You are on page 1of 8

Entender el trastorno de la

comunicación social
Por El equipo de Understood

Compartir y guardar
Facebook Twitter Pinterest Google+ EnviarImprimir
Guardar

Back to Navigation
Lo qué aprenderá
 ¿Qué es el trastorno de la comunicación social?
 ¿Cuán común es el trastorno de comunicación social?
 ¿Cuáles son las causas del trastorno de la comunicación social?
 ¿Cuáles son los síntomas del trastorno de la comunicación social?
 ¿Qué habilidades son afectadas por el trastorno de la comunicación social?
 ¿Cómo se diagnostica el trastorno de la comunicación social?
 ¿Qué condiciones están relacionadas con el trastorno de comunicación
social?
 ¿Cómo los profesionales pueden mejorar el trastorno de comunicación
social?
 ¿Qué se puede hacer en la casa para mejorar el trastorno de la
comunicación social?
 ¿Qué puede hacer el camino más fácil?

Si usted sospecha que su hijo tiene el trastorno de la comunicación social,


TCS, (SCD, por sus siglas en inglés) o si fue recientemente diagnosticado con
TCS, probablemente tenga muchas preguntas. Es comprensible. El TCS es
una condición que fue definida recientemente y, en el pasado, fue llamada de
diferentes maneras. Quizás haya oído hablar del “impedimento del lenguaje
pragmático” o del “trastorno semántico-pragmático”.

Los niños con TCS tienen problemas para utilizar el lenguaje hablado en
maneras socialmente apropiadas. Suelen hablar de manera aceptable en lo
que se refiere a pronunciar palabras y construir oraciones. Sin embargo, tienen
dificultad para sostener conversaciones lo cual dificulta hacer amistades y tener
un buen desempeño en la escuela.

Si su hijo tiene TCS hay mucho que puede hacer para ayudarlo a mejorar sus
habilidades para comunicarse. Estos son algunos datos clave acerca del
trastorno de la comunicación social, además de sugerencias sobre cómo usted
y los profesionales pueden ayudar.

¿Qué es el trastorno de la comunicación social?


Los niños con TCS tienen dificultades con la pragmática: las reglas no
habladas y sutiles del lenguaje hablado u oral que permiten que las personas
se relacionen. Estos niños no siempre entienden los ires y venires de una
conversación, y algunos de ellos monopolizan las conversaciones o
interrumpen constantemente. Otros simplemente no se deciden a hablar.

Esto no se debe a que estos niños sean rudos o a que sus padres no les hayan
enseñado buenas costumbres. Por razones que no son claras, es difícil para
los niños con TCS aprender cómo usar el lenguaje de una manera socialmente
apropiada.

El TCS fue reconocido como un diagnóstico en el año 2013, cuando la


Asociación Americana de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés) la agregó
al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM, por sus
siglas en inglés). Fue un intento de aclarar un debate que tomó décadas[1]
acerca de si esta condición era un síntoma de un impedimento del lenguaje, un
signo del trastorno del espectro autista (como el trastorno generalizado del
desarrollo) o una condición totalmente separada a éstas.

Uno de los signos principales del autismo son las habilidades para comunicarse
socialmente limitadas. Es por esto que muchos profesionales en el campo de la
medicina diagnosticaban a los niños con TCS con autismo. Sin embargo,
estudios recientes muestran que al menos algunos niños con síntomas de TCS
no presentan los otros signos del autismo, como intereses limitados y
conductas repetitivas.[2] Según la Asociación Americana de Psiquiatría, estos
niños deberían ser diagnosticados con TCS.

Volver al inicio

¿Cuán común es el trastorno de comunicación


social?
No está claro cuántos niños tienen el TCS. Los trastornos generalizados del
desarrollo se presentan aproximadamente en 5 a 15 niños de cada 10.000
nacimientos.[3] Sin embargo, se desconoce cuántos de esos niños han sido
diagnosticados con el TCS. Se necesita más investigaciones para determinar la
prevalencia del TCS.

Volver al inicio

¿Cuáles son las causas del trastorno de la


comunicación social?
Los expertos no están seguros de las causas del TCS. Se cree que se trata de
un trastorno del desarrollo neurológico (cerebro).[4] Una teoría es que el
trastorno de la comunicación social podría ser causado por un “desperfecto” en
el hemisferio derecho del cerebro[5] que difículta que los niños procesen la
información verbal y visual de manera simultánea. Otra teoría es que este
trastorno está de alguna manera relacionado a deficiencias en las habilidades
del funcionamiento ejecutivo.[6]

Volver al inicio
¿Cuáles son los síntomas del trastorno de la
comunicación social?
Todos tenemos dificultades con las situaciones sociales de vez en cuando. Sin
embargo, para los niños con TCS, las situaciones sociales son un desafío
diario. Por ejemplo, podrían decir cosas inapropiadas o fuera de lugar durante
una conversación o podrían interrumpir muchas veces.

La mayoría de los niños intuitivamente se dan cuenta de las sutilezas en las


conversaciones. Sin embargo, a los niños con TCS podría costarles mucho
aprender las reglas básicas de la conversación: cómo comenzarla, escuchar,
expresar una pregunta, mantenerse en el tema y darse cuenta cuándo se ha
terminado la conversación.[7]

Los signos de TCS aparecen temprano durante la infancia, pero podrían no ser
diagnosticados hasta que los niños comienzan la escuela. Los síntomas por lo
general incluyen:

 Retraso para alcanzar los pilares del desarrollo del lenguaje


 Poco interés en las interacciones sociales
 Salirse del tema o monopolizar las conversaciones
 No adapta el lenguaje a las diferentes audiencias (habla de la misma
manera a un adulto que no conoce que a un amigo)
 No adapta el lenguaje a las diferentes situaciones (habla de la misma
manera en el salón de clases que en el parque de juegos)
 Tiene dificultad para hacer inferencias y entender las cosas que están
implicadas y que no están aclaradas de modo explícito
 No proporciona referencias cuando está hablando con personas que no
conoce
 No entiende cómo saludar de modo apropiado a las personas, pedir
información o lograr su atención
 Tiende a entender todo literalmente y no entiende los acertijos ni el
sarcasmo
 Tiene problemas para entender las comunicaciones no verbales, como las
expresiones faciales

Volver al inicio

¿Qué habilidades son afectadas por el trastorno


de la comunicación social?
Tener problemas con la comunicación social puede afectar las experiencias de
su hijo dentro y fuera del salón de clases.

 Habilidades académicas: Los niños con TCS pueden tener dificultades


para hacer inferencias y entender sutilezas sociales. Esto puede causarles
retraso en el desarrollo de las habilidades para la lectura y la escritura. Los
niños con TCS, con frecuencia son capaces de desarrollar conciencia
fonémica, reconocer sonidos de letras, pero tienden a tener problemas
de comprensión de la lectura. En consecuencia, las dificultades de lectura
podrían no ser notadas hasta que comienzan la primaria que es cuando los
niños pasan de “aprender a leer” a “leer para aprender”.
 Habilidades sociales: Hacer amigos y mantenerlos puede ser difícil para
los niños con TCS. Podrían ofender a otros niños sin darse cuenta y tienen
más dificultad que otros para resolver conflictos comunes.

Los niños con TCS, a menudo también muestran dificultades de la conducta,


como hiperactividad.[8] La carencia de habilidades de comunicación social
puede causar que se frustren y se comporten mal.[9]

Volver al inicio

¿Cómo se diagnostica el trastorno de la


comunicación social?
Los síntomas deben estar presentes en los primeros años de la infancia para
que los niños puedan ser diagnosticados con TCS. Sin embargo, tanto los
padres como los médicos podrían no reconocer los signos de este trastorno
hasta años después.

El trastorno del espectro autista (TEA) también debe ser descartado para hacer
un diagnóstico de TCS. Los médicos y los psicólogos descartan el TCS cuando
los niños no muestran otros síntomas característicos, como los intereses
obsesivos y las conductas repetitivas (por ejemplo, balancearse hacia delante y
hacia atrás).[10]

Hay más de una manera para diagnosticar el TCS. La Asociación Americana


del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés) recomienda
que los niños sean evaluados en diferentes ambientes.[11] Una evaluación
hecha por un patólogo del habla y el lenguaje, también llamado terapeuta del
habla podría incluir:

 Observar a su hijo en el salón de clases y en la casa


 Entrevistar al maestro de su hijo o a la persona que lo cuida, o darles un
cuestionario para que lo completen
 Realizar un examen formal individual para evaluar las habilidades de
comunicación y del lenguaje de su hijo

ASHA sugiere una amplia gama de exámenes del lenguaje y conductuales,


incluyendo la Evaluación Clínica de los Fundamentos del Lenguaje (Clinical
Evaluation of Language Fundamentals), la Prueba de Competencia Lingüística
(Test of Language Competence), la Escala del Comportamiento Adaptativo de
Vineland (Vineland Adaptive Behavior Scales). También se recomienda la Lista
de Verificación de la Comunicación Infantil (Children’s Communication
Checklist) y la Escala de Evaluación Pragmática (Pragmatic Rating Scale) para
evaluar y medir las habilidades de los niños para conversar
“espontáneamente”.

El objetivo de la evaluación es analizar las habilidades de comunicación verbal


y no verbal de los niños en diferentes situaciones. Esto ayuda a los
profesionales a averiguar si estas capacidades están afectando la habilidad del
niño para socializar y aprender. El terapeuta también puede probar diferentes
estrategias durante el proceso de la evaluación para determinar cuál o cuáles
son las que funcionan mejor para su hijo. Si su hijo es diagnosticado con el
TCS, el terapeuta trabajará con usted para desarrollar un plan.

Hay varias maneras de buscar obtener una evaluación del habla y el lenguaje:

 Buscar ayuda privada. Las evaluaciones del habla y el lenguaje podrían


estar disponibles a bajo costo o de manera gratuita en las universidades
locales que entrenan a los patólogos del habla y el lenguaje.
 Contacte al sistema de intervención temprana de su estado. Si su hijo
es menor de 3 años, usted puede solicitar una evaluación gratuita y sin
necesidad de una referencia profesional. El sistema de intervención
temprana es un servicio requerido por la Ley de Educación para Individuos
con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés). El sistema de
intervención temprana ofrece servicios a bebés y niños pequeños con
discapacidades y a sus familias. Si a su hijo se le detecta un retraso o una
discapacidad, el personal del sistema de intervención temprana trabajará
con usted para desarrollar un plan de servicio familiar personalizado(IFSP,
por sus siglas en inglés). Un IFSP incluye servicios cuyo costos dependerán
de sus ingresos.[12] Infórmese más sobre la intervención temprana.
 Contacte a su distrito escolar local. Ya sea que su hijo asista a una
escuela pública o una privada, usted siempre puede contactar a su distrito
escolar para solicitar que su hijo sea evaluado para TCS.

Volver al inicio

¿Qué condiciones están relacionadas con el


trastorno de comunicación social?
Los niños con el trastorno de la comunicación social también podrían tener
otras condiciones. Los médicos se refieren a esto como comorbilidad
(coexistencia). Estas son algunas de las condiciones que han sido relacionadas
con el TCS:

 Trastorno del espectro autista: Los niños con el TEA suelen tener un
interés intenso en muy pocos temas. Con frecuencia hacen movimientos
repetidos, se irritan en exceso al cambiar sus rutinas y tienen dificultades
para socializar.[14] Los niños con TEA puede que tengan dificultades con
las relaciones personales y en el área académica.
 Dificultades con la lectura: Las dificultades con la lectura son comunes en
los niños con TCS. Ellos suelen tener dificultad para interpretar los matices
del lenguaje, lo que dificulta significativamente la comprensión de la
lectura.[15]
 TDAH: La investigación ha mostrado que los niños con TCS tienen más
probabilidad de tener el TDAH, el cual es una condición que se caracteriza
por hiperactividad y falta de atención, así como también por limitadas
habilidades para comunicarse. Debido a que muchos niños son
diagnosticados con TDAH y TCS, unos investigadores han propuesto que la
falta de “competencia pragmática”, es decir, la habilidad de utilizar el
lenguaje de manera socialmente apropiada, podría ser un signo temprano
de TDAH.[16]

Es importante mencionar que algunos expertos niegan que el TCS sea una
condición por sí sola.[13] Ellos sugieren que las dificultades con la
comunicación social son síntomas de otras condiciones.

Volver al inicio

¿Cómo los profesionales pueden mejorar el


trastorno de comunicación social?
Aún no han sido definidos los tratamientos específicos para el trastorno de
comunicación social. De cualquier manera, hay muchas maneras en las que los
profesionales pueden ayudar a los niños a desarrollar destrezas de
comunicación social.

Terapia
Un terapeuta del habla puede trabajar individualmente con su hijo ayudándolo a
practicar tomar turnos, desarrollar un tema y concluirlo, y otras habilidades
esenciales para conversar. El terapeuta podría jugar al cambio de roles y con
juegos visuales, como revistas de historietas para ayudar a su hijo a que
aprenda estrategias para manejar las situaciones sociales. El terapeuta
también puede entrenarlo a usted para que refuerce esas habilidades en la
casa.

La escuela de su hijo
Si su hijo ha sido diagnosticado con TCS y es elegible para obtener los
servicios de la educación especial

, usted y el equipo de especialistas de la escuela desarrollarán un Programa de


Educación Individual (IEP, por sus siglas en inglés). El plan puede incluir
servicios como terapia del habla, desarrollo de las destrezas sociales y apoyo
dentro del salón de clases, como por ejemplo de asistente del maestro.
La escuela también podría recomendar, o tal vez usted quiera solicitar, un plan
504 para su hijo. Este es un plan escrito que detalla cómo la escuela adaptará
las necesidades de su hijo. Las adaptaciones podrían incluir enseñar a su hijo
las estrategias para desarrollar la comprensión de la lectura y dar a su hijo más
tiempo para procesar la información.

Sin embargo, aunque no se trate de servicios especiales hay muchas cosas


que la escuela puede hacer para ayudar a su hijo académicamente:
 Adaptaciones informales ayudan a los estudiantes que no tienen un IEP o
un plan 504. Los maestros podrían, por ejemplo, dar a los estudiantes
esquemas de historias e imágenes para ayudarlos a contar una historia en
secuencia.
 Respuesta a la intervención (RTI, por sus siglas en inglés) es un método
utilizado por algunas escuelas públicas. Consiste en identificar a los
estudiantes que se están retrasando en ciertas áreas comparados con sus
compañeros y enseñarlos en grupos pequeños y al nivel apropiado. Su hijo
podría recibir enseñanza individual si la enseñanza en grupos pequeños no
funciona.

Volver al inicio

¿Qué se puede hacer en la casa para mejorar el


trastorno de la comunicación social?
Puede ser complicado criar a un niño con trastorno de la comunicación social,
pero hay muchas maneras en las que puede ayudar a su hijo en la casa para
desarrollar las habilidades que necesita. Estas son algunas ideas:

 Haga que la lectura sea interactiva. Cuando usted esté leyendo, dígale a
su hijo que le cuente qué es lo que está pasando en la historia. Haga
preguntas como, “¿me pregunto qué es lo que va a hacer Alicia ahora?” o
“¿cómo piensas que se siente la mamá de Alicia?”. Estimular a su hijo a
reflexionar en lo que usted ha leído podrá ayudarlo a aprender a hacer
inferencias que son muy importantes para la comprensión de la lectura.
 Modele una buena conducta de comunicación. Cuando hable con su hijo
haga contacto visual. También converse acerca de las maneras educadas
de pedir las cosas, favores o dirigirse a otras personas. Y, también, por qué
una manera podría ser mejor que otra. Dé a su hijo muchas oportunidades
para practicar estas destrezas en la casa y no olvide elogiarlo por sus
logros.[17]

Lea sobre estrategias para ayudar a los niños con trastornos del lenguaje,
incluyendo los juegos de cambios de roles y otros juegos que desarrollan y
mejoran las habilidades sociales. También infórmese de los mejores deportes
para los niños con dificultades de las habilidades sociales.

Volver al inicio

¿Qué puede hacer el camino más fácil?


Esta es demasiada información como para absorberla y actuar en
consecuencia. A medida que va aprendiendo, reflexione sobre la información
que está adquiriendo. Confíe en sus instintos y en sus observaciones. Sin
importar en qué parte del camino se encuentra, este sitio puede ayudarlo a
encontrar maneras de ayudar a su hijo con el trastorno de la comunicación
social.
 Conozca las dificultades de su hijo. Conocer las dificultades específicas
de su hijo es el primer paso para conseguir la mejor ayuda posible. Discuta
sus observaciones con el médico de su hijo y aprenda cómo la dificultad
para conversar puede afectar la vida diaria de su hijo.
 Infórmese acerca de los servicios especiales. Obtenga más información
sobre el IEP y el plan 504.
 Obtenga consejos para el comportamiento. Entrenamiento para
Padres ofrece estrategias simples de los expertos para ayudarlo a manejar
los problemas de conducta de su hijo.
 Conéctese con otras familias. Recuerde que no está solo. Visite nuestra
comunidad para hablar con otras familias que están experimentando los
mismos desafíos que usted.

Volver al inicio

Puntos clave
 El trastorno de la comunicación social puede causar dificultades sociales,
emocionales y de aprendizaje.

 Hay recursos disponibles para obtener terapia gratuita o a bajo costo para
su hijo.
 Usted puede colaborar con profesionales calificados para ayudar a su hijo a
desarrollar habilidades de comunicación social.