You are on page 1of 1

“la única chica que amo”

Cada mañana que despierto pienso en ti y en todo lo que me espera en el transcurso del
día para verte. En todo ello, me doy cuenta que te has convertido en la razón más
importante que tengo en mi vida. No sabría cómo expresar en palabras todo lo que siento
por ti, todo lo que causas en mí. Y por ello he decidido escribir esta carta donde quiero
dejarte en claro todo lo que fluye en mi cuando pienso en ti. En esa chica tan especial que
ha hecho que mi vida tenga un rumbo.

No hay día, ni noche en el que no piense en esa mirada tuya que enciende mi alma. Y esas
preciosas manos que cada vez que me tocan me hace estremecer llevándome a un nivel
que jamás imaginé. Con esos hermosos labios que me sonrojan con solo verlos y en ese
aroma que tienes tan natural. Que, aunque no pudiese verte podría reconocer si estás
alrededor

Eres mi princesita, mi chica ideal, mi persona favorita. Mi gran alegría en la que siempre
me apoyaría y tú me haces sentir una persona especial, importante, tú eres la que crea un
ambiente familiar en mí. Siempre estas rodeada de buenos sentimientos y felicidad.

Por esas razones quiero estar siempre contigo y envejecer a tu lado quisiera que los años
pasen y nos sigamos amando. Y sé que a tu lado todo seguirá como si fuese la primera
vez. Por eso es que no quiero que cambies nunca y que perdures siempre a mi lado para
ser feliz y que tú seas feliz conmigo. Sé que a veces nos distanciamos por pequeños
problemas, pero los detalles son los que nos unen. Nuestro amor parece no desvanecer y
sé que nunca lo hará porque yo te amo y tú a mí.

Hola cielo,

He pensado en escribirte esta carta de amor porque me gustan las cosas claras, me gusta
la sinceridad por encima de todo, pero sobre todo me gusta la sorpresa. ¿Has recibido
muchas cartas de amor en los últimos tiempos? Probablemente esta sea la primera, pero
espero que no sea la última.
El objetivo de estas líneas es aclararte lo que siento por ti. Porque estos encuentros del
principio resultan jugosos y emocionantes, pero estamos en un tira y afloja intentando
no mostrar todas nuestras cartas. Y lo entiendo como un buen método defensivo, pero
yo prefiero hacer las cosas de otra manera, prefiero ir a las claras.
Resulta que, si te hablo con sincerad, en este poco tiempo he enloquecido por ti. En la
segunda cita ya no podía resistirme a tu sonrisa y en la tercera no puede evitar rendirme.
Por eso espero con ansiedad ese próximo encuentro que espero que se produzca pronto.
Y la verdad es que ese es el otro objetivo de mi carta: que nos volvamos a ver
enseguida.
Porque la verdad es que tengo urgencia de ti, de volver a saborear tus besos y de seguir
conociéndote en esas charlas regadas de vino hasta la madrugada. Y por supuesto que
tengo urgencia de más. Aquí te dejo esta carta y con ella todas mis cartas boca arriba,
porque la intuición me dice que no debo protegerme de ti.
Te espero, pero con prisa.

Related Interests