de la promesa a través de la
19 De ahí que Dios tuvo que tener otro propósito Fe en Jesucristo.
al dar la Ley. Atendiendo al actual resultado
histórico y como un verdadero oriental, atribu-
Oficio de la Ley y de la Fe — 3:23-4:11
yendo todos los efectos directamente a Dios, Pa-
blo afirma que la Ley fue dada para forzar al pe- Rom 23 La Ley tuvo un oficio temporal y preparatorio
cado a exteriorizarse. Así habia de ser hasta que 7. f3.20 que cumplir. Como un guardián vigilante guardó
Cristo viniera y todo hombre pudiera acudir a él bajo su custodia al hombre de manera que estu-
para liberarse del pecado. Pablo encuentra aún viera más preparado para recibir la fe cuando
otra evidencia de la inferioridad de la Ley. De 24 llegara su tiempo. Con otra metáfora, la Ley era
acuerdo con la Escritura y la Tradición judía la „ „Act como el esclavo que acompaña al muchacho a la
Ley fue dada en el Sinaí por medio de ángeles y : 38-53 escuela y después le vuelve a traer a la casa del
20 con la intervención de un mediador. La promesa, amo. Su función era preparar para la enseñanza
por el contrario, fue dada directamente a Abra- 25 de la Fe. Pero los que ya han alcanzado el título
han por Dios mismo. de señores ya no caminan más bajo la escolta de
26-27 la Ley. Todos, así judíos como gentiles, han al-
21 En realidad no hay oposición entre la Ley y canzado el fin; Fe y Bautismo les han unido tan
las promesas, puesto que ambas tienen distintos íntimamente a Cristo que son ahora verdaderos 8:14Rom
oficios. La Ley nunca ha pretendido conceder la hijos de Dios y objeto de la plenitud de su favor "15
vida sino simplemente determinar el estado del como el mismo Cristo en persona.
hombre a partir de la base de las obras de la 28 Esta unión suprime toda distinción racial o
Ley. Por lo tanto opera en una esfera distinta nacional. Después que un hombre se ha unido a
de la de la promesa que confiere vida sobre la Cristo, tiene las características y la personalidad
base de la Fe. La Escritura misma deja claro que de un hijo de Dios; ya no interesa cuál es su Col 3:11
no podría dar la vida, porque acusa a todo raza o su condición, todas estas distinciones ca-
hombre de manera que éste pueda aprender a recen de importancia, es como si Cristo en per-
8 3
34 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 3:29 — 4:1-5
EPÍSTOLA A LOS GALATAS 4:6-11 35
esclavo ni libre; no hay varón tutores y administradores hasta 9
ni mujer: todos sois uno en Cris- el tiempo prefijado por su pa- ley, para que recibiésemos la Pero ahora, después de haber
to Jesús. 2 9 Y si sois de Cristo, dre. 3 De igual modo, nosotros: dignidad de hijos adoptivos. c Y conocido a Dios, o mejor, des-
sois por lo mismo descendencia cuando éramos menores de edad, la prueba de que sois hijos es pues de haber sido reconocidos
de Abrahán, herederos según la vivíamos esclavizados por los que Dios ha enviado a nuestros por Dios, ¿cómo os volvéis de
promesa. "elementos del mundo". 4 Pero corazones el espíritu de su Hijo, nuevo a los impotentes y mise-
i Pongo también otra compa- cuando llegó la plenitud de los que grita: ¡Abba, P a d r e ! 7 Por rabies "elementos", de quienes
L ración: El heredero, mien- tiempos, Dios envió a su Hijo, consiguiente no eres esclavo si- otra vez queréis ser esclavos?
J0
tras es menor de edad, con ser nacido de mujer, nacido bajo la no hijo; y, si hijo, también here- Continuáis celebrando los sá-
-dueño de todo, no se distingue ley de Moisés, 5 para redimir a dero por Dios. bados, las fiestas de la luna nue-
8
en nada del esclavo: 2 está bajo los que vivíamos esclavos de la En otro tiempo, cuando des- va, las de las estaciones, las del
conocíais a Dios, servísteis a los año sabático y los jubileos. 11 Es-
que no eran realmente dioses, toy temiendo por vosotros. ¿Ha-
29 sona reapareciera a través de él. La conclusión
es incuestionable. Puesto que Cristo es el verda- 6 ción. Para este fin Dios empleó el Espíritu Santo,
dero descendiente prometido de Abrahán, quien- que infunde la verdadera vida de Dios e inspira
quiera que esté unido a Cristo es también uno de al creyente un auténtico grito de hijo, "Padre".
los descendientes de Abrahán y un verdadero Rom ^ No hay duda de que, unido con Cristo verdadero Ef
8:17
heredero de la promesa. Hijo de Dios, el cristiano ya no sufre más la es- 1:13 14
"
4:1-2 Pablo evoca ahora otro ejemplo para recalcar clavitud del menor sino que goza de los plenos
el carácter transitorio e inferior de la vida bajo derechos y ricas recompensas de la filiación. Rom
la Ley. Es como la vida de un heredero que, aun- 8 Antes de la conversión, los gentiles convertidos 8:17

que tiene en perspectiva llegar a ser el dueño del por Pablo eran ignorantes del Dios verdadero y
estado, pasa los años de su juventud bajo los rí- servían a dioses falsos. Es, pues, contra toda razón
gidos cuidados de sus educadores. De acuerdo que habiendo alcanzado un nuevo y profundo co-
con las leyes tanto griegas como romanas, su nocimiento espiritual de Dios por medio de su so- 1 8Cor
:3
virtual esclavitud dura hasta el tiempo determi- licitud amorosa, ahora se sometan a la observan-
nado por el padre para admitirle al pleno privi- cia de la Ley, que dedica toda su atención a ele-
legio de la filiación. Tal es la condición del que mentos materiales vacíos de sentido, como sucedía
3 vive bajo la Ley. Como los niños permanecen en 10 en las prácticas paganas. Porque han empezado a 2:2
Col
cautiverio bajo minúsculas prescripciones que re- guardar los días de fiesta judíos, primer paso del °- 23
gulan el uso de las cosas materiales. programa propagandístico de los maestros judíos
*-5 pero en un determinado momento Dios envió EH:io que pretenden llevarles poco a poco a la prácti-
su propio Hijo a la tierra como un auténtico 8Ro"j 11 ca de toda la Ley. Este comienzo de infidelidad
judío que fue capaz de libertar a aquellos que hace temer a Pablo que todo su trabajo va a ser
vivían en esclavitud bajo la Ley, y como verda- inútil.
dero hombre capaz de hacer partícipes a los de-
más hombres de los ricos privilegios de su filia- gfjg
36 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 4:12-16 EPÍSTOLA A LOS'GALATAS 4:17-21 37

brán sido inútiles mis sudores y cupisteis ante mí a la vista de migo vuestro por deciros la ver- a quienes estoy de nuevo dando
fatigas? mi cuerpo enfermo; antes bien, dad? 1 7 No persiguen buen fin dolorosamente a luz hasta que
12
Hermanos, os lo suplico: me recibisteis como a un envia- con el afecto que os muestran, vea yo a Cristo formado en vo-
Sed como yo, porque yo también do de Dios, como a Cristo Jesús Pretenden apartaros de mí, y así sotros! 2 0 ¡Cuánto quisiera en-
fui como vosotros. En nada me en persona. 1 5 ¿Dónde están conseguir vuestro cariño. 1 S Sin contrarme ahora a vuestro lado
habéis ofendido. 1 3 B i e n sabéis aquellos vuestros sentimientos embargo, es mejor que os dejéis y decíroslo en mil tonos distin-
que la primera vez os prediqué de felicidad? Porque puedo ase- perseguir por un afecto verda- tos! ¡Porque no sé cómo compo-
el Evangelio debido a mi enfer- guraros que de haberos sido po- dero. Y esto en todo tiempo, no nérmelas con vosotros!
medad. 14 Y bien que para vo- sible, los ojos mismos os habríais sólo cuando me encuentro yo 21
Decidme los que queréis so-
sotros era una tentación el ha- arrancado para dármelos. 1 6 A s í entre vosotros. 1 9 ¡Hijos míos, meteros a la ley: ¿No entendéis

cerlo, ni me rechazasteis ni es- que, ¿me he convertido en ene- él no tendrá su origen en el hecho de que él no
les ha predicado sino la verdad desnuda.
Llamada personal — 4:12-20 17 En contraste con su propia sinceridad, sus
12 Para frenar la voluntariosa carrera de sus equi- opositores buscan conquistarse su favor en orden
vocados conversos Pablo recurre a una enérgica a apartar a los Gálatas del influjo de Pablo, pa-
llamada personal. Aunque la Ley era su patri- 1 Cor ra forzarles a buscar dirección en los maestros
9:21
monio por nacimiento, él la rechazó y como un 18 judíos. Es verdad también que Pablo ha tenido
gentil se situó fuera de su cobijo; les pide a ellos ocasión continuamente de ver el favor de sus
F
ahora que sigan su ejemplo y escapen de la es- '> 19 convertidos, incluso estando lejos de ellos. El lo
3:7 9
clavitud que los maestros judíos les quieren im- " permitió para llevarles a Cristo. El recuerdo mis-
poner. En las frases que siguen (vv. 12-15) su mo de todo lo que ha hecho para conservar el
pensamiento se vuelve un tanto oscuro, ya que cariño de sus convertidos colorea su lenguaje
alude a informes de los Gálatas que nos son des- presente con profunda emoción.
conocidos. Acepta que ellos no le hicieron ofensa Su interés por ellos es como una segunda do-
alguna en sus primeras relaciones con él. Sino lorosa gestación. Ya que una vez más ha debido
13-14 todo lo contrario. Aunque tuvo una enfermedad experimentar cada esfuerzo por volver a intro-
corporal que le obligó a detenerse entre ellos y ducir dentro de sus vidas al Cristo al que los 1 Cor
4; 4 15
predicarles el Evangelio, con todo ellos supera- 20 maestros judíos intentaban expulsar. Con todo, 1 "
ron su supersticioso miedo pagano y le recibieron la separación dificulta su trabajo; porque, no es-
como si se tratara de un ángel o del mismo Cris- 2 Cor tando en contacto con sus actuales circunstan-
5:20
to en persona. cias, no sabe qué tono de voz debe usar ni qué
15 Pero ahora se ha acabado su primitiva acti- modales para reprenderles.
tud delicada y afectuosa. Pablo encuentra difí-
cil de entender que quiere decir esto cuando A r g u m e n t o de e s c r i t u r a — 4:21-31
siempre se han mostrado tan interesados y deseo-
16 sos de ayudar. Con un ligero tinte de ironía pre- 21 Pablo vuelve de nuevo a argüir, invitando a sus
gunta si la presente tensión entre los Gálatas y 2-.il lectores a buscar el verdadero significado de la
38 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 4:22-27
EPÍSTOLA A LOS GALATAS 4:28-31 39
la ley? 2 2 En efecto. Dice la Es- clavos, es Agar. 2 5 Agar, en efec-
critura que Abrahán tuvo dos to, es el monte Sinaí en Arabia; no conoces nacido según la "carne" perse-
hijos, uno de la esclava y otro y corresponde a la actual Jeru- los dolores del parto. guía al habido según el "espíri-
tu
de la que era libre. za El de la salen, que es esclava con sus Que son muchos los hijos "> así sucede también ahora,
30
esclava nació según el curso na- hijos. 2 6 Por el contrario, la Je- de la mujer dejada; P e r o , ¿qué dice la Escritura?
Echa
tural de las cosas; en cambio el rusalén celestial es libre; y ésta y más que los de aquélla fuera a la esclava y a su
de la libre, en virtud de la pro- es
, nuestra madre. 2 7 Dice a pro- que posee al marido. hijo; porque el hijo de la esclava
mesa. 2 4 Aquí hay una alegoría. pósito la Escritura: no tendrá parte en la hereneia
28
Esas dos madres son las dos Regocíjate, estéril, que no Y vosotros, hermanos, sois hi- con el hijo de la libre. 3 1 Por lo
alianzas: Una, la que proviene pares; jos de la promesa, figurados en tanto, hermanos, no somos hijos
del monte Sinaí y engendra es- prorrumpe y canta, tú, que Isaac. 2 9 Y, así como entonces el de la esclava sino de la libre.

frutos llena la sublime pintura de Isaías de la


íntima relación con Abrahán que ellos desean. Jerusalén renovada y rehabilitada tras años de
Encontrarán que la misma Ley a la que acuden aflicción bajo la irrisión extranjera.
sirve sólo para confirmar la posición de Pablo. 28 Seguidamente Pablo pasa a hacer una aplica-
22-23 Fundamenta su argumento en el hecho his- ción pormenorizada de esta historia para sus
tórico de que Abrahán tuvo dos hijos. Ismael, lectores. Así como Isaac nació en cumplimiento
hijo de la esclava Agar, tenido por un proceso de una promesa, así los gentiles convertidos son
natural de generación, e Isaac, nacido de la libre hijos de Abrahán, no por una descendencia de Rom
Sara en cumplimiento de la promesa divina. 9:7 8
orden físico, sino por la promesa que se aplica a "
24-25 Para Pablo este suceso y sus consecuencias pro- 29 todos los que tienen Fe. La misma persecución
porcionan un símbolo de las realidades de que que padecen de parte de los descendientes físi-
ahora trata. Estas dos mujeres representan los cos de Abrahán tiene su correspondencia en el
dos Testamentos. El Antiguo Testamento queda antagonismo que perduró entre los descendien-
representado por Agar, por cuanto que no sólo tes de Isaac, el hijo de la promesa, y los descen-
tuvo su origen en el monte Sinaí que está en dientes de Ismael, el hijo de la carne.
Arabia, la tierra de los descendientes de Agar, 30 El resultado también será el mismo. En el
sino además porque, como Agar, impone la es- tiempo de Abrahán, este antagonismo llevó a
clavitud a los suyos. Así, pues, el fruto de este Sara a urgir el repudio del hijo de la esclava de
Viejo Testamento es el Judaismo de Jerusalén la heredad prometida, de manera que ésta perte-
que mantiene a todos sus subditos en cautiverio. 31 neciera enteramente sólo a su propio hijo. Para
26-27 El Nuevo Testamento está representado por Pablo estas palabras de la Escritura, aprobadas
Sara; porque, así como ella llegó a ser madre de por Dios, es un presagio del glorioso destino de
Isaac después de muchos años de esterilidad, así cada uno de los creyentes. Los miembros de la
el Nuevo Testamento, que no hace caso de víncu- comunidad cristiana no están esclavizados a la
los naturales, h a dado origen a la Jerusalén es- is54:i observancia de la Ley, sino por el contrario, go-
pirítual que en su divina libertad y plenitud de zan de la libertad y las ventajas de la plenitud
de la filiación.
40 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 5:1-5 EPISTOLA A LOS GALATAS 5:6-11 41

5 Para que seamos libres, nos


na liberado Cristo. Mante-
tos se hacen circuncidar: Que-
dan obligados a cumplir toda la
de la fe la salud que nos repor-
tnrá la justificación. 6 Porque
tión no procede de aquel que os
convoca. 9 Un poco de levadura
neos, pues, firmes y no os dejéis ley. 4 Habéis roto con Cristo los para los de Cristo Jesús no vale hace fermentar toda la masa.
sujetar al yugo de la esclavitud. que pretendéis alcanzar la justi- I0
2
IIAda ser o no ser circuncidado. Y o confío en el Señor que
Yo mismo, Pablo, os lo digo: ficación por la ley. Habéis de- Solamente la fe, actuada por la pensaréis lo mismo que yo. Y
Si os hacéis circuncidar, Cristo seriado de la gracia. 5 Nosotros caridad. 7 Ibais tan bien: ¿Quién quien introduce enredos entre
no os servirá para nada. 3 Y en cambio esperamos ansiosa- MI- interpuso para que no creye- vosotros sufrirá su castigo, quien-
vuelvo a declarar a todos cuan- mente por el espíritu en virtud HCÍS a la verdad? 8 Esta suges- quiera que sea. " E n cuanto a

III. EXHORTACIÓN lores no tiene ninguna importancia si un hom-


bre está circuncidado o no. La única cosa que im-
(5:1-6:10)
porta para la justificación del hombre es su fe
viva, su entrega a Dios vitalizada por la ca-
Libertad cristiana — 5:1-12 ridad.
Toda la intención de Cristo al redimirnos fue i Así había sido toda su vida hasta entonces;
que de entonces en adelante permaneciéramos li- con lenguaje de los juegos —los griegos los ama-
bres. El cristiano, pues, debe evitar resueltamen- ban apasionadamente—, ellos habían hecho una
te quedar atrapado de nuevo bajo la garra de la 15 Act magnífica carrera. Pablo les pregunta satírica-
esclavitud. No hay lugar para compromisos, cada = M2 mente qué es lo que les ha pervertido de conti-
u n o debe escoger entre Cristo y la Ley como fuen- nuar obedeciendo a la verdad.
te de su justicia. Así, pues, San Pablo avisa so- 8 Ciertamente que el Dios que les llamó no es
lemnemente a sus lectores que si ellos aceptan responsable de ello. Sin nombrar a los culpables
la circuncisión n o obtendrán ninguna ventaja » (los maestros judíos, de quienes ha hablado a
del Cristianismo. Más aún, quedarán cargados j lo largo de toda la carta), Pablo cita un prover-
con un pesado fardo; por la circuncisión queda- a¡io bio para enseñar a sus lectores cómo una doctri-
r á n obligados a buscar la justicia mediante la na comenzada a seguir con rectitud de intención i cor
guarda de cada u n o de los preceptos de la Ley. e insidiosamente presentada por unos pocos, ac- 5=6
Esto es el equivalente a repudiar de Cristo y R0n, túa como la levadura en la masa invadiendo la
de toda su obra. Ya que centrando todos sus es- 4:1<-ie comunidad y corrompiendo toda su vida religiosa.
fuerzos en guardar la Ley el hombre se aparta 10 Hay aquí motivos más que suficientes para
del Dios generoso que está dispuesto a aceptarle desanimar a Pablo pero aún así con su confianza
a él tal cual es simplemente por la fe. Los ver- de siempre espera que los Gálatas reconocerán
daderos cristianos, son inspirados por el espíri- los malos influjos de los maestros judíos que,
tu de Dios a que confíen completamente en la como causantes de todos estos problemas, están
fe p a r a obtener todas aquellas cosas que esperan 5:1 Ro*, a punto de caer ante la condena del tribunal i3Cor
de la justicia. -5 de Dios. :17
Sin duda, d e n t r o del esquema cristiano de va- 11 Los judíos han llegado a decir el disparate de
42 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 5:12-14 EPÍSTOLA A LOS CALATAS 5:15-18 43
1S 17
mí, hermanos, si en realidad pre- 13
Vosotros, hermanos, habéis prójimo como a ti mismo. Y, "carne". La " c a r n e " tiene ten-
dico todavía la circuncisión, ¿por sido convocados para la libertad, •I mutuamente os mordéis y os dencias contrarias a las del "es-
qué me persiguen aún? En este Pero
1 u e e s t a libertad no sea devoráis, mirad que acabaréis píritu"; y el "espíritu", tenden-
ocasión (U-struyéndoos unos a otros. cias contrarias a las de la "car-
caso se acabó ya el escándalo de . Pa™ el libertinaje. Al
' " E insisto: Caminad a impul- n e " ; y ambos se hacen la guerra,
i , , „ . ,, . contrario: Que la caridad os ha- HOH del espíritu, y no deis satis- de manera que no debéis hacer
la cruz. « j O j a l B acabaran por g a e s c l a v o s u n o s d e o t r o s . 14 y dicción a las tendencias de la lo que queréis. 1 8 Si os dejáis
castrarse vuestros perturbado- así es: Toda la ley se cumple con
re
s! este solo precepto: Amarás al
frente a la Ley, puesto que no hay lazo más fuer-
que el propio Pablo había asegurado la necesidad 14
te que el del amor. Sin duda alguna quien ama 4,Rnom,
de la circuncisión ya que había circuncidado a a los demás como se ama a sí mismo practica 13:8-10
Timoteo. Deshace esta acusación poniendo la si- Act
16:3 todos los preceptos de la Ley. Pablo teme que
guiente pregunta: "¿Por qué entonces me persi- este espíritu esté empezando a faltar entre sus
guen?" Si él hubiera cambiado su predicación y 15 lectores. Por eso pasa sin transición de la afir-
la circuncisión formara parte de su Evangelio, mación de los principios a recordarles que si per-
entonces ya no habría lugar para la cruz en su severan en mofarse y en ocasionarse molestias
predicación: los cristianos estarían aún atados unos a otros, pronto destruirán la vida espiri-
12 a la Ley. En una llamarada de indignación ante tual de la comunidad.
tanta falta de sinceridad Pablo propone a los
maestros judíos que se automutilen. Su frase alude 16 La caridad que Pablo les urge es el efecto y la
con ironía a la castración ritual practicada por Fil3:2 expresión de una vida interior inspirada y regu-
los fanáticos devotos de Cibeles, cuyo culto era lada por lo que San Pablo llama Pneuma, "espíri-
popular en Galacia. A los ojos de Pablo los ritos tu". Con esta palabra "espíritu", aquí y en otros
de la circuncisión judía y la pagana castración muchos pasajes, hace referencia al conjunto de
toman el mismo sentido. todos los dones espirituales recibidos en heren-
cia en el Bautismo, que colman de bendiciones
a los cristianos; incluyendo lo que nosotros llama-
A la verdadera libertad por el amor — 5:13-26 mos ahora "gracia santificante", "gracias actua-
13 Pero alguien puede creer que al desligar a los Rom les", "virtudes teologales", "virtudes cardinales",
hombres de los lazos de la Ley, Pablo está abrien- 6:15_ !
1 "divina inhabitación", "dones del Espíritu San-
do el camino de la licencia. Reconoce que existe 17 to", etc. Así pide a sus lectores conducirse por Rom
este peligro para aquellos que no han entendido los impulsos del "espíritu" que guía y no por los
su enseñanza. Por eso pone en guardia a sus con- impulsos del pecado. Es necesaria la total exclu-
vertidos contra ello. Pero más que esto, lo que sión de una vida de pecado, puesto que los im-
hace es urgirles la práctica de la caridad que es pulsos del "espíritu" se oponen con tanta vehe- 8R,om
la respiración misma de la vida de la comunidad mencia a los impulsos egoístas que en el hombre
cristiana. Este espíritu que les lanza al servicio hay, una permanente lucha entre las dos atrac-
de los demás elimina todo peligro de la libertad n ciones. De todos modos el que sigue los impulsos
44 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 5:19-23 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 5:24 —6:1-2 45

guiar por el "espíritu", ya no jantes. Respecto de ellas os pre- viene la ley. 2 4 Los que son de ,- Hermanos, cuando alguno
estáis bajo la ley. 19 Todo el vengo ahora, como ya os previ- Cristo Jesús han crucificado la Q fuere sorprendido en falta,
mundo sabe las obras de la "car- ne antes: que quienes las prac- " c a r n e " con sus pasiones y ten- vosotros, los que vivís confor-
ne", tales como: fornicación, im- tican, no heredarán el reino de (U-ncias. 2 3 Si vivimos del "espí- me al "espíritu", corregidlo con
pureza, libertinaje, 2 0 idolatría, Dios. 2 2 En cambio, el fruto del ritu" conduzcámonos también a mansedumbre, teniendo cuenta
hechicería, odios, discordias, ce- "espíritu" es: caridad, gozo, paz, impulsos del "espíritu". tú mismo de no caer también
los, ira, contiendas, discusio- paciencia, afabilidad, bondad, fi- - 6 N o busquemos la vanaglo- en la tentación. 2 Ayudaos a He-
nes, partidismos, 2 1 envidias, em- delidad, 2 3 mansedumbre, tem- ría, provocándonos y teniendo- var mutuamente vuestras cargas,
briagueces, orgías, y otras seme- planza. En estos frutos no inter- nos envidia mutuamente. y así cumpliréis la ley de Cris-

del "espíritu" ya no es conducido por los impul- la fuente de su vida y su guía. Esto es lo único,
sos del egoísmo y por lo tanto deja de estar bajo pues, que ellos deben seguir por encima de todo,
la esclavitud de la Ley, y en su lugar vive una 25 mediante la práctica de la caridad. Pablo, siem-
vida rica en fe y amor. pre práctico, termina su elevada enseñanza vol-
19-21 Hay razones muy fuertes para que el hombre viendo a su recomendación del v. 15. Urge a sus
siga los impulsos del "espíritu", puesto que todos lectores que aparten de ellos el deseo de vana-
conocen los desvastadores efectos del egoísmo. El gloria y que repriman su rencorosa autosuficien-
egoísmo destruye la belleza y la armonía de toda cia y la amarga envidia a la que tal postura
la personalidad; por los pecados que Pablo enu- lleva.
mera se echa de ver que la condescendencia con
la concupiscencia enfrenta al hombre consigo i Cor Preceptos de caridad y celo — 6:1-10
mismo, con Dios y con los demás. Un carácter in- Epfj 5.5
mortificado y desagradable no debe encontrar 1 Ahora Pablo da un paso más. Urge a los miem- „ 2 T i m
lugar en el Reino de Dios. bros fervorosos de la comunidad que amonesten 2:24"25
22-23 por otro lado, cuando el hombre sigue las di- amablemente a los hermanos débiles que han pe-
rectrices del espíritu, instintivamente ejecuta cado. Sus palabras de corrección nunca deben es-
obras que son todo lo opuesto de la desvastado- tar faltas de comprensión si recuerdan que ellos
ra y creadora de divisiones sensualidad. Su ca- 1 T¡m están hechos del mismo barro y que podrían su-
rácter se hace bueno con amables detalles que 1:8"' cumbir fácilmente a las mismas tentaciones. Así,
le elevan por encima de la búsqueda minuciosa pues, todo debe ser de tal manera que se ayuden
24 de la ley y de las regulaciones restrictivas. Este Rom unos o otros a llevar el peso que cada uno debe
hombre que pertenece a Cristo y que vive por 6:ii-is portar.
su "espíritu", mantiene siempre la muerte al pe- Esta caridad activa les hará comprender
cado y a sí mismos, que ellos aceptaron en el aquella ley del amor que es el verdadero estri- ia f¿5J
bautismo cuando participaron en la muerte de bulo de la vida y enseñanzas de Cristo. Alguno 13:8 " 10
Cristo a este mundo. En ese momento recibieron quizás pueda considerarse a sí mismo como falto
de él el tesoro de su "espíritu" para que fuera de toda necesidad de ayuda; pero tal autosuñ-
46 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 6:3-9 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 6:10-14 47
10
to. 3 Porque, si alguno se ima- za. 7 No os engañéis; de Dios no Así, que, mientras tengamos ra no ser perseguidos por la
gina ser algo, siendo nada como se ríe nadie. Lo que cada uno oportunidad, hagamos el bien a cruz de Cristo. 1 3 N i ellos mis-
es, se engaña. 4 Que cada uno siembre, eso cosechará. 8 Quien todos, pero especialmente a los mos, circuncidados como son,
examine su propia conducta; así siembra en " c a r n e " , de su "car- miembros de la Iglesia. guardan la ley; pero quieren que
1
tendrá motivos para gloriarse, n e " cosechará corrupción; pero * Mirad con qué letras tan os hagáis circuncidar, para te-
pero sólo en relación consigo quien siembra en "espíritu", del grandes os escribo de mi propia ner de qué gloriarse ert vosotros,
mismo no con los demás. 5 Ca- "espíritu" cosechará vida eter- mano. 1 2 Los que quieren que- 14
En cuanto a mí, líbreme
da cual llevará su propia carga. na. q No nos cansemos de prac- dar bien ante los hombres, os Dios de gloriarme sino en la
G
El catequizado comparta todos ticar el bien; que a su tiempo co- fuerzan a circuncidaros, sólo pa- cruz de nuestro Señor Jesucris-
sus bienes con quien lo catequi- secharemos, si no desmayamos.
hay muchas tentaciones que superar; pero todo R°JJI
:
ciencia es en realidad un engaño, puesto que el eso lo debe soportar el hombre con la confianza
hombre de sí mismo no es nada sino pecador. 10 de una rica cosecha si persevera. Entre tanto de-
4 En lugar de compararse con los otros debería be obrar lo que mejor pueda en cada momento,
examinar su conducta en relación con su propia mostrando un amor práctico y generoso a todos
vocación y responsabilidades; su gloria debe ba- los hombres, especialmente a aquellos que son Rom
4:19
sarse, no en las deficiencias de los demás, sino en miembros y compañeros en la fe.
5 su personal perfección. Al mismo tiempo cada
uno descubrirá que él también tiene su fardo IV. PALABRA DE ALIENTO Y CONCLUSIÓN
6 que llevar. Como una consecuencia de esta reco- Rom
mendación de ayudarse mutuamente, Pablo urge \5¿fr (6:11-18)
a los que están siendo instruidos en la fe, a que 9:13-U
contribuyan a remediar las necesidades materia- 11 En este punto Pablo toma la pluma de la ma-
les de sus maestros. no de su secretario y escribe a sus lectores un
7 Tras esto generaliza sus recomendaciones, ur- párrafo final, haciéndolo en letras grandes para
giendo a todos los creyentes a que crezcan en recalcar su importancia.
sinceridad y afán por desarrollar su propia vida ... •-' 12 Les precave una vez más contra los maestros
espiritual. Dios no es un cualquiera a quien se judío-cristianos que desean permanecer a bue-
8 puede tratar de cualquier forma. El, por su par- nas con los judíos y aplacarlos introduciendo Ja
te, tratará & cada uno conforme a su comporta- circuncisión entre los cristiano-gentiles. Su úni-
miento, como el campesino que recoge exacta- co deseo al hacer esto es escapar de la persecu-
mente aquello que ha sembrado. Asi, pues, cuan- ción que los vexúaúexos cristianos han áe STIÍTÍT.
do el hombre pasa la vida siendo condescendien- 13 Siendo así que ellos no observan la Ley quieren <c*ct
15:10
te consigo mismo, recogerá sólo corrupción; por imponer la circuncisión a los otros para poder
el contrario, si ha vivido una vida verdaderamen- alardear ante los judíos de su celo por la Ley.
te espiritual, recibirá la recompensa de una vida 14 Pablo, por el contrario, ha puesto toda su con-
9 eterna. El trabajo es duro y a menudo fatigante; fianza en la cruz de nuestro Señor que destruyó
48 EPÍSTOLA A LOS GALATAS 6:15-18

to. Por él el mundo está cruci- de Dios. 17 En adelante, que na-


ficado para mí y yo para el mun- die me moleste; porque yo llevo
do; l s porque no vale nada ser en mi cuerpo las marcas de Je-
o no ser circuncidado, sino el sus.
hombre nuevo que se crea.
16
18
La gracia del Señor nuestro EPÍSTOLA A LOS ROMANOS
Paz y misericordia sobre to- Jesucristo sea, hermanos, con
dos los que se ajusten a esta ñor- vuestro espíritu. Amén,
ma y sobre el verdadero Israel Introducción

el tiránico poder de un mundo pecador y crucifl- Ninguna otra carta de San Pablo ha atraído la aten-
15 có a Pablo a todas sus atracciones. En el esque- ción tanto o ejercido tanta influencia como esta Carta a
ma cristiano de valores no hay diferencia entre los Romanos. Su importancia deriva en parte de que es la
estar circuncidado o no estarlo: la única cosa 2Cor
5:17 más larga y la escrita con más cuidado de todas las cartas
que cuenta es la renovación completa del hom- de San Pablo y especialmente del hecho de que presente
bre entero por medio de una perfecta unión con la idea maestra de la fe cristiana en su más acabado de-
16 Cristo. Todo el que acepta y sigue este principio sarrollo. Temas que no ha hecho más que tocar en la
recibirá la paz y la recompensa, porque éstos for- Carta a los Gálatas son tratados de nuevo aquí y explana-
man el verdadero Israel espiritual heredero de Ronj
9:6 dos en toda su profundidad. Principiosa que están implíci-
todas las promesas de Dios. ' tos en las directrices prácticas de la 1. Carta a los Corin-
17 Con profundo sentimiento Pablo cierra la car- tios y que soportan los ricos desarrollos de la 2.a Carta a
ta pidiendo que le liberen del sufrimiento y an- los Corintios se analizan en Romanos con claridad y vi-
gustia que los Gálatas le han causado. Nadie tie- 2 Cor gor. Así, pues, si hemos de considerar las grandes epístolas
ne razón alguna para dudar que él es un verda- ft.4^ (ICor, Gal, Rom, 2 Cor) como el gran arca que encierra
dero esclavo de Jesús, puesto que lleva en su toda la doctrina de San Pablo, debemos considerar la
cuerpo el sufrimiento y la persecución que sirven Carta a los Romanos como la llave de esta arca. En esta
18 como credenciales de lealtad. Termina rogando Carta su pensamiento llega al nivel de la plena madurez,
que la gracia del Señor venga a enderezar su y ofrece a sus lectores un estudio penetrante y vitalizador
espíritu. de la vida cristiana.

La Iglesia Romana
En contraposición con la Carta a los Gálatas, Romanos
derrama poca luz sobre la vida de aquellos a quienes es-
cribe Pablo. Los comienzos de la Iglesia en Roma permane-
cen en las tinieblas. Teniendo en cuenta su estado flore-
ciente en el tiempo en que Pablo escribe (1:8; 16:19) y en
vista de su repetido deseo de visitarles (15:23), parece que
8 4
50 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS INTRODUCCIÓN» 51
el Cristianismo fue introducido en la capital del Imperio tarea realizada por Dios y por el hombre en la obra de
muy pronto por medio de los cristianos inmigrantes desde la salvación. Así las cosas, consideró pertinente y oportuno
Palestina. Aunque fundada por judíos, la Iglesia romana hacer de tema de esta Carta de introducción la doctrina
fue captando gradualmente conversos paganos, que alcan- que había visto ser tan necesaria en la controversia de los
zaron la primacía, al menos cuando en el 49-50 el gran Gálatas. No la escribió para corregir abusos o para pre-
grupo judío-cristiano fue expulsado de Roma por el de- caverles contra los adversarios; ni busca presentar una
creto de Claudio (Actl8:2). De todos modos en el 54 el visión sintética de toda la doctrina cristiana. Por el con-
decreto dejó de ser urgido y muchos judíos volvieron a trario, su propósito es presentar una exposición completa
Roma desde las ciudades orientales, donde habían busca- de los principios que ha Invocado para llamar a los Gála-
do refugio. Esto explica por qué Pablo, que había encon- tas de nuevo a la lealtad a Cristo.
trado muchos de éstos en sus viajes, fuera capaz de Tal como Pablo lo previo, los decretos disciplinares del
dirigirse a cierto número de sus lectores como amigos Concilio de Jerusalén podían dar como resultado la for-
(13:3-16), siendo así que él nunca había estado en Roma. mación de dos bandos dentro de la Iglesia: la Iglesia
Por el tiempo en que se escribió esta Carta la mayoría judío-cristiana, invocando la lealtad a la Ley como prin-
de los católicos romanos parece que habían sido gentiles cipio, como una necesidad esencial, y la Iglesia gentil
(1:5-6; 11:13,15,16), aunque los judíos también consti- viviendo en completa independencia de la Ley (Gal 2:11-
tuían una respetable minoría (15:7-8). La presencia de 14). La crisis de Galacia mostraba que este peligro podía
grupos en la misma comunidad producía una situación surgir de nuevo en cualquier momento. De aquí que nin-
delicada que pedía tacto y caridad; este era el estado de gún tema pareciera más a propósito para una carta de
cosas que origina las recomendaciones de Pablo en 14:1; introducción que presentar los mismos principios que a
15:13. De todos modos la fe de los romanos era robusta los Gálatas de una forma fría, desapasionada con todos
(1:8; 6:17; 15:14) y gozaban de un fuerte prestigio entre sus fundamentos bien desarrollados. El hecho de que los
las otras Iglesias (1:8; 16:19). judíos constituyendo una fuerte minoría en la Iglesia ro-
mana hubieran tenido que recibir la circuncisión y obser-
Ocasión y razón de ser de la Carta vado la Ley antes del bautismo, hacía más necesario dicha
exposición de la manera más convincente.
Después de años deseando la visita (1:8-13), Pablo en-
cuentra al fin la oportunidad de hacerla en el viaje que Contenido de la Carta
piensa realizar a España, el nuevo campo de su apostola- La epístola, pues, es una presentación doctrinal de los
do (15:23). La ayuda de los romanos sería indispensable elementos básicos relacionados con la justificación y sal-
para esta misión; considera su estancia entre ellos como vación. Pablo desarrolla estos conceptos con la plena ma-
la etapa más importante de su largo viaje. Escribió esta durez a la que ha llegado su pensamiento a través de la
Carta para entablar un primer contacto con ellos y para experiencia y la reflexión. Con calma y de un modo exhaus-
asegurarse una favorable predisposición. tivo, desprovisto de todo tono de polémica, presenta todos
Sus recientes experiencias con los Gálatas le habían los elementos a los que ha aludido en su Carta a los Gá-
convencido de la importancia de que cada convertido latas. El resultado es un estudio completo de los elemen-
fuera adoctrinado plenamente para que entendiera la tos esenciales propios de la vocación cristiana.
52 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS INTRODUCCIÓN. 53

La ve, por encima de todo, como la obra de Dios desde de la orden, cuando urge a sus convertidos a llenar las exi-
el principio hasta el ñn. La parte del hombre no es más gencias de su celestial vida en Cristo. Por otro lado esta-
que recibir y ratificar por medio de una fe viviente la obra blece el hecho: "Nuestro hombre viejo ha sido crucificado
salvadora en la que Dios está siempre comprometido con él" (Rom 6:6); e inmediatamente pasa a mandar "así,
(1:17). Pablo consagra la mayor parte de su pensamiento pues, no dejéis que el pecado reine en vuestro cuerpo mor-
al primer paso del proceso (cap. 1-4), mostrando cómo ni tal" (Rom 6:12).
el judío ni el gentil pueden reclamar la justicia delante de La unión con Cristo excluye también las preocupacio-
Dios (3:9-20), a menos que El mismo intervenga para nes fútiles de tratar de cumplir la ley con los débiles es-
ofrecer su regalo a estos que están preparados para acep- fuerzos de las flacas fuerzas humanas (Rom 7). Tal esfuer-
tarlo por medio de la Fe (3:21-31). No hay nada nuevo zo lleva sólo a que el hombre vea su propia impotencia.
en esta verdad; Abrahán mismo lo experimentó en su La única escapatoria, el único camino de salvación es li-
vida (4:1-22). Por otro lado el hombre tiene en su vida garse totalmente al plan salvador de Cristo (Rom 7:24).
espiritual sus propias obligaciones para con el don de En el capítulo 8.° Pablo analiza la obra salvíflca de
Dios (5:1-11). Porque de la misma manera que el hombre Cristo en el hombre que se le ha entregado por medio de
ha padecido grandes daños y ha caído en la muerte por una fe viviente. El Salvador habita en su corazón, lleván-
culpa del pecado de Adán, así también quienes creen en dole e inspirándole, confortándole y enderezándole por
Cristo y en su obra redentora reciben de él una rica vida medio de la actividad de su propio esoíritu. Tan plena-
espiritual (5:12-19). mente participa el hombre de los dones de Dios, tan
Este principio dirige la totalidad de la vida espiritual completamente cae bajo el control del Esoíritu, eme cmeda
en cada uno de sus pasos hacia la salvación final. La cons- hecho enteramente espiritual. De tal manera que a veces
tante alusión de Pablo a la vida cristiana como "vida en es difícil determinar si la palabra "espíritu" (pneuma)
Cristo" sirve como de emblema clásico de su profunda se aplica en este capítulo a la persona del Espíritu Santo,
convicción de que el seguidor de Cristo obtiene toda la a sus dones y gracias, o al hombre que ha recibido ese
gracia salvadora y santificante sólo de El. Así, pues, para esDíritu. Lo cierto es one San Pablo usa la palabra como
Pablo el bautismo no es sólo una ceremonia de inicia- una mezcla de los tres elementos. Poraue su convicción es
ción, sino un rito que une al cristiano tan íntimamente aue el hombre alcanza la salvación solamente con la con-
con Cristo que Aquel que murió y resucitó como repre- dición de aue se someta completamente con fe viviente
sentante de toda la raza humana, es capaz de hacer parti- al "espíritu" que le justifica realmente ante Dios y aue
cipar a su miembro tanto de su muerte al pecado como su forma en él una imagen perfecta del propio Hijo de Dios,
vida con Dios (Rom 6:1-11). Jesucristo.
Pero este don inicial de unión con Cristo en el bautis- Este análisis de la vida cristiana explica por qué los
mo requiere una correspondencia constante de fe viviente judíos han fustrado el cumplimiento de la gran promesa
que excluye el egoísmo del pecado (Rom 6:12 ss). Esta exi- de los comienzos (caps. 9-111. Aunaue Dios lo ha escogido
gencia encuentra su expresión en el lenguaje de Pablo que para nn alto destino, el pueblo judío no entendió aue este
varía desde el modo indicativo de simple declaración, cuan- destino era un don aue podía recibirse «olamente con el
do enuncia la verdad del hecho que el cristiano vive la libre consentimiento de una fe viviente. Al trabajar para
vida de Cristo en su propia vida, hasta el modo imperativo hacerse por sus propios medios una justicia propia, el Ju-
54 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS INTRODUCCIÓN* 55
daísmo renunció a aceptar la justicia que Dios tenia pen- ñjar el plan que sigue en el desarrollo. Pablo intenta mos-
sado darle. Por el contrario, los gentiles creyeron y se trar desde el principio hasta el fin la obra de Dios y del
justificaron. Pero también ellos deben entender que sólo hombre en la vida espiritual. Al desarrollar este tema no
permanecerán justos en la presencia de Dios si continúan sigue una lógica como nosotros, ni obedece a las leyes de
por medio de la fe sometidos a su acción salvífica divina. la retórica griega o latina. Antes bien, prefiere el método
Habiendo completado este estudio del carácter domi- judío de desarrollar el pensamiento por medio de frases
nante de la vida cristiana, Pablo añade varios capítulos paralelas o atitéticas. Gusta también de anticipar un de-
de normas prácticas y directrices para vivir en total de- sarrollo posterior pleno por medio de breves alusiones de
pendencia de la voluntad de Dios (12:1-15:13). Como siem- pasada intercaladas en la parte anterior de la Carta (1:17
pre, recalca la importancia de la caridad, que recapitula anticipa 3:21,26; 5:1-5 queda explanado en 8:1-30). En
todo el espíritu y las obligaciones de la vida cristiana. resumen resulta difícil trazar unas líneas maestras que
Teniendo la vista puesta en las posibles tensiones que se unan los diversos estadios del desarrollo. Pablo, con su
pueden dar en una comunidad formada por judíos y gen- estilo literario, junta cosas que una lógica más rigurosa
tiles presenta su doctrina con una referencia continua a hubiera tendido a separar.
que tengan armonía y cooperación.
Esquema de la Carta:
Estilo de la Carta:
Esta Carta es mucho más una exposición doctrinal que INTRODUCCIÓN
una carta familiar al estilo de la 1.a y 2.a a Corintios y de Acción de gracias
la Carta a los Pilipenses. Con todo no es una mera disqui- Intento de ganarse las voluntades
sición abstracta, sino una Carta llena de interés humano Tema
hacia las personas a las que va dirigida. Aunque carece
de las frases agresivas de la Carta a los Gálatas y de las
referencias personales de 1.a y 2.a a Corintios, con todo I. FUERA DE CRISTO NO HAY SALVACIÓN
está caracterizada por la energía y la vivacidad de una NO la hay en el paganismo
elocuencia vital; sale del corazón de un hombre que tiene Ni en el Judaismo
la atención puesta en los lectores y prevé sus dificultades Pecados de los judíos
y sigue sus objeciones (3:1; 4:1; 6:1; 6:15; 7:7). Pablo Inutilidad de la circuncisión
desarrolla su pensamiento con fluidez y plenitud, aunque Respuesta a las objeciones
sus convicciones personales y la atención y reacción emo- Todo hombre es pecador.
cional a los pensamientos de sus lectores le lleva a hacer
incisivas sus oalabras y a expresar con espontánea elo- II. LA SALVACIÓN POR MEDIO DE CRISTO
cuencia su pensamiento.
La calma y dominio con que desarrolla sus ideas pro- Generosa intervención de Dios
ducen un ordenado e hilado progreso a través de los diver- Aceptación por medio de la fe
sos pasos del tratado. Esto no quiere decir que sea fácil Ejemplo de Abrahán
56 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS INTRODUCCIÓN • 57

La Ley frente a la Promesa La caridad por encima de todo


Abrahán modelo nuestro Caridad y prudencia

III. RIQUEZAS Y EXIGENCIAS DE LA SALVACIÓN VI. PALABRAS FINALES Y CONGRATULACIONES

Resultados de la justificación Disculpa por haber parecido duro en sus pa-


Cristo por encima de Adán labras
Razones de esa superioridad Planes de visitar a los romanos
La muerte y la nueva vida en el bautismo Recomendaciones y acciones de gracias
El "hombre nuevo" Posdata
Los cristianos como siervos de Dios Doxología final
Libres del lazo de la Ley
Tarea y función de la Ley Integridad de la Epístola
La Ley en relación con las flaquezas de los
hombres Aunque tanto el capítulo 15 como el 16 faltan en algunos
La vida en el "espíritu". manuscritos primitivos las dudas más fuertes caen sobre
Hijos y herederos de Dios la presencia del capítulo 16 en la redacción original. El
Esperando la gloria hecho de que Pablo envíe saludos a tantas personas
Certeza del amor de Dios (16:3-16) sugiere que está escribiendo a una Iglesia en la
que hubiera predicado con anterioridad, probablemente a
Efeso. Algunos son del parecer que el capitulo 16 fue más
IV. JUDÍOS Y GENTILES EN EL PLAN DE DIOS
bien una carta de recomendación escrita separadamente
Libertad de elección en Dios a Febo (16:1), o una posdata de carácter personal con la
En Dios no hay injusticia intención de que acompañara la carta circular enviada
La falta de Israel a Efeso.
El camino para la fe De todos modos son muchos los escritores de autoridad
No hay excusa para la falta de fe que mantienen la opinión de que el capítulo 16 siempre
La gratuidad del plan de Dios perteneció a la Carta a los Romanos. No sólo se encuentra
Trabajando fuera del plan de Dios en los mejores manuscritos, sino que además sus múlti-
Hay misericordia también para los judíos ples saludos hacen poco verosímil su existencia como car-
ta separada: tantas acciones de gracias en tan corto es-
V. CONSEJOS Y EXHORTACIONES
pacio serían una cosa chocante. Además, si escribiera a
alguna de las Iglesias fundadas por él, como Efeso, Pablo
Armonía en la vida de la comunidad no mostraría preferencias especiales por determinadas
Obediencia a la autoridad personas (cfr. 1.a y 2.a Tes, 1.a y 2.a Cor, Filip). Por el
Necesidad urgente de caridad contrario, tiene motivos muy justificados para multiplicar
Evitar prudentemente los escándalos los nombres de los amigos escribiendo a una Iglesia en la
58 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS

que es completamente desconocido y en donde desea ga-


narse una acogida favorable. Estos amigos serían proba-
blemente judíos a los que había encontrado en sus via- EPÍSTOLA A LOS ROMANOS
jes; expulsados de Roma en el año 49 p. C. volvieron poco
después hacia el año 54.
Se han levantado también dudas sobre la autenticidad Texto y comentario
paulina de la doxología ñnal en 16:25-27. Su estilo y vo-
cabulario parece indicar otra mano. De todos modos la
doxología resume la temática fundamental de la Carta
y su estilo hinchado puede interpretarse por el hecho de 1 Pablo, esclavo de Cristo Je-
sus, convocado, apóstol, y
turas por medio de sus profetas,
3acerca de su Hijo?
elegido para anunciar el mensa- nacido de la descendencia
ser la solemne conclusión de una larga carta doctrinal.
Jo divino del Evangelio: 2 Este de David
mensaje había sido ya prometí- sometido a la fragilidad nu-
Fecha de la Carta: do por Dios en las santas escri- mana;
De los últimos capítulos de la Carta se saca la conclu-
sión que Pablo ha terminado su obra evangelizadora en
INTRODUCCIÓN
el Este y que tiene en proyecto una nueva misión en el
Oeste (15:23-24). De aquí concluímos que Pablo escribió Acción de gracias — 1:1-7
a los Romanos desde Corinto al comienzo del año 58 p. C.
Gayo, el huésped al que se refiere en 16:23, es probable- i Pablo, por ser desconocido de la comunidad de
mente el Gayo de 1 Cor 1:14. Roma, alarga su ordinariamente breve introduc-
ción para presentarse con todas sus credenciales
y para indicar el tema fundamental de la carta.
Como todos los verdaderos cristianos, se conside-
ra a sí mismo como un siervo de Cristo, pero con
la tarea privilegiada del apostolado, llamado por
Cristo como los Doce y escogido para anunciar la «.fifí
buena nueva de Dios, la salvación prometida
desde antiguo por los profetas de Israel. Los ju-
díos cristianos no deben temer que él niegue el
2 amor de Dios a sus antepasados. Ni encontrará
la comunidad extraño su mensaje, antes al con-
trario, está todo contenido en las palabras fa-
miliares de un antiguo credo romano que cita 2T¡m
2:8
3 inmediatamente. Su Evangelio está centrado en
el Hijo de Dios y por encima de todo en su tarea
salvadora. Ya que el Hijo de Dios entró en el
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 1:4-8 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 1:9-14 61
4 6
y desde su resurrección de entre ellos os contáis tam- todos vosotros porque vuestra fe de vuestra fe, 12 o mejor dicho,
entre los muertos bién vosotros es celebrada en todo el mundo. para alcanzar yo en vuestra
constituido Hijo de Dios, los convocados de Jesús, del 11
Dios, a quien sirvo con toda compañía nuevos ánimos en la
en poder, Mesías: mi alma anunciando el mensaje profesión de nuestra común fe.
7 13
por la acción del espíritu de A cuantos estáis en Roma, evangélico de su Hijo, me es tes- N o quisiera, hermanos, que
santidad: amados de Dios, asamblea tigo de cómo sin cesar hago me- desconocieseis que me he pro-
El, Jesús, Mesías, nuestro santa: moria de vosotros 1 0 en todas puesto muchas veces ir a visita-
Señor. Gracia y paz a vosotros, de mis oraciones, pidiendo que por ros —hasta ahora he tropezado
9
Por él hemos recibido la parte de Dios, nuestro Pa- íin alguna vez me allane el ca- siempre con alguna dificultad—
gracia y el apostolado dre, y de Jesucristo, el Se- mino, para que, si ésta es su vo- para recoger también entre vo-
para predicar la sumisión a ñor. luntad, pueda ir a visitaros. x l A sotros algún fruto, lo mismo que
la fe la verdad, tengo deseos de veros entre los demás gentiles. 14 Me
8
a todos los gentiles Ante todo doy gracias a mi para comunicaros algún don so- debo tanto a griegos como a bár-
para gloria de su nombre; os por medio de Jesucristo por brenatural para robustecimiento baros, lo mismo a sabios que a

mundo como el prometido descendiente de David nuestro Padre, a través del único mediador, Je-
con la tarea precisa de Mesías, enseñando la ver- sucristo, que les favorezca con toda clase de gra-
dad y redimiendo a los hombres del pecado, ex- cias y que les aumente la paz.
perimentando por su parte todas las miserias de
la vida humana. Pero la resurrección de entre Act
los muertos le ha liberado de toda limitación y 2:32 36
" Ganándose las buenas voluntades — 1:8-15
le ha colocado en el cíelo a la diestra del Padre 8 El ardiente apóstol toma un tono más personal.
con pleno poder para comunicar el espíritu da- Los cristianos de todas partes, dice, hablan con
dor de vida para santificar a los hombres. orgullo del fervor de la Iglesia del corazón del
Todo esto se resume en su mismo nombre, Je- Act Imperio; da de ello gracias a Dios por medio de
4:8 1í
sucristo (Mesías) Nuestro Señor — nuestro Se- - 9-1" su Hijo. Dios sabe también cuánto tiempo hace que
ñor, del que todos los hombres reciben el favor n pedía una oportunidad para visitarles, no sólo pa-
divino y todos los acostóles a los aue él llamó ra ver a unos pocos viejos amigos (Rom 16:1-16),
para granar en todas las ] «tes la sumisión a la sino para ayudarles a enderezar aún más su vida
fe en la misión salvífica que se realiza en su 12 espiritual por el camino estrecho. El a su vez se
nombre. beneficiará de esto, pues le será un consuelo ver
Este carácter de apóstol proporciona a Pablo 13 su robusta fe. Le gustaría que supieran cuántas
un motivo de entróneme con los romanos que ya veces ha intentado visitarles; entenderían que es Gal
2:7 9
han resnodido a la llamada de Oisto. Aúneme una verdadera obligación lo que le vincula a ellos "
desconocido de la mayoría, les felicita calurosa- y lo que le impulsa a sus presentes planes.
mente como amados de Dios aue les ha esco- 1 Tei 14-15 Como apóstol de los gentiles es responsable
4:3
gido para que sean santos, libres de toda man- "' de esta ciudad de paganos; así, pues, como u n
cha y consagrados a su seivicio. El pide a Dios diligente campesino debe hacer fructificar el
EPÍSTOLA A LOS KOMANOS 1:19-22 63
62 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 1:15-18
bres, que en su maldad tienen cia y su divinidad. De manera
ignorantes. 1 3 De aquí mi empe- 17
En él (en el mensaje evan- cautiva la verdad; 1 9 ya que son que no tienen excusa. 2 1 Y en
ño en predicar el Evangelio gálico) se revela el plan de Dios
manifiestas a ellos las verdades verdad, no obstante el conoci-
también a vosotros, los que es- que salva por la fe y nada más
tais en Roma. que por la fe. Así dice la Escri- que se pueden conocer acerca miento que tenían de Dios, no
16 de Dios. Bien claro se las ma- lo glorificaron como a Dios ni le
Pues no me avergüenzo del tura:
mensaje evangélico. Es, en ver- El justo por la fe vivirá, nifestó él. 2 0 Así, después de la dieron gracias, sino que acaba-
18
dad, fuerza de Dios para confe- En efecto, desde el cielo creación del mundo conocemos ron en necios y fútiles razo-
rir la salud a todo el que tiene viene revelándose la cólera de nas atributos invisibles, apre- namientos, viniendo a entene-
fe, primero a los judíos y luego Dios sobre todo género de im- hendidos mediante las criaturas, brecerse su insensato corazón,
a los gentiles. piedad e injusticia de los hom-
tales como su eterna omnipoten- 2 2 Alardeando de sabios, se hi-
él c o m i e n z o h a s t a el fin. Así, p u e s , la r e g l a q u e Heb2:«
campo, ya que tiene en comisión a todos los no Abacuc daba para librar a los israelitas de la
judíos, tanto a los de cultura griega como los esclavitud de los babilonios se aplica igualmente
que carecen de ella, cultos e incivilizados por a la espiritual salvación de todos los hombres:
igual. Esta carga le ha llevado a predicar casi "El justo vive de la Fe".
en todas partes, y ahora le impulsa a hacerlo en
Roma.
I. SIN CRISTO NO HAY SALVACIÓN
Tema — 1:16-17
(1:18-3:20)
16 Aunque otros ridiculicen su mensaje tachán-
dolo de locura o engaño, Pablo no se avergüenza No hay salvación en el paganismo — 1:18-32
de predicarlo. Porque sabe que es el poder salví-
ñco de Dios en acción; la mera narración de los 18 Pablo ha enunciado la tesis de que Cristo es la
hechos de Cristo está llena de fuerza vital y de única fuente de salvación. Ahora se propone pro-
verdad para todo aquel que cree. Los judíos reci- ,,.•£$! barlo mostrando primero que ni el paganismo ni
Dieron el mensaje primero; este es su privilegio el judaismo han proporcionado la salvación al
17 y el plan de Dios. Pero también los no judíos han hombre.
de oír las buenas nuevas de la justicia de Dios, Echando una mirada al mundo greco-romano
es decir, su gratuita voluntad de salvar a los pe- de su tiempo declara que la ira de Dios cae pesa-
cadores y el camino prodigioso de recrearlos para damente sobre el paganismo. La palabra "ira"
que sean hallados dignos. De todos modos el sólo puede aplicarse a Dios de un modo metafó-
hombre es un ser libre y así si quiere salvarse rico, pero expresa gráficamente el hecho de que
debe aceptar libremente el favor de Dios, cre- el paganismo ha quedado obscurecido por los
yendo en el poder de la obra salvíñca de Cristo errores religiosos y tan corrompido por las de-
y sometiéndose a él de todo corazón. En el pro- Ej gradaciones morales que todos sus fieles parecen
ceso de salvación una fe viva es necesaria desde 19-20 haber sido abandonados por un Dios airado. En
EPISTOLA A LOS .ROMANOS 1:28 — 2:1 65
64 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 1:23-27
28
cieron necios; 2 S y trocaron la rado y servido a la criatura en a su extravío. Y como no se res de maldad, rebeldes a los
gloria del Dios incorruptible por lugar del Creador. Sea él bendi- dignaron poseer el verdadero co- padres, 3 1 insensatos, infieles, sin
ídolos o representaciones del to por siempre. Amén. 2 6 P o r nocimiento de Dios, Dios los en- amor, sin piedad; 32 y de tal ín-
hombre corruptible, de aves, de eso los entregó Dios a las pa- tregó a una mentalidad deprava- dolé, que, conociendo la senten-
cuadrúpedos y de reptiles. siones vergonzosas. Sus mujeres da, que los llevó a cometer tor- cia divina que declara reos de
24
Por eso los entregó Dios a cambiaron el uso natural por el pezas: 2 9 se llenaron de toda muerte a quienes tales cosas ha-
la impureza conforme a los de- uso contra naturaleza; 2 7 e igual- suerte de maldad, de perversi- cen, no sólo las hacen, sino que
pravados instintos de sus cora- mente los varones, dejando el dad, de avaricia, de malicia, hen- hasta aplauden a quienes las po-
zones; tanto que ellos mismos se uso natural de la mujer, se abra- chidos de envidia, homicidios, nen por obra,
afrentaron en sus propios cuer- saron en mutua concupiscencia; contiendas, fraudes, malignidad; »") Por lo cual no tienes nin-
pos, 2 5 por haber sustituido la cometieron torpezas hombres con chismosos, 3 0 malas lenguas, abo- ¿¿ gúna excusa tú, hombre,
verdad de Dios por la mentira hombres, y recibieron en sus rrecedores de Dios, ultrajadores, quienquiera que seas, que te ha-
de los ídolos, y por haber ado- propias personas el pago debido soberbios, fanfarrones, forjado- ees el juez: en aquello mismo en

tre el error religioso culpable y el desorden mo-


realidad, es el poder del mal del mundo pagano ral introduciendo tres veces (versos 24, 26, 28)
19-20 el que ha producido este estado tan lastimoso. la fórmula bíblica "Dios los ha dejado". Porque
El hombre puede y debería saber que existe un Sal
13:1 9 el hombre distorsionó el verdadero concepto de
solo Dios; por la naturaleza misma ha sido do- " Dios fue inevitable que distorsionara también el
tado de capacidad para conocer el verdadero Dios verdadero concepto de la vida moral. Sus peca-
a través de la presencia de las cosas creadas por
El mismo. Pero el paganismo deliberadamente re- dos parecen destruir la naturaleza misma per-
chazó esta evidencia y cometió el inexcusable pe- vertiendo sus inclinaciones y rompiendo uno a
cado de hacerse un dios a su gusto —dioses con uno incluso los vínculos más sagrados que debe-
formas humanas y de animales que no pudieran 29-31 rían ligar a los hombres entre sí. Pablo agota el
imponerle lazos morales y que dejaran al hom- vocabulario de pecados enunciando los pecados
bre libre para seguir sus propios deseos—. que inundaban la vida en el mundo greco-roma-
24-25 Esta deliberada perversión doctrinal en el con- no contemporáneo. Su sombrío juicio no podría
cepto que el hombre tiene de Dios le infligió su sal ser verificado en cada uno, pero Pablo hace refe-
propio castigo al llevarle a la perversión moral. 12:23 27
" rencia más bien a los pecados según surgen del ^ p«j
6:9-11
Porque el paganismo se contentó con dioses 32 paganismo mismo. Algunos autores paganos los
hechura de los hombres que aprobaban toda han condenado también; con todo, el paganismo
suerte de maldades, el verdadero Dios no pudo en general despreció estas censuras y compla-
ocupar un puesto en el pensamiento de los pue- cientemente sacó a luz los defectos morales in-
blos, de suerte que mantuviera a raya la loca cluso buscando justificación para ellos.
carrera del incontrolado deseo humano. Como
26-27 consecuencia de ello la depravación antinatural No hay salvación en el Judaismo — 2:1-6
surge por todas partes. 1 2
" El ataque contra el mundo gentil encontrarla
28 Pablo recalca el nexo necesario que existe en- plena aprobación en cualquier lector judío. Pero
8
66 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 2:2-9 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 2:10-15 67

que juzgas a otro, te condenas varte al arrepentimiento? 5 Por para cuantos obran la maldad. escuchan la explicación de la
a ti mismo; porque haces eso tu obstinación y por la impeni- primero para el judío, luego pa- ley son justos ante Dios; si-
mismo que condenas. 2 Por otra tencia de tu corazón vas alma- ra el gentil; 1 0 p e r o gloria, ho- no que serán justificados aque-
parte sabemos que el juicio de cenando cólera divina para el nor y paz para todos cuantos líos que la pongan en práctica,
Dios es según verdad contra los día de la ira y de la revelación obran el bien, primero para el " Y así es. Los gentiles, que no
que cometen tales pecados. 3 Y del justo juicio de Dios. 6 El da- judío, y luego para el gentil. tienen ley mosaica, cuando guia-
I
tú, que condenas a quienes tal rá a cada uno según sus obras: ' En Dios no hay acepción de dos por la razón cumplen los
hacen y con todo lo haces tú " vida eterna a cuantos, perseve- personas. preceptos de la ley, ellos mis-
12
mismo, ¿piensas escapar del jui- rando en el bien obrar, buscan Todos los que pecaron sin mos, sin tenerla, son ley para sí:
ció de Dios? 4 ¿O es que des- la gloria, el honor y la inmorta- conocimiento de la ley, sin la 15
ellos mismos demuestran la
precias las riquezas de su bon- lidad; 8 pero ira e indignación ley perecerán; y los que peca- realidad de la ley escrita en sus
dad, de su paciencia y de su Ion- a los contumaces que se rebelan ron con conocimiento de la ley corazones, cuando su conciencia
ganimidad, no reconociendo que contra la verdad y se someten al mosaica, por la ley serán con- les da testimonio de ello, y cuan-
esta bondad de Dios quiere lie- mal. 9 Tribulación y angustia denados. 1 3 Porque no los que do sus dictámenes van propo-

ahora Pablo se vuelve contra los judíos mismos experimentó esta justicia de Dios de un modo es-
y sin nombrarles t r a t a de hacerles reconocer sus 2Sam pecial. Ya que su raza ha ocupado siempre un Le 12:48
12:1 9
propios pecados como el profeta Natán lo hizo " puesto de privilegio en la historia de la salvación,
con David. Al condenar los desórdenes del m u n - II debería sentir con más intensidad que Dios no se
do pagano se condenan a sí mismos, puesto que deja llevar de favoristimo a la hora de premiar
también ellos pecan gravemente (cfr. 2:21-22). y castigar.
Por lo tanto, también ellos caen bajo la impar- Esta última aserción extrañaría sin duda a
4-8 cial sentencia de Dios. Porque aunque su miseri- Sal los judíos que confiaban en la Ley de Moisés como
11:
cordia carece de límites, ellos no h a n permitido 2^2 en la guía única del recto proceder y como en
a su calor ablandar con arrepentimiento sus co- un principio automático de salvación. Pablo a t a -
razones, antes al contrario h a n resistido terca- 12 ca directamente contra esta presunción insis-
mente y endurecido sus corazones más y más. tiendo en que sí hay pecado, lo mismo en el judío
Pero en el día del juicio su obcecación se que- que en el gentil habrá condenación en el juicio
brará terriblemente frente a la condenación de 13 final. En otras palabras, no es el conocimiento
Dios, quien distribuirá estrictamente de acuerdo de la Ley de Moisés sino su observancia p r á c t i c a
a los méritos personales, recompensando a los Sal lo que granjeará la aprobación de Dios.
61:13
que han perseverado en buenas obras con u n a 14 Este principio se aplica igualmente a los g e n -
participación en su propia felicidad y castigando a tiles; porque aunque son ignorantes de la Ley,
los egoístas rebeldes con sufrimientos y angustias. sus buenas obras prueban que tienen un g u í a
9-10 Así, pues, no h a y diferencia entre judío o Mt equivalente en su propia conciencia que les m a -
griego; es el corazón recto lo que cuenta p a r a 15 nifieste los principios básicos de la Ley de Moi-
Dios y no la m e r a descendencia de unos ascen- sés. La existencia de esta ley no escrita se confir-
dientes santos y d e u n pueblo escogido. El judío ma también por el juicio de aprobación o d e s a -
68 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 2:16-20 EPISTOLA A LOS ROMANOS 2:21-24 69

niendo censuras o hasta mutuos gloria y confianza en Dios, 1 8 que en la ley la encarnación de la te llevas las riquezas sagradas de
elogios. 1 8 Todo esto lo veremos conoces su voluntad, e instruido ciencia y de la veracidad de sus templos? 2 3 Tú, que pones
el día en que Dios por medio de constantemente en la ley, sabes Dios; 2 1 tú, en suma, que instru- tu gloria y confianza en la ley,
Jesucristo conforme a mi men- apreciar y escoger lo que más yes a otros, ¿cómo no te instru- deshonras a Dios con tus trans-
saje evangélico juzgue las accio- importa; 1 9 tú, que crees ser yes a ti mismo? Tú, que predi- gresiones de la ley; 24 porque
nes ocultas de los hombres. guía de ciegos, luz de los que cas que no hay que robar, ¿ro- por vuestra culpa profieren los
17
Tú, que presumes de tu viven en las tinieblas, 2 0 pre- bas? 2 2 Dices que no hay que gentiles blasfemias contra el
nombre de judío, que descansas ceptor de ignorantes, maestro de cometer adulterio ¿y lo come- nombre de Dios, como dice la
seguro en la ley, que pones tu menores de edad; tú, que tienes tes? Abominas de los ídolos ¿y Escritura.

probación que los gentiles sienten también por manas en la sinagoga se sienten enteramente
16 su propia conducta y de la de los demás. En el equipados con un conocimiento preciso y provis-
Juicio final, Dios pedirá cuentas a cada hombre, 1 4Cor
:5
tos de autoridad para dar su opinión sobre Dios
así judío como gentil, conforme a todo aquello en cada materia. A sus propios ojos creen poseer Mt
que haya en su corazón. una clara luz en medio del tenebroso mundo 23:16"26
pagano.
Pecados de los judíos — 2:17-24 21-22 Aunque esta actitud se funda en los privile- Rom
7 gios reales de Israel, con todo Pablo habla de 9:4 ' 5
1 Porque son muchos los judíos que no tienen en ellos con ironía; por cuanto que ha visto clara-
cuenta este principio es por lo que viven domi- mente que los mismos judíos que se tienen a sí
nados por una autosuficiencia carente de todo mismos como poseedores de la Ley y tratan de
fundamento. Pablo lo siente de un modo agudo. imponérsela a los otros, a menudo violan sus
Aquí su estilo cobra calor y se anima. Como Na- principios básicos de justicia y pureza. Llegan
tán a David despierta a sus oyentes y dirige una 2 12:7
Sam incluso hasta a robar en los templos paganos
vibrante perorata (que en su excitación carece para sacar provecho de la venta de objetos que
completamente de sentido gramatical) a los ju- 23 la Ley les prohibe incluso hasta tocarlos. Tan es- ^eut
díos de Roma que, como todos los judíos habla- cándalosa incongruencia entre conocimiento y
dores de griego de fuera de Palestina, viven en modo de proceder trae deshonor para Dios mis-
contacto diario con los gentiles y los miran con mo, como Pablo remacha mediante una cita de
desprecio. Tales judíos fanfarronean de su nom-
bre como un símbolo de la gloria nacional y re- 2* Isaías. Así como en otro tiempo las tribulaciones Is52:5
ligiosa, de su Ley como una garantía segura para de Israel llevaron a sus conquistadores a mofarse
entrar en el Reino de Dios y de su mismo Dios del poder de Dios de Israel —con mucha mayor
razón— los pecados públicos de los judíos del
COTÍ o si fuera posesión única de ellos. tiempo de Pablo, hacían a sus vecinos paganos
18 Se precian de tener una especial competencia hablar despectivamente del Dios que los judíos
a la hora de tratar cuestiones de ley moral, por tenían por propio,
cuanto que tienen por guía los claros preceptos
19-20 de la Ley de Moisés. Escuchándolos todas las se-
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 3:1-4 71
70 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 2:25-29
2
25 terior; y la verdadera circunci- Muchas bajo todos los concep-
Cierto que la circuncisión plan la ley a la perfección, te
sión es la del corazón, la que tos. Ante todo, a ellos fueron
te vale, si practicas la ley; pero condenarán a ti, que con toda tu
es según el espíritu, no según la confiados los oráculos divinos,
si la quebrantas, tu circuncisión letra de la ley y tu circuncisión 3
es como si no fuese. 2B Por otra quebrantas la ley. 2 8 No aquel letra de la ley. El verdadero ju- Pero, ¿qué decir si algunos de
parte, ¿no considerará Dios co- que lo es al exterior es verda- dio es el que merece alabanzas ellos no los han llegado a creer?
nto circunciso al pagano que dero judío; ni la que aparece no de los hombres sino de Dios. ¿Que su infidelidad va a anular
¿Cuáles son entonces las la fidelidad de Dios? 4 De nin-
guarda los preceptos de la ley?
27
Y más: los que sin estar cor-
fuera en la carne es verdadera
circuncisión. 2 9 El verdadero ju- 3 ventajas del judío, o qué uti- guna manera. Tengamos bien
poralmente circuncidados cum- dio es aquel que lo es en su in-
lidad le reporta la circuncisión? entendido que Dios es veraz, y
I n u t i l i d a d de la circuncisión — 2:25-29 que, por el contrario, el hombre tiene valor en su
25 Pero los judíos podían argüir que al menos h a - presencia si sus acciones proceden de un corazón üeut
30:6
bían cumplido el mandamiento de la circunci- entregado a Dios y obediente a su querer. La
sión que, de acuerdo al común sentir, libraba de verdadera circuncisión es la de un corazón puro;
todo castigo. Para oponerse a esta falsa confianza, Gal 5:6 y el verdadero judío es el hombre cuyo servicio
Pablo no niega el valor de la circuncisión, pero, es genuino y espiritual. Sólo éste es auténtico
manteniendo el principio del v. 12, insiste en que descendiente de Judá, padre de los judíos. Por- Gen
29:3_5
la circuncisión retiene su valor sólo bajo la condi- que como el nombre de Judá significa "bendeci-
ción de que simbolice un corazón purificado del pe- do", así este hombre, sea judío o gentil, será ben-
26 cado y de malas pasiones. Algunos maestros ju- decido por Dios, que justifica al hombre de fe si Act
13:8 9
díos enseñaban también esto pero pocos entre le busca a él. '
ellos estarían de acuerdo con la siguiente afir-
mación de Pablo: un judío incircunciso que guar- Respuesta a las objeciones — 3:1-8
da la Ley está tan bien preparado para la acción
salvífica de Dios como si tuviera el beneficio de 1 Mediante esta enseñanza Pablo parece negar to-
27 la circuncisión. Mucho menos aún podían acep- da ventaja al hecho de ser judío. Pero Dios mis-
tar la última afirmación de Pablo de una rever- mo ha prometido a Israel un puesto privilegiado
sión total de tareas. Porque mientras todos los en la historia de la salvación. La relación de esta
judíos se preocupaban de enjuiciar a los gentiles, promesa a la afirmación de Pablo será estudiada
Pablo insiste en que el hombre físicamente in- detenidamente en los capítulos 9 al 11 de la car-
circunciso que vive conforme al espíritu de la ta. Ahora resuelve el problema de un modo su-
Ley condenará al judío que, pese a su proceden- Mt 12:41 cinto en una serie de preguntas y respuestas que
cia de una raza privilegiada, comete trasgresio- probablemente son el eco de debates tenidos en
nes de la Ley. la sinagoga.
2
28 La última y profunda razón de esto viene a En primer lugar afirma categóricamente la
menudo repetida en la Escritura. Dios no juzga Mt realidad del privilegio de Israel porque sólo Is-
29 al hombre según las apariencias externas, sino 6:2"18 rael ha recibido la divina promesa del Mesías.
3
De todos modos, aunque la infidelidad judía im-
72 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 3:5-9 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 3:10-18 73

que por el contrario todo hom- guna manera. Si así fuese, ¿co- to judíos como gentiles se en- falsedades maquinan con sus
bre es falaz. Como dice la Es- mo iba Dios a condenar al mun- cuentran todos bajo el dominio lenguas;
critura: do? 7 Y si la veracidad de Dios del pecado. 1 0 Así lo dice la Es- veneno de áspid hay entre
Para que seas proclamado obtiene más gloria por mi false- critura: sus labios,
just0 dad, ¿por qué me tienen todavía No hay justos, ni siquiera 14
rebosando sus bocas
en todas tus palabras. P ° r Pecador? » ¿Y por qué en- hay uno solo; maldición y amargor.
Y salgas vencedor tonces no enseñar (como se nos 11
no hay un sensato, no hay 15
si a juicio te convocan. calumnia y como dicen algunos Son veloces sus pies
quien busque a Dios. para derramar su sangre.
que enseñamos) aquello de: Ha- 12
Todos se han extraviado, 16
5 Ruina y miseria brotan a su
Entonces, si nuestra iniquidad gamos el mal para que venga el todos se han corrompido;
no hay quien practique el paso.
hace resaltar efectivamente la bien? Para éstos es según toda 17
bien; No dieron con la senda de
justicia de Dios, ¿qué diremos? justicia su condenación.
9 no hay siquiera uno solo. la paz,
¿Que Dios es injusto al desear- En definitiva, nosotros, judíos, 13 18
Son sus gargantas cual se- ni ante sus ojos hay temor
gar su cólera? (Digo según núes- ¿tenemos alguna ventaja? No. Ya de Dios.
pulcro abierto;
tro modo de hablar). 6 De nin- dejamos antes probado que tan-
pidiere la benéfica influencia de la Ley de Dios, c¡*i
nunca podrá impedir el cumplimiento de la pro- 8 debería ser tenida por un pecado. También esta
* mesa. El siempre es fiel a su palabra; en su com- vez rechaza Pablo el sofisma. Admitir esto sería
paración cualquier hombre aparece como inesta- lo mismo que decir que uno puede hacer el mal
ble y mentiroso. David en su pecado aprendió Sal con un fin bueno. El mismo Pablo ha sido acusa-
por experiencia que Dios cumple siempre su pro- 50:4 do de enseñar este falso principio; con esta oca-
sión lo rechaza de un modo categórico.
mesa de misericordia; Pablo hace suya ahora
esta afirmación: cada hombre que analiza la
acción de Dios debe admitir que sólo Dios es to- oo oSa¿ Todo hombre es pecador — 3:9-20
talmente fiel en sus promesas. 88:31-38
8 De todos modos los judíos no pueden presumir
5 Quizás alguno podría sacar la conclusión de de un derecho de preferencia en lo concerniente
que la infidelidad del hombre sólo sirve para de- a la salvación. La tarea de la nación privilegiada
jar patente la fidelidad de Dios y que por lo tan- no garantiza una salvación automática; sino que
to el hombre no merece castigo por ella. Pablo simplemente consiste en un conocimiento de la
se apresura a decir que sólo una razón humana Ley de Dios y de sus promesas. Así, pues, Pablo
6 puede sacar una conclusión de ese género. Pues termina su larga argumentación afirmando lo
esto es contrario a la básica creencia del Judaís- que se había esforzado en probar ya en 2:1: tan-
7 mo de que Dios es juez de todo el mundo; y por to judíos como gentiles —puesto que unos y otros
consiguiente Pablo lo rechaza de un modo cate- han sido infieles a la ley de Dios— están en esta-
górico. Pero la objeción se presenta ahora bajo do de pecado y son reos de castigo.
otra forma distinta. Si la actual infidelidad del 10-18 Tal afirmación debía chocar a un judío. Así,
hombre manifiesta la luz de la gloria de Dios, no pues, Pablo tiene cuidado de aportar una lista
74 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 3:19-21 EPÍSTOLA A LOS 'ROMANOS 3:22-25 75
19
Ahora bien, sabemos que todo la ley no alcanzará ningún hom- atestiguado por la ley y por los de Dios. 24 Son justificados gra-
cuanto dice la Escritura, lo dice bre la justificación ante Dios. La profetas; 2 2 en otras palabras: tuitamente por pura bondad su-
para los que viven sometidos a ley no trae otra cosa que el co- plan de Dios que salva por la ya mediante la redención lleva-
ley; de modo que todos tienen nocimiento del pecado, fe en Jesucristo a todos los ere- da a cabo en Cristo Jesús. 2 5 Dios
21
que callar y todo el mundo tie- Pero ahora, independiente- yentes sin distinción ninguna; ha puesto a Cristo a la vista de
23
ne que reconocerse reo ante mente de la ley, se ha manifes- pues todos han pecado, y se todos como un propiciatorio, que
Dios. 2 0 Porque por las obras de tado el plan salvífico de Dios encuentran privados de la gloria está rociado con su propia san-

de textos de la Escritura para hacer la misma II. LA SALVACIÓN POR MEDIO DE CRISTO
acusación. Siguiendo el método de los rabinos ju-
díos trascribe una serie de textos de los salmos (3:21-4:25)
y de los profetas, que tenia ya catalogados. To-
dos estos textos van encaminados a recalcar la La intervención gratuita de Dios — 3:21-26
variedad de miembros del cuerpo, trascribién- 21
dolos con el fin de confirmar la afirmación de Pero el mundo ha entrado ahora en una nueva Gal 4:4-5
que el pecado ha penetrado en todo hombre y fase. Dios ha intervenido para remediar la tre-
en cada parte de él. menda necesidad de la que es elocuente testigo
19 Cada una de estas citas en su propio contexto el Antiguo Testamento. El hombre no debe seguir
véterotestamentario, se refería a los judíos. Así, por más tiempo intentando encontrar la salva-
pues, la presencia de tales textos en la misma ción en la observancia de una Ley aplastante.
Escritura que da a conocer la Ley priva a los 22 sino que, por el contrario, Dios ha manifestado
judíos que están sujetos a la Ley, de toda posi- gloriosamente una vía nueva y gratuita de sal-
bilidad de excusa o argumentación. Delante de varle, en la que él lo único que necesita es con-
20 Dios todo el pueblo es culpable. Por no perjudi- Ps sentir en aplicarse a sí mismo este regalo; y esto Gai2:ie
car a la humanidad no osaría pedir a Dios que le 142:2 lo consigue creyendo de todo corazón en Cristo
juzgue por su fidelidad a la Ley, que carga sobre el Salvador. Este es el único camino de salvación
el hombre pesadas responsabilidades sin que le para todos; pues es claro que tanto judíos como
dé las ayudas suficientes para soportarlas. La Ley gentiles están en pecado y necesitan en sus vidas
sólo sirve para hacer al hombre consciente de la gloriosa actividad salvífica de Dios.
24
sus debilidades y para cargarle con un sentimien- Toda la justicia que se encuentre en el hom-
to de culpabilidad. De esta manera, pues, Pablo Rom 7:7 bre debe, pues, proceder de la misericordia que se
destruye el último argumento de los judíos que reveló y cumplió de una vez para siempre en la
intentan encontrar la salvación en el Judaismo obra de la redención. Porque al librar a Cristo
y en sus postulados. de la muerte y recibirle en la morada celestial, Ef
Dios recibió con El a todos los hombres, herma- 2:4"8
nos de Cristo, y les ofreció un perdón total y la
25 paz de una alianza eterna. Pablo alude al cere-
monial del Antiguo Testamento para explicar lo
EPISTOLA A LOS ROMANOS 3:29 —4:1-2 77
76 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 3:26-28
alcanza su justificación por la justificará a los judíos por la fe
gre, y que adquiere eficacia por justo y justificar al que tiene fe fe independientemente de las y a los gentiles por esta misma
la fe. Así Dios muestra su plan en Jesús. o b r a s de la ley. ¿a ¿O es que fe. 3 1 ¿Así que con la fe anula-
27
salvffico por cuanto había per- ¿Dónde está, pues, tu título Dios lo es sólo de los judíos? mos la ley? Todo lo contrario.
donado provisionalmente los pe- de gloria? Queda excluido. ¿Por ¿No lo es también de los genti- Confirmamos lo que dice la ley.
cados anteriores 2 6 en el tiempo cuál de las dos leyes? ¿Por la les? Claro que es también de A A todo esto, ¿qué diremos
de la paciencia divina; y quiere de las obras? De ninguna ma- los gentiles. J 0 Puesto que no 1 respecto de Abrahán, nues-
ahora en estos tiempos mostrar ñera. Por la ley de la fe. 2 8 Que- hay más que un solo Dios, que tro progenitor natural? 2 Si
su acción salvadora, para ser él damos, pues, en que el hombre
tuación en la que su primera obligación es creer
que acaba de suceder en Cristo. En la fiesta de la en lugar de trabajar con su propio y exclusivo
Expiación el sumo sacerdote entraba en el Santo •;* 28 esfuerzo. Ya que alcanza la justificación no como
de los Santos —la parte central y más digna del recompensa de sus trabajos, sino como un don
templo de Jerusalén— para interceder por los 29 de Dios que se acepta por la fe. Esto es verdad
pecados de todo el pueblo derramando sangre el para todo hombre, porque, si fuera necesaria la
propiciatorio, es decir, en la plancha de oro sobre observancia de la Ley y la circuncisión, sola-
el arca en la que se suponía que estaba el trono mente los judíos podrían salvarse, y Dios ya no
de Dios. San Pablo identifica la sangre de Cristo 30 sería salvador de los gentiles. Hay un solo ca-
muriendo en la cruz como la auténtica sangre mino de salvación para judíos lo mismo que para
derramada sobre el propiciatorio con cuya sangre 3i gentiles: la fe. Pero esto no quiere decir que
todos los pecados han sido expiados y todos los para Pablo la vida pueda vivirse en la anarquía,
hombres han sido retornados a Dios. El hombre, sino que como más tarde lo mostrará claramen- R0m
sólo con creer en esta expiación y con que acepte te, la fe en la acción salvíflca de Dios llena los 8:1-17
amorosamente a Cristo como Salvador, se apro- corazones de los hombres con un espíritu de or- 5.^.25
pia esta redención total y queda hecho justo. den y paz.
26 Porque Dios miraba a este acto futuro fue por
lo que soportó los pecados de Israel y por lo que Ejemplo de Abrahán — 4:1-12
preservó al pueblo como nación escogida. Ahora, 1 Pablo se da cuenta de que necesita fundamentar
en esta hora grandiosa, ha manifestado gloriosa- su doctrina con la enseñanza de la Escritura y
mente su benéfica Voluntad; porque fiel a su pro- que debe mostrar la necesaria relación que ha de
mesa de salvar a los hombres tiene por auténti- haber entre la nueva vía de redención en Cristo
camente justos a los que creen en la obra reden- y las promesas del Viejo Testamento. Tomando Gal
tora de Cristo. el ejemplo de Abrahán, a quienes todos los ju- 3:6-14
dios reverenciaban como padre y como el hombre
Aceptación por la fe — 3:27-31 justo por excelencia, se pregunta si Abrahán
27 Este regalo divino corta radicalmente con todo ¡¿¿¿i ganó la justicia con sus propios medios o si por
intento de pretender alcanzar la salvación con 1: el contrario la recibió como un regalo gratuito.
las propias fuerzas. El hombre vive en una si- 2 Si es verdad la primera hipótesis, como piensan
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 4:9-12 79
78 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 4:3-8
9
Ahora bien, esta proclama- la fe, justificación que, incircun-
Abrahán fue justificado por las ción. ° Del mismo modo procla- cíón de felicidad ¿recae sola- ciso todavía, poseía ya. De este
obras, tiene un título de gloria; ma también David bienaventura- mente sobre los circuncisos o modo viene a ser padre de to-
3
pero no lo tiene ante Dios. Por- do al hombre a quien Dios con- también sobre los incircuncisos? dos los creyentes no circuncida-
que, vamos a ver, ¿qué dice la fiere la justificación haciendo ca- Ya que decimos que Dios estimó dos, para que también a éstos se
Escritura? Abrahán creyó a Dios so omiso de las obras: la fe de Abrahán como justifica- les impute la justificación. 1 2 Y
y Dios estimó su fe como justi- 7 Venturosos aquellos cuyas ción. 10 Pero, ¿cómo la estimó? asimismo viene a ser padre de
ficación. 4 El salario del que eje- culpas ¿Después de la circuncisión o los circuncisos, de aquellos que
cuta un trabajo no es estimado han sido perdonadas, antes? No cuando estaba circun- no sólo tiene la circuncisión, si-
como un favor sino como una cuyos pecados han sido en- cidado, sino cuando todavía es- no que también siguen las hue-
deuda; 5 pero la fe del que sin cubiertos, taba sin circuncidar. a l Y la se- lias d e ' l a fe que tenía nuestro
8
hacer obra alguna cree en aquel Venturoso el varón nal de la circuncisión la recibió padre Abrahán antes de ser cir-
que justifica al pecador, es esti- al que el Señor no imputa conio sello de la justificación por cuncidado.
mada por Dios como justifica- su pecado.

circuncisión. Es posible, por consiguiente, que sus


muchos judíos, Abrahán tendría de qué enorgu- palabras se apliquen a estos solos y no puedan
3 Uecerse. Pero a los ojos de Dios la cosa es distin- extenderse a los no circuncidados". — Parece que
ta. Porque la Escritura dice que Abrahán recibió Gen
15:6
se oye cómo le arguyen a Pablo.
el favor de Dios porque creyó en la promesa de 10-12 Una vez más acude a la Escritura para res-
Dios. Así, pues, la misericordia de Dios, y no los ponder a esta objeción. Hace notar cómo Abra- Gen
méritos de Abrahán, fue la razón de ser de su 17:11
han fue declarado justo en la presencia de Dios
justicia. cuando aún no había sido circuncidado, y no hay
4
Cuando un hombre trabaja por obtener una duda posible de que recibió la circuncisión des-
5
recompensa tiene derecho estricto a ella. Pero pués, solamente a la manera de un sello autén-
si no trabaja y no hace más que poner su con- tico de la fe que ya poseía. Cuanto fue ante Dios
fianza en la bondad del que se lo dará porque provino no de la circuncisión, sino de la fe en la
quiere, todo el proceso deja de ser de justicia promesa divina de que le daría una gran des-
para ser cuestión de pura generosidad. Este es cendencia. Pero iba a ser padre sin que la cir-
el caso de Abrahán y a su vez el caso de cada pe- cuncisión tuviera nada que ver en el asunto. Este
cador que espera el perdón de Dios. Esta actitud hecho muestra bien a las claras la índole de su
de espera es la que hace al hombre justo y le paternidad que tiene mucho más de espiritual
G a
predispone para recibir mayores dones de Dios. que de física. Abrahán llegó a ser padre precisa- 3 _'
6-8 También David ha cantado en sus salmos la muí- Ps mente porque creyó. Así, pues, el que un hombre
31:1 2
titud feliz de pecadores arrepentidos que han al- ' sea circunciso o incircunciso es un asunto sin
canzado la plena remisión de sus pecados a tra- importancia; el único hijo auténtico de Abrahán
vés de la fe. es aquel cuyo corazón está dirigido por la fe.
9 "Pero los pecadores de los que habla David
fueron todos israelitas que habían recibido la
80 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 4:13-16 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 4:17-18 81
13
No se vinculó tampoco al de ser, y la promesa queda sin lor para todos los descendientes Te he constituido padre de
cumplimiento de la ley sino a valor alguno. 1 5 —La ley trae de Abrahán, no sólo para los so- muchas naciones—.
la justificación por la fe la pro- consigo la cólera de Dios; que metidos a la ley, sino también (Abrahán es nuestro padre)
mesa hecha a Abrahán y a su donde no hay ley, no hay tras- los que tienen la fe de Abrahán. ante Diog en quien crey0i Dios
El es padre de todos nosotros, q u e d a v i d a a log muertos,
y 11a-
posteridad de poseer en heren- gresión—. l e Por consiguiente la 17
como de él dice la Escri- ma a la existencia a lo que no
cia el mundo. 14 En efecto, si trasmisión de las promesas es
tura: es. 1 8 Abrahán, esperando en
los sometidos a la ley son los por la fe, para que todo sea gra-
herederos, la fe no tiene razón tuito. Así las promesas tienen va- donde no hay Ley. Así, pues, si un hombre vive
La ley frente a la promesa — 4:13-17 enteramente por la fe en la promesa de Dios,
1 vive constantemente en la luz dé su misericordia.
3 Pablo tiene que hacer frente aún a otra diflcul- Gen 16 Esta es la razón por la que los planes de Dios
26:5
tad. Algunos textos de la Escritura pueden llevar exigen más la fe que la obediencia a un sistema
a la conclusión de que la observancia de algunas legal; solamente así es claro que todo depende
leyes es necesaria si es que Abrahán y sus des- .. „„sif de la liberalidad de Dios y de su misericordia en-
* ^ 44:20-21 Mñ m Ofl O í

cendientes quieren heredar el mundo, como Dios teramente inmerecida. En este sentido, además,
se lo ha prometido. (Es verdad que las palabras pueden participar en la promesa todos los des-
de la promesa se refieren directamente a la tie- cendientes de Abrahán, tanto los que han recibi-
rra de Canaán; pero otros pasajes dejan bien „„ ,Gen
22:17-18 do la Ley como los que viven sin ella; ya que los
claro que la promesa se extiende mucho más allá hombres son verdaderos hijos de Abrahán y here-
de ese plano tan reducido. Pablo con muchos deros de la promesa, no a causa de la Ley o de
rabinos lo identifica con el logro del reino espi- 17 la circuncisión, sino en razón de su fe. Así como <••"
ritual). estaba profetizado en la Escritura, Abrahán es
De las mismas palabras de Dios se deduce cla- padre de una numerosa multitud; su paternidad
ramente que el derecho de Abrahán a la heren- comprende a todo aquel que cree.
cia no tiene nada que ver con el cumplimiento de
1* la Ley, sino que depende solamente de la fe. De Abrahán, nuestro modelo — 4:18-25
hecho, si solamente aquellos que guardaran la
Ley recibieran la herencia, entonces la fe de Pablo continúa reflexionando sobre este gran cre-
Abrahán en la misericordiosa promesa de Dios yente, viendo en él nuestro propio modelo. Como
habría sido un sueño vano y la promesa misma la fe de un cristiano en la resurrección (cfr.
que ofrece un regalo gratuito y libre habría sido w . 24-25), la fe de Abrahán se basaba en el po-
un puro engaño. deroso y benéfico poder que Dios ha manifes-
15 Lo que es aún más, lejos de atraer la miseri- 7:?o-25 tado en sus grandes obras de creación y de libé-
cordia de Dios, la Ley sirve solamente para atraer is ración de la muerte. Cuando era ya viejo y
la ira de Dios, puesto que impone obligaciones al había terminado toda esperanea humana de des-
hombre que es demasiado débil para poder ob- cendencia, oyó la promesa divina de que llegaría Gen
15:5
servarlas. Además, no puede haber trasgresión a ser padre de una numerosa descendencia. Para
8 6
82 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 4:19-24 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 4:25 — 5:1-3 83
Dios contra toda esperanza, tu- ante la promesa de Dios no va-
no que lo dice también por no- ción por la fe, tenemos paz con
vo fe; y así llegó a ser pa- ciló, dejándose llevar de la in- sotros. Dios estimará nuestra fe Dios por mediación de nuestro
dre de muchas naciones según el credulidad; sino que, fortalecido como justificación, creyendo co- Señor Jesucristo. 2 Por él no só-
oráculo: por la fe, dio gloria a Dios, mo creemos en aquel que resu- lo hemos obtenido el acceso me-
21
Así de numerosa plenamente convencido de que citó de entre los muertos a Je- diante la fe a esta gracia en que
D ios
será tu descendencia. , > 1 u e }° había prometido, te- sus, nuestro Señor, 2 5 que fue nos mantenemos, sino que hasta
nía también poder para cumplir- entregado a la muerte por núes- saltamos de júbilo por la espe-
19
Y no flaqueó en la fe al con- lo. 2¿ Por eso estimó Dios su fe tros pecados, y resucitado por ranza de poseer la gloria de
siderar su cuerpo ya marchito como justificación. 2 3 P e r o no nuestra justificación. Dios. ¿ Y más aún, nos gloria-
(era casi centenario) y la inca- solamente por él dice la Escri- ra Así, pues, una vez que he- mos hasta de las tribulaciones,
pacidad generativa de Sara; 2 0 y tura que Dios estimó su fe, 2 4 si-
¿> mos alcanzado la justifica- sabiendo que la tribulación en-

creerlo tuvo que fiarse por completo en el poder multitud por medio de Cristo, quien murió para
de Dios; y porque creyó, Dios cumplió su pro- resucitar de nuevo como fuente de vida para
mesa. todos.
19 Pablo enumera con amor, una a una, las difi-
cultades que superó la fe de Abrahán. El vio con Gen III. RIQUEZAS Y EXIGENCIAS
17:7
toda claridad que la edad había debilitado ya
su poder vital; sabía también que la edad había DE LA SALVACIÓN
puesto un sello definitivo en la antigua esterili- (5:1-8:39)
20-21 dad de Sara. Con todo, jamás fluctuó en su ver-
dad. Sino que muy al contrario, la fe enderezó Resultado de la justificación — 5:1-11
sus fines y dio a Dios la suprema gloría de creer
que si Dios hace una promesa él mismo se cuida 1 No es una suposición la justicia que llena al ere- 2:13
Ef
22 de cumplirla. No es, pues, de maravillar que una yente y resplandece hacia afuera en toda su per- -18
tan viviente fe le hizo realmente justo a los ojos 2 sona. Antes pecador, ahora vive en paz con Dios,
de Dios. por todo lo que Cristo es y ha realizado. Quien 8
R0m
cree que Cristo, nuestro hermano, murió y resu- =31-39
23 Pablo ve en el relato de la Escritura sobre citó de nuevo para vivir para siempre con su
Abrahán una importante aplicación para noso- Heb amado Padre, está seguro de que él mismo, gra-
tros: —el poder justificante de la fe en nuestras 11:17-19 cias a Cristo, goza del favor del Padre; y así se
propias vidas—. Cuando Abrahán cree en el po- alegra confiadamente en la esperanza de partici-
der de Dios para dar la vida allí donde sólo hay par un día en la gloria del Padre.
un útero muerto y para sacar una vasta descen- 3 En consecuencia, aunque pueda parece para- 2 Cor
dencia del hijo de su esterilidad, está trazando dógico, hasta en las tribulaciones encuentra una 12:9
-N>
un esquema de la true será la fe cristiana. Ya fuente de seguridad. Porque si continúa cre-
que el cristiano llega a ser justo en la presencia yendo en Dios incluso en medio de los sufrimien-
24-25 de Dios creyendo en su poder de salvar una gran tos, desarrolla la constancia que es el meollo
84 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 5:4-8 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 5:9-11 85
4
gendra constancia; la constan- mos nosotros todavía sumidos en a m o r que nos tiene en el hecho la muerte de su Hijo, ¡con cuan-
cía, virtud acrisolada; y la vir- la impotencia del pecado, murió tíe que, siendo todavía pecado- ta más razón, después de recon-
tud acrisolada, esperanza; 5 y Cristo por los pecadores en el res, murió Cristo por nosotros. ciliados, encontraremos la salud
9
esta esperanza no se malogra, tiempo prefijado por el Padre, Así que con mayor razón, aho- en su vida! 11 Y no sólo eso.
7
porque el amor que Dios nos tie- En realidad apenas habrá quien r a que hemos sido justificados Hasta ponemos nuestra gloria y
ne se ha derramado en nuestros quien dé su vida por un justo; p o r su sangre, seremos salvados confianza en Dios gracias a nues-
corazones por la acción del Es- quizás por un bienhechor se ex- por él de la cólera divina. 1 0 Por- tro Señor Jesucristo, por cuyo
píritu Santo que nos ha dado. ponga alguno a perder la vida. que si, siendo enemigos, hemos medio hemos obtenido ahora la
6 8 sido reconciliados con Dios por reconciliación.
Precisamente cuando estaba- Pero Dios nos demuestra el

de la virtud; y perseverando en la fe en Dios, el hecho de experiencia proyecta torrentes de luz Ef


hombre está capacitado para los dones de Dios. sobre la incomparable realidad del amor mise- 2:¿ft
4
Este temple de espíritu está unido a una gran ricordioso de Dios; porque precisamente cuando 1:21-22
esperanza; cuanto más constante es uno en la la humanidad se encontraba en una condición
fe en Dios, tanto mayor es su certeza y esperan- pecadora fue cuando Cristo murió por nosotros.
za de participar en la gloria de Dios. 9 Pablo saca la conclusión con una lógica aplas-
5
Pero quizás algunos puedan encontrar en esto tante. Si Cristo murió para que los pecadores
un mero estado de ánimo subjetivo, un hermoso tuvieran vida, es muy razonable esperar que sal-
sueño fruto de un pensamiento ansioso. Pablo se vará a aquellos que son justos en el día del Juicio
anticipa a la objeción y niega con todas sus fuer- 10 final. Porque si Dios intervino para ayudar a los
zas que la esperanza cristiana sea una ilusión. hombres cuando éstos eran enemigos suyos, Rom
Como prueba señala el don del Espíritu Santo cuánto más ciertamente intervendrá para sal- 8:32-34
que Dios da a cada cristiano en el bautismo. Su _ Rom varios ahora que son sus amigos.
dinámica y vivificante actividad en la vida del : 15-16 Tanto más que la primera intervención de
creyente manifiesta de un modo constante el mi- Dios costó la vida a su Hijo mientras que ahora
sericordioso amor de Dios y proporciona una G>¡ El interviene simplemente para salvar al justo
prenda de mayores mercedes sólo con que se per- 4:6-7 en el Juicio final cuando no hay necesidad nada <£•
:
severe en la fe hasta el fin. más que de confirmar su real participación en
6
Hay aún otra razón objetiva en que apoyar la 11 la vida de Cristo resucitado. Así, pues, nuestra
confianza cristiana. Dios escogió aquel mismo reconciliación con Dios a través de la muerte de
momento en que el hombre era más incapaz de Cristo abre definitivamente el camino de la sal-
salir de su atolladero para que Cristo muriera por vación final, de manera que estamos ahora ca-
7
los pecadores. Hay algo extraordinario en esto. pacitados para tener plena confianza en Dios a
Es raro encontrar alguien dispuesto a dar su vida causa de Nuestro Señor Jesucristo a quien debe-
por otro, incluso por un hombre bueno, aunque mos el estar reconciliados.
en el caso de un hombre que se lo merezca puede
8 que se encuentre alguien dispuesto a ello. Este
86 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 5.12-15 EPÍSTOLA A LOS*ROMANOS 5:16-17 87
12 14
Por eso, así como por un habiendo ley".— Es verdad, d e la gracia y la trasgresión. te don como los que vinieron
solo hombre entró el pecado en Sin embargo la muerte reinó des- Porque, si por la trasgresión de por obra de aquel solo que pecó,
el mundo, y por el pecado la de Adán hasta Moisés incluso so- uno solo incurrieron todos los Porque el juicio de Dios, par-
muerte, y asi la muerte pasó a bre los que no habían pecado en demás en muerte, con mucha tiendo de aquel solo, terminó en
todos los hombres, dado que to- las mismas condiciones de la mayor profusión se derramó so- condenación; mientras que el
dos han pecado... 1 3 En efecto, trasgresión de Adán. Adán era b r e todos la bondad de Dios y don de la gracia, partiendo de
hasta la promulgación de la ley tipo de aquel que había de ve- el don de la gracia que proviene muchas trasgresiones culminó en
había pecado en el mundo.—"Pe- nir. 1 5 Pero no hay punto de de un solo hombre, Jesucristo. justificación. 1 7 Si, pues, por la
ro el pecado no se imputa, no comparación entre la concesión 16
Y no fueron los efectos de es- trasgresión, por la obra de uno

Cristo por encima de Adán — 5:12-14 permanecía en esclavitud. Luego existe un influ-
jo más profundo, una mancha que proviene de
12 La muerte de Cristo tiene una importancia deci- Adán mismo. Este influjo del pecado de Adán
siva en la historia de la raza humana. Para dejar que se trasmite es lo que le hace semejante a
claros estos beneficios, Pablo la contrapone a la Cristo en cierto sentido. Ambos han ejercido un
obra de Adán, que también ha tenido efectos en influjo sobre toda la raza humana. Con todo, esta
toda la humanidad. La violación por parte de semejanza sirve solamente para resaltar el con-
Adán del precepto divino arrojó sobre el mundo traste entre ellos y para manifestar la absoluta
un activo poder de maldad ("el pecado"), que se sab plenitud de la beneficencia de Cristo.
:
opone rebeldemente a Dios y lleva al hombre a
un estado de muerte espiritual y eterna, una Trazos de esa superioridad — 5:15-21
muerte sellada y simbolizada por la muerte físi- 15 En primer lugar, si el pecado de un hombre pudo
ca sin resurrección gloriosa. Esta muerte, como extender su maléfico influjo a todos los hombres,
un tirano, ejerce un dominio universal sobre aún con más abundancia debe alcanzar a todos
todos los hijos de Adán. Porque la Historia pone la benefactora intención de Dios y el don regala-
de manifiesto que el pecado fue una herencia de do por El a través de las bondades de su humano
raza, que inclina a los pecados personales y siem- Rom S: Mediador con el fin de contrarrestar al pecado
bra la muerte en todas partes. ' 16 y a la muerte. Se puede aprender mucho también
Esta situación es consecuencia de la constitu- estudiando las consecuencias del pecado de Adán
ción misma del hombre y no meramente la con- y del generoso don de Cristo: el primero, aunque
13 secuencia de una Ley difícil de cumplir. Porque fue un solo pecado resultó ser un veredicto de
en el período entre Adán y Moisés no hubo ley condenación para todos los hombres; a su vez
y en consecuencia tampoco hubo trasgresión for- el don de Dios, aunque motivado por muchos pe-
1* mal de un precepto. A diferencia de Adán el cados, trajo consigo una sentencia de plena jus-
hombre no violaba ningún mandamiento positi- tificación para todos, de suerte que quienquiera
vo y consiguientemente no incurría en sanción que lo acepta por la fe queda constituido real-
alguna. Y con todo existía la muerte, tanto la fí- G e n 6 .5 17 mente justo. Y lo que es más, el pecado de u n
sica como la espiritual, con lo que el hombre 18:20-21 hombre sirvió para introducir la muerte, como u n
88 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 5:18-20 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 5:21—6:1-4 89

solo, reinó la muerte, con mu- solo procura a todos los hom- d e abundó el pecado, sobreabun- cado para que abunde la gra-
cha más razón reinarán en la bres la justificación que es la dó la gracia, 2 1 para que así co- cia? 2 ;De ninguna manera! Una
vida por obra de uno solo, de vida. 1 9 Y como por la desobe- mo reinó el pecado produciendo vez que hemos muerto al peca-
Cristo Jesús, los que reciben la diencia de un solo hombre todos la muerte, reine también la gra- do, ¿cómo continuar viviendo en
sobreabundancia de la gracia y los demás quedaron constituidos cia por la justificación, hasta de- él? 3 ¿O no sabéis que cuantos
el don de la justificación. 1 8 Por pecadores, así por la obediencia sembocar en la vida eterna, por en el bautismo fuimos sumergí-
consiguiente, como la trasgre- de uno solo todos quedarán cons- Jesucristo, Señor nuestro. dos en Cristo, fuimos sumergi-
sión de uno solo acarreó la con- tituídos justos. 2 0 La ley se in- ¿Qué concluiremos de todo dos en su muerte? 4 Por nues-
denación a todos los hombres,
así la actividad salvífica de uno
trodujo para que se multiplica-
sen las trasgresiones; pero don-
6 esto? ¿Continuaremos en pe- tro bautismo fuimos sepultados

hacer de sus faltas expresas trasgresiones de los ja Roj»;


tirano, que domina a todos los hombres, mien- 21 mandamientos. Aunque multiplicó los pecados, 11:30-32
"
tras que el don benéfico de Cristo produce u n _ i_p£ü sirvió para atraer con más fuerza la abun-
efecto totalmente contrario. Porque aceptando el 15:21-22 dante misericordia. Porque mientras el pecado
rico don de justicia que Dios da a todos los que mantiene su dominio sobre los hombres entre-
creen en Cristo, los hombres son dignos de vivir gados a la muerte, ahora el favor de Dios reina
como hijos auténticos de Dios, gracias exclusiva- por medio del don de su justicia y de la vida
mente a la mediación de Cristo su hermano. eterna dada a todos por medio de Cristo nuestro
18 Seguidamente Pablo resume todo lo que ha Señor.
dicho. El pecado de Adán ha traído la condena-
ción a todos porque actúa en cada uno como una La muerte y la nueva vida por medio
fuerza que encuentra su expresión en los peca- del bautismo — 6:1-7
dos personales y lleva a la muerte eterna. Cris- 1 Pablo ha recalcado tanto el don de Dios al jus-
to, por el contrario, con su don generoso, al cum- tificar a los pecadores, que sus palabras pueden
plir la promesa del Dios de la misericordia, ha ser entendidas torcidamente. Se le puede objetar
traído a los hombres una justificación que comu- que él anima al pueblo a pecar al prometerles
19 nica vida eterna. He aquí, pues, que por la deso- 2 por ello una mayor misericordia. Esta objeción
bediencia de Adán toda la raza humana ha sido implica un total desconocimiento del pensamien-
colocada en una situación de sumisión al pecado; to de Pablo. Según él, una muerte real ha libe-
mientras que por la obediencia de Cristo, toda la rado al cristiano de la tiranía del pecado. Sería
raza humana tiene ahora libre acceso al don jus- una contradicción si se sometiera una vez más
tificador de Dios. a su tiranía. De acuerdo con su estilo, el Apóstol
20 La Ley tiene sólo un puesto secundario en el n ^Gai aclara seguidamente el sentido de sus afirmacio-
: 17-24
plan de Dios. Aparece en escena sólo después que nes generales.
El ha prometido remediar el desastre ocasionado 3 Empieza por recordar a sus lectores una doc-
por Adán, y su efecto es simplemente hacer al trina conocida por todos. En el momento del
hombre consciente de su condición de pecador al bautismo el cristiano queda tan íntimamente
90 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 6:5-7 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 6:8-11 91

con él, para participar de su ya, lo seremos también en su d a libre del pecado. 8 Si verda- fue morir al pecado de una vez
muerte; para que así como Cris- resurrección. 6 Ya sabemos que deramente hemos muerto con para siempre; pero su vida es vi-
to fue resucitado de entre los nuestro hombre viejo ha sido Cristo, tenemos fe en que vivi- da para Dios. " De la misma
muertos por la gloria del Padre, crucificado con Cristo para que remos también con él; 9 porque manera considerad también vo-
así también nosotros vivamos sea reducido a la impotencia es- sabemos que Cristo, que resuci- sotros que estáis muertos al pe-
una vida nueva. 5 Si hemos He- te cuerpo de pecado, y no sea- tó de entre los muertos, es in- cado, pero que vivís para Dios
gado a ser injertados en Cristo mos ya más esclavos del pecado; mortal, que la muerte no tiene en unión con Cristo Jesús,
en la muerte semejante a la su- 7
porque quien ha muerto, que- ya poder sobre él. 1 0 Su muerte

7
unido a la persona de Cristo que participa de la Gal y expirado con él. Puesto que el yo, que era domi-
4
muerte de Cristo al mundo y al pecado. P a r a r e - coi2:i2 nado por el pecado y regido por las pasiones, ha
calcar la certeza de esta experiencia Pablo utili- dejado de existir por la muerte bautismal. Con
za el simbolismo de la ceremonia del bautismo, esta muerte el hombre desprendido del pecado
que en aquel tiempo incluía la inmersión en u n a queda libre de toda provocación al mismo.
piscina de agua. Descendiendo en la piscina y
sumergiéndose bajo sus aguas, el cristiano moría El "hombre nuevo" — 6:8-14
y era enterrado al mundo, de manera que a t r a - 8 Pero esta muerte no es sólo el fin del "hombre
vés del sacramento el cristiano participaba en- viejo"; marca al mismo tiempo el comienzo del
teramente de la muerte de Cristo en el Calvario. "nuevo". Unido a Cristo, de manera que se hace
La salida de la piscina, t r a s la inmersión, sim- uno con su Persona, el cristiano no sólo ha muer-
boliza un segundo aspecto de la experiencia bau- to al mundo y al pecado, sino que además ha
tismal: de la misma m a n e r a que Cristo surgió Col comenzado a participar vitalmente en la vida
3:1 4
de la muerte gracias al poder vivificador de Dios, ' del Señor resucitado, de la misma manera que un
así también el cristiano por medio del bautismo día participará plenamente en su gloriosa resu-
participa en su resurrección y entra en una n u e - Gal 9 rrección. Ya que Cristo, habiendo resucitado, ha
va y rica vida espiritual. 5:24-25 1 Co
quedado completamente libre del poder de la í
5 Para Pablo esta argumentación es incuestio- muerte, que pertenece al terreno del pecado.
nable. Si, al soportar una muerte como él en el m Mientras que por la resurrección Cristo pasó al
bautismo, nos hacemos uno con Cristo —como terreno de lo divino, para vivir con Dios eterna-
G
el injerto se hace uno con el árbol en el que ere- 3 ., *I 11 mente. La experiencia cristiana sigue el mismo
ce— es inevitable que participemos también en proceso. Cada cristiano debe tener presente que
su resurrección, primero por medio de una ver- es un hombre muerto en todo lo que se refiere al
dadera vida espiritual sobre la tierra y después pecado, aunque vive plenamente en lo que se re-
por medio de una resurrección gloriosa en el fin fiere a Dios. Una expresión de Pablo resume toda
6 de la vida. Nuestra participación en la muerte esta doctrina: "en Jesucristo", con la que indica
de Cristo es tan cierta que es como si nosotros que está tan unido a la persona del Salvador que
mismos hubiéramos sido realmente crucificados participa tanto de su muerte como de su vida.
92 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 6:12-16 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 6:17-19 93
12
Que no continúe, pues, el armas de la justificación a Dios,
14
sabéis que si os ofrecéis para so- tregado. 1 8 Y libres del pecado,
peeado reinando en vuestro cuer- El pecado no se adueñará de meteros como esclavos, os ha- os habéis hecho esclavos de la
po mortal. No os sometáis a sus vosotros; no estáis bajo el régi- céis esclavos de aquél a quien justificación. 19 Os estoy habían-
malos instintos; 1 3 ni sigáis ofre- men de la ley, sino bajo el de os sometéis, sea del pecado para do en términos de la vida mate-
ciendo vuestros miembros como la gracia. muerte, sea de Dios para justi- rial en atención a los menos
15
armas de la iniquidad al pecado. ¿Vamos a concluir de aquí ficación? 1 7 Pero gracias a Dios dotados. Pues bien, como ofrecis-
Antes bien, como hombres que que ya podemos cometer el pe- que, de esclavos que erais del teis vuestros miembros al servi-
habéis resucitado de la muerte cado porque no nos encontra- pecado, os habéis sometido de ció de la impureza y de la ini-
a la vida, consagraos a Dios, y mos bajo la ley sino bajo la gra- corazón a las normas de vida quidad para terminar en iniqui-
ofreced vuestros miembros como cia? ¡De ninguna manera! 1 6 ¿No evangélica que Dios os ha en- dad, así ahora consagrad vues-

Este recuerdo de los efectos del bautismo lleva El cristiano como servidor de Dios — 6:15-23
a Pablo, siempre práctico, a pronunciar palabras
de exhortación moral. El cambio que el cristiano 15 A alguien quizás le parezca que libertad de la
experimenta en el bautismo debe comprender y Ley y licencia para hacer lo que a uno se le an-
transformar todo su ser por una conducta moral toje, incluso el pecado, son correlativos. Esta mis-
que corresponda a esta realidad. Porque, aun- ma objeción mueve a Pablo a hacer más claras Gai5:i3
que Dios no retira su don, el hombre puede re- 16 sus recomendaciones. Su solución es simple pero
12 chazarlo. El cristiano debe tener cuidado de no Coi profunda. Si un hombre se ofrece a obedecer las Mt6:24
doblegarse al imperioso poder del pecado de ma- 3:5
-io órdenes de otro al modo como lo haría un escla-
ñera que sus incitaciones le arrastren al mal y vo, en realidad se vuelve esclavo suyo. Así, pues,
f3 a la .rebelión. Debe renunciar a servir al pecado si un hombre obedece las incitaciones del pecado
m ^EJ
de cualquier manera que sea, pues esto signifi- 4:22-24 se vuelve esclavo del pecado, esto es lo que quie-
caría usar su poder personal para hacer progre- re decir cuando habla de muerte espiritual. Por
sar la causa de la injusticia en el mundo. el contrario, si obedece los dictados de la volun-
tad de Dios, se vuelve esclavo de Dios; esta es la
Por el contrario, se debe ofrecer constante- 17 verdadera justicia. Es lo que han hecho los cris-
mente a Dios como uno que ha escapado de la tianos romanos; y Pablo les da las gracias. Antes
muerte y que vive como Cristo resucitado, in- de la conversión ellos seguían las incitaciones
tentando continuamente usar su poder físico y del pecado, pero una vez convertidos, siguen de
i* mental para lograr el triunfo de la justicia. Al todo corazón las enseñanzas del Evangelio.
hacer esto, el cristiano no será tiranizado por el
pecado, porque ya no está bajo la Ley cuyos pe- is Obrando así se liberan plenamente de la ti-
sados mandamientos echó el pecado fuera de la 19 ranía del pecado. Ahora son servidores dóciles de
flaqueza humana. Más bien está sometido a la la justicia. San Pablo insiste en usar el ejemplo
misericordia de Dios que le comunica gracia y de la esclavitud humana, por más que sabe bien
fortaleza para servirle. que la única esclavitud de la vida cristiana es el
aguijón del amor que da al hombre la supre-
ma libertad. De todos modos continúa hablando
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 6:23 — 7:1-2 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 7:3-5 95
94

tros miembros al servicio de la vos de Dios, tenéis por fruto la mujer casada está sometida por do, hermanos, también vosotros
justificación, para culminar en santificación y por fin la vida la ley al marido, mientras éste habéis muerto a la ley por vues-
santificación. eterna. 2 3 El sueldo del pecado vive; pero si muere él, ella que- tra unión al cuerpo de Cristo,
¿0
Cuando erais esclavos del es la muerte; pero el don de da libre de la ley que la sometía Así podéis pertenecer a otro, a
pecado, os encontrabais libres Dios es la vida eterna en unión al marido. ó Por consiguiente se- aquél, que fue resucitado de en-
de la justificación. 2 1 ¿Y qué con Cristo Jesús, Señor nuestro, rá tenida por adúltera, si se une tre los muertos, para que demos
frutos recogíais entonces? Fru- *"! ¿No sabéis, hermanos —ha- a otro hombre en vida del mari- fruto según Dios. 5 De hecho
tos de que os avergonzáis aho- ' blo a quienes conocen la do; pero muerto el marido, que- cuando vivíamos nuestra vida
ra, porque su término es la ley—, que la ley obliga al hom- da ella libre de la ley; y no será de orden puramente natural, las
muerte. z¿ Pero ahora, liberta- bre sólo durante el tiempo de adúltera en el caso de unirse a pasiones pecaminosas, instigadas
dos del pecado y hechos escla- su vida? 2 Así, por ejemplo, la otro hombre. 4 Del mismo mo- por la ley, actuaban en nuestros

de la esclavitud porque sirve para hacer com- tismo libra también del peso de la Ley. Ahora
prender a sus lectores que deben servir a un solo desarrolla este tema detenidamente, comenzan-
Señor. Asi como antes eran esclavos de la im- do con un principio familiar a todo aquel que
pureza y del desorden, de tal manera que toda conoce la Ley mosaica y especialmente a los
su vida resultaba un puro desorden, así ahora Rom romanos, famosos por su dominio de la jurispru-
deben sujetar todos sus miembros a la regla de la 12:1 2-3 dencia. Toda ley externa liga al hombre sola- 17:39 Cor
justicia que les hará santos. mente durante su vida terrena. Así la ley que
20 Su misma experiencia les animará a hacer rige el matrimonio sujeta la mujer a su esposo
esta elección. Cuando estaban esclavizados al pe- hasta que él muera. En ese momento su obliga-
cado, no sentían ninguna de las contrapisas y ción para con el esposo cesa y es libre de ofre-
controles que impone la justicia. Pero esto sólo cer su fidelidad a cualquiera.
4
21 les servía para practicar acciones que ahora les Pablo aplica este ejemplo al cristiano, no en
avergüenzan y que les llevaban a la separación sus detalles sino en principio. El bautismo une Rom 6:6
definitiva de Dios. ¡Qué diferente es ahora! de tal manera con Cristo al hombre que éste
22 Libres del yugo tiránico del pecado y enrolados participa en la muerte de Cristo; porque, como
en el servicio de Dios están alcanzando frutos de el Salvador terminó su vida terrena en la cruz,
santidad que llegarán a la plena madurez en la 5:22-24
^^ai así también el hombre bautizado muere con él
23 vida eterna. Así fue siempre. Lo que el hombre al mundo, a sí mismo y al pecado. Y por lo tanto
cobra por servir al pecado es la muerte, mien- queda liberado de la ley que regula la vida de su
tras que el don que recibe sirviendo a Dios es la hombre viejo. Ahora es libre de vivir una vida
vida eterna en Cristo Nuestro Señor. nueva con el Señor resucitado gloriosamente, lle-
vando fruto en obras según Dios.
Liberación de la esclavitud a la Ley — 7:1-6 5 Se trata de una vida realmente nueva; por- 8:2 Rom3
1 Al hablar de la liberación del hombre del peca- que antes del bautismo tiene que confiar entera- "
do, Pablo ha mencionado varias veces que el bau- mente en su carne flaca para guardar los pre-
96 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 7:6-8 EPISTOLA A LOS ROMANOS 7:9-13 97
miembros y daban frutos de ¡De ninguna manera; Pero sin do es cosa muerta. 9 Un tiempo to, el pecado, instigado por el
muerte; 6 pero ahora hemos que- embargo yo no tuve conciencia vivía yo sin estar sometido a la precepto, me sedujo; y por él
dado desligados de la ley, hemos del pecado sino por la ley; y no ley; sobreviniendo luego el pre- me dio la muerte. 12 En resumen
muerto a la ley que nos aprisio- hubiese tenido conciencia de la cepto, tomó vida el pecado, 1 0 y quedamos en que la ley es santa
naba, y por ello debemos servir codicia, por ejemplo, si la ley no yo incurrí en muerte; me encon- y el precepto santo, y justo y
a Dios según el nuevo espíritu, dijese: No codiciarás. 8 Y el pe- t r é con que el precepto, que de- bueno. 1 3 P e r o , ¿voy a sacar en
no según la antigua letra. cado, instigado por este precep- bía llevarme a la vida, pie había conclusión que lo que era bue-
7
Pero, vamos a ver, ¿se sigue to, obró en mí toda clase de con- llevado a la muerte. T1 En efec- no llegó a ser muerte para mí?
de esto que la ley es pecado? cupiscencias. Sin la ley el peca-
ción del precepto se haga con plena advertencia.
ceptos de la Ley, de manera que los preceptos, s Por lo que, sin una ley que lo saque a la luz, el
en lugar de ayudarle, sirven sólo para mostrarle pecado está inerte y pasivo como un cadáver.
las pasiones pecaminosas que producen obras de Para dar más color a su argumentación Pa-
6 pecado que conducen a la muerte eterna. Pero la blo hace un drama con estos tres personajes: el
muerte bautismal ha desligado al cristiano de yo, el pecado y la Ley. Habla en primera perso-
la Ley que le atenazaba en el pecado y en la fla- na, aunque no limita el argumento a sí solo. Pa-
queza; ahora sirve a Dios de un modo entera- rece más bien que reasume la universal expe-
mente nuevo y vital con la fortaleza del espiri- 2 Cor riencia de todo hombre, utilizando el lenguaje y
tu, en vez de al modo antiguo sin más guia que 3:6 usando como modelo la experiencia del pecado
S
una letra muerta. 9 de Adán. Primero hay un período en el que el 7..
:
]J
hombre no conoce el freno de la Ley. Pero pión-
to surge la prohibición, y con ella despierta el
Oficio y f u n c i ó n de la Ley — 7:7-13
1" pecado al producirse la desobediencia. Adán su-
7 Ha recalcado Pablo tanto la relación entre la cumbió a la tentación; aquel mismo precepto
Ley y el pecado que no faltará quien las identi- que le marcaba el camino para la vida le llevó a
fique. Para Pablo esto es inconcebible, pero de la muerte.
todos modos lo impulsa a aclarar su postura en 11 El hecho es que, ante un precepto, el pecado, Gen
3:13
lo tocante al plan de Dios sobre la Ley. Como el poder opuesto a Dios, toma la delantera y lo
buen judío se refiere principalmente a la Ley de corrompe usándolo como incentivo para la rebe-
Moisés, pero su argumento se extiende a cual- lión del hombre contra Dios y como instrumento 211:Cor
quier manifestación positiva de la voluntad di- para infligir la muerte.
vina. La primera razón de ser de tal precepto Este análisis del pecado de Adán permite a
es iluminar moralmente; el pecado, al ser descu- Pablo esbozar la función de la Ley en el plan de
bierto como la violación de un mandamiento di- 12 Dios. Este plan es santo; y los preceptos de Dios
vino, se revela como un poder hostil a Dios. De son también santos, justos y benéficos. Así, pues,
no ser por una actual prohibición de la Ley, el no se puede decir que lo que en sí es bueno sea
desorden no sería advertido. Pero al descubrir la causa directa de la muerte espiritual, debida
las tendencias desordenadas, hace que la viola- 13 enteramente al poder del pecado, que se mani-
8 7
98 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 7:14-18 EPISTOLA A LOS. ROMANOS 7:19-24 99

Nada de eso. Sino que el peca- humana y vendido a la acción de mi estado puramente natural, aunque quisiera practicar el
do, para mostrarse verdadera- del pecado. 1 5 No me explico lo no habita lo bueno; porque el bien, se encuentra en mí el mal.
22
mente tal, sirviéndose de lo que que hago; porque no pongo por querer está a mi disposición; pe- Según el hombre interior me
era bueno, me causó la muerte. obra lo que quisiera, sino que ro no lo está el ponerlo por obra complazco en la ley de Dios;
Así el pecado al servirse del pre- ejecuto lo que aborrezco. 1 6 Y 19
En efecto, no hago el bien que 23
pero siento otra ley en mis
cepto, aumentó su malicia sobre aunque hago lo que no quisiera, quisiera sino el mal que no qui- miembros que va luchando con-
toda medida. reconozco que la ley es buena. siera. 2 0 Y si pongo por obra lo tra la ley de mi razón, y me va
14 17
La ley, como ya lo sabemos, Pero en este caso ya no soy que no quisiera, ya no soy yo encadenando a la ley del pecado
es de orden espiritual; pero yo yo quien lo pone por obra, sino quien lo hace, sino el pecado que está en mis miembros,
me encuentro dentro del orden el pecado que mora en mí. 1 8 Ya que habita en mí... 2 1 Así que 24
¡Desdichado de mí. ¿Quién
natural, sometido a la debilidad sé que en mí, es decir, dentro comprueba esta experiencia: que me librará de este cuerpo de

fiesta en toda su maldad cuando aparta a la Ley noce la bondad de la ley, y que quien le arrastra
de su excelente fin de enseñar el camino de la a su mala acción no es tanto su propio juicio
vida y la usa como instrumento para infligir una 18 cuanto el poder del pecado que reside en él. Esta
sentencia de muerte. El pecado es permitido para experiencia le lleva a tomar conciencia de su
que a través de su violación de los preceptos de propia flaqueza. El mal parece dominar todo su
Dios resplandezca toda su maldad. yo carnal, por eso, aunque puede querer el bien,
19 no lo puede cumplir. Todos sus intentos por hacer
La Ley frente a la flaqueza humana — 7:14-25 el bien y evitar el mal están destinados al fra-
20 caso. Esta continua experiencia le fuerza una
14 El hombre no regenerado es el escenario mismo vez más a reconocer que la fuente de su activi-
en el que las olas incesantes del pecado hacen dad no es él mismo, sino el tiránico poder del
una batalla continua para infligirle la muerte. pecado que reside en él.
Por otro lado, toda ley que viene de Dios está 21-23 Se puede formular el resultado de esta expe-
continuamente tirando de él hacia Dios; el hom- riencia en un principio: cuantas veces quiere o
bre de por si es flaco, inclinado a caer bajo la intenta el hombre carnal hacer el bien se en-
tiranía de las exigencias del pecado. Pablo pre- cuentra vencido por el mal. El hombre es un ser
senta ahora una descripción patética de la lucha dividido: intelectualmente aprecia y aprueba la
interior que hay continuamente en el corazón del bondad de la ley de Dios y con todo la tendencia
15 hombre que vive sin Cristo. Tal que a duras pe- al pecado, que domina su sensualidad, lucha con-
nas entiende el enigma de sus elecciones; re- tra el recto juicio y le vuelve incapaz de hacer
chaza el bien que quiere para seguir en su lugar el bien.
el mal que no quiere. 24 Pablo se hace portavoz de la angustia de todo
16-17 Esta experiencia es una revelación. El hecho hombre carnal que es arrastrado rápidamente a
mismo de que el hombre, haciendo el mal, actúa la esclavitud del pecado. Estos tales tienen un
contra su deseo, muestra que sin quererlo reco- solo deseo, liberarse del hombre carnal que les
100 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 7:25 — 8:1-3 EPÍSTOLA A LOS.ROMANOS 8:4-6 101
25 2
muerte? ¡Gracias a Dios, por to Jesús; porque la ley del es- do "según la c a r n e " ; y lo envió ne", sino la vida sobrenatural
Jesucristo, Señor nuestro, me ve- pfritu que es vida en Cristo Je- como sacrificio propiciatorio por "según el espíritu",
ré libre! Así, pues, yo con mi sus, te ha librado de la ley del el pecado. Así dictó sentencia de 5
En efecto, los que viven la
razón sirvo a la ley de Dios, pe- pecado y de la muerte. 3 Lo que condenación contra el pecado vida "según la carne", ponen su
ro dentro de mi estado puramen- no podía llevar a cabo la ley de que ejercía su poder en la vida corazón en las cosas "según la
te natural sirvo a la ley del pe- Moisés, porque le restaba fuer- "según la carne". 4 De este mo- c a r n e " ; los que viven la vida
cado. zas la vida "según la carne", lo do la exigencia y el fin de la ley "según el espíritu", lo ponen en
En consecuencia, ya no pe- realizó Dios así: envió a su pro-
8 sa ahora condenación algu- pió Hijo sometido a una existen-
tuvieron cumplimiento en noso-
tros, que no vivimos la vida pu-
las cosas "según el espíritu",
6
La aspiración de la vida "se-
na sobre los incorporados a Cris- cia semejante a la vida de peca- ramente natural "según la car- gún la carne" es muerte; la as-
arrastra cada vez más profundamente en el abis- el castigo máximo del pecado. Una vez que ha
25
mo de la muerte. Demos, pues, gracias a Dios superado a la muerte jamás le volverá a tocar;
que nos h a proporcionado la liberación por medio su carne está libre de los crueles efectos del pe-
de Cristo, que salva a todos de la esclavitud del Coi 4 cado para siempre. Esto es verdad también de 25:21 cor
pecado y de sus propias flaquezas. 1:21-22 todos aquellos que están unidos al glorioso Cuer-
Una vez más plasma en u n a sola frase la suer- po de Cristo por medio del bautismo. Viviendo en Rom
10:4
te del hombre sin Cristo: intelectualmente aprue- El estamos capacitados para satisfacer las jus-
ba la ley de Dios, pero en cada hecho concreto tas exigencias de la Ley, porque disponemos de
sigue las sugerencias del pecado que actúa en su su fuerza para actuar, no según los deseos de la
sensualidad. carne, sino conforme a los dictados del espíritu.
Hay una gran diferencia entre seguir la car-
La vida en el espíritu — 8:1-13
ne (es decir, aquellas tendencias que llevan al
pecado) y seguir el espíritu (es decir, el conjunto
1 Sólo la unión con Cristo puede liberar al hom- de dones espirituales que cada uno de nosotros
bre de la tiranía del pecado y de la Ley. Conti- recibe como herencia espiritual en el bautismo,
núe el cristiano unido a Cristo y quedará libre ese tesoro de favores divinos incluye lo que los
de toda condenación; sin que se le pueda encon- teólogos más tarde llamarán gracia habitual,
2 trar culpa alguna. Porque Cristo le ha propor- gracia actual, fe, esperanza, caridad, las virtu-
cionado el "pneuma", el espíritu que vive en su des cardinales, la divina inhabitación, los dones
corazón y regula todos sus actos con fuertes gra- 5 del Espíritu Santo, etc). Aquellos que siguen las
cias, poniendo fin a la tiranía del pecado y de la tendencias carnales buscan satisfacer su egoísmo r ,Ga¡
3 muerte. La Ley carecía de poder para esto; ya y sensualidad; pero quienes son impulsados por ' : 19-23
*
que su benéfica influencia era contrarrestada por el espíritu fijan sus afecciones en Dios y las rea-
la flaqueza de la carne. lidades celestiales.
Pero ahora es Dios quien remueve esa flaque- Ef
2:7 8 6 Los resultados son también diferentes. Dejar-
za. Para ello envió a su Hijo al mundo como un " se llevar de las propias inclinaciones hacia las
hombre más y lo condenó a padecer la muerte, cosas de la tierra produce la muerte al alma se-
102 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 8:7-11 EPÍSTOLA A LOS .ROMANOS 8:12-16 103
piración de la vida "según el da "según el espíritu", si efec- muertos, habita en vosotros, el tu hacéis morir las malas pasio-
espíritu" es vida y paz. 7 Por- tivamente el espíritu de Dios mismo que resucitó a Cristo Je- nes del cuerpo, viviréis,
14
que la aspiración de la vida "se- habita en vosotros. El que no sus de entre los muertos, vivi- Porque todos cuantos se de-
gún la carne" es enemiga de tiene el espíritu de Cristo, este ficará también vuestros cuerpos jan guiar por el espíritu de Dios,
Dios, y no se somete ni puede tal no es de Dios. 10 Pero si mortales por obra de su espíritu hijos son de Dios. l s Que no na-
someterse a la ley de Dios. 8 Y Cristo está en vosotros, vuestro que habita en vosotros. 12 Así, béis recibido espíritu de esclavi-
los que llevan vida puramente cuerpo está muerto para el peca- pues, hermanos, no tenemos deu- tud para recaer otra vez en el te-
natural "según la carne", no pue- do; mientras el espíritu es vida da alguna con la vida "según la mor, sino que habéis recibido es-
den agradar a Dios. 9 Pero vo- por la justificación, c a r n e " para vivir según sus píritu de adopción filial, por el
xl
sotros ya no estáis en la vida Y si el espíritu de aquél, que principios. 1 3 Si vivís según ellos, que clamamos: ¡Abba! ¡Oh Pa-
"según la carne", sino en la vi- resucitó a Jesús de entre los moriréis; pero si por el espíri- dre! 1 6 Este mismo espíritu se

7-8 Hada por la muerte corporal. Por el contrario, se- todos nuestros cuerpos mortales. La resurrección
será la prueba final del poder del espíritu en
guir el espíritu produce vitalidad sobrenatural y nosotros.
un confortable sentido de paz inalterable. No 12 Todo esto ilumina con claridad cuál es el de-
puede ser de otra manera ya que las tendencias ber del cristiano. Está bajo la obligación de no
de la carne son hostiles a Dios: se oponen a su satisfacer las inclinaciones pecaminosas de su
amplia y benéfica ley y no se le someten. Por lo 13 carne. Si condesciende sólo logrará la muerte Gal
tanto, el hombre carnal que sigue estas tenden- eterna. Pero si sigue los impulsos del espíritu, 5:22-25
cias no se le puede someter. mortificando su egoísmo y domeñando la sen-
9 Pero los romanos, como cristianos, están bajo sualidad de su cuerpo, que aún después del bau-
la influencia del espíritu y no de la carne, viven tismo permanece, vive en el pleno y sobrenatu-
en una estrecha comunión con las realidades 1c
°r ral sentido del término.
divinas desde que recibieron el bautismo. Si no "6
Hijos y herederos de Dios — 8:14-17
fuera así no pertenecerían a Cristo, pues el espí-
ritu sólo está con ellos si permanecen unidos a La verdad es que todos los que han recibido el
Cristo. Pero si Cristo vive en ellos por medio de espíritu y siguen sus pasos gozan de los más
sus gracias (o "pneuma"), aunque su cuerpo si- 15 grandes privilegios: son hijos de Dios. Transfor- Gal4:6
gue entregado a la muerte, pues está herido por mados en creaturas nuevas por el espíritu reci-
11 el pecado, sus almas tienden hacia la vida. Y un bido en el Bautismo, están libres de la esclavitud
día esta vida estallará dentro de los mismos y del miedo que liga al esclavo con su señor;
cuerpos; puesto que, desde que así sucedió en 2 Cor y disfrutan de la conciencia enteramente nueva
5:4 de sentirse pertenecientes a Dios como hijos
el Cuerpo resucitado de Cristo como prueba de *5 adoptivos, dichosos de dirigirse a él con la misma
su actividad, la misma presencia de tal actividad 16 palabra que usaba el mismo Cristo: —"Abba",
o espíritu es una prenda de que Dios, que resu- Padre. Esta conciencia de que Dios es nuestro
citó a Cristo de la muerte, también resucitará Padre procede del espíritu que inhabita en núes-
104 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 8:17-21 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 8:22-26 105

une a nosotros para testificar creación entera está en expecta- la gloria han de recibir los hijos za poseemos esta salud; porque
que somos hijos de Dios; 1 7 y, ción suspirando por esa mani- de Dios. 2 2 La creación entera, la esperanza que ve a su alcan-
si hijos, también herederos: he- festación gloriosa de los hijos de como bien lo sabemos, va sus- ce el objeto, no es esperanza,
rederos de Dios y coherederos Dios; 2 0 porque las criaturas to- pirando y gimiendo, y toda ella ¿Quién espera lo que ve a su
cón Cristo —si realmente pade- das quedaron sometidas al de- hasta el momento presente está alcance? 2 5 Pero si esperamos 1»
cenios con Cristo— para ser glo- sorden, no porque a ello tendie- como con dolores de parto. 2 3 Y que no vemos, lo aguardamos
rificados junto con él. sen de suyo, sino por culpa del no es ella sola; también noso- con anhelo y constancia,
18 26
Los padecimientos de esta hombre que las sometió. Y abri- tros, nosotros que poseemos las De la misma manera tam-
vida presente, tengo por cierto gan la esperanza 2 1 de quedar primicias, esto es, el espíritu, bien el espíritu colabora con no-
que no son nada en compara- ellas a su vez libres de la escla- suspiramos en nuestro interior sotros ayudando nuestra fragili-
ción con la gloria futura que se vitud de la corrupción para to- anhelando la redención de núes- dad, porque no sabemos lo que
ha de revelar en nosotros. 19 La mar parte en la libertad que con tro cuerpo. 2i Sólo en esperan- es pedir como conviene; y el es-

tros corazones y que nos da el testimonio de que hombre de la tiranía de la muerte y anhela par-
somos hijos de Dios. Algún día recibiremos la ticipar de la libertad y de la gloria que pertenece 2 Pe
3:13
gloriosa herencia que nuestro Padre celestial nos 22 a los hijos de Dios. En los planes de Dios el dolor
tiene preparada en calidad de coherederos con y el sufrimiento que padece el mundo irracio-
Cristo. Por cuanto que nosotros estamos unidos nal son el precio que traerá a la luz un mundo
al Hijo natural de Dios como hermano con su nuevo.
hermano, gracias a la presencia de su espíritu 23 Los cristianos también, aunque gozan de las 2 Cor
que nos lleva, como a él, por medio del sufri- bendiciones propias del espíritu, descubren que 5 : £f
miento hasta la gloria. Act este disfrute anticipado de la gloria celestial les 1:13-14
llena del sentimiento de ansiedad en espera del
14:22
día en que por fin cuerpo y alma sean glorifica-
A g u a r d a n d o la g l o r i a — 8:18-30 24 dos. Esta total salvación queda reservada para
17-19 Dios ha dicho que el sufrimiento tiene una gran el futuro. De todos modos toda nuestra actitud
importancia en la preparación de la venida de debe ser de espera, mirar hacia arriba y desear
su reino. Pero este sufrimiento nos parecerá una el único camino por el que nos salvaremos. Para
nadería en comparación de la gloria que como poder quedar satisfechos con las cosas que po-
un chorro de luz nos inundará en luz y calor. seemos es necesario que antes dejemos de mirar
Toda la creación aguarda con angustia suspi- 25 hacia nuestra verdadera salvación. Pero esta mis-
rando por el día en que los hijos de Dios brilla- ma esperanza nos obliga a esperar con paciente Le 21:19
rán con la gloria de su herencia; porque el mun- perseverancia, en tanto llega lo que aguardamos.
do irracional ha sido creado para el hombre y Esta es la auténtica actitud cristiana.
20 participará de su destino. A causa del pecado de 26 No estamos solos en nuestra espera. El espí-
los hombres siente la frustración y futilidad de ritu divino en nosotros sostiene nuestra debili-
21 su suerte. Con todo, aguarda siempre con la es- Gen dad. Cuando nuestra plegaria anda a tientas y
peranza de que participará en la liberación del 3:17 18
" flaquea, el espíritu inspira carismáticas y pro-
106 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 8:27-32 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 8:33-38 107

píritu mismo aboga por nosotros amó, predestinó a reproducir la nosotros, ¿cómo no nos dará con angustia, la persecución, el ham-
con suspiros inenarrables. 2 7 Y imagen de su Hijo, para que éste él todo lo demás? 3 3 ¿Quién se bre, la desnudez, el peligro, la
aquél, que escudriña los corazo- sea el primogénito de todos los atreverá a acusar a los elegidos espada? 36 Como dice la Escri-
nes, sabe cómo son los deseos hermanos; 3 0 y a los que pre- de Dios? Siendo Dios quien jus- tura:
del espíritu, es decir, que su in- destinó, convocó también; y a los tifica, 34 ¿quién podrá conde- Por tu causa nos llevan a la
tercesión en favor de los fieles que convocó, también justificó; nar? ¿Acaso Cristo Jesús, el que muerte
es según el querer de Dios. y a los que justificó, también glo- murió por nosotros? Y más, ¿el un día y otro día.
28
Sabemos además que Dios rificó. que fue resucitado? Y más aún, Nos tratan como a ovejas
hace concurrir todas las cosas 31
¿Qué decir a todo esto? Si ¿el que está a la diestra de Dios?
que van al matadero.
para el bien de los que le aman, Dios por nosotros, ¿quién con- Y más todavía, ¿el que es-
tá intercediendo por nosotros? 37
de los que por designio de Dios, tra nosotros? 3 2 El que no per- 35
Pero en todas estas luchas sa-
¿Quién nos separará del amor limos totalmente vencedores gra-
son los convocados. 2 9 Porque a donó a su propio Hijo, sino que
quienes de antemano conoció y lo entregó a la muerte por todos
de Cristo? ¿La tribulación, la cias a aquél que nos amó. 3 8 Es-

fundas oleadas en las almas que tienen plena Certeza del amor divino — 8:31-39
27
acogida ante Dios. Quien busca en los internos 31-32 sólo se puede sacar una conclusión de todo esto:
secretos de los corazones entiende el significado Dios está con nosotros y no tenemos enemigo a
de estas expresiones y sabe que los dones del es- quien temer. Como Abrahán no perdonó a Isaac
píritu al creyente son de acuerdo con la voluntad así tampoco Dios perdonó a su Hijo, sino que lo Ge"
divina. entregó a la muerte por nosotros. Si Dios nos ^.'j
28
De todos modos no hay límite al amor con ha dado tan gran regalo, es seguro que nos quie-
que Dios rodea a quienes están con Jesucristo. re conceder todos los favores que le pidamos para
Trabaja sin descanso con los que le aman arre- 33-34 ia salvación. ¿Quién será capaz de acusar a aque-
glando todas las cosas para el bien espiritual de llos a quienes Dios ha escogido? Dios es quien Rom
29 30
- los creyentes que ha llamado a su Iglesia. Este justifica al hombre: ¿quién se atreverá a conde-
cuidado divino ha operado desde el primer día y nar a ese hombre? Cristo no lo hará, puesto que
continuará hasta que lleve todo a la consuma- ha muerto por nosotros y resucitó de nuevo para
ción ñnal. Por toda la eternidad Dios los señaló 1 Cor sentarse a la derecha del Padre en donde inter-
como suyos y determinó que formaría parte de 1:4 9
" cede por nosotros.
una sola familia en Cristo, asemejándose todos a 2 Cor 35-37 El pensamiento de este amor infalible de Cris-
:
aquel que es su Hermano mayor. Les llamó a tra- to llena a Pablo de confianza; canta triunfármen-
vés de la predicación de su Evangelio, para que te el amor que Cristo nos tiene —un amor cuya
creyeran en Jesucristo y para que se le juntaran. obra más importante es conservarnos a nosotros
Ellos obedecieron y esta fe viviente, este regalo, en su amor— con fuerza suficiente para triunfar
les justificó a los ojos de Cristo, de tal manera por encima de todos los obstáculos y sostenernos
que participará con ellos su gloria el día en que en nuestros sufrimientos como aquellos pocos
se les comunique en toda su plenitud, creyentes, como dice el salmista, que fueron tra-
108 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 8:39 — 9:1-3 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 9:4-7 109

toy firmemente convencido que Q Digo la verdad en nombre míos y de mi propia raza! 4 Son todas las cosas, Dios, sea bendi-
ni la muerte, ni la vida, ni los ' de Cristo, no miento; y tes- ¡sraelitas; de ellos son la adop- to por los siglos. Amén.
ángeles, ni los principados, ni tífica conmigo mi conciencia ins- ción divina, la manifestación 6 y no es que las promesas de
lo presente, ni lo futuro, ni las pirada por el Espíritu Santo: sensible de la presencia de Dios, r»;»„ „ u„., A„A~ „;_ ™
potestades angélicas, 3 9 superio- 2
Tengo una gran tristeza y un ,. . , , , . . . , Dios se hayan quedado sin cum-
res o inferiores, ni ninguna otra suplicio continuo en mi corazón, ias alianzas con el, la legislación ,. , ,
3 p h r ; lo
criatura podrá arrancarnos al ¡Ojalá fuese yo mismo anatema de Moisés, el culto del templo y « u e « u c e d e f quf n o to"
amor que Dios nos tiene en Cris- y apartado de Cristo por la sa- las promesas de Dios. 5 De ellos dos los
" a « d <>s de Israel son el
to Jesús, Señor nuestro. lud de mis hermanos, deudos son los patriarcas, y de ellos es verdadero Israel; 7 ni por ser
la descendencia natural del Me- descendencia de Abrahán, son to-
sías. El que está por encima de dos hijos de Abrahán; sino que:
tados por el tirano Antíoco Epífanes como ovejas Ps
38-39 en el matadero. En su sublime confianza Pablo 43:23 Dios tiene libertad para elegir — 9:1-13
se remonta por encima de todos los órdenes de 2 Se enfrenta al problema con el corazón oprimi-
seres que los pensadores de su tiempo considera- do, por cuanto que confiesa con sinceridad que
ban hostiles al hombre. Habiéndolos nombrado a Ef i: 21 siente una pena angustiosa por la negativa de
todos declara con absoluta certeza que ninguno su pueblo de aceptar la vida que Dios les ofrece
de ellos tendrá poder para frustrar o debilitar el 3 en Cristo Jesús. Como Moisés intercediendo P° r E X 32:32
amor de Dios por nosotros que depende de la su pueblo, emplea un grito en el que la fuerza
obra y pensamiento de Cristo. ardorosa del sentimiento sobrepasa los límites de
la verdad: soportaría cualquier cosa, incluso la
separación de Cristo, si sólo esto pudiera salvar
IV. JUDÍOS Y GENTILES EN EL PLAN •-5 a los judíos, sus hermanos de sangre. ¡Qué glo-
DE DIOS riosa es su Historia! Descendientes legítimos de
(9:1-11:36) Jacob-Israel que dio el nombre al Pueblo Elegido, Ex4:22
vivieron como hijos adoptivos de Dios, recibie-
Esta frase, "en Cristo Jesús", resume todo lo ron gloriosas manifestaciones de su presencia,
que Pablo ha escrito acerca del sublime plan de hicieron alianza con El, recibieron su Ley y sus
Dios para salvar ai hombre. Su enunciado lleva promesas, le honraron con el culto debido, con- Ex
a una cuestión que ya anticipó en el capitulo 3.° taron entre los suyos a los patriarcas que le fue- 24:7-8
versículo 1, ¿Qué ventaja hay en ser judío? Aun- ron queridos a El. Y por encima de todo pueden
que en otro tiempo el pueblo escogido, los judíos reclamar como uno de ellos a Cristo, a quien Dios
como nación se han negado a aceptar el plan tiene preparada gloria eterna.
divino de salvación por medio de Cristo. Este 6-7 Pero a pesar de todos estos privilegios Israel
fracaso pide una explicación, ya que unos pla- ha sido rechazado. No quiere decir que Dios haya
nes de Dios no pueden contradecir a los otros. sido infiel a su palabra, ya que El nunca prome-
Así, pues, en los capítulos del 9 al 11 Pablo in- tió que todos los descendientes de Jacob-Israel
vestiga la repulsa de los judíos. formarían el Israel espiritual, ni que todos los
110 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 9:8-12 EPÍSTOLA A LOS «OMANOS 9:13-18 111
10 13
Tu descendencia serán los Y no es esto sólo. Tenemos Y dice así la Escritura: del querer o del esfuerzo huma-
no
hijos de Isaac. también el caso de Rebeca, que rle amado a Jacob, > s i n o d e l a misericordia de
Dios
8
tuvo hijos sólo de nuestro padre v he odiado a Esaú. - " E n l a Escritura dice
Que quiere decir: No los que isaac. " p u ( ¡ s bien! estos h i j o s Dios al Faraón:
descienden por generación natu- no habían nacido todavía, ni ha- 14
¿Qué se sigue de aquí? Precisamente con este obje-
ral son hijos de Dios; sino sólo bían hecho nada bueno ni malo; ¿Que hay injusticia en Dios? De t o te he exaltado: para mos-
los hijos habidos en virtud de mas, para que continuase en vi- ninguna manera. 1 5 Ya dijo él a t r a r e n ti mi poder, y para
la promesa divina, son tenidos £or el decreto divino de elec- Moisés: j a r a CO nocer mi nombre en
cion
como verdadera descendencia. ' " d e c r e t o que no depende Tendré misericordia — con toda la tierra,
9
Así suenan las palabras de la de obras humanas sino de la vo- aquel que yo quiera;
18 A s í
promesa:
luntad de Dios que llama, dijo v tendré compasión — con 1 u e D i o s t l e n e ""sericor-
dia de
Dios a Rebeca: quien yo tenga a bien. <l u i e n <H" e r e ; y c a « s a obs-
tinación en aquél que le parece
Por este tiempo volveré y El mayor será siervo del me- 16
Por consiguiente, no es cosa bien.
Sara tendrá un hijo. ñor.

hijos de Abrahán participarían de los plenos de- No hay injusticia en Dios — 9:14-29
rechos de la filiación. Sino que, por el contrario, '4 Fue solamente la elección libre por parte de Dios
. dejó bien claro a Abrahán que la bendición es- Gen quien ha determinado la tarea de Israel en la
21:12
pecial quedaba reservada para los descientes de Historia de Salvación. Alguien podría decir que
8 Isaac. El factor decisivo para recibir la plenitud Gal esto es injusto para con otras naciones. Pablo
4:21 31
de la bendición no era la mera descendencia fí- " condena esta ocurrencia y repite sencillamente
sica, sino más bien la voluntad deliberada de que Dios rige el curso de la Historia con libertad
9 Dios por la promesa. Así el nacimiento de Isaac Gen soberana. Así lo ve en el trato de Dios a Moisés
18:10
fue prometido un año entero antes de que acae- 15-16 y a Faraón; Moisés era personalmente amigo leal EX33:19
ciera. de Dios; y con todo, le es recordado que su tarea
10-13 El caso de los gemelos de Rebeca es aún más en la salvación de Israel de Egipto era debida
claro. Aunque concebidos al mismo tiempo hijos exclusivamente a un don de Dios; ya que no hay
del predestinado Isaac, estando aún en el útero ni esfuerzo humano ni voluntad humana capaz
materno, incapaces por tanto aún de méritos, estos ^en de obtener un lugar en el plan de Dios sobre el
:
mellizos fueron distinguidos por la promesa de mundo, sino que es cuestión que depende de la
Dios: la nación descendiente de Esaú, el nacido soberana libertad de Dios.
en primer lugar, habría de servir a la nación 17 Así también en el caso del Faraón. Aunque
procedente de Jacob. La Historia ha confirmado era personalmente un hombre malo, Dios les asig- Ex 9:16
esto: Israel (los descendientes de Jacob) ha sido nó un puesto importante en la historia de Israel
siempre más fuerte que Edom (los descendientes precisamente porque Dios planeó usar su dureza
de Esaú), de tal manera que el profeta Malaquías de corazón para salvar a Israel. Así ha sido siem-
puede decir con un término típicamente hebreo: ^ pre: Dios gobierna con soberana independencia,
"Amé a Jacob y aborrecí (amé menos) a Esaú". usando los bienes de un modo misericordioso y
112 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 9:19-24 EPISTOLA A LOS ROMANOS 9:25-29 113
19
Pero me dirás ahora: Si las replicar si Dios queriendo mos- también de entre los gentiles. Aunque lleguen los hijos de
25
cosas son así, ¿qué tiene que trar su cólera y dar a conocer Así dice en Oseas: Israel
echarnos Dios en cara? ¿Puede su poder, soportó con toda lon- a ser como la arena de la
Al pueblo que no es mío
alguno oponerse a su voluntad? ganimidad a los que eran objeto llamare pueblo mío; u ga,ud gera solo p a r a un
20
¡Oh hombre! ¿Quién eres tú de ira y estaban maduros para
y a la que no es mi amada resto.
para pedir cuentas a Dios? ¿Pue- la perdición? 2 3 ¿Y qué, si qui-
de acaso la vasija de barro decir so dar a conocer las riquezas de mi amada llamaré. 28 y efectuará el Señor sobre
al alfarero: Por qué me has he- su gloria en favor de los que 26
Y allí donde se dijo: . > „„ , ¡ t „ j
cho así? 2 1 ¿O es que el aliare- eran objeto de misericordia, y con toda prontitud
ro no tiene poder sobre el ba- están destinados por él desde un "No seréis más mi pueblo", su palabra de ruina univer-
rro? ¿O no puede hacer de la principio para la gloria? 24 Y serán ellos llamados sal.
misma masa una vasija para éstos precisamente somos noso- los hijos del Dios vivo. „„ „ . ,. , T ,
un fin noble o para un vil me- tros, a quienes ha convocado no 29
Y como profetizo Isaías:
nester? 2 2 ¿Qué tienes, pues, que sólo de entre los judíos sino 27
E Isaías grita en favor de Is- Si no hubiera dejado de no-
rael: sotros
dirigiendo el mal eficientemente hacia el cum-
plimiento de sus designios. cia de las vasijas destinadas a la ira del divino
19 Pero de esto quizás alguien pretenda deducir alfarero y que están a punto de ser aniquiladas,
que Dios no tiene derecho de culpar a nadie, para mostrar la riqueza de su glorioso poder sal-
puesto que nadie puede resistir su voluntad di- vador en vasijas que su misericordia tiene desti- Ef
rectiva. Afirmar esto es pasarse de la raya de lo nadas y que están preparadas desde siempre para 2:8"10
20 que un hombre tiene poder para hacer. Escudri- recibir la gloria.
ñar los movimientos de Dios en sus planes por 24 Esta misericordia brilla con todo su esplendor
la salvación del hombre es lo mismo que si la ar- is 22:16 cuando se tiene en cuenta que estos que son llama-
cilla se pusiera a criticar al alfarero por la for- dos por Dios h a n sido escogidos n o sólo de e n t r e
21 ma que le ha dado. Porque de la misma manera los judíos sino que también de entre los gentiles,
que el alfarero recoge la arcilla que quiere y la iStJeZ los cuales antes habían vivido separados de él.
hace participar de la vasija que desea, así tam- 25-26 Pablo encuentra esta acción misericordiosa d e
bién Dios ha tomado al hombre como es y con Dios anticipada en el profeta Oseas, que predijo 0s2:23
plena libertad le ha introducido dentro de su que incluso aquellos que habían perdido todo d e - 1 : 1 °
plan. 27-29 recho ante Dios, serían su Pueblo Escogido. D e l
mismo modo encuentra dos textos de Isaías q u e
La nota característica de todo lo que ha hecho profetizó la gran misericordia de Dios con I s - \»
22-23 es una misericordia maravillosa. Ya que con el
fin de mostrar lo amarga que es la vida del hom- rael; porque aunque la mayoría del pueblo d e ™'^$ :
bre separada de Dios (un estado que la Escritura Israel será destruida, con todo u n a pequeña m i -
llama ira de Dios) y con el fin de manifestar su noria será salvada y entrará en el reino prome-
poder y misericordia librando a los que estaban tido.
oprimidos, Dios soporta sin impaciencia la auda-
114 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 9:30-33
EPÍSTOLA A L09 ROMANOS 10:1-7 115
el Señor de las huestes un no llegaron al fin de la ley. 3 2 Y, 5
renuevo, ¿por qué? Porque quisieron al- 1 í\ Hermanos, el mayor afee- Escribe, en efecto, Moisés
ia suerte de Sodoma canzarla no por el camino de la l vJ to de mi corazón y mis sú- acerca de la justificación que
habríamos corrido; fe, sino por el de las obras de plicas a Dios son en favor de proviene de la ley:
como Gomorra habríamos la ley, como si ello fuera posi- ellos, para que alcancen la sa- Quien observe la ley _ por

quedado. ble. Tropezaron en la piedra de lud. 2 Yo lo reconozco: tienen ella vivirá.


escándalo, 3 3 según frase de la celo por la gloria de Dios, pero
G
30
¿Qué se sigue de todo esto? Escritura: no según la verdadera ciencia En cambio de la justificación
Que los gentiles que no andaban del espíritu. 3 Entendiendo mal <l ue proviene de la fe se expre-
sa asi:
tras la justificación, alcanzaron Mirad, voy a poner el plan salvífico de Dios y por
la justificación, la que proviene una piedra de escándalo en querer establecer el suyo propio, No digas en tu corazón:
de la fe; 3 1 mientras que los is- Sión, y allí tropezarán, no se sometieron a la acción sal- ¿Quién subirá al cielo?
raelitas, que corrían tras una Quien en él tenga fe vadora de Dios. 4 Cristo es el (Se entiende: para hacer ba-
ley orientada a la justificación, no será confundido. término y el fin de la ley mo- jar a Cristo).
7
saica para justificación de todo O bien, ¿quién bajará a los
El pecado de Israel — 9:30-10:4 el que tiene fe. infiernos? (Es decir: para

30-31 De todo esto queda claro que los gentiles que es- 1":1 Esta es una acusación seria. Pero no se pien-
taban enteramente al margen de todo lo que se que la hace movido de rencor o resentimiento.
hace relación con la promesa de justicia han ve- Pablo afirma su sincera buena voluntad hacia los
nido ahora a ser justos no por medio de sus pro- judíos y nos habla de su plegaria continua por
2
pios esfuerzos sino gracias a la fe, mientras que ellos. Les alaba por su ardiente celo en la causa
los judíos, que se esforzaban en alcanzar la justi- de Dios, pero les hace caer en la cuenta de sus
cia siguiendo la Ley, no la han alcanzado. fallos: no tienen el verdadero conocimiento de
32-33 ¿por qué han fracasado los judíos? Esta pre- 3 Dios y de su amor. No han acertado a apreciar
gunta sitúa a Pablo en un nuevo plano. Ya antes los misericordiosos caminos de Dios para justifi-
había mostrado que fue la misericordia lo que car al hombre y en cambio han preferido su pro-
pio camino de la obserancia de la Ley; en conse-
llevó a Dios a la elección de Israel. Ahora mos- cuencia de ello han rehusado someterse al plan
trará que fue la falta del propio Israel la que 4 de Dios. Por lo que se aferran a la Ley aunque Ef2:i5
cuenta para su repulsa. Los judíos han fraca- la Ley tuvo su fin cuando Cristo apareció para
sado porque esperaban la justicia no de la fe, ofrecer la verdadera justicia a todo creyente.
como Dios quiere, sino que se fiaban del valor de
sus propias obras. En lugar de creer en Cristo y El camino de la fe — 10:5-13
de construir sobre la piedra ñrme puesta por 5
Hay una gran diferencia entre los dos caminos
Dios, contaron sólo con sus propias fuerzas. Y así i $ 28:16 para alcanzar la justicia. Moisés escribió que Lev
como había predicho Isaías, en su ceguera choca- 8:14 para alcanzar la justicia por la Ley se debían 18:5
ron con la piedra tratando a Cristo como si real- guardar todos sus preceptos con espíritu lleno
mente fuera un obstáculos en su camino. de fe: un programa verdaderamente difícil, si es
116 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 10:8-12 117
EPISTOLA A LOS ROMANOS 10:13-16
hacer subir a Cristo de en- en tu corazón que Dios lo resu- mo es el Señor de todos, que no hay enviados con tal misión?
tre los muertos). citó de entre los muertos, serás derrama sus riquezas sobre to- Dice a este propósito la Escri-
oT _ , , . ,.„ salvo. 10 Y así es en verdad. No- dos los que lo invocan; 1 3 ya tura:
Lo que afirma de la justifica- sotros creemos con el corazon que: ¡Cuan hermosos los pies
« o n que proviene de la fe es lo para obtener justificación, y
¡a Todos cuantos invoquen de los que vienen anuncian-
que sigue: hacemos con la boca profesión el nombre del Señor do el bien!
En tu poder está la palabra; de nuestra fe para alcanzar la obtendrán la salud. , ,
en tu boca y en tu corazón, salud. l x D i c e a este propósito 16
Sin embargo no todos los ju-
14
(Es decir, se refiere al men- ' a Escritura: Pero, ¿cómo invocarán a dios se han sometido al Evange-
saje de la fe que nosotros Quien en él tenga fe aquél en quien no han creído? lio. Ya lo dijo Isaías:
predicamos). no será confundido. Y, ¿cómo van a creer sin haber- Señor, ¿quién ha dado fe a
9
Porque si proclamas con tu bo- 12
N o hay, pues, distinción en- le escuchado? Y, ¿cómo van a nuestra predicación?
ea a Jesús como Señor, y crees tre judíos y paganos. Uno mis- escuchar si nadie les predica?
15
Y, ¿cómo se les predicará si Por consiguiente es claro que la
6-7 que no imposible. Por el contrario, la justicia que damental, nunca perderá su fundamento, porque
viene de la fe no ofrece esa dificultad. Para re- 12 la fe lo lleva a la plena gloria. Esto lo aplica
calcarlo Pablo trae textos del Deuteronomio que 30:11 Dt igualmente a los judíos y a los gentiles. Ambos , ^J
dicen lo fácii que es servir a Dios con amor. Aun- -14 13 pertenecen al mismo Señor que responde genero- : Joe)
que estos textos originariamente se refieren a la sámente a todos los que le invocan. Como dijo el 2:32
Ley, Pablo los adapta para expresar lo fácil que profeta Joel, si alguien mira hacia El como a su
es alcanzar la justicia por medio de la fe. No es Señor, su fe viviente le salvará.
a base de esfuerzos como se consigue la justicia
sino que Cristo ha venido a la tierra y ha resuci- No hay excusa por la f a l t a de fe — 10:14-21
tado; con otras palabras, él ha efectuado ya la
obra de la salvación. u-15 pero no se sugiera que los judíos no acudieron a
Cristo con la fe porque nunca oyeron de él. In-
8 Todo lo que cada uno tiene que hacer ahora dudablemente para que se crea es necesario que
es creer en la predicación viviente que nos dice haya habido primero predicación, y para que se
quién es y lo que El ha hecho. En la medida en Rom pueda predicar se requiere alguien encargado de
9
que uno confiesa abiertamente a través del rito 4:24-25 hacerlo. Pero Pablo no duda de que estas dos
del bautismo que Jesús es el Señor y cree en todo condiciones han sido cumplidas. Para mostrar
el significado de su resurrección, queda en la vida que predicadores debidamente autorizados h a n
10
segura de la salvación. Esta fe interior es la que recorrido el mundo en todas direcciones utiliza
hace justo al hombre; completada con el rito un texto de Isaías en el que el profeta saluda i$52:7
exterior del bautismo lo coloca en el camino de gozosamente a todos los que predicaban la buena
la salvación. nueva en los días del Mesías. En opinión de P a -
Esto quiso decir Isaías cuando aseguró que is 28:16 blo estas palabras del profeta ya se han cumpli-
cuando el hombre cree en Cristo, la piedra fun- 16 do. Pero no todos han obedecido al mensaje, lo
118 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 10:17-20 EPISTOLA A LOS "ROMANOS 10:21—11:1-4 119

fe depende de la predicación, 21
17
ron? Sí, lo entendieron. Moisés Y en cambio de Israel ase- ¿No sabéis lo que dice la Escri-
y que la predicación se hace es el primero en afirmar: gura: • tura en la historia de Elias? Es-
por misión de Cristo. 1 8 Pero, Todo el día mis manos ex- te
interpela así a Dios en contra
Yo os provocaré a celos
pregunto yo: ¿Es que los judíos de Israel:
de un pueblo que no es mío. tendí
no han oído hablar de él? Cla- 3
Y os provocaré a cólera hacia un pueblo reacio y Señor, han dado muerte a
ro que han oído.
por un pueblo insensato. contumaz. tus profetas, han derribado
Su acento resonó por todo Según esto, pregunto yo: tus altares; me he quedado
el mundo
y llegó su palabra
20
E Isaías hasta se atreve a de-
cir:
11 ¿Pero es que Dios ha re-
chazado a su pueblo? De ningu-
yo solo, y me persiguen de
muerte,
hasta el último extremo de Me dejé hallar de aquellos na manera. Que también yo soy
4 Pero
la tierra.
que por mí no venían; israelita, del linaje de Abrahán, > ¿ o u e l e responde la voz
19 de la tribu de Benjamín. 2 Dios divina?
Y vuelvo a preguntar: ¿Es me dejé ver de quienes
no ha rechazado a su pueblo al Me he reservado siete mil
que los judíos no lo entendie- por mí no preguntaban.
que desde un principio escogió. hombres, que no han dobla-

cual está de acuerdo también con la profecía, ya Dios le recibirá mientras que los rebeldes judíos
que en el mismo pasaje en el que habla gozosa- le desecharían a pesar de todas las mercedes re-
mente de la predicación, grita, ¿Señor, quién ha U53¡1 cibidas. Así que ellos son responsables de su fra-
17
escuchado nuestro mensaje? Estas palabras con- caso; se aferraron a su propio camino por enci-
firman lo que Pablo ya había dicho: la fe puede ma de todo consejo.
venir sólo de la predicación y la predicación tie-
ne su origen en la palabra de Cristo.
1 La misericordia del plan de Dios — 11:1-10
8 Los judíos podrían quedar excusados si tuvie-
ran la disculpa de que no han tenido noticia del i ¿Ha despreciado Dios definitivamente a su pue-
mensaje. Pero los predicadores del Evangelio han blo? Para Pablo esto es intolerable si se tiene en
sido tan activos en toda el área del Mediterrá- 2 cuenta su descendencia judía. Dios no puede de- 2 Cor
neo que Pablo se siente capacitado para aplicar sechar a un pueblo al que escogió amorosamente 11:22
el texto del salmista, igualando sus predicaciones como suyo propio previendo su triste destino, FÍI 3:5
al lenguaje universal de los cielos proclamando Sal 18:5 Aparece claro de su respuesta a la acusación que
la gloria de Dios. 3 Elias trajo contra el pueblo. La nación había sido 3 Re
19 Aún cabe poner otra excusa. Aunque Israel oyó tan infiel a Dios que Elias concluyó que no le 19:1tM4
no entendió. Pero esto es imposible: ya había restaba sino morirse, al sentir que Dios había
4
sido advertido por Moisés que el Pueblo Escogido dejado ciertamente al pueblo. Pero Dios le r e - 3 Re
de Dios sería superado en fidelidad por los paga- Dt32:2i cordó que un pequeño resto de israelitas tenía 19:18
nos a los que los judíos miraban como faltos de aún fe y que éstos podían contar aun con su in-
20-21 todo entendimiento de la religión. Así, también quebrantable misericordia.
han leído las palabras de Isaías diciéndoles que i« 5 Sucede lo mismo en los días de Pablo. Aunque
un pueblo previamente ignorante de las cosas de 65:1 ' 2 la masa del pueblo ha sido rebelde, un pequeño
120 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:5.9
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:10-15 121
do la rodilla ante la esta- encerraron en su obstinación, 10
8 Queden sin luz sus ojos, soros para los gentiles, ¿qué no
tua de Baal. como dice la Escritura:
y que no vean más. supondrá la plenitud de su con-
5
Así también ha quedado en Dios les ha dado espíritu i n - Y tú doblega siempre su versión? 1 3 A vosotros, gentiles,
nuestros tiempos un resto es- sensible, cerviz. me dirii'o ahora: Mientras yo sea
cogido de Dios por pura gra- °i°s «l ue n o contemplan 11 apóstol de los gentiles —y ésta
Y ahora pregunto: Pero, ¿es
cia. 6 Y si lo es por gracia, ya ? o í d o s <l u e n 0 ° y e n que han tenido tal tropiezo co- es mi misión— haré honor a mi
h a s t a el d í a d e h
no es por las obras de la ley. °y- mo para sucumbir para siempre? ministerio, 14 por ver si consigo
De otra manera la gracia ya no , también d¡ce David. Nada de eso. Sino que por el despertar la emulación de los de
seria tal gracia. 7 ¿Que quiere traspiés que han dado, ha veni- mi linaje, y logro salvar a algu-
decir esto? Que Israel no ha lo- Vuélvaseles su mesa en lazo do la salud a los gentiles; y así nos de' ellos. 1 5 Que si su repro-
grado lo que pretendía, mien- y trampa Dios los provoca a emulación. bación supone la reconciliación
tras que lo ha conseguido el gru- y en ocasión de ruina y en 12
Y, si su caída supone riquezas del mundo con Dios, ¿qué supon-
po de los elegidos. Aquellos se castigo. para el mundo, y su mengua te- drá su reintegración sino vida

grupo (el "resto" prometido por los profetas como is 4:3-4 en él, se han dejado atrapar en las sombras y
6:13
la semilla del nuevo Israel) ha aceptado la pre- han quedado doblemente aplastados bajo la Ley.
dicación de los apóstoles. Son una prueba vivien-
te de que Dios no ha desechado a su pueblo, por- Trabajando fuera de los planes de Dios — 11:11-20
que su conversión no se debe a la observancia de
la Ley sino a la elección de Dios misericordioso. n Se presenta una vez más la cuestión de si Dios
6 Y así insiste una vez más en recalcar el principio pretende su caída hasta el final. Pablo lo niega,
que Pablo ha pretendido dejar asentado: la sal- puesto que ve un propósito misericordioso en Dios
vación procede no del mérito personal sino de la al permitirles su mal paso. Ha servido para vol-
misericordia de Dios. ver a los apóstoles hacia los gentiles y para ex-
7 tender a ellos la salvación. Esto, a su vez, susci-
La conclusión es obvia. La nación en cuanto tará la envidia de los judíos a los gentiles y así
un todo es verdad que ha fracasado, no ha lo- los traerá de nuevo al favor divino que ellos
grado la justicia por sus propios esfuerzos; pero 12 habían perdido. ¡Qué cosa tan maravillosa será! ;
1-10 la han conseguido los que Dios ha escogido. Los
porque si el mal paso de los judíos ha traído tan
otros, los que han perseverado en su falta de fe, grandes bendiciones al mundo, cuánto más gran-
han quedado endurecidos. No es la primera vez de será la bendición cuando Israel como un todo
que pasa en la Historia de Israel. Pablo aplica a acepte al Mesías.
los judíos de su tiempo el juicio que la Escritura ' s 2 9 : 1 ° 13 Pablo confiesa con toda franaueza que mien-
hace de las generaciones anteriores. Dios ha re- tras se ha entregado a su ministerio entre los
tirado su ayuda de aquellos que le desprecian y 1* gentiles, le inspiraba la esneranza de que a la
en consecuencia han quedado insensibles a los «-.«^j vista de las grandes bendiciones que venían a
valores espirituales. Sus prácticas religiosas de- los gentiles, su propio pueblo llegará a desear la
berían llevarles a Cristo, pero en lugar de creer 15 conversión. Porque el retorno de Israel será una
122 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:16-20
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:21-24 123
que sale de la muerte? 1 6 Si las sustancia del olivo, 18 no tienes
primicias son santas, lo será por qué engreírte contra las ra- credulidad; pero quien te man- miso a esta bondad. De otro mo-
también la masa; y si la raíz mas. Si te engríes contra ellas, tiene a ti es la fe. No tienes por do también tú serás desgajado,
23
es santa, otro tanto lo serán las ten entendido que no sustentas qué engreírte. Más bien teme. En cuanto a los judíos, si no
21
ramas. tú a la raíz, sino que la raíz te Porque si Dios no perdonó a siguen aferrados a su increduli-
17
Si algunas de las ramas han sustenta a ti. 19 Claro que me las ramas legítimas, tampoco te dad, serán injertados en el oli-
sido desgajadas, mientras tú, ra- podrás replicar: Las ramas han perdonará a ti. 2 2 Considera, vo; que poderoso es Dios para
ma de acebuche, has sido injer- sido desgajadas para ser yo in- pues, la bondad y la severidad injertarlos de nuevo. 2 4 En efec-
tado en su lugar y has entrado jertado en el olivo. 2 0 Muy bien, de Dios; severidad para con los to, tú fuiste cortado de un olivo
a tomar parte de la raíz y de la Han sido desgajadas por su in- que cayeron y bondad para con- silvestre al que por naturaleza
tigo, con tal que te mantengas su- pertenecías, y fuiste injertado en
gran bendición para el mundo entero. Si su re-
pulsa sirvió para la reconciliación de los gen- Pablo le recuerda que las otras ramas fueron
tiles con Dios, ¡qué nueva vitalidad religiosa cortadas por su falta de fe. Y recuerda al gentil
no traerá consigo su entrada en la Iglesia! que sólo la fe es quien le mantiene unido a la
cepa. Por lo tanto todo orgullo está fuera de
16 Su esperanza se funda en la Historia de Is- lugar y la autosuficiencia debe dar lugar a un
rael. La santidad de sus patriarcas consagró la santo temor. Filip
nación y la seleccionó en los designios de Dios, 2:12-13
de la misma manera que la ofrenda de un pan ^r Num
También para los judíos hay misericordia — 11:21-36
en sacrificio sirve para consagrar toda la horna- 15:19-21
da. Un ejemplo mejor (y es el único que Pablo 21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales,
desarrolla) es el influjo de un árbol de olivo en ciertamente que no perdonará tampoco la falta
17 la vida de las ramas. Algunas de las ramas han Jer de fe por parte de los gentiles convertidos que
sido arrancadas y los gentiles han ocupado su 11:16 22 no tienen privilegios que presentar. Deben recor-
puesto, como las de un olivo silvestre injertadas dar lo mismo la misericordia que la severidad de
en un tronco cultivado para participar con las Dios; pueden ver su severidad en los que han
ramas que aún quedan la rica savia que corre caído y su bondad en sí mismos; una bondad con
desde las raíces del nuevo Israel, la Iglesia, una la que ellos pueden siempre contar y confiar y
Iglesia que ahora participa en las bendiciones no poner su confianza en sí mismos: pues de otra
propias del Viejo Testamento. manera también ellos mismos serán eliminados.
18 Un gentil convertido, no debe presumir de t loCor 23 En cuanto a los judíos también ellos pueden
superioridad sobre las otras ramas. Si propende 1:27-31 volver a ser injertados en el tronco al que natu-
a ello, no debe olvidar que él no ha contribuido ralmente corresponden, con solo que dejen de
en absoluto a la raíz, sino que ha extraído todos lado su incredulidad. Porque Dios es todopodero-
19-20 sus privilegios espirituales de ella. Debería fijar- 24 so para restaurarles de nuevo. Si ha incorporado
se cuando se jacta en que las ramas naturales a los paganos gentiles al verdadero Israel, como
del árbol fueron cortadas para hacerle sitio a él. ramas de olivo silvestre injertadas en un tronco
cultivado, con mucha mayor razón podrá incor-
124 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:25-28 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:29-33 125
26
un olivo legítimo, extraño a tu to. Entonces todo Israel será migos suyos en beneficio vues- han negado ahora obediencia a
condición natural. Pues bien, salvo. Dice a este propósito la tro; pero, si miramos la elección Dios en provecho de la miseri-
¿cuánto mejor volverán a ser in- Escritura: divina, son amados de Dios cordia a vosotros concedida, pa-
jertados en su propio olivo los Llegará de Sión el salvador en atención a sus patriarcas; ra que a su vez alcancen tam-
29
judíos que son ramas connatu- p a r a desarraigar que en Dios no cabe arrepen- bien misericordia. 3 2 Dios ha
ra S
ít » . . . de Jacob la malicia. timiento de los dones que otorga metido a todos los hombres den-
No quisiera, hermanos, que y de la convocación que hace. tro de la cárcel de la desobe-
27 Y ésta gerá mi aIianza i0
Así como vosotros negasteis diencia, a fin de hacer miseri-
ignoraseis este misterio, para con „og concertada
e
que no os enorgullezcáis de vo- cuando yo venga a destruir un tiempo obediencia a Dios, y cordia con todos.
J3
sotros mismos: Una parte de Is- gug c u j D a s -
ahora por la desobediencia de ¡ O h abismo de riqueza, de
rael ha caído en la obstinación ellos habéis alcanzado miseri- sabiduría y de ciencia de Dios!
hasta que la masa de los paga- 28
Por lo que se refiere al Evan- cordia; 3 1 del mismo modo ellos ¡Cuan insondables son sus jui-
nos entre en la Iglesia de Cris- gelio, ellos, los judíos, son ene-
bendiciones y El nunca revoca sus dones y lia- , '»
porar a un israelita dentro del Israel espiritual, madas. 54:7 10
"
como rama injertada de nuevo en su propio olivo. 30 Hay un paralelo entre gentiles y judíos. En Ef2:i-8
Pablo admite que el proceso que describe es po- otro tiempo los gentiles vivían sin obedecer a
sible en la naturaleza. Pero esto mismo recalca Dios, pero cuando vino el Mesías recibieron el
la grandeza de la misericordia de Dios. favor divino gracias a la incredulidad de los ju-
25 Seguidamente revela el fin secreto del plan de 31 dios. Exasperados por esta misericordia de Dios
Dios, con el fin de moderar la fantasía de los con los gentiles, los judíos viven ahora en la de-
gentiles convertidos. El endurecimiento del cora- sobediencia, pero de tal manera que un día tam-
zón de Israel es sólo parcial y temporal, sólo has- bién ellos, como los gentiles, recibirán el perdón.
ta que haya entrado en el Reino la comunidad 32 Pablo llega, pues, a la conclusión de que Dios ha Gal 3:22
26-27 gentil. Cuando esto haya sucedido, también Is- Lc2i:24 puesto a todos los hombres en una situación tal
rael se salvará, puesto que Isaías predijo que el sg:20-21 que termina en la desobediencia; pero su fin úl-
Mesías traería la salvación y perdón del pecado. 27:9 timo es la misericordia para todos. Se trata de
El hecho mismo de que 7'rael necesite perdón una frase llamativa, no de una afirmación for-
certifica que la profecía está a p u n t o de c u m - mal. Porque a través de todos estos capítulos
plirse. está hablando de grupos, no de individuos; si
28 Desde el punto de vista de la predicación del procediera de otra forma, debería admitir que
Evangelio los judíos son enemigos de Dios; y la desobediencia es inevitable y la misericordia
esto mismo ha favorecido la siembra del Evange- automática.
lio entre los gentiles. Pero desde el punto de 33-36 Este estudio de los planes de Dios le llena de
vista de la elección divina todavía son queridos admiración y manifiesta sus sentimientos en un
por Dios a causa de sus antepasados, los patriar- himno que celebra la profundidad y riqueza de 1*40:13
29 cas, por los que han sido llamados a recibir sus esta voluntad que por caminos inescrutables para
126 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 11:34 — 12:1-3 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 12:4-8 127

cios! ¡Cuan inescrutable es su Dios, que ofrezcáis vuestras per- rior a lo que es justo. Abrigad nos ha dado, quien tenga caris-
providencia! 3 4 Porque: sonas como hostia viva, santa, sentimientos de justa modera- ma de hablar por inspiración de
¿Quién penetra la mente grata a Dios; sea éste vuestro ción, cada uno en la medida de Dios, haga uso de él según le
del Señor? culto espiritual a Dios. 2 No os la fe que Dios le ha dado. 4 A mueva la fe; 7 quien tenga el de
amoldéis a los principios del si- la manera que en un solo cuer- ministerio, que se ocupe en su
¿O quién ha sido el conse-
glo presente, sino id transfor- po tenemos muchos miembros, oficio; quien tenga el don de en-
jero suyo?
35 mándoos por la renovación de y todos los miembros desempe- señar que enseñe; 8 quien el de
¿O quién le dio primero
vuestra mente. Así sabréis apre- ñan distinta función, 5 lo mis- exhortar, que exhorte y consue-
para luego exigirle recom-
ciar cuál es la voluntad de Dios, mo nosotros: Siendo muchos, so- le; quien reparta de sus bienes,
pensa?
qué es lo bueno y grato y per- mos un solo cuerpo en Cristo; que lo haga con sencillez; quien
36
Porque de él, y por él, y pa- fecto a sus ojos. e individualmente somos miem- esté al frente, con solicitud;
ra él son todas las cosas. A él 3
Por la gracia que Dios me bros unos de otros. 6 Y, tenien- quien practique la misericordia,
la gloria por los siglos. Amén. ha dado, os pido a todos y a do como tenemos carismas dife- con jovialidad,
•1 O Os ruego, pues, hermanos, cada uno: No tengáis de voso- rentes, según la gracia que Dios
l¿—i por la misericordia de tros mismos un concepto supe-
mundo, sino que debe dirigir toda la energía de
el hombre asegura el triunfo de la divina bon- su carácter en cumplir la voluntad divina. CoM:9
dad. Nada debe a los consejos de los hombres 1 Cor 3 Al mismo tiempo su vida está fundida con la
8:6
sino que se eleva por encima de todo lo que los de los otros a los que debe ayudar con sus do-
hombres pueden ofrecer. Dios es la fuente, el nes. Esto es lo más importante, que cada uno
ejecutor y el fin de todas las cosas, de suerte que haga un sereno y razonable estudio de lo que
la gloria le pertenece a él solo por siempre. Dios le ha dado a él para que contribuya a la
comunidad, especialmente teniendo en cuenta
que muchos en la primitiva Iglesia estaban in- 1 Cor
diñados a exagerar sus extraordinarias cualida- 4:7 ' 9
V. CONSEJOS Y EXHORTACIÓN
4-5 des espirituales. Porque, como la salud del cuerpo
(12:1-15-13) depende del funcionamiento adecuado de cada
uno de los miembros y órganos, así sucede en la
Iglesia, el Cuerpo de Cristo: cada miembro debe
Armonía en la vida de la comunidad — 12:1-21 estar lleno de fe para cumplir su propia función
La gran misericordia de Dios pide una corres- 6-8 y todos deben trabajar juntos en armonía. Por- i%™
pondencia superior a la de los sacrificios de ani- que sucede que los dones son diversos; cada uno
males de la Antigua Alianza. El cristiano debe Os6:6 por lo tanto debe usar sus dones con atención a
ofrecer en su lugar su propio servicio en amor, su fin y rango.
siguiendo con todo su ser las llamadas del espí- El predicador inspirado, por ejemplo, debería
ritu. Lo cual quiere decir que ya no puede em- predicar sólo conforme al mensaje recibido de
plear su vida en los valores caducos de este Dios; quien tiene el encargo de servir a la co-
128 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 12:9,. EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 12:18-21 129
'' Que vuestra caridad sea sin- dades de los fieles; d e d i c a o ojos de todos los hombres. 1 8 A 20
Pero también dice:
cera. Aborreced el mal y aplicaos activamente a la hospitalidad ser posible y en cuanto de vo- s ¡ t u enemigo tiene hambre,
al bien. 1 0 En punto a caridad 14
Bendecid a los que os Per§^' sotros depende, vivid en paz con d¡Ue d e c o m e r ; gi ü e n e ged>
fraterna, amaos entrañablemente guen; bendecid y no maldiga^ todos. 1iy9 No
tnHne N n os
na toméis,
tnmptH carísi
rnrifii- . . .
15
unos a otros. En cuanto a la mu- Alegraos con los que se al e " mos, la justicia por vuestra ma- dale de beber. Si haces esto,
tua estima, tened por más dignos gran, llorad con los que lloran no, sino dejadlo a la cólera de se,.sentirá, avergonzado de su
a los demás. 11 Nada de pereza 10
Tened un mismo sentir entre" Dios. Dice la Escritura: od,
° ' * l o depondrá,
en vuestro celo, sirviendo con vosotros, sin dejaros llevar de 21
fervor de espíritu al Señor. 1 2 Vi- pensamientos de grandeza, sino Es mía la venganza; No te dejes vencer del mal, si-
vid gozosos en vuestra esperan- allanándoos a los humildes, y mía la recompensa; no vence el mal con el bien,
za; pacientes en la tribulación no os tengáis por sabios. 1 7 No palabra del Señor.
y perseverando en la oración en devolváis a nadie mal por mal y
común. 1 3 Socorred las necesi- procurad lo que es noble a los 14 Llegará un día en que los cristianos serán cri-
ticados por los parientes y perseguidos por los
munidad debería hacerlo de acuerdo a las nece- enemigos. Deben aprender a pedir a Dios por Mt5:44
sidades de la comunidad; quien tiene el don de 15-16 ellos. Deben aprender también a simpatizar con F¡)
catequizar debería entregarse a enseñar; el con- las alegrías y las penas de los demás y a vivir en 2:2-3
sejero inspirado debería ocuparse en dar avisos paz con todos, para lo cual es necesario ser hu-
y ánimos. Si alguno tiene limosnas que dar su mildes y no jactanciosos. En la vida de los cris-
tarea consiste en distribuirlas sin andar buscan- 17-19 tianos no debe haber lugar para pleitos, sino que Mt
do más limosnas. Quienes están encargados de deben procurar vivir en paz con todo el mundo, 5:38-42
las obras de misericordia deben atender a su conquistándose el respeto de todos. Deben espe-
trabajo con cuidado. Los encargados en obras de cialmente evitar todo lo que sea venganza, ya
caridad distribuyan juntamente alegría. que Dios sólo es el que puede juzgar a los hom-
Pablo continúa con una serie de directrices bres y los motivos por los que actúan.
encaminadas a imprimir un carácter verdadera- 20 Por el contrario, deben esforzarse en mostrar
9-10 mente cristiano en la vida de la comunidad. La i P2 una caridad generosa a sus enemigos, ayudándo-
1: les en sus necesidades, pendientes de sus deseos.
caridad cristiana debe ser el desbordamiento de
un corazón bueno, fraternal y respetuoso de los F¡I2: 3 Lo que producirá remordimiento a los enemigos
sentimientos de los demás hijos de Dios. Toda 21 y sobre todo el cambio de sus corazones. El cris-
11-12 obra hecha en servicio de Dios debe llevar un tiano en realidad sólo tiene un enemigo: el pe-
sello de celo y fervor y la paciencia, esperanza cado. A éste jamás le debe hacer concesiones,
y perseverancia en la oración deben ser quienes sino apartarse de él con un corazón lleno de bon-
garanticen la continuidad, lo mismo los días de dad y amor.
13 alegría que los de tristeza. Ni se olvida Pablo de
recomendar las virtudes caseras de echar una
mano u ofrecer hospitalidad.
8 9
130 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 13:1-4 EPÍSTOLA A LOS-ROMANOS 13:5-9 131

-1 O Todos debéis vivir someti- son de temer, cuando se ejecuta ción de la cólera vengadora de béis: a quien tributo, tributo; a
l ' J dos a las autoridades pú- una buena acción, sino cuando Dios contra el malhechor. n Por quien impuesto, impuesto; te-
blicas; que no hay autoridad se hace una mala. ¿Quieres vi- lo cual es preciso que viváis so- mor, a quien debáis temor; y
que no venga de Dios; y las que vir sin temor a la autoridad? metidos, no sólo por temor al honor, a quien debáis honor,
8
existen, han sido ordenadas por Haz el bien y serás elogiado por castigo, sino por deber de con- No tengáis deuda con nadie,
Dios. 2 Por consiguiente: Quien ella; 4 porque es ministro de ciencia. c Y por este motivo pa- a no ser en amaros los unos a
se rebela contra la autoridad, re- Dios para ti en orden al bien, gadles también el tributo, que los otros. Porque quien ama al
siste a la ordenación de Dios; Pero si haces el mal, teme; que son funcionarios de Dios, ocupa- prójimo, ya ha cumplido la ley.
y los que la resisten, recibirán no en \ a n o lleva la espada. Es dos asiduamente en su obliga- ° En efecto: el "no adulterarás",
condena. 3 Los magistrados no ministro de Dios para la ejecu- ción. 7 Pagad a todos lo que de- el "no matarás", el "no roba-

Obediencia a la autoridad — 13:1-7 5 salvaguardar el bienestar social. El hombre, pues, i T¡m


1 Viviendo en el mundo el cristiano necesita tam- debe obedecer a toda autoridad legalmente cons- 2:1*2
bién la dirección de los principios religiosos en tituída, no sólo por miedo al castigo, sino sobre
lo que se refiere a sus deberes civiles. En aquel todo porque es un deber impuesto por el orden
tiempo las autoridades romanas eran paganas; divino.
llevaban una vida mala en opinión de muchos 6 Como un ejemplo práctico de este principio,
de los lectores de Pablo; más tarde llevarían a Act Pablo escoge el más común y una de las más pesa-
cabo una persecución abierta contra los cristia- 18:2 7 das obligaciones civiles: el cristiano debe pagar Mci2:i7
nos. De todos modos Pablo reconoce el deber de 1 Pe los impuestos para mantener a los magistrados
tocios los hombres de obedecer a los superiores 2l13 14
- porque, al servir a la buena marcha de la ciu-
legítimos. Su poder de mandar viene de Dios, dad, estos hombres, en realidad, sirven a Dios.
que al crear la raza humana en forma social Una máxima final resume y hace de conclusión
hizo obligatoria la unidad y la regla directiva de todas estas directrices: el buen cristiano de-
2 de una autoridad humana. Por consiguiente, toda bería dar a cada oficial público conforme a lo
resistencia a las autoridades constituidas es en que su oficio requiere, ya sea en dinero de im-
realidad una resistencia a un plan de Dios sobre puestos ya en honor y respeto.
nosotros mismos y merece el castigo tanto de la
autoridad misma como de Dios. Urgente necesidad de caridad — 13:8-14
3-* El ejercicio legal de esta autoridad es siem- 8 Pablo pasa ahora a su tema favorito: la cari-
pre un bien. Así, si un hombre hace el bien, la dad; y lo hace con términos perfectos. El cris-
sociedad civil le felicitará, puesto que el plan de tiano debe cumplir todas sus obligaciones a su
Dios es que la autoridad se preocupe del bienes- debido tiempo, pero por encima de todo tiene la
tar social. Pero Dios le ha dado también poder obligación de dar amor a su prójimo, pues sólo
para castigar a los que obran mal. Estos deben 9 con amor podrá cumplir la Ley. Lo demuestra
temer, puesto que Dios aprueba las medidas de recorriendo los diez mandamientos en el orden Mc
castigo que las autoridades civiles imponen para en que se citaban en su tiempo. Las prohibicio- 12:28
-32
132 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 13:10-14 EPÍSTOLA A LOS «ROMANOS 14:1-5 133

ras", el "no codiciarás" y los mos la fe. 12 La noche va muy las pasiones de esta vida mor- acogió en su Iglesia. 4 ¿Quién
demás mandamientos, cualesquie- avanzada, y se acerca el día. tal. eres tú para criticar al siervo
ra que ellos sean, se resumen en Despojémonos, pues, de las obras -\ A Acoged benignamente a los ajeno? Que se mantenga en pie
estas palabras: "Amarás a tu d e j a B tinieblas, y vistámonos de X i "espíritus débiles", sin o que caiga, sólo interesa a su
prójimo como a ti mismo". " L a i a s armas de la luz. « P r o c e d a - criticar las distintas opiniones. propio amo; pero ya se manten-
caridad no hace nada malo al mos con toda decencia como en
2
Unos creen que pueden comer drá en pie, que poderoso es el
prójimo. Asi que la caridad es , _,,-.T , de todo; otros al contrario, "es- Señor para sostenerlo. 3 Hay
leno d f a
el cumplimiento de la ley. f J ° *ndemos en c°ml-
N
píritus débiles", comen sólo le- quienes tienen preferencia por
11 lonas y
Y sobre todo ya sabéis en borracheras, ni en des- gumbres. 3 El que come de to- unos días u otros; y hay quienes
que tiempos vivimos. Porque honestidad, ni lujuria, ni en ri- do no desprecie al que «o co- los consideran todos iguales. Que
ñas ni
hora es ya que os levantéis del > envidias; 14 sino reves- me; y el que no come, no se me- cada uno se forme conciencia
sueño, pues la salud está ahora tíos de Jesucristo, el Sefior; y ta a criticar a aquél. Dios lo segura dentro de su propia opi-
más cerca que cuando abraza- no os preocupéis de satisfacer

Debe evitarse con prudencia todo escándalo — 14:1-12


nes de adulterio, crimen, robo, lujuria y todos los
demás mandamientos se resumen en este solo 1 No todos los cristianos han sacado todas las con- 1 Cor
8:7 13
mandamiento de amar al prójimo como a noso- secuencias que implica su fe; algunos se sienten *
m tros mismos. Sólo con que tengamos caridad no aún ligados a las prácticas ascéticas en uso en-
violaremos ningún mandamiento y no causare- tre paganos y judíos. De todos modos esos miem-
mos mal alguno al prójimo. El amor es el cum- Gal 5:14 bros inmaduros deben ser recibidos benévola-
plimiento perfecto de la Ley. mente en las asambleas cristianas y se debe evi-
ti-12 El tiempo mismo en que los cristianos viven 2 tar todo motivo de escándalo para ellos. Tene-
les exige esta santidad de vida. Viven en la era mos que dejar patente que no somos como los
de Cristo. Con su muerte y resurrección amane- demás; los cristianos con la fe robusta en la
ció sobre la tierra el día de la gloria final. Nun- plenitud de la redención de Cristo sabemos que
ca fallará esta luz, sino que irá creciendo en el i Tes somos libres de comer lo que nos parezca; otros,
corazón de cada creyente hasta que llegue el día 5:4_8 que no tienen una fe tan robusta siguen una die-
13 de la manifestación ñnal en la salvación. No es ta vegetariana.
tiempo para dormir o para vegetar en las sombras 3 Los cristianos maduros no deben despreciar
del pecado; las francachelas, las borracheras y a los vegetarianos por sus escrúpulos, ni éstos
los vicios de la carne están fuera de lugar en este criticar a los otros como si estuvieran relajados,
día luminoso que trae dignidad y orden perfecto puesto que Dios ha admitido a todos en la Igle-
14 a la vida. Así un cristiano que está unido a Cris- Gal 3:27 4 sia sin hablarles para nada de ascetismo. Pablo Mt
7:1 13
to por el bautismo y está cercado por la luz de niega el derecho a criticar a un siervo de Dios "
su gloria debe vivir a la luz de su presencia ilu- que toma una postura determinada solamente
minadora y no pagar tributo a la carne pecadora Ef por ser agradable a su maestro. De todos modos
que exige la satisfacción de sus vicios. 4:20-24 Pablo confía que Dios le dará gracia para conti-
nuar dentro de la fe.
134 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 14:6-11 EPÍSTOLA A LOS* ROMANOS 14:12-15 135

nión. 6 El que siente interés por fin, que tanto en vida como en Por vida mía, dice así el Se- ner tropiezos o escándalos al
tal día, lo siente en honor del muerte, somos del Señor. 9 Pa- ñor, hermano. 14 Yo, conforme a la
Señor; y el que come de todo, ra esto murió Cristo y retornó ante mí doblará toda rodilla, doctrina de Jesús, el Señor, sé
come en el nombre del Señor, a la vida, para hacerse Señor de y toda lengua dará gloria a y estoy convencido, que nada
pues da gracias a Dios. El que vivos y muertos. 1 0 Y tú, "es- Dios. hay de suyo impuro. Mas para
se abstiene de comer algo, se píritu débil", ¿por qué criticas quien juzga que una cosa es im-
abstiene por el Señor; y da gra- a tu hermano? O también, tú, 12
Así que, cada cual daremos p u r a ; p a r a e s e t a l > ¡^ l o e s , i¡s s i
cias a Dios. 7 Ninguno de voso- "espíritu fuerte", ¿por qué des- cuenta a Dios de nosotros mis- por i o s alimentos que tomas,
tros vive para sí, y ninguno mué- precias a tu hermano? Mirad que mos. 1 3 No nos juzguemos, pues, provocas a tu hermano, ya no
re para sí. 8 Que si vivimos, vi- todos hemos de comparecer an- ya más unos a otros. Más bien procedes según la caridad. No
vimos para el Señor; y si mori- te el tribunal de Dios. 1 J Dice aplicad vuestro juicio a no po- malogres con tu comida a aquel
mos, para el Señor morimos. En la Escritura:
10-12 haga participantes con El de su vida en Dios. Asi,
5
Hay otros que siguen su propio calendario pues, Pablo discute el derecho de los vegetaría- i Cor
:
para la observancia de las fiestas y para las prác- nos a censurar a sus hermanos menos austeros '
ticas religiosas; otros no hacen distinción entre y niega a estos últimos todo derecho a despreciar
días de fiesta y de trabajo. Pablo opina que cada las objeciones de conciencia de aquéllos. Por el
uno debe seguir los consejos de su propia con- contrario, todo juicio corresponde a Dios; como
6 ciencia. Porque en estas cosas de libre elección dice Isaías, todo hombre está sujeto a su domi- is 45:23
es cosa indiferente las prácticas que cada uno nio universal y por lo tanto le debe dar cuenta 52,£°J
tenga, puesto que tanto el hombre que actúa con a él que es dueño de todo.
una fe total como el que actúa con una fe que
no ha sabido prescindir de estas prescripciones La caridad por encima de todo — 14:13-23
tienen el mismo deseo de agradar a Dios. El hecho
de que los dos lo hagan en nombre de Dios es 13 Jugando con la palabra "juez" Pablo sube a las
una prueba de ello. cumbres de la caridad para avisar a los fervoro-
sos y clarividentes que en lugar de juzgar a los
7 Este pensamiento de agradar a Dios median- otros deben no poner obstáculos en el camino de
te las prácticas religiosas eleva el pensamiento 1* los demás. Esto puede suceder con facilidad en Mc
de Pablo al espíritu de renuncia total de sí que materia de alimentos. Porque aunque la ense- 7:17-23
8-9 debe caracterizar a todo cristiano. Porque tanto ñanza cristiana permite comer toda clase de ali-
en la vida como en la muerte debe buscar no 2 Cor mentos, un hombre no bien formado que se con-
su satisfacción personal sino agradar y dar glo- 5:14-15 sidera aún ligado al dietario judío está privado
ria a Cristo. La verdad es que nosotros le perte- de esta libertad por escrúpulo de su propia con-
necemos totalmente a él que murió por nosotros, ciencia.
que, como señor de la muerte, nos puede librar 15 Si un cristiano instruido comiera esta clase
de ella; a él que resucitó nos sometemos gusto- de alimentos delante de él, el hombre carente
samente, de manera que el Señor de todo nos de instrucción se angustiaría al ver la supuesta
136 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 14:16-22 EPÍSTOLA A LOS'ROMANOS 14:23 — 15:1-3 137

por quien ha muerto Cristo. tua edificación. 2 0 Por un man- a quien su conciencia no remuer- biles", sin buscar nuestra com-
18
No deis, pues, lugar a que jar no destruyas la obra de Dios, de por lo que resuelve hacer. placencia. 2 Tratemos cada uno
23
vuestra buena obra sea objeto de Cierto que todos los alimentos Pero quien, con dudas de si de complacer al prójimo para su
maledicencia. 1 7 Que el reino de son puros; pero son perjudicia- hace bien o mal, come, ya es provecho, para su edificación;
Dios no consiste en comida ni les para quien los come dando culpable ante Dios; porque no s q u e Cristo no buscó su propia
bebida sino en justificación y en escándalo. 2 1 Es mejor abstener- procedió con buena conciencia. complacencia, sino que, como
paz y gozo en el Espíritu Santo. se de carne y de vino y de todo Todo lo que se hace con mala , j j c e j a Escritura:
18
Quien con estos dones sirve a aquello en que tu hermano en- conciencia es pecado.
cuentre escándalo. 22 La seguri-
Cristo, es grato a Dios y acredi-
tado ante los hombres. 1 9 Por
consiguiente, trabajemos por el
dad de conciencia que tienes,
guárdala para ti mismo en la
t ¡"~ Nosotros, "los fuertes",
*-) debemos sobrellevar los
Sobre mí han caído los ul-
trajes
fomento de la paz y de la mu- presencia de Dios. Dichoso aquel escrúpulos de los "espíritus dé- de aquellos que te ultrajan.
21 Por lo tanto el buen cristiano actúa noble-
laxitud del otro, o pecaría contra su propia con- mente cuando evita cualquier comida o bebida i Cor
ciencia comiendo lo que le parece a él que está :
que puede inducir a otro a pecado.
prohibido. En ambos casos el cristiano instruido 22 Pablo resume lo que ha dicho sobre el débil
obrarla contra la caridad. Es una gran verdad y el fuerte. Un hombre culto debe usar sin duda
la afirmación de Pablo de que no podemos poner de sus conocimientos en sus relaciones con Dios
en peligro por un plato de potaje las almas por 1 Cor y puede disfrutar de las ventajas que puede apor-
8:9 13
las que murió Cristo. " tar el no tener una conciencia mal formada que
1
6 Un cristiano no debe usar de su libertad si ha Gal 5:13 censura sus decisiones. Pero si actúa con con-
de ser causa de una falsa interpretación de la ciencia dudosa debe ser condenado porque pro-
vida cristiana. Lo que importa en el Reino de cede sin la fe viviente que busca la voluntad de
17 Dios no es el alimento y la bebida sino las rea- Dios. Actuar de esta manera es correr el riesgo
lidades espirituales que Pablo ha recalcado a lo de ofender a Dios y cometer pecado.
largo de la carta: la justicia, paz, y gozo en el
i» Espíritu Santo. Más que reclamando sus propios Caridad e indulgencia — 15:1-13
derechos y libertades, el hombre agrada a Dios
y es estimado por los hombres sirviendo a Cristo 1 Pero el cristiano maduro no puede meramente
con las virtudes dichas. evitar el escándalo; su deber es también ayudar
19 El cristiano, pues, debe buscar cuanto produ- i Cor a los débiles y anteponer las necesidades de los Gal 6:2
ce paz y edifica la vida espiritual de los herma- 1°:23_24 otros a la propia satisfacción. Deben esforzarse i cor
20 nos. Ciertamente, pues, debe evitar una práctica 2-3 por procurar hacer la vida agradable a los de- 1 :
alimenticia que pudiera perjudicar a la obra de más para robustecerlos espiritualmente, siguien-
Dios. Porque aunque como cristiano le está per- do el ejemplo de Cristo que evitó buscarse en todo
mitido comer cualquier clase de alimentos, de y como el justo de los salmos soportando sufrí- 68:10
Sal
todos modos le está prohibido comer lo que pien- mientos e incomodidades por la causa de Dios.
sa que no le es lícito. Aquí, como siempre, Pablo prefiere contemplar a
EPÍSTOLA A LOS'ROMANOS 15:10-13 139
138 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 15:4-9
4
Todo cuanto está escrito (en to. 7 Por eso acogeos amigable- y cantaré las glorias de tu Se mostrará el renuevo de
los libros santos), fue escrito mente unos a otros, como Cristo nombre. Jese
para nuestra instrucción, a fin os acogió para gloria de Dios, que se alzará a imperar a
8 i° Y en otro lugar: • las n a c j o n e s .
de que por la paciencia y el áni- Y así es. Os recuerdo lo si-
mo que infunden las escrituras, guíente: Cristo consagró su mi- Alegraos, gentiles, En él pondrán los pueblos
mantengamos firme la esperan- nisterio al servicio de los judíos, en unión con su pueblo. g u esperanza.
za. 5 Que el Dios, que es fuente Por exigir la fidelidad de Dios 11 13
de esa paciencia y de ese áni- e
' cumplimiento de las promesas Y en otro pasaje: Q u e el Dios de la esperanza
mo, os conceda tener un mismo hechas a los patriarcas; 9 y por Alabad al Señor todos los os colme de todo gozo y paz en
otra
sentir entre vosotros según la P a r t e P a r a Que los gentiles pueblos, ) a práctica de vuestra fe. Así irá
mente de Cristo Jesús. B Así con glorifiquen a Dios por su miseri- y todas las naciones ala- c r e c i c n d o e n v o s o t r o s j a e S pe-
cordia. Así dice la Escritura: "a ranza por la acción del Espíritu
un mismo corazón y una misma
boca daréis gloria al Dios y Pa- Por eso
Por eso te loaré entre los 13
Isaías dice a su vez: Santo.
dre de nuestro Señor Jesucris- gentiles,
mundo pudiera ver de qué manera Dios cumplía
Cristo en el espejo de las Escrituras más que en las promesas hechas a los patriarcas.
* los hechos históricos de su vida terrena. Lo hace 9-12 Pero ahora acepta, por medio de la predica-
para recalcarnos el valor eterno del Antiguo Tes- ción de los apóstoles, a los gentiles de tal manera
tamento. Porque cuando nos exhorta a la pa- que todos ven lo misericordiosamente que re-
ciencia y cuando nos da ánimos la Escritura nos cibe Dios incluso a los que no había hecho
da a conocer el plan de Dios y por consiguiente promesa alguna. Sin duda que la misericordia
nos llena de esperanza de las bendiciones que siempre fue parte de su plan. Al estudiar las Es-
5-6 nos ha prometido el Señor. Pablo pide que Dios, crituras para encontrar textos que le apoyen en
que es quien da toda paciencia y coraje, nos ins- su proyecto de predicar a los gentiles, Pablo ha
pire a cada uno el deseo de repartir bienestar a F¡I encontrado textos que cita seguidamente para
nuestros prójimos, como lo hizo Cristo para que 2:2"4 mostrar que los gentiles, lo mismo que los judíos, sai
todos podamos vivir unidos amando y glorifican- han sido llamados a entrar en el reino y a espe- Jj¿^
do a Dios Padre de Jesucristo y Maestro de la 13
rar en el Mesías. Termina invocando una bendi- i s ii:io
Humanidad. ción para sus lectores que resume todo el tema
7 Esta plegaria tenía un singular valor en la de la carta; pide que Dios, que les ha dado espe-
Iglesia de Roma constituida de judíos y una ranza, les llene de gozo y paz en su vida de fe,
mayoría de gentiles. Cada grupo debía mostrar 1 Cor de manera que la esperanza de salvación final Rom 5-.5
una ardiente acogida al otro, como Cristo los 9:2 °- 23 crezca por obra del Espíritu Santo.
había aceptado a ellos sin distinción a fin de dar
gloria al Padre manifestando en ellos su fideli-
8 dad y misericordia. Porque Cristo restringió su
ministerio terreno a los judíos para que todo elMti5:24
140 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 15:14-18 EPISTOLA A LOS flOMANOS 15:19-23 14J
14
Estoy personalmente con- Cristo Jesús entre los gentiles, de los gentiles, de palabra o de fundamentos ajenos. 2 1 A este
vencido, hermanos, de que ya ministro que ejerce su sacerdo- obra, 1 9 con poderosa eficacia de propósito dice la Escritura:
estáis llenos de buenas disposi- ció de la buena nueva de Dios, señales y prodigios, y con el po- Le verán quienes nuevas no
ciones, en plena posesión del a fin de que el ofrecimiento que der del espíritu; tanto que desde tuvieron
don de ciencia, y con suficiente hago de los gentiles a Dios, sea Jerusalén y en todas direcciones y entenderán quienes no
capacidad como para exhortaros aceptado y santificado en el Es- hasta Iliria he procurado la ve- oyeron nada.
unos a otros al bien. 1 3 Sin em- píritu Santo. 1 7 Puedo, pues, glo- rificación del mensaje de salud
bargo, os he escrito, en parte riarme en Cristo Jesús de este de Cristo. 2 0 Pero de tal modo, 22
Por eso me he visto impe-
con cierto atrevimiento, como ministerio que mira al servicio que me proponía como una hon- dido tantas veces de llegarme
queriendo recordaros lo que ya de Dios. 1 8 Y, en verdad, no osa- ra no predicar el Evangelio allí hasta . vosotros; 2 3 pero ahora,
sabéis; y lo he hecho en virtud ría yo hablar sino de lo que donde el nombre de Cristo era que no encuentro campo de ac-
de la gracia que Dios me ha da- Cristo, valiéndose de mí, ha lie- conocido, para no edificar sobre ción en estas regiones, y tenien-
do, 1 6 d e ser un ministro de vado a cabo por la conversión
sar en todo lo que Cristo ha realizado por su
18-19 medio. El apóstol no exagera; habla únicamente
VI. DESPEDIDA Y ACCIÓN DE GRACIAS de lo que Cristo ha hecho hasta ahora por medio
(15:14-16:27) de sus palabras y sus obras, sus milagros y su 2 Cor
maravilloso poder para traer a los gentiles a la 12:12
Disculpa por haber parecido duro — 15:14-21 fe. El ha llevado el Evangelio para que dé su
fruto a través de todo el Este del Mediterráneo,
14 Al llegar a este punto Pablo se despoja del tono desde Jerusalén en el Sureste hasta Iliria en el
solemne que ha tenido a lo largo de toda la carta 20 Noroeste. Teniendo en cuenta que su cometido i Cor
y vuelve otra vez al tono de cortesía y afabilidad ha sido siempre poner los fundamentos, ha ido
con el que comenzó a describir las buenas refe- a regiones donde aún no se había oído decir nada
rencias que tenía de la Iglesia romana. Está con- Rom i :8 de Cristo y ha evitado aquellos lugares donde ya
vencido de los sólidos fundamentos de su fe y 21 habían predicado otros. Todo lo cual lo ha hecho *90Z
de su bondad; se disculpa por el ardor de los de acuerdo a aquellas palabras de Isaías que :
sentimientos que ha mostrado a lo largo de toda dicen que el Mesías sería conocido en lugares
15-16 la carta, especialmente en su última parte. Que en los que su nombre aún no había sido pro- IS52:15
miren sus palabras como nacidas de su obliga- nunciado.
ción. Porque por la gracia de Dios se le habían
encomendado a su cuidado las iglesias de la gen- Planes para la visita a los romanos — 15:22-23
tilidad. Como el sacerdote que ofrece un sacrifi-
cio a Dios, así él, por medio de la predicación, 22-24 Esta tarea de predicar en los sitios en los que Rom
1:
debe santificar a los gentiles y ofrecerles a Dios Rom aún Cristo es desconocido le ha dado demasiado °"
12:1
como un sacrificio agradable consagrado por el trabajo a Pablo para poder ir a visitar Roma.
Espíritu Santo. Pero ahora, con todo su trabajo en el Oriente
17 Pablo siente una intensa satisfacción al pen- terminado, espera verles pronto de paso p a r a
142 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 15:24-29 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 15:33 — 16:1-4 143

do como tengo desde hace tantos entre los fieles de Jerusalén. otros, iré con la plenitud de la compañía. 3 3 E 1 Dios de la paz
zl
años vivos deseos de ir a veros, Lo han tenido a bien, y con bendición de Cristo. sea con todos vosotros. Amén.
24 30
os visitaré cuando vaya para motivo, porque tienen deuda con Os pido, hermanos, por Je- -1 /l Os recomiendo a nuestra
España. Espero a mi paso veros ellos. Y así es. Si participan, co- sucristo nuestro Señor y por la l \) hermana Febe, que es tam-
y, dirigido por vosotros, encami- mo venidos de la gentilidad, en caridad del espíritu: Ayudadme bien diaconisa de la Iglesia de
narme para allá, después de ha- los bienes espirituales de ellos, en esta lucha con vuestras pie- Cencreas. 2 Dadle cristiana hos-
ber disfrutado un poco de vues- deben a su vez servirles en los garias, dirigidas a Dios por mí. pitalidad, como conviene a los
31
tra compañía. 2 5 Ahora me en- bienes materiales. 2 8 Una vez Que me libre él de los que se fieles; y asistidla en todo cuanto
camino a Jerusalén para soco- que cumpla este encargo, consig- oponen a la fe en Judea; y que necesite de vosotros. Ella ha fa-
rrer a los fieles de allí; 2 6 por- nando en sus manos el fruto de la misión que llevo a Jerusalén, vorecido a muchos y también a
que los de Macedonia y Acaya esta colecta, me encaminaré a sea del agrado de los fieles. mí en persona. 3 Saludos a Pris-
32
han tenido a bien hacer una co- España, pasando por entre voso- Así podré ir gozoso a visita- ca y a Aquila, mis colaboradores
lecta a beneficio de los pobres de tros. 2 9 Y sé que, yendo a vos- ros, si Dios quiere; y tendré mi en Cristo Jesús. 4 A éstos, que
felicidad y descanso en vuestra por salvar mi vida, expusieron
España y así satisfacer un deseo de muchos años.
Confía que no les molestará su visita, sino que 30-31 Pero tiene miedo a posibles mentiras, pues
le habituallarán con provisiones y oraciones pide a sus lectores que recen intensamente para
cuando llegue el momento de continuar su viaje. que pueda escapar en su lucha con los poderes
25-26 por el momento está camino de Jerusalén con del enemigo, de los ataques de los judíos incré-
la generosa contribución que los generosos cris- dulos que le tienen especial odio. También pide
tianos gentiles de Macedonia y Acaya han reuní- 1 Cor plegarias para que los cristianos quieran acep-
do para los pobres de la capital de los judíos. ^ ¿ J tar el regalo como una prueba de buena voluntad 20 ^ - l i
Pablo da gran importancia a esta colecta pues- 8:9 y no tengan sospechas de él ni le traten con
to que es el mejor símbolo de la unión de las dos
razas y es la mejor muestra de la ausencia de 32-33 malevolencia. Para urgirles a la oración recuerda
todo prejuicio de los gentiles hacia la cristian- a los romanos que si todo sale bien irá a Roma
27
dad judía. Ya que aunque los gentiles han ac- pleno de gozo y que su estancia allí será llena de
tuado por pura generosidad, con todo es una ver- paz. Pide que el Dios de la paz sea con ellos.
dadera obligación para ellos corresponder con
asistencia material a éstos de los que han reci- Recomendaciones y acciones de gracias — 16:1-16
28-29 bido tan enormes bendiciones espirituales. El ofi- 6 al 2:10
ció de Pablo en este momento consiste en pre- i Para terminar Pablo presenta a Febo, la porta-
sentar las colectas en cumplimiento de la pro- dora de la carta, que sirve como diaconisa en la
mesa hecha en el Concilio de Jerusalén de tra- 2 Iglesia de Cencreas, al sur de Corinto. Ella se h a
bajar por aliviar la situación de los pobres de la preocupado de las necesidades de la comunidad
ciudad jerosolimitana. Seguidamente marchará y ha ayudado también al propio Pablo. Pide a
para España pasando por Roma, donde confía los romanos que la reciban con una calurosa aco-
que su visita hará un gran bien espiritual. gida cristiana y que atiendan a sus deseos.
144 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 16:5-12 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 16:13-20 145
su cabeza, no sólo yo les debo ludad a Amplíate, mi muy que- Señor. 13
Saludad a Rufo, insig- discordias y escándalos en con-
gratitud, sino conmigo todas las rido en el Señor. 9 Saludad a ne discípulo, y a su madre, que tra de la doctrina que habéis re-
iglesias convocadas del paganis- Urbano, colaborador mío en lo es también mía. 14 Saludad a cibido. Apartaos de ellos. l 8 Esos
mo. 5 Saludos también a la igle- Cristo, y a mi querido Estaquis. Asíncrito, a Flegonte, a Hermes, tales no sirven a Cristo, Señor
10
sia que se congrega en su casa. Saludad a Apeles, cristiano a a Patrobas, a Hermas, y a los nuestro, sino a su vientre; y con
Mis saludos a mi amado Epéne- toda prueba. Saludad a los de hermanos que viven con ellos, sus palabras de halago y lison-
to, primicias del Asia Menor pa- la casa de Aristóbulo. 11 Salu- 15
Saludad a Filólogo y a Julia, ja seducen los corazones de los
ra Cristo. 6 Saludos a María, dad a Herodión, hermano mío.
a Nereo y a su hermana, y a incautos. 19 Vuestra sumisión al
que tanto trabajo se tomó por Saludad a los fieles de la fami-
Olimpia y a todos los fieles que mensaje de salud ha llegado a
vuestro bien. T Mis saludos a lia de Narciso. 1 2 Saludad a Tri-
Andrónico y a Junia, hermanos fena y a Trifosa, que tanto han viven con ellos. 1 6 Saludaos unos conocimiento de todos. Así que
y compañeros míos de prisión, trabajado por el Señor. Saludad a otros con el ósculo santo. Os siento una gran alegría por vo-
saludan todas las Iglesias de sotros. Pero quiero que seáis sa-
eminentes apóstoles y convertí- a la carísima Pérside, que tanto
dos antes que yo a Cristo. 8 Sa- se ha afanado en el servicio del Cristo. bios para el bien y limpios de
17
Os recomiendo, que estéis todo mal. 2 0 El Dios de la paz
alerta por los que promueven aplastará pronto a Satanás bajo
3-4 Seguidamente empieza una larga lista de sa-
ludos con mención especial para Prisca y Aquila, Act 16 ti va en la vida de la Iglesia. Su fórmula de con-
18:2 3
al primero de ellos lo encontró en Corinto tras " clusión es también honrosa: el hecho de que
su expulsión de Roma por Claudio. Trabajaron todas las Iglesias saluden a la de Roma es una
en el apostolado con Pablo y pusieron en peli- muestra de la estima en que la tienen.
gro sus vidas por salvarle a él, probablemente en
A ct
el tumulto de Efeso. Por lo que se merecen la 4a . ,
19:23s
gratitud no sólo de Pablo sino también de todas Posdata — 16:17-24
las Iglesias de la gentilidad. Saluda también a
todos sus amigos y sirvientes que se reúnen en 17 Esto puede explicar por qué Pablo añade ahora
su casa para los servicios eclesiásticos. una brusca perorata contra los falsos maestros
que pretenden levantar disensiones y entorpecer
5-15 Contra su costumbre de hacer un saludo glo- el progreso de la enseñanza cristiana; sería una
bal, Pablo nombra en particular a todos los indi- tragedia en una comunidad tenida en tanto apre-
viduos que puede, añadiendo una palabra afec-
tuosa para cada uno de ellos. Muchos romanos 18 ció. Pablo piensa con toda probabilidad en los , Fi '
en diversos tiempos y con distintas causas predicadores judíos que han robado ya en mu- :
habían vivido en Oriente donde los había cono- chas comunidades cristianas la paz y la pureza
cido Pablo; ahora los recuerda como amigos a de la doctrina, insistiendo en que hay que cum-
través de los cuales encontrará una acogida ca- 19 plir la Ley de Moisés. Buscando su propio prove- Rom 1:8
riñosa y personal por parte de la iglesia de la cho y usando palabras vacías han hecho ya mu-
capital. Es digno de notar el gran número de chos adeptos. El mismo renombre de la Iglesia
mujeres que nombra por haber tenido parte ac- romana le mueve a Pablo a dar este consejo.
Quiere ser discreto y prudente y poner a salvo
8 10
146 EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 16:21-25
EPÍSTOLA A LOS ROMANOS 16:26-27 147
vuestros pies. La gracia de núes- me hospeda a mí y a toda la
tro Señor Jesucristo sea con vo- Iglesia. Os saluda Erasto, el ad- rio revelado, mantenido en el si- dado a conocer a todos los gen-
sotros. ministrador de la ciudad, y el lencio sin fin de los siglos. 2 6 pe- tiles en orden a su sumisión a
21
Os envían saludos Timoteo, hermano Cuarto, ro manifestado ahora, y median- la fe: 2 7 a Dios, al único sabio,
mi colaborador; y Lucio y Ja- 25
Al que tiene poder para con- te el testimonio de los profetas sea por Jesucristo la gloria por
són y Sosípatro, hermanos míos. firmar vuestra fe en el espíritu por disposición del Dios eterno los siglos de los siglos. Amén.
22
Os saludo en el Señor y yo, de mi mensaje de salud y de la
Tercio, que escribo esta carta. doctrina predicada sobre Jesu- naciones el plan secreto de Dios, para traerles a
23
Os envía saludos Cayo, que cristo, en el espíritu del miste- 27 la fe que es lo único que salva. Este Dios cuya Rom
11:33 36
voluntad nos ha salvado, recibirá toda gloria por "
medio de Cristo hoy y siempre.
20 su bondad. Pueden estar seguros de que el Dios
que desea la paz destruirá cuanto la destruya.
Pablo concluye este aviso con la salutación con
que generalmente termina todas sus cartas.
21-23 En otra posdata los compañeros y coapóstoles
de Pablo hacen sus propios saludos. También lo
hace Tercio, el secretario que escribió la carta y
otros miembros importantes de la comunidad de
Corinto.
NOTA. — El versículo 24 falta en los mejores códices. En la Vulgata
Doxología final — 16:25-27 o traducción latina de la Biblia se lee así: "La gracia de
nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén." Los
25 Por fin se termina de verdad la carta con un autores no lo consideran como perteneciente al texto original.
himno de gloria que anticipa el lenguaje de las
últimas cartas de Pablo y que centra su aten-
ción en el tema cardinal de esta carta. Este Ef3:i6
canto glorifica a Dios como el único que hace al
hombre firme en su fe y constante en vivirla de
acuerdo al Evangelio revelado en Jesucristo. Este
mensaje descorre el plan secreto de Dios de sal- Ef 3:3-6
vación que estaba oculto en el eterno silencio
de su decreto y que ahora se ha hecho público
26 con la venida de su Hijo a la tierra. Porque
obrando conforme al expreso mandamiento del
Padre y utilizando las promesas que le profeti-
zaron los apóstoles han hecho saber a todas las
ABREVIATURAS

Gen — Génesis Miq — Miqueas


Ex — Éxodo Na — Nahum
Num — Números Hab — Habacuc
Dt — Deuteronomio Sof — Sofonías
Jos — Josué Mal — Malaquias
Jue — Jueces 1 Ma — 1 Macabeos
Bu — Ruth 2 Ma — 2 Macabeos
1 S a m — 1 Samuel Mt — Mateo
2 S a m — 2 Samuel Me — Marcos
3 R — 3 Reyes Le — Lucas
4 R — 4 Reyes Jn — Juan
1 Cr — 1 Crónicas Rom — Romanos
2 Cr — 2 Crónicas 1 Cor — 1 Corintios
Esdr — Esdras 2 Cor — 2 Corintios
Jud — Judit Gal — Gálatas
Est — Ester Ef — Efesios
Tob — Tobit Phil — Filipenses
Job — Job Col — Colosenses
Sal — Salmos 1 Te — 1 Tesalonicenses
Prov — Proverbios 2 Te — 2 Tesalonicenses
Q — Qohelet 1 Tim — 1 Timoteo
Cant — C a n t a r de los Cantares 2 Tim — 2 Timoteo
Sab — Sabiduría Ti — Tito
Is — Isaías Pil — Pílemón
Jer — Jeremías Heb — Hebreos
Lam — Lamentaciones St — Santiago
Bar — Baruc 1 P° — 1 Pedro
Ez — Ezequiel 2 Pe — 2 Pedro
Da — Daniel 1 Jn — 1 Juan
Os — Oseas 2 Jn — 2 Juan
Joe — Joel 3 Jn — 3 Juan
Ab — Abdías Jud — Judas
Jon — Jonás Ap — Apocalipsis
Pasajes de Gálatas usados como Epístolas en las Misas

1:11-20 Conmemoración de San 5:16-24 Domingo 14 después de


Pablo (30 junio) Pentecostés
3:16-22 Domingo 13 después de 5:25-6:10 Domingo 15 después de
Pentecostés Pentecostés
4:1-7 Domingo infraoctava de 6:14-18 S. Felipe de Jesús (5 fe-
Navidad brero)
4:22-5:1 Dominica Laetare S. Francisco de Asís
(4.° Cuaresma) (4 octubre)

Pasajes de la Epístola a los Romanos


usados como Epístolas en la Misa

1:1-6 Vigilia de Navidad 8:35-39 S. Ignacio de Antioquía


5:1-5 Sábado de Témporas de (1 febrero)
Pentecostés 10:10-18 S. Andrés (30 noviembre)
Santos Marcos y Marce- S. Francisco Javier (3 di-
lino (18 junio) ciembre)
6:3-11 Domingo 6.° después de S. Francisco Solano
Pentecostés (24 julio)
6:19-23 Domingo 7.° después de 11:33-36 Domingo de la Santísi-
Pentecostés ma Trinidad
7:22-25 Misa votiva por el per- 12:1-5 Domingo después de Epi-
dón de pecados fanía
8:12-17 Domingo 8." después de 12:6-16 Domingo 2.° después de
Pentecostés Epifanía
8:18-23 Domingo 4." después de 12:16-21 Domingo 3.° después de
Pentecostés Epifanía
Santos Marcelino, Pedro 13:11-14 Domingo 1.» de Adviento
y Erasmo (2 junio) 14:7-12 Misa votiva fle la Buena
Santos Trifón, Respicio y Muerte
Ninfa (10 noviembre) 15:4-13 Domingo 2.° de Adviento
AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN

I
Introducción a Gálatas páginas 5-16.
1. ¿Por qué tiene esta carta un valor de por sí? Indique el ambiente
histórico de los pueblos de Galacia. ¿ Qué razones hay para pensar
que esta carta está dirigida a los habitantes del Sur de Galacia?
¿Qué argumentos hay en favor de que los destinatarios fueran
los habitantes del Norte de la provincia de Galacia?
2. ¿Cuáles son los cargos levantados contra Pablo por sus enemi-
gos? ¿Qué opinión tenían estos maestros judíos sobre el Cristia-
nismo? ¿Cómo esperaban librarse de la persecución? ¿Cuál fue la
reacción de San Pablo?
3. ¿En qué forma refleja el estilo de la carta la necesidad del mo-
mento? ¿Escribió Pablo alguna otra carta parecida a ésta? ¿Qué
podemos aprender sobre el Apóstol en esta vibrante polémica?
4. Distínganse los tres claros pasos en el desarrollo del pensamiento
de Pablo. Resumir su conclusión.
5. ¿Por qué es la Epístola un manifiesto de la eficacia dinámica y de
la total suficiencia de la obra redentora de Cristo? Dígase el lugar
y fecha de la redacción de la Carta a los Gálatas.

II
Apología y doctrina páginas 17-35.
1. Dense algunos ejemplos del estilo militar con que Pablo empieza
la Carta a los Gálatas. ¿Qué han hecho los Gálatas para levantar
esta indignación y ocasionar su reprensión? ¿Admite Pablo que
se le llame oportunista?
2. ¿De qué manera los falsos maestros intentaron minar el prestigio
de Pablo? Hágase un análisis de su propia defensa. Cuando Pablo
empezó su ministerio ¿qué contactos había tenido con la comu-
nidad de Jerusalén, con Pedro y con Santiago?
154 AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN 155

3. ¿Apoyó la Iglesia de Jerusalén a Pablo cuando dijo que los con-


vertidos de la gentilidad no estaban ligados por la Ley de Moisés?
¿Con quién hizo Pablo el viaje a Jerusalén? ¿A quién encon- IV
tró allí?
4. ¿Por qué reprendió Pablo a Pedro en Antioquía? Hágase un re- Introducción a la Epístola a los Romanos páginas 49-58.
sumen del pensamiento de Pablo sobre la libertad de la Ley. ¿Por 1. ¿Por qué ha atraído, tanto la atención esta carta y ejercido tanta
qué el bautismo nos hace capaces de participar en la libertad de influencia?
Cristo?
5. ¿Qué quiere decir Pablo cuando habla de la "justificación por 2. Enuncie algunos puntos de información sobre la Iglesia de Roma
medio de la fe? ¿Por qué se refiere a Abrahán? ¿Por qué Dios que se sacan de esta carta. ¿Quién introdujo el Cristianismo en
nos dio la Ley si es tan inferior, como declara Pablo? Compárese la capital del Imperio? ¿Muchos judíos volvieron allá en el año 54
y discútase la relación de la Ley a la Pe. antes de Cristo? ¿Por qué? ¿Por qué era una situación deli-
cada?

III 3. Dése la ocasión y el propósito de la carta. Muéstrese que esta


carta es una presentación doctrinal de los elementos básicos invo-
Exhortaciones morales páginas 36-48. lucrados en la justificación y salvación. ¿Cuál es el principio que
1. ¿Qué podemos aprender de Pablo y sus relaciones con los conver- gobierna toda la vida espiritual?
tidos de la llamada personal que hace a los GáMtas?
4. Compárese esta carta con la 1.» y 2.a a los Corintios; con Pili-
2. ¿Por qué refuerza Pablo su posición haciendo referencia a los dos penses y Gálatas. ¿Por qué no es fácil de entender esta carta?
hijos de Abrahán, Ismael e Isaac y a sus dos madres Agar y Sara?
¿Quiénes son los verdaderos hijos de Abrahán? ¿Qué persecucio-
nes deberán sufrir? ¿Qué recompensa? 5. ¿Por qué algunos críticos dudan si los capítulos 15 y 16 formaban
parte de la composición original? ¿Por qué la doxología final
3. ¿Por qué aconseja Pablo a sus lectores que no acepten la circun- del capítulo 16:25-27 es una conclusión para esta carta? ¿cuándo
cisión? Dígase con palabras propias lo que Pablo considera como y dónde fue escrita probablemente la carta?
lo más importante en el esquema cristiano de valores. ¿Por qué
introduce la figura de una raza, de un fermento?
4. Pablo previene a sus convertido* contra la pérdida de la libertad. V
¿Qué quería decir este aviso? Descríbase la caridad con la que les
desea que practiquen y que regulen su vida por el espíritu que Cristo y la salvación páginas 59-82.
les recomienda.
1. ¿Por qué se presenta Pablo a sí mismo con todas sus credencia-
5. ¿Qué preceptos de caridad y celo les inculca? Lea las palabras de les? ¿Cuál es el mensaje que sabe que reconocerán sus lectores?
aliento con que termina la carta. ¿Por qué señales se conoce a un ¿Cómo resume este mensaje en el nombre de Jesucristo? ¿Cómo
verdadero servidor de Cristo? se las arregla Pablo para ganarse la buena voluntad de sus lecto-
res? ¿Cuál es el tema de esta carta?

2. Reconstruya las pruebas de Pablo de que no hay salvación ni en


el Paganismo ni en el Judaismo.
156 AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN AYUDAS PARA E l REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN 157

3. ¿Qué dice sobre el pecado de los judíos? Refute con los argumen-
tos paulinos la suposición de que la circuncisión perserva de todo VII
castigo.
Judíos y gentiles en el plan de Dios páginas 108-125.
4. Dios ha prometido a Israel una tarea privilegiada en la historia
de la salvación; ¿no contradicen las posiciones de Pablo a esta 1. Explique el significado de la frase "en Cristo Jesús". ¿Por qué
verdad? ¿ Qué cita de la Escritura aduce él para mostrar que tanto hace referencia Pablo a la materia de la reyección de los judíos
gentiles como judíos están sujetos al castigo a causa de su infide- con dolor en su corazón? La reyección de los judíos no quiere decir
lidad a la Ley de Dios? que Dios ha roto su palabra. ¿Por qué?
2 Muestre que es sólo la libre elección de' Dios la que determina el
5. Explique cómo la ceremonia de la fiesta de la Expiación que toda puesto de Israel en la historia de la salvación y que una magnífica
salvación ha de venir sólo por medio de Cristo. ¿Cuál es el puesto misericordia es la determinante de todo lo que ha hecho.
de la fe? Resúmase lo que dicen sobre la fe Abrahán y David.
3. Manifieste cómo explica Pablo la caída de los judíos. Describa los
dos caminos para la justicia: la justicia que precede de la Ley y la
justicia que viene de la Fe. ¿Pueden los judíos excusarse con el
VI pretexto de que el mensaje de la Pe no les ha sido comunicado?

Las riquezas y exigencias de la salvación páginas 83-107. 4. ¿Debemos concluir que Dios ha despreciado a su pueblo? Aunque
la nación como un todo no ha logrado alcanzar la justicia, ¿han
1. ¿Cuáles son los resultados de la justificación? Cristo tiene un tenido más suerte los individuos? ¿Retornará Israel?
puesto decisivo en la historia de la raza humana, ¿por qué? ¿Cómo
contrasta con la obra de Adán? 5. Explique el ejemplo del árbol de olivo. ¿Cuál es el secreto propó-
sito del plan de Dios? Reflexione sobre el himno (11:33-36) en el
que Pablo manifiesta los inexcrutables caminos y el triunfo cierto
2. ¿No podría considerarse como una incitación al pecado el énfa- de la misericordia divina.
sis paulino en el carácter gratuito de la obra de Dios? ¿Cómo
muere el cristiano en el bautismo y resucita a nueva vida?
VIII
3. Déme las razones que muestran que la libertad de la Ley no quiere
decir que el hombre es libre para hacer lo que se le antoje, in-
cluso pecar. ¿Qué ejemplos legales aporta Pablo para mostrar que Consejos y exhortaciones páginas 126-147.
el bautismo libra el alma de las ataduras de la Ley? 1. Enumere en qué sentidos es superior el sacrificio que ofrecen los
cristianos al sacrificio de animales de la Antigua Alianza. ¿Por
4. ¿Es posible deducir de la de Pablo entre el pecado y la Ley que qué deben los cristianos hacer un discreto y justo aprecio de los
son idénticos? La unión con Cristo libra al hombre de la tiranía dones recibidos? ¿Cómo puede la vida de una comunidad tener
del pecado y de la Ley. Explíquelo. el sello de verdaderamente cristiana?
2. ¿Qué principios religiosos deben guiar a los cristianos en el cum-
5. ¿Qué hacer para llegar a ser hijos y herederos de Dios? Explique plimiento de sus obligaciones civiles? Repita el mensaje de Pablo
la tarea que ejercen los sufrimientos en la preparación de la ve- sobre la caridad.
nida del Reino de Cristo. Explique el significado usual del término
paulino "pneuma", espíritu. Aplique esta explicación a la frase, 3. ¿Es posible agradar a Dios solamente a través de la observancia
"Atiende a las cosas del espíritu" (8:5). de la Ley? ¿Cómo puede un cristiano usar su libertad y evitar
falsas nociones sobre la vida cristiana?
158 AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN

4. ¿Cómo puede un cristiano ayudar a los demás? ¿Qué textos del


Antiguo Testamento trae Pablo para justificar la misión a los
gentiles?
5. ¿Por qué cierra Pablo su carta con una autodefensa? Dé ejem-
plos de su amor hacia miembros determinados de la Iglesia de
Roma. ¿Por qué añade dos posdatas? Diga las grandes verdades
contenidas en la doxología final.

Aún ayudará más a la discusión y estudio del texto del Nuevo Tes-
tamento inquirir sobre las razones por Zas que los pasajes, tanto de
Gálatas como de Romanos, indicados en la página 151 se usan
en las lecturas de los días indicados.